Batman Nightwalker

Bruce y Madeleine, se conocen, hablan, ambos esconden secretos pero, ¿quién engaña a quién?

Por
0
1570

Edición original:Batman Nightwalker USA
Edición nacional/ España:Editorial Hidra
Guion:Stuart Moore, Marie Lu,
Dibujo:Chris Wildgoose
Entintado:Chris Wildgoose
Color:Laura Trinder
Traducción:Raúl Sastre
Formato:Tomo rústica, 200 páginas, 23cmx15cm.
Precio:14´95 €

Hoy le llega el turno a Batman Nightwalker, otra de las novelas gráficas de la línea joven adulto que publica en España la Editorial Hidra que tan buenas obras nos ha dado. Títulos como Harley Quinn: Cristales rotos o Wonder Woman: Warbringer, son cómics muy disfrutables más allá del público al que van dirigidos, pudiendo ser muy valorados también por los aficionados adultos. El caso que nos ocupa seguramente esté más restringido a su lector objetivo, chicos y chicas de entre 13 y 18 años que verán en esta encarnación de Batman Bruce Wayne alguien con el que identificarse y vivir sus aventuras con pasión debido al notable ritmo de lectura que tiene el tomo, muy ágil en todo momento.

Marie Lu nacida en China se mudó a Texas con tan solo cinco años. Autora de la novela que se adapta, del mismo nombre, es una escritora superventas, conocida por la trilogía Legend donde se recrea un futuro distópico y militarizado, recurso que se deja notar en la milicia juvenil de esta obra. Ha colaborado también en el departamento de videojuegos de Disney.

Stuart Moore
veterano guionista es el encargado de trasladar la historia de Marie Lu a la novela gráfica. Antiguo editor de Vertigo, como guionista para DC ha trabajado en colecciones como la JSA, La Legión de Superhéroes, Firestorm o Detective Cómics. Fue el encargado de la novela de Civil War para Marvel.

Batman Nightwalker comienza con la captura de nuestra antagonista, Madeleine, una activista del grupo criminal anarquista, Nightwalker, cuyos principales objetivos y victimas son los millonarios de Gotham City.

Bruce Wayne hace acto de presencia llegando a la fiesta de su decimoctavo cumpleaños. En una página, tres viñetas, se nos cuenta de forma muy elegante el archiconocido origen de nuestro héroe favorito al repasar su vida mediante portadas de periódico, resaltando los momentos que lo definen y marcan de cara a la creación del protector de Gotham.

Bruce no es el hombre serio, callado y calculador que es en la intimidad. Tampoco es el playboy mujeriego y descreído que muestra públicamente como medio para disfrazar su identidad heroica. Es un chico adolescente, a pesar de su mayoría de edad, abrazando, Marie Lu primero para su novela, y lógicamente Stuart Moore para su adaptación, al cien por cien el carácter de elseworlds e historia separada de toda continuidad. Es así porque, si bien a lo largo de la trama hay guiños que apuntan en dirección a su futuro como murciélago justiciero, resulta difícil de creer que este chico incrédulo se convierta en el Batman que todos conocemos. Sí podría ser un Batman que antes hubiese sido Robin, debe haber alguno así en el multiverso.

El reciente multimillonario (al cumplir dieciocho acaba de heredar la fortuna familiar) tiene un carácter impulsivo, haciendo gala de él, atrapa a un Nightwalker persecución de coches superdeportivos incluida. El peso de la ley caerá sobre Bruce que deberá hacer trabajos comunitarios para saldar su condena. ¿El lugar? El asilo Arkham. Allí conocerá a Madeleine, sin duda el personaje más atractivo del libro, dando comienzo a la historia que se nos quiere contar, el acercamiento entre dos jóvenes de mundos muy distintos que contra todo pronóstico, despiertan el interés el uno en el otro.

Amistad, deseo, traición o la incredulidad del amor estarán presentes en el libro, siempre vistos desde un prisma juvenil, esta novela gráfica de todas las publicadas por la Editorial Hidra, probablemente sea la que este más acotada al público al que va dirigida en un principio la obra.

Del dibujo se encarga Chris Wildgoose que ya ha trabajado anteriormente para DC en Gotham Academy. Con un trazo similar al del resto de la línea, donde prima un buen diseño de los personajes y una buena representación de los sentimientos o emociones en las expresiones de sus rostros. Pero Wildgoose además tiene un buen sentido de la narrativa y cumple sobradamente en las escenas de acción, siendo dinámico y elegante al ejecutarlas. Del color se encarga Laura Trinder que continúa la misma senda que el resto de cómics de la línea, tonos apagados, azules y grises, con la utilización de algún otro color más llamativo de forma puntual para resaltar distintos momentos. En esta ocasión el color destacado elegido es el amarillo. Como es costumbre en estas novelas gráficas la monotemática paleta dota de gran cohesión el aspecto gráfico.

Batman Nightwalker es una novela gráfica con capacidad de gustar y mucho a los seguidores de la línea joven adulto, donde un Bruce Wayne joven, inexperto e inocente conoce a una chica, Madeleine, astuta, brillante y manipuladora embarcándonos en una trama de engaños y medias verdades, con las características más recurrentes de este tipo de trabajos. No es un trabajo destinado a los amantes del murciélago que pudieran esperar una historia del héroe que conocen, pues les costará reconocerlo en el protagonista. Con un dibujo muy atractivo resulta una grata lectura para el target al que va dirigido, jóvenes que no hayan leído al personaje o quieran descubrir un Bruce Wayne más cercano.

Edición original:Batman Nightwalker USA Edición nacional/ España:Editorial Hidra Guion:Stuart Moore, Marie Lu, Dibujo:Chris Wildgoose Entintado:Chris Wildgoose Color:Laura Trinder Traducción:Raúl Sastre Formato:Tomo rústica, 200 páginas, 23cmx15cm. Precio:14´95 € Hoy le llega el turno a Batman Nightwalker, otra de las novelas gráficas de la línea joven adulto que publica en España la…

Juvenil

Guion - 6
Dibujo - 8
Interés - 7

7

Una obra con buen ritmo, destinada especialmente a su público específico con un interesante personaje en la figura de Madeleine y un Bruce Wayne poco reconocible para el aficionado a Batman, pero que sirve bien a la historia que se quiere contar.

Vosotros puntuáis: 8.08 ( 4 votos)
Artículo anteriorFlash: Porvenir
Artículo siguienteMás allá de la Galia #009. Octubre raro
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, todo lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos. Sueño con contemplar Themyscira sobre mi nube Kinton con un anillo verde en el dedo y una “S” roja en el pecho. Cómics, coleccionismo, cine, videojuegos, motos, fútbol, NBA… demasiados intereses para tan escasa bolsa y tan poco tiempo. Orgulloso y agradecido de formar parte de esta histórica web, a la que he leído durante tantos años.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments