El caso Kirby – Marvel

Por
62
1725

La noticia saltó ayer al mediodía y rápidamente recorrió internet como un reguero de pólvora: la juez federal del distrito sur de Nueva York Colleen McMahon fallaba a favor de la compañía en el caso que enfrentaba a los herederos de Jack Kirby (Lisa, Barbara, Neal y Susan) contra la todopoderosa Marvel. Y, como siempre que esto pasa, muchas reacciones fueron viscerales. Rápidamente se comparó el caso con el de Siegel y Shuster por Superman, se comentó que Marvel le debía reconocimiento a Jack Kirby (totalmente cierto) y que el fallo era una injusticia moral. Otros, como el que suscribe, comentábamos que a Kirby se le debía por parte de Marvel reconocimiento y dinero, sí, pero que reclamar la co-propiedad –cuando no la propiedad– de un motón de personajes fue un paso equivocado por parte de los herederos. Al fin y al cabo, para bien o para mal, el Rey los parió y crió, pero esos personajes crecieron al amparo de muchas otras manos y de una editorial que los revalorizó y promocionó como productos, que los mantuvo vivos y a cuyo calor se desarrollaron.

Ahora bien… ¿dónde empieza todo esto? ¿por qué esta demanda se interpone en 2009 si Kirby murió en 1994 y el marco legal ya estaba establecido? ¿dónde está la base legal para la reclamación? Como todo en esta vida, nada es simple. El 2009 fue un año que será recordado en la historia del cómic por dos motivos: el primero, un veredicto que aunque favorable a DC/Warner no dejó del todo desamparados a los herederos de Jerry Siegel y Joel Shuster en el caso de Superman. El segundo, la multimillonaria compra de Marvel por parte de Disney, acaecida un 31 de agosto. Apenas quince días después del anuncio de esa compra, un 16 de septiembre de 2009, los herederos de Kirby presentaron 45 notificaciones para recuperar el copyright de un montón de personajes creados por el genio, incluyendo a Spiderman, Los Vengadores, Nick Furia, Los 4 Fantásticos, Hulk y, básicamente, la mayor parte del panteón del Universo Marvel. Lo hicieron en base a la Copyright Act de 1976, que otorga la potestad al autor o a sus herederos de recuperar los derechos de copyright pasada una cantidad de años.

Éste es el momento para explicar unos cuantos conceptos. En aquella época, Marvel contrataba a sus profesionales verbalmente (sin documento escrito de por medio) en base a dos tipos de estatus laboral: como freelancers (básicamente, autónomos a los que se contrataba para hacer algo) o como miembros del personal de Marvel. Pero en uno u otro caso sus creaciones podían responder a dos tipos de naturaleza: work for hire (trabajos de encargo, regulados entonces por la Copyright Act de 1909), en los que era la editorial quien te pedía que desarrollaras y diseñaras un determinado personaje; o cualquier otro tipo de naturaleza en la que es el autor quien crea y diseña por su cuenta a los personajes y después se los ofrece a la editorial (caso de Superman). A esto hay que añadirle otra complicación llamada “El Método Marvel”, y es que durante la mayor parte de los años en los que Stan Lee fue editor de Marvel, la sistemática de trabajo era muy heterodoxa: Lee aprobaba o descartaba cualquier cosa que apareciera en los comic books y encargaba personalmente los guiones y tramas de todas las cabeceras mes a mes. Su control creativo era prácticamente total. Pero como quiera que escribir todos los guiones era una tarea imposible, muchas veces su encargo podía resumirse en una sola línea o en propuestas e ideas que se lanzaban en reuniones ad hoc. El equipo de trabajo tenía pues mucha manga ancha, aunque de todas formas era Lee en última instancia quien aprobaba su trabajo, lo descartaba o mandaba realizar cambios y otras modificaciones; es más, muchas veces él mismo hacía esos cambios sin consultar ni decir absolutamente nada a nadie (tenía potestad para ello). Y, en cualquier caso, si a Martin Goodman –dueño de Marvel o, por aquella época, Timely Comics– no le complacía el resultado, el cómic no se publicaba. Último e importante: los trabajadores de Marvel (freelancers o en nómina) cobraban por página de guión o dibujo y jamás recibían royalties.

¿Para qué os estoy contando todo esto? Pues por una cuestión muy simple: aquí podemos discutir todo lo que queráis, pero la justicia es la justicia y en este caso lo único que importa es la sentencia. Una sentencia de 50 páginas que me he leí anoche, que cualquiera puede leerse porque está colgada en The Beat (junto a las declaraciones de todos y cada uno de los implicados) y que yo os reproduzco aquí mismo.


Larga, ¿verdad? Pues vamos a resumir los puntos más importantes para hacerla más digerible. Lo primero que se comenta en la sentencia, además de esos antecedentes al respecto de los cuales ya os he puesto al corriente, es que “Jack Kirby es una leyenda en la industria del comic book. Durante su larga asociación con Marvel Comics, Kirby, trabajando como artista freelance, jugó un papel clave en la creación de un buen número de personajes icónicos, incluyendo Los 4 Fantásticos, El Increíble Hulk y La Patrulla X”. Es decir, se reconoce a Kirby.

Lo segundo: que en 1972 Kirby firmó un acuerdo con Marvel en el que el primero afirmaba que todo trabajo hecho en Marvel había sido realizado bajo las condiciones de work for hire (un acuerdo, por cierto, con el que Kirby le dio un palo gordo a Joe Simon, que llegó a renovar el copyright del Capitán América a su nombre en lugar de al de Marvel y que esperaba contar con el apoyo de un Kirby que lo dejó en la estacada para congraciarse con Martin Goodman –dueño de Marvel– y Stan Lee). Y lo tercero y tal vez más importante: que “este caso no versa acerca de si Jack Kirby o Stan Lee es el verdadero creador de lo personajes de Marvel o de si Kirby (u otros artistas freelance que crearan personajes de cómic culturalmente icónicos para Marvel u otras editoriales) fueron tratados justamente por las compañías que se hicieron ricas con el fruto de su trabajo. Versa acerca de si el trabajo de Kirby puede considerarse como work-for-hire bajo la Copyright Act de 1909 […] Si puede considerarse así, entonces Marvel posee el copyright de los trabajos de Kirby, sea o no justo. Si no puede considerarse así, los herederos de Kirby tienen el derecho estatutario de recuperar esos copyrights, sin importar el impacto en una reciente adquisición corporativa o las ganancias de películas ya realizadas o por realizar”.

Y este punto, queridos lectores, este punto es la clave. No se está juzgando si Marvel está reconociendo debidamente la importancia de Kirby. A juicio de quien esto suscribe, Marvel no lo está haciendo y debería hacerlo. Kirby es un grande… puede que EL grande. Y sin él y su genio los superhéroes no serían hoy lo que son. Así de simple. Tampoco se está juzgando si el trato económico de Marvel hacia Kirby o sus herederos es justo. A juicio de quien esto suscribe, tampoco lo es: aun no estando obligada, Marvel debería haber compensado de forma suficiente a quien creó lo que la ha hecho rica con un acuerdo económico cerrado y satisfactorio… aunque sólo fuera por imagen pública. Pero no se está juzgando eso. Se está juzgando si Kirby hizo esos personajes por su cuenta o no. Y de eso depende que los herederos de Kirby puedan desbaratar el Universo Marvel, llevarse sus propiedades a otra parte o incluso sepultarlas bajo el mar. El motivo de discusión, tristemente, son propiedades. Ni creaciones, ni reconocimiento autoral ni justicia moral. Y en el terreno de las propiedades, la moral desaparece y sólo queda lo que puedes demostrar con a) testigos y b) pruebas. Así que vamos allá…

Los testigos

A instancias de los herederos tenemos a Mark Evanier, John Morrow, Joe Sinnott, James F. Steranko y Marc Toberoff (más los propios herederos, que funcionan como testigos). De parte de Marvel tenemos a Stan Lee, Roy Thomas, Lawrence Lieber y John Romita. Ahí es nada señores. Aunque eso sí: las declaraciones de Evanier y Morrow fueron invalidadas por no basarse en experiencias de primera mano. Evanier tenía sólo seis años cuando empezó el período de tiempo que examina el caso, y Morrow admitió que antes de 1994 su relación con la industria del cómic era sólo como aficionado. Por tanto, nada de lo que digan Evanier o Morrow vale. Son expertos, pero relatan lo que le han dicho otros y sus propias opiniones. Morrow por ejemplo comentaba que él “no cree que Goodman, Lee, Marvel u otros artistas freelance como Jack Kirby pensaran que el material que creaban era work for hire”. Evanier no sólo recalca esa opinión sino que además ataca la credibilidad de Stan Lee como testigo diciendo lo siguiente: “Tengo un gran respeto y un afecto personal por Stan Lee, pero no estoy de acuerdo con la narración que ha hecho a veces sobre la creación de Los 4 Fantásticos, en la que él creó el concepto y los personajes y el rol de Kirby se limitó simplemente a dibujar la creación de Lee”. Todo muy bien, pero la juez establece que si Evanier no estaba allí no tiene ninguna validez como experto técnico o testigo presencial.

¿El testimonio de Lee? Que Marvel jamás compraba material o propuestas de artistas que hubieran trabajado por su cuenta (on spec.) y que Kirby no creaba nada sin recibir el encargo. Curiosamente, el propio Neal Kirby lo apoya al comentar que aunque su padre proponía ideas, no dibujaba ni un solo cómic hasta recibir la aprobación de la historia o el encargo por parte de Lee y Goodman. También lo apoyan Roy Thomas (los artistas no trabajaban en las páginas sin discutir la trama con Lee) y Lawrence Lieber (la asignación de guionistas y dibujantes venía determinada por Lee). Las declaraciones de Sinnott o Steranko son interesantes e indican cómo se trabajaba en la época, pero no refutan el hecho de que trabajasen bajo la sistemática wok for hire y el pago por página. En definitiva, caiga Lee mejor o peor, nadie (ni los herederos de Kirby) pone en cuestión que durante sus años como editor todo el proceso creativo fuera asignado, supervisado, corregido y aprobado por el propio Lee.

Los hechos probados

Kirby siguió en todo momento la mecánica de trabajo del Método Marvel: recibía los encargos de Stan Lee, ni dibujaba ni creaba nada si no se le encargaba y jamás tenía la última decisión de publicar su trabajo sin la aprobación de Lee o Goodman. En este sentido Los 4 Fantásticos fueron un encargo de Goodman, para competir con la JLA, que Lee y Kirby co-crearon. El Increíble Hulk fue co-creado por Lee y Kirby y originalmente era de color gris, aunque por limitaciones técnicas de la imprenta acabó adquiriendo su característico color verde. Thor fue una creación de Lee cuyo guión de debut fue escrito por Lawence Lieber y cuyo primer número fue dibujado por Kirby. Spiderman fue una creación de Lee, quien asignó a Kirby el encargo… el trabajo de Kirby no le gustó y se lo reasignó a Steve Ditko, si bien fue Kirby quien dibujó la portada del número de su debut en Amazing Fantasy. Iron Man fue creación de Stan Lee, su primer guión lo escribió Lawrence Lieber, Don Heck lo dibujó y Kirby hizo la portada. Los X-Men fueron un encargo de Goodman a Lee tras ver el éxito de Los 4 Fantásticos; encargo que Lee creó y desarrolló (originalmente iban a llamarse Los Mutantes, pero Goodman les cambió el nombre) y que Kirby dibujó. Los Vengadores nacieron de la mente de Lee y Kirby dibujó su primer número, si bien se basaban en personajes preexistentes. Y El Hombre Hormiga fue idea de Lee, Kirby le dio forma y Lieber escribió el guión.

Además de esto, no hubo ningún contrato especial que ligara a Kirby con Marvel por aquel entonces. A efectos prácticos y según el testimonio de Lee, Kirby fue siempre un freelancer trabajando bajo la condición de work for hire y a quien se le pagaba según el método expuesto antes. Pero es más, en 1972, firmó un acuerdo con Marvel que asignaba a la compañía “cualquier derecho, título e interés sobre el que pudiera tener control” (“pudiera”, sin afirmar si lo tenía o no). Cierto es que a Kirby siempre se le escamotearon sus originales (probablemente por las anotaciones que pudieran tener) pero a fectos prácticos eso da igual y, además, en ese acuerdo también cedió cualquier material producido durante su relación con Marvel. Sea como fuere, recordemos: no se pone en cuestión si Kirby creó o no esos personajes sino si lo hizo por sí mismo o por encargo para la compañía que hoy tiempo después conocemos como Marvel. Ahí va otra cita de ese acuerdo: “Kirby reconoce y está de acuerdo con que todo su trabajo con los materiales y todo el trabajo que creó o se relaciona con los derechos, fue realizado como empleado contratado [employee for hire] por los Goodman”. Ataron bien todos los cabos, desde luego.


El punto clave es que los herederos de Kirby dicen que esto es un contrato de asignación de copyright (susceptible de ser cancelado en base a la Copyright Act de 1976) mientras que la Marvel sostiene que no, que eso es la aceptación por parte de Kirby de que el autor jamás poseyó esos derechos de copyright. Que Kirby actuó siempre bajo el presupuesto de la Copyright Act de 1909, que establece que independientemente de su papel creativo, el autor de una obra es “el empleador en los casos de work for hire”. Aunque eso sí, ninguno de los dos conceptos (empleador y work for hire) se definen en esa Copyright Act, sino que se clarifican en legislación posterior y en un montón de jurisprudencia de forma retroactiva. Nos saltaremos esta parte pero, básicamente, lo que se establece es lo antedicho: que el empleador es quien posee el copyright si el trabajo es por encargo.

Y a partir de aquí, toda la demanda de los herederos se cae: poco importa que Kirby empleara sus propios materiales para trabajar porque eso en todo caso determina que era un freelancer y no un empleado de la compañía, pero no determina que el trabajo no fuera por encargo. Poco importa que Marvel rechazara o mandara corregir páginas a Kirby porque eso no invalida que Kirby cobrara una cantidad fija por página o que el riesgo y los beneficios del éxito o fracaso de un cómic recayeran únicamente en Marvel. ¿La única esperanza de los herederos? Dos pruebas: cheques emitidos por la compañía entre 1973 y 1974, y un acuerdo laboral firmado en 1975. Por desgracia, el acuerdo de 1972 (en un texto llano muy claro) los fulmina: Kirby firmó que lo hizo todo por encargo… no estaba cediendo el copyright, sino declarando la naturaleza de una relación laboral que hasta entonces había sido totalmente verbal (a nadie le hacían contratos). Es más, en 1986 Kirby firmó un Acuerdo de Propiedad de Copyright en el que decía lo siguiente: “No tengo ningún derecho de copyright y ninguna reclamación de copyright, ni tampoco derecho a renovación o extensión de copyright, ni ningún otro derecho (excepto el de poseer los originales físicos de mi trabajo y el de que Marvel me los devuelva) con respecto a ningún trabajo artístico, personaje, publicación u otro material… creado o dispuesto por mí en beneficio de, o publicado por la autoridad de, Marvel Comics Group o cualquier compañía precedente”.

Conclusiones

Pues una verdadera pena por todas partes. Por un lado, Marvel por ser demasiado cicatera como para poner en valor a un autorazo como Kirby y resarcirlo por todos los millones que le ha hecho (y aún le hace) ganar a la compañía. Por el otro, unos herederos que parecen más movidos por la codicia de sacar tajada de la compra de Marvel por parte de Disney que por otra cosa. Y en el centro un pedazo de autor que en lugar de intentar pelear como su camarada Joe Simon, siempre se mostró servil, y un juicio en el que –vuelvo a decir– no se dirimía la creatividad, el talento, la responsabilidad o la importancia de Kirby, sino la propiedad de sus creaciones. Una propiedad que, para ser (legalmente) justos creo que pertenece a Marvel (como dije, ellos han revalorizado y mantenido vivo el producto durante muchos años) pero por la que (para ser moralmente justos) tal vez deberían haber compensado más a Kirby. Eso ha sido todo, espero que lo hayan disfrutado.

Adenda: Me consta que Pedro García, en Un tebeo con otro nombre, va a publicar la semana que viene una serie de artículos basados en su lectura de la sentencia. Quiero dejar claro aquí que no ha sido mi intención pisarle el trabajo (empecé a trabajar en esto ayer por la tarde-noche antes de leer ese texto suyo y, básicamente, lo que ha ocurrido es que hemos tenido la misma idea) e invito a todo el mundo a leer sus próximas entradas. Cuando Pedro García le dedica textos a la historia editorial de las dos grandes –generalmente y no sé por qué, casi siempre coincide con el verano– es un trabajo digno de leerse y releerse. ¡Mucha suerte, Pedro!

Adenda 2: En Zona reverenciamos a Kirby. Kirby fue un genio. Sin Kirby no habría superhéroes o, mejor dicho, los supehéroes no serían lo que son hoy, sino algo muy distinto y, probablemente también, más triste y aburrido. Sin Kirby, la página en la que escribo no existiría o lo haría de otra forma. Sin Kirby, el emblema de Zona no sería un Kirby Dot con nuestro logotipo en el centro. Kirby fue un grande. Y personalmente es mi dios junto a Steranko. Cuando buscamos un autor para la cabecera y un diseñador para el logotipo se lo propusimos a quien se lo propusimos no sólo porque son profesionales como la copa de un pino con los que tenemos una relación de diez, sino porque buscábamos ese sentido kirbyesco que desprenden sus trabajos. Reverenciamos a Kirby y a mucha honra. Y nos mola mil poder homenajearlo humildemente con cada carga y cada visitante. [Dicho aquí].

62 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
demonioxxx
demonioxxx
30 julio, 2011 18:45

espero que algun dia hagan la pelicula de tan lee que se llame citizen lee y que muestre descaradamente como exploto y condeno al olvido a multitud de creativos, la historia y la gente americana esta llena de ladrones y estafadores por algo disney compro a marvel, solo espero que lee tenga su rosebud y jamas la encuentre

Pedro Monje
30 julio, 2011 18:47

Excelente articulo Jose. Y firmo debajo del ultimo parráfo de Kirby. Increible que no le reconozcan publicamente su trabajo como se merece.

Morcant
Morcant
30 julio, 2011 18:53

El asunto es, por lo que entiendo, los derechos de la propiedad y no de la posesion de las creaciones -y aportaciones- de Kirby a Timely y luego Marvel. Asi como lo leo, Lee parece ser un viejo mas cabron de lo que parece a simple vista. Los herederos de Kirby deberían tener mas verguenza y reclamar lo justo.

Antonio Hidalgo
Lector
30 julio, 2011 19:22

Me vais a permitir mi modesta opinión. Tal vez Kirby no hubiera alcanzado su grandeza de no ser por la difusión que la editorial daba a sus tebeos. Y tal vez Marvel no sería lo que es hoy sin las creaciones de Kirby.
Si Kirby trabajaba para Marvel cuando creó esos personajes, él percibía un sueldo a cambio de entregar su trabajo a la editorial. Si Marvel ha ganado mucho dinero vendiendo historias de esos personajes, creo que no es sólo gracias al diseño de Kirby, sino a toda la plantilla de escritores, dibujantes, coloristas, editores, etc. que hicieron dichas historias.
No creo que Kirby se muriera de hambre, con todo lo que trabajó en vida (otra cosa es que tuviera suficienet cabeza como para tener un buen plan de jubilación). Pero creo que sus herederos no deberían tener la desvergüenza de intentar sacar tajada de lo que hizo el yayo Jack.
Aunque no me guste cómo dibuja Kirby, reconozco el impacto que tuvieron sus creaciones e ilustraciones, y nadie le negará nunca eso. Pero me alegro de que se haya aplicado la ley negando a sus herederos compensación alguna por algo a lo que no tienen ningún derecho.
Este tema toca muchas fibras de los amantes del cómic por la cercanía del tema. ¿Pero os imagináis que los herederos del diseñador del logo de Coca-Cola reclamaran a la compañía un porcentaje de sus beneficios por considerar que parte de su éxito se debe al reconocimiento de marca que proporciona? ¿A que os parecería ridículo?

Carlos Cruz
Carlos Cruz
Lector
30 julio, 2011 19:28

Caray, vaya pedazo de trabajo de documentación, ordenación y redacción que te has marcado en pleno fin de semana, José.
 
Evidentemente, era otra época, y ni Kirby ni tan siquiera el pragmático Lee podían soñar que la Marvel se convirtiera en la fábrica de royalties que hoy es. Jack Kirby es el genio más grande que ha dado la Marvel en estos 50, pero tampoco es justo demonizar a Stan Lee ni ignorar su papel. Escribiera guiones o sólo plots, está el hecho de que la estrategia de humanizar los superhéroes y dotarlos de defectos que los acercasen al lector, fue la marca personal de Lee, y aunque algunas cosas hoy nos parezcan hasta ñoñas, en su día fue una revolución tanto o mayor que la del aspecto gráfico.
 
Por otra parte, todo el que haya trabajado en una empresa sabe que los comerciales y relaciones públicas son los que venden el producto y traen el dinero a la empresa. Y eso, guste o no, les da poder e influencia. Aparte de editor y argumentista, Stan Lee fue el gran relaciones públicas de Marvel. A Kirby le tocó la parte sacrificada y a él la más vistosa. Pero es que si los cómics no se promocionan y venden, tampoco hay oportunidad de crear nada. Ambos se necesitaban por igual, aunque uno se lo supo montar bastante mejor que el otro.

sinuhloa
30 julio, 2011 19:46

Esta claro que Marvel tiene bastante atado a nivel legal el tema este y que como mucho los herederos sacaran una tajada simbolica, a menos que a los jefes de marvel se les ablande el corazon (o decidan que es bueno para su imagen publica darles la razon en parte a los herederos de Kirby).
Sea como sea, esta claro que no le van a quitar los derechos de la creacion de Kirby a Marvel, no creo que tengan base legal y no creo que les resulte interesante, los herederos van en plan pesetero, solo quieren que les hunten bien.
Kirby fue uno de los grandes y nuestra aficion no seria como es sin el y se merece como minimo el reconocimiento que ya tiene.

static
static
30 julio, 2011 20:26

Además de esto, no hubo ningún contrato especial que ligara a Kirby con Marvel por aquel entonces. A efectos prácticos y según el testimonio de Lee, Kirby fue siempre un freelancer trabajando bajo la condición de work for hirey a quien se le pagaba según el método expuesto antes. Pero es más, en 1972, firmó un acuerdo con Marvel que asignaba a la compañía “cualquier derecho, título e interés sobre el que pudiera tener control” (“pudiera”, sin afirmar si lo tenía o no). Cierto es que a Kirby siempre se le escamotearon sus originales (probablemente por las anotaciones que pudieran tener) pero a fectos prácticos eso da igual y, además, en ese acuerdo también cedió cualquier material producido durante su relación con Marvel. Sea como fuere, recordemos: no se pone en cuestión si Kirby creó o no esos personajes sino si lo hizo por sí mismo o por encargo para la compañía que hoy tiempo después conocemos como Marvel. Ahí va otra cita de ese acuerdo: “Kirby reconoce y está de acuerdo con que todo su trabajo con los materiales y todo el trabajo que creó o se relaciona con los derechos, fue realizado como empleado contratado [employee for hire] por los Goodman”. Ataron bien todos los cabos, desde luego.
 
 
Por lo que cuenta Mark Evanier en su libro ‘Kirby: El Rey de los Cómics’, parece que en aquella época Marvel estaba a punto de ser adquirida por un gran conglomerado industrial y para evitarse futuras demandas prácticamente “obligó” a sus principales autores a que firmaran ese contrato, so pena de no volver a darles trabajo nunca más. ¿Kirby se equivocó? No lo sé. Es muy fácil ponernos a juzgar ahora, con la perspectiva que dan los años, pero en aquel entonces ‘The King’ tenía una familia que mantener y no es que en DC las condiciones fueran mucho mejores…

luisfernandogcruz
luisfernandogcruz
30 julio, 2011 20:30

kirby un grande entre los grandes
 

Pedro Garcia
Pedro Garcia
30 julio, 2011 20:40

Jose, no estas pisando el trabajo a nadie. Cada uno es libre de hablar en su blog de lo que quiere y este es un tema apasionante, que no puede ser dejado de lado por lo que se vaya a escribir en otro sitio. Me parece fenomenal que hayas escrito sobre este tema todo lo que te haya apetecido, yo ya lo ire haciendo tranquilamente la semana que viene, esto no es una carrera.
Un saludo

Libradus
Libradus
Lector
30 julio, 2011 21:38

Excelente artículo. Este juicio se trata de dinero. Yo creo que una cosa es la creatividad y el talento que Kirby puso en esos personajes, trabajo por el que se le pagó y supongo que un justo pago, conforme a los estandares de esa época, y otra cosa diferente es toda la pasta que la Marvel ha hecho con ellos a través de los años y si actualmente Marvel tiene mucho dinero es por lo que la empresa ha hecho con los personajes y por ello merece tenerlo.
Claro que eso no quita de ninguna manera, que como artista y creador de comics, Kirby sea uno de los más grandes, si no es que el más grande. Y en cuanto a reconocimiento, si bien su figura no es del conocimiento de las masas como la de Stan Lee, creo que por lo menos tiene el reconocimiento de todos a los que todavía nos gusta ver superheroes en dibujitos, como antes y no sólo en el cine como ahora, porqué es innegable la calidad e imaginación que siempre derrochó en su trabajo.
Y si de reconocimiento a Kirby hablamos, yo ahorita le voy a rendir un homenaje, aquí en mi casa, volviendo a mirar su trabajo en los Cuatro Fantasticos y propongo a todos que lo homenajeemos de esa forma, apreciando su trabajo en los comics que hizo, que es el homenaje que como aficionado de comics nos debería contentar más y no la paga de un dinero que Jack no va a poder ver ya.
 
 
 

Diomedes
Diomedes
30 julio, 2011 22:01

En este sentido Los 4 Fantásticos fueron un encargo de Goodman, para competir con la JLA, que Lee y Kirby co-crearon. El Increíble Hulk fue co-creado por Lee y Kirby y originalmente era de color gris, aunque por limitaciones técnicas de la imprenta acabó adquiriendo su característico color verde. ThorSpiderman fue una creación de Lee, quien asignó a Kirby el encargo… el trabajo de Kirby no le gustó y se lo reasignó a Steve Ditko, si bien fue Kirby quien dibujó la portada del número de su debut en Amazing Fantasy. Iron Man fue creación de Stan Lee, su primer guión lo escribió Lawrence Lieber, Don Heck lo dibujó y Kirby hizo la portada. Los X-Men fueron un encargo de Goodman a Lee tras ver el éxito de Los 4 Fantásticos; encargo que Lee creó y desarrolló (originalmente iban a llamarse Los Mutantes, pero Goodman les cambió el nombre) y que Kirby dibujó. Los VengadoresEl Hombre Hormiga fue idea de Lee, Kirby le dio forma y Lieber escribió el guión. fue una creación de Lee cuyo guión de debut fue escrito por Lawence Lieber y cuyo primer número fue dibujado por Kirby. nacieron de la mente de Lee y Kirby dibujó su primer número, si bien se basaban en personajes preexistentes.
 
Ademas que, viendo esto, da la impresión que el verdadero creador de todo es Stan Lee, no Kyrby. Kirby co-creó los 4F  y Hulk con Stan, todo lo demas es de Stan Lee solo o con ayuda. Los herederos no pueden pretender que les leguen los derechos de estos personajes….incluso los 4F y Hulk son solo co-creaciones suyas.
Me pregunto si ademas le han puesto pleito a DC por los personajes de Kamandi, Nuevos Dioses, Forever People etc. O solo le querían sacar pasta fácil a la Disney?

Phantomas
Phantomas
Lector
30 julio, 2011 22:03

Pues opino de forma similar a José. Siendo Kirby el dibujante que definió los superheroes como ningún otro ha logrado, creo que la sentencia es lógica en cuanto a la propiedad de los personajes  viendo la documentación que se ha presentado (y debo decir que los abogados de Timely/Marvel hicieron un buen trabajo no dejando ningún cabo suelto).
 
Otra cosa es que Kirby no sea reconocido como el co-creador de infinidad de personajes, incluyendo la mayor parte del panteón principal de Marvel, y compensado económicamente por ello de forma adecuada (incluso de forma retroactiva).

Antonio
Antonio
Lector
30 julio, 2011 23:05

Lo siento, pero no me parece justo. La creación de un personaje no debería de basarse en la aprobación o no por parte de un editor, máxime cuando la solicitud de personajes a Kirby era tan vaga como lo que parece que hacía Stan Lee.

Eduardo Lopez
Eduardo Lopez
Lector
30 julio, 2011 23:10

Me pregunto si ademas le han puesto pleito a DC por los personajes de Kamandi, Nuevos Dioses, Forever People etc. O solo le querían sacar pasta fácil a la Disney?
Ahhhhh, amigo, ahí has dado en el clavo. Lo que tendrían que hacer los “herederos” de Kirby es buscarse un trabajo de verdad de una puta vez y dejar de querer vivir de rentas del abuelo.

manuel
manuel
Lector
30 julio, 2011 23:10

Para mi los creadores del universo Marvel siempre serán los tres. Jack Kirby, Steve Ditko y Stan Leen. Los tres por igual.

Dellius
31 julio, 2011 1:34

mi duda es respecto en que queda ahora Capitan America, obviamente creado con bastante antelacion y tampoco pasar por encima a Simon.
Sobre los 4 fantasticos, es mas ambiguo aun, ya que es practicamente una adaptacion de los challenger of unknow, en clave elementales, creado en parte, para DC.
Leyendo la historia de Kirby (y lo que contaba Eisner) siendo un peleador, un luchador del getto, sorprende ese aspecto como alguien tan manipulable, quizas el salvaguardar su familia a cualquier costo sea su punto debil.
 

Oconowoc
31 julio, 2011 2:37

Parece ser que la justicia solo puede encontrarse en las paginas de un comic.
Alejando el tema del dinero, me causa tristeza que no se reconozca la influencia de Jack Kirby en la creacion las bases del universo Marvel. Mucha gente asocia todos los personajes a un solo nombre: Stan Lee, incluyendo personajes como Captain America.
Prefetico comic es que vi hace un tiempo: http://rayosn.files.wordpress.com/2011/02/kirbyjustice.jpg

darquez
darquez
Lector
31 julio, 2011 2:46

Este tema es fascinante tanto la forma de trabajar en los comis como de los derechos.
Que se le apode Jack “the King” Kirby creo que ya es muestra de la consideración que la gente tiene a su trabajo. Ahora está muerto, pero me gustaría que alguien comentara el trato de Marvel hacia Kirby cuando este ya estaba mayor. He oído historias de autores de renombre por su obra pero que acabaron enfermos y en situaciones económicas dificiles.
Como comentaba no se si Marvel dejó desvalido a Kirby, una compesación económica a forma de salario  creo que hubiese estado más que justificada como mínimo.
En el caso de sus herederos me parecen de los que cuando se les da algo son de los que piensan que si se lo dan es porque tendrían derecho a más.
Por parte de Marvel no me espero ninguna concesión en cuanto a derechos por toda brecha legal que pudiese generar para futuros pleitos.
 

Mr. Garret
Mr. Garret
Lector
31 julio, 2011 3:02

bua que pedazo de articulo. felicidades

Tachuela
Tachuela
Lector
31 julio, 2011 4:51

>>>En este sentido Los 4 Fantásticos fueron un encargo de Goodman, para competir con la JLA, que Lee y Kirby co-crearon. El Increíble Hulk fue co-creado por Lee y Kirby y originalmente era de color gris, aunque por limitaciones técnicas de la imprenta acabó adquiriendo su característico color verde. ThorSpiderman fue una creación de Lee, quien asignó a Kirby el encargo… el trabajo de Kirby no le gustó y se lo reasignó a Steve Ditko, si bien fue Kirby quien dibujó la portada del número de su debut en Amazing Fantasy. Iron Man fue creación de Stan Lee, su primer guión lo escribió Lawrence Lieber, Don Heck lo dibujó y Kirby hizo la portada. Los X-Men fueron un encargo de Goodman a Lee tras ver el éxito de Los 4 Fantásticos; encargo que Lee creó y desarrolló (originalmente iban a llamarse Los Mutantes, pero Goodman les cambió el nombre) y que Kirby dibujó. Los VengadoresEl Hombre Hormiga fue idea de Lee, Kirby le dio forma y Lieber escribió el guión. fue una creación de Lee cuyo guión de debut fue escrito por Lawence Lieber y cuyo primer número fue dibujado por Kirby. nacieron de la mente de Lee y Kirby dibujó su primer número, si bien se basaban en personajes preexistentes.>>>
 
Kirby propuso los poderes, los nombres y los trajes de los 4F basándose en personajes anteriores de Kirby en solitario y en familiares de Jack Kirby. Thor está claramente inspirado en anteriores historias cortas de Jack Kirby en solitario. Spiderman fue creado originalmente por Joe Simon en 1956, Kirby llevó la propuesta a Marvel y Ditko acabaría haciendo un cómic autobiográfico con el personaje. Don Heck dice que la historia de la creación de Iron Man fue desarrollada por Kirby, pero que Stan Lee se la adjudicó a él porque Kirby estaba ocupado. Los X-men se basan letra por letra en un número de Popular Mechanichs, y es muy evidente que Stan Lee no era lector de esa revista (al contrario que Kirby, que era lo que podríamos llamar cariñosamente un “friki” de la pseudociencia y la ciencia ficción). Daredevil fue creado en solitario por Bill Everett basándose en su hija ciega. Nick Furia es la idea que Kirby tuvo 10 años antes de entrar en Marvel, por lo que contó John Severin en una entrevista.
 
De hecho, para cualquiera que haya leído algo de Kirby pre-Marvel, se habrá dado cuenta de que Kirby no hacía más que repetirse, que todo lo que hacía en Marvel era lo mismo que lo que ya había hecho años antes. Su trabajo era argumentalmente más sofisticado que el del resto de compañeros (con lo cual uno puede preguntarse, ¿cómo es que Stan Lee escribía guiones más culturales y referenciales para Kirby que para el resto de dibujantes, con referencias bíblicas y de autores de ciencia ficción como Dick o Asimov…?), pero era en esencia una repetición de esquemas argumentales y de personajes de lo que Kirby llevaba haciendo desde los 40.

rorK
Lector
31 julio, 2011 5:06

Parece que toda la genialidad que derrochaba el bueno de Jack empuñando un lápiz le faltaba a la hora de coger la pluma estilográfica y firmar un documento o contrato. En parte le estuvo bien empleado por haber dejado tirado a Joe Simon (dato que desconocia, por cierto).
 
Este contraste, entre la genialidad en un determinado campo y falta de “pilleria” o inteligencia a la hora de saber sacarle partido, parece que fue siempre algo común entre los grandes genios, ya sean cientificos, artistas o lo que sea, que solian acabar siendo controlados por otras personas “más listas” que ellos. Aunque cada situación fue distinta y se vio afectada por diferentes factores, si es cierto, como todos sabemos, que en concreto durante la historia del arte se dieron multitud de casos de grandes artistas que vivieron y acabaron muriendo en la miseria, y hoy dia otra gente se enriquece a costa de su trabajo.
En cualquier caso, una cosa está clara: independientemente de lo que decida cualquier tribunal, Jack gozará siempre de todo nuestro reconocimiento y admiración.

Animal Man
Animal Man
Lector
31 julio, 2011 10:47

Bravo, excelente artículo.

sierra
sierra
Lector
31 julio, 2011 11:21

Con este tipo de cosas, matan poco a poco la magia de los comics…
Personalmente,  no veo lógica la denuncia de los herederos.  Por lo que entendí en el artículo, Marvel y Kirby tenían bien planteados el contrato y ambas partes estaban de acuerdo con ello. De hecho , ni siquiera es injusto, a Kirby le pusieron las condiciones sobre la mesa y el las aceptó. Igual que Stan, eran dos currantes siguiendo el sistema de la empresa, por no mencionar que Marvel le permitió convertirse en leyenda (Probablemente, sin marvel lo hubiese sido igual, pero está claro que fué un paso fundamental en su carrera).
En resumen, creo que es bastante triste que los herederos hagan todo eso por la pasta, ellos mismos están matando el trabajo de Kirby.
P.D: Como se suele decir, que se busquen un trabajo y que dejen de vivir de la gloria de otro. Son los hijos de kirby, si realmente se hubiesen interesado por el dibujo y los comics, hubiesen aprendido del mejor maestro posible, y probablemente , ahora estarían pariendo grandes historias.

Mixmerik
31 julio, 2011 12:16

Muy bien explicado, José… y clarificador de cómo funciona la industria con aquellos que prestan su talento para alimentarla.
 

Octavio B. (señor punch)
31 julio, 2011 12:21

¡estás enlazado, bribón :D!
También confieso que me pillas ‘findesemanero’, con mil cosas en marcha que nada tienen que ver con teclados y pantallas, y por ello aún no te he leido; seguro que me interesa todo lo que digas (auqneu no me bajes de mi “romantiburra”, jejeje).
Saludos.

Carlos Navarro
Carlos Navarro
31 julio, 2011 12:27

Es evidente que aqui el problema no es el copyightted ,si no el dinero ,  son malos tiempos para todos , y aqui esta claro que cada uno tira de la soga que puede , sin respetar e trabajo y la gran labor que desempeñaron para el mundo de comic , tanto Lee como kirby ,y todos los que en su día hicieron de comic lo que es.

Erik Lensherr
Erik Lensherr
31 julio, 2011 13:30

Según mi opinión, Marvel le daba trabajo a Kirby y el cobraba por su labor . Otra cosa es que si el gran Jack ha sido o no debidamente reconocido , pero es indudable que los personajes pertenecen a la editorial porque entonces no existian los derechos de autor . En aquella época, el dibujante era simplemente un currante que hacía un trabajo, cobraba por ello y punto.

Alfeizar
Alfeizar
31 julio, 2011 17:16

Pues sentimientos aparte, menos mal que el juez dio la razón a Marvel, de otra forma:
 
– Los comics se hubieran encarecido (Hay que pagar la “multita”)
 
– Los personajes hubieran pasado a ser reclamados por los herederos de Kirby (al dia siguiente seguramente) y
 
– Es posible que Marvel se quedara sin sus “grandes” personajes (¿Imaginamos a unos x-men sin Cíclope, Magneto, Xavier o Angel? ¿O unos vengatas sin Iron Man o Thor?)
 
En el fondo, esto es lo que mejor nos viene a los lectores de comic de siempre. Sin duda. (Eso sí, sentimientos aparte)

Tachuela
Tachuela
Lector
1 agosto, 2011 2:08

Por si a alguien le interesan las comparaciones, en España, en Bruguera, se consideraba que las páginas les pertenecían a los dibujantes si las hacían en sus casas, pero a la empresa si se dibujaban en la editorial.
 
¿Cómo lo solucionaron? Igual que Marvel, cambiando las leyes. Se inventaron el truco de que los personajes realmente habían sido creados por el editor, que luego se los prestó a los dibujantes para que pudiesen tener un trabajo.
 
¿Cómo recuperaron los autores los derechos de autor de sus personajes? Cuando Bruguera quebró.

jorgenexo
jorgenexo
1 agosto, 2011 9:46

¿Cada vez que se reeditan los comics de los 4F dibujados por Kirby, sus herederos cobran algo? ¿Cobran algo por la peli del Capi? ¿Por las pelis de los 4F inspiradas, mal que bien en sus historias? Lo dudo. Pero Marvel seguro que sí: gana pasta gracias al trabajo que hizo un tío hace 50 (o 75) años. Ellos tienen los derechos, los nietos del creador, no. Y todo porque el pobre creador realizó su trabajo en una época en el que el reconocimiento de la labor de los creativos era nulo. Bien por la justicia.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
1 agosto, 2011 10:06

Leyendo a algunos pareciera que Stan Lee tan solo pasaba por alli. No le niego el merito y la genialidad a Kirby, pero el comun denominador entre todas las obras de Marvel era Stan Lee. No entiendo las ganas de algunos por denostar a uno en favor del otro.  Esta claro que ninguno de los dos habria logrado lo que ha logrado sin hacer equipo con el otro. Personalmente considero que Lee puede considerarase el “arquitecto jefe” del universo Marvel pero no soy tan estupido como para no considerar que la aportacion de Kirby fue capital.

Fran
Fran
1 agosto, 2011 10:53

Y que Lee hacía algo más que poner diálogos, era el tío que sacaba la editorial adelante. Mientras Kirby refunfuñaba que merecía más (y es cierto, merecía mucho más, como tantos otros), Lee (que también se merecía mucho) tenía una actitud más positiva, y los nuevos jefes tuvieron muy claro con quién quedarse.
Lo que ocurre en todos los trabajos, ni más ni menos.

jorgenexo
jorgenexo
1 agosto, 2011 12:03

Eso es Fran: y como así son las cosas y es lo que pasa y como tiene que ser, pues bien hecho está. Bah!

tierra616
tierra616
1 agosto, 2011 12:26

Desde que vengo conociendo un poco el tema me ha resultado curioso el hecho de que la mayoría de estos asuntos acerca del reconocimiento de la autoría  de los personajes (y los réditos económicos subsiguientes) se podría haber solucionado fácilmente en su momento tal y como hizo Will Eisner con The Spirit: poniéndolo negro sobre blanco con un abogado de por medio, y no por acuerdos verbales, cheques con condiciones escritas al dorso y a mano, y todos esos “yo-suponía-que…” que luego traen estos lodos. Eisner, además de un genio de los comics era un tipo con cabeza para los negocios y un tipo que se respetaba a sí mismo como artista  (lo de sus “negros” es otro tema) y que creía que lo que el hacía era arte, comercial pero arte: en su libro “Shop Talk”, a casi todos sus entevistados (Kirby entre ellos) les preguntaba si creían que era arte lo que ellos hacían, y hasta gente como ¡¡ Milton Canniff !! le decía algo así como “hombre, arte, arte… pues no… es un oficio, pero sin exagerar”. Y claro, es más dificil que luches con uñas y dientes si no crees al 100% en lo que haces y en legarlo a tus herederos. Kirby, por lo que sé a través del libro de Evanier tenía grabada a fuego en su memoria las penurias de la Gran Depresión y la necesidad perentoria de traer dinero a casa; en los ’70 seguía pensando igual y claro, aunque seas un luchador y un fiera, el pan y el seguro dental de sus hijos es lo primero, no podía ni debía ponerse a pensar en sus nietos futuros. Luego surgió el mercado de páginas originales y debió pensar con justicia: “ahí está mi pensión” y peleó lo que pudo, pero hasta entonces sus originales no los necesitaban ni los querían para casi nada (salvo Eisner y algunos pocos más). Es decir, creer en tu trabajo, ir a un notario o abogado, certficar que un personaje es tuyo y luego negociar tambien por escrito con una editorial hubiera sido lo más razonable, pero cuando todo es una nebulosa de autorías, sistemas de trabajo, en tu casa o en la mía, es todo más difícil. Kirby era un gran artista pero no era un hombre de negocios, y estamos hablando de negocios.

tierra616
tierra616
1 agosto, 2011 12:34

Para apoyar eso que acabo de decir acerca del valor que daban muchos dibujantes a sus originales os copio/pego un texto procedente del blog 999 (no dejeis de visitarlo) de una entrevista a Herb Trimpe:
Una historia: estuve hablando con John Romita hace poco y me contaba que tenía una pila de arte de Buscema en su archivo contenedor. No sé cómo, quizá lo entintó él, no sé, y lo usaran como referencia para algún proyecto. Romita llamó a John Buscema y le dijo “John, tengo todo este material. Una pila de 6 pulgadas de tus páginas en mi armario y las he tenido durante años. Creo que tendrías que tenerlas tú.” Y él dijo “Nahhhhh no quiero molestarme, puedes quedártelo, no tengo espacio. Quédatelo, quédatelo”.
Eso, ahora, sería impensable.

sierra
sierra
Lector
1 agosto, 2011 15:55

“Cualquiera que supiera lo que pasaba en las reuniones con Lee está muerto o de su parte”…. mmm… tremendamente sospechoso, stan lee no se anda con tonterías…. XD

Octavio B. (señor punch)
1 agosto, 2011 17:05

Steve Bissette al habla: http://www.bleedingcool.com/?p=94419

Eduardo Lopez
Eduardo Lopez
Lector
1 agosto, 2011 17:11

La sentencia es correcta y punto. Kirby sabía perfectametne que los personajes que estaba creando iban a ser propiedad de Marvel. No se le enganó en ningun momento. Igual que cuando Morrison, o Gaiman, o Busiek o quien sea crean algo para el Universo Marvel o DC, saben perfectamente que esos personajes no van a ser suyos. Si aceptas las condiciones, luego no protestes, por muy famosos que se vuelvan luego los personajes.
Otra cuestión luego es el comportamiento ético de las editoriales. Gente como Gene Colan, Don Heck y demás no deberían tener que sufrir ningun apuro económico o médico, Marvel (o DC) deberían pagárselo todo como agradecimiento por todo lo que dieron a la editorial. Pero porque quieran, porque sea lo correcto, no porque deban porque eso no fue lo que firmaron los autores.

Khonshu
Khonshu
Lector
1 agosto, 2011 20:05

Por qué este afán legal de reescribir la historia? creo que todos esos autores tenían muy claro que todo lo que hacían y creaban era para una compañía privada.
 
Hubo gente que supo aceptarlo e integrarse en esa compañía (Lee, Romita, Roy Thomas…) y fueron recompensados con trabajo estable y puestos dentro de la empresa.Y hubo otros que eran freelance hicieron sus creaciones y punto.
 
Que el trato fue injusto en su momento? probablemente. Pero era otra época y a nadie le parecía tan importante una cuestión de derechos, era más importante cobrar tu cheque semanal, que el sector estaba en crisis.
 
Hoy en día esto no ocurriría. Si trabajas para las grandes, tus creaciones no te pertenecen, pero tienes la opción de hacer tus propios comics en editoriales más pequeñas. Todos lo tienen claro.
 
Lo que ocurrió en los 60 fue hace mucho y no creo que una empresa adquiera una deuda perpetuidad con un trabajador si éste no le dedicó toda su vida laboral a dicha empresa.
Marvel le debe a kirby reconocimiento y respeto (y seguramente dinero, no lo sé), pero no creo que tenga una deuda tan grande con él como con Lee o Romita, que han dedicado toda su vida a la empresa en más ámbitos que los creativos.
A la memoria de Kirby le debe mucho, pero a sus hijos no les debe nada.
 
Además, a nosotros los fans, por puro egoismo, casi siempre nos interesa posicionarnos del lado de la empresa. Si los ambiociosos herederos de todos los superhéroes recuperaran los derechos, os universos cohesionados se irían a hacer viento, si no miren los problemas con Superman.
 
Y si piensan que las cuestiones de derechos al final siempre se arreglan pagando la compañía, recuerden casos como el de Superboy, cuyos problemas legales condicionaron el guión de Crisis Infinita, haciendo que el personaje muriera absurdamente.

Ocioso
Ocioso
Lector
1 agosto, 2011 20:45

Espero que los que defienden los derechos de autor de Kirby (u otros) no se bajen sus tebeos pirateados de Internet. Es que tendría mucha guasa ¿no?

Octavio B. (señor punch)
1 agosto, 2011 20:51

por aclarar, yo lo colgué porque entiendo que la palabra de un autor de ese calibre siempre es interesante, y poruqe lo ví, a vuelapluma, muy implicado. No lo leí con lupa, porque estos días, francamente, estoy a otras cosas. La 1ª y fundamental: se vuelve a acabar el tiempo de playa por unos días, así que hay que aprovechar y acercarse al mar…
Vamos, que no me pronuncié, sólo enlacé. ¿O dí a entender otra cosa?

The Question
The Question
1 agosto, 2011 23:48

Coincido con Torralba en que si bien la sentencia es justa, el trato hacia Kirby (y tantos otros) fue, y ha sido, injusto. Por otro lado, los que critican la decisión (o extorsión) de Kirby de pasar por el aro habría que ponerse en la piel del autor. Una persona que tenía que alimentar (hoy) a su familia y que no podía pensar ni preveer lo que ocurriría en un lejano futuro. Tampoco es comparable con lo que hizo Eisner. El bueno de Will pasó muchos apuros hasta que pudo vivir holgadamente de su trabajo. Un autor cuya mentalidad y capacidad de previsión era distinta a la de la mayoría de autores de la época. Se jugó el todo por el todo y ganó. Simplemente tuvo suerte. Muchos otros, igual de capaces, murieron arruinados.

Luis Javier Capote Pérez
Autor
2 agosto, 2011 3:28

Don Jose: un gran artículo en el que explicas más que bien las complejidades del mundo judicial. La primera de todas, el hecho de que sea tan difícil probar algo que pasó hace casi medio siglo y donde los rastros de documentación son más bien escasos, existiendo mucha prueba testifical (con los problemas que ello acarrea de memoria, objetividad, etcétera). Todo parece atado y bien atado, pero con ejemplos como los de Bruguera o Editorial Valenciana, no está de más recordar que, por mucho contrato que haya existido, la relación entre editorial y autor rara vez se plantea en términos de igualdad. ¿Pudo Kirby plantear la defensa de sus derechos de otra manera? ¡Quién sabe! ¿Habrían reclamado sus herederos si no estuviéramos viendo películas a punta pala y todo tipo de elementos de mercadotecnia, colonias incluidas? ¡Quién sabe! ¿Que los propietarios, titulares y / o jefes de Marvel bien podían haber sido más generosos? Pues mira, también es verdad, pero ¿quiénes son tales caballeros, sino otra corporación sin cabeza visible que hace poco que es la dueña de Marvel? ¿Cuesta tanto poner algo como “Stan Lee y Jack Kirby presentan”? Siempre ha habido la intención de presentar a cada uno con un papel distinto: Lee como el cuñado del mandamás, el hombre fiel a la empresa que recibió sobrado premio por su lealtad. Kirby como el verdadero hacedor, el genio no reconocido. Otras veces (las menos) Kirby no era más que el fiel ejecutor del hombre de las mil ideas que era Lee. Quizá la realidad sea equidistante o quizá no, pero las editoriales no son hermanitas de la caridad.

Gaeta
Gaeta
2 agosto, 2011 9:36

Y hablando de derechos antiguos… ¿los derechos de Pumby quién los tiene? Es que me extraña que se hayan recuperado tantas cosas del patrimonio historietístico español y que a nadie se le haya ocurrido reeditar Pumby.
 

Luis Javier Capote Pérez
Autor
2 agosto, 2011 16:52

Don Jose: curiosamente, la legislación civil es la que menos varía con los cambios políticos. Así, por ejemplo, nuestro Código Civil es propio de un Estado Liberal y ha pasado por dos dictaduras, una república y el Estado Social (a ver lo que dura). La condición de dictadura de los días del innombrable no afecta tanto directamente a una legislación -la de propiedad intelectual- que era mucho más antigua y que tiene paralelos con la de otros Estados, al provenir de convenios internacionales (algunos décimo nónicos). Otra cuestión es la situación de desamparo del trabajador frente a una gran empresa y lo que firmó y lo que se vio forzado a firmar, que muchas veces los contratos no son ni de elección ni de contenido muy libres.

Luis Javier Capote Pérez
Autor
2 agosto, 2011 17:28

Desgraciadamente, amigo mío, en un sistema económico como el actual (no digamos ya el estadounidense, que es liberal cuasi-absoluto) eso es el pan nuestro de cada día. De todas maneras, no deja de ser curioso que a la gente le cambie “el chip” cuando está a según qué lado de la barrera.

Eduardo Lopez
Eduardo Lopez
Lector
2 agosto, 2011 17:40

Esos personajes se crearon como productos para una empresa y como productos han crecido. Y creo que mucha gente está confundiendo sus sentimientos: una cosa es la falta de gratitud de Marvel y la carencia de reconocimiento de la editorial hacia un genio como Kirby y otra cosa es esta demanda, a todas luces un sacaperras tosco y oportunista.
Exacto. Creo que en este breve párrafo has resumido perfectamente lo que pienso del tema.

Alex Cruz
Lector
3 agosto, 2011 0:04

ERROR, una cosa es la justcia y otra cosa es la ley y la justicia siempre sera algo demaciado perfecto para la ley.
Legalmente es muy ambigûo exiguir que se recuperen el copyright con una ley de 1909, lo que te habla de lo obsoleta y defasada que esta la ley de la realidad de explotacion comercial que tiene un copyrigth.
Jack Kirby trabajo mas de 40 años como freelance en un trabajo que no te daba prestaciones o seguro medico y lo mas triste con un sueldo que no era una parte justa para las ventas de millones de ejemplares que se vendian entre los 40s y los 70s aparte de la renta de la licencia de publicacion con editoriales de otros paises. Okay, Jack Kirby acepto el pago que le daban por hacer ese trabajo de dibujantes, no habia un acuerdo por escrito y eso legalmente cae en una ley obsoleta y desfasada de 1909.
Marvel como toda editorial registra un ejemplar del tiraje de su publicacion antes de que salga a distribucion para proteger todo el copyrigth de conceptos planteados por el guion y diseños del trazo del dibujo… la propiedad del copyrigth de Marvel Comics no se discute y es tonto pelear la propiedad intelectual por la via de una ley de 1909. La ejecucion sentaria un precedente que afectaria a muchas empresas que estan en esa situacion… creo que la demanda deberia de haber sido planteada de otra manera, porque a Kirby le pagaron cacahuates como freelance por la creacion de varios personajes que ostentosamente tienen un exito comercial que genera mucho $$$, el acepto el pago porque un trato de palabra con Stanley Libert del que no hay pruebas (como el caso Mc Farlane vs Neil Gaiman) y al final como dijo Kirby en una entrevista lo mandaron al diablo por telefono cuando Martin Goodman (suegro de Libert) vendio por primera vez la editorial Marvel Comics.
 
A Kirby le pagaron por el trabajo de diseños y dibujos que hizo en los comics que publico con Marvel, y en ese viaje se fueron incluidos los diseños de varios personajes, pero con el diseño de esos personajes la editorial a recibido cantidades millonarias por rentar licencias de ese material a las industrias del cine, animacion, video juegos, juguetes y demas suvenirs… Seria legalmente gusto pedir alguna clase de remuneracion por la explotacion comercial de ese personaje en otras industrias que no tienen que ver nada con la industria del comic, pero eso eso seria una propuesta de ley que aplicaria en caso de haber un contrato establecido como es este caso.
Creo que por esa razon no ha habido nuevas propuestas de nuevos personajes en las editoriales Marvel y DC (como dice alan Moore). Los escritores y dibujantes si tienen una idea para un nuevo personaje prefieren publicarlo con una editorial indi que les va a respetar los derechos o van a llegar a un arreglo mas justo con los derechos de explotacion comercial del personaje creado por un autor o equipo creativo… Tambien la demanda pierde fuerza porque no es Kirby el que esta peleando algo, son sus hijos y nietos… Ya me imagino a un bisnieto de Kirby dicendole a su compañero de escuela: “Mi bisabuelo diseño al Captain America, los Fantastic Four, Iron-Man, Thor y los primero X-Men, pero vivio su vejez pobre y enfermo.”
Una cosa es la justcia y otra cosa es la ley y la justicia siempre sera algo demaciado perfecto para la ley.

Laurel Kent
Laurel Kent
Lector
3 agosto, 2011 1:21

Erik Lensherr
pero es indudable que los personajes pertenecen a la editorial porque entonces no existian los derechos de autor .
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_de_autor
 

Laurel Kent
Laurel Kent
Lector
3 agosto, 2011 1:28

GaetaY hablando de derechos antiguos… ¿los derechos de Pumby quién los tiene? Es que me extraña que se hayan recuperado tantas cosas del patrimonio historietístico español y que a nadie se le haya ocurrido reeditar Pumby.
En 1998, y a raíz de su adaptación fílmica por parte de la productora Cartoon Production, se produjo un litigio por la propiedad del personaje.[1] Un año después, se publicaron dos sentencias (la de 13 de abril de 1999, dictada por el Juzgado de Primera Instancia 16 de Valencia, en los autos de Juicio de Menor Cuantía nº 242/98, y la de 31 de julio de 1999, dictada por el Juzgado de Primera Instancia 11 de Valencia, en el Juicio de Menor Cuantía nº 430/98), por las cuales Sanchis obtuvo finalmente los derechos de su personaje, que retenían los herederos de Editorial Valenciana, logrando también “una indemnización por daños morales a consecuencia de la apropiación ilícita de su obra por un tercero, para destinarla a fines por él no consentidos”.
Me imagino que los familiares de José Sanchis Grau. 

Laurel Kent
Laurel Kent
Lector
3 agosto, 2011 1:34
Octavio B. (señor punch)
3 agosto, 2011 9:41

De verdad, cuanto más pienso en el temita, más convencido estoy de que el eje no está en la propia sentencia ni en las intenciones de la familia, sino en lo viciado del sistema legal/contractual Marvel, signo de un tiempo que se tambalea. El zeigest actual, la trascendencia y eco indignado de cosas como este asunto, el florecimiento de nuevas vías y modos para el cómic (incluso para el cómic que practica la Marvel mayoritariamente)… todo indica que un lento cambio podría suceder, poco a poco. Quizá en una generación todo el modelo (ultracapitalista, por cierto) de las mayor se contemple como un dislate propio y definitorio de una época superada, como vemos hoy el trabajo infantil en fábricas, por exagerar con una comparación bruta…
 
por cierto, me encanta poder editar mis coments, con cusrivas negritas etc.. ya, ya se que no es nuevo, pero quería decirlo 😉

Gaeta
Gaeta
3 agosto, 2011 9:47

Gracias, Laurel Kent. Después de poner la consulta me enteré del fallecimiento del autor… Lamentablemente, no podemos leer nada de su gran producción en este, su país. Una lástima.
 
A veces no entiendo que nos discutamos tanto por los derechos de Kirby, por el Ultimate Spiderman, y que permitamos que estas grandes obras hayan caído en el olvido.

Alex Cruz
Lector
3 agosto, 2011 20:58

Eso del dominio publico como que no le esta pareciendo a los empresarios y estan poniendo sus iniciativas ante la OMPI para que cambie sus acuerdos… el reloj esta corriendo para Micky Mouse, Donald Duck y el buen Goofy y no creo que la corporacion Disney deje que le pase lo mismo que a Popeye, Gato Felix y Betty Boop… la ley cambia lento cuando afecta los intereses de las personas pero cambia rapido cuando afecta los intereses de las empresas… King Features Syndicate ya renovo su registro de las viejas tiras previniendo la laguna legal de los 100 años. Lo mismo hizo Warner Entertaniment y la United Artistc con las animaciones de Fleischer Studios, que no es lo mismo renovar derechos que tener la extension de 100 años que tiene el autor, se individuo o empresa.