Batman #19 (Renacimiento)

¿Una cita doble? No hay mejor manera que pasar un día que rodeado de amigos. Y si son superamigos, mejor que mejor.

Por
15
3203
 

Edición original:Batman núms. 36-37 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Tom King.
Dibujo: Clay Mann.
Entintado: Clay Mann, Steh Mann.
Color: Jordie Bellaire.
Formato: Grapa, 48 págs. A color.
Precio: 3,25 euros.

 

Dos amigos o dos amigas y sus correspondientes parejas, quedando para salir juntos y pasar un buen rato. ¿Quién no ha experimentado algo así alguna vez? Tal vez esa sea la pregunta que se hizo Tom King llegado este número y este momento de su etapa en Batman, haciendo de nuevo lo que ya nos dejó muy claro en el segundo anual de la colección, que en las distancias cortas es cuando tenemos al mejor King posible. Al menos cuando hablamos de su etapa en Batman.

Y es que el número 19 de la serie regular de Batman en nuestro país, esconde en su interior un regalo muy especial, una historia que rompe con todo lo anterior, en cuanto a lo que se nos cuenta, alejándonos de grandes conspiraciones, enfrentamientos, conflictos, luchas, dramas, golpes, sangre, sudor y confesiones descarnadas, y se deja llevar por la simple y llana vida normal en una cita doble entre Lois Lane, Selina Kyle, Clark Kent y Bruce Wayne.

La etapa de King a cargo de Batman va a pasa a la historia, sin duda, sin embargo, lo hará con luces y sombras, pues hasta la fecha no acaba de encontrar la regularidad argumental, con sagas muy interesantes o historias donde el objetivo es tan difuso que confunde al lector o con pequeños arcos en los que demuestra todo el talento que tiene. Arcos cortos y que se alejan de esa vida bajo la capucha. King es un escritor perfecto, su estilo, su forma, su fondo, su planificación, su ambición a la hora de encarar cada trabajo hacen de su pluma un valor seguro para la inmensa mayoría, pero también nos deja historias asépticas, muy tangenciales a lo que emociones se refiere. Son sus arcos más largos son los que más adolecen de este inmovilismo, siendo los cortos los que desatan su lado pasional y visceral, para hacer sentir de verdad cada texto y viñeta de la historia.

Poco hay que decir respecto al argumento de número 19 de Batman que no sea lo ya expresado. Una cita en la que dos amigos, dos grandes amigos, con sus más y sus menos, como ha de ser en los amigos de verdad, cuyo respeto mutuo va mucho más lejos de lo simplemente mundano, pasan unas horas juntos sin preocuparse de lo que pueda estar pasando en Metrópolis o Gotham. Unas horas de diversión en una feria típica de condado en la que hay una condición para poder acceder: ir vestido de superhéroe.

Simplemente brillante.

Y es que esta es la herramienta que King usa en esta ocasión para construir la trama que fluye suave y orgánica a lo largo de todo el número. Una herramienta que se permite ir más lejos cuando la interacción verdaderamente interesante es la que tienen Lois y Selina, voces de la cordura, del sentido común, de la reflexión sabia ante una situación que les viene grande a los dos héroes más importantes del Universo DC.

King juega con los egos de Superman y Batman enfrentándolos desde un punto de vista similar al que se ha podido leer de los personajes hasta ahora, pero ligeramente virado como para que podamos ver nuevos puntos de vista de esta contundente relación de amistad. Que Batman y Superman son amigos es algo obvio, dos caras de una misma moneda, dos formas de ver la vida y vivirla que los complementa a ambos cuando están juntos. Una experiencia de tolerancia mutua que enriquece a los personajes si, como ocurre en esta ocasión, el escritor es capaz de haber interiorizado bien la forma de ser de Bruce y de Clark.

Y es que la vida de Bruce, por primera vez, se asemeja a la de Clark en cuanto a que está dispuesto a formar una familia.

King ha sido capaz de mezclar su ADN con el de los personajes y ha extirpado de su interior todos esos años de relación tensa que los ha ido uniendo más y más. Han luchado juntos más veces que nadie, han superado situaciones de las que nadie habría podido escapar y se entienden como si fueran dos hermanos gemelos. Esa esencia destilada de la amistad sin condiciones es lo que King es capaz de reflejar en las páginas de este cómic de forma magistral en la secuencia en la que tanto Batman como Superman van hablando de como se ven el uno al otro.

Pero no todo gira alrededor de Clark y Bruce. Hay espacio y mucho, para esa excelente caracterización que hace King de Selina y Lois, que comparten experiencias habiéndose conocido de forma directa en este mismo cómic. Dos mujeres adultas, una casada, la otra prometida, que buscan no solo entenderse a si mismas y su particular mundo, sino también a Bruce y Clark y su mundo de locos. Hablan de sus infancias y de alguna extraña forma son antagónicas, como la de Bruce y Clark, lo que permite que entre ellas se genere una conexión especial, como la de Bruce y Clark, pero mucho más cercana en lo emocional. Un movimiento a dos bandas en el que King se desenvuelve con soltura y desarrolla con acercados diálogos que expresan mucho más de lo que simplemente quieren decir.

Aunque la portada es del increíblemente talentoso Mike Janin, en el interior nos encontramos con el dibujo de Clay Mann, cuyo estilo se adapta a la perfección a las aspiraciones de King para con la historia. Su composición de página está al servicio del guionista, haciendo uso de trucos narrativos que se perdonan sin mucho esfuerzo en post de la fluidez textual de las conversaciones. Mann cumple y cumple sobradamente para con las necesidades de la historia. Aquí no se trata de llenar el cómic de poses espectaculares, aquí se trata de contar algo que va más allá del simple postureo superhéroico… y Mann demuestra (aunque abusa de algunos trucos gráficos muy evidentes) que su trazo suave, a medio acabar, con un buen uso de las sombras y un control perfecto del tempo visual está a la altura del trabajo de King. Una simbiosis ideal entre escritor y artista.

Lo imposible es posible cuando eso que nadie había logrado antes se lleva a cabo. Es así de simple, lo imposible hoy es lo posible del mañana y King así lo cuenta y mete de lleno al lector en esta historia en la que el algodón de azúcar, los helados, los perritos calientes y el béisbol, sustituyen a las amenazas cósmicas, los rateros de los callejones y los supervillanos egocéntricos con ansias de dominación mundial. Un aterrizaje en la vida que todos conocemos y que nos pone al lado de estos cuatro personajes a los que acompañamos en una noche diferente, una noche especial, en la que lo único que de verdad cuenta es la amistad sin esperar nada a cambio.

  Edición original:Batman núms. 36-37 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Tom King. Dibujo: Clay Mann. Entintado: Clay Mann, Steh Mann. Color: Jordie Bellaire. Formato: Grapa, 48 págs. A color. Precio: 3,25 euros.   Dos amigos o dos amigas y sus correspondientes parejas, quedando para salir juntos y pasar…

King en estado puro.

Guion - 8
Dibujo - 7
Interés - 8.5

7.8

Brillante.

Un trabajo redondo que viene demostrar le talento de King para brillar en las distancias cortas. Un número especial para todos los aficionados.

Vosotros puntuáis: 8.6 ( 22 votos)
15 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
elBlueNules
elBlueNules
Lector
9 junio, 2018 10:02

Uffff esta fue mi última grapa. Hasta aquí. Después de soportar algunas de las peores sagas de la historia del murciélago, como lo de Bane o La guerra de bromas y acertijos, y de ver cómo se ridiculizaba a Thalia para enaltecer a Selina, no pude más y tuve que abandonar la colección después de más de 12 años seguidos comprándola.

Del Tom King que maravilló al mundo con Vision o Sheriff de Babilonia no hay ni rastro. En su lugar, un Cómo conocí a vuestra madre pijamero y de baratillo, que es obvio que puede gustar a algunos, pero no es el cómic de Batman que yo quiero leer. Me preocupa que tras el pelotazo inicial de Rebirth el nivel de las colecciones haya decaído tantísimo en la editorial, sólo Deathstroke ha conseguido mantener el tipo a estas alturas, el resto… Y ahora la saga de Freezer que se ha “inventado” Bendis para Superman, toma ya…

earbudds
earbudds
Lector
En respuesta a  elBlueNules
9 junio, 2018 10:51

INVENT.

Vansalth
Vansalth
Lector
9 junio, 2018 10:03

Una Grapa que es una auténtica maravilla, preciosa en su sencillez (aparente) y costumbrismo. Lo que está haciendo King desde que se dio cuenta tras la Guerra de Bromas y acertijos de que lo suyo no son superhéroes dándose puñetazos y diciendo frases epatantes en splash pages, sino historias maduras y cercanas a los personajes es un acierto tras otro. Estas últimas dos grapas así lo demuestran, y el número 20 recién salido es otra maravilla tremenda que después de las aberraciones noventeras que nos tuvimos que tragar con Snyder saben como la gloria.
Y que todavía en foros haya quien diga que King se tiene que ir y volver el Snyder con su robo conejo y su terror mal entendido de sangre y caras arrancadas… Nunca entenderé al público de este medio.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Vansalth
10 junio, 2018 17:18

Entiendo lo que dices… Pero King y Snyder tampoco son excluyentes. Con sus errores y aciertos ambos han firmado buenas etapas, o al menos interesantes. Mala es la etapa de Daniel por ejemplo!

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  Drury Walker
11 junio, 2018 9:19

Por supuesto, a mi el inicio de la etapa de Snyder no me disgustó (y más con el dibujo de Capullo, que ha hecho mucho por esa etapa) pero después de la muerte de la familia fue bajando y bajando el nivel horrores. Pero bien, cumplió su papel en su momento, vale.
Pero que una etapa tan diferente e interesante como la de King este recibiendo tantas críticas me choca, y lo peor es que todas van al mismo sitio: esto no es lo que yo quiero leer cuando leo Batman. Es decir, la gente quiere leer la enésima saga que pelea con el Joker, o investiga a los mafiosos, o… Quieren otra vez lo mismo que llevan leyendo 20 años. Así que mi queja va hacia el inmovilismo del lector de superhéroes, que quiere leer exactamente lo mismo durante toda su vida, y luego cuando se lo Dan se queja de que es siempre igual y que el medio no avanza. Claro que no lo hace. Si al mas mínimo intento de hacer algo diferente o meter cambios significativos la gente se pone muy nerviosa. Y hablo del lector promedio, se que, por suerte hay quien no es así. Pero lo es la mayoría.

elBlueNules
elBlueNules
Lector
En respuesta a  Vansalth
11 junio, 2018 11:46

PUES NO. Inmovilistas son los que critican el Thor de Jason Aaron o se indignan por la corrección política cada día más palpable en el cómic mainstream.

Los que nos quejamos de que el Batman de King no es el Batman que queremos leer es porque, al menos yo, me parece un cómic malo y aburrido. Sagas alargadas y mal ejecutadas (Yo soy Bane, La Guerra de Bromas y Acertijos), personajes mal caracterizados (el Joker de King da pena al lado del de Morrison o el de Snyder, y eso por no hablar del propio Batman en muchos capítulos), licencias creativas deprimentemente tramposas (humillar a Thalia para hacer guay de cara al espectador a Selina), vicios propios del peor Bendis (“Voy a romperle la espalda a Bane” x78 veces a lo largo de una grapa), nada de contextualización gothamita (uno de los fuertes de Snyder), etc.

No es que Snyder fuera la hostia tampoco, pero vamos. No entiendo cómo un autor con el talento de King está entregando este producto, y eso que su Batman & Elmer Fudd con Lee Weeks está bastante guapo. Entiendo que haya quien disfrute de esta etapa, pero yo no lo hago, y no es que quiera seguir leyendo otra saga más del Joker, porque me parece un personaje super quemado. Pero quiero cómics de Batman que estén a la altura, y los de King, para mí, no lo son. Y ya esta sitcom que viene desarrollando a muchos se la pondrá dura, pero a mí me da vergüenza ajena…

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Vansalth
11 junio, 2018 18:10

Pues fíjate, yo creo que el bajón que se le achaca a Snyder en parte es precisamente por escapar de su fórmula y probar algo diferente. La historia del “batconejo” que me parece estupenda sería una muestra. Yo no me veo inmovilista. Me gustó el desarrollo de Rucka y Brubaker del GCPD y el crimen organizado. Me gustó la jubilación de Gordon y me pareció innecesario que los recuperaran a él y a Bullock. Yo no tenía ningún interés en que recuperasen a Bruce porque el tándem de Dick y Damian me parecía oro puro y con lógica. Yo no quiero que King se vaya por el momento. Me parece que ha hecho historias muy buenas y que puede seguir entregando alguna más. Pero también creo que “Yo soy Gotham” (sin incluir el epilogo), la primera mitad de “Yo soy suicida” y “La guerra de los chistes y los acertijos” son francamente malas. Y con fallos de caracterización y momentos absurdos y forzados también. Pero los lectores de Batman somos muy afortunados: en último término todo son etapas, al final los juguetes serán devueltos a la caja, Batman tiene mil historias escritas y varios autores que lo escriben al mes todos los meses.

TheCrush
TheCrush
Lector
9 junio, 2018 11:43

En general, estoy disfrutando de la serie pero precisamente en este número ha habido varios detalles que me han chirriado. El “Te averguenzas de mi?” de Catwoman diciendoselo a cuatro patas y esa escena final de los chicos jugando a baseball y las chicas fuera mirando. Para mí lo mejor de King han sido precisamente las sagas del primer arco “Yo soy Gotham”, el de Bane y la guerra de bromas y acertijos.

Paulo Hernando
Autor
9 junio, 2018 21:38

No soy un admirador del batman de king ,de hecho no me ha gustado hasta el anual .Desde entonces lleva pocos numeros pero le veo una notable mejoria . Muy de acuerdo con la reseña , el adjetivo final “brillante” me parece el mas acertado. Para mi lo es porque si bien no es un comic de batman al uso , esta perfectamente narrado con dialogos acertadisimos y una dualidad batman superman hipnotizante. Una grapa que si bien no es epica, grandiosa o intrigante para el futuro, te deja una gran sensacion de boca.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
10 junio, 2018 17:14

Por no repetirme a mi mismo ni repetir lo que decís los demás. Una historia recomendable y corta (viva!), Lois y Selina brillan con luz propia y aparece cierto villano con su diseño precio al NUDC. A mi me compensa el gasto de tiempo y dinero, aunque la caracterización de Bruce me siga chirriando.

David For President
David For President
Lector
En respuesta a  Drury Walker
10 junio, 2018 20:07

Una de las mayores críticas que leo siempre hacia el Batman de King es, precisamente, la caracterización. Y no lo entiendo: hace poco estuve leyendo a Batman con los Outsiders, y el Batman de Barr se quedaba tan ancho cuando sus compañeros lanzaban a un villano al vacío o medio se cachondeaba cuando un pobre diablo se desnucaba escapando de él; el de Starlin hacía cosas muy fuera de personaje en Las 10 Noches de la Bestia o en The Cult; el de Grant y Breyfogle era expresivo a más no poder y en otras manos se comunicaba casi a base de gruñidos; en unas ocasiones era un héroe tremendamente independiente y solitario y en otras es el de la Batfamilia, el de la Liga del Satélite,…

Que sí, que cada uno tenemos una imagen en la cabeza de lo que debería ser Batman, pero es normal que a los escritores les pase lo mismo. Y claro, con un personaje tan dado a variar según quién le ponga las manos encima, es normal que esos escritores se sientan libres como para escribir al personaje según su propia idea de qué o quién es Batman.
Vamos (me enrollo, ya), que la visión de King respecto al personaje me parece tan legítima como la de los escritores con los que mamé a Batman de crío.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  David For President
10 junio, 2018 21:18

De enrollarse nada. me parece muy interesante lo que planteas. Por supuesto que cada autor tiene una visión del personaje y que todas son legítimas. Por supuesto que cada lector tiene su visión y su canon, y es legítimo. Maxime cuando finger y kane se hicieron un retcon a sí mismos. No es lo mismo el batman tierra dos que el tierra uno que el post-coie que el post hora cero que el post crisis infinita que (especialmente) el post flashpoint.

Como estoy incluido implícitamente en el grupo de los críticos de la caracterización, intentare justificar mi postura brevemente. El batman actual es básicamente el batman de snyder. Tras su resurrección tenemos un batman con un cuerpo rejuvenecido en la cima de sus facultades físicas y la mente de un batman experimentado, un batman confiado y de subidon dispuesto a traer esperanza. Ese batman coexiste con el batman de King, que sin ninguna transición orgánica pasa a ser un batman traumatizado, que carga con una pesada maldición autoimpuesta que ya desde la infancia lleva como una forma de suicidio en diferido para acabar en una buena muerte, que merezca la pena. Esto por cierto es un cambio de paradigma en el personaje y no se compadece con lo que se escribe en el resto de colecciones del personaje. Pero además esto se extiende a otros personajes, tanto menores como hombre cometa o tweedledum y tweedledee, como mayores como acertijo. O el acertijo de King te parece congruente con lo que se vio de el tanto en aňo cero como en maldad eterna? Por no decir de otras versiones previas. Y dicho eso, que me lo paso muy bien con algunas historias de king

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  Drury Walker
11 junio, 2018 11:49

Buen comentario, solo quiero puntuar algo: que la personalidad del Batman de King no se comparte en las otras colecciones en las que aparece el personaje. Es totalmente cierto, pero eso no es algo nuevo ni raro en absoluto en DC o Marvel. Y te pongo un ejemplo cercano: ¿tenían la misma personalidad la Wonder Woman new 52 de Azarello y la WW de Johns en la liga de la justicia new 52? Mas bien no. No dejaba de ser el mismo personaje (como pasa con batman) pero su caracterización y personalidad eran bastante diferentes. Y es algo que suele ocurrir cuando un autor con una forma de escribir muy marcada coge a un personaje (Azarello, King…). Por ello me sorprende tanta extrañeza de la gente.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Vansalth
11 junio, 2018 17:49

Claro! Creo que ahí has puesto el dedo en la llaga! New 52. David for President hablaba mas arriba de la famosa escena de Barr de “soy Batman y apruebo este linchamiento” . Pero una cosa en la que podemos concordar es que en las colecciones del batverso, bajo la egida de un mismo editor, se movian en unos mismos parametros básicos. Post-COIE Barr y Max Allan Collins relanzaron un Batman un tanto vintage, con el pelotazo de miller redefinen el personaje a otra cosa. Se acabo el vintage en el presente. Dennis O Neil fijaba unos parámetros básicos que se cumplian. Otra cosa son colecciones grupales o versos sueltos como la colección que editaba archie goodwin. Pero en cambio en el NUDC los editores parece que no cumplen su funcion, por exceso (la polemica de batman no se sienta) o por defecto. Si king quiere hacer un batman de esa guisa tendría más sentido orientarlo a sus primeros años como hizo en la guerra de los chistes y los acertijos, o partir de la situación de snyder y hacer una transición con cierta logica interna. Y eso es labor de un editor. Bueno, yo al menos lo veo así!

Athos
Athos
Lector
En respuesta a  Drury Walker
11 junio, 2018 22:41

Y este debate de la uniformidad del personaje se vuelve más engorroso si vamos al traje, al batmovil, la batcueva y otros elementos, que a veces no guardan coherencia de una serie a otra.