Uchū Senkan Yamato, de MATSUMOTO Leiji

El Yamato, tras dejar la Via Láctea, lleva lejos la esperanza hacia Iscandar

Por
3
642

Edición original:宇宙戦艦ヤマト (Uchū Senkan Yamato, Akita Shoten, 1974-1975)
Edición nacional/ España:Inédita.
Guion: MATSUMOTO Leiji.
Dibujo:MATSUMOTO Leiji
Demografía y género: Shōnen, space-opera, aventuras, ciencia-ficción.
Formato:Cuatro volúmenes formato takōbon.

Captain Harlock fue un gran éxito editorial en la década de los setenta. Esto mostró que el manga podía adaptarse a cualquier género del cómic, siendo la space opera, un género que en aquella aún no había sido demasiado explotado. En este caso, un par de años antes del inicio de la saga del pirata espacial, MATSUMOTO LEiji creó una de sus obras más emblemáticas y revolucionarias del manga, que permitió mostrar la versatilidad de este género de la cultura popular japonesa. Esta obra fue Uchū Senkan Yamato, una versión made in Japan de uno de los grandes de la televisión norteamericana, la mítica Star Trek de Gene Roddenberry. Es incuestionable los notables parecidos entre estas dos míticas series, que pusieron las bases del género de la space opera tanto en el cómic como en la televisión. La revolución de la space opera tiene el nombre de Yamato, el mítico buque de la armada imperial japonesa. Tampoco es baladí obviar el notable revulsivo que significó para el público japonés la resurrección de este acorazado, símbolo del poderío militar del imperio japonés durante la guerra del Pacífico. Este navío fue el barco de guerra más avanzado tecnológicamente en la década de los cuarenta, siendo la joya de la corona de la armada japonesa. Era el gran enemigo a hundir por parte de la flota aliada al ser un símbolo nacional y militar. El Yamato fue atacado y hundido en los momentos finales de la II Guerra Mundial y su hundimiento fue la metáfora que pronosticaba el fin de Japón como potencia militar de primera categoría en Asia Oriental. Así que, evocar el este buque tiene un gran valor semiótico y cultural , que nos enlaza directamente con algunos valores estéticos de la cultura japonesa como la valentía, el sacrificio y el valor de lo efímero y de la belleza, identificado con el mono no aware. Tras el fin de la contienda bélica , el Yamato se convirtió en mito de un pasado reciente, mostrando las cicatrices de unas heridas que aún no han acabado de cerrarse bien del todo.

La década de los setenta fue muy fructífera dentro del mundo de la cultura popular japonesa, las primeras generaciones de autores de manga lanzaban sus magníficas obras, que a día de hoy son grandes clásicos dentro del mundo del cómic y MATSUMOTO Leiji supo combinar a la perfección Star Trek, una de las mejores series de ciencia ficción norteamericana, y el último gran mito cultural japonés: el Yamato. Además, este autor supo darle un giro al mito y reconvertirlo en un ejemplo de superación y de valentía. Por otro lado, Japón necesitaba potenciar un nuevo ejemplo de masculinidad, alejada de los valores militares y fueran más acordes con los tiempos modernos y a un país, que había desarrollado un pacifismo político para resolver los problemas en el campo de las relaciones internacionales. Esta nueva masculinidad se sustentó en valores como la valentía, el sacrificio, la amistad y la defensa de la armonía social y del bien común. Quizás pueda parecer que son valores que ya existían en la primera mitad del siglo XX pero esta vez, fueron identificados como valores univesales, el Yamato ya no defensaba Japón sino que defendía al planeta entero de una amenaza exterior. Este es el gran acierto de MATSUMOTO Leiji, la resurrección del Yamato fue un ejercicio colaborativo de todas las naciones de la Tierra para salvar a la humanidad, ya no importaban las fronteras nacionalees y la supervivencia de la raza humana fue el gran objetivo de los tripulantes de la nueva Yamato. Además, se potenciaron valores, como el pacifismo y esta nave solo entraba en combate si era una cuestión de pura supervivencia. También obeervamos el respeto hacia el enemigo y hacia otras civilizaciones y culturas, evitando el colonialismo de otros planetas y el agredir a otras civilizaciones menos desarrolladas. Otro punto a tener en cuenta es la Ciencia, la gran protagonista de este manga. Las referencias a Einstein son constantes al inicio de la historia para explicar la manera de recorrer grandes trayectos para superar la velocidad de la luz. En este caso, los saltos espaciales, tal y como están explicados, puede que nos recuerden a la tecnología Warp que aparece en Star Trek.


En el año 2199 la Tierra es bombardeada con misiles espaciales radiactivos lanzados desde el lejano planeta Gamilus en la nebulosa de Magallanes. El planeta se ha convertido en un planeta yermo y la humanidad se ha visto obligado a refugiarse en ciudades construidas bajo la superficie. El planeta azul se ha convertido en un mito. Tras la primeros bombardeos, las naciones dejaron de luchar entre ellas y se unieron frente al enemigo común. Las Naciones Unidas crearon unas fuerzas militares espaciales para defenderse y habían conseguido establecer bases en la Luna y Marte. La defensa de la Tierra les llevó hasta Plutón, planeta en el cual se encuentra una de las bases principales de Gamilus. En aquel año, la última flota terrestre se enfrentaba inexorablemente a la todopoderosa armada militar de Gamilus. Toda la flota de la Tierra fue destruida, solo se salvó una nave, dirigida por el Capitán Okita. Mientras, en Marte cae una nave espacial extraterrestre. Susumu Kodai, que está en aquella base recibe la misión de ir a investigar la nave y descubre en su interior a una extraña mujer que lleva un mensaje para la Tierra: si los humanos consiguen crear una nave con el motor del salto espacial podrán llegar hasta Iskandar y conseguir el Limpiador Cosmo, aparato con el cual podrán limpiar la Tierra de toda la radiación. En un último esfuerzo tecnológico, las naciones consiguen recuperar el antiguo acorazado Yamato, remodelarlo en una nave espacial y convertirlo en la última esperanza de la humanidad, ya que en menos de un año la especie humana acabará aniquilida por la radicación y en menos de un año tienen que recorrer la distancia de unos 128000 años luz, la separación espacial entre la Tierra e Iscandar. Además, la Yamato abandonará la Via Láctea y la el ser humano llegará hasta lugares donde no había llengado antes.

Uchū Senkan Yamato es una gran obra coral en la que priman toda una serie de personajes principales y secundarios, que enriquecen la trama argumental al ofrecer toda una serie de matices. Podemos decir que cada personaje es una pieza del engranaje que permite el perfecto funcionamiento de la historia. Observamos que pese a las diferencias notables de cada una de las personalidades, todas ellas se combinan y complementan para que la misión de la Yamato llegue a buen puerto pese a las adversidades y a los peligros.

CAPITÁN JUZO OKITA: es el último gran capitán de la flota espacial terrestre. Su nave fue la única superviviente del combate en Plutón contra la tropa de Gamilus. Gracias a su experiencia militar fue destinado a comanda el Acorazado Especial Yamato, la última gran esperanza de la humanidad. Al perder a su hijo en la batalla, siento una cierta conexión paternal con Susumu Kodai, ya que ambos han perdido a su familia y acaba considerándolo su hijo y heredero. Es un líder implacable y capaz de tomar las decisiones adecuadas pese a las dificultades.

SUSUMU KODAI: Es un joven, que pierde a sus padres durante los primeros ataques de Gamilus. Su hermano es un gran héroe de la la flota espacial y decide seguir sus pasos. Durante la batalla en Plutón él está en Marte y observa como una nave de Iskandar se estrella en el planeta. Una vez llega a formar parte de la tripulación de la Yamato mantendrá cierta tensión con el Capitán Okita, al que hace responsable de la muerte de su hermano. Finalmente, Kodai llega a entender el profundo dolor y la soledad del Capitán y acaba convirtiéndose en Subcapitán de la nave, además de líder de la patrulla de cazas de la Yamato.

MAMORU KODAI: Es el hermano mayor de Susumu y capitán de la flota estelar de la Tierra. Durante la batalla de Plutón es la última nave en abandonar el campo de batalla y acaba por sacrificarse para que la nave de Okita pueda llegar a la Tierra con los supervivientes. Todo el mundo le da por muerto pero cuando la Yamato llega a Iskandar, Susumu descubre que su hermano sobrevivió y acabó por enamorarse de la reina Starsha. Finalmente declina regresar a la Tierra con la Yamato y se queda en el planeta con el gran amor de su vida.

YUKI MORI: Es la única mujer embarcada en la Yamato. Originalmente era la enfermera del doctor Sado pero gracias a su inteligencia acaba realizando funciones operativas en la sala de control del Yamato. Con el paso del tiempo acaba admirando la fortaleza de Susumu y acaban enamorándose.

DAISUKE SHIMA: Es el compañero de Susumu en el observatorio de Marte y juntos descubren que la nave estrellada en el planeta es de Iskandar. Dentro se encuentra el cadáver de Sasha, hermana de la reina de Iskandar, que lleva un mensaje de esperanza para la Tierra. Shima es el piloto de la Yamato gracias a su habilidad y pericia que salvó varias veces el acorazado de la destrucción.

SHIRO SANADA: Es el oficial científico de la Yamato y siempre está realizando investigaciones y experimentos para proteger y salvar la nave. Fue el tutor de Mamoru Kodai y se responsabiliza de la muerte de este. Como curiosidad, de pequeño sufrió un accidente en el cual perdió sus extremidades. Así que, estos fueron substuidos por miembros biónicos.

DR. SAKEZO SADO: Es el oficial médico de la nave y es un gran amigo del Capitán Okita. Le da el toque humorístico al manga gracias a sus borracheras y su devoción por el sake.

REINA STARSHA: Es la reina de Iskandar. Preocupada por el ataque de Gamilus a la Tierra, decide enviar a su hermana a la Tierra para proporcionarles la tecnología del Salto Espacial para que puedan llegar a Iskandar y conseguir el purificador Cosmo y así salvar la Tierra. Cuando la Yamato llega al planeta se descubre que ella es la única superviviente de su raza. En el manga acaba muriendo Iskandar pero en el anime tiene un feliz más feliz.

DESSLER: Es el líder del planeta Gamilus y el estratega que inicia los ataques contra la Tierra. Tiene una fijación obseviva por la destrucción de la Yamato. Aunque al principio delega en sus generales los ataques contra el buque espacial, al final acaba por ser él mismo el que organice los planes contra los terrestres.

Tras el éxito editorial vino la producción y la emisión de la serie de televisión. Esta constó de tres partes, que recogen los tres grandes arcos argumentales de la serie. Los 26 primeros capítulos recogen toda la trama del viaje a Iskandar y la lucha contra el Imperio de Gamilus. El director de fue el propio MATSUMOTO Leiji, siendo la productora Academy Productions . La emisora de televisión, que se encargó de su retransmisión fue Yomiuri TV. La primera serie fue emitida entre el octubre de 1974 y el último capítulo fue retransmitido en marzo de 1975. Podemos decir que esta serie de animación significó un punto de inflexión dentro del panorama televisivo de la época. Las series de anime de la época estaban dirigidas al entretenimiento de la publación, sobre todo del público infantil pero Uchū Senkan Yamato dio un paso más allá y ofreció un contenido, dirigido a un público más adulto, que consiguió encandilar a los jóvenes estudiantes universitarios de la época. En 1977, tras el éxito de la primera temporada se realizó una segunda parte, desarrollada en unos 25 capítulos. Pese al final trágico de esta segunda parte, los acérrimos seguidores de la serie querían seguir viendo por televisión las aventuras de este crucero espacial y se desarrolló la tercera y última temporada entre los años 1980 y 1981. Además, esta franquicia también dio su salto a la gran pantalla, ya que a lo largo de estas décadas se han ido produciendo películas y remakes de la serie original. La última película se estrenó hace diez años. Por lo tanto, podemos decir que la Yamato siempre ha estado presente en el imaginario colectivo de la cultura popular japonesa y que se ha convertido en todo un símbolo semiótico de una nueva forma de entender los valores del Japón de la posguerra. La serie fue comercializada fuera de Japón, siendo exportada a los Estados Unidos. En este país, la serie sufrió una adaptación durante el proceso de traducción y doblaje en el cual desapareció toda referencia al cruzaro Yamato original y toda referencia de la cultura japonesa. El Yamato fue rebautizado como Argo y todos los nombres de los personajes fueron adaptados al inglés. Incluso el título que pasó a llamarse Star Blazers, llegando con este nombre a Europa y a su emisíón en Italia. Por influencia del doblaje en griego, el Yamato pasó a llamarse Argo en una clara referencia al mito griego de Jasón y los Argonautas, llegando a ser traducida y doblada al castellano peninsular. La serie fue ¿emitida? en nuestro país bajo el título Estrellas Luminosas, siendo el doblaje bastante reciente, aunque caba señalar que en estos momentos desconocemos la fecha de emisión y el canal en el que fue emitida. Esta serie se puede encontrar y visionar en un conocido canal de videos en internet.
Uchū Senkan Yamato tuvo en su momento del estreno un éxito considerable, sobre todo, gracias al diseño de la nave y a la maestría de MATSUMOTO fue convirtiéndose en una obra de culto, siendo el manga, que cimentó las bases de la space opera. Pero su éxito fue sobre todo entre los jóvenes estudiantes universitarios, que veían la seria en la televisión y descubrieron una obra profunda, que iba mucho más allá del simplismo de las series de nimación del momento. Rápidamente se creó un grupo acérrimo de seguidores, entre ellos ANNO Hideaki, el creador de Shin Seiki Evangelion. El propio ANNO llegó a afirmar que su Yamato fue su gran inspiración para crear su obra más famosa y que más prestigio le ha dado a nivel internacional. A nivel gráfico y de estilo sigue las pautas a las que MATSUMOTO nos tiene acostumbrado tanto en diseño de personajes como de las naves, armas y demás artefactos que aparecen en el manga. Con su gran maestría nos muestra su propia interpretación del universo, más allá de la Via Láctea, recreando mundos imposibles y civilizaciones con tecnologías mucho más avanzadas que las terrestres. Es un manga que nos prepara para sus series de éxitos posteriores como Captain Harlock, Queen Emeraldas o Ginga Galaxy Express. Seguramente, muchos seguidores de MATSUMOTO estamos deseando que alguna editorial se decida a editar este título en nuestro país, sobre todo si ha leído la versión integral publicada en Canadá.

Edición original:宇宙戦艦ヤマト (Uchū Senkan Yamato, Akita Shoten, 1974-1975) Edición nacional/ España:Inédita. Guion: MATSUMOTO Leiji. Dibujo:MATSUMOTO Leiji Demografía y género: Shōnen, space-opera, aventuras, ciencia-ficción. Formato:Cuatro volúmenes formato takōbon. Captain Harlock fue un gran éxito editorial en la década de los setenta. Esto mostró que el manga podía adaptarse a cualquier género…

Valoración

Guion - 9.5
Dibujo - 10
Interés - 9.5

9.7

¡Adios Tierra! Una nave se va, es el Yamato. Cruzará el espacio hacia Iskandar, en un viaje cargado con nuestro destino. Seguro que regresaremos y aquellos que nos esperen, les sonreiremos. Dejaremos la Galaxia, llevando lejos la esperanza hasta Iskandar. ¡Es la nave Yamato!

Vosotros puntuáis: 7.8 ( 2 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Itano_Circus
Itano_Circus
Lector
3 septiembre, 2020 22:33

No he visto la clásica, pero el remake/reboot de hace unos años, Uchuu Senkan Yamato 2199, lo disfruté muchísimo.

Como curiosidad, del storyboard del opening de la serie se encarga Hideaki Anno.

Raku
Raku
Lector
7 septiembre, 2020 14:03

Desde que leí Capitán Harlock quedé fascinado con Matsumoto. A ver si se animan y traen más obras suyas por estos lares.