Batman/Superman 6-10

Por
4
1004

Edición original: Batman/Superman 6-10.
Edición nacional/ España:ECC Ediciones.
Guion: Joshua Williamson.
Dibujo:Clayton Henry, Nick Derington, David Márquez.
Color:Alejandro Sánchez.
Formato: Grapa, 24 págs. A color.
Precio:2.25 euros.

Hace tiempo, mi compañero Gustavo reseñaba los primeros cinco números de la serie , con el equipo creativo de Joshua Williamson al guion y David Márquez al dibujo. Coincido plenamente con sus conclusiones, no especialmente positivas, en lo que respecta a la cabecera. Si bien el arte era excelente, en lo referente al guion veíamos trazos de brillantez combinados con imprecisiones e irregularidades, tal y como hemos visto en su etapa al frente de Flash.

Creo que es fundamental conocer las declaraciones que ha hecho el autor en lo referente a esta colección para entender el porqué de parte de sus defectos. En un principio, iba a ser una serie centrada en Superman. De ahí, se pasó a considerar al Batman que ríe como figura fundamental y antagonista principal, con lo cual los planes cambiaron. Podemos ver, por la tanto, cierta indeterminación en los objetivos de la colección, muy importantes para conocer el rumbo de la misma así como los temas que se van a tocar.

El número 6 finaliza lo visto en sus predecesores, a modo de reflexión final. Comienza con una imagen impactante, al ver a Gordon infectado. Es una buena manera de enlazar con la siguiente escena, en la que los héroes van a confrontar a Wonder Woman para tratar el tema de Donna Troy (también infectada). Si uno contempla únicamente el dibujo, olvidándose por un momento del diálogo, las siguientes páginas son excelentes. El artista de Civil War II le da un carácter muy especial al combate, con Diana exhibiendo su fuerza y poder.

El problema es que el diálogo, aunque se ignore, sigue ahí. Resulta incomprensible la actitud de la Amazona, hablando de la delicada situación de su pupila mientras pelea, sin mirar a los otros dos. Todavía lo es más que, dada la gravedad de la situación, decida sin más irse sola a buscar a su amiga, en lugar de abogar por una solución común al mayor beneficio de esta. Parece a todas luces un recurso que ya vimos en números anteriores: un modo peregrino de dejar fuera de la ecuación al tercer miembro de la Trinidad, de cara a lo que viene a continuación.

La grapa culmina con una sucesión atropellada de monólogos interiores, acompañado del excelso trabajo de Márquez. Con el villano de la sonrisa fuera de la colección, Williamson va a recurrir a dos clásicos: Ra´s Al Ghul y Zod. Comenzamos con un problema cada vez más habitual en las editoriales grandes: la falta de continuación en la parte artística, más aún en lo referente a esta colección en la que el dibujo era la parte más notable y satisfactoria.

Su sucesor es Nick Derington, al que conocemos por su trabajo en la Patrulla Condenada de Gerard Way. Su influencia principal en cuanto al murciélago está en Bruce Timm y eso es algo que se puede apreciar en este arco, ofreciéndonos a un cruzado de la capa cercano al dibujo animado. De sus declaraciones, además, extraemos otro de sus dibujantes de cabecera: Brian Stelfreeze, muy importante para él en cuanto al Batman que tiene en mente cuando va a dibujar. Derington exhibe mucha personalidad, pero no parece ser el indicado para estos números en concreto. En la comentada etapa para el sello Young Animal junto al cantante de My chemical romance se veía que las confrontaciones físicas y grandes batallas no eran su fuerte, lo que, en este caso, haga que no se traslade como debería este apartado.

La alianza ocasional de villanos en DC produce buenas historias cuando sus motivaciones y actos se respaldan en un motivo original que permite dar credibilidad al problema al que se enfrentan los héroes. No se cumple del todo esta primera categoría, ya que volvemos a un concepto sobreexplotado como es el Pozo de Lázaro. Sí puede serlo en cuanto al objetivo: devolverle la vida a Kandor después de la destrucción provocada por Rogol Zaar.

Pero de nuevo, vemos irregularidad en cuanto a la definición de personajes. Zod es un hombre de guerra y un criminal, desde luego, pero es extremadamente inteligente y sus actos han de estar refrendados en un calculado examen, no en eventualidades. Su plan para traer de vuelta Kandor es injustificable, le lleva a tomar una decisión sobre la cual él no tiene poder alguno y del que pueden salir infinidad de posibilidades.

Por todo ello, de nuevo, nos queda un arco pobre en el resultado y caracterización.

En los últimos números contamos con otro dibujante, Clayton Henry, que está algo más acertado que el anterior. Me gusta lo que se nos muestra en el principio aunque, paradójicamente, contraviene el titulo de la serie. Me refiero a cómo actúa Batman en solitario, desde el punto de vista de guion, mucho menos encorsetado y con más libertad sin el Hombre de Acero. A pesar de mis dudas, cuando se han de juntar funcionan de igual manera, tal y como comentaré a continuación.

La destrucción inicial es espectacular y los sucesos hasta la resolución mejor llevados. El villano en cuestión (revelado en el tramo final) es aceptable, haciendo de este arco el mejor de los que hemos tratado.

Si antes he incidido en la mala presentación de ciertos personajes, ahora aprecio un mejor tratamiento en lo que respecta a la relación de Bruce y Clark, teniendo diálogos más afilados y conversaciones mejor llevadas. Hasta esta parte final no he visto verdadera química entre ambos, algo que considero que es una de las mayores virtudes que podría haber tenido la cabecera.

Si a la falta de relevancia propia le añades que no está siendo demasiado influyente en el resto de colecciones, creo que podemos considerar estos cinco números como fallidos en general. A pesar de que Williamson se esfuerza por dar continuidad conjunta (fundamentalmente con Superman, de Brian Michael Bendis), no recibe el mismo trato por estas, cayendo en cierta irrelevancia impropia de la entidad de los nombres de sus protagonistas.

Edición original: Batman/Superman 6-10. Edición nacional/ España:ECC Ediciones. Guion: Joshua Williamson. Dibujo:Clayton Henry, Nick Derington, David Márquez. Color:Alejandro Sánchez. Formato: Grapa, 24 págs. A color. Precio:2.25 euros. Hace tiempo, mi compañero Gustavo reseñaba los primeros cinco números de la serie , con el equipo creativo de Joshua Williamson al guion…
Guion - 5
Dibujo - 7.5
Interés - 5

5.8

DECEPCIÓN

Cinco números muy irregulares cuya mayor virtud se encuentra en el dibujo.

Vosotros puntuáis: 6.4 ( 2 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Drury Walker
Drury Walker
Lector
19 diciembre, 2020 11:05

Mas que un modo peregrino de dejar fuera de la wcuacion a Wonder Woman es un modo de decir “quieres saber que pasa, ve y conpra otros comics”. Ese numero es un anuncio publicitario permanente. Solo falta que salgan Bruce y Clark desayunando y cogiendo la leche y el zumo de forma que se vea bien la marca.

Yo segui un arco mas ppr Derington (me gusta mucho su Bruce y su Ra’s es fantastico) y me baje. Mal trabajo de Williamson. Mas alla de caracterizaciones y dialogos y que a veces no te queda muy claro que es lo que quiere contar en las paginas que tiene en el formato grapa original es que tiene un defecto que me saca muchisimo de la narracion, ybes que los personajes te estan explicando como son las cosas, pero tu no las ves. Es mas, te tienen que explicar lo que esta pasando. Eso en un comic es letal

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ángel García
19 diciembre, 2020 14:52

Si. La premisa de la coleccion, que parece que fue cambiada sobre la marcha como dices, parece que se ha quedado en Superman y Batman: hacen cosas… O les pasan cosas… El dibujo es bonito. La verdad es que a los que os dedicais a esto os admiro un poco, pprque tener que tragarse segun que productos y encima escribir un texto analizandolo y en tu tiempo libre… Que abnegacion!