Animal Man de Jeff Lemire, se acerca el final

Por
41
1400
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Echando un vistazo a la plantilla de guionistas de DC Comics, podríamos decir sin miedo a equivocarnos que, junto a Geoff Johns, Scott Snyder y Jeff Lemire son los cabezas de cartel de la editorial americana. Si el primero es un Christopher Nolan, con sus grandes superproducciones que aglutinan éxito en ventas y unas críticas más que venerables, el segundo se asemejaría más a Darren Aronofsky, creando pequeñas obras con ventas modestas pero grandes alabanzas en crítica y gran conocimiento por parte de los entendidos del mundillo. Y las semejanzas no acaban ahí, puesto que en tanto el director neoyorkino se va a prodigar en las más altas cotas cinematográficas (se dispone a estrenar Noe, su primera gran superproducción), el escritor canadiense no va a ser menos y su aparición en las grandes ligas es inminente, con la flamante Justice League United como asta de bandera.

Es precisamente Lemire quien guioniza en la actualidad Animal Man, cuyo último número 29 sale a la venta el próximo miércoles 19 de marzo, poniendo el punto final a una historia que ha llevado al personaje a reinventarse a sí mismo y a todo su entorno, llevándolo hasta otras dimensiones, mundos y tiempos. Nada es igual ahora para el bueno de Buddy Baker desde que Jeff Lemire fuera elegido como guionista de su colección en el lanzamiento de los nuevos 52, y un vistazo atrás no deja más que asombro en el lector que ha visto como la vida de Animal Man se tambaleaba y nos hacía tambalearnos con él en una etapa que merece ser leída por todo aficionado al buen cómic.

Portada del que será el último número, obra de Jeff Lemire
Portada del que será el último número, obra de Jeff Lemire

Un superhéroe diferente

Animal Man es un personaje dado a experimentos. El no ser un superhéroe de primera línea hace que guionistas y dibujantes con ganas de destacar y con buenas historias que contar se acerquen a él a sabiendas de poder innovar y dejar huella, o de poder contar historias que editores de los picos más altos no dejarían ni siquiera susurrar. Si ya Grant Morrison recurrió al metalenguaje en su aclamadísima etapa, apareciendo él mismo como personaje ante el propio Buddy y contándole que era un personaje de comic, a lo que el superhéroe le pide que vuelva a escribir el retorno de su familia por entonces desaparecida, Jeff Lemire comienza su volumen entrevistándolo para un periódico, en lo que supone un ejercicio de retrospectiva kafkiana que deja entrever que todo lo acontecido previamente al reinicio del universo deceita sí ha pasado realmente.

El famoso encuentro entre Grant Morrison y Buddy Baker
El famoso encuentro entre Grant Morrison y Buddy Baker

Sin embargo, a pesar de contar con un baúl de buenas historias, su trayectoria editorial no ha sido (ni sigue siendo) fácil desde su primera aparición en el Strange Adventures 180 de 1965, obra de Dave Wood y Carmine Infantino. En él se narraba la historia de un jovencísimo Buddy Baker que en una excursión al monte era abducido por unos extraterrestres, obteniendo así el poder de replicar las habilidades de todos los animales que se encontraban en su entorno. Siendo un superhéroe genérico de ciencia ficción y con poca gracia que tan pronto atrapaba a unos ladrones como que ponía en jaque planes malvados extraterrestres, su trayectoria fue “terciaria”, apareciendo en colecciones de personajes secundarios de la editorial (con excepción de Wonder Woman) hasta que, con el nuevo universo dejado por las Crisis en Tierras Infinitas, Grant Morrison se encargaría de lanzar su propia colección que duraría 7 años y 90 números y por la que pasarían autores de la talla de Peter Milligan (sin excesivo éxito) o Jamie Delano, quien transformaría la colección en una serie de terror con toques sociales, que lograrían llevar al personaje hasta nuevas fronteras, convirtiéndolo en un personaje fuera de lo habitual que poco a poco se ganó un grupo numeroso de aférrimos seguidores.

El Animal Man de Jeff Lemire

Buddy Baker: marido, superhéroe y actor. ¿Cuál es el orden correcto? Sería imposible establecerlo. Jeff Lemire asienta sobre esos tres pilares su etapa en Animal Man, creando en él una figura más mundana de lo que podríamos esperar en un superhéroe. La historia comienza con Buddy como recién estrenado actor en una película independiente y por la cual goza de éxito y fama (aunque no dinero). También comienza con una escena junto a su familia, formada por su mujer Ellen y sus hijos Cliff y Maxine. Y también, como no podía ser menos, como Animal Man, el superhéroe que adquiere los poderes de los animales y que lucha contra el mal. Poco a poco estas figuras se irán mezclando a tenor de los acontecimientos que invadirán su vida. En primer lugar, con el descubrimiento de que su hija pequeña Maxine también tiene poderes provenientes de algo llamado El Rojo. En segundo lugar, descubriendo que sus poderes no se los habían conferido unos alienígenas, sino ese algo conocido como El Rojo que, inventándose una historia que fuera creible para él (ser abducido por extraterrestres es más creíble que ser abducido por seres de otra dimensión de la naturaleza), le otorgaron sus poderes para ser el protector del verdadero Avatar del Rojo: su hija Maxine. Y, por último, que además del Rojo existen también El Verde y La Putrefacción, cada uno con sus propios avatares, siendo el último quien desea la conquista del mundo para poner fin al equilibrio existente entre los tres.

La familia de Buddy Baker ha sido tan protagonista (o más) en su colección que él
La familia de Buddy Baker ha sido tan protagonista (o más) en su colección que él

Poco a poco se irán sucediendo los acontecimientos y la historia se convertirá en una suerte de Road Movie junto con su familia (suegra incluida) en la que tendrá como némesis a los cazadores de la Putrefacción que no pararán hasta acabar con su vida y la de su hija y que le llevará a pelear por la salvación del mundo junto con La Cosa del Pantano en un futuro post-apocalíptico donde su familia y seres queridos, además de los superhéroes encargados de proteger al mundo, han caído bajo el manto de la Putrefacción.

Mundo Putrefacto

El sabor final (a falta del último número) de la etapa de Jeff Lemire al frente de Animal Man es más que bueno. Sin embargo, la sensación que dejan los primeros números es que los tuvo que escribir, bajo obligación editorial, con el freno de mano puesto ya que la historia fue mano con mano desde el principio con la de La Cosa del Pantano, que narraba también el intento de invasión del mundo por parte de La Putrefacción, con Anton Arcane como villano en la sombra. Si La Cosa del Pantano, escrita por Scott Snyder, se centraba en el Verde y la inclusión de Alec Holland como su Avatar, Animal Man nos puso en contacto con el Rojo y sus intentos de seleccionar a un avatar del mundo real que les permitiera luchar contra la putrefacción. Ese Avatar no es otra que Maxine, la hija de Buddy, descubriendo este último que él realmente no es el avatar, sino un mero protector de su hija hasta que ésta crezca y pueda hacer un uso pleno de sus poderes.

Mundo Putrefacto llevó de la mano a las dos colecciones durante casi año y medio
Mundo Putrefacto llevó de la mano a las dos colecciones durante casi año y medio

Tras introducir al lector en la existencia del Rojo, el Verde y la Putrefacción, con Animal Man protegiendo a su familia y La Cosa del Pantano a su gran amor Abbigail Arcane (en un romance quizás poco creible tomado por la vía rápida), las dos colecciones se vieron envueltas entre sus números 13 y 17 en un crossover denominado Mundo Putrefacto en el que los respectivos protagonistas se veían en un futuro post-apocalíptico en el que la Putrefacción había conseguido dominar el mundo y arrasar con casi todos los héroes del universo, siendo el villano Anton Arcane (tío de Abbigail) quien, traicionando a los líderes de la Putrefacción, se había hecho con el poder. Una buena historia que deja la sensación de que en otros tiempos hubiera sido contada con más detalle en la mitad de números.

Como era de esperar, todo se soluciona y es en ese punto donde ambas colecciones siguen su camino. La del verde con un nuevo guionista, Charles Soule, que ha sabido superar una etapa que desde luego no tenía el listón muy alto y la del rojo con Jeff Lemire a sus anchas estableciendo un doloroso Status Quo del protagonista con su hijo Cliff fallecido durante Mundo Putrefacto, su hija envuelta en una aventura por el Rojo, su mujer desesperada tras las pérdida de su hijo, con una fama mundial en su punto álgido al ser nominado al premio de mejor actor por la academia de cine y desterrado del Rojo aunque manteniendo sus poderes animales. Habiendo conseguido ya una de las mejores series de la editorial con grandes personajes (además de su familia, casi más protagonista de la colección que el propio Buddy Baker) como Sepherd o “Calcetines”, un antiguo avatar del rojo con forma de gato parlante, sus aventuras han continuado en la lucha contra unos maniacos defensores de los animales que se disponen, en medio de una trama de traiciones, a conquistar el Rojo. Además, una promesa a un extraño ser espacial hace que su futuro en la tierra penda de un hilo y pueda ser llamado pronto para ser una suerte de guardián espacial. Pronto lo sabremos.

Páginas del número 28 por Rafael Albuquerque, en el que Animal Man se enfrenta al Hermano SangreAnimal_Man_28_2Animal_Man_28_3
Páginas del número 28 por Rafael Albuquerque, en el que Animal Man se enfrenta al Hermano Sangre

Los autores

Como ya comentaba al principio, Jeff Lemire es ya una gran estrella en la editorial. Su breve paso por Superboy antes del reinicio editorial le supuso multitud de elogios pero, sin embargo, la confianza de DC Comics hacia su persona no vino hasta más adelante, cuando a través de sus guiones se salvaron de la quema series como La Liga de la Justicia Oscura o Green Arrow, donde está firmando una de las etapas más memorables del personaje. Ha sido entonces, allá por abril de 2013, con Animal Man corriendo ya en solitario, con Green Arrow en sus manos y participando de pleno en el gran evento de DC del año (La Guerra de la Trinidad), cuando el escritor canadiense ha brillado con luz propia, apropiándose ya no sólo de sus personajes sino consiguiendo la total confianza de la editorial, que ya le tiene en la más alta de las estimas. Su confirmación como estrella llega en breves: La Justice League United, sustituta de la Liga de la Justicia de América, supondrá a buen seguro su ingreso en los puestos más altos de las listas de ventas. Su faceta de dibujante (más “indie” que su parte de escritor) se ha dejado ver también en su serie Trillium para Vertigo y se podrá ver en el último número de Animal Man.

Travel Foreman acercó a Animal Man al género de Terror
Travel Foreman acercó a Animal Man al género de Terror

Junto a Jeff Lemire, tres son los dibujantes que han dejado su firma en la colección. Travel Foreman (quien volverá en el último número) inició la aventura junto a Lemire con su trazo fino y pulso firme, dejando un dibujo más cercano al género de terror que al más puramente superhéroico, dando por hecho que la serie no iría por los derroteros más mainstream de la editorial. Tras su paso por la colección, se dejó ver en algunos números de la serie Aves de Presa.

Steve Pugh se ha mantenido en el camino marcado por Travel Foreman
Steve Pugh se ha mantenido en el camino marcado por Travel Foreman

Si Travel Foreman puede decir que gran parte de la estética del actual Animal Man proviene de sus lápices, no es menos cierto que Steve Pugh ha sido el que más se ha prodigado en la colección ya que no sólo ha dibujado 16 números de la etapa actual, sino que ya se conocía bien al personaje al haber dibujado hasta 22 números de la etapa de Jamie Delano en los años 90. Con su arte pudimos ver el evento Mundo Putrefacto y parte de lo acontecido posteriormente hasta que finalmente Rafael Albuquerque, conocido por su exitosa etapa en American Vampire junto con Scott Snyder, se hizo con los lápices en los últimos números asombrando a todo aquel que no lo había hecho antes con colecciones como Batman Beyond 2.0, Blue Beetle o la ya mencionada American Vampire.

Rafael Albuquerque acercó al personaje a un tono más superheroico y de acción
Rafael Albuquerque acercó al personaje a un tono más superheroico y de acción

Otros artistas como Cully Hammer, John Paul Leon o Timothy Green II (estos dos últimos realizando los lápices de la película rodada por Buddy Baker, que se ha podido ir viendo gota a gota en la colección y que podría haber sido una serie propia) se han dejado ver por la colección, dibujando, nunca mejor dicho, una variedad impecable en la colección.

El futuro de Animal Man

Portada de Justice League United, por Mike McKone
Portada de Justice League United, por Mike McKone

Si bien no tendrá serie propia, el futuro de Animal Man subirá un escalón en la plantilla de la editorial y continuará de la mano del propio Jeff Lemire en Justice League United (inicialmente prevista como Justice League of Canada), una serie que tomará el relevo de la Justice League of America de Matt Kindt y que supondrá la unión de Buddy Baker con Supergirl, Green Arrow, Martian Manhunter, Star Girl y Adam Strange en un equipo de superhéroes cuya sede será establecida en Toronto y cuyas aventuras parecen apuntar más allá de La Tierra. El tándem de artistas lo completará Mike McKone, famoso por sus lápices en los Teen Titans de Geoff Johns y los Cuatro Fantásticos de Straczynski.

41 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl López
Admin
15 marzo, 2014 11:33

Enorme trabajo de nuevo Tomas, una pena que termine era de mis series favoritas del universo DC y con ella Lemire se convirtió en uno de mis guionistas top.

Mathieu
Mathieu
Lector
15 marzo, 2014 12:01

Muy de acuerdo con muchas cosas de las que has comentado Tomás pero para mi has sido demasiado benévolo. Y lo digo desde el cabreo que me provoca el hecho de que uno de los autores más interesantes de la actualidad “escribiendo” uno de los personajes que más me gustan de Dc no haya dado como resultado algo, sencillamente, mejor. Porque cuando uno lee que Snyder se encarga de Swam Thing y Lemire de Animal man lo primero que piensa es: esto va a ser legendario. Y el resultado ha sido una puta mierda.

Si bien los primeros números de Animal Man, con todo el tema de ser actor y eso, prometían, incluso cuando empieza el lío de “el rojo, el verde y la madre…”, prometían, ya en medio de la saga la cosa se ve que es un rollo. Y si, yo le echo la culpa a Snyder (del que disfruto su American Vampire y Batman) que se ha cargado la puta serie y de poco hace lo mismo con ST (que según los honorables comentaristas de esta web, Soule ha rescatado de sobremanera).

Tu artículo y el echo de que Lemire dibuje el último número (si, a mi me gusta como dibuja Lemire, cosas que pasan) sumado a la LJUnited me han convencido de que termine la col·lección, pero pocas ganas me quedaban. La JLU tiene buena pinta aunque no me gustan en exceso los cómics de supergrupos pero siendo Lemire tengo curiosidad.

SPOILERS: Fue ridículo lo de cambiar el origen(es un cómic de superheroes por dios, que unos alienigenas te den poderes es un clásico!!), pero aceptable (no tanto así lo de Swampy), lo de la hija incluso no me pareció mal, Animal Man y la maldición del segundón. Pero bueno, al final viajes en el tiempo para arreglar semejante desaguisado y que no pueda salvar al hijo… venga ya!

En definitiva, un mal de nuestros días, querer hacer grandes sagas donde “el mundo se va al garete” en la que Lemire pierde el sello que le quería dar al personaje en las primeras páginas de su andadura

Por cierto, no dejo de recomendar todo lo que Lemire hace en Vertigo. Un lugar que parece el adecuado para su talento.

Mr. X
Mr. X
Lector
15 marzo, 2014 12:05

Un gran repaso.
El final lo he visto un poco por encima, porque creo que me he quedado en -¿el segundo anual?, no estoy seguro, pero estaba muy bien-, y tampoco me quiero comer ningún espoilerazo.

Creo que mis números favoritos de Animal Man son los primeros, con ese ambiente de terror indy, la familia huyendo sin saber muy bien de qué y los “cazadores” tras ellos, dibujados por Foreman.

En fin, no creo que ECC tarde mucho en traernos Trillium, y esta JLU pinta genial. Espero que conservemos a Lemire bastante tiempo. COmo ya comenté en otro hilo, supongo que somos muchos los que pensamos que si no fuera por Lemire y Snyder, Didio estaría a estas alturas haciendo reboots en la cola del equivalente americano del INEM.

Mr. X
Mr. X
Lector
15 marzo, 2014 12:08

“Si bien los primeros números de Animal Man, con todo el tema de ser actor y eso, prometían, incluso cuando empieza el lío de “el rojo, el verde y la madre…”, prometían, ya en medio de la saga la cosa se ve que es un rollo. Y si, yo le echo la culpa a Snyder (del que disfruto su American Vampire y Batman) que se ha cargado la puta serie y de poco hace lo mismo con ST (que según los honorables comentaristas de esta web, Soule ha rescatado de sobremanera).”

Secundo los comentarios de Mathieu sobre el desarrollo de la serie.

Reverend Dust
Lector
15 marzo, 2014 14:22

Yo también lo secundo, pero añado que tras Rotworld todo volvió a subir en calidad y el cierre promete ser desgarradoramente hermoso, sobre todo si dibuja Lemire (aquí otro fan de su estilo). 4 días… 😛

Mr. X
Mr. X
Lector
15 marzo, 2014 14:56

” Scott Snyder y Jeff Lemire son los cabezas de cartel de la editorial americana. Si el primero es un Christopher Nolan, con sus grandes superproducciones que aglutinan éxito en ventas y unas críticas más que venerables, el segundo se asemejaría más a Darren Aronofsky, creando pequeñas obras con ventas modestas pero grandes alabanzas en crítica y gran conocimiento por parte de los entendidos del mundillo.”

Muy buena comparación, por cierto. Creo que ahora mismo sus virtudes se ven reflejadas sobre todo en sus dos minis en Vertigo, The Wake y Trillium, ambas me están gustando mucho.

samanosuke
samanosuke
15 marzo, 2014 15:27

En fin, no creo que ECC tarde mucho en traernos Trillium

Pues les pregunté la semana pasada por Trillium y Sweet Tooth, y la primera está en estudio para medio plazo (así que no la veo por aquí), y la segunda está casi completamente descartada… Puta mierda.

Y a mí también me gusta el dibujo de Lemire. Por lo demás, me dejo el artículo para después, pero me apunto a lo dicho por Mathieu: gran decepción de etapa, esperaba mucho más tanto de ésta como de Swamp Thing, las series que todo el mundo ponía por las nubes antes de llegar aquí los Nuevos 52 y que me han parecido entre normalejas y bluffs.

Esperando más trabajos indie de Lemire…

Spirit
Spirit
Lector
15 marzo, 2014 20:48

Yo supongo que leídos del tirón esos 29 números con los cross overs de mundo putrefacto y tal igual sale una lectura interesante, pero dado que me leí el primer tomo de ecc con los 6 primeros y no pasaba nada, (y lo que pasaba se podía resumir en una línea y luego encima derivaba en un cross over y tal, pues…oye, que le den a Lemire. Que vuelva Morrison, que es cuando escribía bien de verdad.

Reverend Dust
Lector
16 marzo, 2014 2:19

tanto de ésta como de Swamp Thing, las series que todo el mundo ponía por las nubes antes de llegar aquí los Nuevos 52 y que me han parecido entre normalejas y bluffs.
Es que, echando la vista atrás, ¿qué salvas del comienzo de los New 52? Wonder Woman, el Batman de Snyder y el arranque de esas dos. De ahí, Wondie es la única que no ha sufrido altibajos. Lo demás tenía rachas.

¿Aquaman? ¿Action Comics de Morrison? ¿La Justice League Dark de Milligan (que sólo me gustaba a mí y al gato)? ¿Captain Atom (que sólo me gustaba a mí y el gato miraba para otro lado a sabiendas de que ECC decía “¡Naranjas de la China!”)? ¿Frankenstein? ¿Yo, Vampiro? ¿All-Star Western? Todas estas empezaron, para mí, decentemente pero ya de forma discutible y por gustos. Y luego estaba Geoff Johns que no rebooteó Green Lantern. ¿Y alguien se acuerda del pobre O.M.A.C.?

P.D. Y quiero poner velitas en honor a la gran olvidada, DC Universe Presents, que tuvo un arco inicial co-jo-nu-do con Deadman. ECC sigue diciendo “¡Naranjas de la China!”, como con el Western.

Mr. X
Mr. X
Lector
16 marzo, 2014 10:20

“Es que, echando la vista atrás, ¿qué salvas del comienzo de los New 52? Wonder Woman, el Batman de Snyder y el arranque de esas dos. De ahí, Wondie es la única que no ha sufrido altibajos. Lo demás tenía rachas.”

Es que lo tenían todo previsto, si, si… todo.
Y un gallifante por acordarte de Frankestein. A mí me gustó bastante, pero se veía que no era una serie que fuera a durar mucho.

zape
Lector
16 marzo, 2014 10:34

Yo tengo un problema con Animal Man, igual que con la Cosa del Pantano. Después de adonde le llevó Morrison para mi ya no hay vuelta atrás: está clausurado como personaje.

HenryJones
HenryJones
Lector
16 marzo, 2014 10:49

A mi me encantó el primer tomo y en especial Travel Foreman, con se estilo algo sucio que pegaba genial con la historia, algunas página dan grima de la buena.

la historia me gusta, “suerte” la mía no haber leído nunca los antiguos the Swamp Thing ni Animal Man; de pequeño corría por casa un cómic de la cosa del pantano de mi padre y visualmente me aterraba.
Alguna día habrá que darle una oportunidad

Antoine
Antoine
Lector
16 marzo, 2014 12:11

“Es que, echando la vista atrás, ¿qué salvas del comienzo de los New 52? Wonder Woman, el Batman de Snyder y el arranque de esas dos. De ahí, Wondie es la única que no ha sufrido altibajos. Lo demás tenía rachas.”

A mí me gustaba Aquaman, y me sigue gustando. No es un tebeo rompedor, además que se ve que estaba pensado antes de rebbot. Y el dibujo de Reis y de Pelletier también es inapelable.

Reverend Dust
Lector
16 marzo, 2014 12:21

Por eso lo menciono después entre las sólidas-pero-con-altibajos. El comienzo me pareció dudoso con esa trama de la ¿Fosa? (the Trench, vaya), que parecía hecha únicamente para esforzarse en hacer badass a Aquaman (como en su primera aparición en la Justice League del mismo Johns). Luego de ahí ya cogió carrerilla y bastante bien, y el cierre me parece muy satisfactorio pero sigo a la espera de que termine Maldad Eterna, que se está haciendo ídem, para el arco de los Siete Mares.

Mr. X
Mr. X
Lector
16 marzo, 2014 13:22

“Antoine
ha comentado el 16 marzo, 2014 a las 12:11h
“Es que, echando la vista atrás, ¿qué salvas del comienzo de los New 52? Wonder Woman, el Batman de Snyder y el arranque de esas dos. De ahí, Wondie es la única que no ha sufrido altibajos. Lo demás tenía rachas.”

A mí me gustaba Aquaman, y me sigue gustando. No es un tebeo rompedor, además que se ve que estaba pensado antes de rebbot. Y el dibujo de Reis y de Pelletier también es inapelable.”

A mí Aquaman… no está mal. Pero tampoco me vuelve muy loco. De hecho hace tiempo que no lo sigo, pero lo que he ojeado, Parker está siendo bastante continuista -lógicamente- con lo que hizo Johns. Lo mismo me pasa con Flash.

Yo destacaría Batman & Robin, de Tomasi, que es superestable, con arcos mejores y peores, pero en cualquier caso muy sólida. Y Batwoman me gustaba… me gustaba mucho. Y no sé si me sigue gustando. Tras su más bien catastrófico inicio, los siguientes números de Andreyko no han estado mal, así que me esperaré al final de su primer arco para decidir si la dejó -la he comprado hasta ahora edición ECC- o no.

Reverend Dust
Lector
16 marzo, 2014 13:40

Es verdad, me olvidaba de Batman & Robin, aunque el primer villano fue un poco meh, pero la caracterización y las relaciones padre-hijo brillaban (¿se oscurecían?) de lo lindo con Gleason. Eso sí, me parece que tras lo-que-todos-sabéis la cosa va en picado…

Reverend Dust
Lector
16 marzo, 2014 13:46

Y luego ya a nivel de masoquismo puro y duro, a mí me encantó el primer arco de Catwoman, pero se nota el toque de atención que le dieron al guionista y después de esos 6 números sólo escribió basura. A Nocenti me acerqué en su primer número y, tras superar las arcadas, no volví a ella.

P.D. De hecho, una de las ideas era que después de haber “catado” a Batman en ese primer arco, Selina terminaría por descubrir la identidad de Bruce Wayne. Es decir, que aquello no fue gratuito (aunque sí provocador), pero como después le alteraron todos los planes, quedó como una anécdota y una provocación vacua en el arranque de los New 52.

Aquí el arte rechazado de Guillem March para una escena de ese segundo arco que no fue. A cambio tuvimos a un tío llamado ¿Chispa?

Mr. X
Mr. X
Lector
16 marzo, 2014 13:57

“Eso sí, me parece que tras lo-que-todos-sabéis la cosa va en picado…”

A mí el arco “del duelo” me aburrió un poquito,se me hizo largo. Pero este último con Dos Caras ha estado -en mi opinión- bastante bien. Y en anual fue cojonudo.
Y el siguiente es un arco con WW http://www.dccomics.com/comics/batman-and-2011/batman-and-wonder-woman-30

Reverend Dust
Lector
16 marzo, 2014 14:07

Sinceramente, yo estoy esperando a que Tomasi termine lo que quiere contar (imagino que cuando resuciten del todo a Damian, sea como sea) y leer toda la etapa del tirón, como un conjunto. A ser posible en un buen tocho USA. Creo que esa visión conjunta ayudará mucho a medir la serie temáticamente.

Spirit
Spirit
Lector
16 marzo, 2014 14:48

Hombre, para mí los nuevos52 han supuesto un bluff como un piano, pero aunque sólo sea por pura ley estadística hay alguna serie más que el batman de snyder y wonder woman. Aunque a mí el primero me sigue pareciendo una colección muy pero que muy sobrevalorada (y no digo que es una mierda porque la abandoné harto de que me tomasen el pelo). WW sí, la mejor colección sin duda de las new52.

Yo creo que AQUAMAN, EL BATMAN Y ROBIN DE TOMASI, FLASH Y JLDARK son colecciones muy solventes y con buen hacer. De hecho, prefiero una colección como FLASH, que es normalita en su argumento, clásica y entretenida, que una bluff como este ANIMAL MAL o I VAMPIRE que van de colecciones de culto rompedoras y son una puta mierda que no cuentan nada en tropecientos números.

Aparte de eso, yo creo que ALL STAR WESTERN tiene buena pinta, ESCUADRON SUICIDA reconozco es mi placer culpable, BATWOMAN estaba muy entretenida hasta el baile de su equipo creativo, JSA es solvente (hasta de nuevo el baile de su guionista), DIAL H es una delicia (ya cancelada, sí, pero delicia al fin y al cabo), etc…

En fin, que como siempre. El nivel actual no es para lanzar cohetes, y desde luego debería ser delito publicar 52 series y que sólo 8-10 sean solventes, pero también es justo reconocer que hay más de 1.

De todas formas, ya lo he dicho alguna vez; yo sólo me hacía batman antes del new52 y más por puro fetichismo que por ilusión. De hecho, Morrison casi me hizo huir. Con la excusa del new52, empecé 8-9 colecciones. Y actualmente sólo sigo WW. Independientemente de que reconozca que en este tiempo ha habido cosas que han valido la pena…me parece bastante sintomático de la situación actual del cómic de supers usa. Empiezan bien y luego se desinflan.

Pongo el caso con el marven now! Empecé con ilusión 7-8 colecciones de nuevo. 9 meses después, me hago tan sólo 3 y una de ellas estoy pensando en abandonarla también.

Daniel Gavilán
Autor
16 marzo, 2014 18:21

A mi Nobody me gustaba como villano de Batman. El diseño era chulo, tenía una función interesante como “anti-Batman” y estaba muy bien arraigado en la mitología del Caballero Oscuro (de forma que resultaba fácilmente asimilable tanto para lectores de toda la vida como para los que lo conocían únicamente por las películas de Nolan).

Aun así, tampoco he vuelto a acercarme a la serie desde que ocurrió “aquello” y no creo que lo haga. Entre el reboot y la pinta de todo lo que he visto en las series satélite han conseguido que -de un personaje del que antes lo seguía prácticamente todo-, actualmente solo me interese el Batman de Snyder (y del resto huya como de la peste)

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 11:22

Bueno, volviendo un poco al tema de Animal Man, me pasa más o menos como a Spirit pero también meteré en este caso a La Cosa del Pantano.

Yo sigo ambas series a ritmo de ECC y precisamente me leí todo Animal Man, La Cosa del Pantano y la saga de Mundo Putrefacto la semana pasada del tirón, aprovechando qeu también había comprado Animal Man nº 3 y La cosa del Pantano nº 4.

Bueno, Animal Man me ha gustado mucho más que La Cosa del Pantano. Coincído en parte con Spirit que los tomos de Animal Man explican poco y se ven lastrados por la coordinación con La Cosa del Pantano, pero comparadaos con dicha coñección son una puta maravilla. La etapa de Snyder es totalmente olvidable, no aporta casi nada, estira las tramas como el chicle y hasta el cansancio más absoluto. La etapa se salva por el dibujo de Yanick Paquette aunque narrativamente no me acaba de convencer tanta floritura para narrar los acontecimientos con diseños de página a veces un tanto forzados.

Sí, también me leí los 2 tomos de Frankenstein “Agente de SHADE” y el 1º es 10 veces mejor que el 2º que casi no aporta nada. Aunque tampoco es una colección que destacara mucho en nada -ni en dibujo ni en argumento- ya que el parecido con Hellboy es más que evidente.

Y la saga de Mundo Putrefacto empezó bien, pero luego ya se hace eterna, previsible, cansada, no avanza, se estira la trama… y la resolución es chapucera a más no poder…. las 2 muertes que hay me parecen gratuitas, innecesarias y mal llevadas.

Por suerte y/o desgracia tenía el tomo nº 3 de Animal Man y el 4 de Swamp Thing… y la verdad es que mejoran mucho… en parte.

Animal Man empieza muy bien con el tema del funeral, la película y la candidatura a los premios como actor, el dolor por la perdida, etc… me parece muy bueno y me encantó. La 2a parte del cómic en la que aparece “Hermano Sangre” ya me pareció más de lo mismo y la verdad es que me lo leí ya con cierto cansancio. Me parece que ya es algo que he leído con anterioridad o que ya se tocó de refilón en la etapa de Morrison o Delano. REsumiendo, la 1ª parte que se dedica a explicar las consecuencias de Mundo Putrefacto me gusto incluyendo el tema de la película y lo de la araña y el recuerdo de Cliff, pero la parte de la desaparición de los animales y “Hermano Sangre” ya no tanto.

Ahora no sé que hacer, si comprarme el ultimo tomo que sacará ECC con el ultimo nº 29 USA o no… Dudas, dudas…

Y de La Cosa del Pantano nº 4 mejora muchísimo respecto a la etapa de Snyder -lo cual tampoco era muy difícil- y me pasa al revés que con Animal Man: la 1ª parte no me gustó tanto -lo de el Espantapájaros y Superman en Metrópolis- y si más la 2ª que es cuando aparece Constantine y el tema del´”árbol del whisky” del Sembrador.

Así que tengo dudas: ¿sigo o no?

Animal Man empezó bastante bien y Mundo Putrefacto le sentó bastante mal a la serie. El 3er tomo empieza bien pero luego no tanto…

La Cosa del Pantano de Snyder es un bluff como un piano. El tomo nº 4 va de menos a más…

Ya veremos qué hago. Pero la decepción con ambas series al inicio ha sido bastante grande.

Mr. X
Mr. X
Lector
17 marzo, 2014 11:29

Sr Elkoyo, sobre Animal Man mi parecer es más o menos semajante al suyo. Me gustó muchísimo el número de la araña, pero todo eso de hermano de sangre psé y de hecho la he dejado de leer y no sé cómo va la cosa…

Sin embargo, Swamp Thing, desde que lo cogió Soule, está en trayectoria ascendente. En el siguiente número de ECC incluyen el anual, que es una maravilla, y cada vez más es una serie estilo Vertigo (en el mejor sentido) y menos pijamera. Vamos, que le recomiendo que siga estando seguro al 99% que le va a gustar.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 11:37

Y de los NUDC sólo sigo a ritmo de ECC varias series: JLDark y lo relacionado con ella.

TAmbién WW pero tengo sólo los 4 tomos publicados en España y sin leer todavía, pero le pondré remedio la semana que viene 😉 Así que de momento de esta serie no opino hasta que no la lea, a ver si es tan buena como decís por aquí.

Y tengo pendientes de leer el 1er tomo de Constantine, los 2 primeros tomos de Tierra 2, Fantasma Errante y alguna otra que no recuerdo.

Del Batman de Snyder no opino porque estoy esperando a los tomos recopilatorios de dicha etapa. He leído números sueltos y bien, pero quiero leerme sagas enteras para ver si realmente es tan bueno como dicen.

Reverend Dust
Lector
17 marzo, 2014 11:40

Elokoyo, yo te recomendaría que leyeras, al menos, un tomo más de cada: de Animal Man para terminarla (el último lo dibuja Lemire, así que sabes que será muy sentimental) y de Swamp Thing para convencerte de si te gusta Soule o no (pista: si no te gusta el siguiente tomo, ni Soule ni Swampy son para ti :P).

Y respecto al tema de la lentitud/no-pasar-nada de Animal Man en sus comienzos yo lo achaco precisamente a que el tema que quería desarrollar Lemire, sabiendo que Morrison ya hizo con las posibilidades del personaje (casi) todo lo que se podía hacer, era el tema de la familia. Es por esto que no “pasan cosas”, sino que hay un tema subyacente que es precisamente la definición de Animal Man desde su familia.

Joder, Buddy incluso descubre que la única razón por la que es defensor del Rojo es para proteger a su hija, que es la auténtica heredera del manto de Avatar del Rojo. Es decir, que en esta etapa Buddy Baker está definido por y para su familia, la serie va de la familia Baker y de cómo a ésta le afecta que su patriarca lleve mallas y superpoderes animales. El problema viene cuando Snyder lo absorbe para su trama superheroica unicelular que, vale, puede ser espectacular y “molona” en muchos aspectos, pero su trascendencia es nula y resulta fácilmente olvidable.

Para reafirmarme en mi postura de que esto es lo que realmente quería hacer Lemire, os remito al último número de la serie. Primero, ha decidido cerrar el arco final a un número de terminar la serie, y para ese número final ha decidido hacer él todo (control total como storyteller) y darle esta portada que tanto dice del tono y el tema de la serie.

Reverend Dust
Lector
17 marzo, 2014 11:44

TAmbién WW pero tengo sólo los 4 tomos publicados en España
Llevamos 6 tomos de ECC 😛

Also, Constantine es una serie mediocre, es decir, no es mala pero no es buena, simplemente entretiene (un poco) y se caga en todo lo que representa Hellblazer. Pero la sigo por masoquismo y por el crossover de Maldad Eterna que he decidido seguir a ritmo ECC porque 18 números se los va a leer sueltos y en pantalla su p*** madre.

Y El Fantasma Errante empieza MUY floja con Didio, pero de ahí para arriba con DeMatteis hasta niveles co-jo-nu-dos. Hasta el tie-in con Trinity War es de lo mejor del evento.

Mr. X
Mr. X
Lector
17 marzo, 2014 11:48

“Y tengo pendientes de leer el 1er tomo de Constantine, los 2 primeros tomos de Tierra 2, Fantasma Errante y alguna otra que no recuerdo.”

Constantine: caca; Tierra 2: bien ; Fantasma errante: muy bien, hasta que es desgraciadamente absorbido por el interminable crossover de TrinityWar/Maldadeterna/Blight.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 12:04

@Mr. X: gracias por el consejo. Y tutéame, que soy más joven que Ocioso. 😉

@Reverend Dust: Si empezé a leerme Animal Man fue precisamente por el enfoque familiar que le daría Lemire. Me gusta ese aspecto de Animal por encima de sus super-poderes y de otros superhéroes: que su familia está por encima de todo.

Y& fíjate que comento que el 3er tomo de Animal Man me gusta más la 1ª parte que se dedica a explorar las consecuencias de Mundo Putrefacto, con el tema del funeral, su mujer, los recuerdos de Cliff, etc… me encantó esa parte, conectó conmigo.

Y estoy de acuerdo contigo sobre la parte de cuando descubre que la única razón por la que es defensor del Rojo es para proteger a su hija, que es la auténtica heredera del manto de Avatar del Rojo. Esa parte me gustó muchísimo… pero no la explotan, no se adentran en el concepto y lo aprovechan para explicar buenas historias que pueden surgir de esa idea tan buena…. que por otro lado ya lanzó Delano en su etapa. Para mí el fallo de Lemire es que bebe mucho de la etapa de Delano y repite conceptos sin explotarlos, por lo que no veo la innovación en lo que hace más allá de algunos números puntuales.

Seguramente me compre el último tomo de ECC de Animal Man porque ya a falta de 1 sólo tomo para acabar la colección, con todo el camino ya recorrido y además dibujado por el propio Lemire… ya sería una lástima no hacerlo.

Y Se Swamp Thing, también seguramente me compraré el siguiente, ya que como comenté antes el tomo de Soule me ha gustado en términos generales, sobretodo la 2ª parte del tomo más que la 1ª. Y si ya no me convence dicho tomo, lo dejaré ya por imposible.

Y de La Cosa del Pantano, bueno, tengo en casa más que leídos los 10 primeros números de Len Wein y Bernie Wrightson, además de la magnífica etapa de Alan Moore. También leí en inglés la etapa de Brian K.Vaughn que sin ser mala -el concepto que apuntó estaba muy bien pero no la desarrolló o no le dió tiempo- no era nada del otro mundo.

Vamos, que La Cosa del Pantano no me es ajena ni extraña, pero la etapa de Snyder me parece sobrevaloradísima, previsible, olvidable, prescindible y alargada en exceso. Lástima que los tomos de ECC vengan mezclados los números de Animal con los de Swamp Thing, porque sino me libraba de la etapa de Snyder sí o sí…

Por cierto, ¿En USA hay tomos recopilatorios del Animal Man de Lemire que no incluyan “los imprescindibles de Snyder”?

Reverend Dust
Lector
17 marzo, 2014 12:11

Por cierto, ¿En USA hay tomos recopilatorios del Animal Man de Lemire que no incluyan “los imprescindibles de Snyder”?
Nop. El tercer tomo de Animal Man correspondiente a Mundo Putrefacto incluye el 12 y el 17-18 de Snyder.

Y espero no haberte ofendido con lo de “si no te gusta el siguiente tomo, ni Soule ni Swampy son para ti :P”. Me refería a dos razones principales: una, que el siguiente tomo hace referencia a varios momentos en la historia del personaje, con mucho respeto y amor por lo clásico (ese annual); y dos, me refería al Swampy de esta Nueva DC xD

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 12:13

Bueno, tengo sólo los 4 tomos de WW de ECC porque los conseguí muy baratos en un pack, por eso no tengo aún el nº 5 y el 6. Me lleré los 4 tomos de WW, si me gustan, me haré con el resto. Sino me gustan, ¿para qué seguir?

Si en 4 tomos no me convencen, ya no lo harán con 2 más.

Y a esta serie me acerco con cierto escepticísmo porque el guionista es Azzarello, un guionista que más bien me gusta muy poco pero que como en toda regla puede tener excepciones. Eso sí, 100 Balas me pareció buena en sus primeros 50 números y muy mala tirando casi a mediocre en sus 50 restantes. Y ese final no es malo ni peor… lo siguiente.

Ya os contaré que me ha parecido WW

Reverend Dust
Lector
17 marzo, 2014 12:16

Ni poco listos los que te hicieron el pack… El tercer tomo tiene un final cerrado, pero el cuarto deja abierto el arco siguiente que sigue en el tomo 5, dejándote abierto hasta el tomo 6 xD Irremediablemente enganchado vas a terminar, hamijo.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 12:18

Tranquilo, Reverend, no me has ofendido ni me lo he tomado como una ofensa, al contrario. Mi respuesta era más bien refiriéndome a que conozco de sobras al personaje, bueno a ambos: tanto Animal Man como Swamp Thing son viejos conocidos de la etapa de Ediciones Zinco 😉

Y si precisamente me acerqué a estos 2 personajes del NUDC fue por eso, por ser 2 personajes que me encantan, sobretodo Animal Man por los motivos de la familia y demás y por ser un tipo más “normal” que el resto de sus congéneres.

Y lástima lo de los recopilatorios USA de Animal Man, pero bueno, 3 números de la etapa de Snyder no es lo mismo que los 18 XD

A lo mejor me los pillo y todo. Entonces entiendo que son 4 tomos recopilatorios lo que habrá en USA…

Reverend Dust
Lector
17 marzo, 2014 12:24

5 tomos USA. El 4º incluirá los números 20 a 23 + el segundo Annual. El quinto será 24 a 29.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 12:34

Entonces entiendo que los de ECC sacarán ya todo lo que falta de Animal Man en su tomo nº 4 que sería del 23 al 29 USA, ¿verdad?

samanosuke
samanosuke
17 marzo, 2014 12:41

A todo el que dude si hacerse con La Cosa del Pantano tras el bluff de etapa de Snyder, que no se lo piense dos veces: a por ella con los ojos cerrados.

Me atrevería a decir que Soule es lo mejor que le ha pasado a DC desde el reboot en cuanto a calidad, por encima de Snyder y Lemire (que me gustan mucho más en sus obras personales).

Reverend Dust
Lector
17 marzo, 2014 12:45

Sasto, Elokoyo. Porque el annual ya lo metieron en el tercer tomo.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 12:50

Ok, entonces los de ECC lo están haciendo mejor que los de la propia DC con Animal Man…. ¡ver para creer!

Elokoyo
Elokoyo
Lector
17 marzo, 2014 12:53

Y vaaaaaleeeeee… venga, me habéis convencido (malditos)

Me compraré el último de Animal Man y a Swampy le daré una oportunidad más con el siguiente tomo.

Espero que Soule sea un digno sucesor del buen saber de la vieja Vertigo.

Terrific Lines
Terrific Lines
Lector
20 marzo, 2014 20:47

Por si a alguien le interesa, Comixology han sacado una promoción con Animal Man, incluyendo la actual serie, la de Morrison y algunos números sueltos donde aparece el personaje (como su paso por la JL Europe). Cada cómic a 99¢: https://www.comixology.com/Animal-Man-Sale/page/1195

Y, ya puestos, varios recopilatorios con los primeros números de varias series (Justice League, Action Comics, Batman, Wonder Woman, JL Dark y otros) a $5.99: https://www.comixology.com/Justice-League-Collections-Sale/page/1227

Saludos!

Reverend Dust
Lector
20 marzo, 2014 20:59

Pues ya que Terrific ha reabierto este hilo, venía a decir que el último número me ha parecido una decepción. No es un mal cómic y es un cierre apropiado, pero eso, que no pasa de cumplidor.

La parte dibujada por Lemire, cojonuda. La parte dibujada por Foreman, ¡sorprendentemente mala! Parece a medio dibujar, con prisas, con errores básicos de proporción, y muy alejado de lo que ofreció al principio de la serie. Que vale, que no tiene que dibujar monstruitos ni nada, pero vamos, que le ha quedado un marco muy desangelado para el mini-cuento de Lemire.

En fin, otra gran serie que se nos va.

samanosuke
samanosuke
22 marzo, 2014 0:49

Pues a mí me ha gustado Foreman: me dio la sensación de que dejaba su dibujo a medio acabar y con fallos de proporciones para “pegar” más con el tono del dibujo de Lemire, pero quizás era solo vagancia xDDD

Y bueno, después opino lo mismo: el final como el resto de la serie, prometía más de lo que ha dado.