DC: Cuenta atrás a Crisis Infinita

Por
15
2329
 

Guión: Geoff Johns, Judd Winick y Greg Rucka
Dibujo: Phil Jimenez, Ed Benes, Ivan Reis, Rags Morales y Jesús Saiz
Edición Original: Countdown to Infinite Crisis USA
Fecha Edición: diciembre de 2006
72 páginas, 2’95 €
Planeta DeAgostini

 

Aquí empieza el fin de una era, y el comienzo de otra. Con este eficaz one-shot, DC se mete a todos los lectores en el bolsillo para tenerlos de espectadores en la Crisis que se aproxima. En español se utiliza la misma palabra para el singular y el plural, pero en inglés, el plural de «crisis» es «crises», así que no hay posibilidad de error: es una Crisis Infinita. ¡Por favor, nada de «Crisis Infinitas»! Buf, ya me he desahogado…

Al grano: ya la portada nos anuncia la muerte de un personaje conocido, que la gente dirá mucho de spoilers y demás, y se quejará de que los blogueros hablamos más de la cuenta, pero aún no he oído a nadie que se haya sorprendido de la muerte de Blue Beetle (sí, lo digo, que ya hace semanas de su publicación, y hay prisa por abreviar) ahora que se ha publicado. Pero este especial trae mucho más a parte de tan cruel ejecución: villanos sorpresa, nuevos misterios, y lo más importante, retoma argumentos para encauzarlos hacia la próxima Crisis.

De este modo recoge el final del Adam Strange de Diggle y Ferry (que es autoconclusivo aunque el final sea abierto, como Regreso al Futuro ;)) y lo proyecta hacia La Guerra Rann/Thanagar. De una forma inquietante vemos que lo sucedido en Crisis de Identidad puede haber tenido repercusiones aun más graves de las que ya conocíamos, y es que lo último que Batman necesita son motivos para ser paranoico… pero eso lo veremos en El Proyecto OMAC. Aquí descubrimos, además, que una de las consecuencias de Crisis de Identidad es la formación de la Sociedad de villanos, uno de cuyos planes tiene como objetivo a varios héroes; de esto sabremos más en Villanos Unidos. Y finalmente una visita de Blue Beetle a la Roca de la Eternidad le revela que Lex Luthor tiene un misterioso papel en el caos que asola al mundo mágico, y que veremos en El Día de la Venganza.

Este es el último episodio de la vida de Ted Kord, y también es el fin de una era. Desde Crisis de Identidad se están viviendo tiempos oscuros, y como veremos en Crisis Infinita, así lo son desde hace tiempo, sólo que ahora no se disimula. La historia de Brad Meltzer llegó en el momento justo en que la editorial necesitaba dar un tono más oscuro al Universo DC, y vaya si lo consiguió. Cuenta atrás a Crisis Infinita sigue en esa línea y acaba con el símbolo de una época mucho más brillante, unos tiempos en que ser superhéroe podía ser hasta divertido, aunque muchos no te tomasen muy en serio… Ted Kord, Blue Beetle, y su amistad con Booster Gold, ambos antiguos miembros de la Liga de la Justicia, y apadrinados por Maxwell Lord, son los protagonistas de este especial.

Para ver cómo eran las cosas antes solamente hay que echar un vistazo a la actual colección de clásicos de Planeta, la divertida JLA/JLE, donde estos personajes vivieron su máximo esplendor. Ahora Blue Beetle ha descubierto que algo grande está ocurriendo, cosas muy distintas en diferentes ámbitos, pero no tiene pruebas de nada, y como siempre fue poco más que un chiste para sus compañeros nadie le toma en serio cuando pide ayuda. Ted se despide de todos siendo fiel a sí mismo, luchando por aquello en lo que cree hasta el final… aunque una sola persona tenga fe en él…

Viendo este especial uno se pregunta cuál es el elemento que le faltó a Johns para lograr en Crisis Infinita todo lo que este especial prometía. ¿Es la mano de Judd Winick la que da consistencia a este cómic? ¿Es la de Greg Rucka? Johns se enfrentó él solo a los guiones de Crisis Infinita, y el resultado de 52 es mucho más sólido que el de la saga cósmica… ¿Basta con la colaboración entre guionistas para conseguir algo de perspectiva hacia el guión que uno está desarrollando?, ¿para evitar la sensación de historias deslavazadas? Actualmente en la serie semanal 52 Johns colabora con Rucka, y la sensación es muy semejante: acción en diferentes frentes, con o sin relación no importa, siempre son interesantes y bien llevados, con predominancia de los personajes habitualmente secundarios…

¿Irregularidades en el cómic? Un error de traducción bastante evidente sin necesidad de buscar es que cuando Blue Beetle desaparece de la Roca de la Eternidad está diciendo «I won’t be able to ever find you again if I…» y cuando aparece en la Tierra acaba «lose the scarab no wait don’t teleport me I…», lo que ha sido traducido como «No podré volver a encontrarte si… perder el escarabajo no espera no me teleportes yo…», pasando Ted a hablar en apache tradicional. Otra cosa incomprensible es el diseño del título, que pudiendo darle la profundidad 3D del original, se ha dejado en 2D. A parte, Cuenta atrás a Crisis Infinita está publicado en el mismo formato que Crisis de Identidad, algo más grande y con cubiertas rígidas, lo que a mi parecer es un acierto debido al carácter de auténtico «especial» que es. Sin embargo se convierte en una pega cuando se coloca junto a los tomos que continúan los argumentos y los prolongan hasta Crisis Infinita, con lomo y tamaño comic-book.

Concluyendo, esta Cuenta atrás a Crisis Infinita funciona como el punto de arranque ideal no sólo para quien quiera seguir la Crisis que se avecina, sino para enganchar con facilidad a nuevos lectores. Otra cosa es que la Crisis precise de más bagaje (coff… Crisis en Tierras Infinitas… cof, cof…) para seguirla, pero en este especial los guionistas se las han ingeniado para que el lector conozca bien a los personajes y sus situaciones personales lo suficientemente bien, y sin recargar el guión con información. Sirve a su vez como presentación/teaser de los diferentes aspectos del Universo DC que estarán implicados en la Crisis, satisface y a su vez deja con ganas de más, sea lo que sea lo que venga… Aburrirnos no nos aburriremos.

15 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Antoño Retoño
Antoño Retoño
23 enero, 2007 12:43

El principal problema de este especial es que nadie se comporta como debería (anda mira, igual que en Civil War).

Ni los héroes, ninguneando a Blue Bettle, ni (sobre todo) el «villano» de la historia. Y supongo que si eres un recién llegado al Universo DC a lo mejor ni lo notas, pero a mí fue algo que me sacó totalmente de la historia.

Fidel
Fidel(@fidel)
Lector
23 enero, 2007 13:07

Estoy de acuerdo. Me gustó un montón la historia y reconozco que la muerte de Bettle me dió un bajón de la ostia…

Pero es cierto que nadie se comporta como debería. NO es que ninguneen a Bettle sino que casi lo tratan como una mierda. Y eso no lo haría nadie. Y menos sus antiguos compañeros como el marciano, Batman y demás…

Cuando estaba leyendo el cómic no podía dejar de pensar que todos menos Bettle eran una panda de memos hijoputas y desleales. Por cierto, después de esto…¿le hicieron algún homenaje a Ted o acto de desagravio?. Es lo menos que le deben.

Saltodemata
Saltodemata(@saltodemata)
Lector
23 enero, 2007 13:51

En efecto.. imagino que un guionista más inspirado habría resuelto la papeleta de otra manera, haciendo que el resto de la Liga estuviese ilocalizable o algo así, pero bueno. Por cierto, interesante el matiz de Crisis-Crises.. nunca te acostarás sin saber una cosa más.

mushu
23 enero, 2007 15:06

Pues leyendo la Jle y demás vocales, no creo que se alejen demasiado en cuanto a conducta (qúizás es exagerada, sobre todo porque lo hacen todos a la vez, porque yo recuerdo muchos cabreos y muchas ninguneadas a bettle y booster). Lo único que hecho de menos en la edición española es la portada donde se ve que el muerto es Blue Bttle, eso si, en el interior para no destrozar nada.

joseramon
joseramon
23 enero, 2007 16:53

He de confesar que siendo lector habitual de comics Marvel, me lleve una grata sorpresa tanto con Crisis de Identidad, como con el numero especial que ahora nos ocupa.

Desconocedor casi absoluto de la mitologia heroica relativa al universo DC no me costo gran esfuerzo meterme de lleno en la historia, la cual me agrado sobremanera gracias a su lectura facil y su buen hacer en la narracion.

En cuanto a Ted Kord, que decir de el que no puedan hacer otros muchisimo mas conocedores del personaje que yo. En mi humilde opinion no merecia esa muerte, realista por un lado, pero poco digna de un personaje como el.

Stasis
Stasis
23 enero, 2007 18:21

Hummmm.

No sé.

Yo creo que a la hora de recrear la relación de blue bettle con los otros personajes se han basado (y muchísimo), en la liga de justicia clásica.

A ver: siempre he admirado la liga clásica, me he partido el pecho con Giffen y DeMatties, y con blue bettle y booster gold. Pero siempre,
SIEMPRE han sido un par de imbéciles. Y que conste que lo digo con cariño. Con mucho cariño. Casi me salta una lagrimilla con el final.

Han sido unos seres lamentables, que han delinquido (incluso estando en la liga: me parece que lo del hotel en la isla perdida aquella no es que fuera muy legal…), han abusado de su status… (Y que conste que lo digo con un cariño especial). Quien no me crea, que se lea lo que están publicando ahora mismo de la liga clásica. Que ya puestos a decir, es genial.

O sea, que yo creo que les hubiera tratado igual. Que hubiera pasado de esos dos payasos.

Un error, sí. Pero mira, es que en esa época de la Liga se formaron dos personajes muy especiales.

:'(

xandar
xandar
23 enero, 2007 23:42

seguro q si ted , hubiese contadtado con su buen amigo guy , este lo habria ayudado gustosamente y a estas horas estaria aun vivo…; claro q esto joderia el guion ya creado para esta ocasion, jeje.

JOP
JOP
24 enero, 2007 10:41

Blue Beetle y Booster Gold en la liga de Giffen y Dematteis fueron la hostia. Es verdad que en alguns momentos fueron ninguneados pero nunca le hubieran dado la espalda si Beetle hubiera tenido las sospechas que tiene en este especial, o eso creo. Recordais cuando Oberon y Hielo lo llevan a rescatar a Maxwell Lord cuando se queda encerrado en la montaña aquella. «Buen escupitajo, Beetle», decía Oberon. Que buenos comics, que buenos tiempos. Y eso es lo que verdaderamente «duele» que personajes que nos lo han hecho pasar tan bien terminen de esta manera tan trágica. Golpe de efecto?, puede. Desde luego nunca me habría imaginado a Beetle asesinado por quien lo asesina, ni en un millón de años. Acertado?, no lo creo. Claro está que mi opinión en este caso no es muy válida porque nunca me lo pasé mejor que con un comic de la JLA/JLE, los tengo todos de la epoca de Zinco, como oro en paño. Así que igual este especial es buenísimo con una historia muy bien llevada pero mi amor por esos personajes (de los cuales aun estoy esperando que Planeta se decida a publicar la segunda miniserie de Giffen/Dematteis/Maguire que salio en yanquilandia en JLA CLASIFICADO) me impiden que lo vea así.
Por lo que a mi respecta, si despues de estas crisis vuelven a resucitar al bueno de Ted y hacen grandes cosas con el, aplaudiré a rabiar y gritaré sin reparo alguno: BWAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!!!!!.

xilox
xilox
24 enero, 2007 14:20

creo que el tratar a ted de tan mala manera fué, para que nos encariñasemos con él, y su muerte nos impactara, porque otra cosa no se explica.
un miembro de la liga siendo vapuleado por sus compañeros……y eso que yo odiaba a blue beetlle, siempre me ha parecido un mal intento de copiar a spiderman.
ademas, no se si os habeis dado cuenta de que a blue b, como a robin por ejemplo, por que tengan más o menos una agilidad o destreza, parece que ya se les adjuidica una fortaleza para columpiarse por los tejados como si fueran spidey.
Una cosa es tener poderes aracnidos y otra esta, que por mucho que sea un universo de ficción hay cosas que no cuelan.

Sputnik
Sputnik(@sputnik)
Lector
24 enero, 2007 16:18

En cuanto a eso de que hasta ahora vivíamos tiempos felices y ahora viene lo difícil…
Me gustaban más los «tiempos felices» que los «chungos y oscuros», entre otras cosas porque éstos últimos suelen caracterizarse por tener a un montón de gente disfrazada (a veces sin disfrazar!) hablando de psicología barata con caras de mucho mucho mucho enfado. Aunque me guste más o menos Crisis de Identidad, sí hay que reconocer dos cosas: a) ¿y los actos superheroícos? b)¿A quién va dirigido? Porque hay que ser bastante freak para que te altere no ya la muerte de un eterno segundón como Dibny, sino la de su mujer.
Con esto quiero decir: este camino oscuro y tenebroso de gente hablando y muertes de gente a la que a nadie le importa (Vale, Blue Beetle nos mola y todo eso…pero hay que reconocer que es un superhéroe que no importa una mierda a nadie más que a cuatro frikis amantes de la JLI) personalmente sólo lo veo como válido si nos lleva al resurgir de los cómics de superhéroes en los que Superman vuela y lanza rayos en lugar de hablar de relaciones sentimentales con Jimmy Olsen vestido de paisano.
Eso de que hasta ahora vivíamos tiempos felices y ahora viene lo difícil…No sé…los tiempos chungos ya llevan con nosotros demasiado, en mi opinión.

sputnik
sputnik(@sputnik)
Lector
24 enero, 2007 20:53

Entonces, estas Crisis no marcan el comienzo de tiempos malos, sino el final 🙂

nova
nova
18 febrero, 2007 21:50

si la historia es asi creo que estan marcando el final ya que al unir mundos paralelos se u nifican en uno solo lo cual resulta un solo universo variable l