Viñetas desde o Atlántico 2006: Entrevista a Brent Anderson

Por
11
213

Brent anderson y quien escribe estas líneas, en la entrada del Kiosco Alfonso

A Coruña, martes 15 de agosto de 2006, Cafetería Copacabana: a escasos metros del Kiosco Alfonso, sede de Viñetas desde o Atlántico donde se exponían los originales de Brent Anderson, tuvimos la oportunidad de mantener una distendida charla con este veterano dibujante americano, autor de obras tan reconocidas como “X-Men: Dios Ama el Hombre Mata”, o “Astro City”. Durante casi una hora, y con Esad Ribic como testigo de excepción, realizamos una entrevista en profundidad acerca de su trayectoria profesional, proyectos pasados, presentes y futuros, y demás temas que surgieron durante el transcurso de la conversación.

Antes de dejaros con la transcripción de la entrevista, me gustaría agradecerles a los miembros de la organización del Salón las facilidades que nos ofrecieron para poder disfrutar de esta oportunidad, y por supuesto, a Elena, traductora que también hizo las veces de fotógrafa. ¡Muchas gracias por todo! Y por supuesto, y por encima de todo, a Brent Anderson, por su paciencia y amabilidad.

Zona Negativa (Z.N.).- En su página web comenta que durante su infancia, en su casa no veían con buenos ojos que leyera cómics, pero cuando sus padres comprobaron que estimulaba su creatividad, cambió la situación ¿Con qué títulos se inició como lector de cómics?

Brent Anderson (B.A.).- Los primeros cómics que recuerdo haber leído fueron el nº 69 de Fantastic Four y el nº 56 de Spiderman.

Z.N.- ¿Y qué supuso para usted el descubrimiento del Universo Marvel?

B.A.- Cuando iba a la Junior High School (aclaración: primera parte de la educación secundaria norteamericana, donde los alumnos tienen edades comprendidas entre los 11 y 13 años) conocí a dos grandes amigos, que no sólo coleccionaban cómics, sino que también los leían a escondidas en el Instituto, ya que por aquel entonces no estaban permitidos, y los leían en secreto en la biblioteca. Mis amigos me introdujeron en el mundo de los cómics Marvel, gracias a colecciones como el Capitán América de Jim Steranko, el Deadman de Neal Adams (ésta de DC Comics),…me gustaban mucho, pero pensaba que estaba haciendo algo malo, porque lo veía como algo prohibido ya que ni en casa ni en el Instituto me permitían leer cómics.
George, uno de mis mejores amigos, no sólo coleccionba cómics, sino que también los dibujaba, lo cual me convenció de que yo también sería capaz de hacerlo, como en el caso de Radium.

Z.N.- “Radium The Robot”,¿ no?

B.A.- ¡Si! (risas) estas páginas están colgadas en mi página web.

Z.N.- En cuanto a su formación, ¿cursó estudios en alguna rama de Bellas Artes, o es autodidacta?

B.A.- La mayor parte de mi formación es autodidacta. Pero sí que tuve tres profesores en la facultad que me han enseñado muchas cosas acerca de cómo dibujar, pero no específicamente cómics.

Z.N.- El primer encargo que recibió como dibujante profesional fueron varios pin-ups para “Doc Savage Magazine” y una historia corta protagonizada por El Ángel, personaje de La Patrulla-X, pero durante estos primeros años no parecía encontrar el respaldo que buscaba ¿llegó a plantearse cejar en su empeño de hacerse un hueco como profesional en el mundo del cómic?

B.A.- Viajé a Nueva York dos veces con la intención de darme a conocer en la industria, una de ellas en el verano de 1976, y permanecí en la ciudad durante 6 meses. Dibujé los pin-ups que comentas, y una historia corta de 5 páginas protagonizada por El Ángel. Me daba la sensación de que no dibujaba lo suficientemente bien como para vivir de ello, y lo cierto es que no me pagaban muy bien: 25 dólares por cada pin-up realizado para DC Comics y 35 dólares por cada página entregada a Marvel. Tardé 5 semanas en dibujar aquella historia de El Ángel: una página cada semana. ¡35 dólares por semana! (risas). Así que me sentía un poco desesperanzado, pero nunca abandoné. Regresé a California y entre 1977 y 1978 me reencontré con una profesora del instituto que me hizo ver que aunque no lograra vivir de ello, no debía abandonar el dibujo. Y no lo hice.

Z.N.- Más tarde se encargaría de su primera serie regular: “Ka-Zar”, junto a Bruce Jones ¿Cómo fue esta experiencia?

B.A.- A principios de los años 80, Marvel Comics buscaba relanzar a Ka-Zar, ya que estaba próxima la caducidad de la propiedad de la marca registrada del personaje (aproximadamente cada siete años Marvel debe publicar historias de determinados personajes, para no perder los derechos sobre ellos), de modo que nos contrataron a Bruce Jones y a mí para escribir este cómic. Ambos opinábamos que Ka-Zar no tenía personalidad (risas) era básicamente un Tarzán rubio con un “pequeño” gato como amigo que se paseaba en taparrabos y se golpeaba el pecho en la jungla. No tenía ningún tipo de personalidad, así que Bruce decidió darle una. Así fue como comenzamos esa etapa. Nuestra versión de Ka-Zar no fue muy bien recibida por algunos de los editores de Marvel, porque habíamos cambiado completamente al personaje. Fue algo diferente, muy diferente, pero a los fans les gustó.

Todo un clásico mutante: Dios ama, El Hombre Mata

Z.N.- “X-Men: Dios Ama, El Hombre Mata” supuso una pequeña revolución en el cómic americano por tratar temas atípicos desde una pespectiva más adulta ¿Cómo valora su participación en una historia que tras más de 20 años después de su publicación continúa siendo un referente para todos los aficionados de La Patrulla-X?

B.A.- Ummm… realmente no sé qué decir…no sé cual es la clave para que se reimprima con tanta frecuencia y se venda tan bien. Sé que esta historia es la favorita de Chris Claremont, y creo que el momento en el que la hicimos era el más oportuno.
Originalmente, Neal Adams se iba a encargar de dibujar este cómic, pero en aquella época Neal buscaba reivindicar los derechos de los autores sobre sus obras,y no llegó a un acuerdo con Marvel Comics, de modo que la editorial comenzó a barajar el nombre de otros artistas. Cuando abandoné Ka-Zar porque me costaba seguir el ritmo de trabajo de la colección, aunque apenas contaba con tres personajes principales, Chris me ofreció encargarme de la serie regular de La Patrulla-X. Yo sabía que esa oportunidad podía orientar mi carrera en una dirección completamente diferente, pero no me veía capaz de dibujar a siete personajes principales con la misma rapidez con la dibujaba a tres, de modo que tuve que rechazar la oferta. Entonces Chris me ofreció la posibilidad de dibujar “X-Men: Dios Ama El Hombre Mata”. Comprendí que era la ocasión perfecta para dibujar y entintar una ambiciosa historia justo del modo que quería hacerlo y con el tiempo suficiente, de modo que acepté. ¡Y parece que funcionó bien! (risas).

Portada de Somerset Holmes

Z.N.- En su siguiente proyecto, “Somerset Holmes”, coincidió de nuevo con Bruce Jones. ¿Se compenetra especialmente bien con este guionista?

B.A.- Lo cierto es que trabajamos muy bien juntos. Tanto Bruce Jones como yo éramos fans de Modesty Blaise, de Peter O’Donnell y Jim Holdaway, así que queríamos crear un personaje que en nuestra mente era algo así como una superheroína de la alta sociedad, que comenzaba la historia sin recordar nada, sin memoria, y que a medida que avanzaba la trama, intentaba averiguar quién era realmente.
Pese a que nos entendíamos muy bien, Bruce y April (April Campbell, la mujer de Bruce Jones) pretendían acercar al personaje un poco más al concepto y estilo de Hollywood, de modo que a la altura del nº 4 de la colección había orientado al personaje hacia la visión que pretendían plasmar, que no coincidía plenamente con la mía. Finalizamos la serie del modo en que ellos tenían planeado, y lograron vender a un estudio una opción de 10 años de duración para adaptar la historia al cine. Y aunque el proyecto no vio la luz, sirvió de inspiración a la película “The Long Kiss Goodnight”
(traducida como “Memoria Letal” en España), de Geena Davis. Así que, resumiendo, trabajamos muy bien juntos, pero realmente teníamos visiones diferentes acerca de qué queríamos hacer con el personaje.

Z.N.- Tras una dilatada carrera profesional realizando multitud de encargos, encontró la estabilidad como dibujante regular de “Astro City”. ¿Qué supuso para usted asentarse en un proyecto que ha obtenido un respaldo casi unánime de crítica y lectores?

B.A.- La historia de cómo surgió esta oportunidad es realmente interesante. Conocí a Kurt Busiek en un panel de la Convención de ciencia- ficción de San Francisco. La mujer de Kurt es una gran aficionada a la ciencia-ficción, al igual que mi mujer, así que estaba buscando algún panel relacionado con los cómics en la programación, cuando encontré uno en el que estaban Marv Wolfman, Kurt Busiek y alguien más que no conocía. De hecho tampoco conocía a Kurt, porque yo había estado un poco alejado de la actualidad del mundo del cómic, así que me mezclé con el público y comencé a hacerles preguntas acerca de la industria del cómic contemporáneo. Al parecer, Kurt le comentó a Wolfman: “¿Quién es ese tío del público que se cree que sabe algo acerca de cómics?”. Marv le respondió “Bueno… pues es Brent Anderson”, a lo que Kurt respondió: “Oh, ahora entiendo porqué sabe algo acerca de cómics”.

Astro City

Así que al final de la conferencia, se acercó a mí para contarme detalles acerca de un proyecto para una serie que tenía en mente, y que veía con un gran homenaje a toda la industria del cómic en general, y a los cómics de superhéroes en particular, llamada Astro City. Me preguntó si me gustaría dibujar un número de la colección, que sería el finalmente titulado “In Dreams”, donde Samaritan soñaba que volaba, y yo le respondí que estaría encantado de hacerlo. Entonces comenzó a trabajar en el desarrollo del argumento, y yo le envié páginas de prueba que le gustaron mucho, así que además del primer número, me encargué de todo el arco argumental. Le gustó lo que yo hacía, mi aportación a su serie, de modo que me ofreció convertirme en dibujante regular de la colección, a lo que le respondí que estaría encantado y que lo haría durante tanto tiempo como pudiera.

Realmente me encanta trabajar con Kurt, ya que creo que tiene una visión muy, muy poderosa. Recuerdo que a medida que me comentaba los argumentos para las historias que pretendía escribir, cada cual me gustaba más. Eran el tipo de historias que me encantaría ilustrar en Marvel, pero no estaban escritas para esa editorial. Es un proyecto con el que disfruto mucho, y que estaba pensado para durar unos 10 años, y ya hemos alcanzado esos 10 años.

Z.N.- También ha colaborado con Joe Michael Straczynski ¿Qué tal resultó la experiencia de trabajar junto a este guionista?

B.A.- Muy diferente a trabajar con Busiek, por ejemplo. Kurt Busiek y escribe le gusta colaborar, discutir la ilustración, la narrativa visual, comentar qué tipo de atmósfera le gustaría reflejar (no cómo hacerlo, eso me lo deja a mí). Es muy colaborador. Joe Straczynski se desentiende mucho más. Imagino que por estar acostumbrado a trabajar en series de televisión como Babylon 5 o Jeremiah. Su trabajo suele limitarse a crear una historia, escribirla, y pasársela al director y a los actores, de modo que es una manera de trabajar muy diferente a la que estoy acostumbrado.

Z.N.- En el Salón del Cómic de Barcelona, Mike McKone también nos comentó que Straczynski se limita a enviar el guión, sin posibilitar ningún tipo de contacto con el dibujante.

B.A.- Si, no añade ningún tipo de descripción acerca de cómo distribuir la acción en las viñetas, sino simplemente los diálogos entre los personajes, ninguna descripción del aspecto que tienen, ni de cómo van vestidos…No especifica casi nada en los guiones ¡así que tenemos que hacerlo los dibujantes! (risas) “¿No me comentas nada? ¿No quieres que colaboremos de forma más estrecha?” “No. He visto tu trabajo. Me gusta. Confío en ti.” Y pasa a lo siguiente.

Legacy

Z.N.- En el año 2002 se publicó “Green Lantern: Legacy, The Last Will and Testament of Hal Jordan”. ¿Qué recuerdo guarda de la colaboración con Joe Kelly y Bill Siekienwicz?

B.A.- Joe Kelly podría situarse entre Busiek y Straczynski. Una vez que ha entregado el guión, en el que no abundan los detalles, se preocupa por realizar determinadas aclaraciones, comentar aspectos que pretende que se vean reflejados en el dibujo. Legacy se planificó mucho por parte de DC, reunieron a varios de los escritores que se ocupaban del personaje para que se ajustara a su continuidad, a la que se hace referencia durante todo el cómic. Está muy centrada en Tom Kalmaku, en su historia, en su relación con Hal Jordan. Por eso quise intentarlo, porque me gustaba lo que conocía de la historia, y al mismo tiempo, no sabía hacia donde iba a dirigirse, ya que no conocía muy bien la continuidad del personaje, sólo tenía la información que me proporcionaban los guiones. La parte más fuerte, más interesante de la historia es la que se refiere al personaje de Tom Kalmaku: su personalidad, su relación con Hal, cercana a la paternidad, como si fuera su mentor era realmente la parte más fuerte de la historia. Pero todo lo que vino a continuación, lo cierto es que no lo conocía.

Z.N.- ¿Y la experiencia de ser entintado por Bill Siekienwicz?

B.A.- Si, la verdad es que nunca había colaborado con él. Tiene un estilo muy particular, muy característico, con el que deja su sello personal, pero captura a la perfección la personalidad de los personajes, sus expresiones, Me gustó mucho tener la oportunidad de colaborar con él.

Z.N.- Además de las recientes “Astro City: The Dark Age” y “Astro City Special: Samaritan” ¿tiene planeado algún nuevo proyecto de colaboración con Kurt Busiek?

B.A.- Si, tenemos planeados aproximadamente 16 números de Astro City: The Dark Age, de los cuales ya he entregado dos. Otros dos se desarrollarán en la actualidad, ya que The Dark Age es una especie de flash-back en el que retrocedemos hacia los años 1974 a 1983. Kurt también quiere publicar algún especial entre esos arcos argumentales. Todo esto nos tendrá ocupados los próximos 2 ó 3 años, pero al mismo tiempo, intentaré encontrar el tiempo necesario para compaginar Astro City con otros proyectos de índole personal.

Z.N.- En su página web ha publicado dos historias muy curiosas: “The Hero”, que por lo que sabemos tiene ciertos elementos autobiográficos, y “Radium The Robot”, dibujada en su infancia. ¿Tiene intención de continuar realizando historias de este tipo?

B.A.- Escribí y dibujé una historia titulada “Monster” para el Halloween del año pasado, un pequeño cómic para darles a los niños. Para mi clase de español, lo traduje: “El Monstruo”. Creo que sí, continuaré realizando historias de este tipo.

Z.N.- En estos últimos años, ha venido impartiendo diferentes clases en Universidades y colegios norteamericanos. ¿Cómo afronta esta nueva faceta?

B.A.- Me gusta enseñar. Me gusta mucho tener la posibilidad de poder enseñar lo que sé acerca de los cómics. No suelo analizar la narrativa visual de otros autores. Simplemente sé lo que quiero dibujar y el modo en que me gusta contar historias. Pero la enseñanza es una carrera completamente diferente, una experiencia nueva, así que aún estoy aprendiendo cómo ser un profesor, y analizar lo que eso significa. Y por supuesto, intentar desarrollar mis habilidades para manejar una clase (risas). Todavía no sé como manejar una clase llena de jóvenes. Pero lo estoy disfrutando mucho.

Z.N.- ¿Cómo es un día en la vida de Brent Anderson?

B.A.- Bueno… trabajo en casa, en un cuarto que tengo habilitado como estudio. Lo más complicado es compaginar mis facetas de marido, padre, dibujante de cómics profesional, y ahora profesor, además de la ayuda que intento prestar en la comunidad donde vivo. Así que es un poco complicado compaginar todo, pero lo intento.

Z.N.- ¿Quién ha sido el artista que más le ha influenciado en su carrera?

B.A.- Hay muchísimos. Jack Kirby, John Romita Sr., John Buscema, Alex Raymond, Hal Foster,…ilustradores clásicos norteamericanos. Jack Kirby, por supuesto….¿Ya había mencionado a Jack Kirby, verdad? (risas).

Z.N.- Creo que sí (risas).

B.A.- Y por supuesto Neal Adams, muchísimo.

Z.N.- ¿Y que piensa acerca del trabajo que están realizando dibujantes españoles como Salvador Larroca, Carlos Pacheco, o Pasqual Ferry, entre otros?

B.A.- De forma ocasional, he visto su trabajo, y la verdad es que lo están haciendo muy bien. Los dibujantes europeos tienen un estilo muy característico, y están pegando muy fuerte. No paran de mejorar.

Z.N.- Ya para finalizar, ¿Qué le está pareciendo Viñetas desde o Atlántico?

B.A.- Si tuviera que trasladarme a España, me pensaría muy seriamente instalarme en A Coruña (risas). Es preciosa. Y la Convención es muy, muy diferente de las convenciones de los Estados Unidos. Aquí prima más el arte que los negocios. Es una aproximación muy diferente a mi trabajo, y por eso acepté la invitación de venir a Viñetas desde o Atlántico. Es todo un honor haber sido invitado.

Zona Negativa.- Como un honor ha sido poder haber realizado esta entrevista. En nombre de todos los lectores y del equipo de Zona Negativa, muchísimas gracias por su paciencia y su amabilidad.

Brent Anderson.- De nada, ha sido un placer.

Y hasta aquí llegó la entrevista. Espero que os haya gustado. De ser así, pronto (en cuanto me recupere de la ardua tarea de trasncribir/traducir los 48 minutos de grabación) podréis leer la entrevista a realizada a Esad Ribic. Hasta entonces, os dejo con el dibujo de Los 4 Fantásticos (sus personajes preferidos) que amablemente realizó para nosotros Brent Anderson:

Los 4 Fantásticos al completo

Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

11 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Víctor Aguilera
Víctor Aguilera
6 septiembre, 2006 12:20

Qué delicia de entrevista…en mi modesta opinión el trabajo de Anderson en Astro City es imposible de mejorar. Y eso, muchachos, lo convierte en miembro de mi panteón de Dioses del comic.

P.D.: Excelente trabajo como siempre, David. Eres un crack

Edu
Edu
6 septiembre, 2006 12:43

Muy buen trabajo. Excelente.

Toni Boix
6 septiembre, 2006 14:46

Realmente Anderson parece un tío majísimo. Muy curiosa la anecdota de cómo entró en Astro City. Y genial la entrevista, of course.

Juanjo Palacios
6 septiembre, 2006 15:34

A mi me parece más curioso lo que confirma sobre JMS, menudo cascarrabias de guionista.

ET
ET
6 septiembre, 2006 15:56

Buenas,

Hala, lo imprimo ahora que no me ve el jefe y… lecturilla para el tren 🙂

El resumen de “52” lo dejo para mañana por la mañana en casita y con el café delante 😉

Saludos
ET

Raul Lopez
Admin
6 septiembre, 2006 17:09

Yo me la leo esta noche en casa tranquilo que tambien estoy en la oficina 😉 ¿Creeis que sería interesante un botón de imprimir post o enviar por mail? Lo digo por mirar a ver si hay algún plugin.

ET
ET
6 septiembre, 2006 22:18

Buenas,

Hala, he tenido un ratillo de lectura. Efectivamente el JMS parece un tipo curioso.

La idea de poder impimir los posts directamente es muy buena.

Lo que hago ahora es cortar y pegar al Word y imprimirlo. Leer enrevistas o artículos largos directamente en pantalla me cuesta – mi vista ya no es lo que era y las gafas ya no cumplen como antaño.

Bueno, a leer “52”, espero que la vista me aguante un ratillo 🙂

Saludos
ET

Raul Lopez
Admin
7 septiembre, 2006 7:16

Enhorabuena por la entrevista David, me ha encantado, la verdad es que Brent Anderson se convirtió en uno de mis autores favoritos a raiz de la novela gráfica Dios Ama el hombre mata y fue todo un acierto su asignación en Astro City, no creo que la serie hubiese tenido el mismo exito con otro dibujante más “hot”.

IvánN Díaz
7 septiembre, 2006 19:43

muy buena entrevista. La verdad es que da la sensación de que sus grandes trabajos los ha conseguido muy de casualidad, no? Eso es tener suerte 😉

AKIHABARA BLUES MAGAZINE
6 octubre, 2006 22:42

alguien sabe cuando va a salir a la venta The Dark Age, dibujada por Anderson, aquí en España ???