Cíborg: el hombre dentro de la máquina

Reseña del primer tomo de la serie regular de Cíborg, con David F. Walker en los guiones y el sensacional Ivan Reis a los lápices, ayudado por Eduardo Pansica y Felipe Watanabe

Por
5
2386
 
Cíborg_1

Edición original: Cyborg núms. 1 a 6
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: David F. Walker
Dibujo: Eduardo Pansica, Felipe Watanabe, Ivan Reis
Entintado: Joe Prado, Albert Oclair, Júlio Ferreira, Cliff Richards, Andy Owens, Juan Castro, Scott Hanna, Wayne Faucher, Ray McCarthy
Color: Adriano Lucas, Pete Pantazis
Formato: Rústica, 144 págs
Precio: 13,95 €

 

Es un momento importante para los fans de Cíborg, puesto que hoy os traemos la reseña de su colección regular, la primera y única del personaje en su historia, que fue lanzada en la nueva hornada de series de DC You, y que nos llega ahora a España de la mano de ECC Ediciones. ¿Estará a la altura de la importancia del personaje? Durante esta reseña lo veremos.

Para quien no conozcáis mucho al personaje, y queráis introduciros en él con esta serie, no es necesario saber prácticamente nada de él, puesto que no se ha profundizado demasiado en el personaje en el universo DC actual, a pesar de su capital importancia, y por lo tanto, podéis empezar a leer por aquí sin problemas. Sin embargo, voy a detallar su digámoslo así “origen secreto”, para que entendáis cómo y por qué Víctor Stone se transformó en un superhéroe y decidió dedicar su vida a esta peculiar y valiente “profesión”.

El pasado de Víctor Stone es, como suele ser habitual en los superhéroes, traumático y complicado. En New Earth, es decir, el universo pre-flashpoint, Víctor era un joven atleta prometedor, con una relación distante con sus padres, prestigiosos científicos que trabajaban en los famosos laboratorios S.T.A.R, que provocó una infancia complicada y unas amistades peligrosas que les estaban llevando por mal camino. Todo esto da un brusco giro en una visita de Víctor a sus padres, en donde ocurre un desgraciado accidente científico en el que un monstruo informe emerge de un portal, asesina a la madre de Víctor y hiere a éste quedando horriblemente mutilado. Su padre reconstruye su cuerpo con miembros protésicos mecánicos, y el resultado es lo que hoy en día conocemos como Cíborg. A partir de entonces, desarrolló toda su carrera superheroica en los Nuevos Titanes de Marv Wolfman y George Pérez, quiénes son dicho sea de paso, los creadores del personaje.

Su origen en los “Nuevos 52”, que es al final lo más relevante para entender al personaje actual, es bastante similar al de su encarnación anterior. Una de las diferencias es que el accidente que transforma a Víctor ocurre durante la invasión de Darkseid en el arco “Origen” de la Liga de la Justicia de Johns, por mediación de una “Fatherbox” que hiere mortalmente al personaje, y que le dará una importante conexión con Apokolips y Darkseid. Algo que por cierto justifica su incursión como miembro de pleno derecho en la Liga de la Justicia, reemplazando al actualmente olvidado Detective Marciano. A partir de entonces, Cíborg se convertirá en el típico “chico informático”, que resuelve las papeletas y facilita la información y los datos al grupo cuando tiene que hacerlo, a merced muchas veces de la necesidad del guión, lo cual muchas veces ha podido parecer un personaje “bisagra”. Tiene una especial relación con Batman, puesto que es quien más unido está a él en términos “laborales”, es decir, es el hombre murciélago sobre todo quien más información le pide para elaborar los planes de la Liga de la Justicia, y quien mejor explota y aprovecha sus habilidades en el grupo superheroico. Destaca también una buena amistad con Shazam, cuando éste se une al grupo, siendo sobre todo la juventud de ambos el nexo que los une.

Un nuevo renacimiento de Cíborg
Un nuevo renacimiento de Cíborg

Pero basta de “orígenes secretos”, y analicemos adecuadamente lo que nos ofrece esta colección y lo que aporta a la mitología, desarrollo e historia del personaje. Al abrir el tomo nos encontraremos de primeras con un “Sneak Peek” en el que se nos explica el “renacimiento” de este personaje, que será atacado por unos misteriosos soldados alienígenas y prácticamente asesinado, para renacer poco después con poderes nuevos, activando un nuevo sistema operativo bastante chulo y sorprendente, todo hay que decirlo. Y esto no es spoiler, es lo que ocurre en las primeras 4 o 5 páginas, lo interesante y la trama de verdad viene después, en los seis primeros números que conforman el primer arco, muy similar estructura argumental a aquel “origen” de la Liga de la Justicia de Johns, y que curiosamente también sirvió de presentación para Cíborg.

Si bien esta colección lo tiene todo: nuevos poderes, villanos acorde a la mitología del personaje, realidades alternativas, relaciones realistas con personajes secundarios bien desarrollados, batalles frenéticas, apariciones estelares interesantes, etcétera, lo cierto es que le falta algo para convertirla en una serie brillante y sobresaliente. Quizás sean los guiones de David F. Walker, a los que le falta un poco de chispa, sobre todo para desarrollar a unos villanos muy anodinos e “insectoides”, no solo por su forma, si no por su simplona psicología. Sin embargo, para un primer arco introductorio, lo cierto es que está bastante bien, y supone una lectura muy entretenida e interesante.

En la parte artística tenemos al magnánimo Ivan Reis, complementado por las tintas del siempre genial Joe Prado, y ayudado también por Felipe Watanabe y Eduardo Pansica cuando al señor Reis no le daba tiempo a terminar el número, lo cual por cierto, se nota bastante. Aún con todo el resultado es bastante bueno. Una pena que solo dibuje el primer arco y después se marche de la colección, una práctica habitual en el artista. Será sustituido por su “ayudante” Watanabe y Oclair Albert. David F. Walker también abandona la colección en el número 10, dejando los dos últimos antes de “Rebirth” en manos del padre de la criatura: Marv Wolfman, quien esperemos que cierre la colección de forma decente para el personaje. Son precisamente estos vaivenes lo último que necesita un personaje denostado como Cíborg, pero bueno, esperemos que a pesar de todo vayan bien las cosas para él.

El nuevo y extraño villano al que nuestro hombre-máquina favorito debe hacer frente
El nuevo y extraño villano al que nuestro hombre-máquina favorito debe hacer frente

Sobre el futuro de esta serie tras “Rebirth”, podemos decir que tendrá un nuevo equipo formado por John Semper como escritor y Will Conrad y Paul Pelletier en el dibujo. La serie por las informaciones que tenemos, se centrará en motivos e ideas trascendentales y metafísicas, seguramente muy en la línea de la filosofía transhumanista, y que puede aportar una profundidad interesantísima al personaje, si es cierto que al final van a ir en esa línea.

Hemos de señalar además, que este personaje tendrá su propia adaptación cinematográfica, prevista para Noviembre de 2020, si nada cambia en el Universo Cinematográfico de DC, y estará interpretado por el actor Ray Fisher. Esta película sería posterior a las de la “Liga de la Justicia”, previstas para 2017 y 2019, en las que Cíborg ya es miembro partícipe del grupo. El origen del personaje se nos ha contado de soslayo y muy brevemente en un clip de vídeo durante “Batman v Superman: El amanecer de la justicia”, y que por cierto, es bastante similar al del personaje de los Nuevos 52.

Por todo esto: colección regular que tendrá continuidad tras “Rebirth”, un destacable papel en el UCDC, y una película propia, podemos decir que DC quiere darle importancia a Cíborg y que tiene grandes planes para él. En la colección que de esta reseña se ocupa, se atisban ciertos matices de estos planes a largo plazo, aunque aún le falta un guionista de altura, y con ello me refiero a un gran nombre, y un buen dibujante regular durante la colección. De momento, tiene un poquito de allí y un poquito de allá, lo cual hace de “Cíborg: el hombre dentro de la máquina”, una lectura muy entretenida y un buen punto de partida para elevar a los cielos a un personaje que bien lo merece.

  Edición original: Cyborg núms. 1 a 6 Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: David F. Walker Dibujo: Eduardo Pansica, Felipe Watanabe, Ivan Reis Entintado: Joe Prado, Albert Oclair, Júlio Ferreira, Cliff Richards, Andy Owens, Juan Castro, Scott Hanna, Wayne Faucher, Ray McCarthy Color: Adriano Lucas, Pete Pantazis Formato: Rústica,…
Guión - 7
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.5

Notable

Buen comienzo de esta colección para un personaje infravalorado que necesitaba desde hace tiempo una serie propia. Ivan Reis de lo mejorcito del tomo, y al guión de David F. Walker le falta aún un poco de chispa y carisma.

Vosotros puntuáis: 5.96 ( 10 votos)
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Miki
Miki
Lector
10 abril, 2016 12:54

De Walker sólo he leído la mini de Shaft (que me ha gustado) y estaba esperando reseña de este Cyborg pero me quedo con dudas, parece que la relación que en los titanes tenía con Changeling ahora se desarrolla con C. Marvel pero la que tenía con sus abuelos bohemios existe ahora o ha desaparecido?
Y Reis no sé si es magnánimo pero su dibujo siempre me resulta magnífico, es una lástima que no llegue a dibujar todo porque es la gran baza de cara a los nuevos lectores en esta colección si tenemos en cuenta el poco bagaje del guionista.

Miki
Miki
Lector
En respuesta a  Miki
10 abril, 2016 13:36

Qué borde me ha quedado el comentario, con lo que me ha gustado la reseña y parece que quiero fastidiar al redactor en vez de hacer una coña. Lo siento, a ver si mis próximos comentarios están mejor pensados.

ulexryu
ulexryu
Lector
10 abril, 2016 19:02

No me gusta que me impongan nada, y tengo la sensación que desde 2011 DC no hace más que imponernos que Cyborg debería gustarnos, y que habría que olvidar que está usurpando el papel de J’onn en la JLA. No cuela.

mac
mac
Lector
En respuesta a  ulexryu
11 abril, 2016 6:00

Totalmente de acuerdo. Cyborg estaba bien en los Titans, y era un personaje sumamente querible y disfrutable. Ahora, cada vez que leo a la JLA, lo siento un extraño, un usurpador, y de cierta forma lo odio completamente.

En serio!

Saludos!