Aniversarios: 30 años de Batman Año Uno

Este 2017 se ha cumplido el 30 aniversario de una de las obras más brillantes (y oscura a la vez) de Batman. Se trata de los cuatro números escritos por Frank Miller y dibujados por David Mazzucchelli que componen la saga Batman: Año Uno.

Por
20
3857

En febrero de 1987 salió a la venta Batman #404, una historia que rompía la continuidad de la serie y empezaba una saga que duraría cuatro números y serviría para contar de nuevo el origen de Batman, pero dándole un enfoque más oscuro, decadente, crudo y frío. Frank Miller fue el genio creador de esta obra maestra del cómic de superhéroes, más cercano a la novela negra y detectivesca que a las historias de justicieros enmascarados, a pesar del protagonismo de esa figura. David Mazzucchelli hizo un trabajo brillante con la oscuridad que usó en su dibujo para plasmar las ideas de Miller.

Estos cuatro números formarían parte de una saga que se llamó Año Uno y, número a número, aparece una fecha que va avanzando con la trama. Cuenta el primer año de actividad de Bruce Wayne como Hombre Murciélago, desde el momento en que llega a Gotham después de pasar doce años viajando por el mundo, aprendiendo artes marciales, habilidades de rastreo, endureciendo su cuerpo y mente para estar preparado para luchar contra el crimen en su ciudad. Llega con sed de venganza, pero no contra el hombre que mató a sus padres, sino contra la oscuridad que se cierne sobre Gotham y que la ha convertido en una ciudad insegura, corrupta, sucia. Un lugar que no es el sueño de cualquier familia para vivir.

Un Batman tenebroso irrumpe en una reunión de altos cargos corruptos.

A la vez, el teniente James Gordon llega también a la ciudad. Ha sido trasladado desde Chicago y viene con su mujer, Barbara, embarazada. No quiere trabajar en Gotham. Incluso llega a confesar que no le gusta su trabajo. Pero tiene que hacerlo por su familia. Busca asentarse laboral y económicamente en la ciudad que menos le gustaría habitar. Y además se encuentra con un cuerpo de policía corrupto, con un comisario, Gill Loeb, perseguido por el ayudante del Fiscal Harvey Dent, pero sin testigos que prueben su culpabilidad. La honradez de Gordon no encaja con las actividades del cuerpo. Y pronto pagará por ello.

Batman: Año Uno es una obra con una clara influencia del cine negro. Centra la acción en una ciudad decadente, con unos personajes que son dos luchadores solitarios en un ambiente tóxico, empobrecido por el mal, pero que no cesan en su empeño por hacer del mundo un lugar mejor. Gordon y Bruce comparten protagonismo desde la primera a la última página. Tanto que, una vez terminado el cuarto y último número y al reflexionar, uno se da cuenta de que la historia está coprotagonizada por dos almas gemelas en su lucha contra el crimen. Bruce es Batman porque lleva el traje, atemoriza a sus rivales con su presencia, sus alas, sus gadgets y sus alaridos al aparecer derepente. Pero Gordon hace tambalear al corrupto comisario de Policía, alterando la paz de la mafia y las altas esferas con su impecable, implacable y eficaz lucha contra la delincuencia.

Batman atemoriza a los delincuentes con sus apariciones.

Los cuatro capítulos presentan una perfecta simetría entre la trayectoria de Gordon y la de Bruce en Gotham. Estos cómics que van entre Batman #404-407 fueron una estupenda influencia para Batman Begins, pues la primera de las tres brillantes películas de Nolan al mando del Caballero Oscuro bebe mucho de Año Uno. Recrea perfectamente la oscuridad de los bajos fondos de la ciudad, la relación entre los políticos, los mafiosos y los altos mandos de los agentes de seguridad. Pero, sobre todo, recrea a la perfección la dualidad personal de Batman. La realidad de que la máscara, además de atemorizar a sus enemigos, es la cara real de Bruce Wayne, dejando al joven multimillonario y playboy como su alter ego, la máscara que realmente tapa su verdadera personalidad.

Selina vive con sus muchos gatos y la niña prostituta.

Fueron solo cuatro números, cuatro que podrían haber iniciado una serie mucho más larga, pero que quedaron resueltos sin asuntos pendientes, mostrando todo lo que había que mostrar para que la historia funcionara y acabara poniendo en su lugar a todo el Universo de Gotham City.

Las páginas están llenas de elementos canónicos de la biografía de Batman, como su búqueda de un símbolo para iniciar su carrera como justiciero y el ascenso de Gordon de teniente a capitán. También cuenta el origen de Selina Kyle poco antes de convertirse en Catwoman, aunque con una vuelta de tuerca. Se ven las argucias de Bruce para labrar coartadas que separen los rumores sobre la cercanía de la persona del señor Wayne de la identidad secreta de Batman. Y la relación de Harvey Dent con éste antes del desastre que le convierta en Dos Caras.

[spoiler]En el primer número Gordon es apalizado por su compañero y otros miembros del cuerpo para advertirle de que tiene que dejar de ser tan legal, pues está empezando a incomodar a los más corruptos del cuerpo. Luego él le devuelve la paliza, en un uno contra uno. Estando ensangrentado y borracho su compañero, pero aún cuerdo.

Así se encarga de que le dejen en paz. A la vez, Bruce vive un encuentro con un chulo, tras pasear una noche por uno de los barrios del este de la ciudad y ser parado por una niña prostituta. Selina, entonces también prostituta, observa desde su habitación cómo Bruce se pelea con el chulo, con la niña y con otras putas. Entonces se enfrenta a él y éste ve que tiene habilidades especiales para el combate. La policía detiene la acción, hiriendo a Bruce con un disparo. Consigue escaparse de los agentes que le detienen y se va malherido a casa a reflexionar. Entonces, en su búsqueda del método perfecto para atemorizar a los criminales, ve a un murciélago entrar por su ventana. Ya sabe lo que tiene que hacer. Solo le faltaba saber qué necesitaba para convertirse en Batman.

En el segundo, Batman ya ha empezado a labrarse una leyenda urbana entre los delincuentes y la policía de Gotham. El miedo ya está calando entre el cuerpo y los altos mandos. Una noche interrumpe una reunión del alcalde con el mafioso Falcone, el Comisario Loeb, concejales y otros miembros de la clase alta de la ciudad. La opinión pública está a favor de Gordon y Batman. Les asalta para mandarles un mensaje: no va a dejar que destruyan la ciudad con sus actividades corruptas y oscuras.

En todo el número se sigue mostrando el protagonismo compartido con Gordon, que trabaja persiguiendo a ese justiciero que se salta las normas de seguridad que marca la ley al actuar por su cuenta. Se presenta la interesante relación entre Dent y Batman y las sospechas de Gordon de que Dent esté tras la máscara. Al final, mientras conduce y habla con su compañera, la sargento Essen, acerca de su teoría de que Bruce Wayne sea Batman, se cruzan con un camión descontrolado que está a punto de atropellar a una anciana…hasta que Batman interviene para salvarla.

La tercera entrega es un espectacular capítulo lleno de acción y consecuencias en la trama. Batman está acorralado en un edificio que estaba a punto de ser demolido y que la policía aprovecha para destruir en su intento de detenerle. Ha huido tras ser interceptado por la compañera de Gordon, justo después de salvar a la mujer, y unos refuerzos de la policía para atraparle. Los SWAT intervienen y Batman termina escapando tras una sensacional pero aparatosa huida que le deja malherido, usando a una bandada de murciélagos a los que llama con un pitido ultrasónico que sólo ellos escuchan. Toda la acción sirve de inspiración a Selina, que estaba presente entre el gentío, y que finalmente decide cambiar de vida y convertirse en Catwoman.

Se aprecia una interesante relación entre Gordon y Essen, que empiezan un romance sin darse cuenta. Además, empiezan las dudas de Gordon sobre la maldad de Batman, porque ha visto cómo ha salvado a una anciana de ser atropellada, a un gato durante el tiroteo en el edificio, ya en llamas y demoliéndose, y cómo ha pagado por ello con sus heridas. A la vez, Batman sabe que necesita a Gordon de su parte. Todo va tomando color.

En el definitivo número el comisario chantajea a Gordon con fotos suyas con Essen para que deje de perseguir la corrupción de compañeros del cuerpo. Se muestra la estrategia de Batman y Dent para salvar de la cárcel a un traficante para luego ir tras él y hacer que tire de la manta y salpique a miembros de la policía. Gordon visita a Bruce para interrogarle, bajo la sospecha de que sea Batman, tras haber conocido su historial y su pasado dramático. Éste, acompañado por una desconocida borracha de dudosa reputación, finge ser un playboy para distraerle, mostrando cuál es su verdadera máscara. Mientras, las noticias cuentan que Selina ha robado piezas privadas valoradas en miles de dólares al comisario Loeb, pero la prensa acusa a Batman.

A ella le molesta que su incipiente carrera como ladrona esté eclipsada por la figura de Batman y decide perseguir a miembros de la mafia para robarles, pero coincide con los planes de Batman y la prensa acaba señalándola como ayudante de éste, algo que le molesta aún más. Gordon, que ha terminado su romance con la sargento Essen tras el traslado de ésta, se condiesa a su esposa para evitar el chantaje y poder trabajar con libertad. Las últimas páginas cuentan un gran número de giros para cerrar todas las tramas. Destacan las dedicadas al intento de secuestro de la mujer y el hijo de Gordon, que es ayudado por Bruce, vestido de paisano.

La historia acaba con las reflexiones de Gordon, contando cómo consigue su ascenso a capitán y revelando que alguien llamado el Joker ha intentado envenenar el agua de Gotham… pero afirma, fumando y sonriendo desde una azotea, que para ayudarle tiene un amigo en camino…

[/spoiler]

Sólo cuatro números, pero cargados de acción, giros, tramas detectivescas y mucho Batman y su universo. Para muchos es la mejor historia escrita sobre el personaje. No entraré a valorar si es cierto o no, pero sí que destacaré que es, sin ninguna duda, una de las mejores de su extensa biografía. Además, diría que está en la cima de las mejores historias de cómics jamás escritas, y que ahí seguirá por mucho que pasen los años.

20 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl Gutierrez
Autor
4 agosto, 2017 8:19

Gran artículo Víctor. Todos los años, releo Batman Año Uno, no lo puedo evitar. Esta obra fue aquella con la que descubrí a Miller, hoy vapuleado por la crítica, puesto que repite muchos temas en sus obras. Pero no cabe duda de que Año Uno es una de las mejores obras no de Batman, sino del cómic de Superhéroes, una de las que ayudó a que el noveno arte en la parcela superheroica fuera un arte adulto y no enfocado sólo a los preadolescentes.

Nunca está de más hablar de esta obra, que junto con El Largo Halloween y La Victoria Oscura de Jeph Loeb y Tim Sale (que por cierto están ambientadas justo después de Año Uno pese a ser muy posteriores) forman la tríada perfecta para comprender al personaje y a su cosmos.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
En respuesta a  Raúl Gutierrez
4 agosto, 2017 8:50

Pues no se cuanta gente de por aquí sigue con la serie de GOTHAM (aquí,uno) pero parece que quieren centrar la próxima temporada en EL LARGO HALLOWEEN y en el AÑO UNO.
Por mí, fantastico. Cuando más me ha gustado la serie es cuando jugaba con las tramas gangsteriles

Spoiler
ya hecho de menos a salvatore maroni y a fish mooney. Que desperdicio lo de esta última, por cierto. La recuperas para volver a matarla
También creo que piensan recuperar en algún tramo del camino
Spoiler
a Jerome valenska A.K.A. Joker. Y estando en Arkham, de ahí puede salir una buena historia con Harley Queen.

Y con respecto a este BATMAN:AÑO UNO….

OBRÓN MAESTRÓN.
Y muy buen articulo de Victor. Recuerdo siempre (como mí página favorita de la obra) aquella en la que esta entrenando y acaba destrozando el tronco de un arbol de una patada lateral,mientras el texto de apoyo reza : ” Aún no estoy preparado”.
¡ Fabuloso mazzuchelli ! .

http://4.bp.blogspot.com/-HBwShHIgNxg/T1lev_i1czI/AAAAAAAAFqc/HxQDyiBv8M0/s1600/Batman4040003.jpg

He seguido lo que hizo, posteriormente, a su etapa con los comics mainstrean (no hace demasiado me hice con su ASTERIOS POLYP. No he leído su BIG MAN, y le tengo bastantes ganas. ¿se publicó por aquí?. No lo sé) pero es una lastima que no hubiese seguido dibujando con este estilo durante algo más de tiempo. A ver si, al menos, Miller se acuerda de que hay cierto español llamado David Aja y nos entrega una última obra de las buenas en la que eche los restos como escritor. 😀

(estoy esperando, por cierto, la próxima edición de ECC en tamaño “grande” para hacerme con ella, que creo que esta al caer).

Pedro Pascual Paredes
En respuesta a  frankbanner49
4 agosto, 2017 12:25

Me imagino Frank que te diste cuenta del homenaje que brindó a esa viñeta King y Janin en Batman: Rebirth#1

Un saludo

frankbanner49
frankbanner49
Lector
En respuesta a  Pedro Pascual Paredes
4 agosto, 2017 12:35

Jé, sep.
El entrenamiento con Duke. 🙂

Pedro Pascual Paredes
En respuesta a  frankbanner49
4 agosto, 2017 18:05

Y en la reciente- en España- Rooftops, vuelve acordarse de cómo se conecieron Bruce y Selina en Año Uno.

Un saludo.

Pepetoni
Pepetoni
Lector
4 agosto, 2017 10:52

Guardo como un tesoro mi edición de esta obra que sacó Planeta en tamaño Absolute.

Buen artículo; poco más que añadir. Una obra de las que dejan huella en el lector y una manera de perfecta de contar los orígenes de un personaje. A mí la página que más me impactó es la primera que aparece en el artículo: el dibujo de Mazzuchelli es la hostia, hablando mal y pronto… Una pena que no se prodigara más en el cómic de superhéroes.

Paulo Hernando
Autor
4 agosto, 2017 12:37

Gracias por el articulo victor, muy bueno. Esta es una obra que cada vez que relees dices , tengo que releerla mas. De lo mejor del genero.

Imparcial Enmascarado
Imparcial Enmascarado
Lector
4 agosto, 2017 17:48
pelayo
pelayo
Lector
4 agosto, 2017 19:07

A ver, pregunta sobre el inminente “Batman: Año Uno Edición Deluxe” que publicará ECC. Entre otras ediciones, tengo el Absolute de Planeta, que es una preciosidad de libro, impreso en papel mate, con 144 páginas que abarcan el tebeo y bastantes extras. ¿Qué extras se incluyen en esta edición nueva de ECC para que tenga 264 páginas (¡¡120 páginas más que el Absolute!!)? ¿Es que van a meter una transcripción del guión con letra courier o algunos de esos timos? Porque, si por otra parte, son extras de Dave Mazzucheli, eh, ya estamos hablando de una cosa seria…
¿Alguien lo sabe?

pelayo
pelayo
Lector
En respuesta a  pelayo
8 agosto, 2017 17:58

Ya me respondo yo mismo (gracias por nada, de paso) que me lo he comprado esta mañana: las 120 páginas extra contienen los guiones originales de Miller para los 4 episodios USA (en inglés y en español, con anotaciones al margen, correcciones, notas del dibujante, etc… reproducidas más o menos en tamaño A6 + todas las páginas a lápiz de Mazzuchelli, en diferentes tamaños, desde 1 por página a 4 por página, y con diferentes grados de acabado). La edición Absolute de planeta sólo dedicaba 12 páginas a estos materiales. Aparte, se incluyen los correos de Batman nºs 408 al 411 que respondía Denny O’Neil sobre los comentarios de los lectores tras poder leer por primera vez Batman: Año Uno, También se incluye la ficha del Comisario Gordon del Who’s Who de DC de 1987. Y ya está. Todo lo demás ya lo incluía el Absolute de Planeta (144 pags), la de ECC en Grandes Autores de Batman (152 pags), y la última del coleccionable de novelas gráficas Batman/Superman (128 pags).
Esta edición DeLuxe, si bien es la edición más completa en cuanto a material, la Absolute de Planeta es más atractiva para leer por su mayor tamaño de página y la textura mate del papel que reproduce los colores de Richmond Lewis de una forma más cercana (imagino) a lo que sería un original. Además, al tener menos páginas y lomo redondo, se abre mejor y más cómodamente que la DeLuxe de ECC.
Bueno, no estoy decepcionado. Examinar el proceso de creación, página a página, de una obra tan original como Año Uno creo que va a ser interesante. Todo depende de lo fatigas que sea uno en querer conocer los intríngulis de sus tebeos favoritos, y yo lo soy mucho de este tebeo: hace 30 años que compré la primera edición de Zinco y todavía sigo leyéndolo una y otra vez llevado en volandas por su ritmo frenético y su maestría narrativa.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
4 agosto, 2017 19:34

“I won’t let your boy die”

Spoiler
comment image

Paulo Hernando
En respuesta a  Atan
5 agosto, 2017 9:55

Save si, eso lo que me chirria es que un heroe este asi tras lo que ha pasado. Que batman se ria solo con su mayordomo 😀

Atan se que el final de la broma asesina es mas de lo que se lee a simple vista y me gusta eso de que bats sepa que es un tarado(cuando morrison lo trata tambien me gusto)pero no me parece el mejor comic para ese final , que sirve perfectamente para cualquier historia del joker en la que no joda a barbara y simplemente mate al alcalde o un par de polis que es lo mismo de cabron pero lo entenderia mas. Por cierto habeis visto la adaptacion animada?? No la veais . La parte que se inventan hace el final aun mas raro.

Save
Save
Lector
En respuesta a  Paulo Hernando
5 agosto, 2017 13:48

Pero es que en esencia si Batman no se ríe se pierde la otra parte del mensaje de Moore: al final el Joker tiene razón. Más allá de lo que dice Atan (perfectamente explicado), un mal día te puede volver loco. En lo que falla el payaso es en el sujeto en el que lo quiere demostrar. Gordon no se quiebra, Bruce Wayne ya vino quebrado.

Paulo Hernando
En respuesta a  Atan
4 agosto, 2017 12:38

No podria estar mas en desacuerdo con lo de la broma asesina. Ese final con bats y el joker de risas me parece malisimo. La actitud es poco creible siendo cualquiera, mucho menos en batman. Es un comic trasendente por “convertir” a barbara en oraculo y porque es de moore, pero como hisoria me parece muy regulera. Cualquiera esta a un mal dia de ser el joker? Puede ser , pero no por eso se entiende la empatia que le procesa batman.

Save
Save
Lector
En respuesta a  Paulo Hernando
4 agosto, 2017 15:04

¿Empatía? Batman se ríe por dos cosas: porque se da cuenta del absurdo de su relación de eterno retorno con el Joker y porque es un chalado igual que él.

Eso sí, yo no pongo a estas dos como mejores historias de superhéroes ni de broma. Ni siquiera me parecen las mejores de cada autor.

Paulo Hernando
En respuesta a  Save
4 agosto, 2017 17:33

Llamalo empatia , llamalo tomar conciencia de una situacion o llamalo chalado, el caso es que no me cuadra que se ria ni en un elseworld, imaginate estando en continuidad.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
En respuesta a  Paulo Hernando
4 agosto, 2017 17:55

Habría que darle algún crédito al Joker contando chistes

Save
Save
Lector
En respuesta a  Paulo Hernando
4 agosto, 2017 22:46

Pero vamos a ver, ¿lo que te chirría es que un héroe esté de risas después de lo que ha pasado o en concreto que Batman se ría en alguna situación?