Adventures of Superman: Gil Kane

Por
26
895
 

Edición original: Adventures of Superman: Gil Kane; incluye los números 539-541, 544-546, 551-554 de Action Comics, Annual 3 de DC Comics Presents, 367, 372, 375 de Superman y Superman Special 1 y 2, USA; 1982, 1983, 1984 y 2012, DC Comics.
Guión: Martin Pasko, Bob Rozakis, Marv Wolfman, Gil Kane, Cary Bates, Roy Thomas, Joey Cavalieri.
Dibujo: Gil Kane.
Color: Tom Ziuko, Anthony Tollin, Gene D´Angelo, Jerry Serpe, Carl Gafford.
Formato: 392 páginas a color, encuadernado en cartoné con sobrecubierta.
Precio: 39,99 $.

 

Releer tebeos degustados en la infancia es un acto de evidente nostalgia. Y juzgarlos treinta años después, una labor peligrosa. La mayor parte de las veces, el recuerdo hubiera sido mejor dejarlo intacto, pues todo es más dulce en la memoria. De todos es sabido que la decepción es norma, con el cambio de gusto y perspectiva por culpa del paso de los años. Gracias a los dioses, este no es el caso. Aún así, al redescubrir esta obra, el poder de sugestión fue inmenso. Fue abrir el tomo en cuestión y la capacidad evocadora de las imágenes me trajo a la cabeza aquellas tardes jugando con mis muñecos Super Powers y leyendo mis primeros tebeos de Superman. Tebeos que, más tarde lo sabría, estaban dibujados por tipos como Gil Kane, no sólo un clásico, sino probablemente uno de los grandes, de aquellos que ya han entrado en el panteón de iconos, junto a los Buscema, García López, Kubert y demás titanes. Y si me apuras, junto a los Kirby o Ditko. Pero volvamos a la infancia. Ya en su momento me quedaba extasiado admirando las viñetas. En aquel momento no sabía explicar por qué, pero aquellas historias y aquellos dibujos me dejaban fascinado, y fueron, junto a las colecciones de Buru Lan de El Príncipe Valiente, El Hombre Enmascarado y Flash Gordon, heredadas de mi generoso tío, las que sembraron la semilla de mi adicción al cómic. Ahora sé por qué me encantaron aquellos tebeos, luego comentaré a ese respecto, pero era curioso que fuera este autor, y no otro más accesible, el que se me quedase marcado en la retina. No dispongo de esos ejemplares ya, aquellos si mal no recuerdo del volumen uno editados por Zinco en tamaño revista. Ni sé qué fue de ellos. ¿Me los prestaron? ¿”Desaparecieron”, con ese arte de las madres en hacer desaparecer ese material que manoseas hasta acabar con él? No lo sé y ya no importa. A fin de cuentas, aquí los tengo de nuevo en mis manos. Y puedo saborearlos otra vez. Ya no meriendo sándwiches de nocilla –ya no meriendo, qué demonios-, pero puedo disfrutarlos con otra perspectiva. No más madura, pero sí más sabia. Y vaya si he disfrutado. Y es que estos tebeos de Gil Kane no sólo funcionan, sino que estos ya no se van a escapar de mi biblioteca.


Al lío. Después de esta perorata nostálgica y ombliguista, ¿merecen la pena o es sólo la alegría de releer algo que te marcó? Pus estos tebeos merecen la pena. Y mucho. Corría el año 1982, las Crisis en Tierras Infinitas aún no se atisbaban en el horizonte. Superman era un personaje que gozaba de la salud de dos superproducciones cinematográficas estrenadas con éxito y una tercera por llegar. Un icono indiscutible, pero que tampoco disfrutaba de unas ventas tremendas. Vamos, como ahora. Pero con más gusto. Sin dudas morales o cambios de peinado. Sin muertes y resurrecciones absurdas o reboots torpes. Todo lo anterior era válido y la continuidad era respetada sin caer como una losa en la narrativa. El lector habitual de tebeos era niño o adolescente y como tal se le trataba. Había un pozo de ingenuidad, un regusto naíf en las tramas. Y esto a Superman le sentaba de perlas. Porque es un mito arraigado en blancos y negros, en el Bien y el Mal, donde la bondad y lo que debe hacerse son sus consignas de acción.


Esto fue de sobra entendido por Marv Wolfman, escritor de muchos cómics de esta recopilación, quien, recordemos, fue un renovador, un moderno en su época, y de los primeros que supo darle una vuelta de tuerca al género super-heroico. Su primer acercamiento a Superman no duró mucho, pero aquellos episodios que llevan su firma son los mejores, sin lugar a dudas. Wolfman venía de Marvel, después de una disputa con Jim Shooter –algo que fue convirtiéndose en algo habitual en la Casa de las Ideas y que provocó más de un sonado despido/marcha voluntaria/adiósmuybuenas-. Su aterrizaje en DC Comics no pudo ser más exitoso. No en vano, de su pluma surgió el clásico que es hoy Teen Titans, logrando altísimas ventas y críticas muy favorables. Como decía, Wolfman entendió la naturaleza del kriptoniano. Pero aún mejor comprendió quién iba a encargarse del dibujo. Así, sus historias potenciaron los elementos más grandilocuentes a nivel visual del último hijo de Krypton. Wolfman sacó a Superman al espacio, lo alejó de la cotidiana Metropolis para que los lápices del maestro Kane brillaran una vez más. Y vaya si lo hicieron. Como punta de lanza, el clásico origen del nuevo Brainiac, aquel del icónico aspecto metálico de los años ochenta, dos números que representan todas las virtudes de su dibujante: paginas de acción exacerbada, figuras estilizadas hasta el límite y un Superman que más que volar parece bailar en el aire. Una delicia visual que suple cualquier carencia argumental, si como tal se puede considerar la sencillez de unos guiones nada enrevesados, tendentes a la ciencia-ficción más disparatada y concebidos para entretener sin grandes aspavientos mentales. Pero el dúo Wolfman-Kane se atrevió a más. Así, por las páginas de este tomo pululan la Liga de la Justicia, por supuesto, pero también otro extraño grupo creado para la ocasión, que recogía los llamados héroes olvidados de DC. A saber: Animal Man –quién te ha visto y quién te ve-, Rip Hunter, Inmortal Man, los Sea Devils, Dolphin, Cave Carson, Congorilla… En definitiva, todo un ejercicio de arqueología y sapiencia deceíta por parte de sus autores, para disfrute de sus lectores. Los team ups no acaban aquí, ya que incluso el inimitable Shazam! hace acto de presencia, en un episodio que subraya el tono ingenuo de las historias. Tono ingenuo que, repito, casa a la perfección con estos héroes. Y como guinda del pastel, ambos autores se marcan un homenaje a Jerry Siegel y Joe Shuster a través del episodio “If Superman didn´t exist…” en el que asistimos a una re-invención del proceso de creación de Kal El a través de dos chavales, unos tales Jerry y Joe, quienes, para luchar contra una invasión alienígena, imaginan al paladín perfecto, Superman. La descripción del alma del personaje que se presenta en este emotivo número es paradigmática, no en vano se le define como el caballero andante por antonomasia, aquel que, de manera altruista y sin dudar, hace lo que debe hacerse.


La aparición de personajes en el límite de todo lo pensable se recrea a su vez con aquel Special # 1, guionizado por el propio Kane, donde asistimos al enfrentamiento del hijo de Ma y Pa Kent contra Ultimate Man, el hombre definitivo, fruto de procesos evolutivos llevados hasta las últimas consecuencias. Capítulo hiperbólico donde los haya, muestra maestra del poderosísimo personaje que era Superman antes de la Crisis, en él, el tótem de la DC se enfrenta no sólo a enormes catástrofes planetarias generadas por el villano, sino que logra incluso escapar del interior de un agujero negro en el centro del universo. Y todo como excusa para ofrecernos planchas al más alto nivel que su autor era capaz de ofrecer. Y es que, sin ánimo de parecer reiterativo, las habilidades de Gil Kane para el dibujo fueron prodigiosas. Más que por su capacidad narrativa, que está fuera de toda duda y que incluso nos ofrecía páginas de muy curioso viñeteado, Kane destaca por su capacidad para el espectáculo. Para el espectáculo y la belleza. No en vano, sus splash pages son tremendas, enormes, estirando las posibilidades de la perspectiva casi tanto como Kirby, pero con un trazo más dulce, más redondo. Esto hace que sus secuencias de acción sean antológicas, duras, dinámicas, con golpes que sacan a los personajes de las viñetas, con cuerpos llevados a la extenuación estética, pero con las riendas de la verosimilitud bien agarradas. Y es que su Superman resulta más majestuoso que nunca. Kane conoce cómo potenciar el arriesgado esteticismo del personaje, sacando el mejor partido de su figura hercúlea, haciéndole danzar por las viñetas en posturas de cuidada composición, pero logrando mantenerse siempre dentro de los límites de lo plausible. Así, su capa siempre ondea aprovechando las cinética de los movimientos, sus brazos se congelan en la pose adecuada, como el atleta mejor retratado en plena proeza física, y su rostro resulta icónico, como una mezcla del en aquel momento popularísimo Christopher Reeve y el respeto al trabajo de Curt Swan.


Coged un ejemplar de este volumen y echad un ojo a las páginas, dedicadles un tiempo a cada viñeta y descubriréis el trabajo de un maestro haciendo el máximo uso de toda su capacidad.
Señores de ECC: ¡Están tardando en editar esto en España!

26
Déjanos un comentario

Please Login to comment
26 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
20 Comment authors
jorgenexoInhumanoSuperman95AlexCruzOcioso Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
train hard. fight hard. party hard.
Lector

 se mira bastante interesante, siempre me ha atraido superman (bueno, no en ese sentido), tiene un no-se-que-que-que-se-yo, es un personaje bastante llamativo, o por lo menos a mi me llama poderosamente la atencion, me estoy leyendo al fin lo de jurgens y giffen de los new 52 en mi idioma (del numero 7 pa’lante) y he de decir que no esta nada mal, pero tampoco es la historia definitiva del personaje

le traigo muchas ganas al run de estrachinsqi (grounded), la etapa de azarello me ha dejado un sabor agridulce y bueno el all-star es una delicia (morrison + quitely = nerdgasm), tambien a lo de johns y robinson

que bien se siente ser primeras!

Spirit
Lector
Spirit

Yo tengo esos números de la etapa Zinco y reafirmo todo lo que magníficamente has escrito. Son una delicia tanto en el guión como en el dibujo. Para quien dice que en DC no hay historias de interés antes de las CRISIS, son un puñetazo en el estómago. Especialmente épica es la historia de los héroes olvidados, con homenaje a los creadores de Superman incluido. Estaría bien que ECC reeditara estas historias, a poder ser en formato económico que de tomos de 30 euros están las estanterías llenas.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Que gigantesco dibujante era Gil Kane. Que tipo más innovador, que arriesgado en las composiciones y las perspectivas, qué forma de plasmar la acción. De mis dibujantes favoritos de siempre. Y tercer mejor dibujante de Conan tras BWS y Buscema, que es mucho decir 😉 

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Ojalá lo publiquen aquí. A mí Superman no es un personaje que me entusiasme ( aunque tiene historias que me gustan mucho), pero este tomo me lo compraría con los ojos cerrados. Gil Kane era mucho Gil Kane.

fanboy73
Lector
fanboy73

 dios !!!!!! esos son los primeros comics de superman q tuve en las manos,q tiempos aquellos de ed.zinco,todavia conservo el de Y si superman no hubiera existido? y es uno de los mejores,si se los han reeditado en usa,solo puedo decir q los de ECC no tienen excusa posible para no sacarlos aqui,y espero q lo hagan,compra obligada !!!!!!!

flashpoint
Lector
flashpoint

 ESTOS NÚMEROS SON EXCELENTES!!!

Esta fue la época que DC salió a buscar talentos a la competencia cuando Jenette Khan devolvió a Giornado y Levitz sus puestos y se les ofreció a los autores comisiones por las ventas de los comics que hacían.

Así fue Wolfman y Pérez relanzaron a los Titanes; o Gene Colan llegó a Batman y Wonder Woman; y Kane volvió a DC para encargarse de Superman y regresó a la serie de Linterna Verde. En estos números Superman definitivamente evoluciona y se convierte en todo en un héroe de acción, como también sus enemigos jurados se convierten en seres mortales y muy peligrosos.

Una gran etapa. 

flashpoint
Lector
flashpoint

 SE ME OLVIDABA!!

Fueron los años en que Alan Moore llegó a DC e hizo sus trabajos.

Debieran de buscar estos cómics de la época y ver que la calidad sí existía en DC antes de CRISIS…

Yo aún guardo la Liga de Conway; y sus Firestorm, como también la Legión de Levitz con su Saga de la Oscuridad y la aparición de Jason Todd y otros tantos números de colecciones que estaban muy, pero muy interesantes, como la inolvidable Atari Force de José Luis García-López.

  

Hombre de Trapo
Lector

Estos números del Superman de Gil Kane son absolutamente asombrosos. Me uno a los que piden que ECC se anime a publicarlos aquí en España con urgencia.

Otra de las joyitas de Gil Kane de los 80 que ECC se podría animar a publicar es la miniserie de The Atom que realizó junto a Jan Strnad al guión (‘The Sword of The Atom’). Me parece una de las obras fundamentales de Kane, por no decir que es de lo mejor que se ha hecho con un personaje DC tan olvidado como Atom.

nascitturuss
Lector
nascitturuss

Superman no es un personaje santo de mi devoción. Pero con el paso del tiempo he aprendido a disfrutar de las buenas historias por encima del personaje en cuestión. Así, hoy por hoy, mis compras están mas orientadas por el escritor y dibujante que por el personaje. Y aunque sigo teniendo predileccion por ciertos personajes, los creditos del comic es lo que primero observo para decidirme.
Todo esto para agradecer que hoy por hoy se recopilen obras en funcion del escritor, como hiciera DC con Alan Moore, y ahora con Gil Kane. Esperemos que lo publique ECC porque caerá seguro.

LASTSON
Lector
LASTSON

 ECC qué esperas, publica esta joyita ya por favor!!

Hombre de Trapo
Lector

Pero no sólo el Superman de Kane. Desafortunadamente el catálogo editorial de DC está lleno de joyitas que, o bien no han sido publicadas nunca en nuestro país, o bien lo fueron hace mucho tiempo y en condiciones lamentables.

– Hablando de Marv Wolfman, me viene a la cabeza su ‘Night Force’ junto a Gene Colan, una pequeña obra maestra de 14 números de duración. Aquí en España está prácticamente inédita, puesto que sólo vimos publicados los 2 primeros números como complemento de la serie de ‘La Cosa del Pantano’ en los 80, en tiempos de Zinco. ECC podría aprovechar la reciente miniserie de 7 números de Night Force para New 52 (Wolfman & Mandrake) y publicarlas ambas, la original y la rebooteada.

– Por no hablar del Superman de José Luis García-López, tantas veces prometido por Planeta y tantas veces aplazado ‘sine die’, hasta que la editorial perdió los derechos de DC. La verdad es que cuando Planeta comenzó a reeditar las obras de García-López (caso de Deadman, Twilight o Cinder and Ash) me ilusioné bastante con la posibilidad de ver publicado por estos lares el Superman del maestro hispano-argentino. Al final todo quedó en agua de borrajas.

Así que, si ECC quisiera, tiene a su disposición una gran cantidad de clásicos del fondo editorial de DC por publicar absolutamente maravillosos. No todo va a ser la enésima reedición de ‘Batman – The Dark Knight Returns’.

Sputnik
Lector
Sputnik

Me sumo a los que piden que ECC edite esta recopilación por estos lares. Yo me lo compro fijo. Y me alegra esta inciativa zonanegativera reciente de comentar comicastros que NO han sido editados en España: vale que jode, porque dan ganas de leer algo que no existe, pero también es una buena forma de poner el punto de atención sobre cosas injustamente ignoradas. Bravo.

Ahora toca hacer un “hablando con ECC” y coaccionarlos, tal como NO se hizo con David Hernando 😛

Raúl Peribáñez
Lector
Raúl Peribáñez

Crisis en tierras infinitas fue la excusa para relanzar a ciertos personajes (Superman, básicamente), pero antes DC ya publicaba buenas series. El problema estaba en que muchas series (las de Superman, Flash, etc.) estaban en manos de autores anquilosados en el pasado y las historias que contaban parecían antiguas. Para que nos hagamos una idea, mientras en Action Comics veíamos el “apasionante” relato de Superman intentando cortarse su súper pelo, en Amazing Spider-man se publica la ya mítica etapa de Roger Stern y John Romita Jr. Pero en aquellas series que contaban con autores más jovenes y actuales, sí que se hacían buenos cómics. Ahí estaban The New Teen Titans (Marv Wolfman y George Pérez), Batman and Outsiders (Mike W. Barr, Jim Aparo, Alan Davis), Legion of Superheroes (Keith Giffen, Paul Levitz), las dos de Batman (Doug Moench, Gerry Conway)… Al final es lo de siempre: todo depende de los autores. Da igual que tengas a Superman, que si se lo dejas a Elliot S. Maggin y Cary Bates, poco bueno vas a conseguir.

Javier Agrafojo
Lector

¡Los pelos como escarpias, Raúl! Estos tebeos son asombrosos y los has descrito perfectamente. Por supuesto, me sumo a los que claman por una reedición de la etapa Wolfman/Kane y de la de García López. En cuanto se anuncien me quedo sin uñas que morder… 🙂

Ignacio
Lector
Ignacio

Yo tengo la edición de Zinco y a nivel gráfico me parecen tan maravillosos como casi cualquier cosa de Kane, pero de guión me parecen tan soporíferos como casi cualquier cosa de la DC pre-Crisis.

the drummer
Lector
the drummer

póngame cuarto y mitad de loquesea de gil kane; ECC, ponerse las pilas, coño!

molon labe
Lector
molon labe

 Yo por si sirve de algo me apunto a la peticion, no estaria mal este añito un tomete de Gil Kane y otro de Don Jose Luis Garcia Lopez, hay material, gente dispuesta a comprarlo, sres de ECC cada vez les quedan menos excusas. !!PUBLIQUEN MAS CLASICOS DC!! con cariño se lo pido.

Sputnik
Lector
Sputnik

 “sres de ECC cada vez les quedan menos excusas. !!PUBLIQUEN MAS CLASICOS DC!!”

Y que no, repito NO estén en tamaño bolsillo. Ni en b/n. Ni recoloreados por “Paco, mi primo estudiante de educación social, que le he preguntao y dice que sabe cómo va el photoshó”. Por si las flais.

Ocioso
Lector
Ocioso

Miro en Amazon y me encuentro con algo que se ha publicado hace poco mas de quince días:
http://www.amazon.com/Adventures-Superman-Gil-Kane-Various/dp/140123674X

Señores de ECC, aquí lo tienen. Compran los derechos, borran los bocadillos, y escriben los textos en español. Así, tal cual. Ya tienen el trabajo hecho, no hay que inventarse nada, no hagan experimentos.

Ocioso
Lector
AlexCruz
Lector

 Tiene mucho estilo y se ve muy bien el Superman del gran Gil Kane… De hecho para mi uno de los mejores dibujos de Superman que he visto (el mejor es el Don Jose Luis Garcia Lopez, ndie discute eso). Es el Superman que dibujo John Bucema en unos cuantos numeros que via hace aaaños, brutal, es el segundo mejor Superman que he visto. Ojala hicieran una reseña y nos publicaran unas imagenes.

AlexCruz
Lector

 http://www.byrnerobotics.com/forum/uploads/ChadCarter/2007-08-03_194434_superman_buscema.gif

Brutal el Superman de John Bucema…

http://www.dialbforblog.com/archives/179/

http://losacolitosdekirby.blogspot.mx/2011/02/spiderman-and-superman.html

OJala el ECC Publicara estos numeros epicos en un solo tomo o una serie cartone de 120 paginas, seria un exitazo.

Superman95
Lector
Superman95

 Definitivamente tanto este tomo como el de Jose Luis Garcia Lopez valen la pena echarles el guante este año. Para muchos gran parte de este material es inédito. Ya que mencionan lo de Christopher Reeve, Gil Kane fué el director de arte de la serie animada de Superman producida por Ruby/ Spears en 1988 y de verdad se nota su mano, en los personajes principales y en villanos como Cybron.

Inhumano
Lector
Inhumano

Yo también compro; aunque esos mismos dibujos también los hace mi sobrino de cinco años..

Lemmytico
Lector
Lemmytico

No recordaba que el último comic de Buscema había sido ese de Superman que enlaza Alex… Madre mía, a poco de morirse y como seguía dibujando el colegui. Grande entre los grandes. 

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Joder, ese Superman de Buscema, qué pasada parece que está a punto de encontrarse con… Thor.
Viendo esa primera página y las imágenes de viñetas de Gil Kane, sólo puedo decir: ¡Que vuelva el calzón rojo de una puta vez!!