Vuelta a Casa – Buscando el Spiderman perfecto

Por
36
2925

La aparición de unos padres, regresados de la muerte que resultaron androides, la entrada en escena de un clon – Ben Reilly – que hizo dudar a Peter si él era el verdadero o no sería un impostor viviendo una vida que no le correspondía, la dramática muerte de Tia May para descubrir que tampoco era la verdadera suplantada por una actriz que se hacía pasar por ella y todo ideado por Norma Osborn que también regresaba de la muerte, por suerte – o desgracia – él volvió para quedarse. El secuestro – de nuevo – de Mary Jane y la separación de ambos como pareja. MJ había perdido su espacio, su lugar, y sobre todo, no había sido capaz de superar el miedo de vivir al lado de alguien que pone en riesgo su vida cada vez que salía por la ventana disfrazado. Veníamos de una época no oscura pero si gris, un John Byrne en horas bajas, un Howard Mackie con el piloto automático que apenas dejó historias para el recuerdo a pesar de estar acompañado de John Romita Jr. y tan solo un pequeño soplo de aire fresco de la mano de Paul Jenkins y Mark Buckingham que no es del agrado de todos por su tono más ligero y en ocasiones intimista.

Obviamente, el personaje necesitaba un cambio de timón así que la decisión más lógica pasaba por prescindir de la labor del editor Ralph Macchio quien ocupaba el puesto desde el año 1996, su sustituto sería Axel Alonso, una apuesta personal de Joe Quesada y que había realizado una labor encomiable en DC Comics encargándose de las labores de editor de la línea Vértigo con obras tan importantes a su cargo como Predicador, Hellblazer, 100 Balas, Transmetropolitan o Blanco Humano. A priori, no parecía el candidato idóneo para hacerse cargo del trepamuros, acostumbrado a obras de un corte más adulto para nada tenía que ver con el tono de historias pasadas del personaje, aun así, el tiempo ha terminado dando la razón a Joe Quesada, la llegada de Axel solo se puede catalogar como de rotundo éxito.

El estreno de Axel como editor del arácnido se produce en Amazing Spider-Man v2. #27, una historia francamente olvidable de Howard Mackie en la que casi parece que se estuviera reservando para la historia en tres partes (dos episodios escritos por él en Amazing Spider-Man para concluir en Peter Parker Spider-Man escrito por Paul Jenkins) que vendría a continuación con el regreso de Mary Jane a quien creíamos muerta en un accidente de avión (Amazing Spider-Man v2.#13) y que resultó realmente estar secuestrada por un maniático con poderes. Mary Jane había regresado para volver, y es que en una emotiva a la par que algo tensa conversación final con Peter ambos deciden separar sus caminos para darse un respiro.

El sustituto de Howard Mackie a los guiones de Amazing Spider-Man sería J.M.Straczynski, famoso por ser el creador de la serie de televisión Babylon 5, y en el mundo del cómic había sorprendido con dos interesantes propuestas: Rising Stars y Midnight Nation ambas publicadas por Image Comics. Si bien su trabajo en televisión podía hacernos desconfiar, ¿se trataba de una campaña de marketing para atraer los focos o lo veían realmente como el guionista idóneo para recuperar al personaje del ostracismo? Lo cierto es que sus trabajos en Image Comics donde había despuntado con unos diálogos interesantes, una buena caracterización de personajes y la construcción de tramas que mantenían en vilo al lector servían por lo menos para darle un voto de confianza al menos durante su primer arco en la serie.

Spidey_Home_Coming_00

CONSTRUYENDO UN NUEVO PUNTO DE PARTIDA

El primer número de Straczynski en Amazing Spider-Man sería el número treinta que saldría a la venta en junio de 2001, el arco argumental llevaría por título Vuelta a casa (Coming Home), y no podía ser más premonitorio de lo que estaba apunto de acontecer. Con Mary Jane ausente, el guionista debía construir un nuevo entorno para el personaje, definirle cuales iban a ser su casa a partir de ahora, las cuatro paredes sobre las que había que cimentar el Spiderman del nuevo siglo. Y esto es algo que ya queda claro en una primera página magistral, vemos a Peter enfundándose el traje arácnido, a la par y de fondo suena la locución de su contestador automático en la que pone en situación al lector, Peter se encuentra en plena mudanza, no hay que dar más explicaciones aunque ya conocemos los motivos tras la separación con MJ, y al otro lado de la línea entra en escena Tía May, su constante, aquella que como si de nuestra propia madre fuese se preocupa por él a pesar de su edad, siempre será su pequeño Peter y sabe que este lo más probable es que no lo esté pasando bien tras la ruptura, sus palabras no podían ser más cercanas: “[…] Sé que tienes muchas cosas en la cabeza ahora mismo, con la marcha de Mary Jane y la mudanza, y… bueno, solo quería saber si estabas bien. Se que no debería preocuparme, y no estoy preocupada de verdad. Tienes algo, Peter. Tienes una fuerza interior, una voluntad, que te ha hecho superar muchas dificultades en tu vida. Esto también pasará.” Lees estas palabras y piensas como lector de sus muchas aventuras: “si Tía May conociese tus aventuras… entonces sí tendría motivos para preocuparse.” El caso es que a lo largo de los años tan importante ha sido lo que Peter vivía enfundado en su disfraz como sus aventuras en la vida real, y si MJ desaparece de escena quien tendrá que ocupar ese vacío es May.

...Spidey_Home_Coming_03Spidey_Home_Coming_02
Peter y Tia May conversando en el desayuno, Amazing Spider-Man #31

Recuperada Tía May lo siguiente a reconstruir es la parcela laboral de Peter, aunque su trabajo como fotógrafo freelance del Daily Bugle ha dado juego durante décadas toca buscar nuevos horizontes, nuevas formas de ganarse la vida, y paseando – si JMS también se atreve a enseñarnos a Peter sencillamente paseando – termina casi de forma inconsciente en el Instituto que tantos quebraderos le trajo, recordemos que allí sufrió el acoso de Flash y la indiferencia del resto de la panda y no sería hasta su llegada a la universidad, conocer a Gwen y MJ que pasó de ratón de biblioteca a uno más de la pandilla. En el instituto asiste a una escena que perfectamente podría haber estado protagonizada por él mismo años atrás, un crío está siendo acosado por la pandilla de turno y Peter sale en su ayuda, aunque siente que hace lo correcto, no lo ve así el muchacho que le replica con un: “No, no estoy bien… porque ahora me van a dar el doble que antes… y los odio y odio mi vida y esto es una mierda y lo has empeorado […]” Le gustaría explicarle en ese momento que cuando llegue a la universidad verá la vida de otra forma, que dejará de ser el blanco de sus iras, que se graduará y su novia será la más bonita de la promoción. Pero no lo hace, porque esos pensamientos que a buen seguro pasan por su mente se ven cortados por la llegada de uno del profesor de educación física que ha visto todo lo que ha sucedido y le suelta una dura afirmación: “Amigo, siempre hay alguien dándote patadas. Tu tienes que darle primero. Joey tiene que aprender eso. Evoluciona o muere.” Las consecuencias de ambas charlas con alumno y profesor tendrá consecuencias pues Peter se terminará presentando al puesto de profesor de ciencias del instituto, piensa para él mismo: “Algunas cosas cambian. Pero otras no cambian nunca, si alguien no hace que cambien”. Con esta reacción y este nuevo status quo JMS da en el clavo, hemos visto a Spiderman ser responsable con sus poderes, hemos visto luchar por su ciudad y ayudar a sus ciudadanos, ¿Pero y Peter? ¿se puede decir que la persona ha hecho por su entorno tanto como el héroe?

Portada de Amazing Spider-Man #31 de J. Scott Campbell
Portada de Amazing Spider-Man #31 de J. Scott Campbell

Tenemos a May de nuevo en escena, se han dado los primeros pasos para que Peter encarrile una nueva carrera profesional tras ejercer de fotógrafo, asistente en la universidad y escritor de libros, será profesor de ciencias en el instituto y no había una opción más lógica dados sus estudios y conocimiento. Pero claro, este es un cómic de superhéroes así que lo siguiente que tiene que hacer el guionista es centrarse en su aspecto más heróico y para ello se reserva un as en la manga, la entrada en escena de un personaje nuevo que resultará no solo capital durante toda su etapa sino incluso en los años posteriores, a día de hoy vuelve a gozar de protagonismo en los números recién aparecidos en Estados Unidos con importantes revelaciones sobre el pasado de Peter, su nombre es Ezekiel, y con él llegaron las dudas y las preguntas.

LA ENTRADA EN ESCENA DE EZEKIEL Y MORLUN

En una entrevista publicada en el primer número americano de Midnight Nation y reproducida en el segundo número de la edición española respondía a la pregunta de cómo conseguía mantener la originalidad en sus guiones, y la respuesta no podía ser más coherente: “Es realmente fácil. Hay que empezar siempre por los personajes. En este planeta vivimos seil mil millones de personas, y todas y cada una tiene su historia, su propio y particular destino. Ninguno es igual a otro, como las huellas dactilares. Así que si partes de un personaje y logras que este personaje resulte sincero y real, puedes inventarte cualquier situación y funcionará. Todas las historias son diferentes.” Hablaba de sus inicios en Rising Stars, Midnight Nation así como en sus incursiones televisivas pero esta premisa también se puede aplicar a su aportación en Amazing Spider-Man y en especial a Ezekiel, un personaje de nuevo cuño cuya entrada en escena es de las más impactantes que se recuerdan por lo descolocado que deja al autor. Se nos presenta como un hombre adulto, de pelo canoso, trajeado y casi doblando la edad de Peter; hasta aquí todo normal si no fuese porque aparece de repente a su lado pegado a la pared como tantas y tantas veces hemos visto a nuestro héroe, ¿cómo es que no se activó su sentido arácnido? Aún queda más descolocado Peter y los lectores cuando este le llama por su nombre, aquel que esconde con tanto recelo tras la máscara, Peter. Como carta de presentación hay que reconocerle a JMS que es muy potente, y aún lo es más cuando le indica a Peter que: “Hay tres pasos en el conocimiento. Lo que creemos. Lo que sabemos y lo que podemos demostrar.” ¿A cuento de qué viene esta afirmación? La respuesta a modo de pregunta que Ezekiel le lanza para dejarlo completamente fuera de juego: “Tu crees que recibiste tus poderes de una araña radiactiva, y puedes creer que sabes que es verdad, pero, ¿puedes demostrarlo? […] Se trata de esto. Ésta es la pregunta de los cien millones. Te cambiará como nada lo ha hecho antes, y como nadie volverá a hacerlo.Así que, atento. ¿La radiación capacitó a la araña para darte estos poderes?¿o la araña estaba intentando darte los poderes antes de que la radiación la matara? ¿Que fue antes?¿La radiación o el poder?¿El huevo o la gallina del poder?” Lo cierto es que parece que Ezekiel de vida a los pensamientos del guionista, y que además de dirigirse a Peter lo haga también al lector invitándonos a entrar en su juego. Lo cierto que dudo que haya alguien que hasta ese momento se hubiese planteado esa pregunta de forma tan original, siempre hemos dado por sentado que fue algo fortuito, la araña se vio afectada por la radiación y picó a Peter, de nuevo fruto del azar, ¿pero y si no fue así? Aun con la sorpresa, y el susto de verse sorprendido por alguien que conoce su mayor secreto le suelta el motivo por el cual se ha acercado a él: “He venido ahora porque es el momento adecuado. Porque necesitas entenderlo. Porque sólo si lo entiendes tendrás una oportunidad de sobrevivir a lo que viene. Y aún así será difícil P.

Si enigmática es la presentación de alguien que dice ser amigo de Peter, aun lo es más la entrada en escena del que será el villano de este arco argumental, Morlun. Que en pocas viñetas aprendemos de él que parece alimentarse de la esencia vital de gente con superpoderes y que parece que ha puesto sus ojos en cierto trepamuros, Morlun además está acompañado de alguien llamado Dex que cual Norrin Radd parece actuar de facilitador de su amo a pesar de que no apruebe su conducta.

Pocas veces veinticuatro páginas han dado para tanto, buscar las raíces del personaje, presentar nuevos aliados y enemigos e interesantes hilos argumentales que pueden dar mucho juego en el futuro. Pero lo más importante de todo esto no es la creación de un villano impactante o mostrar a alguien que parece mejor que el propio Peter su legado, lo más importante es que Straczynski parece saber cual es el camino a seguir para llevar de nuevo el éxito a la colección, y esto es ni más ni menos que algo tan lógico como lo que vino siendo su fórmula en sus primeros veinte años de existencia, hacer crecer, hacer madurar en definitiva a la persona de forma paralela al lector al que van dirigidas sus aventuras. Peter hace mucho que dejó de ser ese adolescente vapuleado por Flash, y atrás quedaron aquellos años de soltero en los que flirteaba con Felicia, Peter es un hombre adulto que está afrontando una separación matrimonial, quien sabe si definitiva o momentánea, y que afronta un importante cambio laboral. En definitiva, tratar su madurez, su crecimiento como algo natural sin miedo a espantar al lector más joven.

El guionista nos demuestra en pocas páginas que no es alguien dado a precipitarse, sabe a dónde quiere llegar y cuál debe ser el camino a seguir para ello, y no le importa recrearse deteniéndose en las historia que nos cuenta para enriquecer ese enorme tapiz que parece estar tejiendo, vemos cómo May tiene una importancia capital a la hora de empujar a su sobrino para postularse como profesor de Ciencias en el que fue su instituto, o como descubrimos en un vistazo a la oficina de Ekeziel que este resulta ser un acaudalado millonario que preside una importante empresa, no solo eso, a la conclusión de dicha reunión y en una conversación con una de sus asociadas casi de soslayo nos enteramos de un detalle capital no sólo para esta aventura sino para el futuro del personaje a poco que Dan Slott caiga en la cuenta, y es que según lo que esta le indica a Ezekiel en relación con su contacto con Peter: “Espero que sepas lo que haces. No eres el único en peligro. Si esto sale mal, podrías destruirnos a todos. Ante esa perspectiva, y puestos a elegir…prefiero que sea él y no nosotros. Es prescindible.

Las piezas poco a poco van encajando, Straczynski nos muestra una nueva conversación entre Peter y Ezekiel en la que este le explica por qué motivo ha salido ahora a la luz, le explica que su vida corre peligro y para ello se sumerge en las raíces de los poderes de Peter con importantes revelaciones, dejamos de ver a Peter como ese crío al que una araña infectada por radioactividad, para mostrarse como el portador de un poder más antiguo que el tiempo, como alguien totémico cuyos enemigos no dejan de ser un fiel reflejo de la naturaleza y a su forma, defensores de distintos totems o representantes de otras especies poderosas. Nos habla de equilibrio, de cazadores y presas, de cómo puede afectar al ciclo de la vida que una especie desaparezca, o en palabras de Ezekiel: “Igual que hay fuerzas totémicas, hay otras fuerzas que se alimentan de ellas. Y de sus herederos a lo largo de los siglos. De gente… como tu.” Lo que Peter para nada esperaba es la propuesta que Ezekiel le hace, le habla de Morlun, de que es su peor enemigo, que va tras él y no parará hasta terminar con su vida, y que sencillamente Peter no tiene ninguna oportunidad de vencerlo, así que lo mejor es que se esconda en un refugio que Ezekiel tiene para ello, quizás con el paso de los meses Morlun se termine cansando al no localizarlo y se marche. Poco o nada conoce Ezekiel a Peter, y es que si algo le ha caracterizado es su responsabilidad, especialmente desde que perdió a su tio Ben por una irresponsabilidad suya, tiene un poder y ha de hacer uso de él, y si realmente Morlun es tan poderoso es su obligación enfrentarse a él para evitar que haga daños a terceros en su búsqueda, de esta forma, declina la oferta de Ezekiel y queda a la espera de la entrada en escena de Morlun que no puede ser más dramática y efectiva para sacar a la luz a Peter.

Morlun y Peter estaban predestinados a encontrarse, y el enfrentamiento entre ambos probablemente sea de los más salvajes que se recuerdan en el cómic superheróico, quizás buscando un símil por lo violento de este el más parecido que se recuerde sea aquel que enfrentó a Superman con Doomsday con las consecuencias que todos conocemos. El caso es que con cada puñetazo, cada crujir de huesos, cada bocanada de sangre nos traslada a la historia de la distinguida competencia y nos hace preguntarnos si tal y como predijo Ezekiel no estaremos ante la última aventura de Spiderman, el final del camino del mayor de los héroes. Nada parece parar a Morlun, y lo vemos como una auténtica fuerza de la naturaleza, alguien imparable como en su día lo fue Juggernaut en el famoso enfrentamiento que mantuvo con Peter escrito por Roger Stern y bellísimamente dibujado por el mismo John Romita Jr. que dibuja esta historia, a buen seguro que recordó épocas pasadas mientras se enfrentaba a la mesa de dibujo para plasmar algunas de las mejores escenas de acción que se recuerdan.

Spidey_Home_Coming_011...Spidey_Home_Coming_010
La cruenta batalla entre Morlun y Peter, The Amazing Spider-Man #35

A estas alturas no pretendo engañar a nadie, y sabemos cual fue el resultado final de esta batalla y como Peter terminó superando a Morlun, pero para el recuerdo quedará la entrada en escena de Ezekiel para ayudar a Peter poniéndose él mismo en peligro al descubrirse ante Morlun tras tantos años tratando de pasar inadvertido o asistir a uno de los momentos más duros cuando decide despedirse Peter por teléfono de aquellos que más ama. momentos que pervivirán para siempre en la memoria de los lectores.

Quizás, podamos achacarle al guionista de ser excesivamente imaginativo a la hora de encontrar la forma de vencer a Morlun, pero lo había construído tan poderoso que solo la búsqueda de una solución extrema, a vida o muerte, podía servir para derrotar al monstruo.

Spidey_Home_Coming_13

EL OSADO DESCUBRIMIENTO DE MAY

Que a Straczynski no le ha temblado el pulso a la hora de hacer crecer a Peter como personaje es algo que he ido constatando a lo largo de este artículo pero el paso definitivo – y de no retorno o eso pensábamos por entonces – lo dio con la conclusión de Amazing Spider-Man #35, pongámonos en contexto, en medio del que es el enfrentamiento definitivo contra Morlun, y pensando que quizás eran sus últimos minutos de vida Peter busca un teléfono público para despedirse de aquellos que más quiere, en primer lugar llama a Mary Jane, aunque se han dado un descanso es innegable que el amor ni mucho menos se ha terminado entre ambos, al no poder localizarla no lo duda y llama a su tía May para escuchar su voz por última vez y despedirse obviamente sin decírselo, pero claro, el tono de voz de Peter está tan impregnado del momento que May entiende que algo le sucede así que poco después llama a su casa y le deja un mensaje en el contestador, se va a pasar por su casa para ayudarle con la colada y de paso hablar con él pues le ha dejado muy preocupada. Como vimos, Peter consiguió vencer a Morlun en una batalla que le dejó tan exhausto que llegó a casa, destrozado físicamente, sin fuerzas, se deshace del traje hecho jirones y lo deja caer al lado de su cama, sin prestarle más atención a algo que terminará para siempre el devenir de historias futuras. Obviamente, Peter no había escuchado el mensaje de su Tía, sino habría sido más cuidadoso con los restos de su traje, y se encuentra tan cansado que tampoco oye cómo May le llama desde la puerta antes de entrar. Al llegar a la habitación de Peter las evidencias que encuentra son tan irrefutables que apenas puede articular palabra mientras sostiene los restos del traje entre sus manos y su sobrino duerme claramente maltrecho tras la batalla.

....Spidey_Home_Coming_05Spidey_Home_Coming_06
El descubrimiento de Tia May, The Amazing Spider-Man #37

El splash page con el que termina ese número con May con el traje deshecho entre sus manos es de esos que quedará para siempre en la retina de los lectores, es un paso tan valiente en la colección que casi cuesta creerse lo que estamos viendo, y es que desde sus inicios jamás se ha atrevido ningún guionista a ni siquiera hacerle sospechar a May de las aventuras de su sobrino, ¿acaso no sospechaba de sus moratones o de sus ausencias? Tan evidente que antes o después descubriría su secreto que parece increíble que tuviesen que pasar casi cuarenta años para que un guionista osado y un editor aun más valiente se atreviera a dar este paso sin retorno.

Para aquellos que seguimos esta colección en grapas americanas fue todo un shock el descubrimiento, y os podéis imaginar cual fue nuestra sorpresa al comprobar que la trama quedaba en suspense pues el siguiente número en vez de continuar allá donde se quedó este estaba dedicado a analizar desde el prisma más superheróico los tristes hechos ocurridos el 11S en Estados Unidos.

Tras ese obligado paréntesis toca hacer frente a la situación y Straczynski lo aborda de una forma inteligente, en dos partes (Amazing Spider-Man #37 y 38), el primer capítulo lleva por título Interludio y el segundo La conversación y no podían estar mejor pensados. La acción del primer capítulo continúa exactamente allí donde se quedó, con aquel inmenso cliffhanger a toda página con May sosteniendo el traje de su sobrino. Se gira y ve los lanzarredes sobre la mesa, si le quedaba alguna duda aquellos artilugios eran la constatación de lo que estaba descubriendo, en cuatro viñetas la vemos pasar de la incredulidad al horror y la rabia, no puede creer lo que está viendo y no esta preparada para tener una conversación con aquel a quien crió como un hijo y que siente que quizás no lo conozca tan bien como pensaba. Todo esto sucede en tres páginas carentes de diálogo en las que Straczynski cede la narración a Romita Jr. quien consigue transmitirnos a la perfección las distintas etapas por las que pasa May en escasos segundos, algo al alcance de muy pocos autores.

En el fondo lo que los lectores queremos ver es el encuentro entre May y Peter, y como esta le cuenta que conoce su secreto y todo lo que puede surgir de esa conversación, obviamente el guionista es conocedor de esto que espera el público así que decide jugar un poco más con la ansiedad que nos pueda producir el momento para hablarnos de la cruda realidad de los sin techo. Straczynski es un guionista concienciado por el lado más amargo de la humanidad y si en Midnight Nation ya jugaba con las metáforas para enseñarnos como de invisibles a la sociedad son esas personas que por desgracia han de vivir en la calle, aquí se apoya en la historia de una alumna de Peter que a raíz de quedarse esta dormida en clase comienza a rascar y se entera de que va tan cansada porque ayuda fuera de la escuela a su hermano que está metido en la droga, ambos viven en la calle, más concretamente en un edificio abandonado. Invisibles a los ojos del resto de transeúntes, Peter incluido que había pasado centenares de veces por delante del edificio donde vivían sin prestar atención. La acción se acelera cuando el hermano de esta sufre un ataque por una sobredosis que le pone al filo de la muerte, será Peter quien ponga en riesgo su identidad secreta llevándolo personalmente al hospital balanceándose con sus redes, con este a salvo toca hablar con su alumna quien temerosa de que Peter llame a asuntos sociales finalmente hace sino lo más lógico lo que le dice su corazón, tenderle la mano y mostrarse como alguien en quien puede confiar cuando tenga el menor problema. El guionista nos demuestra que no hace falta ponerse unas mallas para mostrarse como un héroe, tan sólo tender la mano a aquel que lo necesita y decirle que puede contar contigo, a sus ojos probablemente luzcas como ese amigo, esa persona a la que le importas y que te hace dejar de ser invisible al resto.

La etapa de Stracynzski está llena de pequeños momentos, casi se podría decir que forman micro historias a veces para profundizar en las raíces del personaje, otras para desarrollar aspectos no tratados en secundarios y otros sencillamente para poner en contexto al personaje, si uno de sus apodos es “el amistoso vecino arácnido” ¿por qué no investigar que sucede a pie de calle? ¿por qué no hablar del bullying y las consecuencias que este puede acarrear? o sencillamente mostrarnos la crudeza, la realidad tan dura que algunos han de vivir a diario. De esta forma, recupera esa vertiente más social y humana del personaje, algo que por desgracia no vemos tan a menudo como deberíamos, y es que son pocos los guionistas que se paran a pensar en quién es Peter, de qué pasta está hecho.

La historia fluye y no pensaríamos en May y lo que está por venir si no fuese porque van goteando viñetas de Anna Watson preguntándose dónde andará May, o ya de esta en el parque con la máscara de su sobrino entre las manos. Es en las dos últimas páginas de este capítulo cuando todo comienza a acelerarse, tras pasar todo el día en el parque pensando May decide actuar y llama a Peter, el mensaje que le transmite no puede ser más escueto: “Tenemos que hablar, Peter. Ahora mismo.

LA CONVERSACIÓN

Terminado el capítulo anterior el lector tiene la sensación de que el guionista nos la ha vuelto a jugar, y comienza a temer lo peor, ¿cuánto tendremos que esperar para que por fin se produzca el encuentro entre sobrino y tia y se produzca la tan esperada conversación? Lo que a priori podría desesperar al lector visto con la perspectiva que da el tiempo pasado vemos que Straczynski tan solo estaba cocinando la situación a fuego lento, probablemente se trata del mayor cambio de status quo desde la boda de este con Mary Jane. Algo que cambiará para siempre la relación entre ambos y que a buen seguro que incidirá en las historias que están por venir, no es lo mismo una señora mayor cuyo mayor temor es que su sobrino coja un constipado ante la última ola de frío a verlo enfrentarse al villano de turno y entender que tras esas mallas rojas y azules está su querido sobrino.

El guionista no defrauda y arranca el capítulo de una forma tensa, Peter abre la puerta de casa y se encuentra con May, cabizbaja y con restos de su traje en la mano, no puede creer lo que está viendo, su cerebro va a mil buscando que excusa utilizar esta vez para alargar el engaño, no es necesario. Esta vez Peter no puede explicarlo, tal y como May le indica: “No puedes, Peter. Y no tienes que hacerlo. No tienes que explicarlo y no tienes que seguir mintiéndome. Conozco tu secreto. Sé que eres Spiderman.” Lo que sigue a continuación es un torrente verbal por parte de May, primero el enfado. “¿Cómo has podido hacerme esto? ¿Cómo has podido mentirme todos estos años?” Luego la constatación de algo que ya sabíamos, no hay nadie más fuerte psicológicamente que May, si pudo soportar la muerte de su marido, Ben, y criarle sola, ¿Qué le hizo pensar que no sería capaz de soportar su verdad? Y por último la confesión, primero de Peter, de por qué ocultó lo que le había sucedido y sus aventuras por el sentimiento de culpa ante la muerte de su tío Ben, esta confesión por parte de Peter viene acompañada de una de igual importancia por parte de May y es que esta también llevaba buena parte de culpa sobre sus hombros, y es que la noche en que Ben murió este salió de casa porque habían tenido una pelea absurda con lo que la última vez que se vieron ambos estaban enfadados.

...Spidey_Home_Coming_08Spidey_Home_Coming_09
Peter divagando sobre lo que le quiere contar May, The Amazing Spider-Man #38

Este momento de confesiones por ambas partes resulta sumamente importante pues cierra un círculo que se inició en el año sesenta y dos, una culpa que ambos esconden por miedo a contárselo a la persona que más quieren, una la conocíamos, la de Peter, a lo largo de estos cuarenta años de historia – si nos ubicamos en el tiempo en el momento de la publicación de esta saga – en los que hemos visto a Peter fustigarse, lamentarse por aquel momento de autosuficiencia en que no quiso parar al ladrón que terminó matando a su tío. Ahora también sabemos por lo que ha tenido que pasar May en estos años y ambos se siente por fin liberados, por fin la carga queda repartida y pueden hablar sin secretos. En boca de May: “Ambos hemos cargado con una culpa terrible, Peter. Como yo, tu has cargado con la tuya en silencio, y eso es terrible. Si no podemos perdonarnos nosotros mismos, tal vez … sea el momento de que nos perdonemos el uno al otro. […] Te perdono por no compartir esa parte de tu vida conmigo. Peter, y te perdono por Ben, porque no fue culpa tuya. Eres mi sobrino, Peter y no importa lo que hagas, no importa lo que seas, no importa lo que creas que eres… Siempre te querré.” Lo que viene a continuación son largas horas de conversación en las que Peter le pone al día de sus aventuras, de como obtuvo sus poderes, en definitiva, de todo cuanto le ha sucedido durante estos años y que no podía compartir con ella por razones obvias.

La conversación probablemente sea uno de los capítulos más bellamente escritos de cuantos se han publicados en los cincuenta años de vida del personaje, todo es tan natural, todo tan bien llevado que resulta increíble pensar que hasta la fecha ningún editor ni guionista hubiese osado llevar a cabo uno de los mejores momentos del personaje.

QUÉ NOS QUEDÓ DE ESTA AVENTURA

Con la ventaja que nos da el tiempo transcurrido miramos atrás y podemos definir el primer arco argumental de J.M.Straczynski como un buen ejemplo de lo que debería ser el tratamiento tanto de Peter Parker como de Spiderman. El guionista de forma inteligente y sabiendo – que al menos al inicio – no podría contar con un personaje tan potente como Mary Jane decidió volcar parte del peso de la historia en Tia May, y para ello, allá donde otros le buscaron achaques para dramatizar la situación, este en cambio optó por la vía más lógica, y respondió a la pregunta que tantos nos hemos hecho desde su primera aparición: “¿Como es que May aun no se ha dado cuenta de que Spiderman y Peter son la misma persona?” Le hemos visto salir airoso multitud de veces que estuvo a punto de ser descubierto, pero, ¿Como es que ningún guionista había dado el paso más lógico? Y la respuesta aunque obviamente no la tenemos si que la podemos deducir, estratégicamente es un paso tan importante, tan definitorio y sobretodo, que puede hipotecar tanto el tipo de historia que se pueda contar de cara a futuro que nadie quería darla, y por ende, no hay tampoco editor que se animase a llevar a cabo un cambio tan importante.
Y esto fue así durante más de cuarenta años, y tuvo que llegar un editor que no le diese vértigo la situación que iba a crear y con la que tendría que lidiar en años futuros, y un guionista capaz, probablemente uno de los que mejor ha entendido la esencia del personaje, para construir un relato único y perdurable, o al menos esa era la intención antes de que alguien pensase que la solución ante tanto cambio era Mefisto.

Straczynski entendió como pocos lo que significa el apodo de “tu amistoso vecino arácnido“, ¿Que vecino es aquel que no está viviendo lo que sucede a pie de calle? debió preguntarse en más de una ocasión mientras repasaba números antiguos antes de hacerse cargo de la colección. Así que si importante era darle un papel relevante a May no lo era menos devolver a Peter al contexto, al lugar del que nunca debería haber salido.

El problema es que aunque nadie podrá negar que no se estén contando buenas historias en la actualidad, lo cierto es que es una pena que se deconstruyese todos aquellos cambios relevantes que Straczynski definió, podemos observar con tristeza que el tan famoso Mefistazo no solo se llevó el matrimonio de Peter y Mary Jane sino que también deshizo tanto el descubrimiento de May como el posterior desenmascaramiento de Peter a ojos del público durante Civil War. Todo lo valiente que fue Straczynski y su editor por permitirle jugar según sus reglas se convirtió en una cobardía absoluta cuando alguien dentro de Marvel Comics pensó que el camino del crecimiento por el cual andaba Peter quizás no era el más indicado de cara a conservar un personaje que pudiése empatizar con ese tan ansiado nuevo público más joven. Para nada pensaron que si algo ha caracterizado al personaje desde que vio la luz en 1962 es que ha crecido, madurado como lo hemos hecho aquellos que venimos leyendo sus aventuras, y es por esta evolución, por ese atrevimiento por el que sus seguidores somos fieles a sus aventuras, ¿De qué sirve emparejarlo con la chica perfecta, Gwen, si cuando vemos que su noviazgo amenaza campanas de boda decidimos eliminar a la chica? ¿De qué sirve casarlo posteriormente con Mary Jane si al poco se acobardan y deciden revertir la situación? Es más, ¿De que sirve ilusionar al lector con una paternidad si al nacer se le hace desaparecer como si jamás hubiese existido?

Quizás por todas estas evoluciones e involuciones junto con los crossovers tan temidos por los guionistas los que hicieron huir a Straczynski de la colección, esa huida, y una actitud excesivamente cobarde no nos dejaron, una vez más, ver como la vida trata a Peter, cambiando su entorno y repartiendo nuevas cartas con las que jugar en vez de siempre basándonos en las mismas reglas.

A pesar de todo, para el recuerdo quedará este primer arco argumental, y algunas excelentes historias suyas que vinieron a continuación, especialmente aquellas en las que estuvo acompañado de John Romita Jr. y de Ron Garney, el resto, quizás si que mejor será olvidarlas, ¿verdad?

36 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Jack Knight
Jack Knight
Lector
4 octubre, 2014 10:43

Espectacular el primer arco del Spiderman de Strac. Después de ser infinidad de comics es muy difícil crear la sensación de que esta vez el héroe si puede perder. Straczynski sin duda lo logró en estos primeros números de su etapa.
Luego se iría Romita Jr y con él las mejores ideas de Strac. El resto fue cuesta abajo. Pero la etapa del guionista con Romita Jr es de lo mejor que he leído nunca de Spiderman, sobretodo este primer arco.

Antoine
Antoine
Lector
4 octubre, 2014 11:40

Lo mejor de esta etapa -como de muchas series de esta primera época de Quesada- era que las series Marvel parecían ir a algún sitio, de verdad que dio la sensación de que querían hacer evolucionar a los personajes. Ese fue probablemente el motivo por el que volví a leer comics tras varios intentos fallidos. En ese sentido, toda etapa Extrawiski\ Romita Jr. es modélica.

De acuerdo con Raúl en que La conversación es uno de los momentos más grandes de la historias del trepamuros. En mi Top Ten claramente.

Docz
Docz
Lector
4 octubre, 2014 12:09

Una de mis etapas favoritas del personaje

Docz
Docz
Lector
4 octubre, 2014 12:18

Es un ejemplo de como contar una historia de super héroes, se nota que el guionista venia de la tele, en el buen sentido, aporta momentos clave en la serie, respeta la esencia de los personajes, hay equilibrio entre la acción y la vida cotidiana, y te atrapa de un numero otro, como debería ser siempre.
Y Romita Jr. hizo uno de sus mejores trabajos (es mi dibujante favorito de Spidey), para mi, casi su ultimo gran cómic

Jordi T. Pardo
Autor
4 octubre, 2014 13:33

¡Fantástico artículo, Raúl!

La etapa de JMS empezó muy bien, yo creo que planteó un Spider-man diferente pero fiel a su esencia, aportando algunas ideas interesantes a su historia y una evolución necesaria del arácnido y de personajes secundarios como tía May o Mary Jane. Y también un sentido de la épica que personalmente nunca había sentido en las historias del personaje a ese nivel. Pero sus buenas historias, como parece coincidir casi todo el mundo, acabaron con la marcha de John Romita Jr.; luego tuvo algunos buenos momentos pero, en general, el personaje entró en una dinámica poco saludable tirando de golpe de efecto constante. Después de todo este tiempo lo que más echo de menos es el tratamiento de sus personajes secundarios, especialmente las mencionadas tía May y Mary Jane que después de décadas fue la primera vez que me parecían seres de carne y hueso, con algo que contar y alejadas de la rutina a la que las habían condenado los anteriores autores.

marcbret87
marcbret87
Lector
4 octubre, 2014 13:33

Muy de acuerdo con todos vosotros. Toda la etapa Strackzinsky/Romita Jr, (que abarca desde el 30 del vol 2 hasta el, creo, 508 despues de recuperar la numeracion original y con el final de la saga de Ezekiel, casi 40 numeros en total) me parece una maravilla: Spider-man en estado puro. El comic consigue juntar humor, con epicidad y tramas muy interesantes. Luego ya vino el Sins Past, la Civil War y el Mefistazo… Pero esos 40 numeros para mi quedan como la mejor etapa moderna del personaje. El trabajo de Dan Slott actualmente esta bien, y su Superior Spiderman muy interesante, pero respecto al Spiderman de Strack me parece un paso atras.

marcbret87
marcbret87
Lector
4 octubre, 2014 13:34

Y si, La Conversacion es desde luego un top 10 del personaje, diria que tambien top 5.

Manin
Lector
4 octubre, 2014 14:43

Precisamente la comencé a releer hace unos días. Muy buena etapa y la prueba viviente que los periódicos intentos de Marvel por “rejuvenecer” al personaje son totalmente absurdos. Mola mucho más ver al personaje evolucionar y crecer.
Para mí es el mejor trabajo de Romita Junior y también conservo muy buen recuerdo de los números justo anteriores al infame mefistazo con un inmenso Ron Garney y toda la trama de Civil War y sus consecuencias por medio.

Nacho Teso
Autor
4 octubre, 2014 15:21

Una de mis etapas favoritas del personaje. Un Spider-Man maduro, que crecía, coño. Una visión distinta de su origen con todo lo relacionado con Morlun y Ezekiel. Un matirmonio bien llevado. Básicamente, una puta maravilla estropeada por Quesada y su Mefistazo.

Wolvie
Wolvie
Lector
4 octubre, 2014 16:12

También me encanta el número (donde también aparece el Dr Strange -personaje casi secundario en la etapa de JMS) de El cumpleaños. La charla con el tío Ben es sencillamente una patada en los testículos. Hasta el día de hoy se me cae una lagrimita…

Pikodoro
Pikodoro
Lector
4 octubre, 2014 16:38

Para mí fue la etapa que me devolvió al trepamuros tras veinte años de ausencia. Ya sé que hay aquí muchos fans de la época Stern, pero yo crecí con Romita Sr. y además de ver madurar como persona al personaje en una dirección nueva, esta etapa, sobre todo al principio, me devolvió algo que echaba mucho de menos: una cierta melancolía, un continuo sentido de pérdida (la típica suerte de Parker) que llevaba décadas convertida en una mera frase hecha y que aquí resucitaba con toda su fuerza.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
4 octubre, 2014 17:15

Yo también volví a leer Spiderman a partir de esta etapa, con los BOME de Panini para ser exactos, luego fui ya comprando los tomillos mensuales, aunque los odie a muerte por poner material que no me interesa muchas veces… En fin eso es otro tema.

Jose Maria Vicente
Autor
4 octubre, 2014 19:17

Yo a los BOME de JMS les tengo mucho cariño porque fue con éstos que empecé a plantearme buscar alguna tienda especializada para pillar material moderno. El resto es historia. Ains, la de veces que habré releído Vuelta a Casa.

Ahora que lo mencionas, Raúl, es verdad, alguna introducción tuya hay por ahí. Ten por seguro que un jovencísimo Diamond se las debió de leer todas en su momento. 😉

marcbret87
marcbret87
Lector
4 octubre, 2014 20:38

Panini al final tambien ha publicado esta etapa en 6 tomos de Marvel Heroes. El primero sale por 5 euros y los otros cinco a 10. No esta mal.

mele
mele
Lector
4 octubre, 2014 23:00

Yo tambien guardo muy buen recuerdo de esta etapa, sobre todo el tema de MJ y la Tia May, en realidad creo recordar que lo que pensaba en aquel momento era algo asi como… por fin, algo que tiene sentido, como es posible que no hubiese ocurrido esto hace mucho tiempo…
Por otro lado, a mi personalmente el tema totemico no me gustaba mucho, pero bueno era otro punto de vista y bien razonado y dibujado, asi que aceptable 100%, esto es un tema de gusto personal.
En cuanto a la posterior marcha de JRJR a mi el trabajo de Ron Garney tambien me parece mas que aceptable, los numeros relacionados con civil war me encantaron, creo que el mes mas inquieto que pase fue esperando a ver la reaccion de todos al desenmascaramiento de Peter (sobre todo la de JJJ, jajaja aun me parto ahora), y Back y Black tambien me parece genial. A partir de ahi el tema de Gwen y el Mefistazo es para colgarlos a todos de los huevos y punto.

Tambien me gustaría romper una lanza en favor de Slott, no se porque siempre tenemos la costumbre de para alabar una etapa tenemos que despreciar otras, yo no se si Slott ha tenido algo que ver en el mefistazo o no, pero si se que el trabajo que esta haciendo, con sus altibajos inevitables en una etapa tan larga a mi me esta pareciendo de notable a sobresaliente.

Tildoras
Tildoras
Lector
5 octubre, 2014 6:23

Muy buen artículo planteando a la perfección en dónde ha residido la verdadera esencia de Spiderman y de Peter Parker y una gran bofetada para todos aquellos dogmáticos que piensan que Peter Parker no puede crecer, madurar, evolucionar y tiene que volver siempre tarde o temprano a la casilla de salida porque si no los niños no se identifican con él y a la que editorial se caga de miedo ante la idea de que su personaje avance y no sea reconocible cuando ese reconocimiento va implícito en toda la carrera de un personaje y en la historia que tiene a sus espaldas.

A ver si se entiende de una vez: ya no queda nadie, practicamente nadie de menos de 35 años que haya empezado a leer al personaje siendo adolescente. La mayor parte de los lectores de ahora se engancharon a Spiderman siendo ya universitario o ya siendo un hombre hecho y derecho, casado e independizado.
No me vale que salga alguien diciendo que hay lectores que lo han conocido en su version adolescente Ultimate o en alguna serie de animación o en las pelis de Raimi. Esto son versiones que buscan un punto de partida que mas o menos suele ser siempre el mismo, pero luego si cualquiera se pasa a los comics acaba enganchándose por dónde sea sin necesidad de que tenga que empezar por cuando Peter era un pipiolo.
Es una falacia la idea de que Spiderman tiene que permanecer siempre en una edad límite máxima. ¿De qué sirve dedicar tu vida a leer un personaje si dicho personaje no puede tener una vida plena sin restricciones?

Que Spiderman es un icono mundial está claro y es algo que trasciende a cualquier parte. Muchos niños que jamás han leído un comic conocen a Spiderman y saben en términos básicos lo que es. Muy bien, pero los niños NO saben que Spiderman es Peter Parker. Los niños reconocen su imagen icónica con el disfraz.
Un niño no tiene en la cabeza la indisoluble idea de que Spiderman sea Peter Parker así que aunque esto sea así, no tiene por qué ser así a toda costa, a costa de destruir a un personaje por miedo a perderlo. Desde que manipularon a Peter Parker haciendo trampas, adaptando la historia del mefistazo a sus necesidades del momento para que One More Day fuese posible ya da absolutamente igual si Peter se echa una novia u otra, se casa o no, vuelve con MJ, se hace gay o se mete a monje… da igual porque sabes que eso nunca va a llevar a nada.
Es muy respetable el punto en que Peter se siente responsable por no haber hecho nada para detener al ladrón que luego asesinó a su tío, ok, sin la más minima duda, pero ¿qué me dices Peter de no haber hecho nada de nada de NADA de NADA para buscar a esa hija que te quitaron? ¿eso no cuenta? el no haber hecho nada por encontrar a un hijo o hija que no sabes bien dónde está, si vive o no o qué pasó de verdad debería incluso haber sustituido al asesinato del tio Ben como punto de inflexión de tu vida…. y si es verdad que se murió más a mi favor porque por mucho que alardeés de responsabilidad al final resulta que otra vez no hiciste nada y esta vez mataron a tu niña y luego encima nuevamente no hiciste nada con los responsables. Entonces ¿que gano yo leyendo tus aventuras?

A parte de esto, la idea esa de que pase un año para los personajes por cada cuatro en la realidad está muy bien… hasta cierto punto porque poco a poco la continuidad Marvel se vuelve mas insostenible. Estirando orígenes de personajes para que sucedan mas adelante en el tiempo y asi justificar su apariencia, pero al mismo tiempo manteniendo en la continuidad las aventuras que se supone no pudieron suceder si tu origen ya está trasladado a más adelante y, más importante aun, metiendo mas historias en retrocontinuidad para añadir más cosas a ese pasado que no está claro cuan largo es. El caos que se genera es cosa fina:
El Capitán América fue congelado en la Segunda Guerra Mundial y despierta en los años 60, dónde se une a los Vengadores.
El Capitán América fue congelado en la Segunda Guerra Mundial y como los héroes Marvel llevan mas o menos un máximo de 15 años en activo resulta que despertó a finales de los años 90
¿en qué quedamos? ¿el Capi estuvo congelado veintipocos años o mas de 60 años? porque vivió cosas con los Vengadores en un contexto sociopolítico que generó historias que llevaron a historias que es imposible mantener en continuidad según tomemos una versión u otra…. ¡pero marvel las mantiene todas!

Esto no sucedería si los personajes pudiesen envejecer y evolucionar a un ritmo mas o menos coherente, nunca nadie dice que en tiempo real, pero algo más de lo que hay ahora. Así además implicaría que los nuevos personajes serían mucho mas potenciados y cogerían más tablas y experiencia, pudiendo darse a conocer como algo mucho mas importante que personajes secundarios o terciarios. ¿Para cuándo unos X Men liderados por Quentin Quire? coño ya.
Pero no, no puede ser porque si los personajes tuvieran que crecer eso implicaría que Spiderman tendría que hacerlo y no quieren así que a parte de eso con los personajes más antiguos hay un chorro enorme de personajes jovenes en Marvel que se van a tirar toda la puñetera vida siendo adolescentes creciendo aun mucho menos que los personajes mas antiguos porque los crios no pueden evolucionar para no hacer envejecer a Spiderman así que se quedarán asi toda su vida hasta que caen en desuso y se convierten en carne de cañón que asesinar en cualquier Vengadores Arena o similar. Así de bien aprovechada está Marvel?

Aquí en este punto seguro que sale alguno a destacar aquello de que desde el primer momento en que un personaje se pone en marcha es un paso hacia su final y de evolucionar a Spiderman habría que finalizarlo en algún momento. Bueno ¿y? quizás sea mejor que en algún momento se ponga punto y final antes que estos continuos ciclos eternos de repetición, este quiero y no puedo que obliga a la editorial a recular siempre pase lo que pase y hace que leer Marvel esté siempre adosado a una sensación de que al final nunca se llega a nada.
Siempre puedes volver a empezar con otro personaje, con un Miles Morales o como quieras llamarlo que recoja el testigo y ofrezca aventuras de Spiderman con su propia esencia y personalidad, inspirado por el anterior y mirando siempre hacia adelante.

honorio76
honorio76
5 octubre, 2014 9:23

En lo personal, para mí fue la última etapa de Peter Parker/Spider-man que existió como personaje; de ahí en más, Spider-man dejó de ser un personaje y pasá a asumir su rol de franquicia comercial…

honorio76
honorio76
5 octubre, 2014 9:29

“y una gran bofetada para todos aquellos dogmáticos que piensan que Peter Parker no puede crecer, madurar, evolucionar y tiene que volver siempre tarde o temprano a la casilla de salida porque si no los niños no se identifican con él”

¿Te refieres a Joe Quesada? Porque ese es su razonamiento, y mal que nos pese el de Marvel y la mayoría de los guionistas en general…

Ocioso
Ocioso
Lector
5 octubre, 2014 10:59

Tildoras: tiene que volver siempre tarde o temprano a la casilla de salida porque si no los niños no se identifican con él…

Los niños no tienen que identificarse con un superhéroe. Lo admiran, quieren ser como él, pero no se identifican.
Pero venga, vamos a admitir que sí lo hacen. ¿Cuál es el problema de que tenga 30 años? ¿Cuántos años tienen sus futbolistas favoritos? Ronaldo y Messi tienen 29 y 27 años respectivamente, lo acabo de mirar.
En primer lugar, no les parecen señores viejos, y en segundo, ya se ocuparán ellos de reemplazarlos por ídolos mas jóvenes cuando llegue la hora del relevo. Pero para eso los que mandan tienen que ir planteando esos relevos, ya sean dueños de clubes de futbol o editores de tebeos.
¿Os imagináis que a los chavales deje de gustarles el futbol porque sus ídolos se acercan a la treintena?

Antoine
Antoine
Lector
5 octubre, 2014 11:16

Ocioso: “Pero para eso los que mandan tienen que ir planteando esos relevos, ya sean dueños de clubes de futbol o editores de tebeos.”

Antes por lo menos, Marvel lo intentaba. Nova fue un intento de nuevo Spiderman, después no se les ocurrió otra cosa que hacer un remake con Ultimate, y lo último que sé (no leo Spiderman) fue una especie de Sidekick, Alpha, en el que no parece que confiaran mucho.

marcbret87
marcbret87
Lector
5 octubre, 2014 11:35

Mele:”Tambien me gustaría romper una lanza en favor de Slott, no se porque siempre tenemos la costumbre de para alabar una etapa tenemos que despreciar otras, yo no se si Slott ha tenido algo que ver en el mefistazo o no, pero si se que el trabajo que esta haciendo, con sus altibajos inevitables en una etapa tan larga a mi me esta pareciendo de notable a sobresaliente.”

El problema en si no es la etapa de Slott, como dice Raul o tu mismo ambas me parecen interesantes y tambien estan haciendo evolucionar al personaje. El problema es que coges la etapa de Strack/Romita JR, te la lees, y luego coges un numero de la etapa de Slott y ves que muchas cosas son un paso atras: May vuelve a ser la anciana que no se entera de casi nada o la relacion con MJ. Eso no es culpa del guionista pues el no fue el arquitecto del Mefistazo, pero la realidad es que da la sensacion de que Marvel tiene un limite con el personaje. Mas alla de esto no va a evolucionar. Asi que puedes leer historias buenas pero tienes la sensacion que en algun momento pondran el Stop y rebobinaran de nuevo.

Comparando, a mi los guiones de Strack me parecen superiores a los de Slott, y tambien esta el hecho de que Humberto Ramos nunca me ha convencido mucho como dibujante.

jorgenexo
jorgenexo
5 octubre, 2014 11:48

Antes por lo menos, Marvel lo intentaba. Nova fue un intento de nuevo Spiderman, después no se les ocurrió otra cosa que hacer…

…a Los Nuevos Mutantes, Darkhawk, Speedball, Los Nuevos Guerreros, Power Pack, Academia Vengadores, Danny Ketch de Motorista Fantasma, Spidergirl, etc. etc. hasta el reciente Nova este que no sé ni cómo se llama. Anda que no lo ha intentado Marvel con súper héroes que repitieran el espíritu del súper héroe adolescente inadaptado a su entorno en sus facetas tanto civiles como enmascaradas…

jorgenexo
jorgenexo
5 octubre, 2014 11:55

Esta etapa, por otra parte, está tan plagada de aciertos como de flagrantes errores. Yo tengo un batiburrillo importante al respecto (casi me sé de memoria todo lo previo a la Última cacería, lo posterior… digamos que lo conozco más o menos) y hay cuestiones que fueron bastante lamentables, como el tema totémico, desde mi óptica radicalmente opuesto a la esencia “científica” del personajes.
Y todas esas cosas que se han quedado… en el limbo: aquella muerte y resurrección, los lanzarredes orgánicos, los ¡espolones! Cambiar no tiene por qué ser malo, no. Pero cuando se quiere cambiar algo que estaba tan tan tan bien hecho como Spiderman hasta más o menos la Muerte de la capitana Dewolff… imposible no cagarla con según qué cosas.
Es así.
“Dicen que los cambios son buenos, pero es mentira” Sheldon Cooper.

Jordi T. Pardo
Autor
5 octubre, 2014 12:02

“Yo quiero romper una lanza a favor de Dan Slott, sin llegar a la brillantez del arranque de JMS su etapa en Spiderman en terminos globales está siendo más que notable y con momentos muy interesantes.”

Sí, sí, pero que se tome ya su merecido descanso y pase el testigo 😛

ross andru
ross andru
Lector
5 octubre, 2014 12:03

Sí que me gustó Vuelta a Casa porque daba la sensación de que Spiderman pudiese morir en cualquier momento, lo que no me gustó fue lo del rollo del totem. La conversación con tía May fue uno de los mejores momentos que recuerdo en un cómic de Spiderman.

Respecto a Dan Slott también es un guionista del que disfruto mucho de sus historias y comparto su opinión de que su mejor trabajo son los números 654 a 656 USA (número 61 de Panini), un imprescindible.

Hacer evolucionar a los personajes tanto de Marvel como de DC, en el momento que se casan caen las ventas. Así solo quedan dos alternativas: mefistazo o reinicio o que desde su origen ya esté casado (como en el caso de Aquaman).

Antoine
Antoine
Lector
5 octubre, 2014 12:50

jorgenexo: “…a Los Nuevos Mutantes, Darkhawk, Speedball, Los Nuevos Guerreros, Power Pack, Academia Vengadores, Danny Ketch de Motorista Fantasma, Spidergirl, etc. etc. hasta el reciente Nova este que no sé ni cómo se llama. Anda que no lo ha intentado Marvel con súper héroes que repitieran el espíritu del súper héroe adolescente inadaptado a su entorno en sus facetas tanto civiles como enmascaradas…”

Cierto, Marvel ha lanzado a muchos superhéroes adolescentes, pero me da la sensación de que ha sido eso… lanzarlos. Quitando el caso de los Nuevos Mutantes, donde, creo, que se jugaba sobre seguro con Claremont en el barco, el resto han sido intentos en los que no se ha confiado mucho, dando esas series a guionistas sin mucho tirón. Al poco, muchos de esos personajes estaban en el más absoluto de los ostracismos.

Y mira que ahí hay alguna serie notable: Los nuevos guerreros o Academia Vengadores estaban muy bien. A esas añado Iniciativa Vengadores donde se veía que Slott podría ser un excelente guionista arácnido.

Ocioso: “En primer lugar, no les parecen señores viejos, y en segundo, ya se ocuparán ellos de reemplazarlos por ídolos mas jóvenes cuando llegue la hora del relevo.”

Además de eso, estoy pensando que el relevo más exitoso de Marvel fue la Patrulla de Claremont, donde varios miembros no es solo que no fueran jóvenes, es que eran directamente, veteranos.

marcbret87
marcbret87
Lector
5 octubre, 2014 13:47

Bueno, pero es que la Patrulla-X original era una serie que nunca tuvo demasiado exito, asi que hacer un cambio en esta situacion es mas facil.

En el tema del Spiderman de Slott estoy de acuerdo en que de momento parecen quedarle ideas y no creo que haga falta un relevo ya mismo. Por otro lado, una cosa que no me gusta de su etapa es que, algunas veces, abusa un poco demasiado de la suspension de credibilidad (lo pongo en Spoiler por si acaso):

Aviso de Spoiler

En el tema del Superior Spiderman, creo que todos estaremos de acuerdo en que es bastante dificil que los Vengadores o, mas importante, MJ, no se den cuenta de que algo ha cambiado con Peter. Evidentemente, en todos los comics pijameros existe esa suspension de credibilidad pero me parece dificil de justificar en ese caso. Igual que me parece dificil de justificar la reaccion de MJ al descubrirlo, sin casi immutarse. Si Slott queria quitarla de enmedio creo que habian mejores maneras de hacerlo. Tampoco me gusta mas la reciente evolucion de la Gata Negra comportandose como una villana estereotipica, cuando siempre se ha movido en una franja gris.

honorio76
honorio76
5 octubre, 2014 22:56

“Los niños no tienen que identificarse con un superhéroe. Lo admiran, quieren ser como él, pero no se identifican.”

Spderman nació como el primer superhéroe que no era un sidekick (sacando el caso de Shazam/captain Marvel) con el cual los niños sí podían identificarse porque era alguien próximo a su edad y tenía problemas y conflictos con los que podía identificarse. Eso está en la génesis del personaje: Se lo quitas y lo desvirtúas…

Así que sí; el personaje tiene un límite hasta donde puede llegar y desarrollarse…

honorio76
honorio76
5 octubre, 2014 22:58

Creo que ya es hora que asuman algo: los lectores son mortales; los personajes no… por si no se enteraron, son ficticios…

Khonshu
Khonshu
Lector
6 octubre, 2014 14:05

Estos números son geniales, pero siempre se habla de la etapa de Strac como si alguien hubiera venido a estropear su trabajo y el no fuera culpable.

A ver, a este hombre le pasó lo que siempre: es un guionista genial para hacer arranques y planteamientos pero luego se le van las fuerzas y no sabe hacer nada bueno con las buenas ideas que plantea.

No estuvo pocos años, tuvo tiempo de sobra para desarrollar sus ideas, pero la mayoría apenas las explotó. Y de camino nos dejó Sins of Past y One More Day, que ahora podrá echar balones fueras y culpar a Quesada, pero eran historias suyas, firmadas por él y con las que estuvo de acuerdo.

A mí estos números con Romita me parecen estupendos y algunos con garney como Back in Blacl también, pero su etapa en general me deja un sabor un tanto agridulce.

Antoine
Antoine
Lector
6 octubre, 2014 14:42

Khonshu: “Y de camino nos dejó Sins of Past y One More Day, que ahora podrá echar balones fueras y culpar a Quesada, pero eran historias suyas, firmadas por él y con las que estuvo de acuerdo.”

De acuerdo en eso, las historias, a pesar de la intevención de Quesada, fueron firmadas por él, con lo cual el es el responsable del desaguisado. Pero lo cierto, que, para Sin Past, Extrawisky tenía pensado que los hijos fueran de Peter, lo cual dejaría el escupitajo en la cara de la historia de la coleección de Spiderman que fue, en un simple ejercicio de retrocontinuidad bastante chusco.

Vamos, que con Sin Past y Mefistazo, se puede decir que fue de los mejores y de los peores guionistas de Spiderman a la vez.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
6 octubre, 2014 21:52

Pues a mí me parece que incluso la etapa de Strac post Romita mantiene un gran nivel. Sin ir más lejos, el tratamiento que hace de Spiderman como vengador es bastante mejor del que hacía Bendis. El rollo colega/mentor/padre que se traía con Tony Stark fue un gran hallazgo (que se encargaron de destrozar con el Mefistazo).

Para mí, la etapa de JMS está en el top 3 de las mejores del personaje cuyo único defecto palpable sería el haber descuidado a los secundarios de toda la vida. Es lo único que criticaría de la etapa.