Crónica del 10º Festival de Cómic Europeo de Úbeda

Resumimos las actividades realizadas en la décima edición del fantástico evento celebrado en la ciudad jienense

Por y
0
420

Un año más, Zona Negativa ha sido uno de los medios de comunicación especializados que ha asistido al Festival de Cómic Europeo de Úbeda, para ofrecer información acerca de las diferentes actividades realizadas en el marco de dicho evento, como mesas redondas, charlas, o concursos de dibujo, entre otras, así como para participar activamente en algunas de ellas y entrevistar a algunos de los autores que asistieron al festival, que tuvo lugar entre el 13 y el 15 de mayo en la Plaza de Andalucía, situada en el casco antiguo de la ciudad. Los responsables del evento han podido por fin olvidar la inactividad forzosa o la escasez de invitados disponibles con la que tuvo que lidiar en la edición anterior, a causa de las consecuencias y las restricciones sanitarias originadas por la pandemia mundial, para volver a preparar con mimo un festival que ha alcanzado ya su décima edición y que se ha consolidado como una cita ineludible para los amantes del cómic.

Festival de Cómic Europeo de Úbeda

Si algo tienen claro los organizadores de este festival es que los autores deben ser el eje del mismo, alrededor del cual giran el resto de elementos que lo componen. Con esa directriz siempre presente, se cerró un interesantísimo plantel de invitados de los que se debe destacar su implicación, atención y simpatía durante el desarrollo de las actividades a lo largo de los tres días que duró el festival. En esta edición se ha contado con grandes autores de la talla de Aneke, El Torres, Fran Galán, Joe Bocardo, Gabriel Hernández Walta, Meik, Gol, Kyko Duarte, David Morancho, Álex Sierra, Ángel Abellán, Carlos Morote, Santiago Girón, Francisco Carmona, Xavier Besse, Verónica Camarzana, Pedro Camello o Francis Porcel. Ellos fueron en todo momento los protagonistas de este Festival de Cómic Europeo de Úbeda, poniendo todo de su parte para facilitar el correcto desarrollo del mismo.

Por supuesto, en el festival había también una presencia de stands comerciales, en los que se podían adquirir los cómics de los autores invitados, además de muchos otros, láminas de arte, merchandising, etc. En la plaza en la que tuvo lugar el evento pudimos encontrar stands de varias librerías, como la jienense Tatooine Comics, la cordobesa Crash Comics junto al dibujante Raulo Cáceres, o la tienda online Cómics de colección. También dispusieron de este espacio las editoriales Karras Comics, Grafito Editorial, Cascaborra Ediciones, Letrablanka Editorial y Unrated Comics. Además, podíamos encontrar una zona central en la que había puestos de artistas y merchandising artesanal.

La programación del festival arrancó durante la tarde del viernes, con la apertura de la zona comercial, diferentes sesiones de firmas y una charla organizada en colaboración con la concejalía de Igualdad de la Administración local, bajo el lema “cómic con acento femenino”, en la que las autoras Meik y Aneke hablaron desde su experiencia e hicieron hincapié en la importancia de dar visibilidad a la mujer dentro del mundo del cómic, repasando sus comienzos, las dificultades a las que han hecho frente, sus ilusiones, sus nuevos proyectos, etc.

Fer García y Juan Luis Daza durante su entrevista con El Torres

El sábado fue el día de mayor afluencia de público y de mayor actividad en el festival. La apertura de la zona comercial marcó el inicio de una jornada marcada por las mesas redondas de las editoriales Grafito y Yermo (dedicada a la saga de los Mundos de Arrán), las sesiones de firmas en el stand de la organización y los de las propias editoriales y las diferentes charlas con autores, denominadas encuentros flash, en las que desgranaban su experiencia y sus próximos proyectos. También tuvo lugar una divertida batalla de dibujantes en la que se premiaba la improvisación y la imaginación de los dibujantes profesionales y amateur asistentes, mientras que los medios de comunicación pudimos realizar entrevistas a los invitados en la zona designada para ello.

El domingo tuvieron lugar nuevos encuentros flash con autores y la mesa redonda de la editorial Karras, así como nuevas sesiones de firmas para los más rezagados, pero ante todo fue un día para valorar el desarrollo del evento y despedirnos con la promesa de volver a vernos el próximo año.

Juan Luis Daza durante la charla con Gabriel Hernández Walta.

Nos gustaría poner en valor la capacidad de la organización para generar un escenario de aprendizaje para los divulgadores. Desde la recepción a los miembros de los diferentes medios de comunicación especializados, pasando por una visita guiada conjunta para conocer el privilegiado enclave del festival, la ubicación de la zona de medios en uno de los laterales de la plaza para compartir los recursos materiales, las mesas compartidas durante las comidas o la participación de divulgadores en las charlas con autores. En todo momento se dio la oportunidad de llevar a cabo un enriquecimiento mutuo junto a los compañeros de otros medios, se fomentó el compañerismo y se creó un agradable clima de trabajo. Desde aquí queremos agradecer el haber compartido esta experiencia a la organización y a compañeros de medios como Es la hora de las tortas!!!, Los Invencibles Podcast,TDT Podcast o Sala de Peligro entre otros.

A modo de conclusión nos gustaría finalizar esta crónica subrayando el buen hacer de los componentes de la organización, que han planificado y llevado a cabo un festival popular, de libre acceso, y cuyo elemento central es el cómic y sus autores, sin nada que les haga sombra. Sí, hay espacio para otro tipo de productos derivados del noveno arte, pero en ningún momento opacan la importancia de aquello que nos mueve y da nombre al festival. Como propuesta de mejora, nos gustaría plantear una mayor concienciación por parte del Ayuntamiento de Úbeda para evitar el solapamiento con otras celebraciones, que tuvieron lugar en la ciudad en paralelo al Festival de Cómic Europeo de Úbeda, produciendo ruido y alterando momentáneamente el correcto desarrollo del mismo, así como una mayor variedad de actividades, como pueden ser exposiciones, presentaciones editoriales o diferentes juegos y concursos. Esperamos que este festival siga creciendo, atrayendo cada vez a más gente y dando a conocer el cómic a las nuevas generaciones, así como poder asistir de nuevo el próximo año para disfrutar juntos de aquello que nos apasiona.

Artículo anterior#ZNDayNealAdams – El lápiz salvaje de Neal Adams
Artículo siguienteKowloon generic romance 1, de MAYUZUKI Jun
Abandoné la Logia Negra y llegué a la ciudad de Málaga en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa, hasta que un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. Sobreviví a la Era Hiboria en compañía de un bárbaro y su espada salvaje. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo a través de la banda de Moebius, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo antes de conocer al hombre eterno. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron los secretos de un nuevo lenguaje y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.
Nací en Linares (Jaén) en 1982, desde bien temprano sentí la llamada del cine y los cómics. En 1994 mi vida cambió cuando Philadelphia de Jonathan Demme me hizo interesarme por primera vez por la gente que había detrás de las cámaras. Mis directores favoritos son Luis Buñuel, David Cronenberg, Paul Verhoeven, Oliver Stone, Stanley Kubrick, Terry Giliiam, David Lynch, Quentin Tarantino o Roman Polanski entre otros. Dentro del mundo de las viñetas guionistas como Alan Moore, Grant Morrison, Warren Ellis, Frank Miller o Garth Ennis me iniciaron en el cómic de autor que me trajo a Zona Negativa.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments