El Asombroso Hombre-Lobo Vol. 4

Por
2
1699

 

Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Jason Howard
Edición España: Planeta DeAgostini
Contiene: The Astounding Wolf-Man Nº 19-25 USA
Formato: Tomo rústica de 160 páginas
Precio: 13,95 €

 

“Pudrirse en una celda
es demasiado bueno para ese bastardo.
Morirá por lo que hizo.”

Todo empezó con un lobo con cabeza de hombre. Era una broma del dibujante Jason Howard que le mandó a Robert Kirkman una ilustración de un perro con cabeza humana cuando su compañero le comentó que tenía una idea para una serie protagonizada por un hombre-lobo superhéroe llamado Wolf-man. Estos son detalles contados por el guionista estrella de Image Comics en el making of de la serie, al estilo de los extras incluidos por Aleta Ediciones y Dolmen Editorial en los tomos de Invencible, y que en este caso Planeta DeAgostini ha publicado en su página web a modo de conmemoración por el final de las aventuras de El Asombroso Hombre-Lobo en nuestro país. No ha sido una andadura muy larga, veinticinco números desde que la colección se estrenase en el año 2007 y finalizase en Estados Unidos en 2010, pero si concebimos los cómics como puro entretenimiento entonces las propuestas de Robert Kirkman se han convertido en los últimos tiempos en la mejor definición de los mismos; aventuras e historias de superhéroes sin complejos, imprevisibles y frescas para casi todos los públicos. El Asombroso Hombre-Lobo de Robert Kirkman y Jason Howard echa el cierre y es hora de conocer si Gary Hampton podrá llevar a cabo finalmente su esperada venganza…

Sinopsis de El Asombroso Hombre-Lobo Vol.4

Después de haber sido acusado del asesinato de su propia mujer, Gary Hampton, el Asombroso Hombre-Lobo, ha conseguido limpiar su imagen pero su vida no se ha hecho más fácil por ello: el mundo y sus seres queridos siguen en peligro y viejas y nuevas amenazas están dispuestas a destruir todo por lo que ha luchado desde que se convirtió en el famoso licántropo. Y además está el tema de la venganza…

El Asombroso Hombre-Lobo: Legado

El legado de El Asombroso Hombre-Lobo de Robert Kirkman y Jason Howard no pasará a la historia del cómic ni creará escuela por sí mismo y a falta de saber cómo podrá tratarlo el paso del tiempo a lo máximo que puede aspirar es a dejar un grato recuerdo en los lectores que se han acercado a él. El mito del hombre-lobo nunca ha sido tan moldeable como el del vampiro ni ha tenido tanta resonancia social como los zombies, ha evolucionado con las décadas pero siguiendo una representación bastante conservadora, y esto siempre es un handicap para cualquier autor que desee aportar algo nuevo a su mitología. No es nueva la intención de convertir al hombre-lobo en el héroe de la función, ya su romántica maldición de las obras antiguas lo situaban a medio camino de esa meta, y Robert Kirkman consciente de ello no intenta sorprendernos por este camino, pone su esfuerzo en la personalización de su personaje y en crear una historia marcada por la acción, el humor y cierta carga dramática heredera de la representación clásica del hombre-lobo. La serie no ha acabado de atraer la atención del gran público pese a la interesante evolución que parecía prometer, incluso en su apartado gráfico donde Jason Howard, después de unos primeros números titubeantes, acaba por tomar el control de una manera más que notable.

En resumen, El Asombroso Hombre-Lobo llega a su final, y su cancelación deja unos últimos números más apresurados de lo normal en los que Robert Kirkman se ve obligado a ir al grano y cerrar la mayoría de tramas abiertas y que claramente tenían un recorrido más largo previsto en un principio. Esta tarea no se antoja fácil conociendo la narrativa del guionista y su afición a tener diversos frentes abiertos en sus series en los que va trabajando sin prisas pero sin pausa. Esto provoca inevitablemente que queden algunas lagunas, preguntas sin responder y personajes cuya importancia en la serie había sido destacada desde un principio pero que finalmente no gozan de todo el tiempo necesario para contar toda su historia y sus motivaciones personales. De esta manera, a pesar de seguir siendo un último tramo de lo más disfrutable con la lectura de este último tomo de El Asombroso Hombre-Lobo nos queda el sabor agridulce de lo que podría haber sido y no fue. No obstante, habrá que ver qué futuro se encuentra el personaje en la actual Image Comics, pero, en el peor de los casos, no es desdeñable los buenos ratos que Robert Kirkman y Jason Howard nos han brindado con su particular hombre-lobo.

Enlaces de Interés
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ocioso
Ocioso
Lector
12 octubre, 2012 15:01

El problema del final apresurado es que no he terminado de enterarme de las motivaciones de los malos…si es que eran malos.
¿Por qué el Hombre lobo viejuno crea al protagonista? ¿Para que se conviera en un superheroe?
¿El vampiro es bueno o malo? ¿Por qué entrena al protagonista? ¿Por qué de pronto quiere matarle?