DreamBreaker, de Fernando Llor y Fran P. Lobato

Por
0
1468

Portada DreamBreaker

Edición original: DreamBreaker (Sallybooks, 2021)
Guion: Fernando Llor
Dibujo: Fran P. Lobato
Realización técnica: Manuel Gutiérrez
Formato: Cartoné. 116 páginas. 18€

Venganza a toda costa.

«Ese sueño es ahora tu vida y solo saldrás de él si yo te libero.»

DreamBreaker de Fernando Llor y Fran P. Lobato es un cómic recientemente editado por SallyBooks, que nos cuenta la historia de Eri de Dunbar, una joven, que, tras pasar un tiempo fuera de su casa regresa al castillo familiar del Reino de Alba para descubrir que en su ausencia Radulf, un poderoso mago, ha asesinado a su familia. En su búsqueda de venganza invoca a Arioch, príncipe del Infierno, para que le ayude. Sin embargo, no sale como ella cree y acaba obteniendo la poderosa espada Dreambreaker que va consumiendo su vida.

Un argumento bastante similar al de la saga de Elric de Melniboné que comenzó a escribir el británico Michael Moorcock hace cincuenta años, que como confiesan los autores en los agradecimientos es una de las principales referencias de la obra junto con las leyendas artúricas y, en particular, la película Excalibur dirigida por John Boorman en 1981. Así que nos encontramos ante un trabajo en los que están presenten los grandes tropos del género que gustara a los lectores que disfruten de las obras de fantasía épica con esa oscuridad que caracteriza las obras de Moorcock, aunque el cómic peque de resultar poco original y rompedor en su planteamiento, sobre todo para los lectores veteranos en el género, aunque si contiene algunos elementos no muy habituales como una protagonista femenina.

Viñeta de DreamBreaker

DreamBreaker nos ofrece una obra que cumple con todo lo que podemos esperar de una obra de este género, magia, épica, drama, además los arquetipos del viaje del héroe, antiheroína en este caso, aunque bajo un tamiz más sombrío, violento y descarnado que en los relatos más ortodoxos. Destaca especialmente la protagonista Eri de Dunbar, que supone una de las variaciones más refrescantes que los autores han introducido en su obra. Estamos ante una mujer fuerte y decidida que en su búsqueda de la venganza emprende un camino que no tiene vuelta atrás y que es mucho más que la versión femenina de Elric que parece en un principio. Ella es el motor de la historia, aunque de la misma manera que sucede con los antihéroes de Moorcock no es dueña de su destino.

El mayor problema de la historia es la sensación de prisa que hay durante toda la obra, todo lo que sucede está muy comprimido y deja la sensación de que estamos más ante un resumen que ante una historia desarrollada del todo. El ambicioso planteamiento de la historia requería un desarrollo más pausado para poner conocer mejor a los personajes secundarios y sus motivaciones para de esta manera poder comprenderles mejor. Lo mismo que sucede con el mundo en el que transcurre la historia que además está abocetado y solo podemos entrever las posibilidades que podría ofrecer en el futuro. Con más páginas para la historia seguramente hubiera mejorado el resultado global, sin embargo, toda la historia va a la carrera, a excepción de las escenas de acción que sí están desarrolladas y coreografiadas con el esmero necesario.

Sin duda, lo mejor del cómic es el trabajo que Lobato realiza en el cómic. Destaca tanto en el diseño del mundo y sus elementos como el de los personajes principales, realizados con un estilo caricaturesco que puede recordad al de Enrique Fernández. Como él Lobato también es un excelente colorista, que se sirve de el para potenciar la intensidad narrativa de algunas escenas, sin olvidar que además debe servir para transmitir la fantasía del mundo que han creado ambos autores. Pero por encima de todo brilla en las escenas de acción que resultan espectacular e intensas, demostrando que es un gran narrador, lo más importante a la hora de dibujar un cómic.

Viñeta DreamBreaker

Fernando Llor es un guionista nacido en Vigo en 1982. Comenzó a publicar guiones de cómic en 2014 y desde entonces ha firmado obras muy interesantes como Ojos grises (Panini), El espíritu del escorpión (Panini) Subnormal, una historia de acoso escolar (Panini) o Plot point (Nuevo Nueve), con diversos dibujantes. También imparte clases de guion en la escuela profesional O Garaxe Hermético en Pontevedra.

Fran P. Lobato es un dibujante e ilustrador nacido en Logroño en 1988. En 2016 aparece Culogordo, su primer cómic publicada en España, pero ya había publicado algunos trabajos como dibujante en Image y Top Cow.

Sallybooks hace una edición con un diseño muy cuidado y una portada impresionante, en un tomo repleto de textos extra que sirve para conocer más a fondo el mundo donde se desarrolla la historia, además cuenta con un epilogo escrito por Albert Monteys.

Dreambreaker es un buen cómic de fantasía épica, que cuenta con un gran dibujo por parte de Fran P. Lobato, pero que deja la sensación de no saber rematar del todo bien la historia por querer contar demasiado en muy poco espacio. No obstante, seguro que los amantes del género lo disfrutan.

Lo mejor

• El intento por construir algo original desde los tópicos del género.
• Las escenas de acción de Lobato.

Lo peor

• La sensación de estar contada con prisas, de ser una historia que necesitaba más páginas para su desarrollo.

Edición original: DreamBreaker (Sallybooks, 2021) Guion: Fernando Llor Dibujo: Fran P. Lobato Realización técnica: Manuel Gutiérrez Formato: Cartoné. 116 páginas. 18€ Venganza a toda costa. "Ese sueño es ahora tu vida y solo saldrás de él si yo te libero." DreamBreaker de Fernando Llor y Fran P. Lobato es un…
Guión - 6.5
Dibujo - 8
Interés - 6.5

7

Espada maldita.

Dreambreaker es una historia de fantasía épica que bebe de los trabajos de Moorcock, pero tratando de ofrecer algo distinto. Sin embargo, se ve lastrada por un guion demasiado apresurado.

Vosotros puntuáis: 7.34 ( 4 votos)
Artículo anteriorZNPodcast #148 – Plan Editorial Panini Cómics 2022 con Entrevista a Julián Clemente
Artículo siguienteThe true lives of the fabulous Killjoys: California, de Gerard Way, Shaun Simon y Becky Cloonan
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments