El Bruto, Tomos 0-9

Por
9
1908
 

Edición original: The Goon.
Edición nacional/ España: Norma Editorial.
Guión: Eric Powell.
Dibujo: Eric Powell.
Entintado: Eric Powell.
Formato: Rústica.
Precio: vv.pp..

El humor es un valor al que apenas se le da la importancia debida. No solo es señal de salud en una sociedad, sino que demuestra en aquel que logra hacernos reír -tontos del pueblo aparte- un destello de inteligencia, que resulta contagiosa. Así que es algo injusto que aquellos artistas que se vinculan a la risa, suelan ser mirados con una mayor condescendencia, que aquellos que se dedican al drama o se ponen solemnes. Pero, amigos, es más difícil escribir comedia, de veras. Es un hecho que hacer reír cuesta más que hacer llorar. Y si no, que le pregunten a Spielberg.

Hablando de comedia, ésta es una de las virtudes más complicadas de encontrar en cualquier producto. En el universo del entretenimiento ilustrado, es casi un oasis en el desierto, si obviamos las revistas de parodia política. Y si oteamos en el paisaje del cómic norteamericano, las revistas cómicas se pierden en el marasmo de superhéroes y demás demonios. Pero por suerte apareció The Goon. ¿Pero no era ésta una serie de terror? Sí y no. The Goon es al terror lo que la primera filmografía de Raimi supuso al género. Con menos hemoglobina, eso sí. Dentro de un entorno terrorífico de brujas, muertos vivientes y demás ansiedades, Eric Powell logra hacernos reír, no solo por la complicidad de reconocernos fans de una cosa u otra, como suele pasar en los ambientes más toscos del fandom, sino porque maneja la comedia con brío en un ambiente de acción y horror.

A lo largo de los doce volúmenes de los que viene constando la serie, nos ha ofrecido zombies descerebrados, vampiros con y sin brillo, monstruos con cierto aire retro y femmes más fatales que nunca. Bien mezcladito en un potaje donde la parodia pasea de la mano del horror, mientras la sombra del drama y la acción les revuelven el pelo. Con los más dispares resultados, pero siempre por encima de la media. Y lo que en un principio parecía una mera zarzuela, ha acabado convirtiéndose en una ópera de rasgos grotesca. Powell, como buen prestidigitador, logra que todos los platos se mantengan girando sin caer. Ya sea por la calidad de un dibujo casi siempre impecable -con esa dualidad estética entre la caricatura y el realismo idealizado, Powell es el hijo bastardo de Norman Rockwell y Tex Avery-, o por la alegre disparidad de personajes, todos conocidos dentro del cliché, pero aún así originales, personales.

Si ya sigues la serie en su traducción vía Norma Editorial, ¿qué nos depara ésta en los volúmenes que están por llegar? Pues tras la intensa saga del regreso de Labrazio, las aguas vuelven a su cauce, con una especial tendencia a la parodia. Cada vez con mayor asiduidad, Powell aprovecha para hacer mofa de todo aquello que se le pasa por la cabeza: desde la infame saga Crepúsculo hasta las modas estéticas en el cómic de superhéroes. Dado el carácter episódico de gran cantidad de las tramas que nos ocupan, estas pequeñas libertades son sólo licencias divertidas que no molestan y que logran arrancar un carcajada simplemente por lo espontáneo y lo sorpresivo de alguna de ellas. Y es que estos dos últimos volúmenes de la serie, “Death´s Greedy Comeuppance” y “The Deformed of Body and The Devious of Mind” son un cajón de sastre de números yanquis: desde una miniserie del Buzzard –algo decepcionante-, hasta la aparición estelar de una starlette del burlesque real, Roxy DLite, en uno de los más memorables números del título.

Si aún no le has echado el ojo, me das cierta envidia. Y si has llegado hasta aquí, lo que queda de camino no te defraudará.

Y si tienes unos cuartos para invertir, a través de este link puedes convertirte en mecenas de la peli de animación de The Goon que Powell y David Fincher están tratando de sacar adelante.

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dillinger
Dillinger
Lector
7 noviembre, 2012 8:23

No sé como serán los tomos ineditos en estos lares pero he de decir que la serie pega un bajón considerable a partir del 5- 6º tomo. O por lo menos esa sensación me da.

TigreHobbes
TigreHobbes
Lector
7 noviembre, 2012 9:20

De acuerdo en todo lo que escribes. Desde que leí el primer tomo quedé enganchado con esta propuesta, de echo es el único comic q consigue hacerme reir, más allá de la sonrisa donde alguno más llega. Siempre me ha parecido un comic infravalorado pareciéndome netamente superior a Chew, por ejemplo, también de mi gusto pero más reconocida por el respetable.
Sobre los bajones de nivel pues… todas las series con un poco de recorrido los tienen aunque a mi entender tenemos un doble rasero para tolerar esos bajones. Hablamos de bajones en Fábulas pero igual en Spiderman o Batman nos molestan menos.
A lo que iba. Yo os recomiendo que os leáis el primer tomo que luego ya habrá tiempo para que cada uno le parezca si baja o no. Para mi es el tebeo más divertido q compro, unos tomos más, otros menos. Pero todos merecen la pena.

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
7 noviembre, 2012 9:51

!Puñalada en el ojo!

Pachinko
Pachinko
Lector
7 noviembre, 2012 12:41

 Y si alguien necesita mas motivos para seguir esta serie…

El autor dedica las splash pages a lo que importa de verdad en la historia.

TigreHobbes
TigreHobbes
Lector
7 noviembre, 2012 13:03

Jojojo. Momentazo.

Pachinko
Pachinko
Lector
7 noviembre, 2012 14:08

 Humor Bruto.

TigreHobbes
TigreHobbes
Lector
9 noviembre, 2012 13:47

Humor Sam Raimi. Pero en bueno. Juas.
Humor… Descarnado?