Blazing Combat

Por
12
857
 

Edición original: Blazing Combat (Fantagraphics, 2011).
Edición nacional/ España: Blazing Combat (Norma Editorial, 2011).
Guión: Archie Goodwin, Wallace Wood.
Dibujo: Wallace Wood, Joe Orlando, Angelo Torres, George Evans, Gray Morrow, Reed Crandall, John Severin, Joe Orlando, Al McWilliams, Al Williamson, Alex Toth, Gene Colan, Russ Heath, Frank Frazetta.
Color: B/N.
Formato: Tomo cartoné, 216 págs.
Precio: 25€.

 

Me da la impresión de que esta vez poco voy a tener que esforzarme. Este tebeo se recomienda solo. El plantel de implicados es reclamo suficiente. En 1965, gracias al éxito de la revista Creepy, su editor, Jim Warren, decidió diversificar su oferta con una nueva cabecera, esta vez centrada en material bélico, siguiendo el ejemplo de su modelo, la editorial EC de Bill Gaines. Warren había descubierto que produciendo historietas en blanco y negro y a formato magazine podía sortear las ridículas exigencias del Comics Code Authority, que casi habían acabado con la industria de los cómics en Norteamérica. Acertó. El mercado respondió y en poco tiempo había reunido bajo su ala a los viejos talentos de la extinta EC junto a los nuevos valores que admiraban esta sensibilidad artística. Es así como Warren pudo disponer para Blazing Combat del concurso de Wallace Wood, Alex Toth, Joe Orlando, Gene Colan, Reed Crandall, Gray Morrow, Russ Heath y otros tantos maestros del lápiz, cobijados bajo portadas de Frank Frazetta. A los guiones, un hombre de la casa: Archie Goodwin, responsable editorial de Creepy, y un inspirado escritor que, para este menester, estuvo aún más inspirado de lo que en él era normal… y de normal era mucho.

La revista, de cadencia trimestral, duró solo cuatro números: 29 intensos relatos que están entre lo mejor que ha dado el género en toda la historia del medio. Desgraciadamente, Blazing Combat molestó a tipos poderosos. Aquellos que suelen arrebujarse en banderas y exigir inquebrantables adhesiones y patriotismos se sintieron ofendidos por tratamientos donde no se glorificaba la guerra ni se animalizaba al rival, donde el humanismo era la norma y la denuncia del sinsentido del combate, una obligación. En muchos aspectos, Blazing Combat se adelantó a su tiempo. Unos pocos años después los movimientos contra la guerra de Vietnam hervirían en las universidades hasta arrastrar a la población civil, pero en 1965, cercana aún la caza de brujas del senador McCarthy, cualquier crítica, siquiera tibia, a la industria de la muerte podía ser interpretada como un acto de traición al país. Warren y Goodwin fueron considerados “antiamericanos” y la pequeña mafia de la distribución boicoteó la publicación.

Warren y Goodwin coinciden en señalar Paisaje, la historieta de siete páginas que abría el 2º número de Blazing Combat, como la razón de que les pusieran en el punto de mira. Esta conmovedora parábola, espléndidamente ilustrada por Joe Orlando, sigue a un viejo vietnamita obsesionado con su plantación de arroz hasta el punto de desentenderse por entero del conflicto armado que asola a su pueblo. Paisaje no hace distingos entre la fiereza de unos combatientes u otros, obcecados en sus propios intereses estratégicos, y resulta una dolorosa muestra de la futilidad de la guerra. El anciano, en su inhumana perseverancia por mantenerse al margen, aun a costa de terribles sacrificios, es un personaje de cuento, un símbolo reconocible de una pulsión atávica por las metas sencillas, apegadas a la vida y a la tierra, al alimento y a las estaciones, frente a la cruel maquinaria de destrucción en nombre de unos ideales pervertidos, da igual el bando.

La única historia del tomo no escrita por Goodwin es La batalla de Inglaterra, una de las contribuciones de Wallace Wood
La única historia del tomo no escrita por Goodwin es La batalla de Inglaterra, una de las contribuciones de Wallace Wood

Paisaje es una de las joyas de Blazing Combat, pero ni mucho menos la única. Siguiendo el ejemplo de Harvey Kurtzman en Frontline Combat (reconocida inspiración de los implicados), Goodwin salta de conflicto en conflicto, con preferencia por los radicados en el siglo XX, construyendo en unas pocas planchas relatos complejos, emocionantes y desesperanzados, donde la supervivencia es un premio escurridizo. En Halcón solitario, dibujado por Alex Toth, uno de los más cercanos a la tradición que podíamos denominar de “hazañas bélicas”, el contrapunto de los pilotos que no tienen la suerte del protagonista matiza una proclama de audaces victorias en el frente. Pero esta marcha triunfal es la excepción que confirma la regla. En Souvenirs, con lápices de John Severin, el supuesto heroísmo del soldado caído es en realidad resultado de una honda avaricia. Las muertes inútiles, por decisiones estúpidas o simple mala suerte, se enseñorean de relatos como Consecuencias (con Angelo Torres), Cantigny (con Reed Crandall), Paso de Kasserine (con Al Williamson y Angelo Torres) o Tira y afloja (con Russ Heath), entre otros. En Supervivencia, Goodwin y Toth se atreven incluso con una incursión en un mundo futuro, tras una guerra indefinida y letal que deja a la población en unos términos similares a los que exploraría más tarde Cormac MacCarthy en La carretera (2006). Como se ha dicho, la crueldad y la enajenación no es potestad de un solo bando: los norteamericanos pueden mostrar también su cara más brutal en relatos como Enemigo (con John Severin) o Forrajeadores (con Reed Crandall).

La documentación aporta la necesaria verosimilitud y variedad a las piezas, aunque los expertos en estos asuntos descubrirán inexactitudes, como es natural; algunas tan jocosas como cargar los morteros del revés (Fuerzas especiales, con Joe Orlando). El apartado gráfico es, sencillamente, sublime, como habrán deducido de los nombres glosados, con algunas de las páginas más trabajadas y hermosas que se pueden ver en esto de los cómics. Mención aparte merece la reproducción, que transmite toda la fuerza de las tintas, incluso los matices más livianos. Perderse en cada página, en la contemplación de cada técnica de ilustración, supone un placer casi pecaminoso. Contrariamente a lo que podría sospecharse, con estilos tan dispares, Blazing Combat apenas acusa la irregularidad frecuente en estas recopilaciones. Salvo un par de historias algo descuidadas, las alteraciones en fisonomías, narrativa y composición de página propias de cada dibujante suman en vez de restar y conjuran el riesgo de monotonía. Cada relato puede paladearse por sí mismo y, también, en relación al gran tapiz que cosen Goodwin y sus colaboradores sobre la desgraciada inclinación a la violencia de la raza humana.

Vibrante ejemplo de narrativa en Misión de resistencia, por John Severin
Vibrante ejemplo de narrativa en Misión de resistencia, por John Severin

Es lástima que un esfuerzo de tal magnitud quedara tan prontamente abortado. Ahora bien, nos queda un irresistible volumen de poco más de 200 páginas con los alicientes descritos y, por si fuera poco, algunos extras notables, como las excelentes entrevistas de Michael Catron a Jim Warren y Archie Goodwin, realizadas en los años ’90 del pasado siglo. Créanme. Una delicatessen.

  Edición original: Blazing Combat (Fantagraphics, 2011). Edición nacional/ España: Blazing Combat (Norma Editorial, 2011). Guión: Archie Goodwin, Wallace Wood. Dibujo: Wallace Wood, Joe Orlando, Angelo Torres, George Evans, Gray Morrow, Reed Crandall, John Severin, Joe Orlando, Al McWilliams, Al Williamson, Alex Toth, Gene Colan, Russ Heath, Frank Frazetta. Color:…

Review Overview

Guion - 8
Dibujo - 9
Interés - 10

9

Vosotros puntuáis: 8.8 ( 3 votos)

12
Déjanos un comentario

Please Login to comment
12 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
11 Comment authors
sibaixTheBaldRockerTronak el KarbaroTruvorJose Maria Vicente Recent comment authors
Recientes Antiguos
Dillinger
Lector
Dillinger

Obra maestra como casi todo lo de la Warren o la EC. De verdad que merece la pena dejar por un mes las novdades superheroicas y embarcarse en la compra de este tomo.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Un tomo estupendo con unas historias cojonudas y unas portadas de Frazzetta tremendas.
En Creepy, por ejemplo, el nivel de las historias podía variar mucho de unas a otras pero aquí (no sé si por la poca duración del mismo o porque estaban especialmente entonados con el tema) eso no sucede. Todas las historias son buenas, alguna realmente estremecedora. Creo que ninguno de los relatos de este Blazing Combat no desmerece comparados con lo publicado por EC.

samanosuke
Lector
samanosuke

Buáaa y yo que quería ahorrar la paga, qué mamones sois… Dicho con cariño 😉

Lo pondré en la lista de regalos a ver si cuela para reyes.

Dynamo
Lector
Dynamo

Lo pondré en la lista de regalos a ver si cuela para reyes
Me parece que su lista de reyes es mas larga que la de los Godos.

fer13
Lector
fer13

Hace un par de meses disfruté de este tomo precedido del de Kurtzman de Frontline Combat y fué toda una experiencia. Es alucinante como todas las historias dan la talla.

Toda una gozada.

Ocioso
Lector
Ocioso

Las historias estarán bien o mejor, ya os contaré, pero en la pila queda de puta madre.

Jose Maria Vicente
Autor

¿Cómo es que no conocía esto? Lo necesito desde hoy.

Truvor
Lector
Truvor

Esto ya lo había hojeado en la librería y vuelto a dejar por desconocimiento y precio.
Ahora me habéis vuelto a joder el presupuesto.

Tronak el Karbaro
Lector
Tronak el Karbaro

Uffff, qué pintaza. Lo bien que quedaría en mi estantería al lado de ¡Cadaver en el Imjin! y As de Pique…..

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Sres. Feliz Año 2015!!!
Y muchos, muchos cómics para todos 😉
https://www.youtube.com/watch?v=SMzqkLGlhGw
Rockeros Saludos

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Dicho lo anterior y una vez leída la reseña, ¡que ya le vale Mr.Agrafojo!
paso a apuntarme esta obra en mi libretica, por que ahora debe ser mía si o si.
Y eso para mí ya es mucho, teniendo en cuenta que nunca me ha llamado poderosamente el género bélico.
Pero ahora me encuentro que tengo pendientes esta y un tomo que sacó Planeta hará como unos 10 años?
del personaje del Sgt.Rock (una mini-serie, imagino) y que mi colega librero me ha aconsejado encarecidamente.
Eso si, deseando me encuentro que Panini editara al Sgt. Furia y sus Comandos Aulladores 😉
Ya ven, contradictorio que es uno.
Rockeros Saludos.

sibaix
Lector
sibaix

Lo tengo desde el primer día que salio a la venta, sencillamente magistral, una Obra maestra en toda regla y si os gustan las historias bélicas ya ni os cuento.