Batería de reseñas: semana del 4 al 10 de Junio

Por
8
191

Reseña de Transformers: Armada 1 y 2, por Alberto Benavente

Edición original: Transformers: Armada 1 a 4 (2002); Dreamwave.
Edición España: 2006/07; Norma Cómics.
Guión: Chris Sarracini.
Dibujo: James Raiz y Edwin García.
Entintado: Rob Armstrong y Erik Sander.
Color: The Real T!.
Formato: 2 Tomos prestigio 80 y 48 págs.
Precio: 6,95 € y 5,00€.

Puede que haya perdido mi inocencia para según qué cosas”. Estas palabras las decía la semana pasada un crítico de cine en una radio nacional, a propósito de la tercera entrega de Piratas del Caribe. Esa inocencia, decía, le impedía ver con buenos ojos algo que, para él, no era más que un saca cuartos y poco más.

Empezamos con esa frase porque es algo similar a lo que ya dijimos hace dos semanas con respecto de la nueva serie de los Transformers que nos trae Norma. Que el lector veterano no encontrará aquí nada nuevo. Es más, puede que hasta le resulte irrisorio el aspecto o incluso hasta una mera copia de lo que solo supo llevar a buen puerto Simon Furman (por cierto que este se sumó más adelante en esta etapa Dreamwave y ahora forma parte de los nuevos “nuevos” Transformers de IDW).

Hablando del comic en propiedad, en esta ocasión, y tras el final apoteósico de la anterior miniserie, nos retrotrae al inicio de todo, al planeta Cybertron donde la batalla entre Autobots y Decepticons es inevitable. Y desde donde asistimos en primera fila a la llegada de todos ellos a la tierra. También asistimos a un nuevo tipo de TFormers… y hasta aquí puedo leer. Decir que esta serie Armada, que luego pasaría a ser llamada Energon, corría en paralelo y en continuidad con la serie de dibujos que estrenaron en aquel momento en los USA (titulada tambíen Armada. Originalidad, ya saben), algo que no cabe en ninguna cabeza a día de hoy con ningún tipo de tebeo de otro tipo. 😉
Sin llegar a ser nada del otro mundo, es de agradecer que al menos haya guiños al lector, tanto novato como veterano ya desde la primera página, donde una simpático robotito nos da la bienvenida a Cybertron “tanto si es su primera vivita como si ya ha estado aquí antes”.

En resumen, lectura agradable sin más, para la muchachada que busca algo actual de tan magnos robotajos y aperitivo ideal para la “omnipresente en todas las noticias relacionadas” película de inminente estreno con los coches, aviones, radiocasetes y ambulancias preferidos de todos los lectores de esta serie.

Oh, y claro…!!!A Transformarse!!!!

Reseña de Jóvenes Titanes #18, por David Fernández

Guión: Geoff Johns
Dibujo: Tony S. Daniel y Todd Nauck
Entintado: Marlo Alquila, Richard Bonk, Sean Parsons, Nelson y Lary Stucker.
Color: Jeromy Cox y Tanya & Richard Horie
Correspondencia USA: Teen Titans # 31-32 USA
Planeta DeAgostini Cómics – 48 págs – 3,5 €

El Hermano Sangre, demonios, muertos vivientes, la profundización en la incipiente relación entre dos Titanes, la recuperación de un atípico héroe supuestamente muerto… y ¡el Capitán Zanahoria y el Equipo del Zoo! Sin lugar a dudas, los arcos argumentales de Jóvenes Titanes más directamente relacionados con Crisis Infinita no dejará indiferente a nadie.

La historia continúa donde la habíamos dejando en la anterior entrega de la colección, con el retorno del Hermano Sangre, dispuesto a sembrar el caos con tal de traer el infierno a la Tierra, sin pensárselo dos veces a la hora de utilizar los más macabros métodos. La trama, como viene siendo habitual, está plagada de numerosas referencias a la historia pasada de los Titanes, valiéndose de los menos experimentados miembros del supergrupo para justificar argumentalmente la explicación de dichas referencias, destinadas principalmente a los lectores más veteranos. Una buen historia que, en esta ocasión se ve lastrada por las páginas protagonizadas por El Capitán Zanahoria, que si bien en el anterior arco argumental servían como contrapunto cómico, y enriquecían la trama principal con un curioso juego de paralelismos, en esta ocasión se antoja un tanto cargante y anticlimática,

En cuanto al #32 USA, decir que viene a representar un enfrentamiento ¡Superboy vs Superboy!. Enfrentamiento, por cierto, ya plasmado en Crisis Infinita #4, pero en esta ocasión narrado desde una perspectiva diferente. Todo un duelo de tintes épicos y existencialistas, que bien podría representar una metáfora, no demasiado disimulada, de la angustia juvenil por la búsqueda de la identidad propia, la reivindicación de la individualidad, y de los rasgos diferenciadores, puestos en relación con la potenciación de dichos valores mediante la integración, en este caso, en una familia: Los Titanes.

Un buen cómic, aunque un tanto irregular, que deja patente que nada volverá a ser lo mismo para estos jóvenes héroes. Pese a lo dicho, en mi opinión esta colección gana enteros en cuanto se aleja de la farragosa continuidad del Universo DC, aunque su papel en esta Crisis se haya escenificado de forma más que digna.

Reseña de Astonishing X-Men vol.2 #1, por David Fernández

Guión: Joss Whedon.
Dibujo y entintado: John Cassaday.
Color: Laura Martin.
Correspondencia USA: Astonishing X-Men #13
Panini Cómics –24 págs– 1’95 €

Por fin, tras una espera de ocho meses que se ha hecho eterna, llega a las estanterías de las librerías especializadas uno de los más destacados títulos, tanto de Marvel Comics como de la franquicia mutante. Aprovechando la ocasión, desde Panini cómics han optado por renumerar Astonishing X-Men, a diferencia de la edición americana, en la que la presente historia fue publicada como el # 13 del volumen 1 de la colección.

Tras lo acontecido en El Don y Peligroso, primero arcos argumentales de Whedon y Cassaday, ambos autores nos traen de vuelta nuestra ración mensual de las aventuras del equipo formado por Cíclope, Emma Frost, Bestia, Lobezno, Gatasombra y Coloso, planteando una trama ya insinuada en anteriores entregas, donde se recuperará a uno de los enemigos por antonomasia de La Patrulla-X: El Club Fuego Infernal. Pero en un número caracterizado por la profusión de diálogos, la acción no se centra de forma exclusiva en tan selecta asociación, pues Whedon analiza el nuevo estatus de la relación entre Peter y Kitty, nos muestra a Logan tutelando a la nueva (y poco numerosa) generación de mutantes, y a Maria Hill, directora de S.H.I.E.L.D., preocupada por los tejemanejes intergalácticos relacionados con la organización S.W.O.R.D, los X-Men, y el alienígena Ord. Suficientes asuntos como poder intuir por dónde discurrirán los derroteros argumentales de este “año dos” de Astonishing X-Men, donde parece que, una vez más, guionista y dibujante unirán su talento para ofrecer una obra no necesariamente original, pero sí elegante, a la par que respetuosa y, en su vocación clasicista, deudora de algunas de las mejores etapas de La Patrulla-X.

Comentar que, pese a mantener una clara vocación de independencia, las páginas de este cómic no están exentas de cierta interacción con la continuidad del resto del Universo Marvel, concretamente con el trabajo de Brian Michael Bendis en Secret War, o de Grant Morrison en New X-Men, legado que, por cierto, apenas ha sido respetado por el resto de guionistas Marvel, lo cual no considero intrínsecamente malo, pues no soy un gran admirador de la etapa del escocés al frente de los X-Men, muy superior a la media de la franquicia mutante, pero demasiado rupturista para mi gusto.

Por lo que a Cassaday se refiere, demuestra una vez más su talento y versatilidad, adaptándose al tono sosegado de la narración de Whedon. Y es que en definitiva, estamos ante un número introductoria, donde los diálogos gozan de un protagonismo casi absoluto, frente a las escasas (casi inexistentes) escenas de acción. Un punto de partida que hace augurar un par de arcos argumentales realmente interesantes, quizás lastrados por el errático ritmo de publicación en su edición americana, que esperemos no termine por afectar a la española.

8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
El critico
El critico
9 junio, 2007 18:43

Genial Astonishing.Me la compré entera ayer por una reseña que leí y me parece genial.Muy buen guión y un dibujo espectacular.La mejor colección mutante junto con X-Factor de largo, por lo menos a mi juicio.
Sin embargo no puedo con estos Titanes.Me parecen aburridísimos.

Darío
Darío
10 junio, 2007 16:41

¿Logan tutelando a la nueva y “poco numerosa” generación de mutantes?

Veo esta frase muy muy poco afortunada. Está claro por otras series que la nueva generación de mutantes es enorme. Sería más fiel decir que Logan tutela a Hisako y a X 23.

Darío
Darío
10 junio, 2007 16:48

Tampoco estoy de acuerdo con eso que dices del respeto a la etapa de Morrison. Lo que está escrito está escrito y sea una etapa que guste o no, los autores deben respetar lo previamente escrito por otros porque esas historias forman parte de la vida de estos personajes. No puede llegar el guionista de turno nuevo y faltar al respeto o no concordar con algo escrito anteriormente sólo porque a él no le gustase. La continuidad debe ser respetada. Es cierto que los autores no tienen obligación de conocer toda la continuidad de una serie porque no podrian leerse 2000 números antes de empezar su etapa, pero sí que es labor del editor conocerla a la perfección e ir hablando con el guionista a medida que este le va desvelando sus argumentos nuevos para la serie.

Por lo tanto creo que el lector debe hacer lo mismo. Puede que muchos odien la etapa de Austen o la de Morrison (los hay), pero no por ello debe darles igual que sean respetadas o parecerle menos malo si no se hace. Se supone que aceptamos desde hace décadas que esto son comics que se van escribiendo por muchas personas.

David
10 junio, 2007 19:01

Dario, lamento disentir contigo, pero tras la diezma, no creo que falte a la razón diciendo que la nueva generación de mutantes es poco numerosa. Y más que una opinión, diría es un hecho verificable comparando la etapa inmediatamente anterior con la presente. Y por cierto, o mucho me equivoco (que también es posible, por supuesto), o X-23 no aparece en el cómic que estamos comentando.

En cuanto a lo que comentas acerca de la continuidad, no podría estar más en desacuerdo. ¿Debería Carey continuar líneas argumentales iniciadas por Austen o Milligan? Por fortuna, no. En cuanto a la etapa de Morrison, que como se puede deducir de mis palabras no me entusiasma, el continuar con su trabajo es contrario al concepto derivado de “sus” X-Men, pues desde un principio se planteó llevar a cabo una etapa cuyo final bien podría ser el de La Patrulla-X.

En fin… esto es lo de siempre ¿continuidad a ultranza, o libertad para los equipos creativos? La solución ideal, en mi opinión, se hallaría en un punto intermedio.

Un saludo

Darío
Darío
10 junio, 2007 19:48

No me has entendido. Discrepo por completo con lo que dices.

Hablemos de generaciones de mutantes. La primera generación es la considerada por Cíclope, los 5 X Men originales vamos y luego las adquisiciones como Lorna, Kaos y unos pocos más. La Segunda generación es la de la Segunda Genesis con Lobezno y los x men que fueron a Krakoa. La tercera generación de mutantes son los Nuevos Mutantes o sea Dani Moonstar, Sam, Rictor, etc, que luego se pasaron a X force (estoy hablando el tema en líneas generales y rápidas, ya sé que todo esto está sujeto a puntializaciones).
La cuarta generación es la de Generacion X con Angelo, con Monet, con Sincro, etc.

Bien, en todas generaciones, los mutantes añadidos a los X Men son pocos en comparación con la 5 Generación que es la actual. La generación compuesta por Infernal, x 23, Elixir, Hisako, Pixie, … el total de los alumnos que hay ahora mismo en el instituto, que por muchos que hayan muerto sigue siendo una generación de más de 20 personajes todos de golpe contados entre los que fueron aportados por New X Men, X Men y Astonishing X Men (cada autor ha aportado sus alumnos).

Así que hablando en propiedad, la nueva generación de mutantes es la MAS NUMEROSA de todas las generaciones de mutantes, por muchos que hayan palmado ahora.
Cuando digo que Lobezno tutela a Hisako y a X 23, no lo digo porque esta última aparezca en Astonishing, lo expongo como hecho. Dices que Lobezno tutela a la nueva generación de mutantes y no es así, tutela a Hisako en Astonishing y a X 23 en New X Men, nada más.

Sobre el tema de la continuidad no has entendido nada de lo que he dicho. Cuando hablo de respeto por lo que haya hecho el autor anterior no hablo de que el autor nuevo tenga que continuar sus lineas sino de que cuando haga una referencia al pasado respete ese pasado y las referencias concuerden. Que no se “olviden cosas” solo por que el autor nuevo no las sepa o no le gustaron.
Ahora mismo gracias a Austen existen en el universo Marvel DOS Espadas Alma. Una la tiene Warren, de eso no se acuerda nadie ya y ha quedado olvidado y eso no debe ser así. Si un autor bueno o malo aporta lo que sea a la colección, el autor nuevo puede por supuesto cortar con esa línea y dirigir su serie hacia otra opuesta, pero esa etapa anterior ha sido mala no por ello debe la nueva etapa contradecir a la anterior o hacer malas referencia a ella o ignorarla.

Es absurdo eso de que la continuidad es un lastre. La continuidad es el conjunto de hechos de la vida de un personaje. Yo tengo mi continuidad, que es lo que da riqueza a mi vida: mi experiencia. Solo hay que saber usar esas historias pasadas para generar algo muy rico en el presente. No creo que nadie tenga duda de lo ricas que son las historias de Dan Slott precisamente por respetar absolutamente todo el pasado de los personajes con los que trabaja.

Decía Dan Parkinson que las historias surgen de historias y es una gran verdad, por lo tanto si las historias nuevas se pasan por el forro las historias pasadas entonces mejor cerrar el negocio de Marvel y leer solo comics que empiecen y se terminen.

David
11 junio, 2007 0:05

Es muy fácil (y mosqueante) recurrir a la manida frase de “no me has entendido”, cuando en realidad he entendido perfectamente tus argumentos…simplemente no los comparto por entero.

Sigo pensando que es constatable que la más joven generación de mutantes ha disminuido considerablemente tras la diezma, y para comprobarlo, sólo hay que apreciar lo poblada que estaba la mansión-x en los New X-Men de Morrison, y cómo está ahora. En cuanto a la “tutela” ejercida por Lobezno…me refería a ese número en concreto de Astonishing X-Men, al grupo de 10 mutantes con los que trabaja en la sala de peligro en el Astonishing X-Men vol.2 #1. Ignoro qué sucede con X-23 por ser un personaje que ni me interesa, ni aparece con regularidad en ninguna de las 4 colecciones mutantes que sigo (Patrulla-X, X-Men, X-Factor y Astonishing X-Men).

En cuanto a la continuidad… lo que comentaba con anterioridad…cada cuál es más o menos exigente respecto a este tema. A mi me puede mosquear que un guionista se pase por el forro x años de historia, pero no creo que sea el caso de Whedon: juega (una vez más) con la dichosa retrocontinuidad para completar pasajes no narrados de etapas pretéritas de la franquicia mutante, lo cual no implica contravenir el trabajo de otros guionistas, sino en determinados momentos, llegar a enriquecerlo. Y si un guionista determinado la caga por completo con un personaje, o una trama, no veo el problema en enmendar el error (esto sí es una opinión: lo que Lobdell o Morrison hicieron con Coloso y Magneto fue sencillamente lamentable, un entuerto está solucionado, el otro espero que no tarden demasiado…).

Un saludo

Darío
Darío
11 junio, 2007 0:25

Da igual que la nueva generación de mutantes haya sido diezmadas desde la etapa de Morrison puesto que todo el montón de mutantes que había entonces NO se consideran la nueva generación de mutantes.
Se entiende como generación de mutantes el nuevo grupo que aproximadamente en cada década se integra en el instituto de Xavier con el objetivo de terminar formando parte de la Patrulla X. Los de Morrison no eran eso, eran estudiantes sin más, mutantes genéricos no destinados a ser X Men. Los que hay ahora mismo son la NUEVA GENERACIÓN, un total de más de 20.

Así que no veo afortunado en que insitas con que esta nueva generación de mutantes ha disminuido mucho, no cuando está claro y eso sí que es constatable que son la mayor generación de nuevos mutantes aportados de golpe a los X Men en toda su historia y que a buen seguro muchos de ellos están destinados a poblar el resto de series mutantes en los años venideros sino a crear alguna otra más. Tampoco veo que puedas aportar mucho a este tema si encima afirmas que no lees New X Men y por lo tanto te estás perdiendo la parte de historia mutante a la que estoy haciendo referencia. Es un hecho objetivo, la nueva generación de mutantes son los veintitantos alumnos que aparecen en New X Men (dónde también aparece Hisako)

David
11 junio, 2007 2:10

“Se entiende como generación de mutantes el nuevo grupo que aproximadamente en cada década se integra en el instituto de Xavier con el objetivo de terminar formando parte de la Patrulla X.Los de Morrison no eran eso, eran estudiantes sin más, mutantes genéricos no destinados a ser X Men.Los que hay ahora mismo son la NUEVA GENERACIÓN, un total de más de 20.”

Esta afirmación tan categórica ¿procede de Claremont, Morrison o es de cosecha propia? ¿Acaso la palabra “mutante” limita su significado a “estudiante de la escuela de Charles Xavier que quiere formar parte de La Patrulla-X”? Porque, pese a llevar 20 años leyendo cómics de los x-men, es la primera noticia que tengo al respecto…

Si apetece, dialoguemos, intercambiemos impresiones, o discutamos, pero no intentemos sentar cátedra, que está un poco fuera de lugar…

Un saludo.