ZN Batería de reseñas: Especial Jóvenes Titanes

Por
21
744

Reseña de Jóvenes Titanes #13

Guión: Geoff Johns
Lápiz: Tom Grummet
Tinta: Larry Stucker
Color: Jeromy Cox
Correspondencia USA: Teen Titans #13-15
Planeta DeAgostini Cómics- 72 pág – 4,50 €

Sakutia. Ése es el nombre de la enfermedad que a punto estuvo de acabar con la vida de un joven llamado Gar Logan. Por fortuna, sus padres actuaron rápidamente, inyectándole una vacuna en fase de desarrollo que salvaría la vida del joven, quien durante el proceso vio cómo su piel se teñía de un extraño tono verdoso, al tiempo que adquirió la habilidad de convertirse en cualquier animal que imaginase.

Ésta es la historia de Beast Boy, anteriormente conocido como Changeling. Una historia que, años más tarde, vuelve a rememorar, ya que como consecuencia de la pelea protagonizada por los Jóvenes Titanes y el nuevo Hermano Sangre (¡con mordiscos incluidos¡), Gar acude a una clínica para realizar un análisis de sangre. Allí, ante la mirada atónita de Vic Stone (Cyborg) se producirá un sorprendente cambio. Por su parte, Superboy visitará Gotham City en busca de su amigo Tim Drake. Pero para sorpresa de Conner, en su lugar se topará con una joven vestida con el manto de Robin. El resto de Titanes disfrutan de un día de descanso, hasta que surge una amenaza de la que se tendrán que encargar. En el transcurso de esta improvisada misión, Cassie tendrá su enésimo encontronazo con Ares, quien la advertirá de inminentes peligros.

Durante el número que hoy nos ocupa, Johns se centra en el desarrollo de los personajes, con una historia menor como telón de fondo. De forma pausada (tal vez demasiado pausada, pues tres números se antojan excesivos para narrar este pequeño arco argumental), el habilidoso guionista centra su atención y sus esfuerzos en Conner, Tim, Raven, Cassie y, muy especialmente Gar Logan, quien acapara gran parte del protagonismo, no en vano su origen es relatado de nuevo en las primeras paginas del cómic, como introducción a la historia subsiguiente. Tom Grummet, viejo conocido de los seguidores de los Titanes, realiza un trabajo más que correcto, al igual que durante las múltiples etapas en las cuales se hizo cargo de la colección.

Resumiendo: se trata de una lectura entretenida, pero que rebaja ligeramente el nivel que venía ofreciendo la colección. Eso sí, en este caso, la recopilación en una única entrega de estos tres tebeos hacen su lectura mucho más llevadera.

Reseña de Jóvenes Titanes #14

Guión: Geoff Johns
Lápiz: Mike McKone
Tinta: Marlo Alquiza
Color: Jeromy Cox
Correspondencia USA: Teen Titans #16-18
Planeta DeAgostini Cómics- 72 pág – 4,50 €

Con esta entrega de la colección asistimos a una serie de acontecimientos que bien podrían entenderse sirven para sentar las bases del una de las más importantes sagas DC de los últimos años: Crisis en Tierras Infinitas, al mismo tiempo que representan el primer paso para el relanzamiento de La Legión de Superhéroes que en el año 2004 acometieron Mark Waid y Bary Kitson.

Lo que inicialmente se presentaba como una oportunidad de oro para consolidar su relación con Cassie, termina convirtiéndose en toda una odisea para Conner Kent, más conocido como Superboy. Los comensales de la Cafetería León Marino, situada en el Muelle de San Francisco, asisten atónitos a la desaparición del joven héroe, quien al poco tiempo de protagonizar tan inesperado suceso, reaparece vistiendo un uniforme más propio de Superman, aderezado con una significativa “L”. Así comienza una historia con claras reminiscencias clásicas que juega acertadamente con la arraigada relación entre la versión adolescente del Hombre de Acero y la Legión, cuyos orígenes datan ni más ni menos que de 1958 (Adventure Comics # 247). En Jóvenes Titanes, Johns se apoya en esta mitología previa para ofrecernos una versión “remasterizada” del supergrupo procedente del S. XXXI. Brainiac 5, Cósmico, Camaleón, Karate Kid o Saturn Girl servirán como anfitriones de nuestros protagonistas en su accidentado viaje a un futuro tan remoto como desalentador, donde tendrán que enfrentarse con los ¡¡Quinientos Fatales!!

Un ritmo correcto, un dibujo espectacular, donde por fortuna volvemos a disfrutar con el mejor McKone, y de paso asistimos a la recuperación para las nuevas generaciones de lectores de la mítica Legión de Superhéroes. Esta historia, titulada “Superboy y la Legión, Primera Parte”, tuvo su continuación en el one-shot Jóvenes Titanes / Legión Especial (reseñado a continuación).

Por otra parte, en este mismo cómic nos encontramos con los # 17 y 18 de la edición americana, donde da comienzo una de las más impresionantes sagas de la colección: Titanes del Mañana, un divertidísimo, trepidante e impactante relato donde los Titanes, como consecuencia directa de su encuentro con la Legión, terminan por visitar un futuro ¿alternativo? en el que se enfrentaran a una versión muy diferente de sí mismos, con unos métodos, motivaciones y rasgos definitorios alterados de forma drástica, debido a la dura realidad que han tenido que soportar. especialmente significativa la brillante caracterización de Tim Drake.

En definitiva: uno de los mejores cómics de la etapa Johns / McKone, que no defraudará ni a lectores habituales ni a ocasionales.

Reseña de Jóvenes Titanes #15

Guión: Geoff Johns
Lápiz: Mike McKone, Tom Grummett
Tinta: Marlo Alquila / Nelson
Color: Jeromy Cox
Correspondencia USA: Teen Titans #19-21
Planeta DeAgostini Cómics- 72 pág – 4,50 €

Con el # 15 de la edición española de Jóvenes Titanes finaliza el arco argumental Titanes del mañana, cuya lectura ha sido mucho más placentera (si cabe) de lo que viene siendo habitual en este título, por el formato escogido por Planeta DeAgostini Cómics, es decir, 3 números de la edición americana por cada uno de la española.

En el #19 USA, nuestros protagonistas comprobarán cómo aún queda esperanza para los ideales que siempre han defendido, siendo reivindicados en esta dimensión ¿alternativa? por una pintoresca formación de superhéroes conocida como los Titanes Oeste, quienes serán clave en el desarrollo de la cruenta batalla que se avecina. De las líneas precedentes puede deducirse que estamos ante un número de acción pura y dura. Y así es, pero con matices: Johns relata una atractiva e interesante historia que no sólo sirve como pretexto para demostrar la habilidad de McKone en las escenas más espectaculares, sino que además se vale de esta inesperada versión de los Titanes del futuro para profundizar con énfasis y acierto en la personalidad de Tim, Conner y compañía, evidenciando el peligro consustancial a toda cruzada, por bien intencionada que ésta sea. Y es que aunque se busque la defensa de la más encomiable de las causas, dicha causa corre el peligro de ser traicionada cuando se llega al punto en que el fin justifica los más atroces medios. En definitiva, una gran historia aderezada por un final con sorpresa incluida, como viene siendo habitual en los guiones de Johns para esta colección.

A continuación, Tom Grummett toma el relevo de McKone para ilustrar la historia titulada Escondite, donde se narrarán las consecuencias de la miniserie Crisis de Identidad (Brad Meltzer y Rags Morales) en Tim Drake, alias Robin, líder de los Jóvenes Titanes. Además, seguiremos de cerca el proceso de integración de Raven, las preocupaciones de Tim y Conner, y la aparición de dos malhechores de poca monta que tentaron a la suerte desde el momento en que decidieron enfundarse cierto traje de cierto supervillano llamado a desempeñar un papel protagonista en la macrosaga DC que se avecina. Para finalizar, un par de epílogos realmente reveladores.

Por último, McKone regresa a tiempo para aportar su granito de arena a la narración del regreso del Dr. Luz. Un personaje frío, despiadado y calculador, ansioso por ajustar las cuenta pendientes. Pero con carácter previo a la reaparición de este personaje, clásico entre los clásicos de la galería de villanos de los Titanes, éste supergrupo recibirá a su nueva integrante: Mia, la nueva Speedy protegida de Green Arrow que no sólo comparte su talento con el arco y las flechas, sino también su tenacidad y determinación.

Con ciertos altibajos, pero continúa siendo una de las mejores colecciones DC publicadas en la actualidad, gracias al empeño de Mike McKone, Tom Grummett (suplente de lujo del primero), y por encima de todo y de todos, Geoff Johns, quien ha ayudado a que muchos de nosotros nos reenganchemos de forma irremediable al Universo DC.

Reseña de Jóvenes Titanes / Legión Especial

Guión: Geoff Johns y Mark Waid
Lápiz: Ivan Reis y Joe Prado
Tinta: Marc Campos
Color: Son-Cone
Correspondencia USA: Teen Titans / Legion Special
Planeta DeAgostini Cómics- 32 pág – 2,50 €

Comentábamos en líneas precedentes, más en concreto en la reseña del # 14 de Jóvenes Titanes, que la historia Superboy y la Legión tendría su continuación en el especial que nos disponemos a comentar. Publicado en su edición orginal en el año 2004, representó la unión de los talentos de Geoff Johns y Mark Waid, dos de las grandes estrellas de DC Comics, en un propósito común: relanzar a la Legión de Superhéroes. Pero como viene siendo habitual en la industria norteamericana, este tipo de propósitos suelen encontrarse con un importante escollo llamado continuidad. ¿Soluciones? las líneas What if…?, Elseworlds, Ultimate o All Star. Sin embargo, en esta ocasión la vocación de recuperar a los héroes del S. XXXI parecía firme, de modo que, imaginamos que con vistas a dotar de más empaque a este enésimo relanzamiento, se optó por encontrar apoyo en una de las colecciones más populares del Universo DC reciente: Jóvenes Titanes.

La solución se antoja lógica, más aún teniendo en cuenta la ya clásica relación entre Superboy y la Legión, y el resultado final, un digno entretenimiento, preludio de la serie regular Legión de Superhéroes, obra del (casi) siempre solvente Mark Waid, y el impresionante Barry Kitson, cuyo talento parece consolidarse con cada nuevo trabajo que afronta (Empire, JLA: Año Uno, etc…). La trama principal enlaza directamente con la narrada en la reseña de Jóvenes Titanes #14, para mostrarnos a unos Titanes transportados al futuro con la intención de ayudar a la Legión en una batalla de proporciones épicas, con un Superboy (Conner Kent), viéndose en la difícil tesitura de tener que orientar su lealtad hacia uno u otro supergrupo, mientras se enfrentan a los Quinientos Temibles.

En lo narrativo, tal vez cabría esperar más de Johns y Waid, quienes no parecen aprovechar todo el potencial de la situación planteada, pero atendiendo a la sensación que se desprende de la lectura de estas 32 páginas, cabe concluir que logran reactivar (al menos en mi caso) el interés por la Legión, objetivo que, suponemos, sería el perseguido por la editorial, aunque se haya logrado de un modo menos brillante del que viene siendo habitual en ambos guionistas. En cuanto al apartado gráfico, destaca un Iván Reis que se ganó mi confianza, respeto y admiración desde el momento en que contemplé su trabajo en la muy recomendable Capitán Marvel (guionizada por Peter David), donde sucedería al no menos talentoso e incomprensiblemente relegado a un segundo o tercer plano de la industria Chriscross.

Sin ser demasiado exigentes, podemos concluir que se trata de una lectura que cumple con los mínimos exigibles para que no nos arrepintamos del desembolso del precio de portada.

Enlace: reseña de Legión de Superhéroes #1, por Raúl López.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alberto Ortiz
Alberto Ortiz
17 febrero, 2007 9:43

Ciertamente comparto tu admiración por el trabajo de Johns en jóvenes titanes, es una pena que ya haya dejado la colección, a ver que tal lo hace el próximo.

Toni Boix
17 febrero, 2007 9:56

Esos segundos que Superboy estuvo desaparecido fueron varios números de la Legión de Abnett y Lanning. La colección, a pesar de su gran calidad de arranque, no tenía unas ventas boyantes. Por eso, con el arco “Foundations”, se hizo una nueva versión de la clásica Saga de Darkseid con un primer número brutal en el que tanto un Clark Kent adolescente como Conner Kent eran abducidos hacia el siglo XXXI. A pesar de ese fenomenal primer número, el resto de la saga, dibujada por Chris Batista, no consiguió estar al nivel de los primeros números de la serie y la cosa, aún contando con Superboy, no terminó de cuajar.

Conner, por las paradojas del viaje temporal, no recordaba el momento en el que había sido abducido, con lo cual no se sabía en qué momento de la serie de los Titanes acontecería tal suceso.

Toni Boix
17 febrero, 2007 11:29

El trabajo de Abnett y Lanning en la Legión, en líneas generales, es de notable alto. Intentaré escanear una imagen de esa serie para un post para el martes que os dará idea de ello 🙂

Yota
Lector
17 febrero, 2007 14:19

Yo hace poco terminé de leer el Legion Lost con el que daba inicio la etapa de Abnett y Lanning y me gustó mucho. Sobretodo Coipel que daba un ambiente tétrico y oscuro a esos mierdecillas

Superman95
Lector
17 febrero, 2007 15:16

Tanto en dibujo como en narrativa, estos números de Titanes son imperdibles. Y si. Grummett es uno de los mejores y mas infravalorados dibujantes de la industria. Solo tomen con una mano los números que hizo en los 90 de Titanes, Robin y Superman. Una delicia a ojo cerrado.

Carlos VG
17 febrero, 2007 20:28

En realidad, Johns todavía no ha dejado la serie. La transición durará este último arco que se está publicando, sobre la constitución de un segundo grupo de titanes que se enfrenta al de Robin, Cyborg y compañía, que es todavía es suyo (o debería: una de esas muertes innecesarias a las que el último Johns parece tan propenso parece confirmarlo) y a mí me promete mucho.

Y ciertas actitudes de Robin hacia la memoria de Conner Kent, “un año después”, me reesultan de lo más interesante que le ha pasado al personaje desde… bueno, desde Los Titanes del Mañana, que reseñan más arriba.

Respecto al nuevo, Beechen, yo sólo he leído algunos números de Robin y no está mal. Entretenido. Pero…

Aviso de Spoiler

toca funeral en su primer número en solitario: http://www.dccomics.com/comics/?cm=7327%5B/spoiler%5D
Me suena a recurso fácil.

Saludos.

alienigena
17 febrero, 2007 21:39

Coincido en el gran trabajo de Jhons por devolmernos a gente como Raven, Cybor, Beast Boy y Starfire y al menos dotar de profundidad a personajes que en otros autores eran muy planos en especial Superboy.

Por cierto, el trabajo de Grumment en la Cacería de los Titanes fue brutal. Creo que dicha saga se merece una reedición en España

Kike
17 febrero, 2007 22:39

En cuanto a lo de Ivan Reis estoy totalmente de acuerdo, al igual que lo de Chris Cross, desde Capitán Marvel me ha gustado mucho, pero quien sabe porqué no han aprovechado su buen dibujo.

Sputnik
Sputnik
Lector
17 febrero, 2007 22:45

Ese spoiler de Carlos VG

Aviso de Spoiler

significa que se an a cargar a Gar????

Sergio Robla
Admin
17 febrero, 2007 23:06

Lo dudo. Puede haberse ido a Doom Patrol o Titans East.

Carlos VG
17 febrero, 2007 23:51

No sé.

Aviso de Spoiler

La referencia a Donna y a Nightwing hace pensar que se trata de un Titán clásico. Pueden ser Gar, aunque no creo, porque se quedó con la Doom Patrol (Titans East son este segundo grupo de titanes al que se están enfrentando en el arco actual, liderados por Deathstroke, creo que SR se refiere a Titans West). Pero también puede ser Starfire, que anda perdida por el espacio en 52 (aunque bien es cierto que en el último número parece correr mejor suerte que la que le venía tocando hasta ahora). También puede ser Joey Wilson, que acaba de resucitar y que se enfrentará a su padre, Deathstroke. Pero, claro, todas esas rosas en las manos de los dolientes de la portada… podrían indicar que se trata de la hermana de Joey, Rose.

En fin, lo hacen para que en los blogs y los foros empecemos a crear expectación y caemos como unos pardillos. Saludos.

The O Lord
The O Lord
18 febrero, 2007 1:45

Hace poco hice algunas llamadas telefónicas y supe que

Aviso de Spoiler

se van a cagar a Starfire, me lo confirmó hace un rato el bonachón de Mark Waid desde el otro lado de la línea. Ella es quien no vuelve del espacio, ¿porqué? porque es la única de los titanes “viejos” que no tiene cabida en ningún lugar del universo DC. Y respecto al nuevo escritor, no se va a cagar a nadie porque es un androide comandado a distancia por Geoff Jhons.

xandar
xandar
18 febrero, 2007 3:35

no creo q la barbi naranja , pueda morir, ya q es la tipa mas molona y liberal del universo dc.
es mi deseo q no lo haga, vaya.

sputnik
sputnik
Lector
18 febrero, 2007 13:48
Aviso de Spoiler

Prefiero que se carguen a Beast Boy que a Starfire, la verdad…aunque soy de los que prefieren que dejen a los personajes clásicos en paz

Paco
18 febrero, 2007 15:01

Yo pienso que

Aviso de Spoiler

no es Starfire porque sino el que estaría en primera linea delante de la tumbra tendría que ser Nightwing que fue con el que tuvo mayor apego emocional y el que más dolido estaría… digo yo, si no es así, y finalmente es Dorian’t pos menuda cagada en la portada ¿no?

^Geist^
18 febrero, 2007 15:47

no sera que tras su vuelta le lleva flores a la tumba de su marido, Terry Long? (o del hijo, ya puesto)
Siendo Donna la que esta delante la tumba parece relativamente logico

^Geist^
18 febrero, 2007 15:51

aunque revisando y leyendo el texto (que no he visto antes)….

hay alguna manera de borrar a Terry Long y poner Speedy? (o Arsnal)

alejandro manriques
1 diciembre, 2009 19:55

adoro a los jovenes titanes

alejandro manriques
1 diciembre, 2009 20:09

los jovenes titanes son lo MAXIMO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!