ZN Indie: Novedades USA #48

Hablamos de las novedades más interesantes del cómic indie americano. Esta semana, Nocterra, The Many Deaths Of Laila Starr y Time Before Time.

¡Bienvenidos a una nueva entrega de la sección más novedosa de ZN Indie! Esta semana, el dúo dinámico formado por Scott Snyder y Tony Daniel, Ram V escribiendo otra serie interesante y una historia de viajes en el tiempo.

Nocterra 1 al 3, de Scott Snyder y Tony Daniel. Por Igor Álvarez Muñiz.

Edición original: Nocterra 1-3 USA (Image Comics, 2021)
Guion: Scott Snyder
Dibujo: Tony Daniel
Color: Tomeu Morey
Edición: Will Dennis
Precio: 3,99 $ c/u

Scott Snyder, Tony Daniel, un camión y un mundo sumido en la oscuridad, ¿qué podría salir mal? El pasado mes de marzo salía Nocterra, la nueva serie de los conocidos autores que solo con su nombre venden. Es normal, Snyder lleva diez años guionizando a Batman, se ha pasado por algunas de las series más importantes de DC y para dos cosas que hace en Vertigo se lleva un Eisner por cada una, así que no es de extrañar que el mes de salida de Nocterra alcanzase el número cinco en el puesto de ventas. Además su acompañante tampoco es un desconocido, dibujante (y escritor) de Batman, Teen Titans, creador de The Tenth… el noventero Tony Daniel tiene carrera, sobre todo en DC. Digamos que ya solo el anuncio de esta Nocterra causó expectación en el mundillo.

La historia de esta serie es curiosa y tiene un punto bastante imaginativo, no deja de ser otro mundo post-apocalíptico, pero sí que tiene alguna pinceladas interesantes en su planteamiento, sobre todo por el personaje de Val, la protagonista. Snyder y Daniel nos llevan a un mundo de noche eterna, en el que una extraña oscuridad ha rodeado el planeta y ha corrompido a los seres vivos, como si de una enfermedad se tratase, y ahora todos aquellos infectados mueren o atacan al resto. La humanidad ha sido reducida considerablemente y están condenados a vivir en zonas muy iluminadas y defendiéndose de ataques. Hasta ahí es algo que hemos visto mil veces en mil series, libros o películas y en ese sentido ni innova ni lo pretende hacer y los autores no cambian ni una coma de lo que se supone que puede ser un mundo de este estilo, pero esto es porque quieren poner la fuerza en Val, y en el primer número lo consiguen.

Cuando Val era pequeña tenía un problema en la vista, se le solucionó con una operación, pero ya estaba acostumbrada a defenderse en la oscuridad. Algo tan simple consigue una presentación fuerte y emotiva, que básicamente es lo que hacen en el primer número, con grandes dosis de acción en la historia de esta mujer que se dedica a transportar gente, en un gran e iluminado camión, a través de la oscuridad. El problema es que el primer número es tan sencillo y simple que no da para mucho análisis, por eso esta es una de esas ocasiones en las que vale más esperar un poco para hablar de ella, y lo cierto es que en los dos siguientes números se desinfla un poco. El resto de personajes que se presentan son demasiado conocidos, tópicos del genero que se repiten uno tras otro hasta la saciedad. Señor que parece tener la solución, aunque en realidad guarda un gran secreto, pero necesita llegar a un lugar, nieta que le ayuda y una Val que desesperada por ayudar a su hermano infectado son perseguidos por un villano de esos malos, malos, con su séquito de malotes en vehículos molones y con poses chulas.

Digamos que da una de cal y una de arena, tiene un par de personajes interesantes pero la historia hasta el momento es demasiado típica, muy vista. Tony Daniel es un autor muy apegado a esos noventa, un dibujante a la que le encantan las poses que quedan muy bien en los superhéroes, por lo que los dibujos también carecen de cualquier ápice de originalidad, pero no vamos a negar que el estilo y la narrativa es algo que controla muy bien, consiguiendo que desde un camión hasta una acampada sean cosas muy “molonas”. El aspecto del villano es otra de las buenas ideas, en negro, solo con la silueta y la sonrisa, aunque su actitud sigue en esa línea de “eso ya me lo he leído”. Lo que sí está muy bien es el color de Tomeu Morey, su manera de enfatizar la luz y los neones hacen las páginas mucho más vistosas.

The Many Deaths of Laila Starr 1, de Ram V y Filipe Andrade. Por Alfonso del Pino Arenas.

Edición original: The Many Deaths of Laila Starr 1 USA (BOOM! Studios, 2021)
Guion: Ram V
Dibujo: Filipe Andrade
Color: Filipe Andrade
Precio: 3,99 $

Cuando la humanidad está a punto de descubrir la clave de la inmortalidad, la mismísima Muerte es despedida y relegada al mundo terrenal para vivir su nueva y limitada vida en el cuerpo de una veinteañera de Bombay llamada Laila Starr. A la vez que lidia con su recién adquirida mortalidad, Laila encuentra una forma de viajar hasta el momento y el lugar donde nacerá el creador de la inmortalidad… Pero ¿será capaz Laila de cambiar el curso de la historia, o acaso le aguarda un destino todavía más sorprendente? Con guion de Ram V y dibujo de Filipe Andrade, The Many Deaths of Laila Starr es una nueva miniserie de 5 números editada por BOOM! Studios que promete mucho desde el primer momento.

Y es que estamos ante uno de esos cómics especiales, de esos que consiguen que te olvides de todo cuando te pones a leerlos, de esos que te dejan un regusto a futuro clásico. El primer número funciona a la perfección por sí solo y te deja con ganas de mucho más. Además, tanto la trama como los personajes presentados tienen el carisma suficiente como para generar interés inmediatamente. De hecho, no tardó en venir a mi cabeza la posibilidad de una adaptación audiovisual para una premisa que parece cumplir todos los requisitos de las producciones de éxito modernas.

El guion de Ram V —quien vuelve a recurrir a la mitología hindú para aportar su toque característico— sigue la línea a la que nos tiene acostumbrados: pulcro en estructura y bello en sus textos. El escritor domina el juego entre recuadros de narración y diálogos para conseguir un ritmo de lectura que enganche. Por otro lado, debo admitir que el dibujo de Filipe Andrade no me convencía de todo al principio; me parecía que no acababa de encajar con el tono de la historia. Pero Andrade consigue transformar esa primera impresión en una mera anécdota a golpe de genialidad artística. Sus páginas son meridianamente claras en lo narrativo y utiliza algunos recursos brillantes para ilustrar ciertas escenas.

Dicho esto, no puedo esperar para seguir leyendo The Many Deaths of Laila Starr o, en general, cualquier otro trabajo con el que tenga a gusto sorprendernos Ram V, quien ya se ha convertido en uno de mis guionistas favoritos por derecho propio. Puede que todavía sea muy pronto para atreverse a realizar afirmaciones mayores, pero esta serie huele a Eisner.

Time Before Time #1, de Declan Shalvey, Rory McConville y Joe Palmer. Por José María Vicente

Edición original: Time Before Time 1 USA, (Image Comics, 2021).
Guion: Declan Shalvey y Rory McConville
Dibujo: Joe Palmer
Color: Chris O’Halloran
Formato: Grapa, 37 páginas. 4,99 $

Escribir esta sección tiene sus ventajas. De vez en cuando me enfrentó a una situación en principio aterradora: reseñar una novedad que no interesa mucho porque no hay nada más disponible. A veces los presagios son correctos, y no me queda otra que escribir una reseña honesta explicando que quizás no soy el perfil de lector de la serie en cuestión, por lo que no estoy siendo justo en mi valoración final. Pero otras veces me encuentro con series que me dejan muy buen sabor de boca, me sorprenden y me deján con ganas de más. Time Before Time es una de esas series.

En Time Before Time, Declan Shalvey, el conocido dibujante de Injection, se atreve nuevamente a escribir sus propias historias, aunque esta vez con la ayuda de Rory McConville como co-guionista y delegando el dibujo a Joe Palmer. Lo que este trio de autores nos propone es una historia de criminales de poca monta y viajes en el tiempo. En un futuro catastrófico, azotado por conflictos y el cambio climático, existe una organización criminal dedicada a transportar a sus clientes al pasado, antes de que el mundo entre en declive. Tatsuo y Oscar, dos miembros de esa organización, deciden robar una de las máquinas del tiempo para poder escapar ellos también de sus tristes vidas, una decisión que pone en marcha acontecimientos inesperados.

A este primer número se le podría criticar que se deja llevar por las convenciones de las historias de criminales. Tenemos al criminal atrapado en contra de su voluntad en el mundo del crimen y con ansias de huir y labrarse un futuro mejor; al compañero escéptico de los planes de su amigo que se resigna a su miserable vida; al jefe del hampa sádico e implacable. Pero no menos cierto es que los autores consiguieron que me interesase por estos clichés. En muy pocas páginas Tatsuo y Oscar se ganaron mi afecto, en gran parte porque el guion no desperdicia páginas presentándolos al lector ni deja que los tópicos dicten los diálogos, a través de los cuales se nos cuenta mucho sobre los protagonistas. Así es cómo quiero yo los números uno de muchas series de Image. Además, como ojalá hiciesen tantas series, me esperaban unas buenas sorpresas en el último tercio del cómic, en el que la premisa cambia por completo, cuyo impacto no sería el mismo sin los clichés ni todas las páginas de presentación previas. Con más tiempo y páginas esa sorpresa me hubiese sobrecogido profundamente, pero aun así es efectiva y cumple con su gran labor, que es dejar claro el que será uno de los grandes temas de la serie, servir de detonante para os siguientes números y dejarme con mucho, mucho interés.

Esta es la primera vez que me encuentro con el dibujo de Joe Palmer, una agradable sorpresa. Al principio el dibujo puede antojarse un tanto simple, en algunos casos sus personajes tienen un aspecto un tanto raruno, pero terminada la lectura no me cabe duda de que ha sido una elección acertada. Transmite muy bien esa sensación de desasosiego, de fatalismo, que pesa sobre el futuro de la humanidad, así como la frialdad e indiferencia de los bajos fondos. Y no será un dibujante espectacular, pero es un buen narrador, algo mucho más importante. Nos cuenta mucho con pequeños detalles como la cara de Tatsuo tras volver del pasado.

Debo reconocer que Shalvey no terminaba de convencerme en su faceta como guionista y aun no he tenido la oportunidad de leer Write It In Blood, la obra previa de McConville y Palmer. Tras leer este número mi opinión sobre Shalvey ha empezado a cambiar y me anoto Write It In Blood en mi lista de lecturas pendientes. Por supuesto, en esa lista también entrarán los siguientes número de Time Before Time.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments