Ultimate Integral. Ultimate Spiderman 8. Duende

Brian Michael Bendis y Mark Bagley regresan al drama osboriano que tanto nos gusta en octavo tomo recopilatorio de la primera colección del Spiderman definitivo.

Por
0
1564

Edición original: Ultimate Spider-Man 72-85 USA (Marvel Comics, 2005-2006)
Edición nacional/España: Ultimate Integral. Ultimate Spiderman 8 (Panini Cómics, 2022)
Guion: Brian Michael Bendis.
Dibujo: Mark Bagley.
Entintado: Scott Hannah.
Color: J.D. Smith.
Formato: Tomo en tapa dura. 352 páginas. 38,00€

El Drama Osborn Definitivo

Poco a poco, y mientras Salvat hace lo propio en un coleccionable de peor calidad pero más accesible a todos los bolsillos, Panini sigue recopilando en tomos integrales las series de mayor calidad del hoy extinto Universo Ultimate, siendo Ultimate Spiderman la más representativa de aquella Tierra 1610 en la que el Peter Parker definitivo reinara sin oposición alguna.

En esta ocasión, y tras unos cuantos números de transición, Brian Michael Bendis vuelve sobre el que sería uno de los grandes ejes de la colección: El Drama Osborn. Ya sea en la Tierra 1610, la 616 o la actual Tierra Primordial, la realidad es que cualquier etapa de Spiderman que se precie debe de abordar de una u otra manera la relación de Peter con su némesis, Norman Osborn, y con el hijo de éste y mejor amigo de Peter, Harry Osborn.

Por supuesto que no pasa nada si este asunto no se toca, si el autor en cuestión no utiliza a los Osborn en su etapa, pero la realidad es que la trágica historia de esta acaudalada familia y su relación con Peter Parker es tan atractiva que resulta casi imposible encontrar una etapa en la que estos personajes no tengan importancia de un modo u otro.

En este caso y, si recordamos la historia de Ultimate Spiderman hasta este punto, lo que sabíamos es que Norman Osborn había descubierto que su fórmula Oz (creada para sustituir al suero del supersoldado) funcionaba al darle a Peter (mordedura de araña de laboratorio mediante) los poderes que lo convirtieron en Spiderman.

De ese modo, Norman se inyectaba la fórmula él mismo y enloquecía, ganando grandes habilidades pero también una enorme inestabilidad mental, lo que lo convertía en una especie de Duende Verde hipermusculado que dedicaba toda su existencia a acabar con Peter.

El objetivo de Norman no era otro que controlar al muchacho Parker, al que consideraba de su propiedad y algo así como su hijo, al haber éste renacido gracias a la labor científica del CEO de Oscorp, estando dispuesto a infligir cualquier tipo de daño o sufrimiento a inocentes cercanos o no a Peter con tal de extorsionarle para hacer que cambiara de opinión.

Tras una batalla en el terreno de la Casa Blanca en la que intervenían tanto los Ultimates como diversos villanos reclutados por Osborn en su propia y macabra versión de Los Seis Siniestros, el magnate genético volvía a ser encerrado en prisión, sospechándose acerca de su muerte y dejando una vez más a Peter tranquilo.

Sin embargo, cuando Norman ganó sus poderes, mató a su mujer y casi acaba con su hijo Harry, tanto en aquella ocasión, como cuando más tarde volvió a por Peter en el arco argumental titulado como Legado, lo que hizo que SHIELD reubicara a Harry tratara de darle una vida normal lejos de la influencia de su padre, tratando de reparar psicológicamente el daño que Norman había hecho a un Harry que en ocasiones olvidaba los horribles actos que había cometido su padre mediante el lavado de cerebro al que estaba siendo sometido.

Pues bien, Harry reaparece en la vida de Peter y Mary Jane al comienzo de este arco, surgiendo desde el comienzo la tensión entre los dos amigos, no solo porque Peter dadas las experiencias pasadas, no puede evitar desconfiar de Harry, si no porque descubre que poco antes de ser picado por la araña, su novia y su mejor amigo se enrollaron.

Sintiéndose engañado, en una actitud que por otro lado, es tan inmadura y posesiva como solo puede serla en un adolescente al que Bendis capta a la perfección, la hostilidad entre Harry y Peter va en aumento, lo que propicia que Harry desvele su verdadera naturaleza, la de un Duende naranja enloquecido y de imparable poder que desata el caos en la ciudad de Nueva York.

Con la creación, o actualización de este personaje, Bendis hace algo que el Universo Ultimate, ya fuera con este autor o con otros, realizara en multitud de ocasiones: Mezclar o unir conceptos o ideas procedentes de varias fuentes previas del Universo Marvel convencional, y crear algo nuevo con ellas.

En este caso, el Duende de color naranja que en otros cómics pasados estuviera encarnado por Roderick Kingsley, Jason Macendale o incluso Phil Urich, aquí no es si no otra versión del Duende Verde de Norman Osborn resultante de la manipulación genética que el padre realizara sobre el hijo sin que éste lo supiera.

Un pecado más de Norman Osborn cometido sobre un alma inocente que en este caso no es otra que la de su hijo, traído a este mundo únicamente para sufrir.

Mark Bagley continúa aquí con el estilo habitual que ya conocemos y que hizo tan grande a esta serie en su primer centenar de números y que aquí alcanza cotas de especial calidad, aprovechando que se regresa sobre personajes a los que el propio Bagley diseñó para el comienzo de la serie y con los que que de nuevo tiene oportunidad de jugar.

Un imprescindible para todos aquellos fans del Spiderman definitivo.

Lo mejor

• El enfoque del ya clásico Drama Osborn.
• La mezcla de conceptos básicos para crear algo nuevo.

Lo peor

• Francamente, nada.

Edición original: Ultimate Spider-Man 72-85 USA (Marvel Comics, 2005-2006) Edición nacional/España: Ultimate Integral. Ultimate Spiderman 8 (Panini Cómics, 2022) Guion: Brian Michael Bendis. Dibujo: Mark Bagley. Entintado: Scott Hannah. Color: J.D. Smith. Formato: Tomo en tapa dura. 352 páginas. 38,00€ El Drama Osborn Definitivo Poco a poco, y mientras Salvat…
Guión - 7.5
Dibujo - 7.5
Interés - 7.5

7.5

Imprescindible

Brian Michael Bendis y Mark Bagley regresan al drama osboriano que tanto nos gusta en octavo tomo recopilatorio de la primera colección del Spiderman definitivo.

Vosotros puntuáis: 6.76 ( 7 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments