A CUESTAS CON BATMAN BEGINS

Por
0
99

Una semana ha transcurrido ya desde el esperadísimo estreno de la nueva entrega del Murciélago y en el aire se respira un aroma agridulce; Por un lado, vemos como muchos de los fans del personaje han quedado satisfechos, como mínimo, y por otro lado vemos como el gran público, ese que hace que una película se convierta en un verdadero fenómeno de masas, parecen darle la espalda.

¿Podemos considerar esto un fracaso? Depende del color del cristal con que hagamos el análisis. Si por éxito entendemos alcanzar unas cifras en taquilla de esas que quitan el hipo, por ahora podemos decir que si ha sido un fracaso. Si nos atenemos a los ingresos en el fin de semana de estreno, vemos como, otros films basados en personajes superheroicos, han “roto” la lista; Mientras que Batman Begins ha conseguido una recaudación de 48 millones de dólares exhibiéndose en 3858 salas, la primera parte de Spiderman alcanzó los 114 millones de dólares, estrenándose en 3615 salas, y la segunda parte, los 88 millones en 4152 salas. En cuanto a los Xmen, 85 millones en su segunda parte, siendo estrenada en 3741 salas. No son las únicas que superan a Batman; También lo hacen Hulk, Batman Forever(esto tiene que doler), Xmen primera parte y hasta Scooby Doo (que también ha tenido sus cómics). Lo peor es que supera por muy poco a Tomb Raider y a Batman Returns. Y lo mismo ocurre si nos fijamos en el día del estreno y demás clasificaciones, a los que los americanos son tan aficionados.

¿Qué ha fallado entonces? Esperando los resultados del fin de semana que se nos viene encima y con la esperanza de que el “boca a boca” triunfe, es fácil pensar que, aunque la promoción ha sido buena, Batman llevaba cargado un lastre muy pesado: Las anteriores películas basadas en él. Mientras que en Spiderman, Xmen, Hulk, todos esperábamos ver como adaptaban a unos personajes que siempre estuvieron ahí, con Batman, ocurre que ya hemos visto como ha quedado en pantalla, y por mucho que quieran explicarnos que nada tiene que ver con lo anterior, es difícil que la gente lo vea como algo nuevo. Seguramente piensan “Ah, otra más, después de Arnold Schwarzenegger, George Clooney, Michael Keaton…” no se sorprenden ni tienen curiosidad por verla.
Además, ha venido detrás de una de las más esperadas películas de lo que va de siglo: Star Wars: La Venganza de los Sith, que hace mucha “pupa” al resto de películas. Si a esto le unimos que llega el verano y con él un sinfín de estrenos para los más pequeños, como por ejemplo Madagascar, que eliminan a esa parte de público para el Señor de la Noche. No hay punto de comparación para un padre que eligirá sin pensarlo para sus hijos, unos animalitos inocentes antes que un personaje oscuro y violento.

Por otro lado, tantos y tantos estrenos sobre personajes del cómic, al final terminan cansando. No hay día en el que no aparezcan noticias acerca de una nueva adaptación. Parece ser que las editoriales y las productoras, creen haber encontrado la gallina de los huevos de oro, pero a este paso acabarán con ella. Para comprobar esto, bastará con esperar al estreno de los 4F y ver que ocurre; Si la taquilla es discreta, quien sabe si empezaremos a hablar de cancelaciones de proyectos. Y es que Hollywood funciona de esa manera: Si triunfan los desastres naturales, pues nada, tormentas perfectas, meteoritos, cambio climáticos, huracanes, volcanes, el núcleo se para…Si hablamos de guerra, pues otro tanto, y así hasta que exprimen un tema y encuentran otro.

Puestos a sacar algo bueno, podemos decir que las adaptaciones, de alguna forma, captarán nuevos lectores, que falta hace. Y aunque esos nuevos lectores sólo se acerquen a los personajes más emblemáticos, aumentarán los ingresos de forma que permitan llevar a cabo proyectos mas minoritarios, que no sólo de Spiderman, Superman y demás vive el lector de cómics.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments