Coleccionable Ultimate 83 – The Ultimates 9: Dos Ciudades, Dos Mundos

Por
4
573
 
DosCiudadesDosMundos

Edición original: Ultimate Comics. Ultimates 7-12 USA
Edición nacional/ España: Panini Comics
Guión: Jonathan Hickman, Sam Humphries
Dibujo: Esad Ribic, Luke Ross, Jackson Guice, Leonard Kirk, Patrick Zircher, Ron Garney
Color: Dean White, Matthew Wilson, Matt Milla, Jesus Aburtov
Formato: Libro en tapa dura, 128 páginas
Precio: 9,99€

 

Reed Richards siempre fue uno de los personajes más queridos para los lectores de la Casa de las Ideas, y la reinvención de Mister Fantástico como villano en el Universo Ultimate fue una de las más escalofriantes evoluciones que se pudieron leer en su momento. Jonathan Hickman retomó la trama donde la dejó Brian Michael Bendis en El Misterio del Enemigo Definitivo y El Nuevo Doctor Muerte (Coleccionable Ultimate números 59 y 60) y continuó con las ambiciones de Richards, ahora convertido en el Creador de la ciudad de los Hijos del Mañana, que puso en jaque a S.H.I.E.L.D. en el anterior tomo de los Ultimates. Pero Nick Furia no suele ser un tipo que se conforme con ser derrotado, y es aquí donde entra en juego la Nueva República de Tian, gobernada por los gemelos Xorn y Zorn, líderes de Eternos y Celestiales.

Las versiones originales de Eternos y Celestiales fueron creados por la prolífica mente de Jack Kirby, el Rey, presentados en The Eternals #1 en el lejano mes de julio de 1976, y cuyo origen y primeras andaduras han sido recopiladas por Panini en el imprescindible Marvel Limited Edition: Los Eternos de Jack Kirby. Los Celestiales son una raza alienígena cuya procedencia se desconoce y que han visitado la Tierra en cuatro ocasiones, siendo la primera de ellas cuando manipularon el ADN de los homínidos que habitaban el planeta para acabar creando dos nuevas subespecies: Eternos y Desviantes. Así pues, los Eternos evolucionaron gracias a estas manipulaciones para acabar siendo considerados por la naciente raza humana como dioses, incluso confundiendo sus nombres cuando los llevaron a sus mitologías. De ellos se pueden encontrar pistas, según la narración de Jack Kirby, en diferentes localizaciones y personajes enigmáticos del pasado, como por ejemplo el continente perdido de Lemuria, el Triángulo de las Bermudas, la mitología del Imperio Inca, Merlín, Circe, Hércules, Mercurio o William Shakespeare.

Miembros de los Eternos y los Celestiales
Miembros de los Eternos y los Celestiales

Pero Hickman toma simplemente los nombres de estas dos razas extraterrestres para aplicarlas a los habitantes de las dos ciudades flotantes que ya pudimos conocer en el anterior volumen, en la miniserie protagonizada por Ojo de Halcón y dibujada por Rafa Sandoval. Mezcla de manera magistral la existencia de estos conceptos con la carrera armamentística metahumana que se vive en el Universo Ultimate desde la creación del supersoldado y de los mutantes y añade a la fórmula un controvertido personaje de la época de Grant Morrison en Nuevos X-Men, que después se vería reinterpretado por Chuck Austen y, finalmente, se le daría un giro inesperado con los guiones de Brian Michael Bendis, cuando decidió masacrar a Alpha Flight en el primer volumen de Nuevos Vengadores. Nos referimos por supuesto a Xorn y a su hermano, que aquí se llama Zorn.

En el universo tradicional, Kuan-Yin y Shen Xorn fueron dos gemelos mutantes que desarrollaron poderes similares y que fueron recluidos por el gobierno de China por el peligro que entrañaban. Kuan-Yin fue el primero en ser liberado por la Patrulla-X, y tenía una estrella en miniatura alojada en su cerebro, igual que Shen que portaba un agujero negro en el suyo. Ambos llevaban un casco para albergar semejante poder, y cuando Kuan-Yin se lo retiró en un movimiento contra el Instituto Xavier, se hizo pasar por Magneto para acabar con el Profesor-X y su sueño, aunque la idea original de Morrison fuera que Erik Lehnserr hubiera sido el verdadero Xorn, Austen y Bendis rehicieron la historia con la complicidad de Chris Claremont en Excalibur. Así nació Shen Xorn, liberado por el equipo dirigido por Kaos en una misión que le costó la visión a Gambito en una lucha contra los Ocho Inmortales, y posteriormente surgiría Michael Pointer, un hombre que reuniría las energías de los mutantes que perdieron sus poderes tras el Día-M, entre los que estaba la conciencia de Shen Xorn. El destino de estas energías fue el Sol, tras un combate con los Nuevos Vengadores en el que el Vigía realizó la maniobra final.

La trayectoria de los hermanos Kuan-Yin y Shen-Yin, Xorn y Zorn, es mucho más simple en el Universo Ultimate, nada que ver con el lioso concepto que surgió en la Casa de las Ideas tras trastocar la idea origina de Morrison. Los gemelos forman parte del experimento que la República del Sudeste Asiático realiza para crear su propia supergente, un grupo al que denominan El Pueblo. Sin embargo, estos gemelos desarrollaron un gran poder y se alzaron como los líderes de su gente, y habitaron dos ciudades flotantes que representaron sus formas de encarar su destino: Xorn lideraría a los pacíficos Celestiales, mientras que Zorn se encargaría de dirigir a los Eternos.

Impresionante escena realizada por Esad Ribic
Impresionante escena realizada por Esad Ribic

Con todas las piezas en posición, Hickman y su colaborador Sam Humphries se encargan de enfrentar a las nuevas civilizaciones surgidas de los experimentos del hombre, utilizando a los habitantes de las ciudades flotantes de Tian como respuesta a Reed Richards y sus Hijos del Mañana. Sin embargo, Richards seguirá teniendo la voz cantante en este arco argumental, dado que es el máximo protagonista de poner contra las cuerdas a los Estados Unidos y todo lo que representan. Son las últimas historias de Hickman, que colabora con su futuro sustituto para que la historia sea más fluida a partir de este punto, pero lo que está por venir con el regreso de uno de los Ultimates del exilio es algo que se verá en el siguiente tomo.

El apartado gráfico en esta ocasión corre a cargo de varios autores. Esad Ribic continúa, y su labor a la hora de introducir al Hijo del Mañana que no tenía nombre hasta que fue necesitado es una de las mejores narraciones gráficas del Coleccionable Ultimate, aunque sean unas pocas escenas. Junto a él contamos con Luke Ross, Jackson Guice, Leonard Kirk, Patrick Zircher y Ron Garney, un reparto tan amplio que hace que la historia modifique su apariencia cada pocas páginas, haciéndola poco homogénea y desconcertante en muchas ocasiones. Este es el mayor problema de un tomo que cierra magistralmente un arco argumental increíble e inesperado.

Una conversación entre la Ciudad y un invitado sorpresa
Una conversación entre la Ciudad y un invitado sorpresa

Dos Ciudades, Dos Mundos funciona como tomo que cierra la gran historia de Jonathan Hickman en el Universo Ultimate, dando además un giro a todos los personajes que forman parte de los Ultimates y que ya sufrieron lo suyo en el segundo volumen de su colección a manos de Mark Millar y Bryan Hitch. Quizás sea de los tomos más delgados respecto a otros del Coleccionable Ultimate, pero el precio es más que justo si nos ceñimos a la calidad de la historia que se encuentra en sus páginas. El enfrentamiento final con Reed Richards y sus Hijos del Mañana, incluyendo a las versiones definitivas de Eternos y Celestiales consiguen dar una sensación de globalidad de las acciones de los Ultimates que no habíamos sentido hasta ahora, sobre todo gracias a la intervención de las ciudades flotantes en Tian. Sólo lamentamos que sean los últimos números de Jonathan Hickman a cargo de los Ultimates.

  Edición original: Ultimate Comics. Ultimates 7-12 USA Edición nacional/ España: Panini Comics Guión: Jonathan Hickman, Sam Humphries Dibujo: Esad Ribic, Luke Ross, Jackson Guice, Leonard Kirk, Patrick Zircher, Ron Garney Color: Dean White, Matthew Wilson, Matt Milla, Jesus Aburtov Formato: Libro en tapa dura, 128 páginas Precio: 9,99€  …
Guión - 9
Dibujo - 7
Interés - 7

7.7

Vosotros puntuáis: 9.5 ( 2 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
JH
JH
Lector
5 agosto, 2015 9:23

Para mí Hickman es el guionista actual más sobrevalorado. En Marvel han cometido el error de darle las riendas de los Vengatas (que es el grupo que más series acumula y cuyas acciones son más importantes desde que Bendis les puso en el epicentro marvelita). Creo que sólo me gustan sus Proyectos Manhattan que es donde lleva una estructura narrativa nada pretenciosa sustentada en un muy buen guión. Está claro que Secret Wars tiene momentos positivos, pero no entiendo que Hickman acumule legiones de seguidores en los foros y Bendis o JRJR sean ninguneados hasta la saciedad. Hay dos que son historia viva de los cómics y el otro practicamente ha divagado con argumentos y personajes pretenciosos y surrealistas en el universo vengador. Borrarán o ignoraran todo lo que ha hecho este tío en Marvel, sólo se quedarán con algunos de sus personajes de Secret Warriors.

JH
JH
Lector
En respuesta a  Miguel de Andres
6 agosto, 2015 9:40

Tienen sus momentos. Pero algunos autores son leyendas vivas de la historia del cómic y otros no. Bendis, con su etapa en los Vengatas, Ultimate Spiderman, Powers, Alias, su etapa en Daredevil, … cuatro premios Eisner, otras cuatro nominaciones…

JRJR es, simplemente, uno de los mejores dibujantes del cómic superheroico, con etapas en Daredevil, Iron Man y Spiderman que dejaron huella a los lectores de cómics que disfrutaron de ellas. Si hablas de JRJR y no mencionas esto y te ciñes a su última etapa en los Vengatas (haciendo dos numeritos al mes en muchas ocasiones, para diferentes series) no tiene sentido porque o falta conocimiento o falta información.

Intentar defender a Hickman sin mencionar los Proyectos Manhattan es un error bastante grave. No puedes comparar a un mindundi como Hickman con Bendis o JRJR, por ejemplo. Pero hay mucho lector de cómics que tiene una visión muy pequeña de este mundillo y piensa que eso no es una salvajada.

Edenac
Edenac
Lector
5 agosto, 2015 23:17

Pensaba que era el único que creía lo sobrevalorado de este autor y su paso por Vengadores. Entre cosas que no me gustan que (pueden ser más) se me viene a la mente:

Solo dos Aleph destruyendo mundos y luego vemos a ojo de alcon y la viuda negra peleando contra ellos

Pensé Ex-Nihilo iba a dar más en infinito pero Hickman lo pone a procrastinar con sus hermanos. Para aparecer mucho pero mucho después para ponerle misterio a un volado de moneda y cuando el autor cree que es necesario que diga algo que nadie entiende.

Tanto, tanto, pero tanto odio que se tienen Namor y Tchala me late que terminara con ellos enamorados y con vaselina en cantidades industriales.

Si el objetivo de los Constructores era la tierra ¿Por qué no ir a la tierra en vez de buscar tropel a medio universo?

El capitán América encumbrado como el mejor estratega de tooodo el universo siendo consiente del poco tiempo que le queda al mundo lo vemos enfrascado en la cacería absurda de sus amigos, que a su vez se lo bailan como les da la gana y le muestran que tiene el coeficiente intelectual de una hormiga

La cantidad de personajes super super poderosos que ya no se sabe qué hacer con ellos.