ZN Cine – ¿Cómo debería ser la película definitiva de Batman?

Por
86
1129

Existen esos aficionados a los que les encantó el histriónico estilo gótico-glam del Batman de Tim Burton, con su recargado atrezzo y sus personajes esperpénticos. Por otra parte, no es difícil encontrarse con auténticos amantes del realismo de la trilogía de Christopher Nolan, con sus armaduras militares pintadas de negro y el tormento perpetuo de sus protagonistas. Incluso dice que leyenda que existe un extraño grupo de seres que se declaran fanes de las películas del murciélago perpetradas por Schumacher, con sus… bueno, Batman y Robin es indefinible, directamente. El cine es un medio maleable como pocos en el que el enfoque puede venir desde muchos puntos, y el producto final se ve sumamente alterado por ello, de ahí que haya una polarización en las películas de Batman como casi ningún otro superhéroe en el cine ha tenido que vivir. Se llega a un punto en el que poco o nada tienen en común estas diferentes adaptaciones, en las que el título es el máximo –y único- común divisor y el bueno de Wayne es una veleta orientada por los vientos contemporáneos de la industria hollywoodiense. “Pues como el cómic, ¿no?”, estarán pensando algunos. Sí, claro. Como el cómic, pero con la salvedad de que en este medio el cambio de autores es muchísimo más frenético, lo que provoca una ausencia casi total de homogenización de enfoque, que sumado a que la producción es infinitamente superior (más si sumamos las series de la Batfamilia), y a los factores comunes con el medio cinematográfico, da como resultado la obviedad de que un cómic en grapa mensual es por necesidad más variado en contenido y efímero en estilo. Hasta ahí bien, así que si queremos abordar la adaptación de Batman al cine, qué queremos y qué tenemos, debemos pensar en Batman como entidad y los puntos en común que más o menos definen el personaje.

El concepto de arquetipo es necesario a la hora de hablar de héroes, y más si son iconos de la cultura de masas moderna. El superhéroe –en general- no es un personaje complejísimo en su génesis, sino que gran parte del debate, tanto analítico como crítico, de su figura es a posteriori, artificial podría decirse, y escapa tangencialmente a la órbita del icono en sí. En resumidas cuentas: debemos reducir al superhéroe en un puñado pequeño de características o elementos que le rodean en la mayoría de su trayectoria, le definen y son lo que calan realmente en el imaginario popular. En el caso de Batman, y para este artículo, he tomado cinco elementos que en mi humilde opinión, y siempre con la adaptación cinematográfica en el punto de mira, son pilares fundamentales a la hora de construir una historia del hombre murciélago esencial y secular. Estos elementos son: la noche, el miedo, Gotham, lo detectivesco y la lucha marcial. Por supuesto que no estoy olvidándome de elementos tan manidos como su siempre discutido estado mental, la lucha contra el crimen como modus vivendi o sus carismáticos villanos. Simplemente construyo un desglose de lo que para mí define a Batman como icono, y repito, con la intención de una adaptación a la gran pantalla realmente fiel en esencia.

Si tenemos en cuenta esta óptica, muy lejos nos hemos quedado todavía de ver una verdadera adaptación de nuestro amigo de negro en el cine. Lo que sobra por un lado falta por el otro, o directamente no son más que burdas e infantiles pantomimas que encolerizan a los fans y ni a los niños pequeños divierten (recuerdo ver Batman & Robin con unos seis o siete años y las profundas arcadas que me provocaba cada minuto de metraje, y no, las palomitas estaban en buen estado). Soy consciente del peso de la trilogía de Nolan y la extraordinariamente buena crítica que desató en su día –tocando puntuaciones ridículas en famosas webs-, y que para muchos Batman en el cine haya tocado techo con El Caballero Oscuro, pero bajo mi punto de vista tanto ésta como su secuela -ya que Batman Begins cumple la que más- sacrifican una gran cantidad de elementos definitorios del superhéroe en pos de redefinirlo a gusto del autor (con un grandioso resultado), opción que no lapido pero está bastante bastante lejos de suponer la película de Batman definitiva. AH, y un apunte: nada de sacar a la palestra la serie animada de Bruce Timm, que eso es trampa.

Así que empecemos con los cinco puntos que la gran película de Batman debería tener como pilares maestros.

LA NOCHE

Pocos matrimonios hay tan famosos en el cómic como el de Batman y la noche. Para él, la oscuridad no es una herramienta, no es un medio siquiera, es su hábitat natural, su bioma, el único sitio donde se siente en casa. Bien sea en el denso negro de la esquina de un callejón maltrecho, o bien sea descendiendo de los cielos fundido con el negro celestial, Batman vive y respira oscuridad, y la luz es su kryptonita. La Luna de fondo y una gárgola a sus pies, o el único brillo del blanco de sus ojos entre las sombras acechando a pie de calle son imágenes recurrentes en los cómics del murciélago que todo fan conoce, y por ello La Noche, como entidad absoluta, es importantísima en toda obra de Batman que se precie. Más allá de lo estético y la pose, y más allá de la oscuridad como herramienta de trabajo (desde las horas de patrulla a infundir temor en el enemigo), se ha tratado a la noche, a lo largo de la historia, como el detonante de los instintos más bajos, como las horas en las que el mal y el crimen florecen, y de ahí que un elemento de justicia inmisericorde como es Batman, esté más unido que ningún otro superhéroe a este concepto.

Si repasamos su filmografía, la noche poco o ningún peso ha tenido hasta ahora. En las cuatro películas de Burton/Schumacher la acción acontecía casi exclusivamente de madrugada, sí, pero tanto igual daba, ya que bien podrían haber situado los hechos al mediodía que nada de la historia hubiese cambiado. La oscuridad como recurso estético estaba en sus obras más como imposición del cómic o el nombre (es el hombre murciélago, al fin y al cabo) que por las ganas o la capacidad de utilizar todas las herramientas narrativas que ofrece y el cómic sí aborda en muchas ocasiones. Y centrándonos en la oscuridad, directamente no se le ha dado uso alguno ni Batman ha estado en su salsa en ella salvo unas contadas escenas de emboscada audaz. En cuanto a la trilogía de Nolan, en las dos últimas basta con decir que hay más secuencias de día que de noche, y en éstas últimas hay iluminación interior, así que… No es así en Batman Begins, donde se nos brida una ligera intención de juego en la oscuridad y preferencia por este hábitat, pero nada destacable: un asalto por aquí, un matón mirando alrededor sin localizar a Batman por allá… Mismamente en TDK elimina un equipo de SWAT con una metodología típica excepto por el juego de luces, a todas luces insuficiente. En cualquier caso, la noche es un elemento que bien llevado puede dar muchísimo juego y engrandecer en matices y narración una película del hombre murciélago, y esperamos ver en futuras adaptaciones.

¿Cómo hacer ver al espectador que Batman, la noche y la oscuridad son uno y trino al mismo tiempo? Es fácil. Batman aparece de la nada, estaba ahí y no lo habías visto porque está oscuro. Batman puede hablar contigo rato y rato y tú no sabes dónde está, hasta que le da por salir de una esquina lúgubre. Batman se lleva a los enemigos uno por uno y aquí no ha pasado nada. Batman medita en una cueva fría, oscura y húmeda, en donde la más alta tecnología no destaca, en la más completa oscuridad si no fuera por el blanco brillo de la pantalla del ordenador… no en un cuartel general en cuyo techo no caben más tubos fluorescentes. A donde quiero ir a parar es que Batman en el cine necesita ser definido por primera vez como un ser nocturno con todo lo que ello conlleva. Es una tarea fácil si se quiere, y basta con no olvidar que lo negro para Batman es tanto su arma más poderosa en combate como el medio en el que le gusta pensar, a la vez que las únicas vías por las que se desplaza.

EL MIEDO

El alimento de Batman. Él come comida y bebe para aparentar ser un tipo corriente, pero lo único que realmente su organismo necesita es miedo. Se nutre del pavor de los criminales, juega con ellos en una suerte de tortura psicológica y cuando ya no pueden más, ataca. El miedo y la noche, el apartado anterior, están íntimamente relacionados, y es que la oscuridad siempre ha sido el camino del miedo para la humanidad: del miedo al depredador prehistórico al miedo a lo sobrenatural. El ser humano teme a la oscuridad como a pocas cosas en el mundo, y Batman es la oscuridad, como ya he comentado previamente. En lo referente a la batalla, es un ninja. Literalmente. Los ninjas acechan al rival desconcertado y con los latidos de su corazón nublando su juicio, y se aprovechan de ello. Pocas veces vemos a Batman neutralizar amenazas sin que sus enemigos sientan el auténtico pavor en sus huesos, pues Batman no es luminoso, no escucha razones, y si te sales de la raya (SU raya), vas a vivir acongojado esperando que llegue. Porque llegará, y tú lo sabes. Además, como extrapolación del miedo tenemos el respeto. ¿Cuántas veces hemos oído a dos matones de poca monta discutir porque uno de ellos dice que no puede hacerlo, que vendrá el murciélago, que a su primo Phil lo mandó al hospital con las dos piernas rotas, y el otro matón le responde que son sólo mitos, que no se crea nada, o directamente no lo tiene en consideración? La manida conversación y sus derivadas tan sólo hacen ver que Batman es el terror, y la sola pronunciación de su nombre sirve de elemento disuasorio para el crimen.

En sus cómics es un elemento indispensable en muchas de sus grandes historias, y en el cine ha sido prácticamente desaprovechado. Christopher Nolan, sí es cierto, sobre todo en Batman Begins, jugó con el miedo y de cara al final de su trilogía entre los criminales corrientes la figura de Batman provocaba espasmos. Era un ser respetado y temido, pero nada en exceso, aunque menos da una piedra, o mejor dicho, las películas de Tim Burton o Schumacher, en las que los criminales siempre se creen capaces de vapulear al murciélago como si tal cosa, de ametrallarle hasta la muerte con suma facilidad o… en fin, que hacen gala de una vehemencia pre-combate para con Batman que es todo lo opuesto a lo que estamos acostumbrados en su grapa, a lo que alguien cabal a la espera de juicio moral sentiría cuando un señor disfrazado y peligroso se dispone a comprobar el estado de tu seguro médico. En una futura adaptación de Batman, espero que el miedo tenga el peso que se merece, y Batman sea un ser de terror, un nombre que sobrevuela toda conciencia propicia al crimen. Espero, a su vez, disfrutar de verdaderas peleas en grupo batmaníacas, donde el cazador y la presa estén bien definidos, donde el león juguetee con las agonizantes gacelas antes de devorarlas, con una buena dirección dándonos escenas típicas (¡sólo tendrían que importarlas del cómic!) como su silueta viéndose más cerca a cada foco de luz provocado por el fuego de la pistola, o la agonía de empezar a patrullar cinco y ver como cada vez quedan menos compinches y el rufián no sabe cómo-qué-o-dónde. ¿Lo hemos visto? Sí. ¿Lo hemos visto como debería haberse hecho y las veces pertinentes? No. Por eso una nueva película de Batman tiene que tener en cuenta que Batman es el diablo y su nombre el canto de la mandrágora.

LAS ARTES MARCIALES

Si seguimos la progresión lógica noche-miedo-pelea-[_] el siguiente axioma a tratar como se merece en una película de Batman que realmente sea fiel a éste como icono (y no hay Adam West que valga) son las artes marciales, el combate. Y es que nuestro querido Bruce es un experto en combate del más alto nivel. Experto es poco, ya que se le ha tildado en no pocas ocasiones de el ser humano vivo más diestro en cuanto a infligir dolor en un combate cuerpo a cuerpo se refiere. La superioridad técnica y física de Batman es tal que es su pan de cada día despachar en cuestión de segundos a hordas de matones armados hasta los dientes a base de esquivas, puñetazos, patadas y trucos ninja. Batman es El Luchador, un dios supremo de la pelea y nadie en igualdad de condiciones físicas podría siquiera rozarle y ha alcanzado el límite en cuanto a capacidad física se refiere con su entrenamiento riguroso. Ahora, la pregunta de rigor es: ¿qué de esto hemos visto en las películas hasta la fecha? Más bien lo contrario. Veamos, en las primeras, Burton nos mostraba un morlaco anti-ágil que más que un rayo negro parecía Bud Spencer soltando crochets (puñetazos circulares) noqueadores al instante. ¡Por favor, al Batman de Burton/Schumacher le daría una paliza yo! No es que no sea un luchador hábil que gane las peleas por la ineptitud de sus villanos, sino que apreciamos a un nefasto combatiente, ridículo en algunas peleas, que provoca de todo menos respeto. Sí, el incomodísimo traje que lucía Keaton, por ejemplo, impedía una coreografía más ágil ante la cámara, una estética de combate más poderosa, pero el resultado es el que es y los motivos no importan.

En Batman Begins, en cambio, podemos ver (en lo que para mí suponen los mejores minutos de toda la trilogía nueva) un entrenamiento ninja con Ras’al Ghul que eleva cuerpo, mente y espíritu a nuevos niveles de artes marciales, haciendo del novato y perdido Bruce un luchador legendario capaz de traer el orden a la putrefacta Gotham. Chapó por ello. Técnicas, puntos débiles, velocidad, agilidad, astucia, estrategia, todo lo que cabría esperar de Batman. En cuanto Bruce Wayne se convierte en Batman, por el contrario, parece que el nivel de pelea descienda. Sigue siendo un fiero luchador, claro, pero no se nos muestran todos los recursos marciales que esperábamos ver, ¡que veníamos de ver!, y eso conlleva decepción. Además, la fatiga mental debe pasarle mucha factura a Batman, ya que cuanto más avanzamos en las películas de Nolan peor luchador se vuelve, hasta que en el cénit de la saga, la lucha contra Bane, la coreografía roza lo estúpido, con unos golpes por parte de Batman lentos, directos, sin subterfugio alguno, tosco y torpe como él solo, y de ahí la soberana paliza que se traga, tragedia vertebral incluída. De todos modos, el gran error en la nueva trilogía gothamita no es otro que la penosísima dirección durante los combates, con unas cámaras frenéticas y videocliperas en las que para el espectador es totalmente imposible seguir las cadenas de golpes y ni mucho menos apreciar la belleza de un buen combate, siendo una lástima perdernos todo lo que podría dar de sí una pelea cuerpo a cuerpo de Batman como él merece, donde se muestre bien la superioridad física y marcial del protagonista sobre sus rivales. ¿Qué necesita la película de Batman definitiva en cuanto a combates? Espectacularidad y eficiencia, tal cual el cómic. Una preciosa concatenación de golpes que nadie espera y sobrepasan cualquier expectativa o defensa del rival, ni más ni menos. Cualquier otra cosa es desprestigiar al gran Batman. Una genial dirección que permita ver una más genial todavía coreografía organizada por uno de los grandes coordinadores de escenas de pelea del medio (Nick Gillard se me viene ahora la mente como uno de los idóneos). Buenas peleas, y punto.

LO DETECTIVESCO

Si hablaba de que Batman es prácticamente un superhombre en poderío físico y habilidad, su inteligencia no queda atrás. Aunque no está en el panteón de las mentes más brillantes del universo DC (puestos ocupados por Luthor, Blue Beetle y otros), la capacidad mental de Bruce Wayne es, a todas luces, prodigiosa, más allá del nivel de un genio. Su cerebro, entrenado también a lo largo de los años en práctica y meditación, es una máquina capaz de analizar los problema más complejos, gestionar las emociones a nivel absoluto y organizar planes de perfecta precisión que le lleven siempre un paso por delante. Nadie engaña a Batman, pues cuando siquiera se te ocurre la idea, él ya tuvo en cuenta que llegarías a ese punto y se adelantó. Él es el listo del grupo, de cualquier grupo, y no hay más que hablar. Maquiavélico, malpensado, y desconfiado, sí, pero no por ello menos brillante. Una superioridad mental prácticamente absoluta, unida a una fuerza de voluntad inquebrantable y unos gadgets y artefactos de la más avanzada tecnología hacen de Batman el detective definitivo, y eso estamos esperando a ver todavía en el cine.

Podríamos afirmar con rotundidad que todavía no se ha olido ni un ápice del aroma detectivesco que rezuman tantas de sus grandes historias, en las que Batman encadena pista tras pista, deducción tras deducción, y no hay datos capaz de esconderse de su lógica aplastante. Nos encanta ver al Batman descapuchado mirando un punto fijo de la pantalla del ordenador de la Batcueva y su cerebro funcionando a velocidades de vértigo. Nos encanta verle analizar escenas del crímen para sacar a la luz todo aquello que los policías pasaron por lato una hora antes. Nos encanta ver que sus planes siempre salen bien y siempre, pero siempre, se las ingenia para salir adelante con sus conocimientos, sean de química, de ingeniería o con un as que se guardaba en la manga. Ese es Batman, el gran detective, aquello que queremos ver en el cine y aún no ha llegado. Bueno, no ha llegado si no contamos la célebre película de Adam West en la que a través de enigmas como “qué es peligroso y amarillo” se llega a la conclusión de que Catwoman quiere atentar contra no sé qué, o que aquella de qué es amarillo y escribe y es un plátano bolígrafo. Eso sí que es poder de deducción, oh, sí. Rezamos por poder ver algún día a un Batman como hemos visto en películas animadas, llegando siempre un punto más allá que sus relativos y un paso por delante de sus enemigos. Queremos una investigación seria y profunda que le de pista tras pista sin deus ex machina de por medio, y que al salir del cine una de las sensaciones que se le quede al espectador en el cuerpo sea “¿cómo puede ser tan inteligente este tipo?”.

GOTHAM

No menos importante por estar al final, seguramente la ciudad más importante que el noveno arte ha creado, cuna del crimen más hondo y monumento imperecedero de la arquitectura noir-decó (termino de invención propia en este mismo instante). Gotham es una ciudad de entidad propia, un personaje más, y de los más importantes, en todos los cómics del hombre murciélago, llena de carisma por los cuatros costados, callejones humeantes, cornisas adornadas con gárgolas, rascacielos escalables de piedra y cristal y mil y un secretos escondidos. Gotham es Gotham y no hace falta explicárselo a nadie. Tim Burton se excedió en sus maneras, convirtiéndola en una locura de cartón-piedra tan oscura como luminosa, llena de contrastes y tan tan recargada que semejante opulencia en la arquitectura resultó increíble e incluso irritante a los ojos. El toque serio e intimidatorio que Gotham posee como sello principal se perdió en el barroquismo gótico que Burton diseñó, y es una pena puesto que apuntaba maneras en muchas escenas. El asunto tocó fondo en las películas de Schumacher, donde la ciudad pasó a un segundo plano y todo sello de identidad se perdió, con un aspecto estético barato y cutre a más no poder como sólo esas dos películas infantiles, chillonas y absurdas podían tener.

En Batman Begins vimos un intento de Gotham muy pero que muy acertado, aunque lejos de reflejar la potencia iconográfica de la ciudad del cómic. Con esos tonos marrones que plagan el primer contacto de Nolan con el murciélago, Gotham es una ciudad decadente, corroída y oxidada, algo que necesita ser limpiado, donde parece ser siempre de noche y las puertas traseras de los bares dan a entrecalles en los que no quieres acabar. Una visión umbría de Nueva York, lo que es Gotham en esencia, aunque le faltó ese toque gótico sin el que una buena Gotham no puede adaptarse que se canjeó por un realismo más que acertado e sus propósitos. Ahora bien, todo se vino al traste en las dos películas siguientes, donde toda la estética iniciada en Batman Begins se desechó por un Chicago avanzado, luminoso y resplandeciente, construido en cristal y acero, llevándose toda la identidad de Gotham como ciudad y campo de juegos tanto de Batman como de los criminales por el desagüe. No quedó nada. Podrían decir que ambas películas ocurren en Madrid que no habría diferencia alguna. O en Dallas, o por cualquier ciudad moderna, limpia y grande. Así que… ¿qué necesita una gran película de Batman para representar a Gotham tal y como se merece? Lo ya dicho: una arquitectura peculiar y carismática, que la defina, una aire decadente imperante, un laberinto de callejuelas y tejados por los que correr y una manera de pasar el tiempo diferente. Gotham es diferente, no es una ciudad más, y una producción decente de Batman debería narrase en Gotham y sólo en ella, con situaciones que involucren a la ciudad tal cual la conocemos e imposibles en otro ambiente. La arquitectura de esta ciudades única, su habitantes son únicos, su nombre también es único, así como su magnetismo…







¿Seremos capaces de ver algún día una adaptación de Batman que sintetice las señas de identidad del hombre murciélago al fin? ¿Han sido las adaptaciones previas de algún modo todo lo que puede dar Batman en la gran pantalla? Y más importante, ¿seremos los fans algún día capaces de aplaudir al unísono una película del cruzado nocturno? Yo sólo sé que tan solo respetando los puntos arriba mencionados, con mimo y saber hacer, calidad cinematográfica a parte, la adaptación será genial.

¿Cuál ha sido hasta el momento la mejor interpretación de Batman en el cine?

  • The Dark Knight (2008) de Christopher Nolan (44%, 457 Votes)
  • Batman Begins (2005) de Christopher Nolan (22%, 233 Votes)
  • Batman (1989) de Tim Burton (12%, 128 Votes)
  • Batman Returns (1992) de Tim Burton (7%, 78 Votes)
  • The Dark Knight Rises (2010) de Christopher Nolan (5%, 50 Votes)
  • Ninguna (4%, 42 Votes)
  • Batman: The Movie (1966) de Leslie H. Martinson (3%, 34 Votes)
  • Batman & Robin (1997) de Joel Schumacher (1%, 15 Votes)
  • Batman Forever (1995) de Joel Schumacher (0%, 5 Votes)

Total Voters: 1.042

Cargando ... Cargando ...

Enlaces de Interés
86 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jorgenexo
jorgenexo
17 octubre, 2013 20:10

¡Que alguien ponga a Juan Sangrós a dirigir una peli de Batman ya! Con esta perspectiva, estas ideas, si hace falta, hago yo de Batman y aún y todo sale una peli cojonuda. Eso sí: no me pienso poner nada que evoque, ni de lejos, a una armadura, aunque sea antidisturbios.

Reverend Dust
Lector
17 octubre, 2013 20:16

Si ya sabéis que esto lo van a poblar los nolanitas aunque el Batman de Nolan no tenga personalidad y su Gotham sea, efectivamente, intercambiable por cualquier ciudad moderna.

¿La mejor interpretación de Batman en el cine? A falta de “La Máscara del Fantasma” (por ser película xD) y de la magnífica adaptación animada de “The Dark Knight Returns”, yo me tiro a por Burton, así de claro. Es el Batman más Batman de todos estos.

jojojajo
jojojajo
Lector
17 octubre, 2013 20:30

!El lápiz plátano, el momento cumbre de Batman en el cine! Mil manitas verdes a Juan por recordarlo

Mr. X
Mr. X
Lector
17 octubre, 2013 20:30

Ya ha habido dos grandes adaptaciones de Batman: la serie de animación y Batman Returns, por este orden.

Luego, a nivel de guión, estructura y mejor malo, está DKR.

Oliver
Oliver
Lector
17 octubre, 2013 20:44

Habría que señalar que el diseño de Gotham de Batman (1989) no lo diseñó el propio Burton, sino el fallecido Anton Furst.

dhaldon
dhaldon
Lector
17 octubre, 2013 20:51

Para empezar Batman tendría que ser el protagonistas, viniendo de las de Nolan eso sería toda una novedad.

PD: Y si saliera Gotham, ya sería el no va más!!

Fábula del Mundo
Fábula del Mundo
Lector
17 octubre, 2013 21:11

Una batcueva con una moneda gigante y un dinosaurio. Sería un bombazo.

katmudah
katmudah
Lector
17 octubre, 2013 21:24

El mejor batman fuera de los tebeos? El de los videojuegos de la saga Arkham. Qué demonios, a veces creo que también incluyendo los tebeos

Antoine
Antoine
Lector
17 octubre, 2013 21:30

Batman como detective, eso es lo que no hemos visto y, teniendo en cuenta su próxima aparición en el cine, seguiremos sin ver.

Mathieu
Mathieu
Lector
17 octubre, 2013 21:32

El Batman definitivo es el de Nolan y tenemos el Gotham de Batman Returns y Michelle Pfeifer para deleitarnos. Sugiero que sea asi al menos durante 20 años y luego ya si acaso reabrimos el debate (recordar que B Affleck va a ponerse el traje y esto puede acabar muy mal). Que ya me veo venir alguien sugiriendo a Jos Güidon para dirigirla.

Kravinoff
Kravinoff
Lector
17 octubre, 2013 21:33

“Y todo el que no haya visto el largometraje de Adam West que se lo vea esta noche mismo. Es un bazooka de lo absurdo, casi peor que un maratón de Bobobo. Sprays anti-tiburones y todo.”

¡Juan es de los míos!¿O acaso hay alguna escena en cualquier Batman con la décima parte de suspense que esta:http://www.youtube.com/watch?v=-JpWMnxBmGg?

Sin embargo, he votado por TDK, que me gustó un poquitín más incluso(aunque Bale esté a años luz de Adam West). Pero mi película favorita del murciélago probablemente sea Subzero, el Mr.Frío de la serie animada siempre ha sido mi villano favorito.

birdman
birdman
Lector
17 octubre, 2013 21:40

West, puro West

birdman
birdman
Lector
17 octubre, 2013 21:41
Animal Man
Animal Man
Lector
17 octubre, 2013 21:45

En relación con el pilar del miedo, yo añadiría el del “putoamismo”. Batman es el puto amo, así, como suena. Puede con todo lo que le manden. La gracia no debería estar en la intriga de si Batman saldrá o no de ésta, sino en cómo saldrá. Y sin olvidar que, pese a quien pese, es un superhéroe.

Y, como muy bien han dicho por ahí arriba, con la moneda gigante y el dinosaurio en la batcueva.

Wodan Ymir
Wodan Ymir
Lector
17 octubre, 2013 22:09

Kickstarter para recaudar fondos para que Juan diriga la pelicula de Batman. Y el staff de zona negativoa y los foreros como diversos ayudantes (y extras) de producción.

This is Batman, leñe.

Ziggy
Lector
17 octubre, 2013 22:41

Si lo piensan bien, el Batman más detective fue el de Adam West. Siempre había un buen periodo en su baticueva en que analizaban las pistas y buscaban la respuesta. (¡No lo nieguen! ¡Ustedes también ven las repeticiones!)

bowler02
bowler02
Lector
17 octubre, 2013 22:57

La película “Batman regresa” es un petardo, la más lograda en tono es la del 66.

Igverni
Lector
17 octubre, 2013 22:58

El mejor Batman (si no cuenta el Batman animado, como muy bien habeis apuntado):

BATMAN RETURNS !!

Pero Juan, tu pregunta tenía trampa…

porque si hubieras dicho cual es la mejor película, a secas, entonces hubiera sido The Dark Knight.
Y Batman Begins es la mejor película de Bruce Wayne…
y en el Batman de Burton, sale demasiado el Joker para poder ser la mejor película del personaje…

Y os doy a todos la razón, lo que aún no se ha visto correctamente reflejado en ninguna película (solo algún esbozo), y sería obligatorio para la película perfecta de Batman son:
-Buenas coreografías de acción, bien rodadas.
-Batman detective.

samanosuke
samanosuke
17 octubre, 2013 23:03

Mejor Batman: The Dark Knight va ganando en la encuesta. ¡Con dos cojones! Para mí que los nolanitas no han entendido la pregunta, pero bueno… Ya se veía venir.

Reverend Dust
Lector
17 octubre, 2013 23:07

En el comentario 2 está, Samano.

georgepak
georgepak
Lector
17 octubre, 2013 23:09

Quien ha votado por las de Schumacher !?

Mr. X
Mr. X
Lector
17 octubre, 2013 23:20

“georgepak
ha comentado el 17 octubre, 2013 a las 23:09h
Quien ha votado por las de Schumacher !?”

Grant Morrison, supongo.

Ocioso
Ocioso
Lector
17 octubre, 2013 23:21

definitivo, va.
(Del lat. definitīvus).
1. adj. Que decide, resuelve o concluye.

Según esto la película definitiva de Batman sería aquella en la que se retira o muere.

samanosuke
samanosuke
17 octubre, 2013 23:30

Anda Reve, pues suscribo tu comentario. Pero es que macho, votar por The Dark Knight, que vale, es un peliculón, pero Batman más bien poco…

Y por Schumacher habrán votado aquellos que prefieren un buen culito apretado en spándex y las armaduras con pezonacos! Gayerssss!!!

(Bueno, quizá también Tarantino, que visto lo visto…)

Antoine
Antoine
Lector
17 octubre, 2013 23:41

“Según esto la película definitiva de Batman sería aquella en la que se retira o muere.”

Entonces se acabó la discursión: The Dark Knight Rises.

Javié
Javié
Lector
18 octubre, 2013 0:00

A mi me gustaría que para la próxima peli de Batman se alejasen todo lo posible de su faceta detectivesca y tirasen por la vía de lo sobrenatural, bajar al infierno, Demon, etc, ¿Es posible esto a día de hoy?, pues no, aun no han tenido cojones para reconocer que vive en un universo super heroico como para bajarlo al averno…

Javié
Javié
Lector
18 octubre, 2013 0:03

¿Habéis leído ya el mail que le envió Anthony Hopkins a Bryan Cranston en mitad de la noche, Hype por mil!!!

“Querido señor Cranston,

Quería escribirle este mail, me he puesto en contacto con usted a través de Jeremy Barber, gracias a que a ambos nos representa la UTA. Gran agencia.

Acabo de terminar una maratón de Breaking Bad, desde el episodio 1 de la primera temporada hasta los últimos ocho episodios de la sexta, (Son 5 temporadas, la última dividida den dos partes, aquí se debió de confundir Hopkins). Me bajé la última temporada a través de Amazon y han sido dos semanas de adictivo visionado.
Nunca había visto nada igual. ¡Es brillante!

Su interpretación de Walter White es la mejor actuación que he visto jamás.
Sé que hay mucha hipocresía y estupideces en este negocio y la verdad es que había perdido bastante la fe en él.
Pero este trabajo que usted ha hecho es espectacular, absolutamente asombroso. Lo que me parece más extraordinario es la evidente energía de todos los que han participado en la producción. ¿Cuánto ha sido? ¿Cinco o seis años de grabación? La forma en que los productores (además, usted es uno de ellos), los guionistas, los directores, los cámaras y todos los departamentos se las hayan apañado para mantener la disciplina y el control desde el principio hasta el fin, me parece (esa palabra tan quemada) impresionante.

Lo que comenzó como una comedia negra evolucionó hacia un laberinto de sangre, destrucción y pesadilla. Ha sido como una gran tragedia jacobina, griega o shakesperiana.
Si tiene ocasión, ¿le importaría transmitir mi admiración a todos? Anna Gunn, Dean Norris, Aaron Paul, Betsy Brandt, R.J. Mitte, Bob Odenkirk, Jonathan Banks, Steven Michael Quezada… Todos, todos han dado una clase magistral de interpretación. La lista es interminable.
Gracias. Este tipo de trabajo/arte es poco común, y cuando ocurre muy de vez en cuando, hace recuperar la confianza.
Usted y todo el reparto sois los mejores actores que he conocido.
Podría parecer que hablo por hablar, como una gran cantidad de peloteo pero no es así. Es casi medianoche aquí en Malibú y sentía la necesidad de mandarle este email.
Felicitaciones y mi más profundo respeto. Usted es de verdad un magnífico actor.
Cordiales saludos,

Tony Hopkins”

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
18 octubre, 2013 0:14

Pues tengo que decir que discrepo en varias cosas con el artículo. Vayamos por partes analizando las películas bajo los parámetros mencionados:

-Batman: en lo de la noche estoy más o menos de acuerdo, la mayoría de las escenas, aunque nocturnas, transcurren en ambientes concurridos y luminosos, pero sería injusto olvidar que tiene también escenas en oscuros callejones perdidos de la mano de Dios (más que en el resto de pelis, yo creo.

Sobre lo del miedo sí que no estoy nada de acuerdo. Si hay una peli que representa que Batman es una figura del miedo es ésta (bueno, y Batman begins). Macho, no hay más que ver la primera escena con el mítico “soy Batman” y que hasta la mitad de la película no tienen del todo claro que no sea una especie de vampiro.

Estoy de acuerdo en la escasa espectacularidad de las peleas pero además de por dificultades técnicas creo que era simplemente debido al estilo de la época. Las complicadas coreografías y los movimientos inverosímiles aún tardarían en ponerse de moda, en aquellos tiempos en las pelis de acción las peleas eran a la antigua (aún así, tiene la pelea más espectacular de todas las pelis de Batman).

En lo detectivesco no hay mucho que decir, este aspecto está ausente de prácticamente todas las películas (aunque aquí introducen una pequeña muestra, cuando descubre como el Joker está envenenando la ciudad). Eso sí, no sé de donde te sacas que Luthor, Blue Beetle o Ralph Dibney son más inteligentes que Batman. Siempre se ha dicho que Batman es el tio más inteligente del universo DC.

Tampoco estoy para nada de acuerdo en la valoración de la Gotham de Tim Burton. Si hay algo logrado de esta peli es precisamente eso (no en vano los decorados se llevaron un oscar). De hecho, diré que hace poco me volví a ver la película (motivado por la reseña que hicisteis de su adaptación al cómic) y aunque reconozco lo mal que ha envejecido en muchos aspectos (para mi enorme asombro ya que es una película que me encantaba) si en algo se sustenta esta cinta es precisamente en su poderosa puesta en escena y toda la atmósfera de la que se rodea. Sin duda es mi Gotham preferida, nunca superada.

-Batman vuelve: ya sé que muchos la consideran la mejor película de Batman o al menos la mejor de Tim Burton, pero no es mi caso y eso que en algún momento de mi infancia lo pensé así (tal vez debería volvérmela a ver igual cambio de opinión como me pasa con la anterior. Precisamente, gran parte de la potencia visual de la anterior se pierde (aunque gran parte de la atmósfera se mantiene, no deja de ser Burton), y precisamente en lo que no estoy de acuerdo en que esta Gotham sea la mejor. Sin embargo en el resto no hay mucho más que añadir y en eso coincido, quizá añadiendo que las escenas de lucha se cuidaron un poco más.

-Batman Forever/Batman y Robin: poco que comentar de éstas, sobretodo de la segunda, la primera aún tiene un pase e incluso durante mi adolescencia me llegó a gustar mucho.

-Trilogía Nolan: en Batman begins creo que lo del miedo está obviamente patente, es casi el tema central de la película (se iba a llamar Intimidation Game) y también se deja ver en El Caballero Oscuro. En cuanto a los otros elementos, la caracterización de Gotham va de menos a más. Gotham deja de ser un entorno irreal y empieza a parecer una ciudad real, pero en begins al menos parece una ciudad enteramente ficticia, esto se diluye en TDK y en TDKR la desidia es tal que ni siquiera se molestan en disimular que es Nueva York. En estas lo de la lucha es curioso, porque en begins Nolan hizo un Batman que dominaba las artes marciales, que atacaba desde las sombras y rodeado de enemigos éstos empezaban a caer sin saber muy bien como. La queja de que no se distinguían los detalles de la pelea con el movimiento frenético de la cámara llevó a Nolan en las siguientes películas a hacer un Batman que repartiera mamporros a lo Bud Spencer, lo que parece que tampoco gusta. Al final parece que, como películas, las de Nolan son las mejores, como adaptación de Batman no tanto.

Pero al final, lo que creo es que tengo una idea de Batman muy diferente a la del articulista. Mi Batman cinematográfico no es el del comic. No querría una peli donde Batman llevase un pijamilla azul y gris. Mi peli ideal de Batman sería posiblemente una revisión del Batman de Tim Burton, manteniendo la estética, pero mejorando detalles técnicos (escenas de lucha) y añadiendo detalles ausentes de películas anteriores.

Lychantros
Lychantros
18 octubre, 2013 0:15

El mejor BATMAN es este…

BATMAN DEAD END!!!

http://youtu.be/duW9BrqvxU8

New_Rodro
New_Rodro
Lector
18 octubre, 2013 1:35

“Incluso dice que leyenda que existe un extraño grupo de seres que se declaran fanes de las películas del murciélago perpetradas por Schumacher”

Grant Morrison dijo en cierta ocasión que “Batman & Robin” le encantaba. Supongo que su camello le habia pasado material de poca calidad.

New_Rodro
New_Rodro
Lector
18 octubre, 2013 1:43

Me encanta el Batman de Nolan, pero confieso que su versión del personaje tiene una gran pega para mis gusto: lo poco que aprovecha la faceta detectivesca del personaje.

Salvo un par de detalles puntuales, el Batman de Bale parece limitarse a tirar de cachivaches y a reaccionar ante lo que se le pone delante con alguna espectacular escena de acción en lugar de ser el “mejor detective del mundo”. Claro que, por otro lado, ese mismo defecto tambien estaba presente en el Batman de Burton (no digamos ya en el de Schumacher).

Si hay que buscarle un nuevo enfoque a las peliculas del personaje, yo apostaria por potenciar ese aspecto. Dale una patina detectivesca y basada en el empleo de la deducción al estilo del “Sherlock” de la BBC.

New_Rodro
New_Rodro
Lector
18 octubre, 2013 1:46

Por otro lado, me encanta “Batman Vuelve”, pero tengo muy claro que, a diferencia de “Batman” (1989) es antes una pelicula de Tim Burton que una adaptación de Batman. Con todo lo bueno y todo lo malo que eso conlleva.

Sierra
Sierra
Lector
18 octubre, 2013 2:10

Para mi, las Batman de Burton. La de Nolan, pese a su calidad, resultan un tanto asépticas.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
18 octubre, 2013 8:29

Ojalá los mandamases de la Warner lo tuvieran tan claro como Sangrós.

¿Mi Batman definitivo en cine? Bueno, supongo que el Batman ideal de cada uno viene muy marcado por el Batman que más nos gusta de los cómics. A mí, por ejemplo, me chifla Año Uno. Pero el Batman que me gustaría ver en el cine es el de Matt Wagner.

Juan Luis Daza
Autor
18 octubre, 2013 9:48

Articulazo Juan, me postro a tus batpies.

Como obras cinematográficas me quedo con las de Nolan, como adaptación estilística más fidedigna las de Burton y como simparticonas chorradas deudoras de la serie/película de Adam West las de Schumi. Y mención de honor para la Batman: The Movie de 1966, una episodio de la serie de TV más grande, más largo y sin cortes.

El mejor Batman, la mejor Gotham, los mejores villanos y la mayor fidelidad a todos los Batman habidos y por haber en uno solo están en la visión que dieron Bruce W. Timm y Paul Dini y eso no lo veremos jamás en imagen real.

Sergio Robla
Admin
18 octubre, 2013 10:20

Qué manía con el realismo… Al final voy a pensar que es sinónimo de “soso”. Lo digo porque ciudades góticas o con arquitectura gótica existen en nuestro mundo, y eso no las hace menos realistas 😛

Sólo quería señalar que Gotham solamente es visualmente reconocible, precisamente, desde que Anton Furst hizo los diseños que debutaron en Destructor. Hasta entonces el único edificio reconocible era la Torre Wayne, y por lo demás era una ciudad peligrosa pero nada bonita. Que si se considera icónoca es gracias a Furst y el equipo de Bruce Timm, pero es algo bastante reciente.

De la serie animada, por cierto, os recuerdo que Paul Dini es el guionista de los videojuegos. Normal que molen…

Mr. X
Mr. X
Lector
18 octubre, 2013 10:28

Por cierto, ¿habéis visto el corto de animación de Bruce Timm y Snyder por el aniversario del kriptoniano? http://www.enelshow.com/cine/2013/10/15/mira-el-corto-de-superman-dirigido-por-zack-snyder-para-el-75-aniversario-del-personaje

Ianu
Lector
18 octubre, 2013 11:07

No hay versión definitiva de Batman, ni en el cine ni en los cómics.

A diferencia de, por ejemplo, Superman, cuya esencia ha variado más bien poco, Batman se ha prestado a múltiples lecturas en el cómic y muchas de ellas muy buenas.

¿Es más definitivo el Batman de Miller-Mazzuchelli que el de Neal Adams o que el de Moore-Boland o que el de Pope o que el de Morrison-Quitely o, incluso, que el de Bob Kane?

Son estilos de Batman muy diferentes, en los que ni siquiera tiene por qué estar presentes las premisas que planteas (noche, miedo, rollete detectivesco, artes marciales, Gotham…)

Sergio Robla
Admin
18 octubre, 2013 11:39

Yo en cuanto al apartado físico quiero añadir que el Batman que me gustaría ver es capaz de dar saltos y volteretas, no es solamente un robot boxeador. Verle rodar para caer de pie y lanzando sus cuchillas no tendría precio. No digo ya saltando para evitar una embestida de Bane… Y a ver si alguien tiene narices de hacer que se columpie con un cable, tipo Spiderman.

Al pobre le han tenido que poner una armadura porque no está al nivel del Batman de los cómics. ¡Hagamos que lo esté! Menos protección y más agilidad.

Por otra parte echo de menos un Batman viajero, uno que no se limite a proteger Gotham pues su deber es para con todos. Y eso implica tanto EEUU como otros países, vaya.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
18 octubre, 2013 12:18

Pues yo lo que quiero es una película de acción (de Batman o de lo que sea) en la que las escenas de acción no estén rodadas en planos ultracortos de una milésima de segundo (y con el sonido en plan atronador “pa que mole más”), ni con cámara en mano. Me parecen trucos muy burdos para que los actores no se molesten en aprender coreografías, ni los directores en hacer un travelling como Ford manda. Llamadme carroza, pero prefiero mil veces peleas de películas como “La pimpinela Escarlata”, “El prisionero de Zenda” o “El temible burlón” a la basura que nos venden ahora.

En cuanto al “realismo”, pues hombre, el concepto mismo de superhéroe (tenga o no poderes), pues no es muy realista que digamos. Siempre hay que suspender la incredulidad de mayor o menor manera. La idea de un tío con capita y vestido de murciélago rondando por la noche en mi barrio….le doy una esperanza de vida de unos diez minutos (por no hablar del Batmovil a medio desguazar y descansando sobre 4 ladrillos en lugar de ruedas).

Juan Luis Daza
Autor
18 octubre, 2013 13:35

“Pues yo lo que quiero es una película de acción (de Batman o de lo que sea) en la que las escenas de acción no estén rodadas en planos ultracortos de una milésima de segundo (y con el sonido en plan atronador “pa que mole más”), ni con cámara en mano.”

Eso existe y se llama The Raid:

http://www.youtube.com/watch?v=PTR_LLhGuSI

jorgenexo
jorgenexo
18 octubre, 2013 14:46

Llamadme carroza, pero prefiero mil veces peleas de películas como “La pimpinela Escarlata”, “El prisionero de Zenda” o “El temible burlón” a la basura que nos venden ahora.

Tú y cualquier hombre de bien, Tronak.

Mr. X
Mr. X
Lector
18 octubre, 2013 14:57

Dejando las de Schumi, que son efectivamente para darlas de comer aparte, ninguna de las pelis de Batman se caracterizan un montaje videocliptero e histérico de planos ultracortos en plan Michael Bay, diría yo.

Por ejemplo: https://www.youtube.com/watch?v=IrzvY0JNT0U
Una escena de pelea rodada de una manera totalmente clásica.

Ni las de Batman ni las de Marvel que he visto.

Shockbringer
Shockbringer
Lector
18 octubre, 2013 14:58

Yo insisto en que los fallos de adaptación del Batman de Burton afectan mucho más a la esencia del personaje. En Batman Returns se nos muestra a un Batman que mata, de hecho quema vivo a un tipo con el Batmovil! Además el pingüino es en realidad un hombre pingüino con aletas que come pescado crudo y utiliza pingüinos con cohetes!!! Y aún peor, Catwoman recibe poderes porque es mordida por unos gatos que, atención, le transmiten el poder de tener 9 vidas!! Un poder basado en un dicho popular!!!! Comparado con estas libertades lo del Mandarín de IM es la adaptación más fiel de la historia.
Pensemos en una adaptación en la que Spider-Man matase y octopus tuviera tentáculos de pulpo que le crecen de la espalda. Nadie lo perdonaría.

Por no hablar de la Gotham de Burton, una ciudad que parece diseñada específicamente para atraer a los criminales más macabros, y el estilo de combate ortopédico de Batman.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
18 octubre, 2013 15:37

Artciulazo. Muchísimas felicidades.
En la encuesta he votado por ninguna. Por? Creo que de las que he visto, ninguna me parece mejor que otra, ya que todas se complementan, en mi parecer. TDK tiene grandes villanos y buena historia, pero falla en Batman, Begins ta bien, pero es inferior, el Batman de Burton me gusta, pero su Batamn me parece poco móvil, etc. Todas se complementan.
Eso si, sin contar la serie animada, el mejor Batman audiovisual es el de los Arkham. Es listo,gran luchador, aprovecha las sombras, da miedo y Gotham tiene un papel importante. Vamos, que son juegazos.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
18 octubre, 2013 15:44

“Yo en cuanto al apartado físico quiero añadir que el Batman que me gustaría ver es capaz de dar saltos y volteretas, no es solamente un robot boxeador. Verle rodar para caer de pie y lanzando sus cuchillas no tendría precio. No digo ya saltando para evitar una embestida de Bane… Y a ver si alguien tiene narices de hacer que se columpie con un cable, tipo Spiderman.”

El problema de Batman es que supuestamente no tiene poderes, pero en la práctica hace cosas sobrehumanas y eso al público no fan es muy dificil vendérselo (sobretodo ahora después de la apariencia de realismo de Nolan). Dudo que nunca vayamos a verle balanceándose de cables por la ciudad, si viéramos cosas como esas en una peli ya me imagino al respetable diciendo “¿pero no se suponía que este tío no tiene poderes?”

Yo creo en el fondo Burton de alguna forma intentó introducir también cierto elemento de verosimilitud en sus pelis en el sentido de que nadie se creería en la vida real que un saltimbanqui disfrazado de murciélago sobreviviera mucho tiempo por muchas artes marciales que supiera, en cambio, si ese mismo tio está forrado de kevlar hasta las cejas y lleva todo tipo de armamento incluido un coche blindado pues igual te crees un poco más que pueda pelear y salir ileso. Está claro que Burton no centro la espectacularidad en las habilidades de lucha de Batman, sino en los cachivaches (¿de donde sacará esa maravilla de juguetes?)

Por otro lado, creo que la peli de Batman con las mejores coreografías de lucha es Batman Forever. La peli tendrá millones de defectos, pero en ella sí que vemos a Batman dar volteretas, hacer llaves, dar patadas en el aire, abalanzarse desde arriba… y todo ello sin movimientos frenéticos de cámara.

“ninguna de las pelis de Batman se caracterizan un montaje videocliptero e histérico de planos ultracortos en plan Michael Bay, diría yo” Batman begins sí. Echa un vistazo a la pelea final con Ras al Ghul. No se ve un pijo de lo que está pasando. Y en la primera aparición con el traje está rodeado de enemigos cuando la cámara empieza a girar y solo se ve un batiburrillo de golpes y los malos cayendo a su alrededor. La gente lo criticó y es por eso que en las dos siguientes el estilo de pelear era más “a sartenazos”.

“Y aún peor, Catwoman recibe poderes porque es mordida por unos gatos que, atención, le transmiten el poder de tener 9 vidas!”

Serían gatos radioactivos 😛

Mr. X
Mr. X
Lector
18 octubre, 2013 15:50

Cierto, Batman begins si, y fue de lo que más pusieron a parir…

dittohead
dittohead
Lector
18 octubre, 2013 16:11

“Conspiración trolera contra mi persona” deduzco de los comentarios.

PD- Nolan rules, Burton sucks

Sergio Robla
Admin
18 octubre, 2013 16:17

Mira, luego es Tom Cruise el que hace fantasmadas y le montan una saga de 4 o 5 pelis, o son coches rápidos y hacemos 20… Pero si es Batman lo tenemos que hacet verosímil hasta el ridículo…

dittohead
dittohead
Lector
18 octubre, 2013 16:23

y añado la obviedad del día :

Schumacher must die (en inglés suena menos enfermizo a la vez que más cool)

Sergio Robla
Admin
18 octubre, 2013 16:32

De hecho esto me recuerda a aquella vez que Superman perdió los poderes y trató de emular a Batman balanceándose de un cable. Obviamente casi se convierte en un manchurrón sobre la acera, lo que le llevó a sorprenderse y admirarse de que Batman pudiera hacerlo. Y es que de eso se trata: no es un hombre corriente, si lo fuera no estaría protagonizando cómics, pelis y demás. Una de las críticas negativas que oí tras Batman Begins era que daba la impresión de que todos sus logros fuesen a golpe de talonario, que con dinero cualquiera puede ser Batman. Es una visión miy parcial de lo que se cuenta en la película, pero entiendo que diese esa impresión. Pero Batman es luchador, es testarudo, tiene una voluntad inquebrantable…

Tarzán, por cierto, lo hacía con lianas. Y nadie nunca puso pegas.

Ocioso
Ocioso
Lector
18 octubre, 2013 16:47

Sergio Robla ha comentado: luego es Tom Cruise el que hace fantasmadas y le montan una saga de 4 o 5 pelis

Ey, cuidadito con meterte con Tom!
Es capaz de hacer una escena en la que muere decapitado sin utilizar doble y a continuación levantarse y seguir luchando por la justicia y el modo de vida americano cienciólogo y republicano.

Juan Luis Daza
Autor
18 octubre, 2013 17:04

Pues lo de luchar por el modo de vida republicano en Leones Por Corderos estaba camuflado bajo una crítica bastante fuerte contra el partido en concreto. Robert Redford lo hizo pa despistar 🙂

Number H
Number H
Lector
18 octubre, 2013 17:06

¿como deberia ser la pelicula definitiva de Batman?.-
Una en la que saliera Batman.-

Batman aburre, y en los comics es the goddamn batman. Creo que lo chabales que ven hoy pelis de superheroes, emularan y se quedara en sus retinas las versiones molonas, como Iron-man, Lobezno o el Hulk de Vengadores.-

Si tanta gente coincide en que Batman vuelve, es la caña, porque en las estadisticas esta la 4º. Tongooo.

A lo mejor soy raro pero las peliculas de Chumache, tenian algo, absurdo y colorista, que las hacia originales. No seran la version definitiva, pero si se ven las pelis como una version absurda de Batman creo que ganan mucho, es lo mismo que la version de Adam West mucho peor que las de chumache pero ahora con el tiempo se puede disfrutar como una version comica del personaje.-

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
18 octubre, 2013 18:05

Cada una tiene sus virtudes (Batman me gusta mucho, así que siempre busco el lado bueno)

-Las de Burton tienen una muy buena Gotham, un buen Jocker y el mejor Batmovil. Lo siento, pero no me gustó nada la Pfeifer (se que me odiaréis por ello). Se pasa media película como si estuviera fumada. Lo del pinguino con los pinguinos-cohete queda bastante chorra también y Batman es demasiado mazacote, como ya se ha hablado. Del detective, ni rastro.

-Las de Schumaquer beben bastante de los elementos chorras de Burton, pero los elevan hasta el infinito. Son bastante malas, pero a mí me parecen divertidas (de un modo absurdo, de todas maneras yo me lo paso bien con las pelis de la Troma, así que…). Mejor la primera que la segunda.

-Las de Nolan son buenas películas. Quizá demasiado pagadas de sí mismas, lo que intenta disimular agujeros en el guión del tamaño de China. Un enorme Jocker, buenos actores en general. Los mejores secundarios. No me gusta nada su Gotham. Del detective, tampoco ni rastro. Debo ser raro, pero a mí la que más me gusta es la primera (pese a sus escenas de acción mal rodadas). La última es un pelín sonrojante con respecto a las otras dos. A mí la Hattaway me gustó bastante.

-Lo de Adam west no lo he visto (pero tengo ganazas)

En resúmen, para mí lo mejor de lo mejor es la serie de dibus.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
18 octubre, 2013 18:12

Ah, Arnim! The Raid, la ví hace poco. En España se llama “Redada asesina” y es la ensalada de hostias más bruta y disfrutable que he visto en años. Eso sí, el argumento se puede escribir en un billete de Metro. ¡Corred todos a “adquirirla”, insensatos!

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
18 octubre, 2013 19:28

Pues esto está muy parado así que voy a lanzar una frase lapidaria para la polémica.

A mí la serie animada no me parece el Batman definitivo ni mucho menos. Y ojo que a mí me gusta y me parece que es buena, pero si hacemos referencia a los 5 aspectos del artículo, lo del miedo y las artes marciales deja mucho que desear. La mayoría de los capítulos las peleas más complicadas suelen ser contra un par de hampones que en no pocas ocasiones le hacen sudar.

Daniel Gavilán
Autor
18 octubre, 2013 19:37

Cuando teníamos el Batman de Burton, la peña se quejaba de que era un mero arquetipo y que los verdaderos protagonistas eran los villanos. Acabamos de terminar el de Nolan, y la gente se queja de que se centra demasiado en el aspecto humano de Batman y demasiado poco en el arquetipo. El día que tengamos un Batman en el ecuador entre ambas… Unos se quejarán de que debería tener más protagonismo como personaje y otros que debería ser más arquetípico. Pero el resultado inequívoco será que todo el mundo coincidirá en que son una mierda, y que con West, Burton, Nolan o -incluso- Schumacher si que molaban.

Estupendo post, Juan, pero me temo que solo coincido en Gotham y lo detectivesco. En las demás tengo varias cosas que objetar:

– La Noche: Si en los Batman de Burton y Schumacher se ve en algún momento la luz del día de forma directa que baje Bill Finger y lo vea. Y en las de Nolan, las apariciones de Batman a la luz del día están al borde de lo inexistente, limitadas al final de la saga por las implicaciones que tiene. Nunca diría que la noche no tiene protagonismo en las películas de Batman, puesto que precisamente se ha mantenido en todas las versiones… salvo en la de West.

– El Miedo / Artes Marciales: Batman no es Chuck Norris. No hay nada más ridículo que ver a un tipo con un traje de lycra/placas/gomaespuma/etc repartiendo tortas de forma directa entre los malos. En ese sentido, vuelvo al punto anterior: La noche. A Batman no se le debe ver dar golpes. Los da, y te enteras cuando ves al matón llevándose las manos a la boca para sujetar los dientes rotos. Desde esa perspectiva, la película que mejor ha representado a Batman en acción ha sido… Batman Begins. Y aun así le llovieron palos por doquier con la gente que afirmaba que en las peleas no se entendía nada. Pero es que Batman es así. No anuncia los golpes, no es comprensible ni nítido. Nunca se ha plasmado mejor como debería ser Batman en la acción como en su debut en el que atrapa uno a uno a los secuaces de Falcone entre los containers, arrastrándolos a las sombras mientras se aparece tras su nuca.

Por lo demás, añadiría una serie de puntos a los que expones:

1) Batman no es gracioso. Nada de batarjetas, nada de “bonito abrigo” ni necedades del mismo estilo. Batman debe ser estoico hasta en las situaciones más ridículas, y -si muestra humor- debe ser desde ese mismo estoicismo en el que no tienes claro si está de broma o es un demente peligroso.

2) Teatralidad: Batman es la historia de los terrores juveniles que se propagan por la geografía de una ciudad, vistiéndola de máscaras grotescas y criaturas de pesadilla a raíz de un trágico asesinato. Si algo le faltaba precisamente a la de Nolan (y le sobraba a la de Burton) es ese glamour tenebroso en el que los criminales van vestidos de payasos o usan drogas que hacen que el mundo fluya como una marmita de ácido.

3) No hay un Batman definitivo: Habláis de la ductilidad del personaje como si fuera algo malo, pero personalmente creo que es su gran acierto. Contemplas a otros personajes que han goazado de varias interpretaciones como Superman, Spider-Man o la mayoría de Marvel Studios, y hay tan pocas diferencias entre las versiones de unos autores y otros que cada vez que proponen partir de cero es un coñazo. Batman sin embargo no. Todas sus versiones son tan personales y radicalmente distintas que cada una de ellas es un objeto de estudio, haciendo del señor de la noche una entidad poliédrica en el que caben infinitas visiones. El exceso de cada una de ellas y lo diferentes que son de las otras no es para nada un defecto, sino la gran virtud que lo aupado como mejor personaje de la historia del cómic de superhéroes.

Y ya como reflejo de esto último, felicitarle por su esposición. Dado que cada uno tenemos nuestra particular visión de Batman, y no cabe duda que ha expuesto estupendamente la suya. Trilogía del Batman de Sangrós ya 🙂

Juan Luis Daza
Autor
18 octubre, 2013 20:16

“Ah, Arnim! The Raid, la ví hace poco. En España se llama “Redada asesina” y es la ensalada de hostias más bruta y disfrutable que he visto en años. Eso sí, el argumento se puede escribir en un billete de Metro. ¡Corred todos a “adquirirla”, insensatos!”

Totalmente de acuerdo, es más, yo ya la he visto dos veces y creo que sin diálogos ganaría más incluso, para la spulmonías que dicen los personajes. Pero en cuanto acción es de lo más bruto que te puedes meter actualmente en vena. La secuela para el año que viene con el mismo equipo técnico y el que salió vivo del artístico.

Khonshu
Khonshu
Lector
18 octubre, 2013 20:33

“Schumacher must die (en inglés suena menos enfermizo a la vez que más cool)”

Sólo por Jóvenes Ocultos y un Día de Furia a este señor le hubiera perdonado hasta un beso con lengua entre Bruce y Dick.

Pero es que además, su filmografía está plagada de películas muy disfrutables como Línea Mortal, Asesinato en 8 mm, La Masacre de Town Creek o Tigerland.

Schumacher es un director muy solvente con toques de verdadero talento que sabe salirte airoso de un thriller, una de terror, una romántica o lo que sea. Échale un ojo a su filmografía y seguro que te sorprendes de ver algunas pelis que ni sabías que eran suyas.

Obviamente su enfoque de Batman fue horroroso, pero diría que no es la norma dentro de su carrera. Además, el verdadero culpable es Akiva Goldsman, el “Terry Kavanagh” de Hollywood.

dittohead
dittohead
Lector
18 octubre, 2013 20:55

Ok, tienes toda la razón. Conozco su filmografía, tiene películas muy decentes, pero me da igual, lo de Batman no se lo perdono, ale… Schumacher must die

Javié
Javié
Lector
18 octubre, 2013 21:22

A mi la primera de “Schumi” me encanta, de hecho me gusta mas que la tercera de Nolan, cuando el coche sube el edificio es brutal!! todo lleno de luces fluorescentes!!

Javié
Javié
Lector
18 octubre, 2013 21:23

y mi Avatar?????????????????????’

Javié
Javié
Lector
18 octubre, 2013 21:24

¿La foto está vinculada a mi dirección de correo y no al nick??

Reverend Dust
Lector
18 octubre, 2013 21:35

Yo tu avatar lo veo. Si tú no, llama a James Cameron.

Antoine
Antoine
Lector
18 octubre, 2013 22:39

Daniel Gavilán ha comentado: “Nunca se ha plasmado mejor como debería ser Batman en la acción como en su debut en el que atrapa uno a uno a los secuaces de Falcone entre los containers, arrastrándolos a las sombras mientras se aparece tras su nuca.”

Esa escena es brutal, la mejor escena de Batman en el cine sin duda. Lástima que el resto de escenas vayan por otros derroteros.

Khonshu
Khonshu
Lector
19 octubre, 2013 4:11

Un artículo muy interesante y currado, pero al igual que Ultron y Daniel no estoy muy de acuerdo en parte de lo expuesto.

Para empezar esos 5 elementos que diferencias, aunque relevantes, no me parecen todos los más esenciales. La noche por ejemplo, podría ir enmarcada dentro del miedo o del propio entorno de Gotham. El rasgo psicológico del héroe y de los villanos me parece un elemento mucho más importante que éste, las artes marciales o incluso lo detectivesco.

Además, desechas muchas cosas que según tú no salen o salen poco no sé muy bien por qué. El miedo que produce Batman se ve mucho tanto en la primera de Burton como en las dos primeras de Nolan, de hecho, Batman Begins prácticamente va de eso, aprovechando las enseñanzas de la Liga de los Asesinos y la presencia del Espantapájaros.

Y también se hace uso a menudo de lo de aprovechar la oscuridad como arma: en la escena de los matones de Falcone, contra los SWAT en DKR, apagando las luces cuando va en el bat-pod, intentándolo y fallando contra Bane… es una constante en las de Nolan.

Y si hay más escenas diurnas es porque se retratan muchos frentes con Wayne o los secundarios, porque el murciélago casi siempre opera de noche. De hecho, el contraste Wayne/día Batman/Noche funciona mejor que con Burton, que cometía el fallo de sacar demasiado a Wayne en un ambiente nocturno.

En cuanto a Gotham, tampoco entiendo que descartes la fabulosa creación de Anton Furst cuando ésa es la base de la que tu reclamas. Su poderosa visión fue refinada en la serie de animación y los comics, pero es ahí de donde procede. Y Nolan tal vez no la reflejó bien formalmente, pero sí que se molestó en ir más allá de los superficial y examinar a los propios habitantes de Gotham, mostrando la desesperanza, miedo y oscuridad que anida en el corazón de la ciudad y la diferencia del resto.

En lo detectivesco das de lleno. Es la gran carencia de casi todas las adaptaciones y sobre todo de Nolan, cuyo Batman se apoya demasiado en colaboradores como Lucius Fox y es más tonto a cada película, yendo siempre un paso por detrás de sus antagonistas.

No sé Juan, creo que Batman es un gran personaje que se presta a muchas interpretaciones y tú pareces tener una idea muy cerrada de cómo debe ser y admites poco margen de variación.

Y si estamos valorando las adaptaciones cinematográficas, por qué no se menciona ni está en la encuesta la Máscara del Fantasma? Es un film para cine; es tremendamente fiel al personaje del cómic, pero adaptándolo a otro medio en vez de calcarlo; se atreve a saltarse el canon para convertir a Batman en una tragedia superheroica, aprovecha lo bueno de Burton y destaca en muchas de las cosas que tú reclamas… Perfectamente podría ser considerado el mejor film del murciélago. Para mí está ahí ahí con las dos primeras de Nolan.

http://www.youtube.com/watch?v=TjAFbEP0wK4
http://www.youtube.com/watch?v=N6K1qNsE9v0

Eso, sí, para crear un buen debate, hace falta una buena exposición como la tuya Juan. aún no estando de acuerdo con algunos puntos, la he disfrutado mucho.

jorgenexo
jorgenexo
19 octubre, 2013 10:53

Aquí lo que viene a pasar es que cada cual tenemos nuestro Batman definitivo, predilecto, perfecto y estaremos insatisfechos con cualquier adaptación cinematográfica que lo refleje. Y para algunos, como el amigo Sangrós y yo mismo, este Batman es el detectivesco a la par que dinámico que, más o menos, estuvo en vigor desde muy finales de los 60 hasta la irrupción de TDKR. POr ejemplo, éste:
http://dccomicsartists.com/batman/Giordano-Batman247-09.jpg

Vamos que esa frase de “No hay nada más ridículo que ver a un tipo con un traje de lycra/placas/gomaespuma/etc repartiendo tortas de forma directa entre los malos” es incosistente totalmente con buena parte de lo que es Batman para mí y, por supuesto, con todos esos batmen enfundados en absurdas indumentarias que imposibilitan, precistamente, que se comporte como un consumado maestro de todo tipo de artes marciales.

jorgenexo
jorgenexo
19 octubre, 2013 11:01

A esto me refiero. Esto es, para mí, Batman:

http://dccomicsartists.com/batman/BronzeAge.htm

Un Batman, salvo detalles puntuales, muy diferente del que hayamos podido ver en el cine.

Pikodoro
Pikodoro
Lector
19 octubre, 2013 11:32

Para mí la mejor peliculade Batman es Tdk, basiamente porque tiene un guión algo más trabajado, un correcto sentido del ritmo y un inmenso Harvey Dent (el joker me parece más facilongo). La sombra de Brubaker es muy larga en esta pelicula. El problema es que nolan no sabe representar visualmente al murciélago, algo que a mí ya me resultaba insoportable en Begins, cuya segunda hora me parece bastante pobre. En Tdk, por lo menos, guionista y director le hacen balancearse alguna vez por algún edificio. Pero de una manera torpe y pesada, o con chiribitas en los ojos. Además, Batman parece ser inacpaz d enfrentarse a nadie sin destrozar todo lo que tiene alrededor, como un mamporrero más (entrada en el parking, persecución contra el joker), cuando batman debería ser más sinuoso y sutil. Un poco en la misma línea de un Superman que se pelea con quien sea sin preocupares de la svíctimas colaterales. la peli es entretenida, se toma en serio (a veces demasiado) y funciona… Pero su batman es un tanto limitado. Luego tdkr repetirá el esquema y, por supuesto, no le saldrá tan bien, aunque sí acierta en el personaje de Selina.

Visulamente, Burton acierta de pleno…pero entre un guión mas propio de la serie de Adam West y el julo sentido del ritmo que Tenía el director en aquellos tiempos, funciona mejorcmo colección de cromos que como narración en imagenes.

La mezcla de ambas sería un buen ejemplo del batman que me gustaría ver en el cine, cuyo referente maximo, para mí también, es el de la serie animada (que no el de la mascara del fantasma) y el de la JLU.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
19 octubre, 2013 11:37

Pues yo creo que esta secuencia de acción cumple bastante bien con el Batman agil y artista marcial, eso al menos se lo tenemos que conceder a Schumi:

http://www.youtube.com/watch?v=7qt3Ax_HYYI

Ocioso
Ocioso
Lector
19 octubre, 2013 12:03

Pikodoro ha comentado: un inmenso Harvey Dent (el joker me parece más facilongo).

Siempre he mantenido que el finado no hacía de Joker sino de Gary Oldman, que esos papeles de sicópata chinao siempre los ha bordado.
Lo curioso es que en estas pelis Oldman hace de señor normal, algo casi inédito en su carrera.

Juan Luis Daza
Autor
19 octubre, 2013 14:03

Hablando de Gary Odlman. Recomiendo encarecidamente su única película como director Nil By Mouth (terriblemente rebautizada en España como Los Golpes de la Vida) a día de hoy muy desconocida, pero en su momento, cuando se estrenó en 1997, la crítica se rindió a los pies de este retrato derrotista y muy crudo sobre las clases bajas de Inglaterra. Una pena que no haya decidido hacer más cine como director, porque tiene madera. Para no perdérsela.

Mr. X
Mr. X
Lector
19 octubre, 2013 14:13

Gary Olman:
El clan de los irlandeses
Drácula
Amor a quemarropa
Romeo is bleeding (desconocida y muy recomendable)
León el profesional
El topo

Puto amo.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
19 octubre, 2013 14:14

Yo estoy con Khonshu, La Máscara del Fantasma le da sopas con onda a prácticamente cualquier otra peli de Batman (y en cuanto a fidelidad, a todas), pero creo que se sobreentiende que hablamos de imagen real.

Daniel Gavilán
Autor
19 octubre, 2013 18:43

A esto me refiero. Esto es, para mí, Batman:

http://dccomicsartists.com/batman/BronzeAge.h tm

A mi es que de verdad me cuesta imaginar que pueda haber un actor capaz de emular las proezas fisicas del personaje aunque sea enfundado en un traje mas ligero. Que lo mismo me equivoco y algun dia me llevo una agradable sorpresa, pero ni aun con una nueva encarnacion de Errol Flynn o Burt Lancaster me veo a un actor repartiendo mamporros mientras da saltos y cabriolas enfundado con la capa y la capucha

En lo de que cada uno tenemos nuestro Batman predilecto, toda la razon. El mio siempre sera el de la serie de Dini.

Respecto al tema de la inspiracion de Ledger, creo recordar que el actor se refirio a Tom Waits en mas de un ocasion. De hecho pueden verse algunos manierismos muy parecidos entre su personaje y el cantante y actor

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
19 octubre, 2013 19:01

¡Ah, Tom Waits!, ese sí que es el puto amo.

Daniel Gavilán
Autor
19 octubre, 2013 19:11

En Siete Sicopatas practicamente era como estar viendo en movimiento al Joker de TDK 25 años despues

http://www.youtube.com/watch?v=K87bX1svmdM

ross andru
ross andru
Lector
19 octubre, 2013 22:13

En primer lugar, felicito a Juan Sangrós por el artículo. Aunque hay puntos en los que no estoy de acuerdo, vayamos por partes:

-Batman: en lo de la oscuridad estoy más bien en desacuerdo. Rodar secuencias en ambientes oscuros es muy complicado. Un ejemplo claro es la secuencia de la emboscada en el bosque de la película Acorralado, era tan oscura que era difícil seguir la acción o adivinar que estaba pasando, aunque esto se ha solucionado en su versión en DVD. En El caballero oscuro se resolvió con un gadget muy acertado que emitía frecuencias sonoras.

Respecto a lo del terror que Batman produce en sus enemigos, también estoy en desacuerdo. En Batman de Burton, en la primera secuencia queda claro su poder de engendrar miedo y se especula con que se trate de un monstruo sobrenatural. En Batman Begins, es el espantapájaros es quien infunde temor (aunque luego Batman le dé su propia medicina). Y el Batman de Schumacher… ¿qué provoca mayor temor que un traje con pezones?

Comparto la falta de espectacularidad en las peleas, desde el robótico Batman de Burton hasta el baile de cámaras de Nolan. Una solución podría ser rodar las peleas en CGI como en Matrix.

Sí estoy totalmente de acuerdo en que se ha descuidado su faceta de detective. En la Leyenda renace yo habría elegido al acertijo como enemigo y lo habría enfocado como una especie de Moriarty que sumiera a Batman en un gran rompecabezas en el que tuviera que recorrer la ciudad de Gotham, muy bien recreada en la primera película de Tim Burton.

-Batman vuelve: me pareció una película flojísima y fallida. Nunca me gustó. Un gran paso atrás respecto a la primera.

-Batman Forever/Batman y Robin: dos horrores exasperantes. Como experiencia lisérgica son recomendables. Batman no da miedo, produce risa. Hay exceso de neones, a la altura de todos los coches de la saga A todo gas.

Las películas de Nolan, a excepción de la última, son las que tienen un mejor guión e historia en detrimento de una inexistente recreación de Gotham. Podría tratarse de cualquier ciudad.

Sergio Robla
Admin
20 octubre, 2013 9:52

Coged la pelis de Spiderman (o el Emil Blonski de El Increíble Hulk, o el Capitán América) y ponedle un poco de esto: http://youtu.be/hLlM-2G8mQE (o viceversa) y seguro que sale algo bastante molante. O que llamen a Ray Park y le pongan un metro más de altura, a él se le da bien dar saltos disfrazados.

Ciudadano de Kandor
Ciudadano de Kandor
Lector
23 octubre, 2013 16:46

NO entiendo, como se puede considerar a las peliculas de Burton como pelis de batman, el tipo mata gente, los quema, les pone bombas en el estomago, los tira de azoteas… Sin mecionar la falta de fidelidad en conceptos que tienen esas peliculas.. Tambien Keaton que es un tipo de poca estatura, peladon.. jamas lo pude ver como batman, siendo que es un personaje que basa su destreza en su fisico.

Para mi la mejor pelicula de Batman es la unica que protagonizo el, Batman Begins (si hay bruce wayne tambien, pero al final es el nacimiento). Su ghotam me parecio la mejor con el tono que debe tener.

Ciudadano de Kandor
Ciudadano de Kandor
Lector
23 octubre, 2013 16:49

Si leemos las grandes obras de Batman DKR, Año 1, Killing Joke e incluso algunas sagas principales… se ve que Ghotam.. es una ciudad comun, equiparable a cualquier gran urbe del planeta….

la ghotam de Burton es otro capricho estetico del tipo.

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
4 noviembre, 2013 6:37

Buenas, es que pasaba por aquí, vi luz y entré…
11 o 12 días después del último comentario en este estupendo post, no se yo quién va a leer esto. Pero ya que estoy aquí, aprovecho.

Lo primero es lo primero: Mr.Sangrós, felicidades por el articulo. Una visión muy personal e interesante de los pros y los contras temáticos de las pelis de nuestro murciélago preferido. Podremos estar de acuerdo en más o menos puntos, pero lo cortés no quita lo valiente y usted Mr. se lo ha currado mucho y bien.

Una vez dicho esto, pasemos al tema intentando no extenderme demasiado por que lo importante ya está todo dicho.

No creo que exista un Batman definitivo en el cine ni, por supuesto, uno a gusto de todos, como ha quedado demostrado en los comments de los compañeros más arriba. Muchas y variadas opiniones.

En mi caso, más de lo mismo. Me explico:

Con 21 años quedé maravillado del “Batman” de Tim Burton y en aquella tierna edad pensé que aquello, con el Superman de Richard Donner, era lo más de lo más en lo que a Supers se refería.
Cuando Burton repitió en el 92 con “Batman Returns” vi que era una peli mucho más burtoniana que la primera en su concepto de desarrollo de la trama y personajes: ese Pinguino, su origen y todo lo que le rodea; y la aparición de una Catwoman que poco se parecía a la de los comics pero que nos traía a la Pfeiffer vestidita de cuero (o plástico, que más da!) de la cabeza a los pies. Imaginación al poder…
Y Michel Keaton repetía como Batman/Wayne y la verdad es que no lo hacía nada mal, a pesar de que el pobre, mucho, mucho, no se podía mover con aquellas “armaduras” que le habían colocado. O sea que de escenas coreografiadas de luchas con Batman por medio, pues más bien no.
Por cierto, no hace mucho volví a ver las dos pelis seguidas una tarde que me dediqué para mi y creo, en mi modesta opinión, que el tiempo les pasó factura, sobre todo a la del 89. Que le vamos a hacer…Eso si, para mi siguen siendo entrañables.

De las de Schumacher me quedo con la primera, la menos mala. Dejemoslo así. Algunas virtudes tiene: Val Kilmer llena más el traje de Batman, Tommy Lee Jones está muy pasado de vueltas como Dos caras pero, al mismo tiempo, muy divertido. Lo contrario que Carrey. Y las escenas de lucha son ya mucho más ligeras que en sus dos predecesoras.

Y nos llegó Nolan con su trilogía ¿definitiva? del Señor de la Noche. Y yo con la primera aluciné por todo en gral.: Wayne/Batman, origen e historia, Gotham, la noche, las luchas, el agente Gordon, el miedo que provoca la figura del murcielago… practicamente todo lo que especifica Mr.Sangrós en su estupendo articulo, y alguna cosa más.

Y TDK y TDKR: pues la segunda de la trilogía es posible que sea una obra maestra del cine. No seré yo el que diga lo contrario. A mi me gustó mucho, debo decir. Pero creo que es un gran thriller, una gran película de acción, una enorme trama llevada desde el principio como algo más que una simple peli de Batman; que tiene al murciélago como personaje, no principal, como podía haber tenido a cualquier otro personaje de comic minimamente psicótico y martirizado en su fuero interno por su pasado. Eso si, el Joker y Harvey Dent llenan la pantalla cada vez que aparecen, sobre todo el primero.
Ah, y Gotham cada vez es menos Gotham.

Y el cierre de la trilogía pues es eso, un cierre con todas las letras. Concluyendo tramas que enlazan, incluso, con la primera parte y con un Batman en horas bajas incluso mucho antes de que Bane le rompa la espalda en una pelea donde lo raro es que el antiguo recluso de Santa Prisca no mate al murciélago a tenor de la baja forma física de este y de su ridícula manera de encarar esa lucha. Eso si, el retorno es a lo grande y luego va, finge la muerte y se nos retira con Catwoman. Claro que yo también lo haría desde el momento en que ví a la gatita subida a la batmoto y con el trasero en pompa.
Y colorín colorado… Ah, se me olvidaba…que Gotham ya directamente es New York y Chicago y ya no hay noche ni callejones oscuros, ni Luna ni…

¿Quien dijo por ahí arriba que “La Mascara del Fantasma” y la serie animada de Batman son las mejores adaptaciones de nuestro murciélago???
Pues eso

http://www.youtube.com/watch?v=0nCcdec8WdM

Rockeros Saludos