El caballero del unicornio, de Stéphane Piatzszek y Guillermo González Escalada

Por
0
1441

Edición original: Le chevalier à la Licorne FRA (Quadrants, 2015)
Edición nacional/España: El caballero del unicornio (Cartem Cómics, 2022)
Guion: Stéphane Piatzszek
Dibujo: Guillermo González Escalada
Color: Guillermo González Escalada
Traducción: Inés Sanchéz Mesonero
Corrección de textos: Elena Hernández
Realización técnica: Antonio de Diego
Formato: Cartoné. 56 páginas. 19,90€

El largo y tortuoso camino de la redención.

«¿En qué momento caíste, hospitalario?»

En junio de 2021 conocimos la triste noticia del fallecimiento del dibujante bilbaíno Guillermo González Escalada con apenas cincuenta años. No era una figura muy conocida en el mundo del cómic nacional, ya que la mayor parte de su carrera estuvo más ligada a la animación, como parte de los estudios Merlin y en ArtboxINK, del que fue cofundador junto a Sanvi y Sedyas, y a la ilustración. Sin embargo, sí que había dejado varias nuestras de su buen hacer en revistas editadas en el Euskadi como El Balanzin y sobre todo en la revista Xabiroi donde apareció la serie de piratas Kortsarioen Ostarua guionizada por Dani Fano y que en 2015 fue publicada en un volumen. Ese mismo año se publicó en Francia El Caballero del Unicornio un álbum unitario con guion del francés Stéphane Piatzszek (Doubs, 1971), que acaba de publicar hace unas semanas en España Cartem Comics y que sirve para que, aunque desgraciadamente tarde, se reconozca el talento que atesoraban sus lápices para quienes no habían podido a acceder a sus obras anteriores.

El caballero del unicornio comienza en la batalla de Crécy, localidad al noreste de Francia, que enfrento a ingleses y franceses el 26 de agosto de 1346 y que dio inicio a la Guerra de los Cien Años. Allí nos encontramos con Juan Fernández de la Heredia, un caballero de la orden de los Hospitalarios que ante la inminente derrota de los franceses cede su caballo al rey francés Felipe VI de Valois para que consiga escapar. Tras una encarnizada lucha contra los ingleses, un soldado le hiere de gravedad y justo en ese momento tiene una visión de un unicornio blanco, algo que cambia su destino ya que, tras sobrevivir a las heridas, su obsesión por la criatura mitológica le llevará a partir en su búsqueda en un recorrido que le hará viajar por toda Europa y por las fronteras de su propia cordura.

A partir de esta premisa el guionista conocido en nuestro país gracia a obras como Tsunami (Norma), El oro (Ponent), La promesa de la Tortuga (Harriet) o La corte de los milagros (Yermo) hilvana una historia que toma sucesos históricos reales para entremezclarlos con leyendas medievales ligadas a los unicornios y algunos de los febriles pasajes oníricos y místicos que vive el protagonista. De manera que nos ofrece una historia en la que deja a nuestra interpretación si Juan Fernández de la Heredia sufre stress postraumático tras la batalla o estamos ante un mundo en el que los unicornios existen realmente. Una idea muy interesante que hubiera permitido un desarrollo de la historia muy interesante, pero que no se acaba de explotar todo lo que debiera en el cómic.

Estamos ante un guion muy documentado que nos permite asistir a sucesos históricos como el comienzo de la Guerra de los Cien Años o como la Peste Negra asolo Europa, pero también mostrarnos como eran los usos y costumbres de la época. Sin embargo, al querer tratar tantos temas no acaba de profundizar en exceso en ninguno de ellos, ya que lo que realmente le interesa contar es la historia de redención del protagonista y explorar la visión de la figura del unicornio en la Edad Media. Pese a todo, esa visión global de la época es el gran acierto de la obra, junto con algunas de las páginas de Guillermo González Escalada.

El principal problema de la historia es que no acaba de definir el ritmo y los tiempos de la narración y por momentos la historia resulta algo tediosa. Al tener que plegarse a las exigencias del formato habitual del mercado francófono nos queda la sensación de que los autores no tuvieron las páginas suficientes para describir con la calma que demandaba la trama el viaje del protagonista, haciendo que su evolución resulte muy precipitada y forzada, al igual que sucede con el final que nos deja con la sensación de que nos hemos perdido algo.

La parte más brillante del álbum es el trabajo de Guillermo González Escalada colmado de realismo y una atención al detalle extraordinaria en cada uno de los elementos que aparecen en la obra, lo que le permite hacer una fabulosa reconstrucción visual de la época. También hay que destacar la poderosa representación del unicornio que consigue reflejar al animal como algo más que un mero caballo con un cuerno, dotándolo a su figura, pese al realismo con que esta dibujado, de un halo de magia. Es imposible hablar de esta obra y no hacerlo de la impactante secuencia inicial de la batalla de Crécy en que vemos como el guion deja todo el peso de la narración al talento del dibujante bilbaíno y este responde con unas imágenes llenas de violencia, salvajismo y brutalidad que reflejan la terrible realidad de la guerra, aunque, como sucede en toda lo obra, los personajes resultan bastante estático y poco dinámicos. Pese a todo estamos ante un trabajo realmente notable que brilla por encima de la oferta habitual de cómic histórico francófono que llega a nuestro país.

Como ya nos tiene acostumbrados desde Cartem Comics, la edición es soberbia, con un tamaño acorde a la edición original y una reproducción de calidad, al igual que el diseño. Aunque en esta ocasión, se echa de menos el abundante material adicional que han incluido en otras obras y que aquí se limita a un prólogo sobre el dibujante escrito por Gorka Brouard Zabala y unas breves biografías de ambos autores.

El caballero de unicornio es un buen cómic histórico que nos permite asomarnos a la realidad del Edad Media europea, pero que, pese al gran dibujo de Guillermo González Escalada, resulta algo irregular en su desarrollo de la historia.

Sí queréis ver el video tráiler del cómic que ha preparado desde Cartem Comics solo tenéis que pulsar el play:

Lo mejor

• La batalla inicial.
• La representación gráfica de la Edad Media y del unicornio.

Lo peor

• La segunda parte de la historia que narra el periplo del protagonista resulta muy precipitada.

Edición original: Le chevalier à la Licorne FRA (Quadrants, 2015) Edición nacional/España: El caballero del unicornio (Cartem Cómics, 2022) Guion: Stéphane Piatzszek Dibujo: Guillermo González Escalada Color: Guillermo González Escalada Traducción: Inés Sanchéz Mesonero Corrección de textos: Elena Hernández Realización técnica: Antonio de Diego Formato: Cartoné. 56 páginas. 19,90€ El…
Guión - 6.5
Dibujo - 9
Interés - 7

7.5

Espectacular

Un cómic histórico con un guion de una factura correcta que destaca de entre el resto que nos llegan del país vecino por el dibujo de Guillermo González Escalada.

Vosotros puntuáis: 7.32 ( 5 votos)
Artículo anteriorZNPodcast #185 – Terror en Indieville: 10 cómic para Halloween
Artículo siguienteGenio, de Steven T. Seagle y Teddy Kristiansen
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments