Vidas de papel, de Marco Rincione y Giulio Rincione

Nos embarcamos en un viaje por los límites de la realidad planteados en Vidas de papel, de los autores Marco Rincione y Giulio Rincione. Con unos personajes complejos y algo desquiciados en primer término, y un debate filosófico sobre el lugar que ocupan la imaginación, los pensamientos y los recuerdos en nuestra realidad como telón de fondo, acompañado todo ello de un dibujo agreste pero efectivo, nos encontramos ante una obra compleja pero satisfactoria para aquellos que les guste escarbar en esos temas.

Por
0
743

Edición original: Vies dessinées (Shockdom, octubre de 2017)
Edición nacional/España: Vidas de papel (Shockdom, abril de 2021)
Guion: Marco Rincione
Dibujo: Giulio Rincione
Traducción: Raúl Lara Molina
Formato: Cartoné. 64 páginas. 15€

Cuando la ficción supera a la ficción

“La fantasía es un herida. La realidad que sangra.”

Cuando alguien habla de la ficción, se suele posicionar en una realidad diferente a esa misma ficción para referirse a ella. Se hace porque la razón y la intuición nos guían en ese sentido. Algo que vive en un plano diferente al nuestro, algo que es solo imaginado, no puede más que no ser real. Sin embargo ese es un tema que ha dado muchos dolores de cabeza a filósofos y teóricos, o escritores. Y es que nuestra cabeza, y todo lo que ésta crea, sin duda alguna tiene incidencia en nuestro día a día, y por tanto es más real, o se hace más presente en nuestra realidad de lo que podemos llegar a pensar. Ese debate, entre otras cosas, es lo que nos encontraremos en este cómic. Veamos cómo lo tratan sus autores.

Marco Rincione y Giulio Rincione son dos hermanos gemelos, nacen en Palermo el 13 de diciembre de 1990. Marco se licenció en 2015 en Ciencias Filosóficas por la Universidad de Palermo con especialización en Filosofía Antigua, centrándose en particular en el pensamiento de Aristóteles, sobre el que escribió algunos ensayos. A partir de septiembre de 2015, comienza su colaboración con su hermano Giulio con la producción de Paperi, que vería la luz en 2016. Giulio, también conocido con el seudónimo de Batawp, por su parte, ya en la escuela secundaria se acerca al mundo de los cómics y comienza a crear caricaturas. Después de graduarse, se matriculó en la Escuela de Cómics de Palermo y terminó sus estudios en 2012. Ese mismo año publicó su primer trabajo, C, que apareció en el sitio web Verticalismi. En 2013, fundó el proyecto independiente Pee Show, junto a los dibujantes Francesco Chiappara y Lucio Passalacqua, con la colaboración de Marco Failla, dibujante e ilustrador. A partir de 2014 inicia su colaboración con la editorial Shockdom, con el primer volumen de Noumeno. Un thriller cuántico, escrito por Lucio Staiano y Gianluca Caputo. La colección consta de cuatro capítulos, en los que acabaría volviendo a colaborar con su hermano.

En el 2017, ambos hermanos vuelven a juntarse para crear la novela gráfica Vite di carta, conocida aquí como Vidas de papel. Ese mismo año, de nuevo junto a su hermano, presenta El final de un día cualquiera en Lucca Comics and Games, el penúltimo número de la serie Groucho, luego recogido en la caja de Grouchomicon. Cada uno de los autores trabajarán por su cuenta en trabajos como Skià, de Marco Rincione que ya cuenta con 5 entregas, o el debut de Giulio en la serie Orfani, de Sergio Bonelli Editore. Marco Rincione sigue dedicándose al mundo de la publicación habiendo publicado este mismo año la quinta entrega de Skià. Mientras que su hermano Giulio, pese a sacar en 2019 un trabajo llamado Condusse me, publicado por Shockdom y este 2021 trabajar en un número de Dylan Dog Color Fest (Mr Punch), basado en textos de Giuliano De Feo; desde 2019 trabaja en Walt Disney Company, y es actualmente profesor de cómic e ilustración en la International School of Comics de Nápoles.

Ficción y realidad, dos caras ¿Pero de la misma moneda?

La historia que se nos narra se lleva a cabo en un mundo en el que hay personas con poderes llamados TIMED. En el caso de Carl, el protagonista, tiene superempatía, véase, absorbe las ideas y los pensamientos, los ve y vive en primera persona. El hombre se recluye en el campo para alejarse de la ciudad en la que ya no puede vivir por tener “un ejército de personas que te grita en la cabeza”. Carl convive con algunos personajes que tienen pinta de ser, si no irreales, sí pertenecientes a otra realidad.

La novela gráfica pertenece a la serie paralela de la serie Timed de Shockdom, pero gracias a su autoconclusividad y a que no hace referencia al mundo originario, excepto cuando se explica que hay poderes, el lector ajeno a la serie principal puede disfrutarla sin ningún problema. Nos encontramos ante una obra de carácter complejo y altamente simbólico. Pese a haber un poder mental de por medio, éste no es más que una herramienta narrativa a la que se le da un valor altamente gratificante, y la cual no se utiliza en decremento de la solidez del conflicto. En este trabajo, los autores se meten de lleno en un debate filosófico que ha dado para mucho y que seguirá dando, explorando los límites de lo que se considera real, mientras que nos atrapan a nivel empático con la historia personal de Carl. Logran de manera excelente aunar el relato en el que la importancia radica en las interacciones interpersonales, mientras que hay una discusión sobre la validez de la ficción como motor de la realidad, cuya resolución queda exclusivamente en manos de los lectores. En este trabajo se tratan con sutileza diferentes trastornos derivados de la soledad, o de la incapacidad que algunas personas encuentran a la hora de interrelacionarse, siendo ellos mismos sus propios enemigos. Y para ello se hacen uso de diferentes elementos de fantasía, tomando partido narrativo como simbología de los temas expuestos, y no como simple adorno recreativo.

En el apartado del dibujo, Giulio Rincione hace un trabajo muy acertado. Con un estilo, que a veces nos puede recordar a Dave McKean, jugando con planteamientos gráficos de collages, pero siempre de forma aparente, pues nunca llega a usar ese método de dibujo. El dibujante hace uso de un trazo muy agresivo, acompañado por una deformación de las perspectivas, que acentúan la sensación de de paranoia que nos trasmite la historia narrada. A su vez hay momentos, sobre todo en los compases finales de la obra, en los que da rienda suelta a una maestría cromática inusitada, haciéndose con el control absoluto de las páginas, y relegando todo lo demás a un segundo término. Plantea, en varios casos, la diferencia de realidades expuestas con estilos de dibujos distintos, pero con similitudes evidentes, lo que consigue que el apartado gráfico también juegue partido en el debate planteado en la obra.

En conclusión, Vidas de papel mantiene una conversación profunda con el lector a la par que le hace implicarse emocionalmente, en el poco espacio que ocupa la obra. La narración somete a preguntas complejas mientras te cuenta una historia de soledad y martirio, de lucha por abatir los obstáculos más difíciles de tumbar; los que uno mismo se pone delante.

Lo mejor

• Que pese a que el debate sobre la realidad sea lo que queda como lo más trascendente, las relaciones entre los personajes y sus conflictos son los principales motores de la obra.
• El uso del dibujo para mostrar las dos realidades, pero que gracias a las similitudes entre los dos estilos refuerza el debate planteado en el guion.

Lo peor

• El final, que quizás no deja la trama tan conclusa como a muchos les pudiese gustar, dejando la interpretación final como trabajo extra al lector.

Edición original: Vies dessinées (Shockdom, octubre de 2017) Edición nacional/España: Vidas de papel (Shockdom, abril de 2021) Guion: Marco Rincione Dibujo: Giulio Rincione Traducción: Raúl Lara Molina Formato: Cartoné. 64 páginas. 15€ Cuando la ficción supera a la ficción "La fantasía es un herida. La realidad que sangra." Cuando alguien…
Guión - 8
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.8

Real

Lo que nos acabamos encontrando en este trabajo es una reflexión profunda sobre los límites de la realidad y un tratamiento empático eficaz con los personajes y sus obstáculos como principales protagonistas, dejando el debate filosófico como telón de fondo. Todo eso es acompañado por un dibujo agresivo pero muy sugerente que acompaña la obra a la perfección, y que hace de Vidas de papel un trabajo completo.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments