Blacksad. Amarillo

Por
24
2839
 

Edición original: Blacksad 5: Amarillo (Dargaud 2013).
Edición nacional/ España: Norma Editorial. Noviembre 2013.
Guión: Juan Díaz Canales.
Dibujo: Juanjo Guarnido.
Formato: Cartoné 56 págs.
Precio: 15€.

 

Los autores Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido nos traen la quinta entrega de Blacksad, una de las series más aclamadas del panorama nacional, que en esta ocasión rinde todo un homenaje a las road movies clásicas del cine norteamericano que llevará al detective felino a recorrer las polvorientas carreteras del sur de Estados Unidos en pos de un asesino que le ha implicado involuntariamente en sus crímenes.

Hace ya trece años que apareció el primer álbum de Blacksad, una historia de puro género noir ambientada en la Norteamérica de los años 50 y protagonizada por animales antropomórficos. La obra fue todo un bombazo de crítica y público que alabó por igual la historia de Juan Díaz Canales como el magnífico dibujo de Juanjo Guarnido. El reconocimiento de la crítica llegó en forma de premios en algunos de los principales salones del cómic europeos como Barcelona o Angouleme. La combinación de un sólido guión de género de tintes clásicos y un dibujo de líneas claras y una fuerte influencia del cine de animación, fueron las claves del enorme éxito de esta serie que en sus sucesivas entregas ha seguido cosechando premios en reconocimiento al talento de estos artístas.

En cada una de las entregas de la serie, los autores han ido explorando diferentes tipos de historias enmarcadas en el género negro típicamente norteamericano que incluían elementos como los crímenes pasionales, la segregación racial, el espionaje nuclear o la turbulenta vida de los artistas. En esta ocasión le ha tocado el turno a otro género típicamente norteamericano como son las road movies, historias ambientadas en las interminables carreteras del interior de Estados Unidos y que suponen un viaje tanto físico como emocional para sus protagonistas. La historia empieza con aparente calma cuando John Blacksad consigue un trabajo como conductor para llevar un coche desde Nueva Orleans hasta Tulsa. Pero la mala suerte no tarda en cruzarse en el camino del felino protagonista y lo hace en la forma de dos escritores que le roban el coche. Uno de estos escritores es Chad, un autor abrumado por éxito de su primera novela, que está preparando con ansiedad su segundo libro. La tragedia llega cuando en una pelea entre ambos escritores Chad acaba asesinando a su compañero y emprende la fuga. Involucrado de forma involuntaria en este crimen, Blacksad debe perseguir al escritor por varios estados para conseguir demostrar su inocencia.

Blacksad recorrerá el sur de los USA y se meterá en problemasInterior_blacksad_amarillo_2Interior_blacksad_amarillo_3
Blacksad recorrerá el sur de los USA y se meterá en problemas

Amarillo no es sólo el nombre de la ciudad donde se inicia la tragedia personal de Chad sino que también es el color de la cobardía, rasgo que identifica al personaje que se erige en protagonista de esta historia y que es quien realiza ese viaje personal de descubrimiento de uno mismo que debe formar parte de toda buena road movie que se precie. En ete sentido Díaz Canales sigue fiel al espíritu de la serie incluyendo todos los ingredientes habituales que se esperan de una historia de estas características. Así podemos encontrar personajes habituales de la serie negra como el artista atormentado, la dama de pasado turbulento, los policías que persiguen a los protagonistas a los que el guionista añade escenarios y elementos típicos de las películas de carretera como la escena de autoestopistas, la banda de moteros o la estación de autobuses. Todo esto son clichés que Díaz Canales usa con acierto para situar la historia y desarrollarla de forma ágil y directa. Esta es precisamente una de las virtudes del guión de Díaz Canales, lo rápido que arranca la acción y como engancha al lector desde el principio de la historia en las tribulaciones de Blacksad y las desgracias de Chad, el escritor. Por otro lado, ese ritmo con que hace avanzar la historia choca con la gran cantidad de elementos que quiere introducir el guionista en la historia lo que hace que algunos de ellos no estén desarrollados con la suficiente atención, como es el caso de la hermana de Blacksad, o que estén resueltos con demasiada precipitación como el episodio del circo.

El circo será uno de los escenarios donde se desarrolle la tragediaInterior_blacksad_amarillo_5Interior_blacksad_amarillo_6
El circo será uno de los escenarios donde se desarrolle la tragedia

El dibujo de Juanjo Guarnido sigue siendo el componente más destacable de esta serie aunque en esta ocasión el estilo del dibujante granadino varíe un poco respecto a otras entregas de la saga. La extraordinaria capacidad de diseño de personajes y de dotarlos de una expresividad sin igual siguen ahí al igual que la fluidez de su trazo, herencia de su pasado como animador, y su talento como colorista, pero el resultado final de este álbum parece menos logrado que en las historias anteriores. El trazo en las figuras es más evidente, como si pretendiera aligerar las páginas destacando más a los personajes que el fondo. Esto no quiere decir que el dibujo sea malo, en absoluto, ya que Guarnido es un artista de enorme talento y en este álbum hay buenas muestras de ello, pero comparativamente el resultado es menos vistoso que en Blacksad o Artic-Nation, por ejemplo.

Estamos ante un álbum continuista en temática y estilo con el resto de entregas que aporta pocas novedades a esta serie bien consolidada y que representa el ejemplo perfecto de un cómic entretenido y hecho con talento.

24 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ocioso
Ocioso
Lector
30 noviembre, 2013 13:55

A lo mejor es cosa mía, pero el caso es que el perro que lleva los calderos me recuerda un poco al propio Guarnido.

Javié
Javié
Lector
30 noviembre, 2013 14:05

Aun no lo he comprado, pero por las paginas que habéis colgado me da la sensación que todo está “demasiado limpio” en comparación a volúmenes anteriores.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
30 noviembre, 2013 15:11

Yo sólo tengo una pega que ponerle. Me lo leí en un periquete. Con lo que estaba disfrutando y me duró un suspiro, cachis la mar.

Ocioso
Ocioso
Lector
30 noviembre, 2013 17:29

Cierto, es un león.

Magatsu
Magatsu
Lector
30 noviembre, 2013 18:22

Es muy entretenido, pero la trama no es la más apasionante. Diríase que a Blacksad le pilla todo un poco fuera de juego y que se ve envuelto en la historia de carambola.

Con todo, a mí me gustó. Es el único de los cinco álbumes que me ha hecho llorar de risa -maldito loro xenófobo-. Pasé un muy buen rato leyéndolo.

El mejor sigue siendo para mí Artic Nation, seguido muy de cerca por el primer álbum, Blacksad.

Mr. Ugartondo, coincido 100% en su comentario sobre el dibujo de Guarnido. Telepatía pura. Este hombre es capaz de más, y con todo, el cómic luce estupendamente.

Ocioso
Ocioso
Lector
30 noviembre, 2013 20:14

Aunque de momento solo he visto estas páginas y hojeado por encima el album me parece notar otro cambio en el estilo de dibujo. Blacksad es ahora mas bajito, mas redondito, y por contra, menos estilizado y menos “realista”
Muchos personajes de la animación y del comic estilo cartoon suelen evolucionar hacia trazos mas limpios, mas redondos, mas amables.
¿Le está pasando esto a nuestro gato? ¿Va a sufrir la misma evolución que Garfield?

Sputnik
Sputnik
Lector
30 noviembre, 2013 21:15

VayaporROB! Mira que el primer Blacksad me lo pillé el mismo día que salía en Hispania (inducido, básicamente, por su portada), pero me quedé en el tercero, Alma Roja. ¡Ya llevo dos álbumes de retraso! Esonopuedeser.
Si con el primer álbum la sensación generalizada fue de “muy bien, pero el guión es más simple que un chupete”, en el segundo fue un “oye, el guión va mejorando, pero aún así…” y en el tercero ya nos encontrábamos con un “bien, esto marcha”… ¿la progresión continúa en los dos siguientes? Curiosidad. Me los acabaré pillando igual.
Y a mí eso que dice Retranqueiro del “puf! se acabó” me pasó con los tres álbumes. De hecho, es algo que me suele pasar con el álbum europeo. Supongo que tiene que ver con la cantidad de pasta que sueltas en relación al número de páginas 😉

Sputnik
Sputnik
Lector
30 noviembre, 2013 21:18

“Blacksad es ahora mas bajito, mas redondito, y por contra, menos estilizado y menos “realista”

Vuelve a leerte “Un lugar entre las sombras”. Ahí sí era redondito. De hecho, el personaje se fue estilizando. Aunque ignoro qué fue de él en los dos álbumes que no he leído, of course.

Javié
Javié
Lector
30 noviembre, 2013 21:19

Bajo mi punto de vista, la diferencia respecto a otros álbumes es la utilización del color, en estas paginas hay poquísimo negro, que oye, igual el titulo del álbum tiene algo que decir en este tema, el color puede llegar a ser un elemento narrativo igual de importante que cualquier párrafo escrito.

samanosuke
samanosuke
30 noviembre, 2013 23:25

Yo los seguiré leyendo en la biblioteca (a ver si pillan este, pero lo dudo con lo jodido que esta la cosa) a la espera del integral que tarde o temprano caerá.

Mr. X
Mr. X
Lector
30 noviembre, 2013 23:54

Otro que
a) ha leído los blacksad en la biblioteca
y
b) piensa que el mejor, sin haber pillado el último, es Artic Nation.

Stasis
Stasis
Lector
1 diciembre, 2013 0:30

Lo que he leído claramente sobrevalorado. Caro para una historia mediocre y para leertelos (todos los volúmenes de Blacksad) en menos de diez minutos.

dhaldon
dhaldon
Lector
1 diciembre, 2013 0:52

Pues otro que le parece sobrevalorada la obra, no a nivel de dibujo que es magistral, sino en el guión, que menos en “artic nation” los demás no pasan de normalitos, o simple anécdota. Es un caso parecido a hawkeye.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
1 diciembre, 2013 0:53

“Y a mí eso que dice Retranqueiro del “puf! se acabó” me pasó con los tres álbumes. De hecho, es algo que me suele pasar con el álbum europeo. Supongo que tiene que ver con la cantidad de pasta que sueltas en relación al número de páginas”

No necesariamente. O, al menos, no en mi caso ni en lo tocante a Blacksad.

Estoy de acuerdo en que la BD es cara (y teniendo en cuenta cómo están las cosas, más) pero, en mi caso, y aunque a lo mejor suene a frivolidad, no siempre es la relación precio/número de páginas lo que marca si un tebeo es caro o no. Puede que sea caro, pero si me hace disfrutar no sólo una vez sino en cada relectura, pues al final no lloraré la pasta. No sé si me estoy explicando. Por decirlo de otra forma; Blacksad se me hace corto no sólo por el número de páginas sino porque lo disfruto tanto que, cuando lo acabo, seguiría leyendo otro tanto tranquilamente. En cambio, me compré el Lobezno: Destino Manifiesto (25€ pero muchas más páginas), y exceptuando dos historias que ya conocía, me defraudó tanto que según lo iba leyendo ya me arrepentía de haberlo comprado. Eso sí me pareció un despilfarro.

Pero, bueno, es una impresión personal.

Javié
Javié
Lector
1 diciembre, 2013 1:29

Es un caso parecido a hawkeye.

Que dices locoo!!! que eso no se puede decir aquí!!! tsssss

sibaix
sibaix
Lector
1 diciembre, 2013 10:09

A mi lo que no me gusta es que sean animales, me saca de la historia.
El estilo de dibujo tampoco me entusiasma aunque reconozco que esta bien hecho.

jorgenexo
jorgenexo
1 diciembre, 2013 22:13

Hay días que me ponéis…

Ocioso
Ocioso
Lector
1 diciembre, 2013 22:55

Stasis ha comentado: para leertelos (todos los volúmenes de Blacksad) en menos de diez minutos.

“He leído Guerra y paz en una tarde. Va de Rusia” (Woody Allen)

Stasis
Stasis
Lector
1 diciembre, 2013 23:01

Recuerdo un cómic de Hulk que una vez me ojeé en norma cómics. 24 páginas. Sólo había cinco bocadillos de texto. Y eran gritos de Hulk.

No es lo mismo. OBVIAMENTE.
Pero encuentro ciertos paralelismos.

Yo quiero una historia con unos dibujos que la definan. Que me metan en el entorno. Que si. Que con el dibujo te mueres de gusto.

Y Guerra y Paz… Pues me lo tengo que leer. Soy adicto a la literatura rusa. 😀

the drummer
the drummer
Lector
2 diciembre, 2013 9:08

lo tenía en la pila y ayer me lo leí para coger el sueño (me dió el sueño antes de acabarlo, así que me lo terminé esta mañana mientras desayunaba).
es cierto, se lee en un pis pas y la trama es bastante más simple que la de historias anteriores, de cualquier manera, como cualquier album de blacksad, vale cada céntimo de euro de los que cuesta.
en cuanto a lo comentado del dibujo, pues si, es posible que en algunas viñetas se note que están acabadas con cierta premura, sensación que no recuerdo de albumes anteriores; de cualquier manera, sigue siendo una gozada para la vista.

Ianu
Lector
2 diciembre, 2013 10:53

Con respecto al dibujo: los anteriores cómics de Blacksad, pese a contar con un dibujo muy trabajado, técnicamente impecable y preciosista(por no hablar de la caracterización cartoon de los personajes), tenía un leve problema que afecta a la narrativa y que ocurre en muchos de los cómics europeos: el exceso de detalle de las viñetas y la falta de artificios para destacar los elementos importantes de las mismas.

No es realmente un problema, dado que en la “vida real” el fondo no se difumina para que te centres en lo que sucede, pero sí es cierto que complica la lectura.

Si en este Blacksad Guarnido destaca las figuras con respecto al fondo, no me parece un handicap sino más bien una mejora.

Con respecto al asunto de la duración de la lectura:

Desde pequeño soy muy sistemático a la hora de leer un cómic. La primera leída comienza con buenas intenciones, intentando no saltarme ningún bocadillo, pero termina como lectura rápida. Este proceso no me lleva más de 10-20 minutos (depende del tamaño, claro). Posteriormente hago una lectura más detallada, pero especialmente focalizada en la historia, para, finalmente, realizar un último pase en el que exprimo la parte gráfica. En total, en esas tres lecturas, un cómic como Blacksad puede durarme unas dos horas. A posteriori, siempre releo los cómics pasado un tiempo prudencial. Sin embargo, este sistema sólo me vale para los que considero buenos tebeos. Hay otros que me duran un suspiro y que no soportan la relectura.

Con respecto al asunto pasta vs. el número de páginas

A quienes dicen que el formato europeo es caro para el número de páginas: El otro día me dio por comprarme un tebeo de Lobezno dibujado por Alan Davis (como único dato destacable). Me costó 3€ y pico. Me duró 5 minutos y dudo que vuelva a echarle un vistazo en mucho tiempo. Lo siento, pero a mí esto sí me parece caro. 15€ por un cómic BD puede ser mucho dinero (y más tal y como andan las cosas), pero no es caro.

Ocioso
Ocioso
Lector
2 diciembre, 2013 11:18

Una página de album europeo viene a ser como dos de comic-book americano. Vale, el tamaño no es el doble, pero el número de viñetas y la cantidad de lectura sí lo son. Dicho todo esto a gordo modo, claro.
Si se quiere comparar la relación precio-pagina de ambos formatos hay que multiplicar las páginas franchutebelgas por dos, y tener en cuenta que suelen ir dentro de dos hermosas tapas duras.
En cualquier caso está todo muy caro, que vas a la plaza y un trozo de carne para guisar, unos tomatitos y una docena de huevos, que encima ahora solo te dan diez, te cuesta lo que te costaba antes comer toda la semana, y lo comento con las señoras mientras me llega el número y están todas acongojadas, porque yo me lo puedo permitir y quiera dios que me quede como estoy, pero algunas tienen a su marido en el paro y con lo que le dan solo tienen para unas cabezas de pescado para hacer calditos y digo yo que esa es poca comida para una familia.