#ZNCine – El profesor Marston y Wonder Women

Angela Robinson escribe y dirige este drama basado en la vida de William Moulton Marston y en las mujeres que inspiraron la creación de la superheroína más importante de todos los tiempos: Wonder Woman.

Por
1
2371
 

Dirección: Angela Robinson.
Guión: Angela Robinson.
Música: Tom Howe.
Fotografía: Bryce Fortner.
Reparto: Luke Evans, Rebecca Hall, Bella Heathcote, Connie Britton, JJ Feild, Maggie Castle, Oliver Platt, Christopher Paul Richards, Olivia Filleti, Allie Gallerani, Allie Marshall, Acei Martin, Pamela Figueiredo, Chris Conroy, Larry Eudene, Ken Cheeseman, London Hall.
Duración: 108 minutos.
Productora: Annapurna Pictures / Boxspring Entertainment / Opposite Field Pictures / Topple Productions.
Nacionalidad: Estados Unidos

 

“Men’s minds are far too limited. That’s why we need women” William Moulton Marston.

Uno de los símbolos feministas más importantes del cómic americano es sin duda alguna Wonder Woman. Al margen de las derivaciones y perversiones ideológicas de su origen que ha tenido a lo largo de su historia, está claro que es una de las superheroínas más famosas e influyentes de todos los tiempos, que creó escuela en su momento y que aún sigue haciéndolo hoy en día abriéndose hueco en un mundo audiovisual plagado de superhéroes heteromasculinos. Porque si hay algo innegable es que la Wonder Woman de Patty Jenkins ha sido el fenómeno cinematográfico del pasado año, así como la película del DCEU que ha puesto de acuerdo a crítica y público tras sonadas polémicas como Batman V Superman o Escuadrón Suicida. Pero el verdadero mérito de la película no es solo alzarse como una voz femenina libre de prejuicios machistas entre un género artístico muy masculinizado, o ser la única película en los últimos años con una superheroína como protagonista, sino de ser, más allá de todo eso, una buena película, hecha con cariño y con técnica, y no un fracaso aberrante como Catwoman o Elektra, que sirven de lamentables precedentes.

Es, en definitiva, la primera película de superhéroes protagonizada por una mujer que tiene un éxito comercial, de crítica y de público, y ha marcado un antes y un después, como lo hizo Wonder Woman, el personaje de cómic, en su momento. Diana es una amazona, una superheroína y una pionera, y lo más maravilloso del asunto es que trasciende las diferentes generaciones, épocas, o incluso medios en los que se manifiesta, superando los grandes obstáculos que ha tenido a lo largo de sus casi ochenta años de historia. Suponemos que Charles Moulton, su creador, estaría muy orgulloso.

Pero en medio de esta orgía superheroica de mamporros, efectos especiales, orígenes reimaginados y villanos sin carisma, es de celebrar que también haya cabida para películas que traten el mito superheroico desde otra perspectiva, es decir, desde su creación artística y los elementos que lo inspiran. Es el caso de El Profesor Marston y Wonder Women, la película que hoy analizamos que se estrenó en cines en su país de origen el pasado octubre y que en España no hemos podido disfrutar en pantalla grande, pero al menos la tenemos disponible en el catálogo de cine de Movistar Plus. Escrita y dirigida por Angela Robinson, conocida principalmente por su trabajo en la icónica serie LGBT The L Word, este filme se sumerge en la vida de William Moulton Marston, famoso psicólogo de la primera mitad del siglo XX que tiene en su haber logros científicos como la invención junto a su esposa Elizabeth de la máquina de la verdad, o su desarrollo de la teoría DISC, que aunque no gozó de mucha popularidad entre sus camaradas psicólogos, sí que es fundamental para entender la filosofía de Marston.

La película comienza con una entrevista de Marston , interpretado por Luke Evans, con una representante de la Child Study Association of America, interpretada por Connie Britton, que nos pone en contexto de la censura americana de la cultura en plenos años cuarenta, y en este caso concreto de los cómics. Marston es investigado por los cómics de Wonder Woman, su personaje, y la perniciosa influencia que consideraban por aquel entonces algunos sectores políticos y sociales que ejercía en los niños. Es durante este intenso interrogatorio en donde Marston nos cuenta la historia de cómo surgió Wonder Woman, de los acontecimientos y situaciones que acontecieron en su vida y que influyeron en la creación del personaje. Y esas influencias son básicamente dos: Olive y Elizabeth, las mujeres de su vida. El tema de la película no es tanto sobre el cómic, a pesar del contexto histórico inicial, sino sobre las mujeres, sobre el impacto de las mismas en la vida de Marston, y muy concretamente, sobre la relación entre estas tres personas. Y es además, tras comprender todo esto, cuando el título original, Proffesor Marston and the Wonder Women, cobra sentido.

No obstante, que la película no ahonde especialmente en el cómic, sino en la vida romántica del creador, no quiere decir que no tenga interés para los lectores habituales de este arte. Que no os engañe la apariencia de drama romántico que es evidente que tiene la película, máxime con la interesante relación poliamorosa, históricamente no demostrada, de los Marston con Olive Byrne, ya que en realidad todo esto no deja de ser una simple instrumentalización de los acontecimientos biográficos de Marston para explicar la construcción del mito de su personaje. Wonder Woman tiene lo mejor de Elizabeth, su esposa de toda la vida, inteligente, pertinaz, y de Olive, su primeramente alumna, y después amante compartida, que es pura belleza, dulzura y fortaleza. Es cierto que el relato de Robinson puede no ser lo más riguroso posible con la realidad, ya que como toda película se toma sus licencias y no deja de ser la interpretación artística de una persona en particular, pero esto es en el fondo lo menos importante, ya que lo interesante es lo que vivieron estos personajes, y la trascendencia de las mujeres en un feminista declarado como Marston. Porque, al igual que Marston, todos tenemos mujeres en nuestra vida que nos inspiran para vivir, para seguir adelante, para cumplir nuestros sueños. Puede ser tu hermana, tu madre, tu abuela, una amiga, una pareja, una escritora o una política, da igual, lo cierto es que siempre hay una mujer importante en la vida de cada uno de nosotros, y eso es algo que a veces no valoramos quizás lo suficiente.

No fue Marston quien, a pesar del ego propio del artista, creó como tal a Wonder Woman. Fueron Elizabeth y Olive las mujeres que configuraron a Diana, que inspiraron a su marido, amante y padre de sus hijos que, por sí solo, y más allá de su admiración por el arte fetichista de Charles Guyette, no habría sido capaz de dotar de los valores que definen a un personaje, un mito inspirador y feminista que supone un espejo en el que mirarse para todas las niñas y niños que leen sus aventuras, que tenían además una intención educativa por parte de Marston. Porque a pesar de la censura, Wonder Woman es y siempre será un símbolo histórico que nadie podrá derribar ni enterrar, y que siempre vuelve de una forma u otra para inspirar a generaciones de niños, jóvenes y adultos. William, Elizabeth y Olive son los creadores de Wonder Woman, y son un ejemplo histórico y en buena parte pionero de cómo vivir tu vida y defender tus ideales sin miedo a lo que la sociedad piense u opine sobre ti. Esos, entre otros muchos, son los valores de un personaje que ha hecho, en el fondo, inmortales a estas tres personas.

En la parte técnica y artística, debemos destacar especialmente el trabajo de Rebecca Hall, que cubre el papel de Elizabeth Marston, y que es un animal interpretativo capaz de interpretar cada emoción y situación por la que pasa su personaje, y que evidentemente se come todas y cada una de las escenas en las que sale en detrimento de sus compañeros, Luke Evans y Bella Heathcote, que interpretan al profesor Marston y a Olive Byrne, respectivamente, y que a pesar de la diferencia de calidad interpretativa, realizan un solvente trabajo. Por allí tenemos a la ya nombrada Connie Britton como inquisidora comiquera, y a Oliver Platt, que interpreta en un papel muy pequeño pero curioso al mítico Max Gaines, editor de All-American Comics, una de las editoriales que darían lugar posteriormente a DC Comics, y que también tiene un importante papel histórico, por desgracia no muy reconocido en la película, o más bien no lo suficiente, al permitir la publicación de un cómic sufragista que incluso hoy en día sería absolutamente subversivo, y aguantar hasta cierto punto las presiones políticas, sociales e institucionales de cesar su publicación.

La fotografía tiene algunos momentos interesantes, como una de las escenas que ilustran este artículo, y que supone una revelación mística para Marston del aspecto que tendrá Wonder Woman, con Olive representada con un aura divina. Menos destacable es en cambio la banda sonora, que si bien funciona de manera solvente, no es el mejor aspecto de una película redonda no por su excelso y perfecto apartado técnico, ni por su rigurosidad histórica, a pesar de que se pueda calificar como biopic, sino por lo necesario de su mensaje: el reconocimiento de las mujeres que inspiraron a un mito moderno que, como otros símbolos de la cultura ha tenido un papel importante para inspirar a su vez a otras personas a cumplir sus sueños y a luchar por sus ideales.

Esta película supone además un ejercicio para los espectadores no solo a valorar más a las mujeres, reales o ficticias que nos inspiran en nuestra vida, sino a los propios lectores de cómic, que nunca se han podido parar a pensar qué hay detrás de Wonder Woman, y quiénes son las mujeres que dieron forma. Como amantes de este noble arte, está en nuestro deber moral reconocer como creador de Wonder Woman no solo a Marston, sino también a Elizabeth y Olive, las mujeres que le inspiraron a vivir y a soñar, y no solo por justicia histórica, sino también porque estoy seguro de que es lo que querría el propio Marston. O al menos, es lo que Angela Robinson y un servidor tras ver su película, quiere creer.

  Dirección: Angela Robinson. Guión: Angela Robinson. Música: Tom Howe. Fotografía: Bryce Fortner. Reparto: Luke Evans, Rebecca Hall, Bella Heathcote, Connie Britton, JJ Feild, Maggie Castle, Oliver Platt, Christopher Paul Richards, Olivia Filleti, Allie Gallerani, Allie Marshall, Acei Martin, Pamela Figueiredo, Chris Conroy, Larry Eudene, Ken Cheeseman, London Hall. Duración:…
Dirección - 8.5
Guión - 8.5
Reparto - 7.5
Apartado visual - 7.5
Banda sonora - 7

7.8

Heroínas

Un filme que pone de manifiesto y subraya el reconocimiento de las mujeres que inspiraron el mito moderno que es hoy Wonder Woman, símbolo y espejo de muchas niñas y niños de ayer, hoy y mañana.

Vosotros puntuáis: 8.16 ( 5 votos)

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Laurel Kent Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Laurel Kent
Lector
Laurel Kent

En España lo han editado en DVD con el estúpido título de «Wonder Women y el profesor Marston»… https://www.amazon.es/Wonder-Women-Profesor-Marston-DVD/dp/B078W694KC