Cambios a la velocidad de un Flash

Por
18
331

Como muchos ya sabréis – y hace un tiempo se anunció – el guionista Mark Waid ha vuelto a regir el destino de Flash, acompañado en un principio por nuestro compatriota Daniel Acuña en el apartado gráfico.

La vuelta de Waid ha sido recibida con alegría después de que el relanzamiento de Flash tras Crisis Infinita no fuera del todo satisfactorio artísticamente hablando. Recordemos que Wally, junto a Linda y sus dos hijos – más crecidos de lo que cabría esperar – han vuelto recientemente a la Tierra tras su desaparción en la maxiserie antes mencionada.

Con dos números en el mercado, el All Flash 1 y el Flash 231 (la serie recupera su numeración antigua), Mark Waid ha concedido una entrevista a Newsarama en la que comenta lo acontecido hasta ahora, permitiendo aventurar por qué cauces va a desarrollarse la serie a partir de ahora… para gusto de algunos y disgusto de otros.

Recordemos que, por lo que respecta a guionizar las andanzas de Wally West, Mark Waid fue sustituido por Geoff Johns en su día. Hoy, con la vuelta de Waid, queda claro que la forma cómo Johns enfocaba las aventuras del Velocista Escarlata va a dejarse atrás.

Dos de las particularidades de la etapa de Johns fueron la voz introspectiva de Wally y el desarrollo del que gozaron los Rogues. A través de aquel Wally que ejercía de narrador, Johns nos explicaba cómo era percibir las cosas para un velocista para así poder maravillarnos ante ese mundo en cámara lenta. Desarrollando a los Rogues, haciéndonoslos más comprensibles y – en algunos casos – terroríficos, conseguía que sus enfrentamientos con Wally se revistieran de mayor trascendencia.

Mark Waid, por contra, ha decidido deshacerse de los Rogues y de esa voz introspectiva.

Con el Flautista y Trickster en Countdown,

Aviso de Spoiler

Inertia paralizado en el Museo de Flash

y el resto de Rogues en Salvation Run, Mark Waid no ha tenido que preocuparse por averiguar qué hacía con ellos.

Con respecto a la voz introspectiva de Wally, Waid se la ventila en un santiamén en esta escena:

Iris: Tienes que dejar de vivir dentro de tu cabeza todo el tiempo.
Wally: Es el precio de la supervelocidad. La soledad de un mundo que se mueve a cámara lenta.

¿Cuál es el motivo de estas decisiones de Waid? Deberemos de atender a sus declaraciones para encontrar la respuesta:

The Flash no es una serie trágica. Esa nunca ha sido la esencia de la colección. Ha habido tragedias en la vida de Flash, pero el espíritu de la serie nunca ha sido presentar historias oscuras mes tras mes.

Por eso mismo, queriéndose centrar en la faceta más “aventurera” del legado velocista, en estos primeros números Waid no ha querido tratar extensamente el tema de Bart (Impulso, Kid Flash, Flash) Allen ni dedicarse a explicar dónde han estado los West durante este tiempo de ausencia.

Aviso de Spoiler

Ponerse a llorar a Bart perjudicaría la consecución de ese tono jovial que Waid quiere otorgarle a la colección, aunque asegura que nadie añora más a Bart que él mismo, puesto que fue él quien creó al personaje, y que la historia de Bart e Inertia aún no ha concluido por lo que a él respecta.

Cabe suponer también que Waid es de la opinión de que la voz en off de Wally restaría frenesí a las peripecias de la familia West, acentuando el enfoque introspectivo frente a las inmensas posibilidades visuales de los velocistas que Daniel Acuña está reflejando a la perfección.

En lo que concierne a la desaparición de los West al final de Crisis Infinita, en el Flash 231 ha podido atisbarse que estuvieron todo este tiempo en un mundo extraterrestre que ya había sido visitado por los Flash con anterioridad.

En la entrevista Waid nos explica que este mundo es enteramente de su creación, aunque quiere que tenga un aire a lo que se hacía en los tiempos de Julie Schwartz y John Broome. Empezaremos a saber de él a partir del tercer número de su etapa porque Waid y John (Blue Beetle) Rogers están colaborando junto con Doug Braithwaite en una serie de historias de complemento de seis páginas en las que se relatarán los encuentros de los Flash con las gentes de este planeta. La primera historia estará protagonizada por Jay Garrick, la segunda por Barry Allen y su esposa Iris, la tercera por Wally e Impulso y la cuarta nos explica qué pasó justo antes de Lightning Saga.

Si hasta ahora habíamos visto cómo los velocistas se perdían en la Fuerza de la Velocidad (SpeedForce), Waid parece querer llevarnos a través de ella, como si de un agujero de gusano o de un Rayo Zeta se tratara. Veremos cómo Waid integra la existencia de este mundo en la continuidad velocista, aunque a día de hoy esta sea una de las cosas que me resultan más intrigantes de la nueva propuesta de este guionista para con Flash.

Y ya para terminar, Waid ha aclarado que los West se han instalado con tanta rapidez tras su vuelta porque cuentan con contactos de peso (lease Bruce Wayne) y que el tema de que sus hijos se dediquen a “la empresa familiar” de las superheroicidades será un tema que se explorará con el tiempo. En la actualidad tener a niños arriesgando su vida no es muy políticamente correcto y la JLA así se lo hará ver a los West, pero ellos, extrañamente, parecen tener motivos para permitir que los niños sigan por ese camino.

Nota: Lamentablemente, en la reciente Baltimore Comic Con, Dan Didio confirmó que Daniel Acuña no seguirá en la serie de Flash.

Temas relacionados tratados en Zona Negativa

Salvation Run

Trickster y el Flautista en Countdown

Lightning Saga.

Artículo anteriorZN Marvel: No entres, es spoiler
Artículo siguienteBaltimore ’07 :DC Nation
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Talphin
Lector
13 septiembre, 2007 15:39

Qué pena que Acuña no siga en la serie. Sin duda el artista español con más proyección de la actualidad.

L-RON
L-RON
13 septiembre, 2007 15:46

¿Lamentablemente? Dejando al margen que Acuña sea compatriota o no, no lo veo como dibujante para una serie tan dinámica como Flash. Se me antoja demasiado estático. Para portadas, ilustraciones, pin-ups y eso, pero no para un cómic.

WWfan
WWfan
13 septiembre, 2007 16:03

Ea. La botellita Toni…

Pendergast
Pendergast
13 septiembre, 2007 16:08

A mí lo que me da pena es que dejen de lado lo que había hecho Johns hasta ahora, remodelando todo el panteón de Flash y haciendo a este más interesante de lo que fue nunca. El método Waid, muy satisfactorio en su época todo hay que decirlo, creo que va a palidecer en comparación.
La idea de los niños velocistas ya es una primera anchoa importante a la altura del super caballo….

alienigena
alienigena
Lector
13 septiembre, 2007 16:10

Pues la verdad es que las propuestas de Waid para Flash me encantan. Waid podría haberse limitado seguir contando lo mismo pero todo lo que está planteando supone realmente un nuevo punto de partida y un montón de cosas muy intrigantes. Me gusta, sí, señor.

sputnik
sputnik
Lector
13 septiembre, 2007 16:27

Opino todo lo contrario que L-RON. Nunca he sido especialmente partidario de babear por cualquier español que ande haciendo algo en EEUU, pero Acuña lo hace como dios, y ese estilo semi-cartoon que utiliza me parece de lo más dinámico (aunque, he de decirlo, un pelín recargado visualmente para mi gusto). Espero que con su marcha metan a otro dibujante bueno, y no a un tipo de relleno.

El Killer
El Killer
Lector
13 septiembre, 2007 16:53

No me emociona mucho lo que le quieren hacer a los Rogues, se que tener villanos que rozan la ridicules es el sello distintivo de Flash pero darles un aire de oscuridad estaba mejorando a los personajes (algo asi como El Guason (the Joker) osea nadie le daria importancia a ese payaso si no fuera un psicopata).
Ojala se sepa mas de flash pronto y ese planetita me intriga mucho. Saludos

L-RON
L-RON
13 septiembre, 2007 17:05

Sputnik, está claro que como decía el filósofo las opiniones son como los culos: todo el mundo tiene uno. De todas formas, dejando al margen que me parece un dibujante de postales y no de cómic, no me negarás que si Waid pretende dar un tono alegre y desenfadado a la serie el tono excesivo oscuro de las viñetas de Acuña no es el más indicado. El ejemplo lo tienes comparando las páginas de este artículo de Acuña con las del otro dibujante. Sé que también debe ser cosa del colorista, pero supongo que él tiene algo que ver en el tema.

Blade Runner
Blade Runner
Lector
13 septiembre, 2007 17:17

Pues a mí lo que más me joroba, independientemente de que Acuña me guste más o menos ( y me gusta mucho )son los bailes de dibujantes dentro de una misma serie…

A propósito, ¿se sabe por qué lo deja Acuña…? ¿Cosa suya, de los editores o mala respuesta del público…?

ruuudes
ruuudes
13 septiembre, 2007 17:31

quizas sea para dejar como dibujante a Scott Kolins…

David Macho
David Macho
13 septiembre, 2007 17:47

Un poco de paciencia, pronto lo sabréis, pero aún no podemos hablar… 😉
D.

lucas
lucas
13 septiembre, 2007 19:11

el post me pareció interesane pero quiero remarcar que quien convirtión en marca de fabrica la narración introspectiva del personaje fue waid (la famosa frase “mi nombre es wally west y soy flash…”) empezo con él. con el tema de los rogues waid nunca les dió importancia, sólo utilizó a los que les pareció interesantes como trickster y piper para reformarlos y al resto los mato en dos páginas en underworld unleashed, aunque despúes los resucitó por repudio popular. con respecto a los hijos de wally me parece una mala idea. se quemaron muy rápido la posibilidad que planteaba el desarrollo del personaje como padre primerizo y la evolución de los mellizos. a ver cuanto dura esto.

Conner Kent
14 septiembre, 2007 9:31

Eso de ver a los niños disfrazados y uno de ellos a punto de explotar debido a sus músculos me echa muy patrás, no sé, a ver que pasa. Por otro lado eso de cargarse la “voz interior” de Flash me parece una cagada, cosas de guionistas, no querría aprovechar el recurso de su compañero o vete tu a saber. Por otro lado que acuña deje la serie es una …., con lo que me gusta ese dibujante!!!

Daniel P
Daniel P
14 septiembre, 2007 10:17

Con todos mis respetos hacia ti, L-Ron, me parece que te quedas en la superficie.

Para empezar, no sé dónde ves tú que las páginas de Acuña sean estáticas. A mí me transmiten precisamente todo lo contrario: y para muestra la viñeta inicial de la primera página, y la segunda viñeta de la segunda página.

Otra cosa es que el coloreado sea quizás un poco recargado. Y aquí sí que es cierto que los gustos son como los culos: todo el mundo tiene el suyo propio. A mí me gusta el color y el tono de las páginas y a tí no, porque te parece muy oscuro para Flash.
Qué le vamos a hacer.

De todos modos, decir que Daniel Acuña es un dibujante de postales y no de cómic se me antoja una afirmación un pelín desconectada de la realidad. Y a cualquiera de sus excelentes trabajos me remito.

David Macho
David Macho
14 septiembre, 2007 17:23

Toni,
menudo carnaval… post cuando quieras, y hasta la noticia de lo siguiente que hará cuando podamos hablar (salvo que alguien diga “eh, antes wizard que nadie” o algo así), pero de momento, ni mu puedo decir. Eso sí, en EsTE post y el anterior hay alguna pista… 🙂
D.

X-28
X-28
17 septiembre, 2007 20:31

me parece q acuña no le sale dibujar un personaje veloz, creo q de los españoles , el mejor q supo dibujar a FLASH fue Oscar Gimenez.