Dark Ride 1, de Joshua Williamson y Andrei Bressan

Nos montamos en las atracciones de un nuevo parque temático del terror en Dark Ride, un cómic publicado por ECC del que os hablamos hoy.

0
1376
dark ride

Edición original: Dark Ride 1-4 USA (Skybound/Image Comics)
Edición nacional/España: Dark Ride Volumen 1 (ECC, 2023)
Guion: Joshua Williamson
Dibujo: Andrei Bressan
Color: Adriano Lucas
Formato: Cartoné. 128 páginas.
Precio: 20,50€

El parque de los horrores

dark ride

No hace mucho que hablábamos de Joshua Williamson, a colación de la nueva edición que hacía ECC de una de sus primeras y más conocidas obras, Fantasmas, para la editorial del archiconocido Robert Kirkman en Image Comics, Skybound. Se ve que ECC apuesta por el autor, muy prolífico ahora mismo en DC Comics, y además de sacar el segundo tomo de la mencionada Fantasmas, se lanzan con su último trabajo de creación propia, Dark Ride, una serie regular que comenzó al otro lado del charco hace menos de un año, habiendo salido a la venta apenas siete números.

Pero, evidentemente, Williamson no viene solo, sino que el brasileño Andrei Bressan es el que se encarga del dibujo, nombre conocido por algunos trabajos también para DC pero principalmente por su anterior obra de creación propia, precisamente junto a este mismo guionista y también en Skybound, la inédita en España Birthright. Una colección de fantasía heróica que alcanzó los cincuenta números, terminando hace apenas un par de años, y que certifica que estamos ante un equipo creativo ya consolidado. Sin embargo en esta obra se alejan bastante del estilo de Birthright para caminar hacia senderos más transitados por Joshua Williamson en sus otros trabajos dentro de Image, es decir, el terror. Un terror peculiar, sangriento y con algo de humor negro.

Tiene en común con Birthright la familia, pero el tono es mucho más cercano a Muerdeuñas, en la cual los lazos familiares también son parte central del argumento, pero eliminando la parte policiaca y metiendo un terrorífico parque de atracciones.

Hay que admitir que la sinopsis ya nos presenta una historia original. Sí, los parques de atracciones y sus mascotas siempre han sido objeto de imaginaciones varias dispuestas a retorcerse, Westworld, o más bien su remake, es el ejemplo más reciente aunque el cine lo ha tratado en más de una película, o, si nos vamos por otros derroteros, ahí tenemos los movimientos Furry, de todos los tipos, con los que tontea el cómic Vinilo y su pseudo continuación Plush, aún inédita en España. Es decir, referentes hay, pero tal y como está planteado el argumento de Dark Ride no deja de tener un aire interesante de originalidad.

Arthur Dante es el dueño y creador de Devil Land, un parque de atracciones cuya temática es el terror, lleno de atracciones exitosas y con varias mascotas que llaman la atención de pequeños y mayores, aunque es cierto que el parque parece que está un poco de capa caída. Ahí es donde entran en juego sus hijos, Halloween, niña mimada que quiere ser una estrella de la canción, y Samhain, hijo algo prepotente pero más preocupado por el negocio familiar. Además tenemos por ahí pululando diversos personajes que trabajan dentro del parque y van adquiriendo protagonismo según avanza la historia.

Ese es el contexto en el que se mueve Dark Ride. Hay bromas sexuales, algo de crítica al capitalismo y, obviamente, terror, con escenas bastante explícitas. Y esas son las mejores partes.

Es un cómic macabro, que no se corta, y eso que el dibujo de Andrei Bressan no es especialmente realista. El artista es buen narrador y tiene ideas curiosas en lo que se refiere a hacérselo pasar mal a algunos personajes. El color de Adriano Lucas es una elección curiosa. Choca ver colores fuertes, que se suelen asociar con la felicidad, en una historia de este tipo, pero el resultado no es malo.

El primer capítulo de este tomo inicial de Dark Ride es una buena presentación, te muestra todos los elementos con los que los autores van a jugar en los siguientes números. Te ríes, empatizas con ellos, te estremeces con alguna situación y tiene un giro final bastante chulo, el problema es que abren con un flashback que estropea bastante el misterio del parque al contar demasiado. Es verdad que deja cosas a la imaginación, pero lo que cuenta, por muchos giros que le quieran dar, resta interés a la continuación de la obra.

Y así es. Resulta que cuanto más se avanza en el tomo más plano se vuelve todo. La propuesta es original por cómo está planteada, pero le falta el gancho de Muerdeuñas o Fantasmas. Le faltan personajes que rompan con lo conocido, que sean atractivos, pero en lugar de ello nos muestra una especie de drama familiar bastante manido, con unos protagonistas planos y llenos de tópicos, que aburren cada vez que hablan. Es cierto que se le puede dar una segunda oportunidad, Dark Ride no deja de ser una propuesta interesante y sus autores saben hacer historias largas, y seguramente me haga con el segundo para ver si es solo que les ha fallado el arranque, o por lo menos que no ha estado a la altura de otras propuestas de Williamson. Pero también es cierto que le falta impacto y el precio no ayuda.

Lo mejor

• La originalidad de la propuesta.
• Tiene buenos momentos de humor y de terror.

Lo peor

• Le falta la fuerza que debe tener un primer volumen, principalmente por los personajes algo anodinos que presenta.

Edición original: Dark Ride 1-4 USA (Skybound/Image Comics) Edición nacional/España: Dark Ride Volumen 1 (ECC, 2023) Guion: Joshua Williamson Dibujo: Andrei Bressan Color: Adriano Lucas Formato: Cartoné. 128 páginas. Precio: 20,50€ El parque de los horrores No hace mucho que hablábamos de Joshua Williamson, a colación de la nueva edición…
Guión - 6
Dibujo - 7.2
Interés - 6.3

6.5

Williamson y Bressan ofrecen una propuesta original en su planteamiento pero algo sosa en el desarrollo de los personajes. Interesante para los seguidores del cómic de terror.

Vosotros puntuáis: 3.72 ( 3 votos)
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments