Batman: Ira

Ira y Batman son las caras de una misma moneda. Sus origenes estan ligados y su destino hace inevitable acaben por encontrase.

Por
1
2895
 

Edición original: Batman Special núm. 1 USA, Batman Confidential núms. 13 a 16 USA .
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Mike W. Barr, Tony Bedard.
Dibujo: Michael Golden, Rags Morales.
Entintado: Mike DeCarlo, Mark Farmer, Mick Gray, Rooney Ramos.
Color: Adrienne Roy, I.L.L.
Formato: Cartoné, 144 págs.
Precio:.

 

Que Batman es un personaje obsesivo como pocos no es un secreto para sus seguidores. Su afán, esfuerzo y sacrificio son, junto a la citada obsesión, las señas psicológicas que anclan a Batman con su particular cruzada contra el crimen. Batman persigue un objetivo inabarcable, imposible de lograr, necesitando de esa obsesión para no perderse en si mismo, sus recuerdos y la tragedia que creó al héroe de Gotham.

Con este tomo de ECC se recopilan dos historias que están innegablemente relacionadas. La primera es del año 1984, perteneciente al Batman Special #01, escrita por Mike W. Barr y dibujada por Michael Golden, mientras que la segunda es del año 2008, publicada en el Batman Confidential #13-16, escrita por Tony Bedard y dibujada por Rag Morales. Ambas historias están separadas por 24 años, pero su raíz es la misma: un villano que es como Batman, pero que busca objetivos diametralmente opuestos a este.

Esa premisa, la de enfrentar a Batman contra un enemigo tan formidable en cuerpo y mente como él mismo, pero enfocado en asesinar policías, hace que tengamos las dos caras de una misma moneda y un enfrentamiento que, expuesto de este modo, merece ser leído.

Aquí hay dos reseñas en una, pero la verdad es que los cuatro números que forman parte de este tomo son un todo, con independencia de esos 24 años que los separan, gracias a la labor de Bedard que sabe rescatar a la perfección los conceptos sembrados por Barr en 1984, para adaptarlos a las tendencias de 2008.

Batman e Ira nacen el mismo día, en el mismo momento, creados por una tragedia que marca la vida de dos niños y los empuja a desposeerse de toda cordura para hacer frente a sus particulares juramentos. La historia de Barr nos presenta un escenario donde hay un misterio en el pasado de uno de los protagonistas, mientras Batman ha de lidiar con este enemigo que en nada se parece a los enfermos que acaban encerrados en Arkham. Su fuerza radica también en la obsesión y es precisamente esa obsesión la que lo hace tan peligroso. Barr usa a Ira a modo de espejo para Batman, logrando que sea consciente de sus propias obsesiones y miedos, al verse reflejado en Ira.

La historia de Barr tiene el característico ritmo narrativo de los años ochenta donde los diálogos son extensos, detallados y profundos, que cargan de emociones una historia que superficialmente puede parecer una trama más de acción del hombre murciélago. Sin embargo, es un fino retrato psicológico de Batman que nos deja claro a los lectores que la línea que separa al héroe de caer en el lado oscuro es sorprendentemente fina.

Otra cosa que llama la atención de la primera historia es la concreción que demuestra Barr para contarla. No necesita muchas páginas para acertar en la diana y contarnos lo que quiere contar. Va directo y cada viñeta, ilustradas al estilo clásico, pero eficaz, de Michael Golden, nos da la información justa y necesaria para que todo sea contado cuando debe ser contado.

Por el contrario, Bedard ya hace gala de justamente lo contrario y nos cuenta en esencia la misma historia que Barr, pero ya en tres capítulos, donde se aprecia mucho menos diálogo y si más acción, dejando más protagonismo al dibujo de Morales.

La narrativa cambia, el estilo cambia, la composición cambia, para que Bedard recupere a Ira y vuelva a enfrentarlo de nuevo a Batman. Por supuesto la historia no funciona con la misma eficacia que la de Barr y Golden, no porque Bedard no nos construya una buena historia, que lo hace, sino más por la puesta en escena de Ira que carece ya del factor sorpresa con el que Barr jugó en su historia.

Para distanciarse del planteamiento inicial de Barr, Bedard, introduce a Nightwing en la historia como agente diferenciador y catalizador de la acción, ya que su presencia es determinante para la adecuada fluidez de la historia. Dick aporta ese punto optimista al conjunto que no tuvo la historia de Barr y por tanto esta segunda trama es menos opresiva que la de 1984, centrando su atención en desarrollar más lo aspectos que diferencian a Batman de Ira (Barr se centra más en lo que los une) y desvela el secreto que Barr dejó sin resolver en torno a uno de los protagonistas.

El trabajo gráfico de Rag Morales, siendo mucho menos rígido que Golden, resulta igualmente clásico, pues Morales no se caracteriza por ser un dibujante especialmente rompedor en composición, pero si muy dinámico, destacando en fluidez y naturalidad corporal. Tiene otros defectos, como cierta inconsistencia facial, pero en este tomo en concreto está más contenido que en otros trabajos, por lo que su aportación resulta muy satisfactoria para el tono que Bedard le da a la historia.

Por tanto, Ira nos trae una ración doble de Batman, con diferentes sabores, pero mismo envoltorio, que se disfruta de principio a fin, en el que vamos a poder ver a Batman enfrentándose a su propio reflejo y sus propias obsesiones, convirtiéndose en su peor enemigo. Recomendable para los seguidores del personaje y todos aquellos que deseen conocer a este interesante villano que sin ser particularmente famoso, es especialmente letal para Batman.

  Edición original: Batman Special núm. 1 USA, Batman Confidential núms. 13 a 16 USA . Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Mike W. Barr, Tony Bedard. Dibujo: Michael Golden, Rags Morales. Entintado: Mike DeCarlo, Mark Farmer, Mick Gray, Rooney Ramos. Color: Adrienne Roy, I.L.L. Formato: Cartoné, 144 págs. Precio:.…
Guion - 7
Dibujo - 8
Interés - 8

7.7

Interesante.

Un tomo para descubrir a un enemigo poco conocido de Batman y que sorprende por su capacidad para enfrentarse a él en igualdad de condiciones. Una obra interesante que será apreciada por los aficionados al Hombre Murciélago.

Vosotros puntuáis: 9.06 ( 8 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Gran Guerrero Tigre
Gran Guerrero Tigre
Lector
25 febrero, 2021 10:09

Me gusta muchísimo este cómic, fue uno de los primeros tomos de Batman que compré y leí en mi vida y me encantó.

En especial, el arco de Bedard. Cargado de suspense, acción trepidante, una esencia oscura y sotisficada y un guión redondo y lleno de sorpresas. Son las cualidades de esta gran historia. Ira es un villano más que admirable y debería ser tomado más en cuenta en el mundo del Murciélago (aunque mejor no recordemos esa versión de los Nuevos 52, augh).

Y el dibujo también es maravilloso, Morales es de mis dibujantes favoritos, tiene un tono clásico pero dinámico, es uno de los más dignos imitadores de Neal Adams.

En conclusión:
comment image