Voodoo Child. La leyenda de Jimi Hendrix

Por
9
923
 

Edición original: Voodoo Child. The illustrated legend of Jimi Hendrix (Berkshire Studio Productions, 2003).
Edición nacional/ España: Voodoo Child. La leyenda de Jimi Hendrix (Glenat, 2006).
Guión: Jeff Young.
Dibujo y Color: Bill Sienkiewicz.
Coordinador: Martin I. Green.
Formato: Tomo.
Precio: 25€.

 

Pocos nombres más legendarios en la historia del rock que Jimi Hendrix (1942-1970). Con 22 años ya tocaba para Little Richard y Ike y Tina Turner recorriendo EE.UU. en interminables bolos. Dos años después, en 1966, gracias a la confianza de Chas Chandler, entonces bajista de The Animals, fundaba la Jimi Hendrix Experience junto a Noel Redding y Mitch Mitchell y triunfaba con los sencillos “Hey Joe”, “The Wind cries Mary” y “Purple Haze”. Su sonido innovador, crudo, con sorprendentes riffs de guitarra, a la que hacía aullar de formas nunca antes escuchadas, conmocionó la escena británica y, luego, el mundo. Su actuación en Woodstock aún hoy hace correr ríos de tinta. Su prematura muerte en Londres no acabó con el mito. La ortodoxia le consagra como el mejor guitarrista del siglo XX y su obra es revisada constantemente por especialistas de todo el planeta. Así que cualquiera puede hacerse a la idea de la dificultad y los riesgos que conlleva emprender una biografía del ídolo en formato cómic.

Martin I. Green, alma mater del proyecto, lo tuvo claro desde el principio. De ahí la larga nómina de especialistas en el biografiado, así como la búsqueda de apoyo entre los albaceas de su impresionante legado artístico. Como esta no es una página de música no me voy a poner a repasar la lista de agradecimientos, si bien advierto: se equivocarán quienes piensen que la historieta interesará únicamente a los admiradores del guitarrista. El productor Jeff Young, con varios Emmy en su haber, se encargó del guion original. Bill Sienkiewicz, el brillante autor de Stray Toasters, fue contratado en un inequívoco gesto de buen gusto que no debe pasar desapercibido. Pero es que el maestro Will Eisner, creador de The Spirit y tantos otros cómics excepcionales, intervino como asesor, sugiriendo sin duda formas para armonizar las variadas fuentes implicadas en una muestra apoteósica de arte secuencial.

El inhumano talento de Sienkiewicz para la expresión plástica encuentra aquí un cauce cautivador: seguir la evocación de la música, de la poesía, de la vida. Una figura mítica que descomponer y recrear en otro medio. Una forma de hagiografía inédita hasta la fecha. Cientos de documentos originales (cartas, reflexiones, canciones, testimonios) son estudiados minuciosamente para tupir el telón de fondo de esta explosión de colorido, para aportar verdad a este despliegue de recursos infinito. Podríamos pasar las páginas y quedarnos embobados como si disfrutásemos de un libro de arte. Y luego leemos los textos y todo alcanza un sentido más hondo y enigmático, pues las metáforas visuales compiten con fragmentos de canciones que suenan en nuestra cabeza como nunca antes las habíamos escuchado. Un pensamiento que recorre la obra como el espíritu de Hendrix aglutina los distintos elementos, desde detalles de la infancia hasta acontecimientos mundiales como la llegada del hombre a la Luna encerrados en un caleidoscopio inagotable.

El tebeo, más que una lectura, es una experiencia. Poco sabía de la biografía de Hendrix antes de leerlo y poco sé a día de hoy. No se me entienda mal. Se repasan datos como su pasado militar, el impacto de la muerte de su madre, influencias como Bob Dylan o Muddy Waters, giras y álbumes célebres, etc. Otros pasan de puntillas, como su adicción a las drogas o sus frecuentes arranques de ira. Pero lo importante es la sensación inaprensible de contemplar una vida obsesionada con la creación y la conquista de nuevos terrenos expresivos. Hay un poco para cualquiera de nosotros: triunfo, tragedia, lirismo, historia universal, canciones, anécdotas, amor, muerte, psicodelia, denuncia social, etc. Por desgracia, no puede explicarse con palabras lo que consigue el álbum. Quiero decir que no puede describirse. Si tuviera algún talento, podría intentar reproducir las sensaciones creando una obra distinta en literatura, como Sienkiewicz y los demás hacen con el cómic respecto de la música. Esta reseña no puede hacerle justicia. Así que tendrán que fiar en mi palabra. Hay que leerlo para creerlo.



La muerte siente predisposición por los jóvenes héroes. Nos lo arrebató con tan sólo 27 años, cuando le quedaba toda una vida por delante y, a la vez, lo había hecho todo, pues a su paso el rock había cambiado indefectiblemente. Dicen que lo que no ha ocurrido no es historia, aunque parece adecuado pensar que, de continuar entre nosotros, hubiera seguido haciendo historia. “No intentaríamos seguir las diferentes tendencias porque teníamos la posibilidad de crear nuestra propia tendencia”, aduce Hendrix para explicar su exploración incesante. Y aún lo hace, como El Cid, venciendo batallas después de muerto.

Voodoo Child. La leyenda de Jimi Hendrix fue publicado en 2006 por Ediciones Glenat. Un álbum que no debe faltar en ninguna biblioteca.

9
Déjanos un comentario

Please Login to comment
9 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
jorgenexoWarrior vJavier AgrafojojmponcelaElokoyo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Tiegel
Lector
Tiegel

En mi biblioteca falta y bien que me jode. Hendrix y Sienki, nuff said

Fábula del Mundo
Lector
Fábula del Mundo

Después de un evento cercano -el final de la tercera temporada de Galactica- me reenganché a la obra de Hendrix, he estado estas últimas semanas escuchando y re-escuchando: Es un genio en todos los sentidos.
No sabía de la existencia de esta obra, a ver si hay suerte y la puedo encontrar.

O_oLBC
Lector

Yo he visto este cómic rebajado a 10€ en varias tiendas, como si faltaran más razones para pillarlo.

Sputnik
Lector
Sputnik

Me lo compré hace ya algunos años, atraído por Sienkiewicz (que me mola) y por Hendrix (que me alucina, como a toda persona de bien). Y, a pesar de tan buenos puntos de partida para encantarme, las dos veces que me lo he leído desde su compra me ha dejado totalmente frío.

Elokoyo
Lector
Elokoyo

Yo tengo la edición americana que viene acompañado con un CD de Hendrix de grabaciones de estudio inéditas y varias canciones en directo para acompañar la lectura… y me pasó como a Sputnik, la lectura me dejó bastante frío.

Eso sí, los dibujos de Sienkiewicz son una pasada.

jmponcela
Lector
jmponcela

“…La ortodoxia le consagra como el mejor guitarrista del siglo XX y su obra es revisada constantemente por especialistas de todo el planeta…”

El mejor y más popular guitarrista del siglo XX fue Andrés Segovia.

Warrior v
Lector
Warrior v

gran homenaje al gran maestro de las seis cuerdas! el genio Jimi Hendrix, larga vida para este gran musico!, espero conseguirlo!

jorgenexo
Lector
jorgenexo

El mejor y más popular guitarrista del siglo XX fue Andrés Segovia.

El gitano le daba pal´pelo.