CES. Capitán Marvel Nº1

Por
18
1045
 

Edición original: Captain Marvel v.3 #0-14. USA (1999-2001)
Edición nacional/ España: Abril 2013.
Guión: Peter David, Fabian Nicieza.
Dibujo: ChrisCross, James Fry, Jim Starlin, Ron Lim, Patrick Zircher.
Entintado: Anibal Rodriguez, AL Milgrom.
Color: Steve Oliff.
Formato: Tomo reducido. 344 págs.
Precio: 16,50€.

 

Estando aun reciente el estreno de la nueva cabecera de la Capitana Marvel, es un buen momento para revisar la que fue la anterior encarnación de la serie, protagonizada por el hijo del Capitán Marvel original y escrita por el siempre efectivo Peter David.

La cabecera del Capitán Marvel siempre ha estado sujeta a cierta problemática legal que obliga a la editorial a publicar periódicamente una cabecera con dicho título para no perder los derechos sobre el nombre. Durante los 90 tocaba volver a publicar la cabecera, que llevaba desaparecida una buena temporada, y se preparó el regreso del personaje. En lugar de recuperar al Capitán Marvel original, que murió a principios de los 80 en la mítica novela gráfica La Muerte del Capitán Marvel de Jim Starlin, se creó un nuevo personaje que era el hijo del Capitán Marvel original. Eran los 90 y el personaje poco tenía que ver con su antecesor. El proyecto, escrito por Fabian Nicieza y dibujado por Ed Benes, fue un fracaso y la serie apenas duró 6 números pero como había que tener una serie con el título, pocos años después se le dió una nueva oportunidad al personaje. El encargado de recuperarlo fue Kurt Busiek en la maxiserie Avengers Forever. Al final de dicha serie el personaje heredaba el legado de su padre y, al igual que él, quedaba ligado físicamente a Rick Jones, recuperando así parte del espíritu de la serie de los años 70. Después de esta presentación por todo lo alto, el personaje tuvo su propia serie escrita por Peter David, que es la que se recupera en este tomo.

El enfoque de esta nueva serie fue una combinación realmente curiosa para un cómic de superhéroes, mezcla de sitcom y serie de corte cósmico con un reparto de lo más variopinto que propiciaba el tipo de situaciones humorísticas por las que es conocido el guionista. El reparto de la serie estaba encabezado por el Capitán Marvel, Genis-Vell, aun inseguro de sus poderes y completamente ignorante de las costumbres de la Tierra. Ligado a él a nivel molecular está Rick Jones, un veterano del Universo Marvel que ha sido compañero de fatigas del Capitán América, Hulk, ROM, los Vengadores y del Capitán Marvel original. Rick carece del poder de Genis pero cuenta con años de experiencia en el mundo de los superhéroes y siempre está dispuesto a dar su opinión aunque no se la hayan pedido. La relación entre ambos impide que estén físicamente en el mismo espacio al mismo tiempo, aunque pueden comunicarse mentalmente. La tercera en discordia es Marlo, la mujer de Rick, con la que intenta reconciliarse después de una separación temporal y a la que en principio le ocultará su vinculación con Genis para evitar estropear la reconciliación. El reparto se completa con Dragón Lunar que está en la Tierra para ayudar a Marvel a usar sus poderes, Drax el Destructor que intenta pasar más tiempo con su hija, Dragón Lunar, y Lorraine, el fantasma de una actriz más bien cínica al que sólo puede ver y oír Marlo.

En esta serie Peter David recuperó la libertad creativa que había perdido en la serie de Increíble Hulk, y que le había llevado a dejar dicho título, y se nota que disfruta escribiendo a estos personajes. David es uno de los mejores guionistas del mercado americano a la hora de escribir superhéroes en situaciones cotidianas y diálogos llenos de chispa. Para ello se basa en un desarrollo trabajado de personajes y en dedicar bastante tiempo a mostrar cómo interactúan estos personajes. Precisamente estos factores fueron los que hicieron tan memorable su etapa en Hulk y que volvió a aplicar en esta serie. Para ello contó con el personaje que más había marcado su etapa en el Increíble Hulk: Rick Jones. El dicharachero Jones es el personaje perfecto para los planteamientos de David y lo convierte en protagonista de la serie al mismo nivel que el propio Capitán Marvel. El triángulo formado por Rick, Marlo y el Capitán Marvel será el núcleo de la serie, como lo fue el trío Hulk-Bruce-Betty en Increíble Hulk.

El humor de David brilla en esta serie y se permite incluir momentos cómicos en casi todos los números con toques que van desde lo surrealista, Rick neutralizando los poderes de Dragón Lunar con música de Limp Bizkit, hasta lo mordaz, como ese diálogo entre el encargado de una tienda de cómics y un chaval que intenta vender una caja de números uno de Youngblood que había comprado años atrás para especular con ellos. Muchos de estos momentos cómicos vienen dados por elementos metareferenciales que se rien de situaciones habituales en los cómics de superhéroes. Lo curioso es que muchas de estas situaciones ocurren en la propia serie, por lo que se acaban convirtiendo en una especie de manual para comprender y valorar recursos habituales en los guiones superheróicos.

Rick y Marlo forman una pareja muy especial
Rick y Marlo forman una pareja muy especial

Las habilidades como escritor de Peter David no se limitan a las situaciones cómicas y también es muy capaz de ponerse serio cuando lo requiere la historia o cuando decide plantear problemas de calado social a través de sus tramas. Un ejemplo de ello lo encontramos en el número #13 USA en el que aprovecha el evento Maximum Security para tratar el problema de la ablación de clítoris que practican algunas culturas usando un símil con las costumbres sexistas de los Kree.

Si hubiese que buscar un aspecto negativo a la serie sería que le cuesta arrancar y que durante los primeros números no parece tener muy claro hacia donde se dirige. La presentación del elenco protagonista se alarga durante los primeros cinco números de la serie en los que el guionista va saltando por situaciones que no parecen llevar a ningún sitio y hasta la presentación de Kelly, una adolescente con poderes casi divinos, no parece que las tramas se vayan a centrar en los problemas morales y de aprendizaje del Capitán Marvel. Otro problema del foco de la serie es la sensación que da el hecho que la vinculación entre Rick y Genis no parezca ser un problema para ninguno de los dos y que no se dediquen a buscar una solución a la misma.

El dibujante regular de la serie fue ChrisCross (Christopher Williams), autor en auge en la segunda mitad de los 90 pero que no llegó a convertirse en estrella. El estilo del artista, de trazo fino y muy expresivo era ideal para plasmar el tono ligero y humorístico de las escenas cotidianas que planteaba Peter David y es en ese apartado del cómic donde más luce el arte de ChrisCross. Sus personajes son muy expresivos y eso ayuda a incrementar el toque humorístico de los diálogos del guionista. Siempre es de agradecer que un dibujante se preocupe de dotar a sus personajes de expresiones faciales que vayan acorde con el guión y él lo consigue. Donde más flojea el arte de ChrisCross es la parte cósmica y superheróica de la serie. A pesar de hacer que las escenas de acción sean dinámicas y espectaculares, el resultado muchas veces es confuso y su narrativa en estas secuencias deja un tanto que desear. El estilo de sus escenas de peleas recuerda al estilo de peleas que abundaba en el manga shonen de principios de los 90, con multitud de rayitas cinéticas y figuras humanas poco detalladas. Además ChrissCross no era precisamente un artista muy rápido y cada pocos números necesitaba que le sustituyeran en el dibujo de la serie.

El Capitán Marvel en acción (y muchas rayitas cinéticas)
El Capitán Marvel en acción (y muchas rayitas cinéticas)

El tomo incluye un par de historias curiosas como la del número #11 USA, en la que Genis viaja al pasado y se encuentra con su padre, que está dibujada por Jim Starlin, el autor que realizó las mejores historias del personaje. El número en cuestión no es nada del otro mundo pero es un sentido homenaje al personaje clásico y a su autor más destacado. La otra historia curiosa es la del número #14 USA, que es un fill-in a cargo de Fabian Nicieza en el que condensa, a modo de flashback, los argumentos que el propio guionista tenía previstos para la serie de mediados de los 90 y que no vieron la luz por la prematura cancelación de la serie.

En definitiva, estamos ante una serie al más puro estilo Peter David, que satisfará a sus seguidores y a todos aquellos que busquen una serie con un buen sentido del humor y con un buen tratamiento de personajes, pero que no convencerá a los detractores del guionista y de su forma de concebir este tipo de cómic de superhérores.

18
Déjanos un comentario

Please Login to comment
18 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
17 Comment authors
IvanElokoyojorgenexomanolinKhonshu Recent comment authors
Recientes Antiguos
Fran_FV
Lector
Fran_FV

Serie como la copa de un pino, como todo lo del señor David.

Antoine
Lector
Antoine

Para tener la etapa de David completa ¿cuantos tomos serán necesarios?

Spirit
Lector
Spirit

Estupenda reseña, como siempre.

Sin embargo, yo voy a ser un poco más crítico con esta serie (aunque la reseña reconoce aciertos y fallos en la misma), en base siempre a mis impresiones personales.

Y es que a mí estos números no me acabaron de convencer en base a que son demasiado auto referenciales. Es decir; la trama (o la situación) parte de un acontecimiento previo, que es la cosa confusa esa de avengers forever. No es necesario haberla leído para entender estos números, pero sí de entrada parece que entres en una fiesta en la que han pasado cosas en la que no has estado.

Por otra parte, para los que leímos y disfrutamos el Hulk de David nos encantó ver de nuevo a Rick y a Marlo y la esencia de sitcom. Pero yo creo que quien no haya leído ese Hulk tendrá la misma impresión; la de una fiesta a medio empezar sin él.

La trama con Dragón Lunar y tal tiene el mismo defecto; parte de una situación previa que, para quien no la conozca, tendrá la sensación de haberse perdido algo.

La aparición de Hulk en el número dos y tres, que el propio David reconoció haber hecho por motivos meramente comerciales, deja una sensación de que es demasiado corta, demasiado liviana, no se saca jugo de ello.

Y, como dices, a esto se une que tarda un tanto en arrancar.

Para mí, este es uno de los mayores defectos de Peter David; que es demasiado referencial, que parte de situaciones que para quien no las conozca no acabará de entrar en el juego, que tarda en arrancar y cogerle el pulso.

Por otra parte, como bien dices, también tiene lo bueno del amigo David; diálogos chispeantes, buenas ideas bien ejecutadas, buena caracterización, etc…

O sea; que un tomo absolutamente recomendable pero con condicionantes.

jmponcela
Lector
jmponcela

Yo completé esta serie en sus distintas ediciones en Planeta a lo largo de los años. Al completarla, volví a leerla desde el comienzo pero, a mitad de la serie, dejé de hacerlo un tanto aburrido de los cambios de dirección de la misma. Meses después, la vendí completa en eBay pues me di cuenta de que nunca más volvería a releerla.

La seríe está bien escrita y bien dibujada pero carece de algo fundamental: Peter David no tiene nada interesante que contar con sus personajes. La serie está vacía de propósito. Igual que el propio personaje, cuya única razón de existir es mantener el copyright del nombre.

Además, todo el mundo sabe que el auténtico Capitán Marvel murió de cáncer en 1980.

Ocioso
Lector
Ocioso

Hace unos años me las arreglé para conseguir esta serie que no había comprado en su día. No fué facil debido a los cambios de formato, pero conseguí reunir todos los números. Por fín me puse a leer … y creo que aguanté hasta el 13. Un aburrimiento soberano, hoygan.
En algún momento tendré que darle una segunda oportunidad, aunque solo sea para justificar la pasta que me gasté.

Spirit
Lector
Spirit

Yo me leí sólo los primeros 12 números, no sé cómo está después…pero por lo que decís va a peor. Yo creo que estos primeros números sí que tienen una dirección, pero más propiciada por “las sobras” de lo pensado/pasado en Hulk por Rick y Marlo que por el personaje en sí, que es verdad va dando bandazos. Quizás sea verdad que, pasado este propósito (el de retomar la relación Rich/Marlo), la serie carece del mismo y se nota…no sé, lo cierto es que estos 12 números me gustaron pero no para seguir leyendo más.

NobTetsujin
Lector
NobTetsujin

Pues a mi si me gustó bastante, tiene algunos momentos bajos, pero en general está bien. Me gustó sobre todo la última parte, la que aquí ya publicaron en tomos.

Ataúd Johnson
Lector
Ataúd Johnson

A mí me ha parecido una buena serie y Peter David en plan cachondo es mucho.

Y bajo mi punto de vista creo que es disfrutable sin necesidad de haber leído nada previamente.

Jack
Lector
Jack

Yo la tengo entera tanto cuando la sacaron en cómics como luego en tomos. Aunque no llega al nivel de excelencia de Hulk tiene momentos realmente buenos. Eso sí David varía las tramas que da gusto, nunca sabes por dónde va a salir, así que la parte de tomos fue una montaña rusa, con números muy buenos y otros muy confusos. Pero realmente muy recomendable.

BLUNTMAN
Lector
BLUNTMAN

“El proyecto, escrito por Fabian Nicieza y dibujado por Ed Benes, fue un fracaso y la serie apenas duró 6 números”

Joe, es que ese Capitan Marvel macarrón con su parche de “besame mucho” en el ojete….pos como que no XD

¿Lo hicieron aposta o es que sencillamente no les apetecia guionizar?

Cassidy
Lector
Cassidy

La única pega que le veo es el formato CES, por lo demás me parece bastante buena. El problema de la referencialidad tampoco lo veo muy grave. Recuerdo por ejemplo, que en su momento no sabía por que Drax se había vuelto tonto o lo que había pasado previamente con los hermanos Kree entre otras cosas, y para nada me impidió disfrutar de las historias.

Como dice la reseña, David aborda distintos temas y nunca sabes por donde va a salir. Que tiene momentos más flojos, pues sí, pero cumple de sobra en general. En veinticuatro páginas ocurren más cosas que en meses de muchas colecciones actuales y todo acompañado de diálogos entretenidos y divertidos.

Damián González
Lector
Damián González

Esta fue mi primera grapa cuando era un enano, ahins que tiempos aquellos cuando valían 1,50€.

Khonshu
Lector
Khonshu

Serie con sus momentos, pero muy irregular. Tiene varios tramos en los que David va a la deriva.

manolin
Lector
manolin

Es curioso lo extendida que está la opinión de que este es un trabajo de Peter David “menor” o irregular, pues para mi esta serie significó en su momento el regreso del mejor David , y lo que fué irregular fué su última etapa en Hulk.
Tras la Caida del Panteón la serie de Hulk entró en una etapa algo errática, en la que por momentos pareció que no tenía una dirección tan definida como si había tenido desde los tiempos de Dale Keown, en lo cual creo haber leido que influyeron las circunstancias personales del guionista (su divorcio) además de todo aquel crossover obligado con el tinglado de Onslaught. Con la llegada de Adam Kubert, la serie ademá de mejorar a nivel gráfico pareció volver a tener su rumbo, pero ya la cosa duró muy poco dejando colgada de manera algo chapuzas subargumento como el de Janis, la nieta de Rick Jones en “Futuro Imperfecto”.
En cambio en Capitán Marvel David recuparaba su humor, las subtramas de Janis, la relación de Marlo y Jones, a personajes que habian quedado colgados trás la cancelación de “Warlock y la Guardia del Infinito” (otra de las mejores series de mediados de los 90) como Drax y Dragón Lunar, ( la admiracióm mutua entre Starlin y Peter David es conocida, aquel eligió a este para continuar Dreadstar, y David ya habia usado al Drax “tontuno” en la boda de Rick y Marlo, y Sarlin enfrentado a este persinaje con Hulk en la serie de Warlock y cia),….Vamos que excepto por lo algo confuso que resulta a veces el dibujante yo esta serie la recomiendo plenamente.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Jamás deberían de haber tocado al Capitán Marvel. Pero jamás deberían de haber tocado tantas y tantas cosas…

Elokoyo
Lector
Elokoyo

Es cierto que la serie tiene algunos altibajos -pero creo que son muy pocos- y que le cuesta arrancar un poco en los primeros números, pero cuando Peter David le cogió el pulso a la serie, para mí se me hizo un indispensable para seguir comprando y leyendo cada vez que salía un tomo nuevo.

Tiene escenas y dialogos de “sitcom” memorables y muy divertidas.

No será “Watchmen” ni “Marvels”, pero tampoco necesita serlo. Al contrario, se trata de una lectura ligera muy de agradecer para desconectar de todo y echarte unas risas.

¿Acaso se necesita más de un cómic?

Ivan
Lector
Ivan

A mi me gusta muchísimo esta serie. No me molestan sus cambios de rumbo. Me gusta que cambie.
Es de mis series preferidas de Marvel de esa época.