Colección Extra Superhéroes 53. Aniquilación: Conquista.

Dan Abnnet, Andy Lanning y Tom Raney entre otros, recogen el testigo cósmico de Marvel y terminan de sentar las bases de la renovación de los Guardianes de la Galaxia.

Por
1
2072
 

Edición original:nnihilation Conquest Prologue, Quasar 1-4, Star-Lord 1-4, Wraith 1-4 y Annihilation Conquest 1-6
Edición nacional/ España:Panini Comics
Guión:Christos Gage, Stuart Moore, Keith Giffen, Dan Abnett, Andy Lanning, Javier Grillo – Marxuach
Dibujo:Mike Perkins, Mike Lilly, Timothy Green II, Kyle Hotz, Tom Raney, Wellington Alves
Entintado:Mike Perkins, Bob Almond, Scott Hannah, Víctor Olazaba, Kyle Hotz,
Color:Guru eFX, Stephane Peru, Nathan Fairbairn, Gina Going, Frank D’Armata
Formato:Tomo. 504 páginas.
Precio:25 €

 

Corría el año 2007, y en Marvel habían aprendido una impotante lección: Lo cósmico, molaba. Había toda una parcela galáctica para esplorar extramuros del Planeta Tierra y si se trataba con los mismos toques de modernidad que tenían los “eventos terrícolas” el éxito estaba asegurado, siendo Aniquilación la prueba más evidente de ello.
Por esto, el siguiente gran evento cósmico no tardó en llegar e incluso repetiría título: Aniquilación Conquista estaba aquí, y repetiría la misma estructura de Aniquilación, siempre con el fin de atraer nuevos lectores al cosmos marvelita.
Así, los ingredientes eran idénticos. Un gran mal se avencinaba sobre toda la galaxia, y unos pocos héroes con mucho tesón pero poca capacidad tenían que enfrentarla y parala si no querían que el Universo entero los convirtiera en esclavos.

Esta vez, la amenaza en cuestión no eran los bichos de Anihilus (que aparecen en la serie principal a modo de guiño, dado el carácter continuista del evento), sino un enemigo que los Nuevos Mutantes enfrentaron en los años 90: La Falange. La Falange es una raza tecnoorgánica con muy mala uva cuyo único fin no era otro que “asimimilar” al resto de las razas del universo, para dotar al cosmos de orden y uniformidad. Claro está, la asimilación nunca es voluntaria y con uniformidad la Falange se refería a esclavizar a todo morador del espacio.

En este caso, Marvel no tenía ninguna duda en que debían ser Dan Abnett y Andy Lanning los responsables de encargarse del evento, y es que se habían probado más que válidos al guionizar la serie limitada de Nova dentro del evento de Aniquilación, y además se encargaba de la nueva serie regular del personaje, que incluso tenía un tie-in con Conquista y que reseñamos la semana pasada.
De esta forma, el magnífico dúo, que tiene esa chispa marvel consistente en intercalar lo cómico y lo trágico sin que ni lo uno ni lo otro desentone, compusieron una oda cósmica compuesta por un prólogo y seis números en los que entre otras cosas, terminaron de presentar a los futuros componentes de los nuevos Guardianes de la Galaxia que faltaban por aparecer. Así, si en Aniquilación habíamos visto a Drax, Gamora y Star Lord, que por supuesto también aparecerían en este evento con mayor o menor protagonismo, esta vez le llegaba el turno a Mantis, a.k.a., la Madonna Celestial, Groot, Mapache Cohete y Bicho.

En este caso, las series limitadas que acompañan al evento tienen mucha más importancia que en el caso de Aniquilación, y es que si en el primer gran evento cósmico de aquel momento no resultaba necesario leérselas para comprender lo que ocurría en la serie madre, en Conquista uno se pierde mucho más si no lee todas estas series. Por suerte, este Tomo de la Colección Extra Superhéroes incluye todas estas series, lo que pese a la mala calidad del formato es de agradecer, pues por 25€ nos hacemos con la totalidad del evento (a excepción de los números de Nova reseñados la semana pasada que entroncan con él y que son igual de importantes o más que el resto de las series, pero que Panini publica en otro tomo de Extra Superhéroes para incluir todo un año de la nueva colección del personaje).

Así, si comenzamos por la mini serie de Quasar, ésta es de suma importancia pues nos narra la búsqueda por parte de Phyla-Vel (convertida en la nueva Quasar al final de Aniquilación) y Dragón Lunar (Heather Douglas, la hija de Drax) del salvador de la raza Kree, cuyos territorios son los primeros en ser ocupados brutalmente por la Falange. Lo destacable de esta serie además de su argumento trepidante y de que se consigue que incluso enemigos trasnochados como el Super Adaptoide resulten creíbles, es que estamos no ante la primera pareja homosexual de Marvel pero sí ante una de las más destacables. Y es que, el amor entre Quasar y Dragón Lunar es uno de los más bonitos y verdaderos que podemos leer en un cómic de superhéroes, siendo lo único que da fuerza a ambos personajes para seguir adelante. Hoy en día, en series como Ángela, la homosexualidad se trata con más naturalidad, lo que es de agradecer, pero aunque parezca que fue ayer, hace diez años, supuso todo un riesgo para la editorial que dos protagonistas clave del evento fueran mujeres y pareja.

Por otro lado, la serie de Fantasma, puede definirse como curiosa. Nos presenta a un personaje de nuevo cuño (el único en todo el evento, que prefiere rescatar a personajes olvidados hacía tiempo por la editorial) y gran poder que persiguiendo sus propios demonios personales acaba por resultar crucial en la lucha contra el enemigo que representa la Falange. Fantasma es sin duda una serie muy original que recomiendo a cualquiera.

La última de las mini series que circundan al evento es la de Star Lord, que sin duda es la más divertida de las tres. Y es que, como si de una versión cósmica de Los Doce en el Patíbulo se tratara (llegando el personaje a bromear con ello) los Kree (raza principalmente afectada por el ataque de la Falange) encomiendan a Star Lord que reúna un grupo de criminales inadaptados y dañe la tecnología de la Falange. Si triunfan, el Imperio as Kree conseguirá avanzar muchas posiciones frente al enemigo y si pierden… son sólo criminales, así que estamos ante un total y absoluto Win-Win.

En cuanto a la serie principal no quiero comentar mucho más de ella para no caer en el spoiler, pero desde luego os recomiendo que la leais pues además de estar ante uno de los eventos cósmicos más importantes del Universo Marvel, es tremendamente divertida, siendo curioso que si en el anterior evento la Galaxia se enfrentaba a la destrucción más absoluta, en Conquista sea precisamente la preservación de la vida la directriz principal de la Falange, siempre y cuando esa vida sea asimilada y conforme a los designios de la tecnoraza, por supuesto.

En cuanto al dibujo de Tom Raney, si nos ceñimos a la serie principal claro está, resulta algo mejor que el Andrea Di Vito en Aniquilación, siendo más realista que éste, y manteniendo las cuotas de originalidad que todo evento cósmico necesita, estando especialmente bien diseñados los miembros de La Falange
De esta forma, no os lo penséis ni un solo segundo, y si os gustó Aniquilación, leed Conquista que tiene todo lo bueno del anterior evento, y llega a ser incluso mejor que éste.

  Edición original:nnihilation Conquest Prologue, Quasar 1-4, Star-Lord 1-4, Wraith 1-4 y Annihilation Conquest 1-6 Edición nacional/ España:Panini Comics Guión:Christos Gage, Stuart Moore, Keith Giffen, Dan Abnett, Andy Lanning, Javier Grillo - Marxuach Dibujo:Mike Perkins, Mike Lilly, Timothy Green II, Kyle Hotz, Tom Raney, Wellington Alves Entintado:Mike Perkins, Bob Almond,…
Guión - 9
Dibujo - 8
Interés - 10

9

Robótico

Dan Abnnet, Andy Lanning y Tom Raney entre otros, recogen el testigo cósmico de Marvel y terminan de sentar las bases de la renovación de los Guardianes de la Galaxia.

Vosotros puntuáis: 8.3 ( 6 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro Ugartondo
Autor
21 agosto, 2017 17:18

Lo releí hace poco y es una gozada entretenida y divertida. La serie principal está muy bien y me encanta la elección del villano detrás de todo. Lo mejor, la mini de Star lord donde se sientan los cimientos de los Guardianes de la Galaxia y donde se vuelve a evidenciar la importancia de Keith Giffen en esta edad dorada de las series cósmicas Marvel