Cable 2: Depresión

El joven Cable retoma la búsqueda de los bebés robados por la Orden de X y descubre que Stryfe está detrás. ¿Podrá detenerle o tendrá que realizar un gran sacrificio?

Por
0
643

Edición original: Cable vol. 4, núms. 7 a 12 USA (Marvel Comics, 2021)
Edición nacional/España: Cable, núm. 2: Depresión (Panini Cómics, 2021)
Guion: Gerry Duggan.
Dibujo: Phil Noto.
Entintado: Phil Noto.
Color: Phil Noto.
Formato: Rústica. 144 páginas. 16,00 €

Puedes correr cuanto quieras, pero tu futuro siempre te alcanza.

«Necesito a Cerebro… necesito que el otro tipo vuelva.»

En el tomo anterior de Cable, Gran Calibre, pudimos ver cómo nuestro joven protagonista entrenaba e intentaba ganarse una reputación en Krakoa. Sin embargo, una gran oportunidad le llegó cuando descubrió y blandió la espada Luz de Galador. Poco después, Cable se metió de lleno en una investigación sobre bebés mutantes robados para la Orden de X, pero tuvieron que luchar con gladiadores Galadorianos porque Cable recogió la espada en Krakoa y éstos le robaron la espada. Con la ayuda de su novia, Esme, Cable elaboró un plan para que los Galadorianos no se quedaran con la Tierra y les engañó hasta tal punto de que fueran destruidos por una bomba mientras él recuperaba la espada Luz de Galador. Ya en casa, Cíclope le pidió que frenara un poco y, mientras la familia Summers cenaba, un bebé era entregado a la Orden de X. Más adelante, llegó la lucha contra Arakko en X de Espadas y la victoria de Krakoa.

En el presente arco argumental, titulado Depresión, el joven Cable retoma la investigación de los niños robados por la Orden de X, temiendo que detrás de todo esto esté su mayor némesis: Stryfe. Gracias a la ayuda de Hope, logra rescatar unos cuantos bebés de las garras de la Orden de X, pero con Dominó no tiene tanta suerte y, además, tuvo que enfrentarse a una gran serie de clones suyos. Desesperanzado por no poder cumplir su objetivo, Cable comienza a tomar medidas más extremas y opta por resucitar al viejo Cable para poder encontrar a Stryfe antes de que sea demasiado tarde. Una vez juntos, los dos forman un gran equipo, lo localizan y lo derrotan antes de que ocurran hechos horribles. Sin embargo, quedan cabos sueltos y nuestro joven Cable debe viajar al futuro para continuar la lucha con otras versiones de Stryfe. Después de unas tristes despedidas, la entrega de la Luz de Galador al anciano Cable, y el viaje al futuro del joven Cable, descubrimos en un flashback que, antes de Exterminio, una adulta y enamorada Esme le pidió a Cable que no fuera dura con el joven viajero del tiempo al que tanto quería.

En general, considero que estamos ante un arco argumental trágico, aunque a su vez lleno de emoción, corrección temporal, acción y amor. Depresión es el mejor título que se le podría otorgar a esta trama, debido a que el joven Cable empieza a ser consciente de todos los problemas que se le vienen encima y que no es capaz de superarlos al no ser su versión más adulta y lo que más teme es que su destino le lleve lejos del lugar y de la chica que ama. Por otro lado, entrando a hablar en el tema de la acción, Gerry Duggan hace un excelente trabajo yendo de menos a más a la vez que va fluyendo por la mentalidad del joven Cable para dejarle preparado para la gran batalla que se avecina y para la que debe estar listo con todas las consecuencias que pueda haber. Hablando del amor, en este tomo se toca poco este aspecto de manera directa, pero está muy presente en ciertos detalles como que Cable quiera acabar con Stryfe para tener la oportunidad de quedarse en Krakoa con Esme, el colgante de Cable que se queda Esme y que vemos que lo acaba manteniendo en el futuro, y luego ya directamente en varias viñetas que no vamos a destripar. A la hora de hablar de la corrección temporal, es una lástima que este sea el fin de las aventuras del joven Cable, aunque en el mismo tomo se explica de forma correcta y lógica por qué debe hacerse, aunque sea una gran lástima para todos.

En cuanto a los personajes, el joven Cable es representado en esta trama como un protagonista que poco a poco va cayendo en la desesperación por querer encontrar a los bebés robados y, sobre todo, acabar de una vez por todas con Stryfe para poder vivir en Krakoa y tener un destino tranquilo y pacífico, que su vida y todo lo que ha hecho haya tenido sentido, que pueda conservar su amor con Esme. Sin embargo, no todo le sale como quiere y Stryfe va ganando terreno, lo que le obliga a admitir que su versión más adulta y experimentada es capaz de detenerlo todo, pero tendrá que hacer un gran sacrificio. Rachel y Dominó son dos buenas compañeras secundarias en este tomo que intentan enseñarle a Cable, a la manera de cada una, que debe tomárselo todo con más calma. Aunque por otra parte hay personajes que están en contra de traer de vuelta al viejo Cable, Cíclope no deja de mostrar un gran orgullo hacia el joven Cable por todo lo que ha ido construyendo desde que llegó y el hombre en el que se está convirtiendo. Esme no entiende que su pareja le esté evitando todo este tiempo, pero cuando llega el momento de la batalla y Stryfe le muestra la interminable batalla entre Cable y él. Con ese ataque psíquico ella empieza a entenderlo todo y su amor por el joven Cable se vuelve mucho más puro que nunca al comprender lo mucho que le quiere y lo que ha sufrido su gran amor y ella está dispuesta a protegerle todo lo que pueda. El viejo Cable es directo en esta trama en las páginas donde toma la acción, aunque es un hombre de pocas palabras al no querer destripar nada de la Historia para el joven Cable, pero le asegura que debe seguir luchando para que todo funcione. Por último, Stryfe es un enemigo desalmado, capaz de utilizar cualquier treta para conseguir su objetivo, derrotar a Cable y dominar el mundo, aunque no tiene en cuenta las variables y estrategias que puede haber por parte de sus enemigos y, por ello, su ego es su mayor debilidad en batalla.

Sobre el ritmo, Gerry Duggan establece unos tiempos muy bien ajustados para que la despedida del joven Cable se realice sin atropellos, por lo que el tomo está equilibrado en cuestión de tiempos, yendo de menos a más, tanto emocionalmente como en acción.

A nivel artístico, Phil Noto maneja un excelente dibujo a lo largo de todo el tomo con páginas que consiguen sumergir al lector en una aventura trágica de acción con la que no será el mismo al acabar la aventura. Asimismo, el artista destaca por realizar unos diseños de personajes notablemente detallados, así como unos escenarios realmente bellos. Todo esto junto con el color que impregna el artista en el dibujo hace que el resultado final sea totalmente sobresaliente con un toque casi de cuento épico.

En definitiva, considero que estamos ante un tomo final que toca muchos aspectos de la personalidad del protagonista y, aunque sea una despedida, nos deja con unas aventuras y apariciones increíbles que jamás podremos olvidar.

Lo mejor

• La profundización que recibe el joven Cable.
• La dosis de acción finales y sus revelaciones.
• El dibujo de Phil Noto.

Lo peor

• Que no vayamos a ver al joven Cable en una larga temporada.

Edición original: Cable vol. 4, núms. 7 a 12 USA (Marvel Comics, 2021) Edición nacional/España: Cable, núm. 2: Depresión (Panini Cómics, 2021) Guion: Gerry Duggan. Dibujo: Phil Noto. Entintado: Phil Noto. Color: Phil Noto. Formato: Rústica. 144 páginas. 16,00 € Puedes correr cuanto quieras, pero tu futuro siempre te alcanza.…
Guión - 8.5
Dibujo - 9
Interés - 9

8.8

¡Fantástico!

"Cable 2: Depresión" es una despedida por todo lo alto del personaje y nos hará sufrir con él mientras vamos a su lado.

Vosotros puntuáis: 8.48 ( 2 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments