ZNP Club de Lectura – La Saga de Grimr, de Jérémie Moreau

Nuevo podcast.. ¡y nuevo episodio de nuestro Club de Lectura! La sección manga comparte sus impresiones sobre La Saga de Grimr de Jérémie Moreau. ¿Te apuntas a la épica vikinga...?

¡Bienvenidos al Club de Lectura de Zona Negativa! ¿En qué consiste esto? Pues no es más que otro Club de Lectura como cualquier otro, aunque con dos particularidades. La primera, en cada programa tenemos a un grupo de redactores en representación de alguna de nuestras secciones habituales. Y segunda particularidad, nuestros redactores tienen que hacer frente a una lectura propuesta -con mayor o menor mala baba- por los compañeros de otra sección.

En el programa de hoy la sección de manga acepta el reto de la sección de cómic europeo de la web. Lo harán comentando La Saga de Grimr, un trabajo de Jérémie Moreau ganador en 2018 del Premio a la Mejor Obra del Festival de Angouleme. Una historia que nos traslada a 1783 a Islandia para contarnos las aventuras y penalidades de Grimr, un huérfano dotado de una fuerza sobrehumana que está destinado a hacer historia. La obra se publicó originalmente en Francia en 2017 por parte de Delcourt y en España la edición corre a cargo de Norma Editorial.

📢 Aviso: El programa puede contener spoilers importantes de la trama y el argumento de la obra.

Colaboradores: Fer García, Pablo Gómez, Laura Calvo y Mònica Rex

Publicidad: Mònica Rex y Jordi T. Pardo

Edición: Jordi T. Pardo

Suscríbete a nuestro podcast en iVoox, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts y búscanos en tu app de podcast favorita.

la-saga-de-grimr-web

Programa relacionado

En el Club de Lectura del pasado año fue la sección de manga tuvo que hacer frente al reto de la sección de Marvel: la obra escogida fue Lobezno: Honor de Chris Claremont y Frank Miller. Una obra ya clásica del mutante de las garras de adamantium sobre el que hubo todo tipo de impresiones por parte de nuestros compañeros. ¡Comenzamos!

Artículos relacionados

Reseña de La Saga de Grimr, de Jérémie Moreau

Artículo anteriorNovedades DC USA #111
Artículo siguienteBoletín Marvel #148
(Barcelona, 1990). Licenciada en Filosofía y graduada en Medicina. Entré en el mundo del manga gracias al boom del anime de finales de los años noventa con series como Utena, la chica revolucionaria, Evangelion y Cowboy Bebop. Después de leer a Tezuka, Taniguchi y Urasawa, salté a la lectura del cómic de cualquier procedencia, género y estilo. Recientemente, me he volcado en el mundo del podcasting medio que me permite explorar nuevas formas de divulgación. Fui jurado de los XXV Premios Manga Barcelona organizador por Ficomic. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.
Yo minna! Aquí un biólogo recién graduado, amante de las aves, les saluda! Empecé con esto del manga a la tierna edad de los 14 añitos (tierna por lo rellenito que estaba) con Air Gear, un manga que me trastocó los esquemas y me puso a patinar y pelarme las piernas hasta los gritos de mi madre. Luego llegaron Death Note, Naruto (+ Raruto).. llegando hoy con Atelier, Blue Period y más títulos que hacen incesable este amor por las viñetas niponas.
(Ponferrada, 1993). Filóloga. Correctora y proyecto de editora. Llegué al manga de la mano de Light Yagami y el shinigami Ryuk, y me quedé gracias a los exorcistas de la Orden de las Sombras. Desde entonces, mis estanterías se han ido llenando de cómics japoneses. No me cierro a ningún autor ni género: nunca se sabe dónde vas a encontrar un manga que te sorprenda y emocione. Lectora compulsiva, al final, ya sea por trabajo o por ocio, siempre estoy inmersa en una historia.
Abandoné la Logia Negra y llegué a la ciudad de Málaga en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa, hasta que un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. Sobreviví a la Era Hiboria en compañía de un bárbaro y su espada salvaje. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo a través de la banda de Moebius, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo antes de conocer al hombre eterno. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron los secretos de un nuevo lenguaje y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Empecé mi relación con el mundo de la viñeta leyendo las adaptaciones de clásicos ilustrados. Más tarde, conocí a personajes icónicos de la historieta nacional como Mortadelo y Filemón, Superlópez y Pafman, entre otros muchos. Las publicaciones de Forum me introdujeron al mundo de los superhéroes, Dragon Ball me brindó una puerta de entrada al manga y con V de Vendetta descubrí las posibilidades reales del cómic. En la actualidad, el cómic independiente y el manga son mis principales intereses como lector. Colaboro en Zona Negativa hablando de cómic y otras galaxias cercanas. También participo en otras publicaciones del medio como Comicmanía y Otaku Bunka
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments