Tintín racista? Las obras culturales como hijas de su tiempo (1ª parte)

Por
14
437

Hace unos días, concretamente el 12 de este mismo mes, aparecía en algunos medios la noticia de que un grupo antiracista se estaba moviendo para eliminar de las tiendas y librerías un cómic, con el pretexto de ser racista y describir razas que no son la blanca con estereotipos raciales o directamente sometiéndolas a la misma. El cómic en concreto es el conocido Tintín en el Congo, del belga Hergé, escrito y dibujado en 1930, momento en el cuál el país africano era colonia de Bélgica.

Los Hechos

El grupo antirracista, llamado La Comisión británica para la Igualdad Racial, considera que el libro tendría que ser retirado de la venta por “poner de relieve groseros estereotipos raciales”. Más concretamente, la Comisión cree percibir “imágenes y palabras acerca de prejuicios raciales atroces, donde los ‘nativos salvajes’ parecen monos y hablan como imbéciles” en el cómic anteriormente citado, según se puede leer en el The Times. Además, la Comisión pide a la cadena de librerías Borders que retire el álbum de la venta al público, que actualmente ya se podía encontrar no con el resto de aventuras del no-periodista belga, sino en la sección de adultos. No contenta con ello, la misma Comisión arremete contra la librería inquiriéndole si encuentra ético poner a la venta semejante material racista, a lo que la librería responde que deja a sus clientes la elección de comprarlo o no. Para finalizar, el mismo grupo solo toleraría la inclusión de este cómic “en un museo, junto a un gran cartel que dijera: ‘Disparate racista y pasado de moda’“. En el museo también iría incluida la nota que la editorial Egmont, propietaria de los derechos de Tintín en el Reino Unido, de forma clara y acertada, adjunta en la tapa de cada uno de los ejemplares del cómic que sale de sus imprentas (también se dice que los traductores al inglés de la versión en color recién estrenada en Reino Unido han incluido una hoja aclaratoria en forma de contexto histórico para explicar el porqué de estas actitudes). En la misma, se puede leer la advertencia de que el cómic contiene “estereotipos burgueses y paternalistas de la época, interpretación que algunos lectores podrían encontrar ofensiva“.

En estos casos, lo mejor es ir a la fuente. Y qué mejor que el propio Hergé para hablar de esta polémica. El dibujante creó esta historia a finales de los años 20. Al cabo de un tiempo, él mismo se disculpó por los contenidos ofensivos de algunos de sus libros. Se tratan del ya citado Tintín en el Congo, y la anterior y primera aventura del intrépido joven, Tintín en el País de los Soviets. Por boca del propio autor, “en cuanto a ‘Tintín en el Congo’, así como ‘Tintín en el país de los Soviets’, el hecho es que mientras crecía me alimenté de los prejuicios de la sociedad burguesa que me rodeaba. Considero que ‘Soviets’ y ‘Congo’ fueron ‘pecados de la juventud’ y que si los escribiera de nuevo, serían distintos”.

La opinión

Cuando estaba leyendo la noticia no podía dar crédito a lo que veían mis ojos. Más de 70 años después de que saliera publicado aparece un grupo de personas (digámosle así) que, siendo más papistas que el Papa, consideran que un producto cultural que ha estado leído por millones de personas en todo el mundo es perjudicial porque expone y propaga ideas racistas. No considero que el álbum, inocente y aún sin ese toque distintivo de otras aventuras del conocido personaje, sea perjudicial para nadie. Personalmente lo leí hace años, y ya de joven noté que ese no era mi Tintín, que la aventura no estaba tan trabajada y que, conjuntamente con la anterior aventura, conformaban unos primeros pasos del héroe, aún por definir y estilizar. Hergé aún no había encontrado el tono, pero le faltaba poco. Pero no noté (y no he notado con el paso de los años) que me haya inculcado una idea xenófoba contra otras razas o personas distintas a mí, más bien al contrario. Para liarla aún más, este grupo considera que el único sitio donde se podría exhibir esta obra sería en un museo, como alegoría de racismo anacrónico. Me los imagino haciendo una manifestación sobre ello y me entra la risa floja. Lo que decía, más papistas que el Papa. El corriente actual de llevar lo políticamente correcto hasta extremos inverosímiles tiene en este grupo de personas lugar donde correr a sus anchas.

Además, si nos ponemos en plan legal, nadie podría quejarse de recibir mensajes racistas, ya que la propia editorial inglesa adjunta una advertencia donde se avisa del tema y que se tiene que leer teniendo en cuenta la situación del país en ese momento y de los estereotipos que reinaban en aquél entonces. Él mismo reconoce que se equivocó, y siendo de una familia de clase medio alta (corregidme si me equivoco), se quedó con la idea prefijada y estereotipada que recibía de las noticias o de su entorno envuelto de algodones. Es como ese rey de un país muy pobre que no sabía las penurias que pasaban sus ciudadanos hasta que no le dio por salir de palacio, en medio de todos los lujos y pomposidad. Para finalizar este tramo, solo indicar que las obras son hijas de su tiempo, y se tienen que analizar desde puntos mucho más amplios que simplemente si es racista o no. Estoy seguro que muchos productos culturales (pinturas, libros, discos, cine, etc) fueron tildados de racistas o similar, pero la calidad intrínseca de las obras han derrotado las malas lenguas y han sido aceptadas tal como son, concebidas en su tiempo, con la información y medios que había. Por ejemplo, la antigua El Nacimiento de una nación fue considerada xenófoba ya en su tiempo. Su director se disculpó con la posterior Intolerancia. En el caso de Hergé, ya en la siguiente aventura, Tintín en América, trataba los indios nativos americanos de una forma mucho más cercana y respetuosa . Sentíos libres de poner ejemplos en los comentarios de productos culturales que hayan pasado por lo que ahora pasa el bueno de Tintín.


Ejemplo de cómo cambió el autor las referencias paternalistas o coloniales en la revisión de 1946, acortándola, sustituyendo bocadillos susceptibles por otros, y otros retoques

Pero la intención de este post no era la de mostrar mi opinión al respecto, sino más bien abrir un debate en los comentarios, y sobretodo mostrar que no ha sido la primera ni será la última vez que una obra cultural es clasificada como racista o xenófoba. Mientras leía el artículo de La Vanguardia me vinieron a la cabeza un par de casos más, los dos asociados al manga, como ya sabéis el terreno por donde me muevo con más soltura.

1º ejemplo: Tezuka y su peculiar sentido del humor y la caricaturización

El primer caso en el que un cómic podía haber sido tildado de racista o promover ideas clasistas fue el magnífico Adolf, de Osamu Tezuka. En este caso, más que un ataque real, la editorial española que lo publicó, Planeta, decidió incluir un texto donde se aclaraban un par de puntos. Por un lado, se especifica que, en el cómic, el saludo militar nazi se hace con el brazo izquierdo debido a la occidentalización de las viñetas, a las que se le sometió un tratado de “espejo” para poder leerlas en el sentido al que estamos acostumbrados en Europa. Se aclaró que no podían dar un tratado individualizado a todas las viñetas donde aparecía algún personaje con el brazo levantado, ya que habría elevado demasiado los costes de producción. Quizá si ahora se publicase Adolf por primera vez, sí habrían mimado esas viñetas para dejarlas sin tocar, por lo que podríamos ver a los nazis saludar como han hecho siempre, con el brazo derecho en ristre. No es muy importante, pero es un detalle. Algo más importante son las representaciones cristianas dentro de este cómic. En las notas de final de tomo defienden al autor de querer mofarse de esta religión, y más bien apuntan al desconocimiento total de las costumbres religiosas cristianas que a una mofa de las mismas. No puedo asegurarlo porque no tengo el cómic a mano, pero creo recordar que incluso no hace distinciones entre católicos, protestantes y ortodoxos. El texto minimiza estos errores hasta la anécdota. Es cierto que no entorpecen la lectura, pero quizá a alguien sensibilizado con el tema le pueda molestar. Tezuka no podía ser perfecto, verdad?

No dejamos a Tezuka porque con el tiempo, por suerte, hemos visto publicadas sus mejores obras. Actualmente podemos disfrutar de algunas de ellas, entre otras Astroboy y Black Jack. En esta última, el doctor que opera al margen de la ley suele encontrarse con gente de todo tipo y procedencia, países y razas. En el cuarto tomo, publicado hace pocas semanas, nos encontramos con un texto firmado por Tezuka Productions y Ediciones Glénat, donde se comentan estos temas. Especifica que las historias incluidas en el tomo actual se publicaron en 1973, y “que algunos personajes están dibujados de manera que enfatizan deliberadamente las características que tenían en el pasado o la imagen que se tenía de sus países en ese momento, cuando sus respectivas civilizaciones estaban menos avanzadas”. Declaran que han recibido cartas de gente quejándose por esta forma de dibujar discriminatoria (desconozco si se refiere a la versión española o misivas a la editorial japonesa original; tiendo a pensar que es esta segunda opción, porque no veo a nadie en España escribiendo a una editorial de cómics sobre un tema, cuando los compradores potenciales de ese cómic ya pueden saber más o menos lo que compran. Que esto no es un Mortadelo que compra el papá para que el niño se calle). La respuesta se basa en dos parámetros: el humor va parejo con la exageración y pensamientos del autor. Sobre el primero, de todos es conocido que parte del humor se sustenta en la exageración de rasgos físicos, psíquicos o características como la voz, el pelo (o ausencia), caminares, etc. En el cómic, como Arte, se toma todo esto y se plasma en viñetas, creando, en el caso del manga, superdeformeds (un palabrejo moderno que no existía en la época de Tezuka pero mira tú por dónde quizá él inició sin saberlo), caricaturas de personajes famosos, etc En el caso que nos ocupa, es cierto que el autor dibuja de forma exagerada a gente que proviene de otros países o razas, pero también lo hace con japoneses o incluso él mismo! En efecto, el autor se reserva pequeños “papeles” (nunca determinantes), secundarios, terciarios, y a menudo se dibuja exagerando una parte de su cuerpo: la nariz. Se ríe de sí mismo, vamos. Por otro lado, el texto nos desvela que el autor siempre fue un abanderado de la paz, con una repulsa directa al odio o enfrentamiento de cualquier tipo. Si algo podemos decir de muchas de sus historias (desde HiNoTori hasta Adolf, pasando por Astroboy u otras no tan conocidas como Oda a Kirihito) es que desprenden un profundo respeto por la vida y los seres humanos. Las historias de Tezuka rezuman humanidad, no en vano el autor estudió Medicina por deseo expreso de su padre, también médico. No son optimistas “de color de rosa en la casa de la piruleta” (Homer dixit) o irreales, simplemente están pensadas desde el más profundo respeto por todos los seres vivos, notándose en la narración y aumentando aún más si cabe su calidad. Me pregunto cómo alguien que ama la vida y todos los seres vivos en tal grado puede ser racista, o antisemita, o simplemente marginar algún grupo social. Algún defecto debería tener este hombre, claro está, pero no parece que fuese algo relativo a lo que nos concierne hoy.


Fotomontaje de ejemplo de la inclusión del propio autor en sus historias, con humor

En las siguientes viñetas, podemos ver como dibujaba el autor a los esquimales, gordos, feos, altos y con grandes labios. En cambio, al japonés lo dibuja pequeño y esmirriado. Además, la esquimal, aún oyendo las críticas del japonés, le da de comer. Este come avergonzado:


(las imágenes se leen de derecha a izquierda)

Dejamos para otra ocasión otro ejemplo de advertencias sobre material presuntamente sensible en el manga, y también ampliaremos las polémicas entorno a la cinta El nacimiento de una Nación. Un par de historias para que veamos que en todos sitios cuecen habas. Nos vemos en la próxima entrega.

14 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Don Guri
22 julio, 2007 5:28

Asi a primeras, se me ocurre que la obra de Julio Verne tambien esta llena de estereotipos sociales, racistas y de toda clase.

mariogalletas
mariogalletas
22 julio, 2007 8:10

pfff, donde yo vivo solo estan los maricas de vid y no tienen nadabueno, no tienen nada de 1YL mas que de el super, batman y greenlantern :S mucho menos estos “comics rasistas”, que la verdad,, desde mi punto de vista es que los de “La Comisión británica para la Igualdad Racial” son un tontos blancos que se sienten apenados hasta donde no les pega el sol por lo que isieron en los treintas,cuarentas,cincuentas,sesentas y me vale que mas, en donde los mas pobres de ellos (los blancos) se creian capases de mandar por el pan a el mas ricos de lo pobres y golpiados de mil formas de los negros… Ese es mi opunto de vista,, en resumen,
Como los gays blancos se dieron cuenta de que si seguian asi los ivan a aser pasar por unos “@$#@%” y que nadie les iva a comprar nada en sus paises por eso,, haora con cualquier cosa que aga ver mal a su pais y les cause bajas de dinero O que puedan sacarle una buena feria a quien demandan (jeje) se echan a cualquiera qe le encuentren un detalle.
En realidad esto no fue un resumen, fue otro punto de vista como quien dise jajajajaja
pero bueno,, disculpen si ofendi a alguien con esto, pero ya dije, ES UN PUNTO DE VISTA, !!!
no lo digo por que pienso que me balla a matar un jodido gobierno,, sino que todos los viernes compro amburguesas en sus paises,, y si son baratos,, en eso si se pasan de maricas,, no la verdad no me disculpo, en su lugar agradeseria por que no paso de desir que son maricas, por que hay gente que puede ir a si pais y tirarse a medio pais o algo asi,, yo solo soi un simple joven que ase publico su punto de vista. Bye

Aviso de Spoiler

aaa no importa que no sea tan importante coutdown,, pasen su resumen porfas, en casi todos los paises con editoriales de comics los pasan 11 o 12 meses despues de que salieron en EU y canada :(

Batmito
Batmito
22 julio, 2007 10:07

Vaya panda de indocumentaos.
A Tolkien tambien se le tacha de racista sin pararse a analizar su obra. Dios nos libre de los revisionismos estupidos.

Pocohuntas
Pocohuntas
22 julio, 2007 11:39

Y Hergé estuvo afiliado al partido nazi mientras belgica estuvo ocupada, eso son tonteria realmente, si lees spirit de eisner, ves el tratamientoa muchos personajes negros, y tb puede parecer racista, o el trato de mujer ” secretaria ” de Lee y Kirby, no se, son cosas de la época.

Tobias
Tobias
22 julio, 2007 13:40

Hace 40 años el mundo celebraba que la Iglesia Católica eliminara su índice de libros prohibidos. Ahora, en la liberal Europa, ha vuelto una nueva inquisición que no nos deja leer Tintín ni el Jueves. Al final se confirma que el problema no era la iglesia, sino las imposiciones de las ideologías dominantes en cada momento que excomulgan culturalmente a quien no piensa como la mayoría. El mundo libre está en peligro. El Gran Hermano nos vigila y no le gusta la pluralidad ideológica.

The Slayer
The Slayer
22 julio, 2007 14:46

Tios, es un comic que se publico hace años, el autor pidió disculpas, incluso intento mejorarlo, pero lamentablemente en el mundo hay gente que no estará satisfecha hasta que lo unico que se pueda leer en este mundo sean unos libros supuestamente escritos bajo la voluntad de Dios/Alá/Quien sea que seguramente ya no tienen nada que ver con aquellos qque predicaban las verdaderas enseñanzas

Duende
Duende
Lector
22 julio, 2007 20:37

Sobre todo lo que indigna es la IGNORANCIA que tienen los apóstoles de esa plaga moderna que es la correción política. No saben que toda obra está directamente relacionada con su tiempo y su contexto. El artículo lo explica muy bien, es la visión de un europeo de clase alta, la misma que tenían todos en aquella época, y sin saber cómo era esa época es imposible comprender la obra.

Yo soy profesor de Historia, y a menudo utilizo el cine, la música, la literatura de una época para ayudar a conocerla y comprenderla mejor.
Además, la solución es muy sencilla: publicar estas obras con textos que hablen del autor y de su momento histórico. Se cumpliría una doble función: divulgar la Historia y la Literatura, y encajar el libro en su contexto.

Porque puestos a prohibir, ¿prohibimos las películas de Tarzan? ¿los libros de Lope de Vega, Cervantes, Tirso de Molina, etc, por sus referencias a “moros”, judíos y “conversos”?

Menos talibanismos y más libros de Historia, por favor.

Estifenjouquins
23 julio, 2007 10:30

Como empiecen a investigar en el cómic patrio, va a ser una escabechina. No se librarían ni Mortadelos, ni Zipizapes, ni la mitad de la producción de los 50s-60s. Sin ir más lejos, Morcillón y Babalí o el Doctor Cataplasma y su criada Panchita.

En fin, cuánto tiempo libre tiene la gente.

kingdom
kingdom
23 julio, 2007 11:55

puestos a mirar comic nacional…mejor no mencionamos al capitan trueno… porque fuera donde fuera todos eran “malos”, daba igual que fuera a mongolia a turquia o a marruecos.

Toni Boix
23 julio, 2007 12:34

Los malos eran los opresores de esos pueblos. Los oprimidos de la etnia que fueran siempre se convertían en los amigos de nuestros compatriotas.

Phantomas
Phantomas
Lector
23 julio, 2007 12:41

Pues anda que en El Guerrero del Antifaz…

PD: Nada, nada, que vengan los bomberos a quemar los libros

orco
orco
Lector
23 julio, 2007 14:14

umm… a mí me resulta cuanto menos curiosa la opinión de mariogalletas… criticas la opresión al hombre de color y el racismo, sin embargo tú mismo usas la palabra “marica” de forma despectiva 4 ó 5 veces en tu escrito… ejem, ejem…

Peter Parker
23 julio, 2007 18:12

Algunos no saben lo que es contextualizar una obra en su época…

Mercucio
Mercucio
23 julio, 2007 19:48

a ver, hay que verlo desde el punto de vista histerico, digo historico,
lo cierto es que este libro se escribio a finales de los 20? se publico alrededor de los 30?
vamos hombre¡¡¡
si ahora pensamos que tintin es racista dentro de 50 años tambien deberiamos eliminar de las tiendas alicia en el pais de las marvillas(un claro alegato al uso de las drogas).

no podemos criticar obras que se escribieron en otra epoca, porque si no conocemos el contexto es una tonteria.

y para salirnos de contexto ya tenemos a jotace.