Batería de reseñas: Flash #13-14 y Jóvenes Titanes #16-17

Por
13
573

Esta semana intentaremos ponernos al día con diversas reseñas de colecciones que hemos venido comentando en Zona Negativa, pero por un motivo u otro, teníamos bastante abandonadas. Para retomar estas reseñas, nada mejor que revisar algunos de los últimos cómics guionizados por Geoff Johns, concretamente Flash #13 y 14 y Jóvenes Titanes #16-17. En próximas entregas intentaremos recuperar la periodicidad de esta sección, al tiempo que ofrecer una visión un poco más amplia de la oferta de títulos que los lectores españoles tenemos a nuestro alcance (no creáis que el habernos centrado hoy en el Universo DC en general, y los cómics guionizados por Geoff Johns en particular será la tónica habitual).

Sin más, os dejamos con las reseñas…

The Flash #13

Edición original: The Flash # 216-217 (enero / febrero 2005); DC Comics.
Edición España: diciembre de 2006; Planeta DeAgostini Cómics.
Guión: Geoff Johns.
Dibujo: Howard Porter.
Entintado: Livesay.
Color: James Sinclair.
Formato: serie mensual de 48 págs.
Precio: 3’50 €.

Retomamos el análisis de la que, a buen seguro, es una de las mejores colecciones de género superheróico publicadas en la actualidad. En esta entrega de The Flash, Johns continúa enriqueciendo la galería de secundarios de velocista escarlata. Top, supervillano poseedor de intimidatorios poderes reconducido por el buen camino en el pasado gracias a la intervención de Barry Allen, entra en escena para reivindicar su verdadera naturaleza. Junto a Wally, nos encontramos con la hechicera Zatanna, quien al parecer tuvo algo que ver con la supuesta reconversión. Por si ello fuera poco, contamos con la presencia de Oliver Queen, más conocido como Green Arrow, quien mantendrá una ilustrativa conversación con nuestro protagonista.

En el segundo número USA recopilado en este cómic, el guionista sigue el hilo de la continuidad DC, aprovechando los sucesos narrados en ésta y anteriores entregas para ponerlos en relación a la miniserie Crisis de Identidad, de Brad Meltzer y Rags Morales. Además de asistir a un feliz reencuentro, presenciamos una fúnebre reunión de la galería de villanos del “hombre más rápido del mundo” y a la gestación de un plan en el seno del FBI, acontecimientos que terminarán por eclosionar en Guerra de Villanos, último arco argumental de Johns. Por otra parte, además de atisbarse el retorno del antagonista por excelencia de esta etapa de la colección, de forma previa al brutal cliffhanger que cierra este número, el bueno de Johns nos regala una nueva conversación antológica, esta vez entre Flash y Batman.

En lo que al apartado gráfico se refiere, hace tiempo que Howard Porter se ha sacudido de encima el cartel de sustituto del impresionante Scott Kolins para ofrecer su propia versión de uno de los más significativos personajes DC. Más cercano que su predecesor a los cánones estilísticos propios del género, Porter completa una nueva entrega a la que poco o nada se le puede reprochar, firmando páginas cargadas de energía y dinamismo.

En resumidas cuentas, un tebeo muy recomendable, al igual que el resto de la etapa de este guionista al frente de la colección.

The Flash #14

Edición original: The Flash # 218-219 y The Flash 1/2 (marzo / abril 2005); DC Comics.
Edición España: enero de 2007; Planeta DeAgostini Cómics.
Guión: Geoff Johns.
Dibujo: Peter Sneijbjerg y Justiniano.
Entintado: Livesay y Walden Wong.
Color: James Sinclair.
Formato: serie mensual de 48 págs.
Precio: 3’50 €.

No cabe duda de que el publicado en enero fue un número realmente atípico de la edición española de The Flash, radicando la justificación de tal aseveración en el hecho de que ninguno de los tebeos recopilados está enteramente protagonizado por el velocista escarlata.

El # 218 USA sirvió como un nuevo punto de partida para Ola de Calor (Heatwave), personaje con más de cuarenta años de historia a sus espaldas revitalizado por Geoff Johns con vistas a su particular Guerra de Villanos. Como comentábamos en la anterior reseña, el bueno de Johns se está convirtiendo en todo un especialista en la recuperación de secundarios, tal y como ya demostró con El Amo de los Espejos, Capitán Frío, Top y otros tantos. Con ello ha logrado dotar a la serie de una profundidad y riqueza poco habituales, hasta el punto de que en las contadas ocasiones (como ésta) en las que el guionista cede el protagonismo a los antagonistas del más famoso de los velocistas, logra mantener tanto la calidad de la colección como el interés del lector. Ola de Calor no supone una excepción, pues su historia, hábilmente narrada, reúne los requisitos necesarios para que tras su lectura miremos con nuevos ojos a este dicotómico personaje, marcado por trágicos sucesos acontecidos durante su infancia. En este número, Peter Sneijbjerg tóma el relevo de Howard Porter al frente del apartado artístico, mostrando un nivel más que aceptable, aún sin llegar a las cotas de calidad alcanzadas dibujante titular de la colección.

En cuanto al # 219 USA, presenta la primera entrega de un pequeño y atípico crossover con la serie regular protagonizada por Wonder Woman. En esta historia, asistimos como testigos de excepción a la liberación de Zoom por parte de Cheetah. Ambos personajes, némesis de Flash y Wonder Woman, ponen todo su empeño para alcanzar sus objetivos: el de Zoom, lograr desde su perversa y desquiciada perspectiva, hacer de Wally West un héroe imbatible, y el de Cheetah, obtener de Hunter Zolomon las claves para potenciar sus habilidades. Como se puede desprender de las líneas precedentes, los protagonistas se verán obligados a unir sus fuerzas para detener a sus enemigos. El punto de mayor interés radica en la interacción de dos personalidades casi antitéticas, las de Flash y Wonder Woman: sus diferencias, puestas de manifiesto con acierto y sutileza por Johns, quedan patentes en apenas un par de páginas. Decir también que Justiniano realiza un trabajo más que correcto, potenciando sus virtudes, y minimizando sus defectos. Por desgracia (al menos en mi caso, pues no soy lector habitual de Wonder Woman), para conocer la conclusión de esta historia, es necesario hacerse con el número correspondiente de la colección protagonizada por la famosa amazona.

Para finalizar, la edición española se completa con un número especial titulado Tricksters, publicado originalmente en la revista Wizard como reclamo opera la inminente Guerra de Villanos.

En definitiva, y pese a que el nivel ha decaído respecto a anteriores entregas, estamos ante un buen cómic de Flash, donde pese a mediar fill-ins y crossovers, continúan atándose cabos de cara al canto del cisne de Geoff Johns en la colección.

Jóvenes Titanes #16

Edición original: Teen Titans # 22, 23 y 27; DC Comics.
Edición España: diciembre de 2006; Planeta DeAgostini Cómics.
Guión: Geoff Johns y Gail Simone.
Dibujo: Mike McKone y Rob Liefeld.
Entintado: Marlo Alquiza.
Color: Jeromy Cox y Matt Yackey
Formato: serie mensual de 72 páginas.
Precio: 4’50 €.

Continuamos comentando los tejemanejes de Geoff Johns como uno de los grandes desarroladores del Universo DC contemporáneo, centrándonos en esta ocasión en el trabajo que ha venido realizando en Jóvenes Titanes. En el número 16 de su edición española, los Titanes se enfrentarán a un Doctor Luz crecido tras los sucesos narrados en Crisis de Identidad. Lleno de rencor e ira, quien a lo largo de los años ha venido desempeñando el papel de enemigo recurrente de los Titanes, parece mostrar un semblante mucho más amenazante que en anteriores ocasiones, al tiempo que un dominio de sus poderes que pondrá a nuestros protagonistas en serios aprietos, hasta el punto de necesitar la ayuda de antiguos amigos y compañeros (incluidas las nuevas versiones de Halcón y Paloma) para detenerlo.

Pese a que en este tebeo predominan las escenas de acción pura y dura, el guionista no desaprovecha la oportunidad de potenciar la interacción de la colección con el resto del Universo DC, pues determinados detalles argumentales guardan estrecha relación con la ya mencionada Crisis de Identidad, Green Arrow, o la miniserie Villanos Unidos. Por cierto, atención al cliffhanger final, donde Johns demuestra una vez más su talento innato para los finales sorprendentes. También cabe resaltar que éste fue el último número de Mike McKone como dibujante de la colección. Especialmente dotado para el género superheróico, ha logrado dejar su sello en la serie, y sin lugar a dudas, muchos lectores (entre los que me incluyo) echarán de menos el sensacional trabajo que ha venido realizando, pues pese a sus limitaciones narrativas, se ha postulado como un dibujante idóneo para este título, por la espectacularidad, energía y dinamismo que ha imprimido a la práctica totalidad de las entregas en las que ha participado.

En cuanto al tercer cómic recopilado en la edición española, decir que da inicio al arco argumental de dos número titulado Legado. Sus autores: Gail Simone y Rob Liefeld. La historia, predecible, tediosa y aburrida (un día de actividades ociosas de los Titanes termina por estropearse debido a la intervención de los supervillanos de turno), y el dibujo, sencillamente infame. Lo de Liefeld no deja de ser un caso digno de estudio: va desde lo irrisorio a lo infame, pasando por lo patético, logrando en apenas una veintena de páginas dejar su indeleble sello en la retina del lector. Realmente penoso. Reconozco mi condición de completista en aquellas colecciones que, como ésta, sigo desde hace años. Pero no me habría importado lo más mínimo que Legado no formara parte de mi colección.

Jóvenes Titanes #17

Edición original: Teen Titans # 28 a 30; DC Comics.
Edición España: diciembre de 2006; Planeta DeAgostini Cómics.
Guión: Geoff Johns.
Dibujo: Tony Daniel y Rob Liefeld.
Entintado: Marlo Alquiza.
Color: Jeromy Cox y Matt Yackey
Formato: serie mensual de 72 páginas.
Precio: 4’50 €.

Para finalizar este involuntario monográfico dedicado a Geoff Johns, comentaremos el número 17 de la edición española de Jóvenes Titanes, donde por encima de todo, destaca el espectacular enfrentamiento, cargado de resentimiento y emotividad, entre Capucha Roja y Robin. Enfrentamiento que, por otra parte, representa el momento cumbre de la saga que desde las páginas de Batman ha venido protagonizando este misterioso personaje.

Por otra parte, se presenta el enésimo regreso del Hermano Sangre, quien para la ocasión ha reunido a un pequeño ejército cuya formación sorprenderá a los más veteranos lectores de la colección. Sin lugar a dudas un nuevo golpe efecto de Johns, quien se ha revelado como todo un maestro a la hora de recuperar personajes del pasado. Durante el nuevo ataque del Hermano Sangre se potenciará la interacción de determinados personajes, especialmente en lo referido a dos de los miembros más veteranos.

Como curiosidad, comentar que en la narración de este arco argumental, Johns utiliza un curioso recurso: el cómic dentro del cómic, intercalando páginas de un tebeo ficticio para, mediante un juego de paralelismos, acompañar al lector en los sucesos que está presenciando. El cómic en cuestión está protagonizado por el Capitán Zanahoria y el Equipo del Zoo (Captain Carrot and His Amazing Zoo Crew), historieta que ancla sus orígenes en el mes de febrero de 1982, concretamente en The New Teen Titans #16. Allí Roy Thomas y Scott Shaw presentaron en sociedad a este extraño grupo de animales antropomórficos, que desde entonces han tenido una irregular presencia en el Universo DC. Para este arco argumental, el experimentado dibujante Scott Shaw, curtido en el campo de la animación, retoma a los ya veteranos personajes bajo los guiones de Johns, quien pese a mostrarse voluntarioso e imaginativo, no termina de convencer cuanto al resultado final de este pequeño y nostálgico experimento se refiere.

Por último, cabe destacar el debut de Tony Daniel como sustituto de Mike McKone. Un debut que pone de manifiesto las ganas y el entusiasmo del nuevo dibujante, quien de continuar en esta línea no tardará en ganarse el respeto de los habituales de la colección.

En cuanto a la segunda parte de Legado, de Simone y Liefeld, decir que sigue la tónica de la anterior entrega: un despropósito gráfico y argumental que no merece mayor comentario (ni, dicho sea de paso, el tiempo de lectura por desgracia invertido).

Enlaces a reseñas anteriormente publicadas en Zona Negativa:

The Flash #11.

The Flash #12.

Jóvenes Titanes: Un juego de niños.

Jóvenes Titanes #12.

Jóvenes Titanes #13.

Jóvenes Titanes #14.

Jóvenes Titanes #15.

Jóvenes Titanes / Legión Especial.

13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
El critico
El critico
6 mayo, 2007 18:38

Estooo…¿soy el unico al que los titanes de jonhs le parecen un muermo?Y me he leido ya los 10 primeros numeros(descargados, claro, que si no me gusta no lo compro)

El critico
El critico
6 mayo, 2007 18:38

Por supuesto, solo es una opinion personal, no me meto con los que le guste la serie.

Kaik
Kaik
6 mayo, 2007 18:43

Ya que te pones, explica un poco por qué te parece un muermo y así te contestamos decentemente y tal.

Mateo Lusa
6 mayo, 2007 19:11

GENIAL BLOG DE TEBEOS, POR FAVOR, PASAD POR EL NUESTRO:

http://historietareficul1.blogspot.com

javier
6 mayo, 2007 19:48

Los comics de Johns son de lo mejor que se publica hoy en día, al menos en las grandes editoriales. Para mí, la mejor sin duda Flash. Pero la de titanes no le desmerece.
Y de Flash-que estoy releyendo, ahora que llega el final, el mejor para mí es el número justamente anterior al primero que comentais hoy. Pero es que me pareció lo mejor que he leido en décadas (¬.¬)
la carta que le dá Grren Arrow, con el consentimiento de Iris, de parte de barry Allen a Wally West
Impresionante.

El critico
El critico
6 mayo, 2007 21:39

Kaik:me parece aburrida porque quiza se pase jonhs con tantas relaciones personales y se quede corto a la hora de dar mamporros,y me parece un poco tonto oir las preocupaciones de superboy porque es

Aviso de Spoiler

mitad Luthor y tal

.Es decir,la genetica no tiene por que dictar su comportamiento, me parece que no deberia darle tantas vueltas al tema.Quiza estoy un poco chapado a la antigua, pero me gustaban mas otras etapas de los titanes. Y no te digo ya la de wolfman-perez, sino la de devin grayson me parece que le da 1000 vueltas, pero para gustos colores.

Demolition
Demolition
7 mayo, 2007 8:26

Alguien podría explicarle en pocas palabras a este marvelita por qué es tan buena la cole de Flash de la q tos habláis? me gusta ampliar horizons y el ultimo q me compré de Flash fue en el 85?86?

J Calduch
J Calduch
7 mayo, 2007 10:05

>>Lo de Liefeld no deja de ser un caso digno de estudio

En ello estamos :-))))))))))

Blade Runner
Blade Runner
7 mayo, 2007 10:20

Demolition, yo también soy marvelita (principalmente, porque en realidad leo de todo), y aunque siempre me ha gustado Flash, desde que Johns llegó a la serie es una de mis preferidas. Los personajes de su etapa son creíbles, no sólo el protagonista, sino también los secundarios y sobre todo los malos (los “Villanos”), que por una vez no parece que su única meta en la vida sea conquistar el mundo como en la mayoría de los tebeos de superhéroes.

Y en cuanto a la acción en sí, da gusto leer las explicaciones de Johns a cómo funcionan los poderes de velocidad de Flash, casi es como si lo pudieras vivir en persona. Lo que en principio puede parecer un superpoder un poco simple (correr a toda pastilla, ya ves tú…) él consigue transformarlo en algo mucho más interesante y hacer del personaje uno de los más poderosos de DC.

Si tienes oportunidad prueba a leer alguno de los números de Planeta, y si te gusta cómprate los tomos que sacaron al principio, son una buena inversión.

No sé si te habré ayudado a decidirte,

x-ternon
x-ternon
7 mayo, 2007 19:59

Yo coincido con “el critico” la serie me estaba pareciendo flojita, pero pasable con algunos momentos, pocos, entretenidos, y la verdad es que poco a poco me parecía que qunque lentamente la serie mejoraba hasta llegar al cruce con la Legión y la historia del futuro alternativo que me gustaron bastante, pero lo de estos dos números me ha parecido demasiado, me daba la impresión de que no tenían ni pies ni cabeza, tal vez por no seguir las crisis, no lo se, la cuestión es que me han hecho dejar la serie y no ha sido por lo de Liefeld que no deja de ser el típico fill-in intrascendente sin nada reseñable más allá del nombre de los autores.

El critico
El critico
7 mayo, 2007 23:33

Gracias por tu apoyo X-ternon, pensaba que era el unico

El critico
El critico
7 mayo, 2007 23:36

Y ya que me pongo decir que Flash es genial…pero solo hasta el 200, en mi opinion pierde fuelle a partir de ahi, quiza porque porter (en mi opinion) no le llega a Kollins ni a la altura del betún, pero creo que tambien en esto estoy solo.