Código Oráculo

Bárbara Gordon s enfrenta a su mayor reto personal cuando la vida la pone en una silla de ruedas.

Por
0
904

Edición original: The Oracle Code USA (DC Comics, 1978 – 1979)
Edición nacional/España: Código Oráculo (Editorial Hidra, 2021)
Guion: Marieke Nijkamp.
Dibujo: Manuel Preitano.
Entintado: Manuel Preitano
Color: Jordie Bellarie, Manuel Preitano.
Traducción: Raúl Sastre.
Formato: Rústica. 200 páginas. 14,95€

Escalando dificultades

La vida nos pone a prueba de manera constante. No hay tregua. Cada día los retos nos azotan con virulencia. Los hay de muchos tipos: sociales, culturales, laborales, formativos, médicos… Así es la vida. Una sucesión de obstáculos que se han de superar. Muros que parecen tener la altura precisa en cada momento para que podamos hacerles frente con ciertas garantías. Sin embargo, en ocasiones, esos muros son mucho más altos de lo que deberían ser. Muros que nos obligan a tener que asumir más de lo que tal vez estamos dispuestos a asumir. Muros que nos desafían. Muros que pueden llegar a aplastarnos. Muros como el que se encuentra Bárbara Gordon en su vida cuando una bala la deja postrada en una silla de ruedas y emprende el duro camino de la aceptación y la superación por volver a retomar el control de su vida.

Con la llegada de esta nueva novela gráfica para jóvenes adultos, según la catalogación de DC/Hidra, llega al mercado un trabajo realmente interesante para el lector y lectora al que va dirigido. Su guionista, Marieke Mijkamp, construye un relato cercano, emocional y sincero sobre el drama personal que emprende Bárbara en esta nueva etapa de su vida. Una etapa que viene marcada por la aceptación y la superación de una situación que la supera en sus primeras etapas y que hace que se recluya en su interior.

La escritora realiza un certero acercamiento a la figura de Bárbara, construyendo a una adolescente creíble, dominada por la ira, aplastada por la frustración, que cree estar mejor si deja de socializar. Su Bárbara es terca, es pasional, es dura, es tierna, es fuerte, es luchadora. Resulta complicado no dejarse llevar por el retrato tridimensional que hace de la protagonista y de los secundarios, adecuadamente dimensionados para el lector objetivo de esta lectura.

Para aumentar el interés por la historia se añade un componente adicional, un misterio, un puzle con el que poder aderezar la trama y que sirva de catalizador para la transición emocional y personal que debe tener Bárbara. En la institución en la que Bárbara es ingresada para recomponerse y aprender a vivir su nueva situación, comienzan a desaparecer otros pacientes. Su instinto la empuja a investigar, adentrándose en una trama en la que el valor de la amistad será clave para poder hacer frente a esta situación.

Con estos dos componentes en el crisol, Mijkamp, elabora el coctel adecuado, sin caer en sentimentalismos banales, ni en frivolidades, ni en juicios ligeros. Un relato dinámico e intenso que se centra en cocer mensajes de enorme calado para el lector y lectora, que de forma inevitable puede verse reflejado o reflejada en Bárbara muchos aspectos de su propia vida. La situación de invalidez se trata con respeto, manifestando abiertamente las trabas físicas y emocionales a las que se debe hacer frente la protagonista. No se trata de entrar en detalles sórdidos, sino en poner los cimientos básicos con los que interpelar al lector o lectora y hacerle plantearse sus propias vivencias personales.

A la hora de crear la atmósfera adecuada, jugar con los distintos personajes y dar vida a cada uno d ellos, el cómic cuenta con los lápices de Manuel Preitano, dibujante que ha trabajado en los sellos Zenescope y Glass House Graphics, así como el sello de DC Comics que nos atañe. Dibujante de trazo limpio, estilo sencillo, que no simple, con una gran capacidad para mostrar el lenguaje no verbal de los personajes, hace un trabajo brillante por el tratamiento que hace de la historia, construyendo el escenario adecuado para cada momento. Conjuga a la perfección las necesidades de la trama y explota a la perfección la página para proyectar de manera mu visual las emociones que serpentean en la cae zade su protagonista. No hay experimentación radical, sino una puesta en escena adecuada y bien dimensionada.

En resumen, estamos frente a una de las grandes joyas que nos ha dejado este sello en España de la mano de Hidra. Trabajos como Harley Quinn: Cristales rotos, Superman contra el Klan y Código Oráculo, bien podrían erigirse como la trinidad básica de lo publicado hasta ahora. Obras reivindicadoras, integradoras, valientes, pero sin proyectar moralina barata. Obras para abrir la mente y empezar a plantearse preguntas, a construir un pensamiento más crítico. Obras para crecer. Obras para regalar a la menor ocasión a todo aquel posible nuevo lector o no, que desee descubrir el maravillo mundo que se esconde en el interior de estos trabajos. Código Oráculo es todo cuanto necesita ser como obra y lo deja patente en cada una de sus páginas.

Lo mejor

• Lo elegante de la propuesta.
• La tridimensionalidad de su protagonista.
• Un dibujo ligero pero tremendamente eficaz. .

Lo peor

• Puede resultar un tratamiento algo superficial del tema para lectores más adultos.

Edición original: The Oracle Code USA (DC Comics, 1978 - 1979) Edición nacional/España: Código Oráculo (Editorial Hidra, 2021) Guion: Marieke Nijkamp. Dibujo: Manuel Preitano. Entintado: Manuel Preitano Color: Jordie Bellarie, Manuel Preitano. Traducción: Raúl Sastre. Formato: Rústica. 200 páginas. 14,95€ Escalando dificultades La vida nos pone a prueba de manera…
Guion - 8
Dibujo - 8
Interés - 9

8.3

Indispensable.

Un trabajo potente, con una caracterización elegante y honesta de unos personajes que se sientes creíbles y cercanos. Una obra que invita a la reflexión y a la aceptación de nuestra propia fragilidad y la enorme capacidad para tomar la riendas de nuestras vidas. Un producto puro sin dobleces que destila talento.

Vosotros puntuáis: 8.82 ( 5 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments