Daredevil, el hombre con miedo, el paulatino regreso a la oscuridad

Por
22
572

Firma Invitada: Fernando Vieito

Nos vamos acercando cada vez más al final del volumen III USA del personaje con este tomo que recopila los Daredevil USA vol III 22 al 30. Con ese final en el horizonte, parece que el tono de la colección cada vez se va oscureciendo más. Con Daredevil de por medio parece inevitable.

Desde que Frank Miller marcara a fuego su sello en el personaje, la antaño naturaleza optimista de Daredevil había quedado atrás y salvo momentos muy puntuales (la reivindicable etapa de Karl Kesel a los guiones con Cary Nord a los lápices) apenas si se había separado de ese camino. Sin embargo en los últimos años la cosa había ido demasiado lejos. En su excelente y definitoria etapa Brian Michael Bendis y Alex Maleev habían puesto al personaje contra las cuerdas haciendo pública su identidad. Brubaker (que nunca entendió al personaje) y Michael Lark lo habían transformado en alguien irreconocible y dejado en una situación de difícil resolución pero de infinitas posibilidades, ni más menos que como líder de La Mano. Fue Andy Diggle el que acompañado por dibujantes como Roberto de la Torre o Billy Tan permitió al personaje salir del pozo y dejarlo en cierta manera limpio para un cambio de enfoque. Despreciando eso si todo lo que el nuevo estatus del personaje podía dar de si. Con todo, parecía claro que Daredevil llevaba demasiado tiempo viviendo en la oscuridad. Cada vez era más evidente que había llegado la hora de dejar entrar de nuevo la luz.

Con este enfoque el prestigioso guionista Mark Waid inicio un nuevo volumen de la colección del hombre sin miedo. Con los inmejorables lápices de Paolo Rivera y Marcos Martín, que dotaron a la serie de un empaque visual sin apenas parangón en el mainstream actual, el Daredevil de Waid, sin renunciar al eminente carácter urbano del personaje, contó desde un principio con un tono más marcadamente superheróico, frente al noir predominante en los últimos años. Este tono y esa fuerza visual convenció a la critica, lo que se reflejo en los múltiples y prestigiosos premios ganados por la colección. Sin embargo y siendo sinceros el Daredevil de Waid, era en sus primeros números un tebeo sin duda bien escrito y entretenido, un tebeo cuya lectura se tornaba en algo tan agradable…como decididamente olvidable. Si no fuera por su belleza visual, por la arriesgada (para el mainstream) concepción de página de Martin o Rivera, la colección apenas si destacaría por algo. Waid, entiende al personaje y su enorme fuerza de voluntad (no estamos ante el pusilánime que mostró Brubaker), pero sus guiones carecían de toda fuerza dramática. Cómics entretenidos, primorosamente dibujado pero a años luz de las mejores etapas del cuernecitos. Al menos hasta ahora.

Y es que en el último tomo publicado en España por Panini, Daredevil: El hombre con miedo, la cosa empieza a cambiar de manera lenta pero segura. Ya sea porque Chris Samee, aunque un excelente artista, no tiene el nivel ni de Martín ni de Rivera, lo que obliga al guionista a ir más allá, ya que ahora la mediocridad de sus guiones no quedara tapada por al fuerza visual del cómic. Ya sea porque Waid es cada vez más consciente de que, aunque es cierto que Daredevil necesitaba un cambio de rumbo, no lo es menos que la esencia del personaje es la que es y el drama, la oscuridad, han de estar presentes antes o después si realmente quiere dejar huella en la strip; lo cierto es que este tomo supone un cambio bastante claro en las hasta ahora poco trascendentes andanzas del Daredevil de Waid. Sin renunciar al estilo más superheróico, especialidad del guionista , el tono dramático sube en esta historia varios decibelios.

Daredevil_04
Uno de los momentos más duros para Matt y Foggy

Decíamos antes que Samee, era peor dibujante que Rivera o Martin y la afirmación resulta tal vez, un tanto injusta, ya que potenciado por la excelente labor en el color de Javier Rodriguez (el cual dibuja con enorme acierto dos de los episodios contenidos en el tomo) su factura visual, claramente influencia por David Mazzuchelli no solo resulta perfecta para la colección si no que muestra un dominio de la narrativa a la altura de los más grandes. Sin embargo ni su composición de página, clásica y eficaz, ni su visualización de aspectos como el radar son tan poderosos como lo eran en las manos de Rivera y sobre todo de Martín. Pese a todo resulta innegable que desde un punto de vista artístico Daredevil esta en buenas manos (como lleva estándolo muchos años) con una pareja llamada a figurar entre las más relevantes de la historia del personaje.

A nivel argumental, el tomo esta estructurado entorno a dos facetas bien diferenciadas que terminaran inexorablemente por cruzarse y podrán a prueba el calado moral del personaje. Por un lado, el aspecto más personal, tal vez el punto fuerte del tomo y donde Waid demuestra lo bien que comprende al personaje. Foggy recibirá una terrible noticia. Victima de una devastadora enfermedad frente a la que su amigo del alma se verá impotente. Waid no cae en sensiblerías baratas, pero si sabe tratar con delicadeza un drama humano por desgracia demasiado real. Poniendo por encima de todo la relación existente entre Matt y Foggy, por primera vez en mucho tiempo ahora será Matt quien habrá de apoyar a su amigo, el que habrá de darle fuerzas ante una situación muy difícil intentado hacerle reír y olvidarse, aunque solo sea unos segundos, de una jugada cruel del destino ante la que solo queda luchar y confiar en la medicina. Un papel que desde tiempos inmemoriales había asumido Foggy con respecto a Matt, y que ahora este asume no sin dificultados, pero si con plena entereza. Destaca en este aspecto una situación en concreto, no son más que una pocas páginas, pero demuestra el talento de Waid para conjugar la vertiente más superheróica (los poderes de Matt) con la mas humana (la situación de Foggy). En un momento dado Matt, rodeado de los olores del hospital y de los derivados del tratamiento que recibe Foggy (potenciados al máximo por sus supersentidos), apenas si puede aguantar el vomito, sin embargo sabe que su amigo lo necesita, sabe que él siempre estuvo cuando lo necesito, no va a dejarle solo, no va a rendirse, ni va a caer en el fango de la autocompasión. Sin duda Brubaker debería tomar nota para aprender quien es y como se comporta Daredevil.

Daredevil_01Daredevil_02Daredevil_03
Matt en el hospital con Foggy

La segunda faceta en la que los números contenidos en el tomo centra su atención es, no podía ser de otra forma, la más puramente superheroica.. Bajo este punto de vista asistiremos a los maquiavelicos planes de un misterioso enemigo dispuesto a destrozar la vida de nuestro héroe una vez más. La identidad de este enemigo, una de las sorpresas del tomo, y una más de las genialidades de Waid, sera una de las claves de la historia, pero ni mucho menos la única. Por un lado recuperamos a una de las mejores aportaciones de Brubaker a la mitológica del personaje (a ver si se recupera también a Dakota North), Lady Bullseye y por otro asistimos a la creación de un nuevo villano: Ikari. Un personaje con un diseño fantástico (a medido camino entre un ninja de La Mano y el traje clásico de Daredevil) que tendrá los mismos poderes que nuestro héroe pero digamos…mejorados y que sin duda tiene mucho que decir en el futuro y más visto ese combate, maravillosamente coreografiado por Samee que centra el número 25 USA. Esta trama permitirá ahondar en los orígenes del cuernecitos, en como funcionan realmente sus poderes y en que le hacer ser especial, en contraste con alguien que tiene sus mismas ventajas pero potenciadas, Daredevil deberá dar un paso adelante. La forma de actuar de Daredevil, entroncara en cierta medida con el discurso de Grant Morrison en El Retorno de Bruce de Wayne. Si allí el genio escoces dejaba claro que Batman no se hizo solo, que tanto en sus orígenes, como ahora, necesitaba la ayuda de sus amigos y aliados, aquí Waid (amigo personal del guionista de Los Invisibles) retoma la idea con Daredevil. Sus aliados, sus amigos sin poderes no tiene porque quedar desprotegidos cuando por fin se decida a actuar contra la misteriosa amenaza que le acosa casi desde el principio de la colección.

Esta actitud más decida, casi proactiva por momentos, será sin duda una de las cosas que más se agradecen de un tomo, que tras tanta intensidad finaliza con una simpática historia que retoma el tono más desenfadado de los primeros números de esta etapa. Una historia que también ahonda en el pasado del personaje, en concreto en aquel matón que en la infancia de Matt le puso el mote de Daredevil y que ahora regresa a su vida solo para demostrale que las cosas siempre tienen dos puntos de vista, y que los recuerdos pueden ser muchas veces muy traicioneros. Una historia que ademas responde a las dudas de, de donde sacan esas grandes organizaciones terroristas estilo Hydra, su carne de cañón. Algo que de nuevo enlaza con Morrison y con aquel mítico episodio de Los Invisibles narrado desde el punto de vista de uno de esos personajes. Queda para el final un número cuando menos extraño en el que el encuentro más aparentemente imposible se hace realidad: Silver Surfer y Daredevil colaboran para enfrentarse con una amenaza galáctica cuando menos…curiosa que permite ver a Daredevil pilotando la tabla de Estela en una doble plancha espectacular del dúo Samee/Rodriguez. Este extraño encuentro ahonda en otra de las intenciones que Waid ha mostrado desde que se hizo cargo de la colección: una mayor imbricación de Daredevil en el Universo Marvel. Esto enlaza con lo que Chichester hizo en los 90, solo que Waid con mayor talento que aquel, sabe utilizarlo con mayor interés. Así, si por las páginas de la colección hemos visto pasar al Capitán América, a la Gata Negra (¡¡con eróticos resultados!!) e incluso hemos tenido un crossover entre Daredevil, Punisher y Spiderman. En este tomo Superior Spiderman o Hank Pyn tendrán también un papel relevante.

22
Déjanos un comentario

Please Login to comment
22 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
15 Comment authors
billyboyPinrabasotFotoStormTruvor Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
samanosuke
Lector

Grande esta cabecera, con la que estoy disfrutando muchísimo a pesar de no haber sido nunca seguidor del cuernecitos. De hecho, ahora estoy pensando empezar a hacerme la etapa de Nocenti, y deseando estoy desde hace años de esa reedición de la etapa de Bendis en el CES anunciado-aplazado continuamente.

Por cierto, que creo que en pocas ocasiones he disfrutado de tantas colecciones de personajes secudarios Marvel como ahora: a las que ya llevan un cierto recorrido o acaban de concluir hace poco, como Hawkeye, ésta Daredevil, FF o Superior Foes, se le unen ahora Hulka, Ms. Marvel y Silver Surfer. Canela en rama, y que siga la cosa hasta donde las ventas aguanten, que el disfrute que estoy teniendo no me lo quitarán unas injustas cancelaciones.

marcus
Lector
marcus

Buena reseña de la firma invitada, que sin embargo me deja algo sorprendido al calificar los guiones de las primeras historias de esta etapa de olvidables o mediocres. Creo que dotar de frescura y algo de humor a uno de los personajes más puteados de cualquier universo de ficción tiene mucho mérito y en este sentido Waid para mi está de notable alto. Aunque bueno, para gustos los colores y bravo por meter la valoración personal además de la reseña en sí.

Louontherocks
Lector
Louontherocks

Lo que sí que es cierto es que en este último tomo mejoran sustancialmente la calidad de las historias aunque estoy en desacuerdo con que Samne no sea tan bueno como los anteriores dibujantes. En fin para gustos los colores.

Louontherocks
Lector
Louontherocks

Samanosuke si mi opinión te sirve de algo la etapa de Nocenti es un tostón a excepción del tomo de Tifoidea.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

“Samanosuke si mi opinión te sirve de algo la etapa de Nocenti es un tostón a excepción del tomo de Tifoidea.´´
Pues leído solo hasta el tomo de Tifoidea, me pasa lo contrario: Zona Cero me encanta, y pese a que no hay un dibujante regular, me parece un cómic de supers bastante adulto y que trata temas que me interesan, además de presentar un Daredevil interesante.
El tomo de Tifoidea, en cambio, me decepcionó bastante. Se aleja del tono del primer tomo y presenta una historia de supers más convencional y que no me acaba de convencer.
Que ojo, no es mal cómic y a mi me gustó bastante. Pero si Zona Cero es un 9, Tifoidea me parece un 7. En cualquier caso, a mi me parece muy recomendable, y una gran lectura.

Louontherocks
Lector
Louontherocks

Es que a mi me tira mas la cosa superheroica, de todas formas me refería al tomo de El Diablo en el infierno sobretodo, si no recuerdo malel orden era Diablo en el Infierno, Tifoidea y Zona cero no? O igual lo confundo con el orden de ppublicación por Panini. ..

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

“Es que a mi me tira mas la cosa superheroica, de todas formas me refería al tomo de El Diablo en el infierno sobretodo, si no recuerdo malel orden era Diablo en el Infierno, Tifoidea y Zona cero no? O igual lo confundo con el orden de ppublicación por Panini. ..´´
Pues el orden es justamente al revés XDDD.
De todas formas, aún me queda el tomo de El Diablo en el Infierno (que no leeré hasta dentro de mucho), por lo que mi percepción a lo mejor cambia, pero por el momento me parece una etapa muy recomendable y disfrutable, tanto si te gustan los supers como si quieres “algo más´´ con ellos.

Fernando Vieito
Lector

samanosuke, no he pillado FF, pero todo el mundo habla muy de ellos así que a lo mejor caen que solo son dos tomos. Esta etapa de DD esta siendo muy positiva y ahora se esta poniendo más interesante que nunca.

marcus, es innegable que DD necesitaba lo que Waid le ha aportado, pero eso ya lo hizó Kesel en los 90 y en mi opinión con mucho más tino. Creo que hasta esta tomo sus números estaban siendo entretenidos si, pero intrascendentes y olvidables, pero vamos como dices son gustos.

Louontherocks, a mi Samee me encanta, pero me parece mucho más convencional que Rivera o sobre todo Martin, no me transmite tanto, pero en un manginifco dibujante y Daredevil como colección y nosostros como seguidores tenemos suerte de que sea su dibujante.

El Asombroso Espaiderman y Louontherocks, personalmente la etapa de Nocentti me encanta y despues de la de Miller es la que más me gusta del personaje (seguida muy de cerca por Bendis). Esta estructurada de manera muy clara en tres partes, antes de la llegada de Tifoidea, desde su llegada hasta lo que allí pasa al final y despues de la marcha de Tifoidea, Y las tres son muy buenas. Por otro lado creo que Romita Jr. nunca ha dibujado tan bien como aqui.

Jose Angel Ares
Lector

Calificar los guiones de los primeros números como mediocres me ha parecido, cuanto menos, desafortunado.

BLUNTMAN
Lector
BLUNTMAN

Una gran etapa del cuernecitos, en la que se le ve que sale más del barrio y demuestra al resto de supertipos lo que es capaz de hacer un hombre sin miedo.
Superheroico y humano a la vez, muy bien hilados por el maestro Waid.

La aparición de Ikari me ha dejado un tanto extrañado:

Aviso de Spoiler

No lo he confirmado, pero espero que el motivo por el cual lleva bata de boxeados de Jack “Batallador” Murdock al principio, es porque se trate de ni más ni menos que de un hermano bastardo de de DD.
El rollo de “pariente diabólico” ya está un poco visto ¿no?

Cerock
Lector
Cerock

Ohhh pero si los primeros números son muy buenos, le dio a DD unare fresco y de paso a Waid un Eisner de mejor guionista. la verdad es que esta serie es de las mejores.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Solo el modo en el que Waid liquida la anterior etapa de negrura y da paso al nuevo estatus en el primer número demuestra que es más guionista que la mayoría. Y la saga del Coyote me pareció una pasada. Los únicos números más aburridetes me parecieron los de Latveria. En fin, que también me parece poco afortunada la calificación del guión.

Fernando Vieito
Lector

Bueno, a mi no me estaban pareciendo gran cosa, todo el tema del disco me parecía aburrido, los números de Latveria no me gustaron nada y aunque es cierto que lo del Coyote no estuvo mal, en general me parecía que la labor de Waid podía ir mucho más allá, como así ha sido. Pero vamos que al final son gustos.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

A mí me está gustando bastante toda esta última época, sobre todo las historias aisladas. Y el apartado gráfico, sublime (exceptuando los números de Pham y el de Francavilla, que se queda en justito al lado de Martín, Rivera y Shamnee).
Pero lo que lastra a esta serie, y más me temo que la va a lastrar aún más, es el tema del

Aviso de Spoiler

desenmascaramiento. Hay puertas que no se pueden abrir, al menos con algunos personajes, en los que su vida privada es tan relevante, en términos de interés para los lectores, como su faceta superheroica. Miller lo desenmascaró ante su peor enemigo, pero ni fue más allá. Pero hacer pública su identidad, por mucha vuelta que se la haya querido dar… es matar al personaje, exigir demasiada suspensión de la incredulidad al lector. Y algo que además podrían haber ido dejando pasar… lo recuperan. Lo que pasó con Spiderman les tendría que haber enseñado algo. Pero no: parece que lo que mola, al menos en Marvel, es desterrar por caduco el tema de las identidades secretas… Con algunos personajes puede encajar, con otros, definitivamente, no. Es más, eliminando la identidad secreta realmente te estás cargando… la mitad del personaje, a veces, además, la mitad más interesante.
Yo creía que un tío como Waid esto lo tendría que tener requeteclaro. Parece que no…

samanosuke
Lector

Jorge, dime donde dibuja Francavilla a Daredevil porque tiene que ser la hostia… 😉

Por cierto, gracias a todos por vuestras impresiones sobre la etapa de Nocenti, aunque ahora me lo dejáis aún menos claro de lo que lo tenía jaja. Se agradece de cualquier manera!

Truvor
Lector
Truvor

Intervengo para intentar echar un cable a Samano.

El formato Marvel Héroes me ha venido de perlas para recuperar la etapa Nocenti que tenía con alguna laguna en re tapados de Forum. Una etapa que disfruté mucho en directo y de la que guardaba un recuerdo muy grato, pero que una vez releídos los dos tomos, el del Diablo en el infierno y el de María Tifoidea, debo decir que me han aburrido un poco, la verdad. Quizá mis recuerdos tenían un tanto idolatrada esta etapa.

Eso si, Romita hace probablemente el mejor trabajo de su carrera.

Esta respuesta contundentemente difusa espero habrá disipado todas tus dudas (😬)

De nada hombre.

FotoStorm
Lector

tanto rollo con las identidades secretas… Hulk nunca tuvo identidad secreta y a Bruce Banner le va muy bi…OH WAIT!!

rabasot
Lector
rabasot

No estoy de acuerdo con la calificación de los guiones . Creo que Waid hace un buen trabajo , aunque si que es verdad que Kesel ya tiro por esos derroteros . Respecto a Nocenti , creo que es la mejor etapa después de Miller .

Pin
Lector
Pin

Enhorabuena por la reseña Fernando.
Sin duda Daredevil es mi colección ongoing favorita de Marvel. Vale, no leo todo lo que publican, pero pico bastante de aquí y de allá y no hay otra serie marvelosa que, en mi modesta opinión, llegue al nivel de esta. Son más de 30 números a un nivel que no ha bajado de notable, con algunos momentos sobresalientes (en este último tomo hay varios de ellos) y con una coherencia espectacular en el apartado artístico a pesar de los cambios de dibujantes. Me encanta Samee, le va como anillo al dedo a la serie y los numeros que se ha marcado Rodríguez son de traca.
Entiendo, en parte, la crítica a Waid: (hasta ahora) no nos ha contado nada trascendental en la historia del personaje. No estoy de acuerdo, sin embargo, en que eso le reste mérito a su labor. Diría que al contrario. No soy un experto en la materia pero por lo que he leído diría que al personaje le hacía falta una rebaja de dramatismo para que ahora nos impacte más lo que va a venir. Waid ha sorteado esa rebaja con maestría y nos ha dejado una etapa memorable.

Me estoy haciendo paralelamente con el run de Bendis (qué bien escribía Bendis, ¿no?), tengo ganazas de hacerme con todo lo de Miller (solo tengo Born again, el hombre sin miedo con romita jr. y un tomito de Elektra que compré hace más de 20 años, que tiene todas las páginas despegadas y no lo quiero ni abrir, snif). Y me llama mucho la etapa Nocenti. Lo cual me lleva una reflexión: si no conociera nada de, por ejemplo, la patrulla X de Claremont y me comprara ahora cualquiera de las chorrocientas series de mutantes, creo que ya podría venir Byrne en persona a venderme las bondades de su etapa en la patrulla que no sentiría el más mínimo interés por ella. Cero interés en los personajes. Y es que gran parte del mérito de Daredevil de Waid es que desprende un cariño por los personajes que hace que quieras saber más de ellos. Y eso es algo que echo mucho de menos en otras colecciones.

Fernando Vieito
Lector

Pin, si, lo que ha hecho Waid es lo que necesitaba el personaje, pero es que tramas como la del disco, con el crossover con Spidey y Punisher o lo de Latveria no solo han sido intrascendentes, si no, para mi claro, aburridas. Es decir en los primeros números me ha gustado como Waid ha tratado al personaje y su entorno, demuestra conocerlo muy bien, la caracterización era por tanto estupenda, pero las tramas…como digo me aburrían. Solo con lo del Coyote levantó algo la cabeza y ahora con este tomo donde el nivel a subido muchísimo, aquí no solo la caracterización ha sido genial si no que la historia ha estado a la altura combinando a la perfección la vertiente humana del personaje con la faceta más superheróica.

La etapa de Bendis es cojonuda, aunque dejo una herencia con la que es muy difícil lidiar y que aún colea. La de Miller es definitoria y clave para el personaje que nunca volvió a ser el mismo tras su etapa y la de Nocentti es la que más me gusta después de la de Miller, tiene el merito además de venir después de Born Again con todo lo que ello implica y aún así conseguir levantar la cabeza.

Pin
Lector
Pin

Fernando, con demora, te agradezco las recomendaciones. Coincido en que la etapa de Bendis es cojonuda. La empecé a leer con ciertas dudas porque Bendis a veces llega a cargarme con esos dialogos en plan:
– So?
– Yes.
– Really?
– Yeah.
– But…
– I know.
– You know.
– I know.
– Ok.
– What?
– Nevermind.
– Ok.
La verdad es que en Daredevil hay mucho más que diálogos ingeniosos, al menos en lo que llevo leído hasta ahora.
Tenía pensado seguir luego con Brubaker, pero veo que poca gente destaca esa etapa, así que igual la dejo en stand-by. Lo de Miller caerá sí o sí y espero que más pronto que tarde. Me temo que tendré que tirar de material USA, porque si no me equivoco la última reedición fue la de BoME y eso debe estar ya difícil de encontrar.
Saludos

billyboy
Lector
billyboy

jorgenexo totalmente de acuerdo con lo de las identidades secretas,algo en extincion en la nueva Marvel. (bueno,al menos hasta donde e llegado la nueva miss marvel mantiene su identidad civil en secreto).