Detrás de la Viñeta: Avengers Assemble, y las manos calentadoras de Hulk

Por
7
1370

Por si algunos todavía no estáis al tanto, Kelly Sue DeConnick ha tomado las riendas de los guiones de Vengadores, ¡Reunidos!, convirtiéndose en la primera mujer en escribir una serie de los héroes más poderosos de la Tierra desde que Danette M. Couto coguionizara los Vengadores de la Costa Oeste junto a su esposo Roy Thomas. De su primer número al frente de la cabecera ya hicimos un análisis en esta reseña, pero a lo que no llegamos a hacer mención es a una extraña escena que tiene lugar entre Spider Woman y Hulk en medio de los hielos antárticos.

Sin más protección que una chaqueta forrada y su habitual y ceñido uniforme (que no tiene pinta de proteger demasiado, ¿en que estabas pensando Jessica?), la Mujer Araña le están saliendo carámbanos de hielo hasta en la entrada de la batcueva, por lo que el coloso esmeralda frota sus manos para después ponerlas sobre ella como si fueran dos gigantescas placas térmicas con las que calentar su cuerpo. Al leer tan curioso pasaje no pude evitar preguntarme de donde había sacado la guionista dicha ides o hasta que punto es posible teniendo en cuenta la de gente con manos (y pies) fríos que hay por estos mundos de Odín.

La respuesta llegaría a través del Tumblr de la propia DeConnick, donde un aficionado le planteó si se había inspirado en una anécdota en torno al rodaje de La Princesa Prometida (The Princess Bride 1987, para los que nos leais desde fuera de España). Según comentaban los actores de la misma, cuando Robin Wright -la actriz que interpretaba a Buttercup- tenía frío, André el Gigante cubría su cabeza con su mano para hacerla entrar en calor. Una técnica que, al parecer, André usaba cuando era “pequeño” (si es que este hombre fue pequeño alguna vez) para calentar a su madre cuando esta ya era mayor.

Confirmando la sospecha del lecotor, parece ser que DeConnick vió el evidente paralelismo entre el alterego de Bruce Banner y el llorado luchador de la WWE y decidió utilizarlo como inspiración para brindarle un simpático homenaje. Y con esto, concluímos con nuestra anécdota comiquera de esta semana.

7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Lemmytico
Lemmytico
Lector
25 noviembre, 2012 22:03

 WWE no WEE 😉

Reverend Dust
Lector
25 noviembre, 2012 22:08

De esto el Tetejas sabe mucho, hazle caso, Daniel. Y como anécdota me parece perfecto, pero ya podía poner sus guiones a la altura de semejante peliculón, que tiene más épica sin duda que el truñete que nos hizo Kelly Sue en su estreno en la serie.

Ocioso
Ocioso
Lector
25 noviembre, 2012 23:10

Ya sabeis el dicho: un esquimal debajo de una manta se muere de frio, dos esquimales debajo de la misma manta no se mueren de frio.
Moraleja: También se las podían haber zumbado.

molon labe
molon labe
Lector
25 noviembre, 2012 23:23

” Ya sabeis el dicho: un esquimal debajo de una manta se muere de frio,
dos esquimales debajo de la misma manta no se mueren de frio.”

Me gusta mas este: “Con dos cuescos y una chufa no necesita la cama estufa”

Luis Javier Capote Pérez
Autor
25 noviembre, 2012 23:56

 André el Gigante nunca fue pequeño. En todo caso fue joven o menor.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
26 noviembre, 2012 9:45

 El señor Miyagi hacía lo mismo para curar a Daniel-San.

nascitturuss
nascitturuss
Lector
26 noviembre, 2012 13:54

Muy bueno Molon Labe, ja ja ja ja.