Trillium #1

Por
4
958
 
trillium-cover1

Edición original: Trillium #1.
Guión: Jeff Lemire.
Dibujo: Jeff Lemire.
Color: Jeff Lemire y José Villarrubia.
Formato: comic-book de 28 pgs.
Editorial: DC Comics (Vertigo)
Precio: US$ 2.99.

 

Continuamos con la cobertura de las nuevas series de Vertigo. Si primero fue The Wake y luego Collider, ahora le toca a la última serie limitada de Jeff Lemire (Sweet Tooth, The Underwater Welder), Trillium. El pasado 7 de agosto se publicaba el primer número de los ocho que componen esta miniserie que su autor ha declarado como la última historia de amor jamás contada. Todo ello desarrollado en un escenario que podríamos definir como apocalíptico. ¿Promete este título con nombre de flor? Pasen y vean.

Trillium es un cómic que cuenta una historia a través de dos relatos. En uno la protagonista es Nika, una botánica del año 3797 que busca lejos del sistema solar la cura para una humanidad en peligro de extinción. En el otro el protagonista es William, un veterano de la Primera Guerra Mundial que se une a una expedición a Sudamérica en busca de una leyenda. Ambos relatos se narran en espacios y tiempos distintos pero que terminan relacionados porque los dos personajes parecen estar buscando lo mismo aunque con propósitos distintos.

Nos encontramos ante un relato de ciencia ficción con cierto regusto a pulp, al menos temáticamente. Una parte de la historia se desarrolla en un futuro muy lejano en un lugar muy distante de la Tierra, mientras que la otra parte transcurre en un pasado más reciente y en nuestro propio planeta, cuando aún quedan lugares por explorar y que parecen haberse quedado anclados en el pasado. Historias diferentes pero al mismo tiempo parecidas porque como ya he dicho, los protagonistas tienen un objetivo común, encontrar respuestas. Otro aspecto que une a los personajes es que ambos están sufriendo algún tipo de trauma personal que los empuja a tomar las decisiones que toman en esta primera entrega de Trillium.

Trillium-NikaDonde tal vez flojea esta puesta en escena de romance (aún por ver) y ciencia ficción es en el apartado gráfico. Sé que Lemire, que también hace de dibujante en esta obra, levanta opiniones encontradas y no es que quiera decir que su estilo no me guste. Es verdad que parece un arte muy irregular, algo simple y de aspecto triste, pero una vez te habituas pues termina gustando, aunque tal vez no es el tipo de dibujo que esperaría para un cómic que evoca a publicaciones pulp. En cualquier caso, la ventaja con la que cuenta Lemire es que sólo él sabe perfectamente cómo plasmar en el papel lo que piensa y sabe qué carga dramática aportar a cada viñeta.

Trillium-1-williamUn detalle que ha cuidado mucho el autor es la presentación del cómic. El formato es bastante original porque el tebeo tiene dos portadas, es decir, que no existe la contraportada y hay que darle la vuelta para leer la otra historia. Pero no sólo se queda aquí, sino que la distribución de las viñetas de los dos relatos es una igual a la otra. Si la primera página de la historia de Nika comienza con doce viñetas, la de William también. Si hay una splash page en una, también está en la otra. Esto es un indicativo más de que ambos relatos comparten un destino con una flor de por medio. Sin embargo, parece que estas peculiaridades sólo las veremos en esta primera entrega de Trillium, aunque Lemire ha asegurado que en cada número intentará ofrecer alguna novedad en lo que a la experiencia narrativa del cómic se refiere. Este tipo de detalles siempre son de agradecer porque ayudan a valorar positivamente la obra.

Por lo pronto la propuesta resulta atractiva, hay una serie de interrogantes que Lemire plantea desde el comienzo, que incorporan un elemento de intriga al cómic y que a la postre, a mi como lector, me invita a leer el siguiente número. ¿Qué relación guardan la historia de Nika y William? ¿Por qué estas dos personas de tiempos y espacios remotos cruzan sus vidas? Recomendable.

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mr. X
Mr. X
Lector
30 agosto, 2013 17:35

A mi como Nº1 me ha gustado bastante. Resulta intrigante y original, una ci-fi romántica que me ha recordado un poco a La fuente de la vida de Aranofsky. Pero…

Lo siento, pero preferiría que Lemire sólo escribiera el guión. Y eso que en este caso el dibujo me parece un pelín mejor, en parte por el gran trabajo con el color de José Villarrubia, me parece

Mathieu
Mathieu
Lector
30 agosto, 2013 17:37

Que ganas le tengo a este cómic. Sin duda Lemire sabe como intrigar al lector. Ya es un clásico el comentario sobre el dibujo de Lemire, pero como dices, para los que disfrutamos de sus originales historias no es impedimento. La portada me parece genial (¿le daríamos tanta importancia al dibujo si se tratara de cómic europeo?).
La verdad es que uno empieza a pensar que tal sería una de sus obras con el dibujo de otro autor. Sin duda tendría que ser un dibujante con personalidad (europeo si puede ser!!)

En fin, lástima que todavía tendré que esperar largos meses para leerlo en TPB.
Aprovecho para recomendar “Sweet Tooth” (Llevo un par de vol. y no puedo esperar a saber como continua. El tercero ya esta en camino.)

Pd: merci por la reseña.

Jerónimo Thompson
Lector
30 agosto, 2013 19:59

El estilo de dibujo de Lemire no me molestó en absoluto en Essex County, donde de hecho me parece perfecto para ilustrar lo que quiere contar, pero aquí, sin ser malo, sí que me he encontrado pensando que la historia ganaría un poquito con un dibujante más… resultón.

Sweet Tooth sigue en mi lista de lecturas pendientes…

samanosuke
samanosuke
30 agosto, 2013 22:56

Yo lo leería de encontrar una “copia” (guiño guiño) en condiciones, ya que sin querer me bajé dos distintas, y no coinciden para nada en el número ni el orden de las páginas, lo que me dejó bastante descolocado.