¡En guardia!

Por
69
484

Seguro que hay muchas escenas más que os vienen a la cabeza, así que espero vuestras propuestas, y si os queréis animar enviando vuestro top tres, la semana que viene -o luego, si me libero que es fin de semana y estoy como loco por Puerto Vallarta trabajando, que no en la playa- lo colgamos. ¿Hace?

10.-La máscara del Zorro Eternamente cool, grácil y juguetón simbolo de la libertad de espíritu frente al soldado barrigón, alcoholizado y opresor de tercera, desfacedor de entuertos frente al lacayo chulito y bien peinado al servicio del status quo que busca llenarse los bolsillos. Dar volteretas por aquí y por allá, luchar como si todo fuera una coreografía de vídeo musical y, al final del día, llevarse a la buenorra de turno sobre un caballo hacia el sol naciente. ¿El motel más próximo, por favor?

9.- Crouching Tiger, Hidden Dragon Me quedo con la desafiante Zhang Ziyi -ojos mortíferos, hoja asesina-, que demuestra a lo largo de la cinta que no trae la espada para cortar papel de regalo, lo que demuestra en esta lucha de taberna que no debe faltar en toda partida de rol que se precie (excluida La llamada de Cthulhu, claro).

8.- La Princesa Prometida ¿Quién no recuerda la inmortal frase de cierto caricaturesco pero noble espadachín que le roba la película al héroe? ¿A quién no le han dicho alguna vez, cuando se recorta la perilla -aunque el personaje lleva bigote- o se deja el pelo largo, lo de ‘pareces Iñigo Montoya’?

7.-Rob Roy Pasó un poco desapercibida porque hubo quien la consideró un sucedáneo de Braveheart, pero lo cierto es que es un film muy aprovechable, con un feroz a la par que bonito retrato de las Highlands escocesas, un villano de esos que you love to hate y un héroe solitario con una causa que defender: ¡la venganza! Es un duelo un poco distinto a los costumbrado, menos coreografiado y menos fantasma.

6.- Oldboy Es normal que después de pasarse quince años encerrado en una habitación viendo reposiciones de Noche de Fiesta, el tipo este salga más macho que los del Double Dragon y con más ganas de bronca que Paulie el de los Soprano. Trailer horizontal (muy a lo scroll videojueguil) y lucha a martillazos sin edulcorantes ni colorantes. `nuff said.

5.- Highlander Cuando Christoper Lambert molaba era porque acababa partiéndose la madre con un tiarrón descomunal que, además de tenerla más grande que tú -la espada, quietos paraos- es sarcástico, sádico y cabrón donde los haya. Y encima en una Iglesia, donde -en aquel pasado lejano- uno por lo menos se aburría como una ostra. Luego llegaron el 92, Cobi, Curro y Los Inmortales II (que es del 91, pero como si fuera de ese “glorioso” 92)

4- Star Wars, Episodio I A pesar de que el film destrozó la imagen idílica que tenían muchos fans de la serie, y de que Darth Maul acabó siendo como Paris Hilton (mucho exterior pero poca sustancia), el duelo que protagonizan Qui Gon Jinn y Obi Wan Kenobi contra el sith tiene su aquel, por eso del primer sable laser doble y las ganas que teníamos de que volvieran los jedis, se arremangaraN y empezaran a repartir estopa como mandan los cánones. El inicio, con las puertas abriéndose y el de la cara roja quitándose la capucha me encanta, muy comiquero.

3.- Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra A caballo entre la aventura y la comedia, el -ya definitivamente convertido en icono de la piratería- capitán Jack Sparrow, paradigma del pícaro por excelencia, mantiene una excelente lucha final contra el -también excelente malvado- capitán Barbossa, con sus obligados twist and turns, en la que el burlador se convierte en burlado, cortesía de la maldición de la Perla Negra! Puro Monkey Island. Cuidado con el vídeo que viene con la versión discotequera de la BSO, cortesía de Tiësto, para el que prefiera a Mozart.


Jack Sparrow vs Captain Barbossa – MyVideo

2.- Gladiator

Russell “pre kilos de más” Crowe y Joaquin “donde estoy” Phoenix bordan cada uno su papel en este crudo fresco post Espartaco kubrickiano de valor y despotismo. Soy consciente de que para muchos su mayor virtud es que no hubo secuela; pero a mi me empapó la BSO de Zimmer y algunos de los lapidarios de este héroe condenado por el destino que, al final, pierde y gana a la vez. ¿El momento? La charla de Komodo frente a Maximus encadenado, la apuñaladita y la última pelea. O alguno más. Elijan. El vídeo es a cámara rápida, pero es de lo más decente que he podido encontrar.

<

1.- Star Wars, el Imperio Contrataca. Este cachito de la versión hollywoodiense de Menudo es mi padre se ha convertido en una de las escenas por excelencia del cine. Habrá a quien le guste más, a quien le guste menos, pero ya es Historia del celuloide que trasciende las barreras de ese manido concepto que es hoy “lo friki”.

69 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alberto Benavente
21 junio, 2009 8:08

Te juro por dios que en cuanto he visto el motivo del post he pensado “La Princesa Prometida, que no se haya olvidado de la Princesa Prometida!”. Y si te digo la verdad, ya no tanto por esa lucha del inicio de la peli sino por la del propio Montoya contra el que mató a su padre…y la continua repetición de la frase, huida y carrera all over and over again.

castorr
castorr
21 junio, 2009 8:52

genial es post y la seleccion de escenas me ha moloado la de rob roy que sin musica y en la que no se nota una  coreografia aparente dan un buen tono a la escena aparte de los dos pedazo de actores y la de los inmortales con una pedazo de score de quitarse el sombrero pero con una coreografia de pelea bastante maleja jeje , solo hecho en falta alguna de errol flyn o alguna en la que salga basil rathbone como malo impenitente que acaba sus dias en un duelo a espada  en una escalinata

Salteador Memo
Salteador Memo
Lector
21 junio, 2009 9:20

Por fin una lista decente! El orden es lo de menos. Me ha gustado la selección de films. Ahora bien, si se permiten duelos que no sean a espada, se me ocurren un par impresionantes: el de “Enemigo a las puertas”, lo malo es que dura bastante más de una escena. Y el otro es el duelo de inteligencia en “La Huella” (1972).

Delaney
Delaney
21 junio, 2009 9:50

Si se permiten duelos que no sean a espada no debe faltar el mítico duelo a tres del final del “Bueno, el feo y el malo”.

Gran post. Íñigo Montoya es un crak, pero de todos los duelos que has puesto el mas auténtico (a poco que se sepa un poco de esgrima) es el de Rob Roy, gran película.

El final de Gladiator siempre me dio un poco de vergüenza ajena.

angel
angel
Lector
21 junio, 2009 10:01

Y la de Spaceballs no entra? ;P

Miki
Miki
Lector
21 junio, 2009 10:49

Si valen los duelos a pistola entonces yo me quedo con el final de Exiled, la peli de Johnnie To, no es un duelo propiamente dicho y lo de la lata queda muy mal hecho, pero es una gozada ver un tiroteo realista y bien filmado en una peli de acción.

Animal Man
Animal Man
Lector
21 junio, 2009 10:52

Ha faltado el clasicazo inspirador de casi todas las mencionadas, el último duelo a espada en el Robin Hood de Errol Flyn (dirigido por Michael Curtiz): http://www.youtube.com/watch?v=L10fR31jC1w

Y en cuanto se haga la de peleas a puñetazos, el número uno indiscutible ha de ser para “El hombre tranquilo”, ¿eh?. 😀

John Space
John Space
21 junio, 2009 11:00

Y aquella versión de Los Tres Mosqueteros de Geroge Sidney, con Gene Kelly como un bailarín D’Artagnan…

John Space
John Space
21 junio, 2009 11:03

El duelo de Flynn y Rathbone en Captain Blood:
http://www.youtube.com/watch?v=EHUnceDtttw

Hellboy
Hellboy
21 junio, 2009 11:10

Sin olvidar a CONAN EL BARBARO, que tiene muy buenas escenas.

Gokuwan
Gokuwan
21 junio, 2009 11:18

Qui-gon y Obi-wan Vs. Darth Maul!!! Apoteosico! Desde la aparicion de Darth Maul tras las puertas, y sonando el “Duel of the Fates” de Williams.

DaniSpite
DaniSpite
Lector
21 junio, 2009 11:20

De Piratas del Caribe, ese no es el duelo que más me gusta, pero es que la saga al completo los tiene de los bueno, aderezados con sentido del humor.
Luke vs Vader gana puntos por la escena friki, reconócelo.  Aunque es cierto que el duelo es histórico, más espectacular que el estático enfrentamiento entre Vader y Vader y Obi-Wan, en la primera entrega.
Darth Maul vs los Jedi cambió la forma de ver los duelos de Star Wars, es genial, y nos dejó en el imaginario colectivo el “sable doble”.  En las siguientes entregas quisieron superarse, pero los combates terminaron siendo artificiales y excesivos.
Aunque Tigre y Dragón me parece una película lenta, hay que reconocer que las escenas de artes marciales, son un auténtico catálogo de todo lo bonito y espectacular que son capaces de hacer.  Ya dejaron lo de hacer películas entretenidas para las siguientes del género, como mi adorada Hero (aunque doy la razón al crítico de cine que había aconsejado en una revista, poco antes de ir yo a verla, que me llevase post-its para ir apuntando quien es quien, y no perderme)
Los Inmortales mola, no hay más que decir, como el resto de las que están en la lista, incluso las que no he visto, y ya me has dado curiosidad.

GatoSamurai
GatoSamurai
Lector
21 junio, 2009 11:30

Yo pondria La princesa prometida más arriba, pero es cuestión de gustos. De piratas del caribe, el que has puesto es el más epico por la musica, pero el primero de todos, el del establo me gusta mucho más. Tiene mejores saltos y payasadas, y es muy “monkey island” xD

Por cierto son menos conocidas pero en Hidden Blade y Twilight Samurai hay cada escena de duelo acojonantes… muy poquitas, pero las que hay merecen mucho la pena, y la mayoria sin ningún corte, como Old Boy. De hecho Twilight Samurai creo que tiene el duelo de samurais más realista que he visto, el que pasa al lado del rio.

Alberto Benavente
21 junio, 2009 11:33

Gatosamurai, ya puestos, “La Casa De Las Dagas Voladoras” tiene algunos sencillamente magistrales.

jorgenexo
jorgenexo
21 junio, 2009 11:36

Qué buena lista y qué buenos comentarios (esa pelea a puñetazos de El hombre tranquilo, con interludio para tomar un tago en el pub… impagable). Aportaré mi top personal no tanto de escenas en sí como de películas que cuentan con varias escenas excelsas de peleas con espadas: de los 80, echo en falta a “Willow” y a Macmardigan, donde Val Kilmer hace gala de una maestría en el manejo de la espada que no ha vuelto a mostrar en toda su irregular carrera; más reciente, cualquier pelea de las de “Hero”, pero sobre todo la que presuntamente ocurre en la mente de Jet Li y su primer contrincante en el templo sintoista, acompañados de la lluvia; y si vamos a los clásicos, no pueden faltar ni “El Halcón y la Flecha” (donde a Burt Lancaster está qué se sale) y la versión de “Los tres mosqueteros” con Gene Kelly de D´Artagnan, donde la combinación entre esgrima y baile da lugar a unos enfrentamientos fantásticos. También había buena coreografía de espadas en “El mosquetero”, pero es que la peli en sí misma dejaba bastante que desear. Tampoco lo hace mal Arnie en “Conan el bárbaro”: aunque usa la espada como si fuera un hacha de leñador, es bastante efectiva tanto en combates individuales como en grupo, y sus poses son gloriosas. Una puntualización final pero inevitable, desde mi punto de vista: el top de Juan es cojonudo, pecando únicamente de excesivamente contemporáneo, ya que en un top de duelos a espada no puede faltar al menos una peli de Douglas Fairbanks, por ejemplo sus pelis de El Zorro o La marca de El Zorro o El ladrón de Badgad. Errol Flyn lo hace muy bien en Robin Hood, pero el esgrima por excelencia del cine clásico de aventuras es el señor Fairbanks.

Alberto Benavente
21 junio, 2009 11:40

Jorgenexo, gracias por recordarme a Lancaster en “El Halcón y La Flecha”. Dios, que recuerdos de sobremesa de los sábados cuando era chico, joder.

jorgenexo
jorgenexo
21 junio, 2009 11:50

De nada, Alberto, pero me he dado cuenta de que soy muy poco original: mientras escribía mi entrada otros ya estaban haciendo referencia a tres de las pelis a las que he ehcho mención: la de Los tres mosqueteros de Gene Kelly (tenía que ser John Space, claro), Hero y Conan el bárbaro. Mira, otro que lo hacía muy bien es Tyron Power, al que tambén le tocó hacer de El Zorro en alguna ocasión, muy dignamente.

Benkei
Benkei
21 junio, 2009 11:57

Con todo el respeto, a mi no me gusta un pelo la lista. La Princesa Prometida debería estar más arriba, y que salgan duelos cómo el de el Episodio I o Piratas del Caribe o Oldboy y no salgan ya no los de Robin de los Bosques y el Capitan Blood, si no el qué es el mejor duelo a espada de la historia del cine, el duelo final de Scaramouche, es imperdonable

jorgenexo
jorgenexo
21 junio, 2009 11:58

Tyrone, perdón.

jorgenexo
jorgenexo
21 junio, 2009 12:05

Ciertamente sería más acertado calificarlo como top de escenas contemporáneas: cuanto más hago memoria o más me la hacen los demás (cietamente, la de Sacaramouche es imprescindible), más convencido estoy de que en un top ten objetivo que abarcara toda la historia del cine, no sé si cabría espacio para pelis posteriores a 1950. Pienso también en Basil Rathbone (eso sí que era un Holmes, y no lo que se nos viene encima), tanto contra Tyrone Power como contra Errol Flyn y no me parece de recibo que no aparezca en un top de escenas de esgrima.

Indepit
Indepit
21 junio, 2009 12:07

Para buenas escenas de lucha TIRANTE EL BLANCO de Vicente Aranda…

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
21 junio, 2009 12:25

como dice el titulo del post, cualquier combate de ¡En Guardia!, sensacional pelicula de capa y espada, si habeis tenido la ocasion de verla, enhorabuena, porque encontrarla en español en dvd es imposible.

Duende
Duende
Lector
21 junio, 2009 12:28

Adoro las películas con duelos a espada 😀

Y hay dos que no están mencionads y que son dos de las mejores escenas jamás filmadas. Y las dos con el “espadachín” por excelencia del Hollywood clásico: Stewart Granger (qué gran Reed Richards hubiera sido), en estas dos míticas películas:

SCARAMOUCHE:

http://www.youtube.com/watch?v=SFp0jpk_o_I

EL PRISIONERO DE ZENDA (Y encima James Mason haciendo de malo):

http://www.youtube.com/watch?v=RV_x6YPoetU

Me habéis alegrado el domingo con este post!

Juan Peña
Juan Peña
21 junio, 2009 12:43

Hola a todos, gracias por vuestros comentarios, habéis enriquecido enormemente la lista, de verdad. Sí, es excesivamente contemporánea, pero desde el principio me surgió la idea así, aun consciente de Fairbanks y de todos los que me dejaba atrás, y tampoco quise sobreexponerla al cine oriental, que tiene unas cuantas geniales.

La de Piratas me gusta bastante no solo por el “espadeo”, sino por la mecánica de la escena, con ese Jack que está muerto/vivo, etc etc. La de Vader y Luke, sí, gana el puesto por haberse convertido en un icono friki, pero también por esa atmósfera agobiante. El más auténtico, como apuntan, el de Rob Roy.

Aprovecho para comentar que hoy venía otro post de cine, ya está escrito y todo, pero como ando en una cobertura en Puerto Vallarta (son las 6 AM casi y aun no he terminado, estoy fatal) me va a ser difícil que lo veáis hoy, así que tardará un poquito más.

John Space
John Space
21 junio, 2009 12:50

La de Oldboy recuerda a los videojuegos de los 80, y es muy interesante por realista. Además, al contrario que en las pelis de Hollywood, se puede ver lo que está pasando.
La de Montoya y el héroe misterioso es deliciosamente clasicista: dos caballeros luchando y hablándose cortésmente.
La del Episodio I, en cambio, es un asco. Totalmente artificial y desprovista de la vida que tenía la trilogía original. Si en ésta teníamos a un actor shakespeariano y un villano hoy mítico, dos caballeros en duelo, en la I tenemos a una silenciosa y aburrida coreografía entre un jipi y un fan de Mago de Oz.

DNMRULES
21 junio, 2009 13:12

EH, que Russel tiene kilos de más porque es un gran actor y sus papeles lo piden.

Felipe
Felipe
21 junio, 2009 13:59

Pues me reitero en los demás. Faltan escenas clásicas. Y si quieres poner una de la “Primera Trilogía”, ¿Por qué no poner la de la ranita, digo Yoda, contra Dooku?. Cuando supe que iban a rodar esa trilogía era la lucha que más esperaba (Yoda contra quien fuera).

Pep
Pep
Lector
21 junio, 2009 14:50

El de Anakin y Obi Wan en “La venganza de los Sith” también está muy majo…

El de Robin Hood es imprescindible. Y ya en plan cachondeo, el duelo más corto y efectivo, el de “En busca del Arca Perdida”, jejeje.

Visperas
21 junio, 2009 14:53

Como ha dicho GatoSamurai, Hidden Blade y Twilight Samurai tienen los duelos con katana más auténticos y crudos que he visto en pantalla. En mi opinión, mucho mejores que Tigre y Dragón aunque es otro estilo. Para los que les gusten las pelis de samurai, son imprescindibles.

allavengers
allavengers
Lector
21 junio, 2009 15:02

Adiviné el número 1 -es justo y necesario- me ha gustado que te acordaras de La princesa prometida y Los Inmortales ¡Que grandes combates!. En un sentido absolutamente distinto y a riesgo de que me matéis a pedradras: el combate de Neo y Smith en Matrix Revolutions. Pido perdón por adelantado. Dicho esto, me encanta.

allavengers
allavengers
Lector
21 junio, 2009 15:03

Jajaja uy bueno Pep, tienes razón, pensandolo mejor el número 1 debería ser el de Indy versus el flipado de la cimitarra. (lo breve si bueno…)

Celacanto
Celacanto
21 junio, 2009 15:27

Pues yo me con Scaramouche de cabeza y de paso este duelo que mola millones por lo injusto.  Rapier contra Alabarda!!!

http://www.youtube.com/watch?v=stbiwao5tBQ

wokywoky
wokywoky
21 junio, 2009 16:21

Nadie se acuerda de Takeshi Kitano y su samurai ciego Zatoichi, tenía un par de duelos interesantes la película.

Karnhat
Karnhat
21 junio, 2009 16:32

Felicidades por la idea de esta lista, una de las más entretenidas de los últimos meses. Y por la reivindicación de la película de Rob Roy.
Pero si es una lista de duelos de películas contemporáneas echo en falta a Uma Thurman vs. Lucy Liu de Kill Bill vol.1, o bien, Uma Thurman vs. Haryl Dannah de Kill Bill vol.2. Personalmente me quedo con el primero por la ambientación, aunque la crudeza del segundo lo hacen también digno de figurar en la lista.

Sir Ocelote
Sir Ocelote
21 junio, 2009 16:50

Tiene bemoles que hablando de duelos a espada todavía nadie se haya acordado de Los Duelistas. Ah, y coíncido con los que han nombrado La espada oculta o El ocaso del Samurái. Cualquiera de los combates de la modélica trilogía del samurái de Yoji Yamada es de una crudeza y un realismo sobrecogedores. Añado también, no sé si alguien lo ha mencionado antes,  el duelo final de la extraordinaria La  casa de las dagas voladoras y cualquiera de los magníficos combates de Hero, ambas de Zhan Yi Mou. Éste último le puede enseñar a Ang Lee unas cuantas cosas sobre cómo rodar películas de género “Wuxia”.

Lograi el Luciérnago
21 junio, 2009 17:00

En verdad, creo que el duelo final de Los Inmortales no tuvo lugar en una iglesia. El terreno sagrado es lugar de tregua para los Inmortales. No pueden luchar allí.
Pero ya te digo que hace mucho tiempo que no la veo…
Gran selección. No se me ocurre nada que añadir :p

jorgenexo
jorgenexo
21 junio, 2009 17:16

Ciertamente, el duelo final de Los Inmortales se desarrolla en el tejado y el interior, cuando se rompe la cristalera, de un pabellón abandonado. En las iglesias no se combate, sólo se lamen manos de curas…

Parábola Durden
Parábola Durden
21 junio, 2009 17:56

El problema que yo le veo a la lista es que es infinita. El tema de los duelos a espada estaría bien, pero si aparece esa gran secuencia de Old Boy… ya no hay límites, ni criterios para meter o dejar fuera una secuencia en la que se enfrenetn dos personajes. Calculo que en 7 de cada 10 películas de la historia del cine hay duelos como los que da cabida el post, y a pesar de cribar, la cifra de reseñables tb sería inabarcable. Duelos míticos relativamnt contemporáneos (arma blanca, puños, pistolas, lo q sea) escritos tal y como me vienen a la cabeza: los de las pelis de Johnnie To, Michael Mann, los duelos de Bourne, John Mcklein, Aragorn en la cima de los vientos, Wayne enfrentándose a watanabe a los minutos de empezar Batman Begins, etc, etc.

Si enfoco la lista restringida a duelos con sabor a esgrima, me falta (sin contar las que me sobran) alguna de alatriste. El director hizo cualquier cosa menos una película, sí, pero los duelos daban todos la talla. Los coreografió un gran maestro, dandoles la intensa brevedad, a la par con esa sensación de mero trámite, que realmente tenían estos enfrentamientos. Me quedo con el de Iñigo Balboa y el malote italiano.

Parábola Durden
Parábola Durden
21 junio, 2009 17:59

Y si ya nos metemos en el tema katanas, estaríamos cn los grandes duelos (o al menos a la altura de muchos de los nombrados aquí) hasta el fin de los días.

jorgenexo
jorgenexo
21 junio, 2009 19:12

“Calculo que en 7 de cada 10 películas de la historia del cine hay duelos como los que da cabida el post”. No te pases tío, que en la historia del cine hay algo más de 3 de cada 10 pelís que no sean de acción. Y dentro de las de acción, no son mayoría, al menos en la mayor parte de las épocas, las que sus protagonistas utlizan espadas para combatir, y dentro de éstas, hay escenas (y peliculas) que son reseñables y otras, muchas, que no: en “El último caballero”, por ejemplo, Lancelot Gere empuña una espada e incluso hace como que pelea con ella, pero a nadie se le ha ocurrido citarlo (hasta el momento, que “hay gente pa tó”). Y lo de Alatriste… no me gusta que me recuerden que existe esa peli después de la terapia de hipnosis a la que me sometí para olvidarla y que en mi mente quedaran sólo las novelas, gracias. Y eso que ahora creo recordar que el físico de prota daba el pego, pero le pasaba algo en la voz ¿no? ¿o no hablaba?…

Parábola Durden
Parábola Durden
21 junio, 2009 23:49

Lo de 7 de cada 10 pelis puede que sea exagerado, es cierto, pero tampoco para llevarse las manos a la cabeza. No todas tienen q ser de acción, como tú las llamas, para contener un único duelo. Piénsalo y verás que hasta muchas de las románticas contienen algún enfrentamiento entre protagonistas, y casi todos los géneros a decir verdad. Joder, por ahí arriba se nombra el hombre tranquilo, de John Wayne; si entra alguna secuencia de esa peli en la criba de este post, ya vale casi todo, no sé si me explico. Y lo de “reseñables o no”, ya lo dije yo en mi anterior comentario. Aún así, creo que sale una lista inacabable, si se ha visto mucho cine.
Por tu comentario, veo que sigues pensando en la lista como duelos a espada, y entonces sí que estaríamos de acuerdo, pero si repasas los comentarios verás que las escenas que se apuntan son la mayoría de otra índole, abarcando casi cualquier tipo de enfrentamiento. Mencionan hasta uno verbal, en la huella. Y por ahí iba mi comentario. Cuando fui a escribir mis duelos favoritos, y vi que mencionaban incluso el de la huella, uno de inteligencia, me vino a la mente a De niro y Pacino en una cafetería en Heat, y me percaté al instante que si valía ésa, la lista, repito, no tiene límites. Con menos acotamientos salen pocas, quizás, un escalón por encima sólo se puedan realizar listas del tipo: las mjores pelis de la historia. A secas. Sin restricciones. Piénsalo. Ambas listas no están tan lejos la una de la otra si uno se pone sesudo y se deja llevar por los comentarios más que por la lista de Juan Peña. A eso iba yo. Y creo que una de las razones de que se desenfocara la temática concreta de la lista es la aparición de la secuencia de Oldboy; una con un martillo y enfrentándose a decenas de tipos. Respetando siempre una opinión ajena; ¿qué tiene eso de duelo, o de espadas, o de algo relacionado con el resto del top?… Nada. Por eso creo que se desvirtúa la lista y pierde un poco el Norte. Para ser sinceros, para mí no tiene ni pies ni cabeza. No sé ni siquiera de qué va realmente. Por eso, reitero, las posibles elecciones son casi ilimitadas.
En cualquier caso, siempre se agradecen este tipo de listas, pq crean debate y uno siempre se entera del interés compartido por otros en pelis a las q uno siempre había ignorado.

Por último, ya dije que Alatriste es mala. Los duelos a espada; buenos. Como mínimo, la mayoría indiscutiblemente reales. Es más de lo que tiene la mayoría de enfrentamientos a espada en las pelis.
Ah, y yo tb dejé de valorar tanto los libros de Alatriste de Reverte cuando me netré que sólo eran una adaptación. a veces casi literal, de los largos textos históricos, en castellano antiguo, del personaje de Iñigo Balboa. En la opinión de un escritor; eso le quita mucho mérito. Le quita la imaginación y lo convierte más en un trabajo mecánico. (Recomiendo el pintor de batallas, del mismo autor)

(Joder, este es el texto más largo que jamás he dejado en un comentario. Seguro.)

jorgenexo
jorgenexo
22 junio, 2009 8:18

“Ah, y yo tb dejé de valorar tanto los libros de Alatriste de Reverte cuando me netré que sólo eran una adaptación. a veces casi literal, de los largos textos históricos, en castellano antiguo, del personaje de Iñigo Balboa.” ¿Me podrías aclarar, contextualizar esto, o remitirme a alguna fuente? No tenía ni idea de que los alatristes reflejaran, reprodujeran o siquiera se inspiraran en textos preescritos, me has dejado de piedara. O igual no te he entendido bien o no te he cogido el chiste, no sé.

Cels McClane
22 junio, 2009 10:41

Sugiero:

Los Duelistas, de Ridley Scott.
Los tres mosqueteros, tanto las de Sidney como las de Lester.
Si está El Halcón y la Flecha, debemos incluir El Temible Burlón. 🙂

Pero el mejor, de siempre, para mí, Íñigo contra el ‘Pirata Roberts’ en La Princesa Prometida, sí señor, con musiquita de Knofler.

Recomiendo el documental Reclaiming the blade. 🙂

EMPi
EMPi
22 junio, 2009 12:35

Tyrone Power como el alter ego de El Zorro, todo afectado ambiguo y si me apuras hasta amariconado, contra un Rathbone viril que está hasta los pelos del alter ego de El Zorro, y del mismo Zorro. Una estocada cardiaca que mata a Rathbone mayestática. El mejor, mejor que los de Errol.

vinilator
22 junio, 2009 12:49

Increíble el olvido de Kill Bill…

De piratas del caribe mi favorita es la lucha entre el calamar y Jack mientras los barcos luchan en el remolino…

La banderita de jack

Felipe
Felipe
22 junio, 2009 13:01

Parábola: El crear un personaje inventado que aparece como el narrador, es un recurso muy normal. Y no es posible que ese personaje existiera en la realidad. Se ha escapado de la muerte por la Inquisición y eso no era tan fácil. Y que después ese individuo se empleara en la Guardia Real (lo cual dice Iñigo que acabará pasando) es sencillamente imposible.

imisel
imisel
22 junio, 2009 13:16

Estoy totalmente de acuerdo con Duende, Scaramouche tiene que estar ahi por meritos propios, ya no solo por el duelo en si, si no tambien por su puesta en escena (nunca mejor dicho) y su sorprendente final.

Parábola Durden
Parábola Durden
22 junio, 2009 20:10

No, no me lo estoy inventando lo de Reverte y Alatriste, y por supuesto sé diferenciar entre un personaje inventado y puesto como narrador y uno que tuvo su hueco en la Historia (con mayúscula). Y ya encontré las pruebas, que no dejan lugar a dudas. En el tercer libro, el sol de Breda, editado por punto de lectura, el editor dedica al final un texto de varias páginas titulado: Nota del editor sobre la presencia del Capitán Alatriste en La rendición de Breda, de Diego Velázquez. Durante todo el texto, uno se va quedando un poco tonto al intuir que se habla de los personajes de la novela como personajes históricos, citados y estudiados por profesores universitarios citados con nombre y apellidos, y llegados a un punto, ya estalla mi sorpresa: “… Esas desconcertantes palabras fueron consideradas durante mucho tiempo por la mayor parte de los expertos como afirmación gratuita de Iñigo Balboa, interpretándola a modo de homenaje imaginario a su querido Capitán Alatriste, pero desprovisto de toda justificación veraz. El propio Arturo Pérez Reverte, a la hora de manejar como fuente documental para Las aventuras del capitán Alatriste las MEMORIAS DE IÑIGO BALBOA, QUE FUE SOLDADO EN FLANDES E ITALIA, alférez abanderado en Rocroi, teniente de los correos reales y capitán de la Guardia Española del rey Felipe IV antes de su retirada por asuntos particulares hacia 1600, a la edad de cincuenta años, tras su matrimonio con doña Inés Álvarez de Toledo, marquesa viuda de Alguazas, y su posterior desaparición de la vida pública (las memorias manuscritas de Iñigo Balboa no aparecieron hasta 1951, en una subasta de libros y manuscritos de la casa Claymore de Londres), confiesa haber creído durante mucho tiempo en la falsedad de la afirmación del propio Iñigo sobre que Diego Alatriste figure realmente en el lienzo de Velázquez.
Y un párrafo más adelante encontramos: … incluido el propio autor de esta serie de novelas basadas casi íntegramente en el manuscrito original *.
A pie de página encontramos: * Ppeles del alférez Balboa. Manuscrito de 478 páginas, Madrid, sin fecha. Vendido por la casa de subastas Claymore de Londres, el 25 de noviembre de 1951. Actualmente se encuentra en la biblioteca Nacional (N. del E.)

Y hay más referencias, pero no hacen falta. Su editor (su editor!!!) lo deja claro. Las novelas de Alatriste son prácticamente una traslación de otra obra antigua, cogiendo hasta su autor como personaje, y relatando las aventuras que él ya había narrado. No hay más. No hay imaginación. Reverte sólo sazonó y pasó por el microndas un producto que como estaba no podía llegar a los paladares de los lectores del siglo 21. Y se forró.

jorgenexo
jorgenexo
22 junio, 2009 22:26

Perdona, Parábola, pero no tengo en casa ningún Alatriste (me los presta la buena de mi cuñada, que los tiene todos) pero, ¿estás seguro de que no se trata de una licencia literaria para dar más verosimilitud a las novelas? Una verosimilutd ficticia, vamos, como que el autor de Guerra Mundual Zombie está oculto recolectando nuevas historias sobre la geurra… Ojo, que lo digo con todo el respeto: investigaré, no te quepa duda. pero no es la primera vez que se utliza un truco de estos, de hecho Pérez Reverte se inventa poemas de Quevedo en los que habla de capitán… “Tengo dudas, tengo muchas dudas…” (parafraseando a Meryl Streep)…

Parábola Durden
Parábola Durden
23 junio, 2009 1:55

Yo tb me extrañé mucho en su momento y sufrí cierta desilusión hacia la obra, ya que para mí gran parte del mérito que tenía era su precisa contextualización, el profundo conocimiento de la época que evidenciaba el autor, por ejemplo en el la utilización de palabras y términos en desuso que manejaba con soltura y maestría, cosa que delataba un titánico esfuerzo previo a la realización de la obra por parte de Reverte. Pero después de saber de la existencia de ese “Papeles del alférez Balboa” un tocho de libro de casi 500 páginas que se reconoce abiertamente como fuente, inspiración y etc,etc,… No sé. Ya no es lo mismo.
En cuanto a las dudas, si pudieses leer el texto completo del editor, en el que recordemos que se debate la veracidad de que el auténtico capitán alatriste pudiese aparecer en el cuadro de Velázquez (fíjate y repara en la nimiedad histórica que se pone a debate; no la existencia de personajes o los acontecimientos que vivieron, sólo un detalle, una curiosidad a la que se le busca confirmación), saldrías de dudas.
Eso sí, reconozco que me zampé los libros en pocos días, y que los disfruté. Mérito de Reverte???… El justito.

Peter
Peter
23 junio, 2009 12:13

Enhorabuena por el post! muy bueno.

Pero yo añadiría uno, quizás el mas importante por lo real que parece.

http://www.youtube.com/watch?v=3VVHSounmrE&feature=PlayList&p=4112E45CB9C4263C&index=10
 
(Los Duelistas)

jorgenexo
jorgenexo
23 junio, 2009 14:43

Parábola Durden, te paso una respuesta que he pillado en un foro que me temo apoya mi teoría:
– Dudo que alguien los encuentre debido al pequeño inconveniente de que no existen.
“Lo de los “Papeles del alférez Balboa” es una de las muchas trampas presuntamente históricas que Arturo introduce en las historias del capitán Alatriste. Se mencionan en “El sol de Breda”, donde se dice que fueron vendidas en la casa de subastas Claymore – que esto en las novelas de Arturo es como lo del austrohúngaro de las películas de Berlanga – el 25 de noviembre de 1951, fecha de nacimiento de Arturo Pérez-Reverte.
Tranquilos, no es grave. Ya más de uno se ha pateado el Prado buscando el cuadro de Ángélica de Alquezar que “pintó” Velázquez y algún camarero de la calle Toledo de Madrid creo que va a pedir la baja laboral si le vuelven a preguntar dónde está la casa de Alatriste” –

ChrisBlair
ChrisBlair
23 junio, 2009 15:03

El libro MEMORIAS DE IÑIGO BALBOA que se cita al final de “El sol de Breda” NO existe (como puede verificarse en una busqueda en la base de datos de la Biblioteca Nacional). Es una invención, como el propio personaje o el propio Alatriste. Aqui el autor recurre a la muy socorrida técnica del “manuscrito encontrado” como hizo Burroughs en la saga de John Carter de Marte o Rodolfo Martinez en algunas de sus obras sobre Holmes como hizo el mismo Conan Doyle o Lovecraft por citar los primeros que me vienen a la cabeza. Tecnica muy interesante utilizada para dar una mayor credibilidad a lo narrado.
Sí que autores como Michael Chrichton en Los devoradores de cadaveres (El guerrero número 13) utilizaron textos históricos reales que “completan” pero este no es el caso…

Parábola Durden
Parábola Durden
23 junio, 2009 17:12

Si lo han buscado y se han informado, pues les creo. Pero a ese recurso narrativo mencionado yo no le veo pies ni cabeza. Lo entendería si estuviera incluido en la obra, en el texto, mezclando Historia con ficción hasta un punto milimétrico, pero buscar el engaño de la verosimilitud en un texto del editor al final del libro… No tiene ningún sentido. Sólo sirve para crear dudas acerca de la autenticidad de todo, de la labor de Reverte, así que si es cosa deliberada del autor, no lo entiendo. Es tirar piedras sobre su propio tejado, poner en tela de juicio tu propio trabajo. Y repito que no me refiero a su contextualización y a la utilización de personajes ‘reales’, yo sólo dudé por ese texto anexo del editor. Si todo se trata de lo que explicáis arriba, el texto sigue sobrando. En mi humilde opinión (tan inválida como cualquier otra), es una soberana estúpidez. Descreditarse jugando al despiste, quizás creyendo que se trataba de una ingeniosa treta narrativa. Lógicamnt, no creo que lo sea.

jorgenexo
jorgenexo
23 junio, 2009 23:15

No sé, a mí no me parece mal: yo lo asumí como lo que era, de hecho como ves ni lo recordaba, un juego literario, asumible como que Alatriste se cruce y conozca a todos sus contemporáneos epañoles (y buena parte de extranjeros) de renombre o que uno de los piratas de El Oro del Rey sea un trasunto de José Saramago, o la creación de presuntos cuartetos de Quevedo con alatriste como protgaonista…

John Space
John Space
23 junio, 2009 23:28

“que uno de los piratas de El Oro del Rey sea un trasunto de José Saramago”
No digas más. El Pérez-Reverte, que es más bruto que un arado, odia a Saramago, ?verdad?

jorgenexo
jorgenexo
24 junio, 2009 8:55

Pues no, Space, hasta lo que yo sé, pese a la disparidad absoluta entre sus obras, lo tiene en notable estima literaria y creo que incluso personal. El personaje de El oro del rey, portugués, con un nombre muy similar a Saramago, o reconocible como él (no lo recuerdo) es un homenaje simpático, de estos de buen rollito.

John Space
John Space
24 junio, 2009 11:43

Menos mal. Porque eso le haría más hijo de puta de lo que ya es.

jorgenexo
jorgenexo
24 junio, 2009 16:26

Buen paso, de “más bruto que un arado” a “hijo de puta”. No soy especialmente revertiano y asumo que es un jodido carca, pero tampoco me parece particularmente mal tío, ¿no?

jorgenexo
jorgenexo
24 junio, 2009 16:31

Y lo que sí soy es notablemente saramaguista.

John Space
John Space
24 junio, 2009 16:32

Si él se permite soltar tacos cada dos por tres, cual Spider Jerusalem de baratillo, ?por qué no podemos los demás? (Y eso que nunca he leído nada suyo, salvo aquel artículo en que llamaba de todo a quienes les gustó _Tierra y libertad_.)

ralphie
ralphie
24 junio, 2009 16:33

El mejor duelo… SCARAMOUCHE.

Tampoco está mal el de Robert Wagner y James Mason en PRINCIPE VALIENTE

Saludos

John Space
John Space
24 junio, 2009 16:34

“Y lo que sí soy es notablemente saramaguista.”
Yo también. Saramago es otra buena razón para adorar Portugal, junto con Maria de Medeiros y otras cosas.

jorgenexo
jorgenexo
24 junio, 2009 22:43

Yo también adoro portugal, pero no perdono a María de Medeiros lo de dejarse el puto reloj en el cangurito, lo que conllevara que terminaran enculando brutalmente al pobre Marcellus Wallas…

william_gull
william_gull
25 junio, 2009 18:17

Me parece increíble que hayáis olvidado los duelos de “Águila roja”…



Ahora en serio, como ya comentan por aquí arriba,  Scaramouche tiene el  mejor duelo de todos, en mi opinión.
Y añadiría como “duelo divertido” el combate entre el rey Arturo y el caballero “desmontable” en “Monty Python and the Holy Grail”, genial lo mires por donde lo mires…

Un saludo!

Shauthar
Shauthar
27 junio, 2009 19:06

¿Y qué tal un Cyrano?
Un duelo con balada.

En VO: http://www.youtube.com/watch?v=MtLCEJEPotM

Doblada (también en verso): http://www.youtube.com/watch?v=amlQoYtA-Zs&feature=related

Y la versión de 1950, con una coreografía mucho mas interesante (aunque por lo del idioma nos perdemos la balada): http://www.youtube.com/watch?v=uyCEqpMupIc&feature=related

aclarando
aclarando
29 junio, 2009 14:25

parábola Durden:

Recuerda que el recurso del falso manuscrito es un viejo truco, empleado en los libros de caballería y luego por burla /imitación por Cervantes en el Quijote , que según él fue escrito por un tal Cide Amete Benengueli, aunque luego se olvida o desdice del asunto y reconoce haberlo escrito él; en otors momentos se supone que es un manuscrito antiguo y en otros queda clara que la acción es contemporánea a su publicación….

Andrés
Andrés
5 noviembre, 2009 18:54

Me parecen ridiculas las “Decepciones” de algunos Pisaverdes (Que diría el Sr. Balboa) que aquí han escrito en el caso de que el personaje hubiese sido real. Entonces si un personaje tiene una excitante vida y una personalidad digna de admiración pero es ficción, Nos gusta. Pero si esa misma historia fuese real… ¿Perdemos el interés?… Que estupidez, Lo veo de forma totalmente contraría. Si realmente hubiese existido Diego alatriste,. no haría mas que aumentar mi interés y curiosidad por este personaje y su vida.

Por otro lado, los listos que dicen perder el respeto en Arturo y en los libros de Alatriste por haberse basado en unas memorias (Q por desgracia, creo que no existen) de hace 400 años les digo: El día Vuestras cercedes desarrollen semejante y tan bien construida obra literaria (Como es la colección de reverte, Alatriste) basandose en unas memorias de hace 400 años… Me lo vienen a contar.

Sinceramente, si Reverte se hubiese basado en las citadas inexistentes memorias del alferez Balboa, no habría hecho mas q interesarme mas por el personaje, y por las capacidades de su escritor: Investigador, estudioso, y capaz de traer a los lectores del siglo 21 una historia perdida en forma de Novela (Pues dudo que hubiese sido un trabajo tan simple de “Copiar y Pegar” como algun rascapuertas a posteado aquí.

Saludos.

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
5 noviembre, 2009 18:58

Ahora prueba a decir lo mismo sin insultar, veras como queda mejor.

3491,384 queries. 1,384 segs
69
0
Nos encantaría conocer tu opinión.x
()
x