Magazindie – Septiembre 2021

En el Magazindie de este mes seguimos con las novedades y las secciones de clásicos, personajes y autores, pero también hablamos de Substack. ¡¡¡Adelante!!!

8 de septiembre. Otro mes que se va, otro Magazindie que llega. Aunque al verano ya le queda poco, aquí sigue haciendo un calor sofocante. Entre gota y gota de sudor, me doy cuenta de que hoy hace justo un año que me uní a Zona Negativa como redactor. Sí, efectivamente, este mes tomo yo el relevo del habitual encargado de escribir esta entradilla, “el señor del látigo”, “il capo di indie” o, como las personas más normales que nosotros suelen llamarlo, Igor Álvarez.

¿Y de qué os vengo a hablar en su lugar? Pues, entre otros asuntos, de un auténtico maestro del guion de cómic: Scott Snyder. Vale, puede que algunos tengáis la ceja levantada ahora mismo, pero va en en serio: lo es. Literalmente. Porque resulta que Snyder es uno más de los muchos artistas de la industria del cómic que la plataforma Substack ha ido reclutando a golpe de talonario durante el último mes, entre los que se encuentran nombres tan llamativos como Jonathan Hickman, Saladin Ahmed, James Tynion IV o Noelle Stevenson, por citar solo a unos pocos.

Substack es una plataforma en la que se puede encontrar una gran variedad de contenido y que se basa en el formato de las newsletter. En ella, cada autor cuenta con un espacio personalizado al que sus seguidores pueden suscribirse para recibir directamente en su bandeja de entrada cualquier contenido que se publique ahí. La idea es que ese contenido siga una periodicidad más o menos fija y que, en la mayoría de casos, los seguidores elijan entre una suscripción gratuita o una de pago.

¿Y cómo se aplica este sistema a un autor de cómic? Aunque todavía hay detalles por concretar porque la iniciativa está dando sus primeros pasos en la industria del cómic, en principio podemos esperar que los autores ofrezcan una newsletter “de toda la vida”, con autopromoción y reflexiones personales, a los que estén suscritos a su plan gratuito; mientras que el plato gordo, los cómics digitales que vayan creando para la plataforma, estaría reservado para los suscriptores de pago.

Durante estas semanas se ha hablado mucho de Substack. Se ha hablado de su agresiva política para reclutar a autores, de su idoneidad como plataforma en la que publicar cómics o de que no duda a la hora de concederle también un espacio a algunas personalidades un tanto cuestionables, siempre y cuando les reporten beneficios. Hay quienes aquí identifican —y con razón— los clásicos comportamientos predatorios de una empresa que busca crecer sin escrúpulos; pero también quienes ven una gran oportunidad para los autores.

Porque en realidad Substack va de eso, de darle a los artistas el reconocimiento y la libertad por la que —especialmente en la industria del cómic— llevan años luchando. A la vez que la plataforma anunciaba la incorporación de numerosos autores de renombre, el mundo conocía la noticia de que otra leyenda del cómic como Ed Brubaker había ganado más dinero por parte de Marvel gracias a un cameo en la película de El Soldado de Invierno que por crear al personaje. Es solo uno más de los tantos casos por el estilo que estamos acostumbrados a escuchar.

Aunque solo el tiempo nos dirá si Substack triunfa como iniciativa en general y como plataforma para artistas de cómic en particular, la premisa de empoderar a los creadores parece una progresión tan necesaria como lógica. Al fin y al cabo, gran parte de los lectores ya nos hemos acostumbrado a no comprar cómics por sus personajes ni por su editorial, sino por sus autores, cada vez más promocionados por los altos cargos de cara al público, pero a menudo tratados bajo las mismas condiciones de siempre.

Retomando el nombre de Scott Snyder y citando sus palabras: “Desde Substack no solo nos ofrecen dinero, sino también libertad creativa. […] La infraestructura necesaria para promover nuestra propia marca”. Esas marcas propias no tienen por qué implicar solamente publicaciones promocionales y nuevos cómics, sino que en ellas hay cabida para cualquier otro proyecto que se le ocurra a cada autor y por el que sus seguidores estén interesados. En el caso del propio Snyder, sin ir más lejos, un curso de guion de cómic (¿lo veis? Literalmente, es un maestro en la materia). Personalmente, Snyder no es un autor que me apasione. Si bien es cierto que he disfrutado mucho de algunas de sus obras, otras muchas me han dejado bastante frío. Pero teniendo en cuenta su innegable experiencia como guionista y mi interés por todo lo relacionado con la creación de cómics, estaba más que dispuesto a concederle una oportunidad a su curso de guion.

¿Y qué he acabado encontrándome en ese curso? Pues información muy interesante y útil. Como es de esperar, sus primeras publicaciones han sido más bien introductorias y se han centrado en aspectos básicos del guion que cualquiera que se haya interesado un poco por el mundillo conocerá. Aun así, ya durante este primer mes ha acompañado la explicación de dichos aspectos con un buen número de consejos personales y anécdotas que han justificado el precio de 7 dólares mensuales de su suscripción de pago. En mi caso, Substack me ha permitido ver desde una nueva perspectiva a un autor al que antes no seguía con asiduidad; que espere con ganas sus nuevas publicaciones, aunque estas sean clases y consejos sobre creación de cómics, en vez de cómics al uso. De sus correos me quedo, hasta el momento, con sus reflexiones a la hora de colaborar con Greg Capullo al crear su etapa de Batman, además de con su capacidad para motivar a los alumnos y crear una agradable sensación de compañerismo entre ellos. Y hablando de compañerismo…

En este 8 de septiembre, ante un verano al que ya le queda poco y un calor que sigue siendo sofocante, mis gotas de sudor me recuerdan ese año que ha pasado desde que me uní a Zona Negativa como redactor. Un año que no ha parecido ni medio y en el que he descubierto que la tarea del redactor fijo no siempre resulta sencilla —de hecho, casi nunca—. La vida da muchas vueltas y, tan pronto como crees que vas a tardar dos horas en terminar un artículo, te encuentras a dos horas de su hora de publicación y haciendo la croqueta por el suelo por vigesimoctava vez en busca de algo interesante que decir, todo mientras ese texto a medio terminar se ríe en tus narices. Solo tras vivir situaciones así una y otra vez me he dado cuenta de hasta qué punto cada texto de esta página es fruto del esfuerzo, la constancia y la pasión de sus redactores. Si tengo que quedarme con algo de mi primer año en Zona, es, precisamente, con ellos.

Personas que me acogieron desde el primer día como a uno más, que han tenido la paciencia para enseñarme y me ayudan a no martirizarme cada vez que me equivoco. Pero sobre todo, personas majísimas con las que hablar de aquello que nos apasiona: cómics, pelis, videojuegos, cerveza, anécdotas geopolíticas y, para ser sinceros, cualquier otro tema que venga a cuento (o no tan a cuento). Personas con las que contar cuando tienes un día malo y a las que colmar de entusiastas notificaciones cuando tienes uno bueno. En definitiva, buenos compañeros. Buenos amigos. Esa es la esencia de Zona Negativa.

(Vale, Igor, ya he escrito lo que querías. Ahora deja de amenazarme con el látigo.)

Alfonso del Pino

Astiberri

Este mes comenzamos por Astiberri, que nos traen el final de una de las series más interesantes de los últimos años en el mundo independiente, Sex Criminals. Ahora Matt Fraction y Chip Zdarsky son dos autores más que consolidados, así que siempre está bien ver de qué son capaces juntos y sin la presión de las dos grandes. Es el momento de asistir al final de la historia de Suze y Jon, los ladrones de bancos con el poder de parar el tiempo cada vez que tienen un orgasmo, en un cómic que no ha parado de evolucionar desde su primer número.

Sex Criminals 6: Seis Criminales, de Matt Fraction y Chip Zdarsky, 18€, Image Comics

La Cúpula

EL regreso al curso para La Cúpula viene con dos recomendables cómics bajo el brazo. El Tapiz de los Dragones de Té es la tercera y última parte de la galardonada serie de Kay O’Neill, orientada a un público joven pero disfrutable por todos. Mientras que con El espíritu del bosque Axelle Lenoir nos devuelve a los noventa para llevarnos de campamentos envueltos de misterio, sin olvidarse de la buena música.

El Tapiz de los Dragones de Té, de Kay O’Neill, 21,90 € Oni Press
El espíritu del bosque, de Axelle Lenoir, 21 € Top Shelf

ECC

Triplete de Skybound este mes en ECC. El sello editorial de Robert Kirkman parece que fue una buena compra por parte de la editorial española y no hay mes en el que no saquen un puñadito de sus trabajos. Este en concreto es importante por dos motivos, primero porque veremos reeditado Extremity, la obra con la que muchos descubrieron a un maravilloso artista como es Daniel Warren Johnson, que además llevaba agotada bastante tiempo en nuestro país, y en segundo lugar porque por fin podremos ver el final de Paria, una de las mejores series de Kirkman, junto a un gran Paul Azaceta, y es de agradecer que desde ECC hayan decidido continuar la colección allí donde la había dejado Planeta, especialmente teniendo en cuenta que ellos ya han iniciado una edición nueva en tomos de mayor grosor. Por supuesto no podía faltar The Walking Dead, en el propio formato de ECC.

Extremity de Daniel Warren Johnson, 33€, Image Comics
The Walking Dead 5 de Robert Kirkman y Charlie Adlard, 32€, Image Comics
Outcast (Paria) 8: La unión de Robert Kirkman y Paul Azaceta, 17,5€, Image Comics

Planeta Comic

Como no podía ser de otra manera, desde Planeta vienen muy cargados este mes y con cosas muy interesantes. Empecemos por tres recopilatorios de cosas ya editadas en nuestro país pero de manera que no habíamos visto antes. Así llega el séptimo integral de Spawn, la conocidísima serie de Todd McFarlane que sigue en lo más alto de las ventas del cómic indie, una nueva edición de From Hell, integral y a todo color por primera vez, un trabajo realizado por el propio Eddie Campbell que le da otra perspectiva a su cómic junto a Alan Moore, y un curioso tomo en el que se juntan varias de las series limitadas que realizó Joe Hill para la editorial IDW, que incluye las dos series de La Capa y las miniseries Huella, Kodiak y Espectro, que nada tienen que ver con las anteriores más allá de haber sido creadas por el mismo guionista.

Pero no acaba ahí la cosa y tenemos otros tres estrenos y una continuación. En Second Coming nos topamos a dos autores conocidos, como son Mark Russell y Richard Pace, que deciden poner juntos a un superhéroe y a Jesús para que, por orden de Dios, aprendan el uno del otro, siendo esta la primera obra que se publica en España de Ahoy Comics. Mientras tanto Matt Kindt y Matt Smith nos vienen con la historia de Ansel, un chico normal en un mundo plagado de seres mitológicos que no acaba de encontrar su lugar, en una obra llamada Folklords. Y representando a Aftershock llega una de las extrañas criaturas de John Layman bajo el título El hombre que j#%ió el tiempo y con dibujo de Karl Mostert, de Layman nos podemos esperar cualquier cosa pero si es creación suya será bueno. Nos queda la continuación y es la de una de las mejores series de lo que va de año, Once and Future, donde Kieron Gillen y Dan Mora nos llevan a luchar contra un malvado Rey Arturo.

From Hell Edición a color, de Alan Moore y Eddie Campbell, 50 €, Top Self
Spawn Integral 7, de Todd McFarlane y Varios artistas, 40 €, Image Comics
El hombre que j#%ió el tiempo, de John Layman y Karl Mostert, 14,95 €, Aftershock
Joe Hill: Integral Novela Gráfica, de Joe Hill y Varios artistas, 40 €, IDW
Second Coming, de Mark Russell y Richard Pace, 16,95 €, Ahoy Comics
Folklords, de Matt Kindt y Matt Smith, 16,95 €, BOOM! Studios
Once and Future 2, de Kieron Gillen y Dan Mora, 16,95 €, Ahoy Comics

Panini Comics

Este sí que es un mes tranquilo para Panini y casi que se agradece, sobre todo viendo lo que van a sacar en noviembre. Solo tenemos un tomo y es de la colección de Sunstone, la obra de Stjepan Sejic que nació como webcomic y que no solo consiguió ser recopilado por Image, bajo el sello Top Cow donde él trabajaba, sino que fue un éxito de ventas.

Sunstone: Mercy 7, de Stjepan Sejic, 20 €, Image Comics

Norma Editorial

Desde Norma empiezan el curso queriendo que gastemos nuestros dineros en ediciones buenísimas de un material que todo el mundo debería tener… y aquí somos neutrales, pero si nos vienen con una edición a gran tamaño de una pedazo de serie como es Monstress no podemos dejar de recomendar a la gente la fantástica obra, en todos los sentidos, de Marjorie Liu y Sana Takeda. Lo mismo se puede decir del segundo tomazo de Clase Letal, es una edición preciosa de una de las mejores series del cómic independiente actual. También admitimos que los que tienen (tenemos) las ediciones en rústica los odian (odiamos) un poquito, pero es de pura envidia. Y es que además este mes coincide también con el octavo integral de AIDP, la creación de Mignola sigue su curso recopilada en una edición guapísima.

También hay hueco para la rústica de toda la vida, donde destaca el tercer tomo de la serie de Greg Rucka y Nicola Scott, Black Magick, y ya sabe todo el mundo que a Rucka siempre lo recomendamos. No podemos obviar a Sabrina, la conocida bruja sigue con su serie escrita por Kelly Thompson. Mientras que en la sección de “adaptaciones de otros medios” la cosa viene fuerte con otro conocido brujo y llega un nuevo tomo de The Witcher, a lo que hay que añadir un crossover muy loco entre las franquicias de Regreso al Futuro y Transformers, que además está dibujado por el español Juan Samu.

Monstress Edición de Lujo 1, de Marjorie Liu y Sana Takeda, 59,95 €, Image Comics
Clase Letal Edición de Lujo 2, de Rick Remender y Wes Craig, 49,95 €, Image Comics
AIDP Integral 8, de Mike Mignola y Varios Artistas, 29,95 €, Dark Horse
Transformers/Regreso al futuro, de Cavan Scott y Juan Samu, 19 €, IDW
The Witcher 5, de Bartosz Sztybor y Amad Mir, 18 €, Dark Horse
Black Magick 3, de Greg Rucka y Nicola Scott, 17,50 €, Image Comics
Sabrina: La bruja adolescente 2, de Kelly Thompson y Veronica Fish, 19 €, Archie Comics

Desde el sello Reservoir Books, del grupo editorial Penguin Random House, nos llega una nueva edición de Maus para conmemorar su cuarenta aniversario, en este caso en formato de dos tomos con un estuche y un cuardenillo inédito que ha sido diseñado por el propio autor. Poco más que decir sobre este cómic de Art Spiegelman que todo el mundo debería leer, especialmente a día de hoy. Además está a un precio muy ajustado para todo lo que trae.

Maus, edición 40 aniversario de Art Spiegelman, 26€, Reservoir Books

Empieza un nuevo curso, pero nuestros deberes con la actualidad USA nunca se detienen. Este mes de septiembre tenemos como protagonista al bueno de Jeff Lemire, que no solo estrena su nueva serie con el sensacional Andrea Sorrentino, sino que lanza otra en la que ejerce como autor completo. Mirka Andolfo inicia su andadura como guionista de Red Sonja, Werther Dell’Edera estrena nueva serie en Ablaze y Peter Milligan sigue sacando series sin parar. Además tenemos al sevillano Diego Galindo continuando con Strangers Things, a Straczynski reciclándose ¿demasiado? y una historia real de espías de la mano de Aftershock. ¡Bon apetit!

Frontiersman, de Patrick Kindlon y Marco Ferrari

Image Comics nos trae una nueva serie con tintes ecologistas en la que Frontiersman, un antiguo héroe exiliado en el bosque, es sacado de su retiro por un grupo de activistas medioambientales para luchar contra enemigos nuevos y viejos.

Primordial, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino

El sensacional dúo de Green Arrow y Gideon Falls regresa al ruedo con una miniserie de ciencia-ficción y misterio. La perra Laika y los monos Able y Baker fueron enviados al espacio durante las pruebas de la carrera espacial. ¿Y si no murieron? ¿Y si algo los encontró?

The Beauty: All Good Things One-Shot, de Jeremy Haun, Jason A. Hurley y Matthew Dow Smith

La serie de terror y misterio guionizada por Jeremy Haun y Jason A. Hurley en la que una extraña enfermedad aumenta la belleza de sus víctimas pone el broche final a su historia con un one-shot de despedida.

Mazebook, de Jeff Lemire

El Lemire personal e intimista estrena nueva serie. En Mazebook, el autor canadiense nos sumerge en un viaje de pérdida y duelo en el que un padre trata de encontrar a su hija desaparecida a través de los laberintos dibujados en sus diarios.

Stranger Things: Tomb of Ybwen, de Greg Pak y Diego Galindo

El artista sevillano Diego Galindo repite en el universo de Stranger Things con una nueva aventura de los chicos de Hawkins. Tras vencer al azotamentes, mientras Will lidia con la muerte de Bob descubre un antiguo mapa guardado por este y junta a la pandilla para investigarlo.

Children of the Plague, de Robert Love

Una extraña enfermedad del espacio exterior infectó a una serie de niños que desarrollaron superpoderes, y desde entonces son estudiados y retenidos para luchar en la arena. La joven Remy tratará de deshacerse de su yugo.

Last Flight Out, de Marc Guggenheim y Eduardo Ferigato

En una Tierra a punto de morir, el cineasta Marc Guggenheim nos narra la desesperada lucha contrarreloj del ingeniero de la última arca espacial de evacuación, que debe encontrar a su hija desaparecida antes de que su vía de escape parta del planeta.

Red Sonja (2021), de Mirka Andolfo y Giuseppe Cafaro

La guerrera pelirroja favorita del cómic estrena nuevo volumen de sus aventuras, y lo hace con la italiana Mirka Andolfo (Contra Natura, Sweet Paprika) a los mandos del guión y a su compatriota Giuseppe Cafaro en el arte.

The Army of Darkness 1979, de Rodney Barnes, Tom Garcia y Jason Shawn Alexander

El equipo creativo detrás de Killadelphia, la historia de vampiros nominada al Eisner, nos trae una nueva aventura de Army of Darkness en la que Ash se ve envuelto en un buen puñado de líos en plenos años 70.

Vampiverse, de Tom Sniegoski, Jeannine Acheson y Daniel Maine

Si ya le tocó a Red Sonja, la vampiresa favorita de Dynamite no podía ser menos. Una amenaza desconocida y poderosa está recorriendo cada hilo del multiverso para robar la vida de cada Vampirella, y algunas de ellas se reunirán para combatirla. ¿Os suena?

Maw, de Jude Ellison S. Doyle y A.L. Kaplan

Tras una temporada atrapada en el fondo de una botella, Marion acepta acudir junto a su hermana a un retiro espiritual. Sin embargo, cuando en su primera noche es asaltada por un indeseable, una furia incontrolable y rabiosa nace en su interior y le hace perder el control.

Firefly: River Run, de David M. Booher y Andrés Genolet

David Booher, guionista de la afamada Canto, y Andrés Genolet, uno de los artistas detrás de la celebrada etapa moderna de Runaways, se unen para continuar expandiendo las aventuras de la franquicia de Firefly.

The Last Witch, de Conor McCreery y Vv Glass

BOOM! Studios da el pistoletazo de salida a una nueva trilogía de novelas gráficas juveniles. Cuando la bruja Cailleach comienza a secuestrar a los niños del pueblo, la joven Saoirse se ve obligada a enfrentarse a ella y desentrañar los secretos que esconde su hogar.

Eighty Days, de A.C. Esguerra

A.C. Esguerra adapta su propia novela corta a las viñetas. Eighty Days nos lleva a una versión alternativa del periodo de entreguerras de los años 30 para vivir un romance queer entre dos pilotos aéreos

He Who Fights Monsters, de Francesco Artibani y Werther Dell’Edera

El artista detrás de la exitosa Something is killing the children estrena nueva serie en Ablaze. En plena II Guerra Mundial, la ciudad de Bohemia es duramente oprimida por las fuerzas nazis. La única esperanza de la resistencia es una antigua leyenda sobrenatural.

10 Years to Death, de Aaron Douglas y Cliff Richards

Inspirada en una historia real, Aftershock estrena una nueva obra en formato one-shot que nos sumerge en una prisión en la que coinciden un nuevo guarda y un recién detenido asesino en serie. Escrita por Aaron Douglas, actor de Battlestar Galactica.

Almost American, de Ron Marz y Marco Castiello

Aftershock nos trae la historia de los Neumann, un matrimonio de espías rusos que en 2008 desertó a Estados Unidos a cambio de compartir secretos de la nación rusa y se vieron atrapados entre el maltrato de su nuevo país y los intentos de venganza del antiguo.

Search for Hu, de Steve Orlando, Jon Tsuei y Rubine

Cuando el negocio de los padres de Aaron es atacado, su madre le confiesa el secreto por el que abandonó su China natal: una guerra entre las facciones judía y china de su familia. Ahora Aaron viajará a China para encontrar a los culpables y hacérselo pagar.

Betty & Veronica, Friends Forever: Halloween Spooktacular, de Francis Bonnet y Dan Parent

Como de costumbre en fechas señaladas, Archie Comics lanza una nueva serie centrada alrededor de la mítica amistad entre Betty Cooper y Veronica Lodge. En esta ocasión, toca prepararse para Halloween.

Telepaths, de J. Michael Straczynski y Steve Epting

Straczynski vuelve a darle vueltas a la misma idea junto al sensacional Steve Epting. Una anomalía electromagnética despierta poderes telepáticos en el 10% de la población mundial. Perseguidos, se reunirán alrededor de un hombre encarcelado injustamente que se erige como líder.

Visual Crime, de Jerry Moriarty

Jerry Moriarty nos trae una recopilación de inquietantes historias de intriga que giran alrededor de los extraños encargos recibidos por un artista gráfico especializado en la ilustración de ficción criminal.

Other Boys, de Damian Alexander

Los demás niños siempre se han metido con Damian. Sin madre ni padre, viviendo humildemente con sus abuelos y sintiéndose atraído por otros niños, su vida siempre ha consistido en lidiar con el acoso escolar, y en su nuevo colegio no será diferente.

Intrusion, de Ethan Sacks y Marco Lorenzana

El guionista de Old Man Hawkeye nos trae una historia en formato one-shot en la que una familia canadiense exiliada trata de establecerse en las malditas ciénagas de Louisiana, aunque para ello deban enfrentarse a una criatura que habita el pantano.

Rick & Morty: Mr. Nimbus, de Alex Firer y Ryan Lee

Oni Press continúa explotando su licencia de Rick y Morty para traernos una nueva serie en la que conoceremos los orígenes de Mr. Nimbus, el poderoso villano de Rick Sanchez que hemos conocido en la quinta temporada de la serie.

Gun Honey, de Charles Ardai y Ang Hor Kheng

Titan Books continúa con su línea de cómics ubicadas dentro de la línea Hard Case Crime, en esta ocasión con una historia escrita por el propio Charles Ardai, fundador de la popular editorial homónima.

Life is Strange: Settling Dust, de Emma Vieceli, Andrea Izzo y Claudia Leonardi

La saga de cómics basados en el famoso videojuego de Square Enix inicia su episodio definitivo para concluir la historia en la que Max busca por fin la manera de recuperar al amor de su vida, la joven Chloe Price.

Human Remains, de Peter Milligan y Sally Cantirino

El efervescente Peter Milligan y la artista Sally Cantirino nos traen Un lugar tranquilo versión emociones. Unas letales criaturas que detectan los sentimientos de las personas acechan a la humanidad, y una pareja de enamorados busca el modo de amarse sin peligro.

Verse, de Sam Beck

Primera de tres novelas gráficas de la línea juvenil de Vault. En un mundo en el que hace mucho que la magia desapareció, Fife planea convertirse en herrero hasta que la misteriosa Neitya aparece en su vida salvándole la vida usando… ¡magia!

Wrassle Castle, de Paul Tobin, Colleen Coover y Galaad

Y otra trilogía más del catálogo Young Adult de la editorial de los Wassel. Lydia Riverthane siempre ha querido convertirse en la mejor luchadora del reino, pero cuando su hermano es detenido injustamente, se convertirá en una obligación para ganar su libertad.

Boris the Bear

Este osito aparenta ser una fuente de optimismo, de felicidad, de amor. Nada más lejos de la realidad. Boris the Bear tiene muy malas pulgas, o mejor dicho, una tendencia a matar a sangre a fría a quienes le sacan de sus casillas, entre quienes encontramos a animales antropomórficos con nombres peculiares, el equipo legal de Marvel Comics, robots que se transforman en vehículos y superhéroes. No hay quien se escape de su ira y sufra una lenta y dolorosa muerte…

Concebido por James Dean Smith, Boris the Bear tuvo el honor de protagonizar en 1986 la primera serie mensual publicada por Dark Horse Comics, a su vez la segunda publicación en la historia de la editorial del caballo negro (la mítica antología Dark Horse Presents se adelantó un mes). Mike Richardson y Randy Stradley, los fundadores de Dark Horse, co-escribieron los primeros guiones de la serie junto a Smith, quien también dibujaba la serie. Si bien hoy ha caído en el olvido, la serie tuvo el éxito suficiente para animar a Smith a publicar la serie por su propia cuenta a partir del decimotercer número, para lo que creó el sello Nicotat Comics. En 1991 terminó la serie, y un año después el oso reapareció en un cómic de Dark Horse, una divertida historia en el número 64 de Dark Horse Presents. Ocasionalmente Smith ha tratado de resucitar a su osito, pero ningún intento ha llegado a buen puerto. Boris the Bear tendrá que resignarse a ser recordado por su significado histórico.

Jon Sable, Freelance

El trabajo de Mike Grell es recordado mayoritariamente por sus cómics en DC Comics como su etapa de Green Arrow o por The Warlord, pero tuvo varias incursiones en el cómic independiente y de autor. Una de ellas fue Jon Sable, personaje con el cual se dio el gusto de hacer su versión de James Bond con muchos elementos de las historias policiales de las viejas revistas pulp.

La serie que se extendió por una cincuentena de números (y varios regresos en las décadas posteriores) principalmente giró en torno a misiones que el protagonista resolvía con una justa combinación de inteligencia y puñetazos. A Jon Sable lo conocemos nada menos que salvándole la vida al Presidente de los Estados Unidos de un asesino por contrato, en un primer número que Grell presenta una buena diversidad de aristas a abordar: su doble personalidad como mercenario y escritor de cuentos infantiles, su pasado en un país africano, alguien que lo traicionó allí, más personajes del reparto recurrente, a la manera de las series televisivas de la época (y que siguieron funcionando así hasta entrado los 2000).

En este cómic, además, Grell desarrolló su estilo tanto gráfico como de escritor para mucho de lo que se recordaría masivamente hasta la actualidad con su Flecha Verde (y recordando un clásico de Zona Negativa dentro de esta sección del Clásico, enlazamos a un artículo del compañero Toni Boix), y como tal también se lo señala como uno de los precursores de la época más oscura del cómic norteamericano. Asimismo, Jon Sable fue una de las series punteras con una firma de renombre que sirvieron para lanzar First Comics a comienzos de la década de 1980, junto con American Flagg de Chaykin y Dreadstar de Starlin entre otros clásicos que recordaremos eventualmente en este espacio.

Respecto a las reediciones, tuvo su publicación en castellano entre los años 2007 y 2008 bajo el sello de Norma Editorial, y todavía se consiguen algunos ejemplares de entonces (aunque con cierto esfuerzo) para poder volver a las aventuras y a la vida de este noble mercanario que hoy leemos con cierta nostalgia y condescendencia hacia lo que entonces se consideraba “serio” y “adulto” pero que no dejan de ser grandes cómics.

Patrick Kindlon

Este mes sale a la venta en Estados Unidos Frontiersman, una obra de Image Comics que se publicita como “Para el lector de superhéroes que busca algo más”, así que es buen momento para hablar de uno de sus creadores, concretamente el guionista Patrick Kindlon, un autor bastante desconocido en nuestro país pero que ya tiene un buen número de obras interesantes en el mercado independiente norteamericano.

A Patrick Kindlon hay quien pueda conocerlo algo más por su faceta como cantante, principalmente en sus bandas Self Defense Family y Drug Church, donde se acerca al Post-Hardcore. Quizás de ahí que sus inicios como guionista sean en la editorial Black Mask, ligada precisamente el mundo del hardcore de la costa oeste, en la que comienza al poco de abrirse la editorial con dos obras, Twelve Reasons To Die y We Can Never Go Home, que co-escribe junto a Matthew Rosenberg, autor conocido sobre todo por su trabajo en Marvel pero que cuenta con alguna que otra obra de creación propia mucho más interesante. De hecho ambos llegaron a participar juntos en un especial sobre SHIELD que publicaba la casa de las ideas en 2015, pero eso es todo lo que Kindlon pisará dicha editorial, por lo menos de momento. Para saber de su primera obra de creación propia hemos de volver a Black Mask, donde precisamente forma equipo con una de las grandes artistas de nuestro país, Maria Llovet, en un cómic titulado There’s Nothing There, que a la postre es la única que está publicada en España, por Norma Editorial, y cuya lectura es tan terrorífica como satisfactoria.

Para la misma editorial realizará otras dos obras muy diferentes entre ellas, el thriller de acción Survival Fetish y una historia de conspiraciones titulada Nobody is in Control, pero que tienen algo en común, sus diálogos mordaces y su crítica social enfocada hacia el establishment estadounidense. En 2018 Kindlon se mueve a Aftershock donde hace otras dos miniseries que salen en la segunda mitad de ese año, una es Shoplifters Will Be Liquidated, que trata de un oficial de seguridad dispuesto a defender a su empresa hasta el final, y la otra se tituló Patience! Conviction! Revenge!, un western futurista con robots y un toque cyberpunk que tuvo muy buena aceptación por parte de la crítica. Precisamente es en esta última obra en la que forma equipo con Marco Ferrari, con quien repite ahora en este Frontiersman. Esperemos que les vaya bien y alguien se fije en el trabajo de Kindlon para publicarlas en España.

El equipo recomienda…

– José María Vicente: El hombre que j#%ió el tiempo, de John Layman y Karl Mostert, Planeta Cómics.
– Mariano Abrach: Sex Criminals 6. Seis criminales, de Matt Fraction y Chip Zdarsky, Astiberri.
– Edu Sesé: Monstress Edición de Lujo 1 de Marjorie Liu y Sana Takeda, Norma Editorial.
– Igor Álvarez Muñiz: Monstress Edición de Lujo 1, de Marjorie Liu y Sana Takeda, Norma Editorial.
– Sergio Fernández: Monstress Edición de Lujo 1, de Marjorie Liu y Sana Takeda, Norma Editorial.
– Raúl López: Maus. Edición 40 Aniversario, de Art Spiegelman, Random House.
– Juan Luís Daza: Maus. Edición 40 Aniversario, de Art Spiegelman, Random House.
– Alfonso del Pino: Second Coming, de Mark Russell y Richard Pace, Planeta Cómic.

Artículo anteriorDon Vega, de Pierre Alary
Artículo siguienteThor 9-14
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.
Madrileño desde 1991, en los estudios me fui por los números mientras en casa me quedaba con las letras. Me crie pidiendo al Círculo de Lectores con mi madre y oyendo a mi padre hablar de Marvel, siempre con una peli de Disney en bucle. Fui niño con Mortadelo, adolescente con Spider-Man y adulto con Garth Ennis. Intento descubrir una cosa nueva cada día, y vivo con la ilusión de guionizar un cómic, escribir un libro y tocar un instrumento, aunque al final suela quedarme viendo vídeos de gatos. En mis otros ratos libres participo en un podcast de cine, pero esa es otra historia.
Nací en 1999 en Almería. Desde ese momento, las historias han dado color a mi vida en todas sus variantes y formatos. De tal disfrute surgieron mis ganas de profundizar en los entresijos de la narrativa y el lenguaje; unas ganas que no han hecho más que intensificarse día tras día. Disfruto de toda clase de cómics, con especial fijación por lo original y raruno.
Nací en Barcelona (1996) y me aficioné pronto al cómic de superhéroes. Lecturas como el Spider-Man de Lee y Romita, Superman de Joe Kelly, y el Thor de Jack Kirby dejaron una profunda huella en mí. Desde entonces, leo demasiados cómics de todos los géneros posibles.
Nací al mundo del cómic siendo muy chico con un viejo tomo recopilatorio de Ediciones Zinco de la Legión de Super-Héroes, que era el del crossover con Superman que contaba la historia del Superboy del Universo de Bolsillo y demás, una trama muy intrincada que no entendí del todo hasta varios años después. Aún así, fue una buena introducción al Universo DC y todas sus complejidades. Con los años, los gustos e intereses se esparcieron, haciendo que luego de un largo tiempo de hablar sobre DC Comics, hoy me ocupe de otros menesteres del enorme mundo del cómic.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments