Crack Bang Boom: una convención para la Argentina (y la región)

Por
6
352

Quienes vivimos esta convención nos lo repetimos una y otra vez, y año tras año, porque algo como esto en esta parte del mundo era catalogado como imposible en los últimos años post-crisis (y no de las Tierras Infinitas, sino socioeconómica). La Crack Bang Boom, la Convención Internacional de Historietas de Rosario es un hecho, existe, y llegó para quedarse, y en su versión 2012 lo re-confirma, y nos lo re-confirmamos.


Afiche alusivo dibujado por Germán Peralta

Por fallo unánime, un éxito

El fallo ha sido unánime. La tercera edición de Crack Bang Boom fue un éxito, y lo fue en muchos niveles a la vez, en todos esos niveles que la organización del evento propone. Las charlas de los invitados, nacionales e internacionales, fueron de un contenido muy rico e interesante para quienes decidieron sentarse a escuchar un rato. Los stands se vieron abarrotados de gente todo el tiempo y con el paso de los días (del jueves 9 al domingo 12 de este mes de agosto) se veía que la mercadería expuesta variaba, atestiguando muchas compras al igual que las bolsas en mano de quienes caminaban por el predio. La asistencia reportada rondó las 12 mil personas a lo largo de los cuatro días, tomando en cuenta todos los espacios dispuestos para la convención (las distintas muestras, los dos espacios para stands, uno comercial y uno de fanzines y demás, y otras actividades). Pero lo mejor en este punto es el hecho de que muchos de aquellos que se acercaron al evento eran personas que están fuera del ámbito regular y cotidiano del comic, sumando quizás algún que otro nuevo lector a nuestras huestes de los comiqueros.


Y no termina ahí, sino que también puede enumerarse como exitosas las diferentes clínicas y talleres brindadas por los profesionales del comic (Renato Guedes, Carlos Pedrazzini, Quique Alcatena, Carlos Barocelli, Horacio Lalia y Gustavo Sala) a quienes aspiran a serlo, así como el concurso de cosplay con gran nivel de disfraces y diversión, y también el concurso de historieta que entregó tres premios y dos menciones especiales entre los cientos de participantes, dando cuenta de la calidad que hay en la producción de autores que aún no han entrado en el circuito profesional y comercial, lo cual se relaciona inevitablemente con la revisión de carpetas que realizaron el editor nacional Lautaro Ortiz y el internacional Ervin Rustemagic.

Pero el mayor de los éxitos, desde mi punto de vista, es que Crack Bang Boom se ha convertido en el espacio de encuentro de los lectores, autores y editores para esta región, atrayendo público, editoriales, guionistas y dibujantes de distintos puntos del país y de los países limítrofes (Chile, Uruguay, Brasil). Y no sólo amontonando gente venida de diversas latitudes, sino generando un efectivo encuentro, en el que unos se interesaban por lo que hacían los otros, y se producían extensas charlas, siempre de buen ánimo, sobre cómics o sobre la vida de cada uno. Para graficarlo con una anécdota personal, esto fue así hasta el punto de encontrarme en la tarde del sábado, sentado de cara al río Paraná conversando con Francis Manapul y Marcus To sobre temas triviales, y teniendo a mis espaldas a Ivan Reis, Eddy Barrows y más gente venida de Brasil que los acompañaba, también conversando a sus anchas. En el momento, uno lo da por sentado y no se da cuenta, pero cuando la vorágine del evento se detiene, te percatás de lo que acaba suceder y de lo grande y maravilloso (y un poco surreal también) que es esta combinación del ambiente de las historietas y el de la ciudad de Rosario que resultó en Crack Bang Boom, la convención que llegó para quedarse y darnos alegrías a los fanáticos del comic de la región.

A tres años, memoria y balance

Con tres ediciones a cuestas, creo que amerita una somera retrospectiva. Cuando en el 2010 se rumoreaba que habría una convención en Rosario, al estilo de San Diego, Barcelona o Angoulême, sonreíamos incrédulos; eso no iba a pasar nunca, nuestro país, nuestra ciudad estaba fuera del mundo y ni remotamente se lograría. Incluso cuando se anunció oficialmente y era un hecho que sucedería, se llegaba a dudar de que fuera cierto que Jim Lee y Brian Azzarello vendrían hasta la Argentina; muchos no lo creyeron hasta el momento que los vieron dibujando y firmando para el público general, a la vista de todos.


En este 2012, dimos por hecho que sucedería y tal vez no se valoró en el momento del anuncio como debía la calidad de los invitados: Robin Wood, Ivan Reis, Francis Manapul, y tantos más. Con el trabajo de estos tres años, el público todo ya no se sorprendió, porque sabe de lo que este grupo de organizadores que hace Crack Bang Boom es capaz (con Eduardo Risso a la cabeza, y Eduardo Santillan Marcus y Juan Ángel Szama como importantes miembros del equipo, y el apoyo citado constantemente como invaluable de la Municipalidad de Rosario). No obstante, y por fortuna, la emoción y excitación sigue estando en el momento preciso en que Manapul se sienta a dibujar, sacando sus pinceles y dedicándole su tiempo y su amor al arte a cada dibujo, o que Robin Wood nos agradece a nosotros en lugar de que sea al revés, o que Ervin Rustemagic (persona y personaje de lo más interesante que merece un tratamiento aparte y lo tendrá) nos emocione con su historia de vida y su entrega total al trabajo de hacer que existan los cómics que tanto disfrutamos de leer.

Una introducción

Los memoriosos notarán que el estilo de este texto es un tanto diferente al de las coberturas de las dos ediciones pasadas de la Crack Bang Boom, y eso tiene un motivo. Esto es tan sólo la introducción, y a lo largo de estos días habrá crónicas de varios de los que tuvieron lugar, haciendo foco en detalle en los invitados que bien lo merecen.


Rustemagic tuvo dos paneles, uno más interesante que el otro, los artistas de Brasil Rafael Grampá, Ivan Reis y Eddy Barrows se reunieron en una charla, Francis Manapul mantuvo una extensa conversación en su panel a solas, Dave Johnson divirtió a todos en su turno, Robin Wood se prestó abiertamente a la ronda de preguntas de su público lector, los dibujantes invitados que son parte de DC fueron agrupados para un panel sobre los Nuevos 52… y hay más material todavía que amerita ser compartido y lo será.

Zona Negativa estuvo en la Crack Bang Boom 3.

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ivan Rivas
14 agosto, 2012 5:28

Muy interesante, Mariano. Está bien saber como se desarrollan este tipo de eventos fuera de España. Por lo que parece, con ese nivel de asistencia, parece un tamaño medio, lo cual mola, que yo sólo conozco en persona mega salones y los mas pequeños como las Jornadas o el reciente ESCOGE. Debe tener un poco de cada uno.
Y parece que el nivel de invitados es bastante alto, asi que deseando estoy que nos cuentes más.

GiFFeN
GiFFeN
Lector
14 agosto, 2012 6:01

 Viaje desde Buenos Aires a la ciudad de Rosario (unas 4hs) para ir exclusivamente a la Crack Bang Boom, y no me arrepiento para nada, estuve el sabado y el domingo, y senti que estaba en una covencion del primer mundo, fue todo muy lindo, bien organizado, me sorprendia a cada momento y para bien. La charla de los nuevos 52 por Barrows, Reis, Manapul y Marcus to, fue muy linda, algo irreal tener a todos estos monstruos en mi pais, espero mas CBB y ahi estare!!!

Le pregunte a Francis Manapul por Wally West, y creo que no esta ni cerca de volver 🙁

sebastyan84
sebastyan84
Lector
15 agosto, 2012 20:56

Muy buena la informacion, yo soy de Rosario y lo unico que quisiera agregar es que segun tengo entendido la ilustracion del poster de la convencion no fue hecha por Eduardo Risso como dice ahi.
Por lo demas, no tengo nada que agregar, muy buena la covertura, estamos a la espera de mas 😉

Eduardo Santillan Marcus
Eduardo Santillan Marcus
Lector
18 agosto, 2012 14:21

 Mariano, una corrección. Eduardo Risso no es el autor del dibujo. Es Germán Peralta.