Crack Bang Boom 3: A solas con Francis Manapul

Por
13
495

A la manera de los Spotlight de las convenciones norteamericanas, desde la primera edición de Crack Bang Boom se disponen de paneles para conversar y conocer en profundidad a las estrellas invitadas al evento. Una de las personalidades destacadas de este año fue el artista filipino-canadiense Francis Manapul, a quien la mayoría de los lectores conoce por su trabajo en The Flash.

Luego de la pregunta obligada por Wally West (que también contestó en el panel de los Nuevos 52), reseñó brevemente cómo fue su cambio de vida de las Filipinas a Canadá, pasando luego a contar lo que lo motivó a ser artista de cómics, que básicamente se resume a esta imagen:


Portada de Uncanny X-Men #268

Así es, cuando rondaba sus 15 años, esa imagen dibujada de Wolverine, Black Widow y el Captain America por Jim Lee le llamó tanto la atención y le generó tal emoción, que pasó de considerar a los cómics como un entretenimiento aceptable a dejarse llevar por la excitación de los noventas para llegar al punto de decidir que él quería trabajar de eso.

A los 16 años comenzó a presentar su porfolio a editores y tiempo después realizó su primer trabajo, en una antología titulada Love in Tights junto al guionista J. Torres. En toda esa etapa, asistió a convenciones en los Estados Unidos para mostrar su trabajo y conocer a editores, procurando mantener el contacto con ellos y de esta manera hacer que pudieran valorar su progreso como artista.

De todas esas, una pequeña convención en Michigan lo marcó profundamente, por dos razones. La primera fue que allí pudo conocer a Mike Wieringo, uno de sus dibujantes favoritos. Y la segunda, fue que allí conoció a Matt Hawkins, quien tiempo después llegaría a un alto cargo directivo en Top Cow y lo convocaría para dibujar en ese sello editorial, en donde se mantendría trabajando regularmente en varias colecciones.


El coordinador de la charla, Andrés Accorsi, decidió pasar de largo toda su etapa trabajando para Top Cow y centrarse en su primer trabajo importante para DC Comics: The Legion of Super-Heroes con Jim Shooter. De antemano, Manapul contó que sin ser un fan de la Legión, le parecía interesante trabajar con un guionista legendario como Shooter, del cual la gente tiene opiniones encontradas y quería formar su propia opinión. La cual, dicho sea de paso, no quiso compartir su opinión en este panel. No obstante, puede inferirse algo de ella considerando que afirmó que no logró componer un equipo con Shooter, ya que no aceptaba las propuestas que él le hacía procurando seguir trabajando al estilo de la vieja escuela, lo cual chocaba constantemente con la forma de trabajar de Manapul, propia de cómo le habían enseñado y formado. De esta manera, la tarea que se había propuesto como dibujante de hacer a la Legión más moderna, emocionante y accesible para el público general no pudo concretarse y su etapa en la serie fue breve.

Sin embargo, al conocer de cerca a la Legión le vio mucho potencial y realizó una propuesta para hacerse cargo de la serie, que acercó a los editores de cara al relanzamiento del Universo DC. Si bien su idea gustó, quedó en suspenso ya que en ese momento le ofrecieron hacerse cargo de The Flash. No se descarta que en algún futuro no tan lejano se concrete este proyecto, lo cual se suma a una declaración de Manapul en el otro panel que reservé para este artículo: esto es, que desea realizar un comic de aventuras al estilo de Tintín, para el cual se imagina a la Legión como protagonista.

Pero volviendo al devenir de su carrera, antes de llegar a ser el responsable del velocista escarlata el artista debió pasar por el trabajo que según sus propias palabras cambiaría su carrera. Hablamos de Adventure Comics, con Superboy como protagonista. Los editores se la ofrecieron a él, y él la aceptó indicando que le gustaría hacerla con Geoff Johns como guionista, lo que Didio aceptó pero a Johns no le convencía, en base a su paso anterior por la Legión.

Luego de conversar en varias oportunidades sobre el proyecto, el tema que trataría y la sensación que tendría el comic, pero sin entrar en la historia en concreto, Manapul decidió hacer una muestra de prueba. Contó entonces que inspirándose en las escenas de Smallville del Superman de Donner del cual es fan, con un estilo de arte propio de Norman Rockwell dibujó una doble página de Superboy, Ma Kent y Krypto en el atardecer campestre.

Entregó este dibujo a Johns indicándole que no sabía de que trataría el comic pero que la sensación sería más o menos como ese dibujo, a lo cual el guionista le respondió que era exactamente lo que buscaba para el comic. A partir de esa doble página, realizó una escena completa para entregarla como una muestra más elaborada a las oficinas de DC, de donde obtuvo también una muy buena respuesta, ya que le indicaron que desde entonces entintara su propio arte. Para su sorpresa (y para redondear la anécdota), cuando recibió el guión de Adventure Comics #1, descubrió que las primeras páginas del comic correspondían a sus páginas de muestra.


Las páginas que cambiaron su carrera

Aunque la intención era que su etapa en Adventure fuera prolongada, la dupla Johns-Manapul fue asignada para el lanzamiento de la nueva serie de The Flash, post-Rebirth y pre-Flashpoint. Recordó el dibujante que la decisión que tomó entonces fue difícil, porque se encontraba en la encrucijada de ser un fan de Flash y de considerar que artísticamente Adventure le sentaba mucho mejor. Optó por hacer realidad su sueño y desde entonces no paró de trabajar en el velocista, primero como dibujante y luego como co-guionista y dibujante. Confió sobre esto, que en realidad él nunca pidió ser el escritor de la serie sino que se lo ofrecieron y él aceptó el desafío por considerarlo una gran oportunidad.

De todos modos, no sintió el paso a ser escritor como un salto tan grande ya que afirmó que dibujar para él siempre fue su segundo trabajo, siendo el primero el de contar historias, aunque fuera de manera visual, consiguiendo que se entienda la historia, que sea clara, concisa y legible incluso en sus diseños de página más complejos.

Ante la pregunta sobre sus influencias para escribir, señala en primer lugar su propia infancia, evocando aquellos momentos como lector de cómics en que se le ocurrían historias para contar con sus personajes favoritos. Luego indica que estudió algo de narración cinematográfica para la forma de escribir los guiones, así como la televisiva para captar la narrativa episódica que se puede ver claramente en The Flash, en la que cada número tiene un principio y un final, aunque sea parte de una historia mayor.

Declarándose fan del All-Star Superman de Grant Morrison, cuenta que quiso captar en su Flash la esencia del personaje del mismo modo que lo que hizo el escocés en esa obra del Hombre de Acero. Para ello, recuerda que sólo conocía a Wally West por una cuestión generacional, por lo que se dedicó a leer los Showcase para conocer profundamente a Barry Allen. En esos tomos se encontró con historias ridículas y divertidas a la vez, que combinaban lo superheroico con la ciencia ficción, siendo esa la esencia que quiso capturar para su serie, con un alto nivel de acción y algo más realista.

Pero la palabra que más influyó fue la de su ex compañero de equipo, Geoff Johns: “escribe de lo que sepas”. Con eso en mente, abordó los temas de sus historias. Así, el primer arco de Flash trata de verse superado por las circunstancias y las responsabilidades, en base a lo que él mismo sentía por el peso de relanzarlo y de tener que escribir, dibujar, entintar y colorear algunas de las portadas. Esto, para refrescar la memoria de los que la leyeron y que sepan los que no, se ve en esa primera historia con un Flash que padece el no poder hacerlo todo a pesar de su súper velocidad, lo cual a su vez se refleja simbólicamente en el villano que si tiene esa habilidad.

De la misma manera, el arco argumental que se desarrollará en su segundo año (entre el #13 y el #17) tendrá como tema la vuelta al hogar, ya que Barry Allen no ha vuelto a su casa por mucho tiempo, al igual que los Rogues que están separados desde hace tiempo, que es exactamente lo que siente el autor, que confiesa que ha estado andando durante mucho tiempo, con muchas cosas sucediendo en su vida, que le hacen sentir que cuando vuelve a su casa nada es lo mismo. La identificación del autor con su historia la llevó al punto de emocionarse escribiendo uno de sus propios cómics, sintiendo en consecuencia que su historia ha llegado al nivel más alto, emocionalmente hablando. Por ello, no está seguro de seguir con la serie una vez que concluya con ese arco argumental.

Estas declaraciones llevaron a la pregunta lógica de si su Flash puede catalogarse como una obra plenamente autoral, a lo cual Manapul respondió que no lo es del todo, ya que hay cuestiones en las que actúan los editores, añadiendo que cuanto menos reconocimiento tiene el comic, más libertad tiene el autor. En su caso particular, comenta que en los primeros números puedo hacer todo lo que quiso, pero por ser una serie exitosa comercial y críticamente los editores posaron mayor atención en ella. A partir de allí, lo que al principio era para él pura creatividad y libertad se tornó, como siempre sucede y sucederá en los cómics corporativos, en una negociación entre autores y editores de lo que se puede hacer y lo que no. La palabra negociar es clave para él, porque al fin de cuentas los editores tienen que poder trabajar con el autor quien no puede cerrarse en su idea. De todos modos, aunque tenga esas indicaciones y precisamente fruto de esa negociación, siente que está contando su historia, porque esta nunca cambió sino que sólo se modifican pequeños detalles por obra de los editores.


Luego de eso se abrió el micrófono para las preguntas del público. La primera de ellas se refirió a su proceso de trabajo, como escritor y como dibujante. Sobre lo primero, contó que siempre empieza por el final y va hacia atrás, porque necesita saber a dónde va. Por el contrario, para dibujar comienza por el principio y sigue en orden sin saltear páginas, como hacen muchos dibujantes, porque a él le gusta sentir el ritmo de la narración. Y en el caso particular de Flash, donde escribe y dibuja, lo primero que hace es bocetar las páginas. A propósito de esto, citó un artista que lo influye en gran medida: Will Eisner, por ser uno de los primeros dibujantes que escribió guiones. Ni falta hacía que lo dijera, ya que se nota claramente en las páginas de los créditos de sus cómics, que Manapul realiza como declarado homenaje al autor y guiño para nosotros lectores.

La pregunta que siguió fue realizada por quien escribe esto, por lo que la transcribo casi literal:

– Teniendo en cuenta que no sabe si va a seguir en Flash, y hace tanto hincapié en la cuestión autoral, tiene pensado algún proyecto independiente, con sus personajes, creator owned

Ahora mismo los planes de Flash alcanzan hasta septiembre de 2013, pero no hay nada garantizado. Para contar una buena historia, hay que tener una meta que vaya más adelante que lo que estás desarrollando ahora, te permite dar una mejor dirección. Después de Flash sí me gustaría hacer algo propio, pero también quiero hacer Batman.

Luego, uno de los asistentes quiso saber sobre el nivel de colaboración que hay entre él y Brian Buccellato, quien figura como co-guionista en The Flash, a lo que contestó que nos sorprenderíamos si supiéramos cuánto del guión es obra de su compañero. La forma de trabajo de la dupla se basa en las conversaciones que mantienen entre los dos, en las que deciden de qué va a tratar el cómic y no tanto lo que va a pasar concretamente. A partir de allí, varía: a veces, él se sienta a realizar el diseño de las páginas y con eso, porque los editores exigen tener un guión, Brian toma sus bocetos y se sienta a redactar el guión formal para presentar; otras, Manapul no tiene tiempo de hacer todo el diseño y su compañero escribe entonces una sinopsis para presentar al editor; y otras, Francis realiza el guión mientras lo dibuja. Y aclara, para redondear la respuesta, que para mantener la honestidad de la colaboración, decidieron nunca contar qué se le ocurrió a cada uno; hay números en los que uno hizo mucho o todo, y otros en que es al revés, pero la dirección es la misma de uno u otro modo porque siempre trabajan en base a lo que hablan.


Muestra de una colaboración de cada vez mayor calidad

Siguiendo en el tema de la colaboración con Buccellato, lo que siguió fue una pregunta sobre el particular trabajo de coloreado que este realiza sobre los lápices y tintas de Manapul: Lo primero que contó fue que se ríen cuando le halagan las acuarelas digitales a Brian diciendo que parecen acuarelas reales, porque en efecto son acuarelas reales. Pero luego clarifica que no fue fácil llegar a ese punto, que tuvieron problemas en el comienzo de su trabajo conjunto porque con el coloreado el dibujo de Manapul se veía más chato, y debería ser exactamente al revés. Esto se daba porque Buccellato estaba acostumbrado a trabajar al estilo Image, con colores brillantes y estridentes. Para solucionarlo, en última instancia debieron volver a estudiar teoría del color, para separarse de los efectos por computadora, y en el caso de Francis para entender el trabajo de su compañero y orientarlo hacia lo que él deseaba. Hoy en día siente que este problema ya está saldado, y señaló como muestra de ello la portada del #14 de The Flash.

En la siguiente pregunta se retomó la cuestión de las imposiciones editoriales, consultando si había una lista de cosas que no podía hacer. La primera respuesta, medio en broma y medio en serio, fue que no se le permitía introducir a Wally West. Luego, más seriamente confió que una de las imposiciones editoriales fue que los Rogues debían tener poderes. El acuerdo al que llegaron, negociando como contó antes, fue que tendrían poderes si le dejaban contar la historia de cómo los obtuvieron (lo cual se verá en el Annual), porque él es fan de Flash y quiere que cuando se hacen cambios sea con algún sentido y justificación, y no porque sí.


Sketch de Batman del año 2006, ¿podrá hacerse realidad?

Para cerrar el panel, en ese mismo sentido de las trabas y limitaciones a nivel creativo, se le preguntó por qué querría escribir Batman que tendría muchas más limitaciones. Ante esta pregunta Manapul desarrolló una respuesta que va mucho más allá del “porque es Batman” que uno esperaría. Explicó que por la forma en que está dibujando y contando la historia de Flash, los editores sienten que está para hacer Superman, y de hecho él piensa que su Flash se siente más como Superman que el Superman de sus series. Entonces la razón por la que quiere hacer Batman radica en que lo tienen encasillado para hacer Superman, o esa clase de comics de superhéroes, y en que, además, la oscuridad de Batman lo motivará a buscar nuevas formas y trucos nuevos para sus dibujos. La razón para hacer Batman, por ende, está en una búsqueda artística, en un desafío. Si él fuera su editor, se intentaría convencer para hacer Superman, pero pensando como dibujante, lo que más quiere es dibujar Batman.

Y sin dudas fue una buena manera de concluir la charla, ya que es una clara muestra de la clase de artista y de persona que es Francis Manapul.

13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Johnnnhnhnhn
Johnnnhnhnhn
Lector
22 agosto, 2012 4:44

Muy interesante, gracias por compartirlo

Jordi Molinari
Lector
22 agosto, 2012 8:27

Fantástico artículo Mariano 😉

Y se que Daniel me va a matar cuando lo lea, pero es que entre que ayer me leí Aquaman: El Hundimiento de San Diego y esto, que manden a Francis Manapul a Batman and Robin y a Patrick Gleason de regreso a Aquaman (hay rumores que Ivan Reis se pirará a Justice League). Aunque Manapul a Aquaman por mi sería una compra obligada igualmente 🙂

Raúl López
Admin
22 agosto, 2012 9:05

Levantarse por la mañana y poder disfrutar de un texto así no tiene precio Mariano, enhorabuena!!

Reverend Dust
Lector
22 agosto, 2012 9:32

Como sigas así, MARIANO, el título del festival va a ser el sonido de los aplausos que emitamos… ¡Enhorabuena!

billyboy
billyboy
Lector
22 agosto, 2012 13:02

 Manapul en Aquaman seria tambien espectacular.

Algun dia alguien dira una pregunta y no sera el “donde esta Wally West?” sino “porque no quieren de vuelta a Wally West?”.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
22 agosto, 2012 13:09

Genial artículo, Mariano.

billyboy
billyboy
Lector
22 agosto, 2012 14:45

 Hombre lo de legion a lo tintin……creo que es mas o menos una de las ideas de legion lost,que recorren el mundo para intentar volver por algun medio al futuro.

Toni Boix
22 agosto, 2012 15:24

 Un contenido excelente, Mariano. Seguro que me será muy útil 🙂

Cerock
Cerock
Lector
22 agosto, 2012 16:49

 Un dibujante exelente, pero como guionista deja que desear, hasta el momento su serie de Flash es bastante aburrida, si no fuera por los dibujos la serie no llamaría la atención.

Kazuya_Mishima
Kazuya_Mishima
Lector
22 agosto, 2012 22:25

Buenas noches a todos, antes de nada aprovecho para presentarme, ya que acabo de registrarme, aunque llevo bastante tiempo leyendoos.
Queria felicitar al señor Abrach por tan magnifico trabajo, motivo por el que por fin decidi escribir en el foro, no solo leer.
Manapul es uno de mis autores favoritos, considero que se desenvuelve mas que bien como artista completo. No resulta innovador en sus guiones, pero si son entretenidos y perfectamente narrados en conjuncion con el excelente dibujo.
Por mi podia quedarse una larga temporada en Flash, y aunque igualmente lo disfrutaria en Batman, yo soy mas del velocista.
Un saludo!