Iron Man: A merced de mis enemigos

Por
37
1215
 


Edición original: Marvel Comics – agosto 1978 – febrero 1979
Edición España: Panini Comics – abril 2013
Guión: Bill Mantlo, David Michelinie, Bob Layton
Dibujo: Herb Trimpe, Keith Giffen, Keith Pollard, John Romita JR, John Byrne
Entintado: Josef Rubinstein, Bruce D. Patterson, Jack Abel, Dan Green, Bob Layton
Color: Phil Rache, Ben Sean, Carl Gafford, Dan Warfield, George Roussos, Glynis Wein
Portada: Bob Layton
Precio: 15 euros (tomo de la línea Marvel Gold de 176 páginas)

 

El estreno de la tercera película de la franquicia cinematográfica del Hombre de Hierro ha sido la ocasión ideal para reeditar la que para muchas personas es la etapa definitiva y definitoria del personaje, realizada hace ya treinta años por el equipo conformado por David Michelinie, John Romita JR y Bob Layton. Dos autores que venían de hacer sus pinitos en DC y que pertenecían a una generación que había crecido con los tebeos marvelianos de la edad de plata, a los que se sumaba un tercero sobre el que pesaba la losa de un apellido que traía consigo la sombra del nepotismo. Su presencia en la colección marcaría un antes y un después, hasta el punto de que su regreso en años posteriores (aunque de forma separada, eso sí) sería recibido con optimismo por la afición, amén de que no sería exagerado afirmar que los derroteros del personaje y su franquicia hasta la actualidad han seguido las pautas marcadas por Michelinie y Layton. No es exagerado afirmar que el Tony Stark de las películas es el de los comics de este dúo.

Este primer tomo, cuya segunda parte contiene ya capítulos que han sido publicados por estos pagos en diversos formatos, comienza con una serie de números de transición en los que se echa el cierre a la olvidada etapa del guionista Bill Mantlo en la colección y se empata con la labor del trío mencionado. El motivo de la selección es el mismo que se viera para los Vengadores de Roger Stern: en aquellos tiempos los nuevos equipos creativos recogían los argumentos pendientes de sus predecesores y se encargaban de continuarlos o, más bien, de cerrarlos de forma más o menos abrupta. Ahora hay que esperar a que salga algún enciclopedista loco como el difunto Mark Gruenwald o alguien que se sienta cómodo en la continuidad como Kurt Busiek para encontrar algo parecido, pero no en vano estamos hablando de una diferencia de tres décadas. Quizá sea por el hecho de que en aquellos días la carga de la continuidad no era tan pesada y los personajes aún evolucionaban; quizá se deba al detalle de que ahora estos personajes son franquicias que se explotan en otros campos del entretenimiento con mucha más rentabilidad y mal que bien cada cierto tiempo hay que “resetearlos” pasando un poco más o menos de lo que había antes (aunque habrá que echar un ojo al trabajo de Kieron Gillen en la colección actual, porque está echando mano de algunas cositas anteriores, pero me estoy desviando del asunto). En esta ocasión Bill Mantlo cerraba su trabajo presentando la nueva sede de Stark Internacional, sembrando la semilla de la contradicción de Tony como industrial de las armas y filántropo futurista que desea un mundo mejor y enfrentándolo a un aspecto desconocido del legado de su progenitor, en la forma del robot Arsenal. Este último hilo será cerrado por el propio guionista en un anual de los Vengadores mil veces reeditado en España desde finales de los ochenta, dibujado por el desaparecido Don Newton, pero que se incluye aquí por los motivos que se pueden imaginar (o sea, dejarlo cerrado y bien completo). En el plano sentimental, la novia del momento del señor Stark es su vieja enemiga Whitney Frost, más conocida como Madame Máscara. La antigua líder de esa cosanostra marveliana de risa conocida como MAGGIA se encuentra dividida entre la lealtad a su padre, un Conde Nefaria que agoniza como consecuencia de su intento de ganar superpoderes y batir a los Vengadores (en una de las historias más reverenciadas de la larga singladura del grupo) y su amor por Tony. Michelinie y Layton pondrán fin a esta relación, más trágica que otra cosa, porque ya tienen en mente a la nueva pareja del industrial: Bethany Cabe.

Primer encuentro
Tony Stark y Bethany Cabe

Estos primeros números están dibujados por un conjunto de autores cuyos nombres son bien conocidos: al ya mentado Newton se unen el británico Herb Trimpe, el apagafuegos deceero Keith Giffen y el vaya-usted-a-saber-dónde-anda Keith Pollard. Acostumbrados al abuso del diseño por ordenador y a la “ultimísima tecnología” desplegada en los últimos años en las colecciones del latas, la presentación de la nueva sede de la multinacional y la aparición de cachivaches como los SDV o el sistema de ocultación de la armadura resultan nostálgicas de puro anacrónico. Es el defecto habitual que presentan las imaginaciones del futuro: se basan en la materia primera con la que cuenta el artesano de turno (de ahí que la tecnología setentera de Alien resulte anticuadísima en comparación con los artilugios táctiles de Prometeus o que “Bones” McCoy parezca un fugado de Fiebre del sábado noche en la primera película de Star Trek, pero me vuelvo a salir por la tangente). También es cierto que ni Trimpe ni Giffen han sido dibujantes particularmente afortunados, porque el cambio se notará profundamente cuando entre en acción la combinación de los lápices de JRJR y el entintado de Layton. La comparación del trabajo del primero con los pinceles de Dan Green (en el último número de Layton) y ya con Bob haciendo los acabados (en el primero de Michelinie) no admite discusión alguna.

Iron Man contra el espionaje corporativo
Iron Man contra el Espía Maestro

Lo primero que hacen los co-argumentistas es afrontar las consecuencias de la decisión de Stark de sacar su empresa del negocio de las armas (un aspecto básico de la película de 2008). Ya veremos más adelante que existen otros tiburones industriales dispuestos a colmar el vacío dejado por la entidad, pero por el momento la medida de pasarse al campo de la industria no bélica convierte a Tony en blanco de profesionales del crimen empresarial y, más concretamente, del primero de los adversarios “clásicos” recuperados durante esta etapa, el Espía Maestro. Sin embargo, el empijamado de turno no es más que la punta de lanza de una conspiración más compleja donde la frontera entre buenos y malos se difumina hasta desaparecer. En el plano legal un cabreado Nick Furia decidirá emplear todo el poder de SHIELD para revertir de la decisión del empresario, lo que llevará a una confrontación que será el primero de los agobios que arrastrarán a Tony a darle a la botella de forma desaforada.

Iron Man vs. Espía Maestro
Portada del primer número de la etapa Michelinie-JRJR-Layton

Como detalles destacables tenemos la primera aparición de la señora Bambi Arbogast, la aguerrida y bizarra secretaria personal del personaje que después de unos cuantos años desaparecida ha sido recuperada por Fraction y Larroca durante su paso por la serie. Como detalle curioso hay que indicar que su primer aspecto corresponde a John Byrne, amigacho y compañero generacional de Layton y Michelinie, que puso los lápices por primera y ¿última? ¿penúltima? vez en la colección. También aparece como mujer fatal y sobradamente preparada la ya mencionada Bethany Cabe (también recuperada por los mentados para el rollo de Stark Resiliente). Más tarde veremos a James “Rhodey” Rhodes, Justin Hammer y demás parroquia, pero no adelantemos acontecimientos… o sí, porque la continuación de estas historias ya está editada en el tomo de Marvel Gold El diablo en una botella. De momento quedémonos con los inicios de un John Romita JR que gracias a los magníficos acabadas elaborados por Bob Layton (hay pocos entintadores que hayan conseguido presentar la armadura del Hombre de Hierro con tan buen aspecto sin echar mano de los trucos del ordenador) lograría convertirse en un autor a respetar y a eclipsar para las generaciones de los últimos veinticinco años el recuerdo de su ilustre papá. Es increíble que don Bob, siendo como es tan torpe con los lápices, sea un virtuoso del pincel de semejante nivel, pero así es la vida de sorprendente.

Tony y Tony
Bob Layton nos muestra la influencia de su trabajo en las pelis de Iron Man

La edición elaborada por Panini está en la línea de los tomos de la ídem Marvel Gold para este tipo de materiales. Más barata que los habituales, pero no hay que olvidar que el material realmente inédito contenido en el mismo no es precisamente la alegría del convento. En todo caso, es una ocasión ideal para tener completa una etapa que, como decía al principio, es la definitiva del personaje y su mundo.

37 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ocioso
Ocioso
Lector
6 mayo, 2013 9:15

¿Sabeis si el material está restaurado en yankilandia o está digitalizado por Panini?

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 mayo, 2013 10:34

Tentado a pillarlo pese a tenerlo en BM, Tesoros Marvel y demás…

Ay, Beth, que lástima que no te pillaran a ti para la peli…

Raúl Peribáñez
Raúl Peribáñez
Lector
6 mayo, 2013 11:02

Tendría que revisarlo, pero creo que los dos tomos de Tesoros Marvel contienen el mismo material. Los compré hace un par de años y me encantaron.

Kaulso
Kaulso
Lector
6 mayo, 2013 11:45

Ocioso, en teoría esta parte digitalizado por Panini (113-114) y los números restantes seguramente povienen de Marvel ya que los reeditaron hace poco en un Omnibus. En el caso del Avengers Annual #9 han cogido los mismos materiales del tomo Marvel Gold de los vengadores de las noches de Wundagore.

Y un apunte, el número 117 no es el primer número de la etapa Michelinie-Layton-Romita Jr., en realidad fue el 116 y tanto la portada como el contenido lo hicieron este trío de autores, aunque es verdad que la historia continua del último número de Bill Mantlo en la serie.

David For President
David For President
Lector
6 mayo, 2013 11:50

Ociosis, hace un par de meses salió un Omnibus con toda esta etapa, así que me imagino que Panini habrá tirado de esos materiales.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
6 mayo, 2013 11:51

ay! qué recuerdos…
Yo no sé si tanta tecnología y avance a la hora de hacer cómics es bueno o malo, ojalá dentro de una temporada vea los cómics de ahora, como ahora veo los de hace una temporada!

Ocioso
Ocioso
Lector
6 mayo, 2013 11:59

Ya sabeis por qué lo pregunto. En los tebeos de aquellos años se corrían los colores y se perdía mucha línea. Por muy bien que los escanees eso no se va a corregir. Hace falta meter mucha pasta para “remasterizar” a partir de copias impresas.
Dos meses del Omnibus…pues no se si les habrá dado tiempo.

Kaulso
Kaulso
Lector
6 mayo, 2013 12:13

Si Ocioso, les ha dado tiempo y no se corren ni los colores y ni las líneas de los cómics de Iron Man de este tomo, sólo pasa con el Anual de los Vengadores ya que estaba así cuando lo reeditaron hace tiempo en Marvel Gold.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 mayo, 2013 13:25

Don Luis, yo creo que es más la manía de poner en las pelis al “primer amor”. Y eso que Tony nunca ha estado oficialmente con Pepper…

Lo cual me recuerda que desde que mataron canallescamente a Happy Hogan no se le ha vuelto a mencionar ni recordar en un sólo tebeo 🙁

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 mayo, 2013 13:35

Pues mire usted, justo estaba yo pensando que Scarlett podría haber hecho de Ms.Cabe y hubiese quedado hasta bastante bien.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 mayo, 2013 13:52

Ese dibujero saliente incluso le sacó unos cuantos años de encima a Mrs. Arbogast (con esta si que hubo relación duradera XD)

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
6 mayo, 2013 14:47

Esa portada con Stark cayendo al vacío es de mis favoritas. Cosas de la nostalgia. Este tebeo me lo leí (la parte del ataque al helitransporte) en blanco y negro de Vértice. Y siempre le he tenido cariño. Ay, los años… Pues acabará cayendo el tomito. ¿Hasta dónde va a abarcar la reedición?¿Llegarán a la segunda crisis alcohólica?

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 mayo, 2013 15:33

Ojalá, Retranqueiro, ojalá…Mis retapados y grapitas agradecerían un sustituto, pero la verdad es que lo dudo (aunque nunca se sabe).

Lemmytico
Lemmytico
Lector
6 mayo, 2013 15:47

Para no enmierdar más el topic de la peli, aprovecho que en este sí se habla de comics para dar mi apoyo a Oci en lo que dijo sobre la pobre trayectoria del latas en los tebeos. Siempre había querido decirlo pero nunca me había atrevido.

La verdad es que fuera de Micheline-Layton nadie parece haberle sacado más punta al bueno de Tony. Cogieron a un personaje medio virgen y le sacaron el partido que nadie, ni el propio Lee, le había sacado antes. Todo el rollo de la dualidad hombre-máquina, empresario despiadado-héroe, medios-fines, etc. y como esa dualidad siempre hace que Tony pueda venirse abajo en cualquier momento.

El caso es que casi cualquier otra etapa medio afortunada del latas posterior no hace más que reciclar con más o menos gusto, cuando no fusilar sin miramientos, esta etapa. El primero mi querido Warren Ellis en Extremis. Pero también Byrne, Busiek y desde luego Fraction. El primer arco de Gillen parece que también ha ido por el mismo lado.

Por eso cuando leí que le iban a enviar a los Guardianes de la Galaxia no me pareció mala idea en absoluto. A ver si alguien es capaz de hacer algo diferente con el latas de una vez. Aunque ha durado bien poco…

Ocioso
Ocioso
Lector
6 mayo, 2013 15:51

Lemmytico ha comentado: para dar mi apoyo a Oci en…

No sabes cuanto te lo agradezco, que últimamente tengo la autoestima por los suelos.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 mayo, 2013 16:04

Pues yo aprovecho para criticar de nuevo como cambian las motivaciones o tabúes de los personajes casi arbitrariamente. Me explico: en su día, una de las mayores preocupaciones de Stark era no ceder su humanidad en favor de la máquina, hoy día lo hace con total entrega…Así con unas cuantas cosas (y personajes, Lobezno se pasaba la vida luchando contra su lado asesino/animal y ahora se entrega a él). Será el signo de los tiempos, pero no me gusta.

Ah, y Lemmy y Oci no tienen razón, Tony Stark e Iron Man han molado siempre porque lo digo yo y punto.

(Y hablando de fusilar, ¿a nadie más le recordaba la última empresilla de Stark a Circuitos Máximos?)

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
6 mayo, 2013 16:32

Lemmytico, a mí me parece que toda la etapa en la que Iron Man está al frente de la seguridad mundial también se sale de lo convencional en el personaje. Iron Man el poli supremo del planeta, el jefe de todos los superhéroes. Además coincidió con que los Knauf hicieron unos tebeos realmente buenos. Para mí la mejor etapa de Iron Man desde hace muchos muchos años.

Por cierto, la peli lleva recaudados ya casi 700 millones de dólares en todo el mundo en solo 12 días, menuda burrada. A este ritmo supera a los Vengatas.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 mayo, 2013 16:42

Algún día entenderé que le veis a la aburridísima etapa de los Knauf…

jorgenexo
jorgenexo
6 mayo, 2013 16:57

Ya te digo: yo me subí al carro por lo bien que la ponía todo dios (no había seguido mensualmente una cole de IM en mi vida) y terminé dejándola de lado.
Yo es que tengo que reconocer que el empresario, el militar y la deidad son, con diferencia, tre de los personajes Marvel que menos me han interesado/gustado y de ellos tres, el que menos, Stark. Comparativamente, casi prefiero a la trinidad deceíta, aunque sólo sea por su potencia icónica, y mira que soy marvelómano yo.
Como miembros de Los Vengadores sí que les he visto su justificación (pasta, tecnología, recursos de todo tipo + fuerza, teletransportación, enemigos mitológicos, melenas rubias ondeantes bajo tormentas + liderazgo, inspiración, disciplina, sacrificio) pero en solitario, son personajes demasiado asociables a conceptos e ideas que, la verdad, me repatean. Salvo en contadas ocasiones, claro, generalmente en historias que cuestionaban todo o parte de su statu quo y/o dibujados por bestias pardas.

Antoine
Antoine
Lector
6 mayo, 2013 16:59

El cabeza de lata, ya lo hemos comentado antes en el artículo sobre la peli, no ha tenido una etapa definitiva clásica. Pero lo cierto es que ,desde la peli, su trayectoria comiquera ha mejorado mucho.
Extremis tenía algunos problemas, como la aparición de personajes que no conociamos en casi 40 años de historias que resultaban ser parte fundamental en la vida de Tony, pero era una historia que metía de lleno la serie en historias de suertecnología futurista que le pegan mucho al personaje.
La etapa Fraction tiene el problema de estar estiradísima ( arco del la huida de Osborn dura 12 interminables números), pero leidos de una tacada y más alla de los problemas de Larroca es una etapa muy disfrutable.
Gillen empezó flojete aunque la serie está remontando, cuando cambien de dibujante podría quedar una etapa bien maja.

Khonshu
Khonshu
Lector
6 mayo, 2013 19:26

Lo de que Iron Man no ha tenido buenas etapas me parece muy discutible.

Yo no voy a ser del todo objetivo, puesto que soy fan acérrimo del personaje, pero me parece que estáis exagerando mucho.

De entrada,estamos ante un personaje que era un serie B para la editorial y que en su etapa clásica lo más de lo que puede presumir es de un Colan o un Tuska. Nunca un Kirby, nunca un Neal Adams, nunca un John Buscema, ni un Byrne… ni prácticamente nada de nada.

Incluso Layton y Romita JR no eran apuestas potentes, estando ahí el último para que se fogueara en algo que no se asociara con Spiderman.

Ha cambiado esta situación en los 50 años de historia editorial del personaje? No. Extrañamente Marvel siempre le va a dar las sobras a Stark, aún siendo desde hace años uno de sus personajes más populares.

Luke McDonnel, Tom Ryan, Tony Morgan, Heroes Reborn: Whilce Portaccio (el menos popular de la iniciativa), Heroes Return: Sean Chen frente a Pérez o Garney, Salvador Larroca, en Marvel Now le tocó Greg Land…

Sólo JR JR ya consagrado en Armor Wars II y Adi Granov en Extremis representan confianza en el título por parte de la editorial y ambas por tiempo muy breve.

En la lista que he dado hay buenos autores, pero queda caro que el Vengador Dorado siempre le han tocado rebuscar en el fondo del barril.

Con esto lo que vengo a exponer es que estamos hablando de una serie que siempre fue bastante marginada y que partía con cierta desventaja. Y aún así creo que han habido varios guionistas que han sabido sacarle jugo.

Antes de Michelinie/Layton, las etapas de Archie Godwin y Bill Mantlo no me parecen desestimables. El título siempre gozó de una gran inestabilidad a los guiones, pero estos dos autores destacaron especialmente. Igual me dejo algún otro número meritorio de otro guionista en el tintero, pero es que el Cabeza de Lata tuvo tal baile de firmas que es imposible recordar quién hizo qué.

En Iron Man hubo mucha mierda (y cuando la había eran bostas tremendas como lo de Mr Kline), pero también muchas historias buenas como la saga de Midas, la del SDV que suplantaba a Tony, la Élite del Espía Maestro o la De Último y el Mandarín.

Y después de Michelinie/Layton, al personaje no le ha ido tan mal: Aunque irregular y mal dibujada, la etapa de O’neill es interesante y antológica; la de Byrne me parece muy buena; la de Len Kamisnki directamente de las mejores que ha tenido la serie; la de Busiek muy buena en sus inicios, aunque luego se quedara en algo un tanto intrascendente (creo que sus problemas de salud la dejaron coja). Y ya en épocas más modernas, a mí me gustan mucho el breve paso de Warren Ellis, lo que hicieron los Knauf y en gran medida lo de Fraction (como ya he dicho antes, grandes ideas para un ritmo nefasto).

En definitiva, que Iron Man ha tenido sus etapas buenas y sus etapas malas, como casi todos los personajes de largo recorrido, pero cuando han sido buenas pocas veces ha tenido un gran dibujante que hiciera lucir la serie como debía.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
7 mayo, 2013 14:56

Manitas verdes para Khonshu, con un extra por reivindicar la etapa de Kaminski.

Otras más para Luis por acordarse también de O’Neil. Por cierto, es “Circuitos Máximos”, Luis 😉 Y me refería a que la penúltima etapa con una empresa pequeñita me recordaba a eso (la enésima remodelación de Industrias Stark, que parece que cada vez les estorba más a los guionistas).

Carlos Cruz
Carlos Cruz
Lector
7 mayo, 2013 16:05

… “De entrada, estamos ante un personaje que era un serie B para la editorial y que en su etapa clásica lo más de lo que puede presumir es de un Colan o un Tuska. Nunca un Kirby, nunca un Neal Adams, nunca un John Buscema, ni un Byrne… ni prácticamente nada de nada”.

¿”lo más de lo que puede presumir es de un Colan”? ¿Mande?

Si para alguien Colan es “serie B” la verdad es que hay poco que debatir; vamos, si el otro día había quien se rasgaba las vestiduras por que se cuestionase a Byrne, lo de encuadrar a Gene Colan entre los autores mediocres roza lo surrealista. Su Capitán América o, no digamos, su Drácula no están en absoluto por debajo de los Vengadores de John Buscema.

Cuando el otro día Ocioso decía que, hasta la llegada de Michelinie y JR JR, Iron Man no había tenido etapas reseñables, yo al menos entendí que se refería a un tándem guionista-dibujante (lo cual sí puede ser cierto), pero no a la parte gráfica. La media de dibujantes clásicos de Iron Man no es peor que la de los Vengadores, por ejemplo, donde también se prodigaban los Don Heck, Bob Brown, etc.

Por cierto, Jack Kirby sí dibujó la serie de Iron Man.

Ocioso
Ocioso
Lector
7 mayo, 2013 16:22

Colan es uno de los grandes pero creo que fué un dibujante totalmente inapropiado para Iron man. Colan juega con masas de negro, es mas de crear ambientes que de definir figuras, y tiende mas a la curva que a la recta, al volumen que al detalle.
A lo mejor en color transmite otras sensaciones pero en España su Iron man ha salido siempre en blanco y negro. Y reducido.
Creo que estaremos todos de acuerdo en que el garabatero ideal para este personaje sería alguien que consiguiese que los dibujos parecieran salidos de la mesa de dibujo de un ingeniero o un delineante: línea finita, límpia y finita. Un dibujo que transmita precisión y técnica. Por eso digo que Colan, que era tan bueno para otro tipo de personajes, no era el mas indicado para el latas.
También cabe la opción de meter un número infinito de cables entrecruzados como hizo Barry Smith.

Carlos Cruz
Carlos Cruz
Lector
7 mayo, 2013 17:21

Lo mejor de Colan es sin duda Tumba de Drácula, donde tenía para poder jugar todas las masas informes y sombras que quería, pero su Iron Man es más que digno. Si el de la primera etapa de JRJR nos gustó tanto a todos fue en gran parte por el trabajo de Bob Layton, que era el que le daba ese aspecto metálico tan caractetístico. A cambio Romita le daba dinamismo, porque es bastante mejor dibujante que Layton. Pero a su vez, cuando volvió en JRJR solo, ya no era lo mismo.

No tengo tan claro que una línea fina y precisa garantice por sí sola un Iron Man más ‘tecno’. Estoy pensando en Moebius, que es bastante de ese estilo, y en esta famosa ilustración suya, que da más miedo que vergüenza:
http://28.media.tumblr.com/tumblr_kxfi8ehzqf1qa86nxo1_500.jpg

¡Parece un lagarto con los antebrazos de Popeye!

Khonshu
Khonshu
Lector
7 mayo, 2013 18:27

De Jack Kirby recordaba alguna portada y un número ya moderno, pero había olvidado que sí que hizo un par de los primeros números. Pero muy pocos, como Ditko. El dibujante regular casi siempre fue el “fantástico” Don Heck. Aparte de crear al personaje (y al parecer aquí Heck pintó mucho más de lo que se contó en su momento), el paso de Kirby por la serie es más bien anecdótico.

A mí Colan en Iron Man me gusta, no es el de el Capitán América y, ni de lejos, es el de la obra maestra que es la Tumba de Drácula (es que Tom Palmer cuando era bueno…), pero hace un muy buen trabajo. De hecho, estamos hablando de mi dibujante Marvel clásico favorito, así que ni se te pase por la cabeza que yo pueda considerar al “Decano” de serie B, Carlos Cruz.

Pero la serie sí que lo era, al igual que Daredevil (otra por la que pasó Colan). Vendía mal y había un tiovivo de guionistas impresionante. Cuando destaco a Colan y a Tuska es precisamente por ser los mejores dibujantes emblemáticos que tuvo el personaje. Pero vamos, lo que venía a decir es que Marvel no apuesta por grandes estrellas en la serie.

En cuanto a lo del tipo de dibujante… yo creo que parte del fallo es buscar siempre “dibujantes tecnológicos”. Tú ponme un Oliver Coipel y verás como nadie se va a quejar. De hecho, creo que el fallo de Iron Man desde Warren Ellis es que parezca que es obligatorio que el personaje siempre represente la vanguardia tecnológica y todas sus amenazas sean de ese palo.

Iron Man también es un superhéroe y puede interactuar con otro tipo de historias, como demuestra en Vengadores.

Al igual que a Daredevil le sienta bien de cuando en cuando quitarse la depresión con alguna etapa que recupere al personaje clásico más burlón (como Kesel hace años y Waid actualmente), a Iron Man creo que le va viniendo en falta una etapa tipo Michelinie o Kaminsky, con más aventura, glamour, espionaje, centrarse en villanos clásicos… Algo por el estilo del run de Geoff Johns en Flash. Una puesta a punto moderna para la parte más colorida del trasfondo de la serie.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
7 mayo, 2013 19:03

No creo que sea una falta de respeto decir que Colan no acababa de encajar en el género de superhéroes. Gene Colan era un dibujante cojonudo, pero con un estilo muy personal y atmosférico. Por eso en donde mejor lucía era en La Tumba de Drácula. O en las historias cortas que hizo para la Warren, donde estaba inmenso.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
7 mayo, 2013 20:06

Bueno, tampoco quiero disgustar a los fans del personaje. Pero ni muchas de las etapas que nombráis las encuentro entretenidas como mucho. Ni de coña diría que tiene tantas como Thor (que no diría que la única buena es la de Simonson, aunque tampoco es que el rubiales esté para sacar pecho en ese sentido). Y desde luego para mi lejísimos del Capi, siempre en mi opinión.

En cualquier caso, lo que digo es que el latas fuera de lo que definieron Micheline y Layton apenas le veo evolución. Por ejemplo, lo que menciona ultrón de la etapa como “poli supremo”. Es jugar con la idea de “cruzo la línea por un bien superior” (dualidad razón-moral, hombre-máquina). Que es lo que hicieron Micheline y Layton en la Guerra de las Armaduras. Y después en Tormenta Galáctica, y en los Illuminati…

En cambio el Capi ha tenido etapas más de espionaje, otras más urbanas, otras de sci fi desenfadada, otras veces más superheróicas… Han sabido sacarle más partido.

Que ojo, si un personaje tiene un canon bien definido mejor explotarlo con historias entretenidas ceñidas a dicho canon que pretender ser originalísimo y hacer el enésimo truño que además no deja de reciclar cosas ya vistas pero llevadas al extremo (lèase: Rómulos y demás enredos del pasado de Lobezno, Daredevil de Diggle, Hulk de Aaron…).

Tal vez Khon tenga razón en que con el latas la editorial rara vez ha apostado fuerte (porque está claro que Micheline-Layton-JRJR distaba de ser un equipo de estrellas en 1980, pasó un poco igual que con Daredevil y Frank Miller). Pero mira Extremis era un equipo creativo de lujo y lo que salió está guay pero… Bueno, no son los X-Men de Claremont y Byrne. Y es una fusilada clarísima de Micheline-Layton.

En fin, yo que se 😆

Khonshu
Khonshu
Lector
8 mayo, 2013 0:29

Tienes razón en que de la trinidad Vengadora el Capi es con diferencia quien ha gozado de mayor cantidad de grandes etapas, Lemmy. Pero ahí vuelvo a los agravios comparativos ¿Dónde están los Mike Zecc, Ron Garney o Kieron Dwyer de Iron Man?

Aunque a ti no te gusten esas etapas, a partir de Mantlo yo creo que la serie del latas no puede quejarse en líneas generales de sus escribas. Hay un pozo negro importante entre La Encruciujada y Busiek y hay otro tras Quesada hasta Warren Ellis (aunque dicen que la etapa de Grell es buena, pero no he podido comprobarlo).