Batería de reseñas: semana 6 – 12 Agosto

Por
3
503

La batería de reseñas tiene esto. Puedes encontrar algo tan dispar e inconexo entre sí como Las Luces de Amalou #4, reseñado por el erudito Toni Boix, o el X-Factor #7 y el Jóvenes Titanes #19 reseñados por el reseñador mayor de reino, David Fernández pasando por lo nuevo de Waid y Silvestri, Hunter Killer #1 y #2 comentado por el sin par Alberto Benavente.

Y todo al mismo precio. Es lo que tienen las baterías de reseñas, ya digo.

Reseña de Las Luces del Amalou 4. Gouals, por Toni Boix

 

Guión: Christophe Gibelin
Dibujo: Claire Wendling
Norma – 48 pags Color – 13 €.

 

Finalmente Las Luces del Amalou parece haber encontrado su melodía. Después de que bastantes aspectos de la trama zozobraran de una entrega a la otra, en una serie de requiebros que más que sorprendentes pecaban de cierta incoherencia, lo estipulado en el número anterior se mantiene y progresa consecuentemente en éste.

Ya era hora porque supuestamente la serie termina con su próxima entrega. Pero, como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena. El retrato de personajes sigue siendo demasiado superficial como para facilitar nuestra identificación con ellos, pero al menos ahora ya se mantienen en su papel y los detalles de interés de la trama se van desplegando.

Con respecto al apartado gráfico, en este número Wendling ya parece haber llegado a su cenit como dibujante. Color y dibujo se presentan en una sabia mezcla de caricatura y detalle y contemplar sus páginas es una verdadera delicia visual. Quizás por eso Wendling agradece en esta ocasión la ayuda de B. Springer, soberbio dibujante que fuera pareja de la autora durante la época en la que se realizaron estos comics.

Así, pues, a las puertas de su último episodio, Las Luces del Amalou vuelven a despertar lo suficiente nuestro interés como para que nos acerquemos a contemplar su conclusión.


Reseña Las Luces del Amalou 1 y 2

Reseña Las Luces del Amalou 3

 

Edicion Española:Hunter Killer #1
Edición original: Hunter Killer 0 a 3 USA (2006) Top Cow
Guion: Mark Waid
Dibujo: Marc Silvestri
104 pag, Color, 10,50 €

Editorial: Norma

Edicion Española:Hunter Killer #2
Edición original: Hunter/Killer 4 a 7 USA (2006/07) Top Cow
Guion: Mark Waid
Dibujo: Marc Silvestri
72pag, Color, 7,50 €

Editorial: Norma

 
Reseña de Hunter Killer #1 y #2 por Alberto Benavente

Hunter Killer es una expresión militar que se usa para dos cosas. En su vertiente original, sirve para separar al que Cazaba y al que Asesinaba. Es decir, uno sigue a la presa y otro la finiquita.

En el tema aéreo es diferente. El Cazador y asesino son el mismo. Como un misil.

Sabiendo esto, nos enfrentamos con otros ojos al título de esta obra. Hunter Killer de Mark Waid( Flash, 52) y Marc Silvestri ( Cyberforce) viene a ser la última apuesta por el comic impactante sumado con un guión que no solo sirva para justificar explosiones y matanzas sin fin.

Vamos a ser sinceros desde el principio. Ni Waid ni Silvestri tienen en este comic su mejor trabajo. Así de sencillo. Peor veamos que tienen que ofrecer.

Hace ya casi veinte años, un nutrido grupo de metahumanos escaparaon al control de gobierno americano. Desde entonces se ha creado un grupo que de captura y caza a todos ellos. Los Hunter/Killers, los llaman. Lo que este grupo también busca es “La lista”, que contiene todos los datos relativos a los rengados. Incluida su ubicación actual. Estamos hablando de cientos de metahumanos renegados haciendo lo que les venga en gana por todo el mundo. Y “La lista” podría, por fin, terminar con todos ellos. Aparentemente, la clave de todo ello, la tiene el joven Ellis ( el prota), aunque él no lo sabe, y eso puede ser su perdición.

Waid, sabedor de que todo quisqui se pirra por las conspiranoias gubernamentales, por las cosas que no se cuentan y por una historia con mucha acción, se recrea sin miramientos en una de esas historias previsibles que hemos visto cien millones de veces en cien millones en co mics, series de TV, películas y Libros. Waid sabe, como tú…como todos, que el lector de Image, el lector de este tebeo, busca algo molón sin complicaciones. Y el tipo, se lo da, claro. A bocajarro. Y no le sale mal del todo, no.

Silvestri
por otro lado, ay silvestri…Silvestri es el ejemplo más claro de que las cosas deben evolucionar. Que quedarse estancado en “LO MISMO DE HACE 15 AÑOS” no es bueno.

Si, tendrás una masa fiel de seguidores y con suerte una nueva hornada juvenil dispuesta a aceptar tus impactantes escenas a doble página, tu “rápida” composición de pagina (confusa más bien) o, sin ir más lejos y para que vamos a engañarnos, a ver como de bien dibujas a las supertipas….y es que un tanga dibujado por Silvestri, es mucho Tanga. Y es que Silvestri no ha cambiado nada. Ni lo bueno, que tiene un rato, ni lo malo, que también le sobra.

De los fundadores de Image (que estos días celebran su 15 aniversario cogiditos de la mano…como si en la vida no se hubieran puesto a caer de un burro) solo Jim Lee ha sabido rentabilizar al cien por cien su talento (el mismo que silvestri) y a la vez el marketing. El resto, o bien se han liado por un derrotero o por el otro. Y es que la pasta manda. Silvestri lleva dando tumbos desde hace tiempo. Este comic, sin ir más lejos, debería haber significado una vuelta por todo lo alto, pero lo errático de su periocidad por un lado y su aparente pretenciosidad por otro, han jugado en su contra.

No es un mal tebeo de acción, ojo. De hecho hay cosas peores entre el top 40 de los más vendidos de cada mes, pero Hunter Killer falla a la hora de ser definitorio, de romper y de ser, esta vez sí, diferente. Además, aparentemente, Silvestri apuntaba que quería hacer esta serie por encima de todas las cosa. Al séptimo número, pero, ya tuvo que dejar los lápices para cumplir otra serie de compromisos (Marvel llamó a su puerta y este respondió, claro). En estos dos primeros tomos que nos presenta Norma, está toda su primera etapa, con el número 0 incluido, y que podéis leer en ingles en la Web de Top Cow.

No es mala lectura, ya digo, pero quizás esperábamos más de este equipo artístico. Ahora mismo la serie ha pasado de tener a Eric Basaldua(Witchblade/Wolverine) en los números 8 y 9 al prometedor dibujante Kenneth Rocafort (Madame Mirage junto a Paul Dini), de momento hasta su último número publicado, el 12.

¿Merece la pena Hunter Killer? Sí, pero con las dudas arriba planteadas.
¿Qué hubiera sido de esta serie si realmente se la hubieran tomado en serio?

Igual hasta están a tiempo de arreglarlo. Mientras tanto, cuidado con el vecino. Puede que de pronto, descubráis que tenéis a un metahumano cerca. Y a los Hunter/Killers tras él.

Reseña de X-Factor #7, por David Fernández

 

Guión: Peter David.
Dibujo y entintado: Ariel Olivetti.
Color: José Villarrubia.
Correspondencia USA:
X-Factor #7
Panini Cómics-24 págs -1’95 €

 

Por todos es sabido que una de las más destacadas habilidades de Peter David como escritor es la elaboración de diálogos consistentes, fluidos e inteligentes, no exentos del peculiar sentido del humor del que el autor estadounidense hace gala en gran parte de su obra. En esta ocasión, David plantea un guión donde sacar todo el partido posible a dicho recurso, no en vano gran parte del X-Factor #7 que hoy comentamos gira en torno a dos conversaciones que, en buena medida, terminarán condicionando el desarrollo de la colección.

Por una parte, Jaime Madrox se enfrentará (sino literal, al menos dialécticamente) a Damian Tryp, máximo responsable de Investigaciones Singularidad. La inquietante compañía, especialmente interesada en la agencia liderada por el Hombre Múltiple, parece destinada a desempeñar el papel de némesis de X-Factor, aunque por lo visto hasta ahora éste es un papel alejado de tópicos y envuelto por un halo de misterio, pues estamos ante un presunto enemigo que hace del sigilo, la diplomacia y la discreción sus mejores armas. De este modo, se mantienen intactas las dudas (y el interés) de los lectores y protagonistas de la colección acerca de las verdaderas pretensiones de la familia Tryp. Esta circunstancia, unida a la necesidad casi obsesiva de Jaime de averiguar la razón última que se esconde tras la “diezma” sufrida por los mutantes, se antoja como una circunstancia que, a buen seguro, continuará explorándose en sucesivas entregas.

Por otra parte, nos encontramos con la visita realizada por Cíclope a Syrin. El líder de La Patrulla-X se verá obligado a poner al día a Theresa en relación a los trágicos acontecimientos narrados por Ed Brubaker y Trevor Hairsine en X-Men: Génesis Mortal. La reacción de Syrin no es otra que estancarse en una de las fases del duelo descritas por la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross: la negación. Una actitud escéptica, condicionada por el shock emocional sufrido, pero que teniendo en cuenta la tónica general apreciable en el Universo Marvel, resulta perfectamente razonable.

En cuanto al apartado artístico, cabe destacar el trabajo realizado por Ariel Olivetti, quien en su día tuvo la amabilidad de colaborar con Zona Negativa mediante la elaboración de este interesantísimo tutorial centrado en la técnica de pintura digital. El talentoso dibujante argentino pone de saca a relucir su elegante estilo que, pese a diferir considerablemente del de sus predecesores (Ryan Sook, y Dennis Calero), encaja a la perfección en las páginas de esta colección. Una lástima que su presencia sea tan fugaz.

Con un ritmo pausado, sin llegar a resultar cansino, Peter David continúa dando muestras de su saber hacer, ofreciéndonos nuestra ración mensual de un título que por su singular tratamiento de personajes, interesante trama, combinación de misterio, género negro y superheróico, y tan variado como eficaz plantel de dibujantes, se ha ganado el derecho a ser considerada como una de las mejores colecciones publicadas actualmente por Marvel Comics.

Enlaces a reseñas anteriormente publicadas en Zona Negativa:

Madrox: Elecciones Múltiples
X-Factor #1
X-Factor #2
X-Factor #3
X-Factor #4
X-Factor #5
X-Factor #6

Reseña de Jóvenes Titanes #19, por David Fernández

 

Guión: Geoff Johns y Marv Wolfman.
Dibujo: Ed Benes, Dale Eaglesham, Tom Grindberg, Elton Ramalho y Todd Nauck.
Entintado: Oclair Albert, Mariah Benes, Alex Lei, Drew Geraci, Wayne Faucher, Sean Parsons, Norm Rapmund y Marlo Alquiza.
Color: Rod Reis, y Richard y Tanya Horie.
Correspondencia USA:
Teen Titans #33 y Teen Titans Annual #1.
Planeta -64págs.- 3,95 €

 

Íntimamente relacionado con Crisis Infinita, el cómic que comentaremos a continuación recopila el Teen Titans #33 y el Teen Titans Annual #1, cómics que además de servir de casi imprescindible complemento de la archiconocida saga, tienen en común la vocación de profundizar en la relación existente entre Wonder Girl y Superboy.

Tras recibir la inesperada ayuda de Lex Luthor, clave a la hora de detener el deterioro celular padecido por Conner Kent, los Titanes se dirigen a Blüdhaven con la intención de poner fin a la caótica y apocalíptica situación que está padeciendo la ciudad. Cassie, por el contrario, opta por hacer guardia en la Torre de los Titanes, velando por la integridad de su compañero convaleciente. Tras el despertar de Conner, ambos amigos rememorarán tiempos pasados: más seguros, más sencillos, más reconfortantes,…Ya recuperado, Superboy deberá hacer frente a sus obligaciones, inherentes al legado con el que trata de reconciliarse. Así, contando con la inestimable colaboración de Nightwing, nuestro héroe se decidirá a desempeñar el papel protagonista que inevitablemente está llamado a interpretar en la resolución de estas Crisis.

La relación con la Crisis Infinita y el consiguiente regreso de Marv Wolfman, parecían elementos suficientes como para garantizar el interés del número 19 de Jóvenes Titanes. Sin embargo, al igual sucede con el resto del macroevento orquestado por los responsables de la Distinguida Competencia, la propuestas resulta fallida: más allá de algún que otro aspecto meritorio y emotivo (especialmente el análisis retrospectivo de la relación entre Cassie y Conner) la historia narrada por Wolfman y Johns resulta cansina, reiterativa y predecible. Por si ello fuera poco, el baile de dibujantes (hasta cinco en apenas 64 páginas) hace que quien escriba estas haya encontrado especialmente aburrida la lectura de la que, hasta hace bien poco, era una de mis colecciones preferidas. A la espera de algún cambio significativo, el giro que está tomando la colección no parece excesivamente convincente, aunque en tal apreciación pesa demasiado la ausencia de Mike McKone como dibujante regular de la colección, y el inevitable crossover con Crisis Infinitas. El tiempo dirá si este título recupera las características que hasta hace bien poco lo había situado entre las más destacadas series regulares publicadas por DC Comics.

Enlaces a reseñas anteriormente publicadas en Zona Negativa:

Jóvenes Titanes: Un juego de niños.
Jóvenes Titanes #12.
Jóvenes Titanes #13.
Jóvenes Titanes #14.
Jóvenes Titanes #15.
Jóvenes Titanes / Legión Especial.
Jóvenes Titanes #16
Jóvenes Titanes #17
Jóvenes Titanes #18

3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
guillemo x
guillemo x
11 agosto, 2007 23:15

jajaja, leer estas reseñas, son muy aburridas y predecibles, aburrido porque se escribe mucho pero no se dice nada y predecible porque tiene siempre buena nota cualquier cosa que tenga una x y una mala cualquier titulo donde este un artista image, lease liefield, silvestri, turner o lee.
ojala pongan a gente objetiva a criticar.
xau

Alberto Benavente
11 agosto, 2007 23:39

Pues no te has leido mis criticas de Soulfire, por lo que veo. Es lo que tiene fiajrse solo en un par de posts.

David
12 agosto, 2007 2:36

Tres cuestiones:

1.- ¿Existe la objetividad en el observador de cualquier expresión artística? Me atrevo a decir que no, y que en ZN no tenemos la osadía de pretender sentar cátedra con supuestas reseñas objetivas, sino que reivindicamos el valor de la pluralidad de las opiniones de los integrantes del equipo de colaboradores.

2.- “…se escribe mucho pero no se dice nada…” Intenta argumentar tu opinión y ya puestos, predicar con el ejemplo: en 6 líneas no has dicho nada.

3.- Retomando el tema de la objetividad, no estaría de más que utilizaras el buscador habilitado en la web para hablar con conocimiento de causa acerca de la reseñas.

Un saludo.