Chew: Gusto Internacional

Por
9
529

 

Guión: John Layman
Dibujo: Rob Guillory
Edición España: Planeta DeAgostini
Contiene: Chew: International Flavor Núm. 6-10 USA
Formato: Tomo rústica de 128 páginas
Precio: 12,95 €

 

“Que quede claro.
NO me comeré eso.”

Era a principios de este mismo mes cuando DC Comics anunciaba la marcha de Tony Daniel de la serie regular Detective Comics, después del reinicio que había supuesto The New 52, y siendo su sustituto un valor en alza como es el guionista John Layman al cual el éxito de Chew en Image Comics, junto a su compañero y dibujante Rob Guillory, le está abriendo nuevas puertas en la industria del cómic mainstream estadounidense con la que había tenido sus más y sus menos en el pasado. Este peculiar autor, ante el difícil encargo ahora de subir el nivel de la conocida cabecera del Cruzado Enmascarado, se mostraba contento ante esta noticia “felizmente surrealista”, todo un giro definitivo en su carrera, y aún con la resaca constante del reconocimiento y los premios conseguidos gracias a las andanzas y desventuras de su agente cibópata Tony Chu. Chew ha alcanzado la madurez después de veintinueve números y cinco tomos recopilatorios convirtiéndose en una de las series de más éxito del menú de la actual Image Comics. En nuestro país, Planeta DeAgostini ha seguido editando la serie regularmente, siendo uno de sus platos de degustación más destacados de su catálogo después de la pérdida de los derechos de DC Comics, y hasta el momento hemos podido disfrutar de los primeros cuatro tomos de esta original, entretenida y “vomitiva” serie, a saber, Al Gusto del Consumidor, Gusto Internacional, Solo Postres y Flambeado.

Sinopsis de Chew: Gusto Internacional

El detective cibópata Tony Chu trabaja para la agencia más poderosa de Estados Unidos, la FDA, investigando extraños, surrealistas y mortales casos relacionados con el contrabando de pollo, un alimento prohibido después de la terrible pandemia de gripe aviar que azotó hace unos años el país. Ahora, su compañero John Colby ha vuelto a reunirse con él después de llegar a un trato con la FDA para reconstruir su rostro, y Tony Chu ha encontrado un nuevo enigma a resolver al descubrir una fruta con sabor a pollo que le llevará a viajar hasta la paradisíaca isla de Yamapalu en la que al parecer crece.

Chew: El Cómic Hecho Carne (de Pollo)

En este tiempo, desde sus primeros pasos en 2009, Chew ha conseguido hacerse un hueco entre los aficionados, el trabajo de John Layman y Rob Guillory sigue manteniendo una buena recepción entre la crítica y el público y sus autores siguen añadiendo elementos y géneros a la ecuación sin ningún tipo de pudor y con una facilidad hartamente envidiable. Si los primeros números de Chew, recopilados en el tomo titulado Al Gusto del Consumidor, eran una carta de presentación en la que se podía apreciar sobre todo su tono satírico y apuesta por el humor negro, con un trasfondo argumental ligado al género negro, en Gusto Internacional queda más claro el crisol de influencias de todo tipo que maneja John Layman. De esta manera, la ciencia ficción ligera e incluso la fantasía también encuentran su lugar en este atípico y extravagante cómic y no es raro encontrar en sus páginas agentes mitad cyborg, vampiros y otro tipo de clásicos. Todo ello barnizado y presentado bajo el trazo caricaturesco de Rob Guillory que logra transmitir y favorecer el tono de comedia disparatada que en realidad no deja de ser en ningún momento Chew y al que John Layman, ya en este segundo volumen, parece haberle cogido definitivamente la medida. En este caso juega a su favor su habilidad para favorecer la que parece ser una de las mayores virtudes de Chew, su imprevisibilidad y su narrativa poco convencional lo cual, junto al surrealismo de ciertas situaciones y personajes, disimula bien la posible simplicidad de sus tramas y argumentos; no escatima medios en esto John Layman, abusando de buena manera de flashbacks, descripciones de personajes e incluso inspirados resúmenes de sus capítulos anteriores.

Esto hace que, aunque Chew tenga una continuidad a respetar y seguir, en la que número a número su mitología va progresando, cada episodio, por otro lado, parezca enfocado para ser una pequeña pieza con su propio valor y sentido en las que, al contrario que en muchos cómics de hoy en día tan sujetos al resabido decompressive storytelling, pueden pasar muchas cosas en muy pocas páginas y siempre apelando a su sentido de la imaginación y el humor como sus principales bazas y recursos. No es despreciable tampoco la capacidad de John Layman para mantener el suspense, con los cliffhangers marca de la casa que pican nuestra curiosidad y nos invitan a continuar con la lectura. No obstante, Chew puede ser a la larga un producto cuyo abuso de cierto tipo de humor puede pasarle factura, acabando por resultar rutinario, pese a su comentada imprevisibilidad y originalidad fuera de toda duda, y lastrando la labor de John Layman y Rob Guillory aún pese a sus esfuerzos para cuidar hasta el último detalle. Pero no estamos ante un cómic de masas, las particularidades de Chew lo emparentan con un lector determinado, con gusto por el humor negro y con el estómago endurecido y ante ese tipo de público esta se muestra como una obra entretenida, divertida y sin complejos. Por lo tanto, si la lectura Chew nos produce algún tipo de indigestión podemos estar seguros que no será producto de su falta de calidad, más bien lo contrario, porque John Layman y Rob Guillory hacen tan bien su trabajo, cocinando su creación a fuego lento y llenándolo todo de especias, que casi no podemos evitar saborear el resultado final.

Portada de Rob Guillory para el núm. 6 de Chew
Portada de Rob Guillory para el núm. 6 de Chew

Sinopsis de Enlaces de Interés

Reseña de Chew: Al Gusto del Consumidor de John Layman y Rob Guillory en Zona Negativa

9
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
9 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
TigreHobbesthe drummerClavosJordi T. PardoAtaúd Johnson Recent comment authors
Recientes Antiguos
JOSE
Lector
JOSE

Me encanta esta serie… guión, dibujo… es fresca y original. Muy recomendable…

gorkafraile
Lector
gorkafraile

Me a encantado esta serie desde el primer numero, la recomiendo a todo el mundo, es la serie mas original y divertida que e visto en los ultimos años

Ataúd Johnson
Lector
Ataúd Johnson

 Es cierto que en algún momento pueda resultar rutinario, pero es fruto de la intensidad y el ritmo de la serie,que es tal,que cualquier pequeño bajón o relleno o una simple transición a otra trama se vea con más claridad.Pero eso no es algo negativo,estoy pensando que si por poner un ejemplo LMV se midiera por éste rasero son pocos los que seguirían la serie,por no decir que los momentos intensos de la misma(como pasa en Chew)no se pueden mantener durante muchas páginas porque también saturarían a su manera.Pero lo que en los LMV se traduce a veces en tedio,en Chew sabes que cuanto menos te ríes,y sabes que cualquier personaje(has dado con la palabra exacta Jordi:”extravagante”),la puede liar.Es que no son cómicos o pretendidamente graciosos,te ríes porque son extravagantes y se relacionan entre ellos con total naturalidad.Por eso caen bien y deseas que se metan en todos los líos posibles.

Por lo demás,de lo publicado aquí,el tercer tomo “Sólo postres” para mí es el punto álgido de la serie,lo terminas creyendo que puedes estar ante algo especial,y aunque el cuarto baje un poco,es sólo por lo que hablaba con anterioridad.

Una serie que merece mucho la pena que para quién vaya buscando diversión y algo diferente no se me ocurre recomendarle nada mejor en la actualidad.

Por cierto,cuándo sale el quinto?

 

JOSE
Lector
JOSE

El especial ese que comentas viene incluido en el próximo tomo (el sexto) que se publica en diciembre en USA, así que supongo que Planeta hará lo mismo aquí cuando toque.

Clavos
Lector
Clavos

 Sólo llevo los 5 primeros números, y me ha enganchado desde el primero. Tenía muchas reservas con esta serie, ya que pensaba que iba a ser sólo casquería y chistes de tripas… que lo es, pero también más cosas :P. Y si decís que sigue mejorando, pues a continuarla de cabeza…

the drummer
Lector
the drummer

le tengo ganas a esta serie desde que salió en primer tomo pero la he ido dejando pasar y, ¡¡¿¿ya llevan 4 pa 5??!!. de este mes no pasa, a ver si encuentro los atrasados (sabéis si están disponibles?)

TigreHobbes
Lector
TigreHobbes

Para mi, solo un paso por detrás de El Bruto. A reivindicar ambas. Tebeos que disfrutas al leer VS tebeos que te enfadan.