80 Aniversario Robin – Los otros Robin

A lo largo de la historia del Universo DC han existido muchos Robin, en otros mundos e historias diferentes a las de la continuidad principal. Y también algunas encarnaciones del personaje hoy en día casi olvidadas, que merecen la pena revisitar.

Por
13
2541

En estos 80 años de la creación del compañero de Batman, como hemos podido comprobar en la serie de artículos que mis compañeros han estado publicando estos días (dejaré un listado al final del texto) han sido unos cuantos personajes quienes han portado el manto de Robin. Cada uno diferente, con su propia personalidad y una trayectoria editorial más o menos extensa. Seis son los más conocidos, los queridos Dick Grayson, Jason Todd, Tim Drake, Stephanie Brown, Damian Wayne y Carrie Kelly. Pero ha habido más héroes, justicieros, que han vestido este emblema.

No aparecen en este artículo todos los que han existido en el vasto archivo de DC Comics. Pues han sido muchos los que, de manera anecdótica, han aparecido en elseworlds y títulos especiales, fuera de continuidad, centrados en otras realidades. Pero hay unos cuantos, la mayoría aparecidos en esas historias imaginarias (pero, ¿acaso no lo son todas?) y otros mundos, otras Tierras, que merecen ser destacados por su impronta en la historia de este universo, o mejor dicho, multiverso. Vamos a echar un vistazo a esas otras versiones del chico maravilla que más nos han llamado la atención.

Vamos a empezar con una afirmación muy dura: el primer Robin no fue Dick Grayson, sino…

Bruce Wayne

Así es. En Detective Comics #226, diciembre de 1955, de Edmond Hamilton y Dick Sprang, nos encontrábamos con una portada muy llamativa, que mostraba a Batman enseñando un traje de Robin a Robin, pero que decía haber usado él. Una idea ya de por sí rompedora. Y en la primera página nos encontrábamos con una situación en la que el propio Bruce, después de recibir un misterioso paquete con un viejo traje de Robin en su interior firmado por un tal Harvey Harris, empezaba a narrar a su compañero que a su edad él fue Robin una vez. Una idea que parecía que exploraba un vacío en su biografía. Si Superman en aquellos años se sabía que había sido Superboy de joven, ¿podíamos estar ante el hecho de que Batman fue Robin en su niñez?

Resultaba que Bruce, antes de que sus padres murieran, tenía al detective Harvey Harris como su ídolo, leía en los periódicos sus azañas y soñaba con ser un día como él. Se obsesionaba tanto con su héroe que empezaba a seguirle por la calle, descubriendo sus dotes para el sigilo ya desde ese momento. Para poder acercarse sin que le reconociera, decidía hacerlo disfrazado. En una viñeta presentaba de la nada el traje clásico de Robin y decía sentirse cómodo para conocer a Harris sin que descubriera su identidad. Entonces, le ayudaba a capturar a alguien a quien estaba siguiendo sorprendiéndole al tirarle una campana gigante del techo de una tienda y, en agradecimiento, Harris le prometía enseñarle su profesión. Pero lo hacía preocupado por saber desde el principio quién era ese chico tan entusiasta.

Atrapaban juntos a varios criminales hasta el momento en que Harris, satisfecho con su ayuda, le prometía que le enseñaría más cuando fuera un adulto. El joven Bruce, contento con la experiencia y sabiendo que había mantenido en secreto su identidad, a pesar de las constantes preguntas que fue respondiendo de su mentor para indagar sobre su persona, aceptaba esperar y le prometía que no volvería a combatir el crimen sin él. Para asegurarlo le mandaba su disfraz de Robin de manera anónima. Y este viejo traje volvía en el presente a las manos de Batman. Sorprendido, al ver que su viejo ídolo había averiguado quién era se preocupaba en primera instancia al ver que había descubierto su secreto. Pero una carta en el interior le resolvía el enigma. Harris le contaba que lo había averiguado a tenor de unas conjeturas que fue hilando tras su encuentro (libros que Bruce le decía que había leído, experiencias de combate que demostraba tener, detalles que solo alguien de una familia adinerada podía aprender) y que decidía devolver su viejo traje a Batman antes de fallecer. Demostrando que, aún sabiendo su secreto, se lo había llevado a la tumba.

Tras descubrir que su héroe era el mejor detective que Batman había conocido terminaba así esta historieta. Formó parte del pasado real de Batman pre-Crisis, pero ya no forma parte del origen del personaje. Aunque su pertenencia al canon nunca haya sido popular, pues no es habitual, es más, diría que casi nadie ha recordado históricamente esta aventura, publicada en una época en la que la continuidad no era un detalle que preocupara a editores ni lectores. Pero como curiosidad, no deja de tener realmente mucho encanto. Ahora deberíamos preguntarnos cómo podía Batman tener el traje de Robin en su niñez. Pues bien, revisitando Detective Comics #38 vemos que en el primer cómic de Dick Grayson su familia no usaba en el circo el traje que canónicamente hemos conocido, sino que usaban otros ropajes. Por lo que, al ver aparecer a Robin con este uniforme podemos pensar que Batman le puso a su pupilo una recreación de su traje de Robin de niño. Todo podría encajar.

Primera aparición de Robin con detalle de las ropas de sus padres en el circo, distintas al traje clásico del chico maravilla.

Dick Grayson de Tierra 2

Primera aparición del Robin de Tierra 2, en Justice League of America #55.

En agosto de 1967 se publicó Justice League of America #55 que suponía el quinto crossover anual entre Tierra 1 y Tierras 2, número que se tituló The Super-Crisis that Struck Earth-Two!. Escrito por Gardner Fox y dibujado por Mike Sekowsky. Y en su portada se revelaba que en ese otro mundo, que seguía siendo un misterio que se iba desgranando y enriqueciendo año a año, no solo existían los héroes de la Edad de Oro, los cuales se iban recuperando anualmente para luchar codo con codo con los de la Liga de la Justicia, sino que también existía otra versión de Robin. Y, a diferencia de lo que ocurría con Flash y Green Lantern, que estaban encarnados por identidades distintas a las del mundo principal, debajo del antifaz también había un Dick Grayson, pero en edad adulta.

Como buena historia de la Edad de Plata, la portada definía muy bien la novedad de este cómic, más allá de quién fuera el villano o de que se tratara de otra reunión entre personajes de Tierra 1 y Tierra 2. Y esa era la presencia de un nuevo personaje. Un nuevo Robin, que vestía un traje gris como su mentor, con sencillos cambios y conservando la capa amarilla y el antifaz del Chico Maravilla, portando un nuevo escudo con una R mayúscula con alas de murciélago. Aunque a finales de los 70 vestiría un traje más parecido al tradicional. Y en las primeras páginas, después de presentar a los enemigos de la nueva amenaza, en Tierra 2 se asistía a una reunión de la Sociedad de la Justicia en la que daban la bienvenida a Robin a su equipo. Este agradecía a sus compañeros el recibimiento y contaba que le transmitía a Batman sus mejores deseos, añadiendo que él está en semi retiro aunque aún salía en casos especiales.

La biografía de este Robin es prácticamente la misma que la del Robin original hasta cierto punto. Cambia en el momento en que llega a edad adulta y mantiene su fidelidad ilimitada hacia Batman, continuando su lucha contra el crimen en su lugar, sin dejar de ser Robin. Lucha en su mundo junto a la Sociedad de la Justicia y llega a abandonar Gotham para ocupar el cargo de embajador de Estados Unidos en Sudáfrica durante un tiempo. Pero desde allí sigue colaborando cuando es necesario. Cuando vuelve a su ciudad continúa con su lucha y su labor de abogado en el bufete Cranston and Grayson junto al abogado Arthur Cranston. Con el tiempo se les une Helena Wayne, añadiendo su apellido a la firma. Con ella llega a revivir el espíritu del Dúo Dinámico luchando juntos como hiciera co su mentor. Y hasta muriendo juntos.

Robin y Huntress lloran la muerte del Batman de Tierra 2.

En el último número de Crisis en Tierras Infinitas se ve cómo ambos acaban hechos cenizas tras los últimos ataques del Anti-Monitor. En unas viñetas bastante desgarradoras se veía a Helena atrapada entre los escombros de un edificio y a Dick tratando de ayudarla, pidiendo ayuda. Llegan a recibirla por parte de Kole, miembro de los Titanes desde hacía un año. Con sus poderes creó una cúpula de cristal tratando de protejerles, pero fue en vano, pues los tres se quedaron allí. Más adelante las contrapartidas de Batman y Robin (Jason Todd) junto a Mary Marvel buscaban sus cuerpos inútilmente. Dos décadas después, tras los acontecimientos de Crisis Infinita y la recuperación de su mundo, oficialmente puede considerarse que vuelve a la vida y que opera como Robin junto a los otros miembros de la Sociedad de la Justicia. Aunque según lo narrado en Justice Society of America Annual #1, de agosto 2008 puede considerarse que es otro personaje nuevo.

En la etapa de los New 52 también existe un Dick Grayson en Tierra 2, pero nunca llega a ser Robin. Esta realidad fue totalmente reconstruida, basándose en conceptos nuevos y muy distintos a los canónicos hasta el momento. Aquí encontramos a Dick como un periodista que vive casado con Barbara Gordon, que tampoco tiene una identidad superheroica. Ambos tienen un hijo llamado John Grayson y viven felices hasta que se ven inmersos en medio de un campo de batalla durante las distintas invasiones de Apokolips. No forma parte de ningún equipo durante la serie Earth 2, pues solo tiene una aparición, en el #29, donde viaja con su familia buscando cobijo. Llega a ser un personaje más recurrente en Earth 2: World’s End y Earth 2: Society, las series que continúan los acontecimientos de las aventuras de este mundo, que podrían haber sido vendidas como una sola. En agosto de 2015 empezó Earth 2: Society, en cuyo primer número se mostró a este Dick de la nueva Tierra 2 vistiendo y trabajando como Batman después de la muerte de Thomas Wayne en Convergence #3, evento que ocurrió antes de que saliera a la venta esta serie. Y en Earth 2: Society #22, número definitivo, tras haber sido disparado y aparentemente haber muerto en el anterior, en las páginas finales se revela que vive postrado en una silla de ruedas, lo que no le impide seguir trabajando junto a los demás superhéroes en una nueva sociedad (o liga, tampoco se revela el nombre del equipo) en la que él ocupa la posición de Oráculo, en un claro homenaje a la histórica identidad de su mujer, que muere en Earth 2: World’s End #9.

Como curiosidad, existe otra contrapartida distinta de Dick Grayson, que no es de Tierra 2, pero resulta interesante consultar Deathwing. Pero no es un Robin, sino un Nightwing malvado. Es un personaje venido del futuro para evitar el nacimiento de Lord Chaos, villano de una línea temporal de diez años hacia delante. Y que después de conseguir su objetivo junto a su equipo, los Team Titans, se quedó en el presente y fue corrompido por Raven, llegando a convertirse en Deathwing, una versión de Dick más brutal y violenta.

Deathwing, versionando el mítico primer traje de Nightwing.

Apareció por primera vez en The New Titans Annual #7 – 2001: A TItans Odyssey, de Marv Wolfman y Tom Grindberg, en 1991. No tiene un largo recorrido y su existencia es anecdótica. En la serie reciente de Nightwing fue reutilizado el concepto del personaje, pero muy distinto al original.

Talon, el Robin de Tierra 3

Estamos ante una versión malvada de Robin, perteneciente al mundo en que las contrapartidas de los héroes son realmente los villanos. Creado por Geoff Johns y Carlos Ferreira en una efímera aparición Teen Titans #38, septiembre de 2006. Es un personaje de escaso protagonismo, que aparece casi como un figurante en varios números de aquel tiempo. Es el sidekick de Owlman, pero no tiene un protagonismo real. Se cuenta de manera superficial que durante la brecha de un año después de Infinite Crisis forma parte de los titanes. En una de las historias en que más peso tiene es en Countdown Presents: The Search for Ray Palmer: Crime Society, en donde se contó que Jokester, un héroe en ese mundo, mató al predecesor de Talon (un guiño a la muerte de Jason Todd) y que llega a tener una relación con Duela Dent, una suerte de romance a lo Romeo y Julieta que tampoco tiene mucho peso editorial, más allá de saberse que viajó con ella a Tierra 1 y fueron miembros de los titanes juntos hasta que abandonaron el equipo. Su identidad nunca es revelada.

En la versión creada en los New 52, también por Johns, esta vez dibujada por Ivan Reis donde aquí sí, conocemos que se llamaba Richard Grayson en Justice League Vol 2 #23.4: Secret Society y que fue miembro de una familia de acróbatas de circo que realmente se dedicaban a blanquear dinero y llamaron la atención de Owlman, que acogió al joven Richard cuando se quedó huérfano después de que él mismo saboteara uno de sus espectáculos. Aunque su mentor llegó a confesarle su crimen, provocando la ruptura entre ambos. Lleno de ira y orgullo se enfrentó al a versión heroica del Joker tratando de acabar con él, fracasando y muriendo en el intento. Una vida de tragedia la de este Talon, del que solo se ve su cadáver fragmentado en este único número.

Muy interesante resulta la versión posterior de Snyder, Tynion IV y Guillem March, debutando en su propia serie, en noviembre de 2012, Talon #0. También traducido como Garra, Talon es un cuerpo de asesinos mortales leales al Tribunal de los Búhos. Calvin Rose es el único miembro que llega a escapar y buscar una vida normal. Protagonizó su propia serie, que duró hasta el #17 en mayo de 2014, extendiendo el universo de Batman y el misterioso tribunal dejando historias interesantes. Pero Calvin, que es un personaje con mucho potencial, no es realmente un Robin.

Robin de Stan Lee y John Byrne

Este es el Robin pensado para el octavo número de la serie Just Imagine Stan Lee Creating the DC Universe, que salió a la venta en enero de 2002. Recordemos que esta fue una serie de trece números en los que Lee, acompañado por un dibujante distinto en cada entrega, aportaba su especial visión de los principales personajes de DC, a los que dedicaba cada entrega individual, juntándolos en la última, a la que tituló simbólicamente Crisis. Esta especial colaboración del pensador del universo Marvel en DC tuvo lugar entre los meses de septiembre de 2001 y 2002, dejando a sus personajes en esta pequeña parcela del Multiverso, que según la homónima obra de Grant Morrison actualmente está situado en Tierra 6, pero es impensable que vuelva a ser usado por ningún otro autor. Aunque eso ya pasó en Justice League of America #43, en mayo de 2010 cuando James Robinson y Mark Bagley, en un número llamado Rise And Fall All: Along the Watchtower, hacían un cruce especial con estos personajes.

La visión de Stan Lee de este personaje es la de un adolescente matón que trabaja para el villano principal del universo Just Imagine …, el reverendo Dominic Darrk, respondiendo a distintos encargos, que al empezar la historia tiene el de matar a la versión de Batman. Tras el encuentro con él, a quien por supuesto no consigue eliminar (no creo que sea ningún spoiler) se debate entre el bien y el mal, recordando sus orígenes en el orfanato. Puede ser uno de los números más interesantes, porque plantea qué podría haber pasado si nadie le hubiera adoptado tras quedarse huérfano.

Este número fue dibujado por John Byrne, lejos de su mejor momento aunque con un resultado bastante aceptable, y el aspecto que recibió Robin a alguno le recordará mucho al de Daredevil televisivo, vestido de negro con un pañuelo en el pelo ceñido casi hasta los ojos, es rojo pero se dibuja oscurecido casi todo el tiempo. Su actitud agria, aunque justificada, está mucho más cerca de Jason Todd que de Dick Grayson, aunque en ningún momento se le llama por su nombre de pila, detalle que tampoco resulta necesario.

Red Robin de Kingdom Come

En la fantástica miniserie de Mark Waid y Alex Ross publicada en 1996 aparecía, en su segundo número, una nueva versión de Robin, conocida como Red Robin, con un traje distinto, parecido a una mezcla del de Batman y Dr. Mid-Nite y una identidad de Dick Grayson más mayor. Es muy escaso su protagonismo pero merece la pena dedicarle unas líneas. Lucha junto a la Liga de la Justicia, apenas tiene protagonismo. Se cuenta que tiene una hija con Starfire llamada Nightstar. Aún con su efímero protagonismo se aprecia su análisis reflexivo en un momento importante del tercer número, cuando tiene serias dudas sobre tener a los individuos más poderosos y peligrosos como Von Bach encarcelados. Desafortunadamente, sus preocupaciones se hacen realidad cuando los internos se amotinan y escapan. En la batalla cae herido, pero al final de la historia se le ve recuperándose en el hospital, llegando a hacer las paces con su antiguo mentor. Es uno de esos casos en que ves a un personaje hacer poco, pero vislumbras que tiene mucha historia detrás. Mucha y muy interesante.

Este Red Robin queda enmarcado dentro de Tierra 22 con toda la realidad de Kingdom Come. Como curiosidad, es el primero en usar la identidad de Red Robin, antes de que Jason Todd lo hiciera durante Countdown, Ulysses Armstrong y más adelante Tim Drake, quien más tiempo y popularmente ha adoptado ese nombre superheroico. Con el paso de los años volvería a aparecer en una viñeta de Superman and Batman: World’s Funnest, una historia muy gamberra en la que salen cerca de 200 personajes o más, protagonizada por Mister Mxyzptlk y Bat-Mite, 52y Convergence #1, también de manera efímera.

Helena Wayne, en la serie Tierra-2

Viajamos a la serie Tierra 2, de la época de los New 52, por lo que encontramos una segunda tierra muy distinta a la clásica, con unos personajes de la Edad de Oro reinventados de manera muy diferente a como los lectores de largo recorrido los conocían. Y en este mundo no existe un Robin encarnado por Dick Grayson, aunque sí por Helena Wayne, la hija de Batman y Catwoman. Una decisión que fue muy arriesgada en su momento pero que responde al misma concepto en que se basó Grant Morrison para diseñar a Damian Wayne, en el que el ayudante del Hombre Murciélago es alguien de su propia sangre.

Helena Wayne observa impotente la muerte de su padre en Tierra 2 #1.

En un giro interesante, aunque renovaba muchas ideas, en el primer número es presentada como Robin, trabajando con su padre y los demás héroes. En julio de 2012 salieron a la venta los números Earth 2 #1 y Worlds’Finest #1. En el primero se contaba cómo en ese otro mundo la trinidad de DC moría en manos de Steppenwolf y sus parademonios, entendiendo que Helena y Kara, que actuaba como Supergirl, sobrevivían. Pero en el segundo se contaba que ambas sobrevivían y viajaban accidentalmente en un boom tubo a la tierra principal, donde a partir de ese momento ambas operan como Huntress y Power Girl. Más adelante vuelve a Tierra 2, pero siempre con el personaje de la Cazadora. Incluso, al inicio de este reboot editorial, entre diciembre de 2011 y mayo de 2012, protagonizó una mini serie de seis números con esta identidad, escrita por el gran Paul Levitz padre del personaje, en la que se jugó al despiste con el lector, pues usaba el alias de Helena Bertinelli.

En esta realidad Helena Wayne no vuelve a ser Robin. Sin embargo, tampoco termina este universo como Huntress, pues en un más interesante giro aún, con otro Robin establecido, del que hablaremos ahora, al final de la serie Earth 2: Society, en el número #22 publicado en mayo de 2017, que concluía la historia de esa Tierra después de las series Earth 2 y Earth 2: World’s End, decidía heredar el manto del murciélago. Y no lo hacía como Batgirl ni Batwoman, en una decisión basada en el símbolo que representa la imagen del cruzado de la capa, decidía ser llamada Batman.

Pero, si en la Tierra 2 de esta época, Helena Wayne empieza como Robin y Dick Grayson nunca llega a ocupar dicho cargo (sino que aparece como otro Batman), entonces ¿quién hace de la otra mitad del dúo dinámico? Sigan leyendo.

John Grayson

Su primera aparición también fue en Tierra-2, en Earth 2: World’s End #1, en diciembre de 2014, siendo creado por varios autores: Daniel H. Wilson, Marguerite Bennett, Mike Johnson y Jorge Jimenez. Es el Robin de más reciente creación (si no me equivoco) y su popularidad no es la más alta. De hecho, sus aventuras se reducen a los títulos que entre 2014 y 2017 se publicaron en torno al micro universo de Earth 2. En esta realidad alternativa era hijo de Dick y Barbara Grayson, que en este mundo estaban casados, el primero opera como Batman y ella nunca llega a ser Batgirl ni Oráculo. Tan solo tiene una aparición en la serie central, en Earth 2 #29, una historia donde se contaba la huida de sus padres con él de niño durante los acontecimientos que estaban amenazando la ciudad de Chicago. De hecho, en prácticamente todas sus apariciones se le ve viajando con sus padres, huyendo o investigando por su cuenta, pero siempre sin vestir ningún traje y refiriéndose a él como John.

Se convierte en un personaje más recurrente en las series Earth 2: World’s End y Earth 2: Society, siendo en el último número de ésta última, el #22, el único en que, de manera narrada, se le ve vistiendo el traje y luchando contra el crimen junto a su madre, quien en esta ocasión es la que acaba portando el manto del murciélago. Este es un Robin muy poco Robin, no solo por su efímera aparición como tal, sino que nunca le llaman así y solo en una ocasión, en el #19, su padre Dick llega a nombrarlo Boy Wonder, un nombre que no le gusta nada al chaval.

Bruce Wayne Junior

Este Robin tuvo su primera historia en Batman #131, abril de 1960, con el equipazo de Bill Finger y Sheldon Moldoff. Es otra de aquellas historias imaginarias, una muy tierna, pues en la página de introducción invita al lector a pensar en el futuro y está narrada desde la primera viñeta por Alfred, que escribe en una máquina de escribir lo que, en principio, pensamos que es la historia de sus memorias. En la portada veíamos a Batman y Batwoman se habían retirado y que Dick Grayson había pasado a ser Batman II, en una clara referencia a la sucesión del manto como si de un título real o papal se tratara. Y que Robin II había pasado a ser el hijo de ambos. Este personaje se presentaba dentro de la historia como Bruce Wayne Junior, que resultaba ser el hijo de Batman y la Batwoman original, Kathy Kany, que había aparecido cuatro años antes por primera vez en Detective Comics #233, julio de 1956. Durante aquellos tiempos de la primigenia Edad de Plata fue uno de los posibles intereses románticos del murciélago. Y la portada llamaba mucho a la especulación más salsera. Aunque más interés despertaba saber qué pasaba con estos Batman II y Robin II, que llevaban por escudo ese título de “II”.

Resultaba que en la historia, que era la tercera y última que se incluía en este número, un envejecido Batman decidía poner fin a su carrera como justiciero debido a su avanzada edad, cediendo el manto a su fiel Robin, quien a partir de ese momento seguiría luchando contra el crimen como el nuevo Batman, aunque le informaba de que no tendría un Robin a su lado. Algo que a su hijo le parecía mala idea. El joven (que es pelirrojo, lo cual podría haber inspirado a Frank Miller para diseñar a Carrie Kelly) había crecido admirando a su padre y entrenando en solitario con el deseo de ser algún día como él, y por edad entendía que debía de ser el nuevo ayudante de Batman. Por supuesto, a base de un entrenamiento en técnicas de combate y laboratorio, se ganaba la confianza para salir a patrullar como miembro de un renovado dúo dinámico. Pero en su primera misión demostraba estar demasiado verde aún, provocando un destrozo en un estudio de rodaje en el que intentaban sorprender a unos ladrones. Su ímpetu le hacía ser inconsciente y tratando de subirse a una torre de atrezzo la tiraba y facilitaba la huida de los maleantes.

Pero su familia le apoyaba, entendían que todos cometemos errores y le animaban a seguir adelante. Y así sucedía, que en la siguiente misión debía de ir a salvar a Batman II, que había sido sorprendido mientras seguía a un falsificador de monedas. Ayudaba a salvar a Dick, pero caía sorprendido por la banda de criminales y los dos debían ser salvados…por el Batman original y Batwoman, que volvían a entrar en sus trajes una vez más para ayudar a sus sucesores. Luchaban felices las tres generaciones contra el crimen y salían victoriosos. Y en la última página descubrían los lectores que Alfred estaba escribiendo felizmente un relato que bien podría suceder en el futuro.

Un giro muy simpático, pues solucionaba el planteamiento, dejándolo abierto para otras futuras historias que entonces no se llamaban elseworlds. Pero era una buena idea, bastante lógica, la de pensar que el próximo Batman podía ser Dick y el próximo Robin un hijo de Batman. Idea de la que, sin ninguna duda, bebió el bueno de Grant Morrison. Quien, por cierto, recuperó a este Bruce jr. para JLA #9 en septiembre de 1997, en una historia llamada directamente Elseworlds en la que todos los miembros del equipo soñaban con el futuro tras ser atrapados por villano Key. Batman soñaba con uno en el que estaba casado con Catwoman y tenían un hijo llamado Bruce jr. y el nuevo Batman era Tim Drake. John Byrne también volvió a usar a Bruce jr. en el crossover Batman/Captain America de 1996 y Superman & Batman: Generations II #2 septiembre de 2001. Pensar en que la sucesión en el manto de Robin será familiar es, sin duda, la idea más lógica, como bien se está demostrando a día de hoy con Damian Wayne.

The Toy Wonder, el Robin de DC One Million

Esta robótica adaptación del personaje es miembro del histórico evento DC One Million. Debutó en Young Justice #1000000, noviembre de 1998, número escrito por Peter David y dibujado por Todd Nauck, Angel Unzueta, Craig Rousseau y Roberto Flores. Este simpático Robin no es de carne y hueso, sino que es un robot creado por el Batman del siglo 853 al que programó con su propia personalidad de cuando era un niño. Hace las veces no solo de ayudante, sino de guía para evitar que pierda la perspectiva de su humanidad en su afán por combatir el crimen, pues los padres de este Bruce también murieron mientras trabajaban de guardias en la prisión del planeta Plutón. Forma parte de un equipo que es la contrapartida de su siglo de la Young Justice, conocido como la Justice Legion T, en la que lucha junto a Superboy, con una apariencia muy similar a la de Omac y también es un clon, e Impulso, la personificación de la Speed Force de este siglo. Tuvo su propio tie in, Robin #1000000, el mismo mes de su debut editorial, escrito por Chuck Dixon y dibujado por Staz Johnson, en que escapaba con Batman del asilo de Plutón, donde se enfrentaba a recreaciones de sus peores enemigos con la ayuda de su contrapartida y de este Robin, que tenía un enfrentamiento muy duro con muchos presos, sobretodo con el Joker, que le apuñalaba dejándole malherido.

Sorprende la decisión de adaptar la figura de Robin como un robot creado por el propio Batman para esta historia, que funciona, pero no deja de ser curioso. No son pocas las veces que se ha teorizado acerca de la necesidad de Bruce de tener un enlace con el resto de humanos, debido a su sociopatía, y que la figura de su ayudante le ha servido de conexión, al representar la humanidad que a él le falta. Como que necesita él a Robin más que Robin a él. Y que en esta versión sea una inteligencia artificial creada por él es una manera muy curiosa de presentarlo. Este personaje ha tenido esporádicas apariciones más allá de DC One Million, en momentos concretos como el Batman #700, Young Justice #55, Superman/Batman #80, veces en las que se han producido viajes temporales por una u otra razón.

Robin 3000

Este Robin del siglo XXXI fue el primer personaje que no fuera Batman en protagonizar un elseworld, aunque éste apareciera en él, además de ser uno de los más impactantes. Cuenta la historia de una invasión aliénigena de una raza llamada skulps que ha dominado la Tierra. Y solo Tom Wayne, sobrino de Bruce Wayne XX, descendiente directo de nuestro Batman, se erige como el gran héroe que lucha por salvar la humanidad. Su tío muere enfrentando a los skulps, dejándole como el gran héroe de la humanidad. Al ser una historia del sello Otros Mundos es indiferente el hecho de que esté enmarcada en el mismo siglo que la Legión de Super-Héroes, pues no existen en la realidad de esta realidad.

Está escrita por Byron Preiss y Steven Ringgenberg y dibujada por P. Craig Russell, quien dicen que tenía la historia escrita ya en 1986 y que iba a titularla Tom Swift, en honor al famoso personaje juvenil de novelas de ciencia ficción de principios del siglo XX. Es una historia muy especial, en la que muchas encontrarán mucha influencia de sagas galácticas como Star Wars. Reivindica y explora mucho más en las capacidades de Robin, que se comporta como un libertador, un verdadero salvador al que queremos ver mucho más, pero que no vuelve a aparecer fuera de esta serie.

Como curiosidad, en Superman/Batman #80 de Chris Roberson y Jesús Merino publicado en marzo de 2011, en plena lucha contra Epoch, Superman, Batman y Robin viajan a través del tiempo y las dimensiones, llegando a mil años en el futuro, donde en una viñeta aparecen unas supuestas contrapartidas de los tres personajes, llegando a dibujar un Chico Maravilla del mismo siglo que nuestro protagonista de Robin 3000, pero que ni en el traje se le parece, por lo que no es, ni mucho menos, el mismo personaje. Pero son dos Robin del mismo tiempo.

El otro Robin del siglo 31 junto a otro Superman.
13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ziggy
Lector
29 abril, 2020 19:49

Me parece que ese segundo Robin 3000 era el Robin del Batman Brane Taylor, de una vieja historia de Batman de la silver age, cuando aparecian cosas como el jefe gorila de la mafia de Gotham y la criatura arcoiris o el batimono. Y de hecho, creo que Morrison lo rescato en alguna historia menor, lo cual no es de sorprender.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ziggy
30 abril, 2020 11:20

Efectivamente, tienes buen ojo! Es una referencia bastante oscura que Morrison rescató en ese clásico instantáneo que es el Batman #700. Allí aparecen dentro de esa “dinastía del murciélago” tanto el Batman 3000 como el Batman 3051.
El Batman 3051 (Brane Taylor) aparece en “The Lost Legion” (Batman #67, octubre 1951, Finger y Sprang). Robin va a visitarlos en un viaje temporal para ayudarlos a atrapar a unos delicuentes. Robin 3051 es el sobrino de Brane (BRuce wAyNE) Taylor. Ambos toman sus identidades tras inspirarse en los archivos sobre los Batman y Robin del siglo XX. Brane Taylor le devolvería la visita en Detective Comics #216 (febrero 1955, Hamilton y Sprang) para ayudarle a evitar que Vicki Vale esté a punto de descubrir su identidad secreta (otra vez).

Ziggy
Lector
29 abril, 2020 20:28

Y por cierto… ¿Ni un segmento a Stephanie Brown? ¿La unica Robin oficial? Si, tuvo una mencion en el post de Tim Drake, pero fue menos de un parrafo. Su exclusión me parece que deja el articulo incompleto. Considerando que tambien fue Robin en una linea temporal alterna cuenta con más apariciones como Robin que Robin 3000.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ziggy
30 abril, 2020 11:28

Aunque involuntario es todo un homenaje a su breve etapa como Robin. Al fin y al cabo cuando estuvo “muerta” ni le dedicaron un expositor en la Batcueva! Según Batman porque ya sospechaba él que…
Como Robin fue breve y no muy memorable (no pudo completar ni la curva de aprendizaje). Ahora como Batgirl era genial. El artículo sería corto, porque toda su historia son tres números de Robin, uno de Detective, uno de Batgirl, uno de los Titanes y otro en Solo. Que por cierto, en el cronograma ese de la continuidad 5G (que igual ya nunca llega a adoptarse) Steph volvía a tener en su historia su periodo como Robin…

Ziggy
Lector
En respuesta a  Drury Walker
30 abril, 2020 21:52

Cierto Drury, como Batgirl era mejor (aunque yo me decanto más por Cass como Batgirl). Pero te estas dejando fuera su etapa como Robin en la serie original de Young Justice, donde por manipulaciones temporales era a ella y no a Tim a quien Batman reclutaba. Una linea temporal alterna y breve, pero que precedió a la principal y fue la que instaló la idea de que ella podría reemplazar a Tim en algún momento.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ziggy
30 abril, 2020 22:23

Es verdad. Y el amague tambien de Dixon en la coleccion de Robin de Batman: “ah, hola, Tim. Como no estabas y no te encontraba empece a salir con Spoiler y le he contado lo de tu identidad secreta, la mia no, claro. Espero que no te parezca mal” que ya dejaba claro que Steph estaba de plan B.

Ziggy
Lector
En respuesta a  Víctor José Rodriguez
30 abril, 2020 21:53

Gracias a ustedes. Cuídense.

gusgus
gusgus
Lector
3 mayo, 2020 7:09

Al igual que Ziggy, eche de menos a Stephanie, quién debió tener como mucho un apartado en este artículo , mas que un breve cameo en el de Tim. En fin, siempre se menosprecia a esta Robin en todo listado que se haga del personaje.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  gusgus
3 mayo, 2020 10:39

Posiblemente porque Stephanie solo fue Robin… Tres meses de publicacion? Me refiero a la continuidad oficial, Ziggy ya conto la historia previa de Young Justice. Y desde el punto de vista editorial solo fue un recurso narrativo para el crossover “Juegos de Guerra” y un poco el devenir de Tim (pero poco), mas por su renuncia y regreso que por Steph en si (que a nadie le importo mucho su muerte, ni a Tim). Y salvo los episodios de Willingham, el autor de la idea que tenia que prepararla para que su muerte importase algo, y el episodio de Zsasz guionizado por Gabrych (autor del que nadie se acuerda y muy maltratado editorialmente pero que esta por encima de la media de la franquicia) el resto es muy poco memorable. Incluso el episodio de la antologia Solo.

Ojo, lo digo como justificacion y al hilo de lo que de que el homenaje mas metatextual de Stephanie es precisamente que no tenga una entrada propia, y solo salga como una referencia en Tim. De todas formas yo propondria un articulo sobre Steph en global, probablemente el personaje con el que Bruce y Tim peor se han portado en toda la historia post-COIE, y que comenzaron a reparar tras su regreso (Como no, por Dixon) y otros autores (Q. Miller, Nicieza…)

Jordi Molinari
En respuesta a  Drury Walker
3 mayo, 2020 16:32

Jamás nuestra intención fue menospreciar a Stephanie Brown. De hecho fue el punto que más discusión tuvimos dentro del equipo DC, sobre como enfocar su etapa como Robin.

Tal y como comenta Drury, básicamente fue Robin unos 3 meses de publicación. Si hubiéramos incluido TODA la historia de los personajes que fueron Robin, entonces si hubiera tenido una entrada propia. Pero al igual que con Dick y Jason, nos centrábamos en su carrera como Robin, y en el caso de Steph fue usada como parte del Robin de Tim Drake, de ahí que se tomara dicha decisión.

Obviamente Stephanie Brown merece su propio artículo, porque en otros aspectos, su paso como Robin fue muy interesante y clave. Eso era una conclusión que también llegamos cuando decidimos incluirla únicamente dentro del artículo de Tim Drake. Así que cuando ya no queden velas que soplar ni trozos de tarta que devorar, reivindicaremos como merece a Steph.

Muchas gracias a todos por leernos y comentar estos artículos 🙂

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Jordi Molinari
3 mayo, 2020 17:28

Gracias a vosotros! Os ha quedado un aniversario muy chulo

gusgus
gusgus
Lector
En respuesta a  Jordi Molinari
3 mayo, 2020 17:48

Perdón si se entendió mal, no decía, bueno si-mas o menos- que ustedes habían menospreciado al personaje. Entiendo lo que dices de su corto paso editorial como Robin en sí, pero el que fuera usada, particularmente por Batman, en su paso por la capa de Robin merecía, a mi parecer una mayor mención; ya que le da otro giro a la relación de Batman y Robin.